Wastelands : Stories of the apocalypse editado por John Joseph Adams (y III)

Última entrega de esta reseña. Las anteriores las podéis encontrar aquí y aquí.

Mute por Gene Wolfe

Gene Wolfe no es un escritor para todos los gustos. Exige al lector una implicación total en sus historias que en la mayoría de las ocasiones se ve recompensada, con muchos niveles de lectura y a veces incluso necesidad de releer páginas para captar todas las alusiones, como en la serie “El libro del Sol Nuevo”, que se puede entender en clave de fantasía pero oculta una historia de ciencia ficción.

En este caso no sé si ha sido así, pues a pesar de haber leído y releído el relato de estos dos hermanos que se ven solos en el mundo no he logrado comprender de qué iba. Frustrante.

Inertia por Nancy Kress

Una enfermedad extremadamente contagiosa ha obligado a la humanidad a recluir en guetos a los infectados. Los síntomas son la aparición de crestas de carne en la piel, por lo que es imposible pasar desapercibido.

El mundo esperaba que estos apestados encerrados en sus colonias acabaran desapareciendo víctimas del racionamiento y la violencia implícita en un encierro a largo plazo. Pero el resultado es el contrario, mientras que dentro del encierro se vive en paz, en el exterior las cosas van cada vez peor.

¿Puede haber alguna relación entre la enfermedad y la paz?

Esta novela corta me ha parecido una de las mejores de la antología, escrita con dulzura a la vez que con contundencia.

And the deep blue sea por Elizabeth Bear

Leyendo este relato no he podido evitar acordarme de los juegos Fallout 3 y New Vegas, porque la ambientación es calcada, especialmente el segundo. Ésa es la parte que más me ha gustado aunque el hilo conductor me parece débil.

La historia se centra en una mensajera que ha de llevar un biopaquete en un tiempo determinado con su moto a través del desierto y las vicisitudes que se encuentra por el camino.

El título del relato es el final de una frase hecha en inglés totalmente relacionada con la historia, pero hay que saberlo, si no, no parece apropiado.

Speech sounds por Octavia Butler

En este caso la enfermedad que hace que acabe la civilización es insidiosa, ya que impide hablar, entender lo que se habla o leer. ¿Cómo seguiría viviendo la humanidad sin más capacidad para expresarse que los gestos?

Según Butler, la violencia y la frustración reinarían sobre todo lo demás. Pero quizá haya una luz de esperanza al final del tunel.

Killers por Carol Emshwiller

En este relato la causa del declive de la humanidad es la guerra, pero no una guerra total sino una de infiltración, en la que los ataques terroristas destruyen todo el tejido industrial y no queda más remedio para sobrevivir que volver a los orígenes.

En un pueblo perdido basado en la economía de subsistencia, la protagonista descubre que uno de los enemigos está rondando su hogar. En vez de matarlo, lo acoge en su casa, ya que al fin y al cabo nadie sabe si la guerra continúa o no. Pero esto puede acabar siendo una mala idea.

Aunque parece que el mundo sin tecnología no está tan mal, el trasfondo es muy triste y las decisiones que se toman, fatales.

Ginny Sweethips’ Flying Circus por Neal Barrett, Jr.

Aunque esta historia fuera finalista del Hugo y del Nébula, no me ha parecido interesante.

La ambientación es semejante a Mad Max y la protagonista viaja ofreciendo “Sexo, Tacos y Drogas” a quien quiera pagar su tarifa. Como muchos circos ambulantes, las ventas tienen truco y el truco a veces se estropea.

Plagada de elementos absurdos, como perros que ejercen de mecánicos y zarigüeyas guardaespaldas.

The end of the world as we know it de Dale Bailey

La mejor historia de todas para mí.

Aparte de tener un título que tiene resonancias musicales está escrita fijándose en las pequeñas cosas. Esa frase en la que se explica que en cualquier momento en el que perdemos a una persona que queremos es el fin del mundo tal y como lo conocemos se me ha quedado grabada.

El protagonista del relato es Wyndham (puede que sea un no muy sutil homenaje), repartidor de UPS, que despierta un día para descubrir que todo el mundo está muerto, menos él. El tono de la historia es tranquilo, Wyndham no se dedica a hacer acopio de armas ni de comida ni de nada en particular, solo ve pasar los días. La inclusión de datos sobre catástrofes es muy acertada, para poner en contexto los hechos. Y la historia de Job es demoledora.

A song before sunset de David Grigg

La cultura queda en un último plano cuando lo importante es sobrevivir. Parnell fue concertista de piano antes del fin de la civilización, pero ahora pasa sus días cazando ratas y lo que puede para subsistir. Como un último esfuerzo, afina un piano para volver a poder sentir lo que es tocar música, pero todo esto carece de sentido si no hay un público para escucharle.

El final es descorazonador, pero previsible.

Episode Seven: Last stand against the Pack in the kingdom of the purple flowers de John Langan

La historia que cierra esta antología, aparte de contar con el honor de tener el título más largo es también la más rápida en su desarrollo. El autor, que la escribió influenciado por “The end of the world as we know it”, nos lleva casi a rastras en la lucha por la supervivencia de una pareja atacada por el Pack, unos seres que devoran todo lo que encuentran.

Rápida y entretenida, quizá demasiado cinematográfica para mi gusto. Un buen colofón al libro.

En conjunto, me ha parecido un recopilatorio interesante y compensado, aunque haya habido historias que no me han gustado nada y otras que me hayan parecido anodinas, es cierto que hay otras que me han maravillado. Destaco entre todas las de “The end of the world as we know it”, “The people of sand and slag”, “Inertia” y “Speech sounds”.

Aunque John Joseph Adams incluye una serie de recomendaciones para más lecturas sobre escenarios postapocalípticos, mi interés por el tema ha quedado colmado para mucho tiempo. Es el problema de las antologías temáticas.

 

4 respuesta a “Wastelands : Stories of the apocalypse editado por John Joseph Adams (y III)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.