Of Wars, and Memories, and Starlight

Desde que aterrizó en mi Kindle sabía que iba a ponerme de inmediato a leer esta recopilación de mi admirada Aliette de Bodard. Solo con echar un vistazo a los contenidos , nos podíamos hacer una idea de la increíble calidad de los relatos, pero es que en la relectura podría decirse que se disfruta aún más su estilo pausado y preciosista. El resultado es una publicación que sirve de punto de entrada perfecto para conocer la obra de la autora. Incluso la introducción es capaz de ponerte el corazón en un puño.

Se podría decir que la obra de Aliette de Bodard se refiere en su mayoría a tres universos distintos: los de la trilogía Obsidian and Blood, los del universo de Xuya y los de la trilogía Dominion of the Fallen. En Of Wars, and Memories, and Starlight podemos ver muestras de los dos últimos, con más cantidad de relatos enmarcados en Xuya, mi preferido.

The Shipmaker

Una de las ideas más originales de la autora es que el nacimiento de las Mentes que controlan las naves espaciales es orgánico, con una madre humana que da a luz. Es por tanto muy interesante que el relato inicial de la antología tenga que ver precisamente con este momento del nacimiento, aunque el receptáculo en este caso no sea una descendiente de la cultura asiática.


The Jaguar House, in Shadow

Interesante reflexión sobre la necesidad o no de mantener los principios para asegurar la supervivencia, ya que entonces lo que permanezca no tendrá por qué ser lo mismo que comenzó. En las notas del relato la autora nos explica el juego de espejos que utilizó para el principio y el fin del relato, que resulta ser muy efectivo.


Scattered Along the River of Heaven

La muerte de un familiar permite al personaje principal volver a sus orígenes, pero algo ha cambiado en su interior, de forma que no es capaz de recibir su herencia.


Immersion

Uno de los mejores relatos de Of Wars, and Memories, and Starlight aunque es difícil decidirse, por el tratamiento exquisito con el que expone una de las obsesiones de la autora, las consecuencias del colonialismo. Sacrificar tu propia cultura e identidad para adaptarte a la norma imperante puede tener consecuencias catastróficas. La utilización de la segunda persona consigue que el mensaje de alienación sea aún más efectivo.


The Waiting Stars

De nuevo un relato sobre la búsqueda de identidad, protagonizado por unos personajes que creen haber sido adoptados desde pequeños por algunos miembros del imperio dominante para salvarles la vida. La narración está desdoblada en dos partes que se acaban relacionando en un final muy emotivo.


Memorials

Otro de los temas recurrentes en el universo de Xuya es el uso de chips que permiten acceder a las memorias de los antepasados y escuchar sus consejos, de forma que nunca nos dejan del todo. Pero en este relato se mezcla con el tráfico de estas memorias y da pie a una interesante disquisición sobre el verdadero sentido de la inmortalidad.


The Breath of War

La premisa de la que parte este relato me parece especialmente atractiva. La idea de que para dar a luz sea necesario que tu medio hermano, al que diste tu propio aliento vital al extraerlo de la roca, te devuelva ese sacrificio destaca por su originalidad. Cuando este proceso tan bello se ve envuelto en los terrores de la guerra, sin embargo, el resultado es distinto al esperado. Un cuento doloroso que sin embargo es capaz de infundir esperanza.


The Days of the War, as Red as Blood, as Dark as Bile

De nuevo la guerra es protagonista de un relato de la autora francesa, en este caso con la evacuación de todo un planeta antes de que caiga en manos de los rebeldes. Pero en esta ocasión habrá una sorpresa inesperada y terrible, cuando se fuerza demasiado a las personas solo queda una forma de acabar con la guerra. En las notas, Aliette hace referencia a esa obra maestra de la literatura que es Los que se alejan de Omelas, y no puedo evitar estar de acuerdo.


The Dust Queen

Es muy triste tener que desprenderte de tus propios recuerdos y sufrimientos para poder tener una vida funcional y esta es la raíz del relato «The Dust Queen» en el que una persona especialmente reconocida por su labor artística en la terraformación de Marte ha de dejar atrás su obra y su capacidad de crear para volver a sus orígenes. Muchas veces el arte está tan imbricado con el sufrimiento que no se puede tener uno sin el otro. Este relato no forma parte del universo de Xuya.


Three Cups of Grief, by Starlight

Este relato está disponible en español en Cuentos para Algernon, así que no lo dejéis escapar.

Aliette incide de nuevo en las memorias con los recuerdos de los ancestros, pero en este caso se considera que es mejor que el discípulo herede estos chips en vez del familiar más cercano, para poder continuar con una investigación fundamental para el sostenimiento de la vida. Al dolor por la pérdida de un ser querido se una la imposibilidad de poder honrarlo y seguir comunicándose con una copia de su personalidad, dando lugar a escenas muy poderosas.


A Salvaging of Ghosts

La recuperación de tesoros en el espacio profundo suele llevarse por delante a los buceadores dedicados a esta tarea, pero cuando la que se ha perdido es la hija de uno de estos rescatadores, los conflictos personales son aún más profundos.


Pearl

Muy interesante este relato dividido en dos líneas temporales pero protagonizadas por el mismo personaje, utilizando como referencia unos seres a medio camino entre los robots y las Mentes como punto de referencia. Se trata de un retelling de una leyenda asiática que yo no conocía.


Children of Thorns, Children of Water

Este no es mi relato favorito como introducción al mundo de Dominion of the Fallen, aunque es cierto que nos puede poner en situación sobre ese París devastado que es herencia de la guerra entre las distintas casas de ángeles caídos. Aún así, nos permite conocer a Thuan, que desempeñará un papel muy importante en la trilogía.


Of Birthdays, and Fungus, and Kindnes

Este relato también nos ayuda a conocer un poco el mundo de Dominion of the Fallen y a algunos de los personajes que tendrán un papel representativo en el final de la trilogía ¿Qué puede salir mal en una fiesta de cumpleaños a la que invitas a tus enemigos políticos? Pues, por lo que parece, bastantes cosas.

En definitiva, se trata de una recopilación imprescindible que cualquier lector que quiera acercarse a la obra de Aliette de Bodard debería obtener. Se agradecen especialmente los comentarios a los relatos al final del volumen para complementar la lectura.

ReV

Con la publicación de ReV Madeline Ashby culmina la trilogía sobre las máquinas de Von Neuman que comenzó con vN y prosiguió con ID. Hay que reconocer que la autora ha sido capaz de escribir tres novelas muy diferentes con más o menos los mismos protagonistas, aunque su interés sea variable.

El comienzo de ReV es francamente espectacular. Nos sitúa en una recreación, en un parque interactivo con decorado gótico donde los robots actúan como vampiros, mientras que los visitantes están protegidos por la salvaguarda que impide a los robots dañar a los seres humanos. Y como diría Homer, todo acaba con erótico resultado (uno de los pilares en los que se basa la trilogía). Pero ya sabemos que la salvaguarda no es perfecta por los hechos acaecidos en las entregas anteriores, así que este prólogo sirve para dimensionar la amenaza que se cierne sobre los seres humanos.

Por desgracia, el nivel del resto de la novela no es igual. La protagonista total y absoluta es Portia, que ha evolucionado desde que la conocimos y ahora es una inteligencia distribuida en toda la red. Sus tendencias psicópatas y asesinas no han hecho si no agudizarse, y Ashby no deja pasar la ocasión de ver cómo con solo una parte de su capacidad de procesamiento es capaz de generar desgracias. Quizá tendría más fuerza si este recurso no se explotara tanto, pero es que en casi todas sus interacciones alguien acaba muerto.

El incidente del parque de atracciones provoca que las reservas que los humanos ya tenían hacia los vN se acentúen, por lo que el gobierno recurre a su creador espiritual para buscar una solución de exterminio, si llega a ser necesaria. Por supuesto, Portia no está dispuesta a dejar que este plan llegue a buen puerto, pero por su propia naturaleza es incapaz de investigar documentos que no estén en formato digital, así que tendrá que desarrollar otros planes.

Ashby carga mucho las tintas en algo que ya sabemos de las entregas anteriores. La humanidad ha abusado desde siempre de los robots, sobre todo en el aspecto sexual, ya que ellos por definición aman a los humanos. Y no hay cortapisas en estos abusos, desde la pedofilia al maltrato pasando por todo el espectro que os podáis imaginar. Y claro, los robots son los acompañantes perfectos, siempre están dispuestos a todo con tal de complacer a los humanos. Es una definición horrible de las bajas pasiones humanas.

El plan de Amy, la nieta de Portia e iteración de sí misma para evitar esta situación es muy pero que muy ingenuo y se ignoran todas las dificultades técnicas asociadas de tal modo que bien podría parecer el resultado de un encantamiento. Y es una lástima, porque combinado con algunas de las revelaciones que se había guardado para el final podría dar lugar a un nuevo origen para otros libros, pero para mí la historia ha perdido el interés.

En resume ReV cierra de forma funcional pero algo decepcionante una trilogía que prometía más de lo que ha acabado por ofrecer.

We Ride the Storm

La publicación de We Ride the Storm ha seguido el camino de Senlin Ascends o The Long Way to a Small, Angry Planet, primero se autopublicó y luego una editorial vio su potencial y decidió lanzarlo bajo su sello. Esto ya da una idea de que el libro debe tener algo especial para conseguir destacar entre los muchos volúmenes que los propios autores publican a lo largo del año.

Es una novela que está muy bien escrita, con una prosa que se adapta a cada uno de los tres puntos de vista que utiliza la autora. Se sale de los lugares comunes de la fantasía épica ya que el escenario no es el tan manido reino pseudomedieval europeo, algo que se agradece, si no un imperio de inspiración asiática.

Los tres puntos de vista son tan diferentes entre sí como atractivos. Por un lado tenemos a la princesa Miko, que junto con su hermano son herederos al trono del imperio de Kisia, aunque esta línea sucesoria no está perfectamente clara. Su posición es algo endeble y son víctimas frecuentes de intentos de asesinato. Su madre es la principal conspiradora para que ellos hereden el trono, pero las intrigas palaciegas están a la orden del día y no son los únicos implicados.

También tenemos al capitán  Rah de los Levanti, un pueblo nómada con sólidas creencias religiosas que se encuentra bajo el yugo de los Chiltaens y están obligados a luchar sus guerras. Este personaje es especialmente atractivo por el conflicto mental constante que le supone tener que defender el bienestar de su «manada» y cumplir con sus obligaciones religiosas, siendo una de las más importantes cortar la cabeza de los muertos para liberar sus almas. Y casi al principio de la novela este hecho se relata con tanto detalle anatómicamente hablando que casi deja de resultar truculento y pasar a ser un estudio antropológico.

La última  y quizá la más interesante es Cassandra Marius, una prostituta-asesina (el pluriempleo también ha llegado a la fantasía épica) que oye voces en su cabeza. Quizá sea víctima de una enfermedad mental o quizá la explicación para esto sea aún más oscura.

Los tres personajes irán narrando su historia y acercando sus caminos, aderezados con algunos giros de guion que pueden resultar más o menos sorprendentes. Hay momentos que pueden ser más aburridos para el desarrollo de la novela, aunque en general Devin Madson ha conseguido mantener el ritmo. Quizá estos pequeños altibajos sean debidos a mi preferencia personal por las historias de uno u otro de los protagonistas. También es cierto que en algunas ocasiones el destino parece inevitable y ninguna de las acciones que llevan a cabo los implicados sirve para cambiar ni un ápice el final.

En definitiva, una novela interesante con algunos toques novedosos que puede interesar a los lectores de fantasía épica y que deja bastantes tramas abiertas para la siguiente entrega.

The Bone Shard Daughter

The Bone Shard Daughter es una apuesta formalmente arriesgada para tratarse de una primera novela, ya que la autora habrá de manejar cinco puntos de vista distintos con cambios de perspectiva entre ellos y no solo es difícil ir cambiando la forma de escribir entre cada capítulo, si no que también está el reto de mantener por igual el interés de todas las tramas. Andrea Stewart sale bien parada del primer envite, pero cojea un poco en el segundo.

El escenario que la autora ha creado para desarrollar su historia es grandioso. Un imperio formado por distintas islas que se desplazan siguiendo determinados patrones, dominado con mano firme por el emperador y sus constructos, que se suponen preparados para defender a sus habitantes de una antigua amenaza que ya casi nadie recuerda. En este caso, la magia proviene de las esquirlas de hueso que ritualmente se obtienen de los súbditos en una ceremonia de paso a la madurez que no es perfecta, por lo que siempre mueren algunos niños en el proceso.

El pago de este polémico diezmo y el hecho de que los constructos que se creen con estas esquirlas roben la fuerza vital de los donantes es la base para la tensión que se va desarrollando en la novela. La gente estaba dispuesta a sacrificarse cuando el beneficio era la defensa contra un poder terrorífico, pero ahora ya hace demasiado tiempo que la amenaza desapareció y se va diluyendo su influencia.

En esta situación, es inteligente que la autora nos muestre diversos puntos de vista para comprender mejor el entorno. Desde la hija del emperador que sufrió pérdidas de memoria en su momento y ahora intenta comprender la magia que despliega su padre a un contrabandista que lleva buscando a su mujer secuestrada desde hace años, pasando por la hija lesbiana del gobernador que no acaba de comprender las desigualdades sociales que el modelo de estado crea a su alrededor. Son personajes interesantes, aunque en ocasiones excesivamente ingenuos.

El sistema de magia que crea los constructos es prácticamente una transposición de un sistema de programación, existen unos comandos que se inscriben en las esquirlas de hueso, formando unos algoritmos que rigen las elecciones de estas máquinas de carne. Dependiendo de la complejidad de la programación, así serán las acciones de estos simulacros de robots y así de fácil o difícil será manipularles.

También hay otro tipo de magia que se descubre en el desarrollo de la novela, pero son solo esbozos que la autora se reserva para desarrollar en las siguientes novelas.

Otros elementos que son fundamentales en la novela es la lucha de clases y la revolución para derrocar el poder establecido y la curiosa relación de uno de los personajes con un desconocido animal de compañía que se irá desvelando como mucho más importante de lo que en un principio se podría sospechar.

El ritmo de la novela no es trepidante y como ya he mencionando anteriormente, la intriga y el interés no es el mismo en todos los tramos de la historia, por lo que en algunas ocasiones la lectura se puede hacer larga. No obstante, la autora ha conseguido despertar mi curiosidad y probablemente, lea la siguiente entrega de la saga.

Sweet Harmony

Había tenido una muy buena experiencia con mi última lectura de Claire North, así que esto, unido a la escasa longitud de Sweet Harmony hizo que me pusiera con ella de inmediato.

Nos encontramos ante una historia de ciencia ficción de futuro cercano, tan tan cercano, que podría estar a la vuelta de la esquina. Los nanobots han llegado a nuestras vidas para quedarse, con todo su paquete de funcionalidades que por un no muy módico precio pondrán a nuestra disposición todo lo que siempre hemos soñado. Comer sin engordar, músculos perfectamente tonificados, relaciones sexuales elevadas a la máxima potencia… todo maravilloso. Por un precio.

Asistiremos de la mano de North a la espiral descendente en la que se ve sumida la protagonista Harmony por su endeudamiento constante para poder pagar esos caros servicios que los nanobots le ofrecen. En este sentido, los saltos entre las dos líneas temporales de la historia están muy bien escogidos, para llevarnos desde el pináculo de su éxito social a las más profundas fosas de su desesperación. Resultan especialmente hipnóticas las imágenes de fiestas absurdas con desperdicio constante en busca de una emoción que los propios bots impiden alcanzar. ¿De qué sirve comer hasta reventar cuando nada será digerido? ¿Y drogarse o emborracharse cuando tus robots guardianes impiden cualquier desequilibrio corporal?

Lo que hace que la ciencia ficción de North sea tan relevante es su paralelismo con la situación real de muchísimas familias e individuos en el mundo actual, asfixiados por deudas que no son capaces de pagar y viviendo al día para mantener una apariencia de normalidad absurda, pura fachada.

Quizá por esa similitud con muchas situaciones conocidas, la novela corta tiene algo de moralina facilona que desmerece el conjunto de la lectura. No nos encontramos ante un relato de superación, pero el lector se encuentra en una posición de superioridad moral bastante artificial, en una especie de alejamiento de la realidad que hace que el libro no acabe de resultar eficaz. No sé si con otro desarrollo de los acontecimientos el resultado hubiera sido distinto y no por ello voy a dejar de leer la obra de North. Es solo que creo que la historia pudiera haber tenido más relevancia si hubiera decidido ir por otro camino.

Cat Pictures Please and Other Stories

Es para mí un placer volver a colaborar con el blog Cuentos para Algernon en dar a conocer a una autora. En este caso se trata de Naomi Kritzer, de la que reseño la que quizá es su obra más conocida, la recopilación Cat Pictures Please and Other Stories.

Cat pictures please

El ganador del Hugo es el relato que da nombre a esta antología, una aproximación amable y sencilla a la inteligencia artificial, con un acercamiento individualizado en vez de genérico.

Ace of spades

Cuando la vida no es arriesgada de por sí porque tienes los días contados, ¿tiene mérito lanzarse a la aventura?

The Golem

Una nueva historia sobre el golem de Praga, durante la ocupación nazi en los días cercanos al asesinato de Reinhard Heydrich, hablando sobre el libre albedrío y la capacidad de sacrificio por el bienestar de los demás.

Wind

Con un ramalazo poético, este relato habla sobre las desigualdades en los caracteres que hacen que cada persona afronte la vida de una forma diferente y cómo las decisiones de la infancia pueden influir en el resto de la vida.

In the witch’s garden

Inspirado por la fantasía de la reina de hielo pero con otra aproximación, este es un relato que manifiesta de una forma muy realista la preocupación de los progenitores por sus hijos.

What happened at Blessing Creek

Cruel y descarnado, un relato que habla sin tapujos sobre la crueldad del hombre blanco en la colonización del Oeste de Estados Unidos.

Cleanout

Tres hijas se reúnen para llevar a cabo la limpieza del piso de sus padres, ya que su madre se encuentra gravemente enferma. Los padres nunca aclararon muy bien de donde provenían y cuando empiezan a encontrar extraños artículos, comienzan a pensar que quizá no fueran unos inmigrantes «normales». Me gusta especialmente cómo trata el tema de la infertilidad y el sufrimiento que lleva a una familia.

Artifice

Me recuerda en cierto modo a un relato de Asimov sobre un robot asistente personal, pero con una aproximación mucho más humana.

Perfection

¿Cómo definir la belleza cuando todos son inherentemente bellos? ¿No sería más atractivo algo que se salga de la conformidad?

The good son

Tremendamente emotivo, un relato sobre la relación entre las hadas y los humanos pero diferente a los que estamos acostumbrados a leer, que hacen hincapié en la veleidad e inconstancia de los seres feéricos.

Scrap dragon

Me gusta más la forma escogida de narrar la historia, con esas interrupciones constantes por parte del oyente, que la historia en sí.

Comrade grandmother

Una historia de amor truncada por la invasión nazi de Rusia, con la presencia de Baba Yaga y la terrible decisión sobre qué dar a cambio de la libertad.

Isabella’s garden

Entretenido e intrascendente relato, sobre jardinería y horticultura y sobre qué se puede plantar en un pequeño jardín.

Bits

¿Es posible hacer un relato sobre juguetes sexuales alienígenas? Sí, es posible. Me ha entrenido la parte de investigación que tiene que realizar el narrador para recopilar los datos necesarios para el desarrollo del producto, pero por lo demás es correcto.

Honest Man

Me gustan mucho las historias sobre timos, así que también me ha gustado este relato con pequeños encuentros con un timador espaciados en el tiempo, partiendo de la base de que solo hay que timar al que no es completamente honesto.

The Wall

Entiendo que la caída del muro de Berlín fue un momento muy importante de la historia, pero me temo que este relato no le hace justicia.

So much cooking

Uno de los mejores relatos de la recopilación, que podéis disfrutar traducido al español en Cuentos para Algernon.

Esta recopilación me parece una manera estupenda de conocer a una autora que domina a la perfección en cuento corto, tanto de ciencia ficción como de fantasía.

The First Sister

Leí este libro por la recomendación de Susana de las Fata Libelli, que tiene ojo para según qué tipo de cosas. Nos encontramos ante una primera novela no exenta de fallos, pero muy atractiva para los que gusten de la space opera, como es el caso.

La premisa es cuando menos interesante, incluso diría que polémica. Uno de los tres puntos de vista sobre los que pivota la novela es el de la First Sister que le da título, una mujer perteneciente a una orden «religiosa» que le niega la voz y su propio nombre, y que está al servicio sexual de los soldados o la tripulación de las naves espaciales de su facción. Me resulta muy difícil comprender que una sociedad aparentemente evolucionada tenga que recurrir a esta esclavitud para satisfacer los deseos de los navegantes (aunque quizá esta sea precisamente su reivindicación) y este rechazo es uno de los principales problemas con los que me he encontrado durante la lectura. No porque no fuera interesante si no porque me provocaba repulsión.

Los otros puntos de vista, el de un duelista de la otra facción y las conversaciones grabadas de su pareja de lucha nos ayudan a componer una imagen poliédrica, en la que cada faceta nos permitirá comprender el universo completo. Y es un universo muy interesante, con la Tierra y Marte unidos tras una larga guerra y otros planetas y objetos del sistema solar colonizados y enfrentados a esta coalición. En este sentido, aunque la autora no se mete en muchas profundidades tecnológicas, es un posicionamiento verosímil.

También resulta un valor a tener en cuenta la crítica a la sociedad clasista que existe en ambas coaliciones, donde el dinero y el poder heredado te sitúan en una posición de salida en la carrera de la vida casi imposible de revertir solo por tus propios méritos. Es tan creíble que resulta doloroso, ya solo por nacer en las clases privilegiadas tu genética es eminentemente mejor. Puede incluso que tenga un carácter admonitorio, por que esto nos lo vamos a encontrar en un futuro cercano.

La narración y la historia resultan entretenidas, con algunos giros de guion inesperados y otros que quizá no lo sean tanto. El uso de implantes neuronales y la experimentación con ellos, como con cualquier tecnología novedosa, es un tema candente en la ciencia ficción y este libro trata el tema con ecuanimidad y mostrando pros y contras.

He pasado un poco por alto la orientación sexual de los implicados en la historia pero merece la pena mencionar el amplio espectro que se nos muestra, desde personajes no binarios a bisexuales.

En definitiva, recomiendo la lectura de The First Sister de Linden A. Lewis para conocer la obra de una nueva autora que dará que hablar.

The Trouble with Peace

En las galeras romanas existía una figura que marcaba el ritmo de los remeros a base de golpes de tambor y cuando estaba leyendo The Trouble with Peace no me costaba imaginar ese sonido dominado por Abercrombie, capaz de marcar un ritmo hipnótico desde el principio de la novela y que este vaya in crescendo conforme vas devorando los capítulos.

Y es que el autor de Lancaster es todo un maestro en la gestión del tempo de sus libros, manteniéndote atado a sus páginas gracias a sus maravillosos personajes, su convulsa trama y una dosis de culebrón folletinesco digna de una mezcla entre Cristal y Topacio.

The Trouble with Peace es una continuación directa de A Little Hatred, donde ya comenzó a pasar el testigo de unos personajes a los que conocíamos como la palma de la mano a una nueva generación que también acabará haciéndose un hueco en nuestros corazones. Supongo que lo más destacado en este aspecto es la renuncia de cierto personaje al que considerábamos tan poderoso como insoslayable, pero que sale del libro sin apenas alharacas.

Esta segunda novela difiere de la anterior en una menor carga de crítica explícita al capitalismo (existe pero no es tan señalada) para virar hacia la inutilidad de la guerra, un tema que ya trató en la maravillosa Los héroes. Las ambiciones de alfeñiques encumbrados por su herencia y su sensación de importancia acaban con la vida de miles de personas en un solo día, en un resumen acertado y cruel de lo que implica la guerra .

Me parece también excelente que vuelva a utilizar en un capítulo de descripción de la batalla, algo eminentemente confuso ya de por sí, esa especie de travelling de cámara con el que va cambiando de personajes y narrando un pequeño momento, un fogonazo que nadie recordará pero que puede ser desde el momento final de sus vidas en un carga a una simple aportación en el esfuerzo bélico.

Abercrombie dedica una parte importante de la novela a los movimientos estratégicos en la búsqueda de aliados y refuerzos para el enfrentamiento, haciéndonos creer que la superioridad numérica es la que puede desequilibrar la batalla, pero conforme va avanzando la lectura vemos que hay acciones aisladas, aparentemente inanes, que son las que cambian el curso de los acontecimientos y por lo tanto, de la historia.

The Trouble with Peace es una historia tan absorbente que el único consuelo que me queda en espera del siguiente libro es saber que Abercrombie ya lo tiene escrito y que no pasará mucho tiempo hasta que podamos terminar la trilogía The Age of Madness.

Infernal

Suelo alternar lecturas de ciencia ficción y fantasía por no saturarme de ninguno de los géneros, pero es cierto que a veces me pasa que estoy con un audiolibro y un libro de fantasía, como ha sido el caso. Por desgracia para Infernal, en este caso ha servido para hacer aún más patentes sus fallos y debilidades, en contraste con otro libro que me ha tenido subyugada desde el principio.

Infernal utiliza el recurso del personaje con amnesia que no sabe nada sobre sí mismo, uno de los tropos más manidos de la literatura. Quizá ahí ya debería haberme dado cuenta de por donde iban a ir los derroteros, pero me despistó el ritmo bastante conseguido que el autor le imprimió a la obra, con un diálogo casi constante en primera persona que evita que se piense demasiado en la propia trama. Pero todo era un espejismo.

El protagonista tiene tanto, pero tanto poder mágico, que desde el primer momento cualquier lucha está desequilibrada. Lo único es que no recuerda cómo usarlo, pero eso se le pasa pronto. Además, ¿te hace falta volar? Pues me acabo de acordar de un constructo mágico para hacerlo. ¿Ahora quieres ver en la oscuridad? ¡Sin problema! Tú dime que vas necesitando para que avance la trama, que justo me voy a acordar de eso.

El único problemilla es que tanto usar la magia tiene un coste energético que me río yo de la huella de carbono de las industrias chinas. Pero no es nada que no se arregle comiendo pantagruélicamente: pan, frutos secos, cadáveres humanos… Porque de paso también tenemos alguna que otra escena caníbal que han sido la guinda del pastel para mí, con lo poco que me gusta el gore.

Si a todo esto le añades una bonita conspiración para derrotar el poder actual y alguna que otra horda de zombis necrománticos, el resultado es un mejunje intragable. Ni siquiera la GRAN REVELACIÓN FINAL (TM) es capaz de compensar la historia. Un libro al que no hay que acercarse, en definitiva.

The Devil and the Dark Water

Me encantó Las siete muertes de Evelyn Hardcastle, así que en cuanto pude ponerme con The Devil and the Dark Water no dejé pasar la oportunidad.

En esta ocasión Stuart Turton cambia bastante de registro, ofreciéndonos de nuevo un misterio pero con una ambientación muy alejada a la de su primera novela. Se podría definir la novela como un «misterio de habitación cerrada» (cambiando habitación por barco, pero al fin y al cabo refiriéndonos a un entorno restringido) con tintes sobrenaturales.

Hay varios elementos que muy atractivos en la novela. Para empezar, la ambientación naútica y el momento temporal en el que está situada, escogiendo una época en que los Países Bajos controlaban con mano férrea la llegada de mercancías a Europa. También es especialmente interesante la plétora de personajes que se despliegan ante nuestros ojos, con un proto-investigador privado, su guardaespaldas, el cruel gobernador de Jakarta y tantos y tantos otros que desarrollarán un papel fundamental en la historia.

Pero sin duda, el elemento principal sobre el que gira la novela es el miedo. Miedo a la maldición que parece pesar sobre el viaje, miedo a la ruina, miedo a los espacios cerrados o al hambre. Cada personaje que es víctima de la maldición la personaliza según cuáles sean sus fortalezas y debilidades mentales, lo que hace que la caracterización de los personajes por parte del autor cobre aún más importancia, pero es que Turton consigue que cada individuo tenga su luz propia.

No es menos cierto que el escritor se guarda información fundamental para el desarrollo del «caso» y que la va suministrando con cuentagotas, de forma que aunque hay algunas pistas a lo largo del libro resulta complicado resolver el misterio hasta que él mismo decide exponer todas las cartas. Esto también lo hizo en la primera novela, aunque pienso que con un resultado mejor.

The Devil and the Dark Water es una lectura absorbente y no hace sino confirmar que Stuart Turton es un autor al que seguir de cerca. Además, tendremos la suerte de verlo en español relativamente pronto, según se anunció en redes sociales, de la mano de Ático de los Libros.