Middlegame

Seanan McGuire es una autora muy prolífica, tanto que publica tanto con su nombre como con seudónimo. Middlegame explora el mundo de la alquimia como si fuera real y aplicable, a través de las vidas de dos gemelos creados específicamente para recibir un poder maravilloso.

Los dos hermanos, Roger y Dodger son la representación pura del lenguaje y de las matemáticas, una especia de ying y yang condenados a encontrarse y «trascender». Como fueron separados al nacer, el comienzo de su relación es casi mágico, ya que comienzan a hablar el uno en la mente del otro, a través de las distancias (ella vive en California y él en Massachusetts).

McGuire vuelve a sus temas recurrentes, como la idea del suicidio y los problemas de relaciones personales de los adolescentes. Esta parte está tratada con tacto y delicadeza, casi lo mejor del libro. Me gustan también los toques alquímicos que le dan más sabor a la historia como la Manos de Gloria y el Disolvente Universal.

Sin embargo, la trama brilla por su ausencia. Ciertas capacidades que van desarrollando los mellizos permite a la autora hacer un uso constante del deus ex machina que acaba resultando cansino. Los villanos de opereta a los que se enfrentan, a pesar de su crueldad innata, no generan temor. Y el libro se va haciendo largo, en ocasiones incluso algo pesado.

No le puedo negar el oficio a la autora, que consigue hacer casi siempre entretenida un relato que por otra parte hace aguas. Pero prefiero leer una nueva entrega de The Wayward Children que otra de Middlegame (que parece que está en preparación).

Radiant State

Tenía una cuenta pendiente con la trilogía de Peter Higgins y decidí saldarla de la manera adecuada, leyendo su última entrega.

Hacía demasiado tiempo que había leído Wolfhound Century y Truth and Fear, pero la huella que dejaron en mí sus personajes no ha desaparecido. Higgins sigue con su peculiar interpretación de la historia de Rusia acelerada por el poder de los elementos fantásticos imbricados en la estructura de la novela.

En esta ocasión, la novela toma como base la carrera espacial, aunque no es una carrera de por sí cuando solo hay un competidor, el propio régimen del Vlast. Imaginaos una nave espacial que toma como propulsión explosiones nucleares constantes (algo que ya vimos de la mano de Vernor Vinge) pero que utiliza este método incluso para alcanzar la velocidad de escape. Imaginaos el paisaje desolador que puede dejar atrás con cada prueba fallida o no, a pesar de la inmensidad del territorio. Pues esto es solo un mínimo detalle en el libro.

Josef Kantor ha conseguido el poder absoluto en el Vlast, camuflado como un gobierno del proletariado, pero asemejándose incluso más a la figura de Stalin de lo que Turtledove hizo en Joe Steele. Las purgas constantes y el terror que impera en los estamentos del poder no impide que los ambiciosos funcionarios aspiren a seguir escalando puestos en el organigrama a pesar de la amenaza que esto pueda suponer. En este sentido, el tono del libro es muy oscuro y la atmósfera está conseguida con maestría. Pero quizá lo peor de todo sea saber que el hambre se está extendiendo por muchas zonas del Vlast y nadie desde el poder hace nada al respecto, aún a sabiendas del problema, ocultando cadáveres y falseando estadísticas. Quizá esta sea la parte más terrible del libro, a la par que realista.

Además, que parte del plan para derrocar a Kantor esté basada en la propia burocracia que empantana cualquier acción del gobierno es una ironía que no pasará por alto el lector, aún más sabiendo que Higgins es funcionario en la vida real.

Me gusta bastante también cómo se tratan las pequeñas acciones de espionaje, la manipulación de ganchos, el poder real de la información…

No quiero desvelar más sobre el libro, así que solo diré que me parece un final excelente para una trilogía que ha pasado demasiado desapercibida por estos lares. Espero que alguna editorial española acabe echándole el ojo, porque creo que merecería la pena.

Astounding

Uno de los propósitos de este año era leer algo más de no ficción y pensaba que Astounding: John W. Campbell, Isaac Asimov, Robert A. Heinlein, L. Ron Hubbard, and the Golden Age of Science Fiction, me vendría como anillo al dedo, principalmente para conocer algo más en profundidad la edad de oro.

La figura de John W. Campbell fue central en el desarrollo de la ciencia ficción, ya que desde su puesto como editor de Astounding seleccionaba qué relatos se publicaban en la revista más influyente del género de la época.

Este libro no se limita a relatar la biografía de Campbell, si no que la enlaza con la de los que quizá fueran los tres autores más influyentes del momento: Heinlein, Asimov y Hubbard. El libro está plagado de anécdotas y extractos de misivas que se mandaron entre ellos, lo que nos permite hacernos una idea de sus relaciones personales, tales como la admiración de Asimov, el aire de superioridad de Hubbard o el extremismo de Heinlein.

La lectura, no obstante, no ha sido todo lo agradable que esperaba. Seguro que hay alguna frase sobre que no esperes nada bueno al conocer a las personas que admiras, porque seguramente te decepcionarán. En este caso, descubrir las bajezas morales de estas personas me ha hecho ver con otros ojos sus obras.

El autor a veces se recrea en detalles realmente escabrosos, especialmente los relacionados con Hubbard que se ve que era un perla, pero el racismo, la homofobia y el machismo de Campbell tampoco le van a la zaga. En su momento, Astounding se convirtió en la plataforma de la dianética y la cienciología, algo que la lógica nos diría que entraba en conflicto con el concepto de ciencia ficción de Campbell, firmemente posicionado en la parte de la «ciencia». Estas partes del libro me parecen menos atractivas que otras, la verdad.

Lo que es indudable es que Campbell tuvo grandes aciertos, como la publicación de Dune y grandes fallos, como dejar pasar la obra de Ray Bradbury por delante de sus ojos. Pero claro, la labor de un editor es escoger lo que cree que será mejor para su publicación y tiene el sesgo de sus propios gustos e ideas. Es también importante recalcar que iba repartiendo sugerencias e ideas de tramas a muchos de sus autores, y que incluso las Tres Leyes de la Robótica fueron casi creación suya.

Astounding: John W. Campbell, Isaac Asimov, Robert A. Heinlein, L. Ron Hubbard, and the Golden Age of Science Fiction es un libro que interesará a quien tenga curiosidad sobre el inicio de un género. No es que sea una lectura árida y tiene muchas anécdotas que pueden amenizarla, pero también es cierto que en ocasiones me resultaba difícil avanzar en la lectura, atraída por otros libros. Si tienes mitificados a estos autores, será mejor que no te acerques a este repaso a su vida y carrera, porque los verás en su lado más humano y frágil.

Meet Me in the Future

Hacía tiempo que no leía un libro de relatos así que para quitarme el gusanillo decidí comenzar con Meet Me in the Future de Kameron Hurley. Quería saber si en las distancias cortas la autora también se defendía bien y si volvía a sus propuestas habituales.

Elephants and Corpses

Ya desde el principio, Hurley va marcando el terreno que suele transitar, con un cuento sobre intercambio de cuerpos y el valor correspondiente de la vida humana. Resulta al menos curiosa la forma de esquivar la muerte que utiliza el protagonista de la historia.

When We Fall

La adaptación humana al medio en el que va a vivir y las inteligencias artificiales son una constante en la ciencia ficción y Hurley no deja pasar la oportunidad para expresar su opinión sobre lo que significa ser realmente humano, en esta historia de ¿amor?.

The Red Secretary

Teniendo la certeza de que la guerra es cíclica, en este relato se apunta a una solución tan drástica como cruel. Cuando se acaba la guerra, se debe matar a cualquiera de los contendientes de ambos bandos, por haber ejercido la violencia sobre el otro. Cualquiera diría que como medida puede llegar a ser efectiva, pero quizá no todos estén dispuestos a sacrificarse.

The Sinners and the Sea

Muy interesante este relato sobre una civilización construida sobre las ruinas de otras y sobre cómo se puede manipular la información desde el poder para hacer creer lo que sea necesario a las nuevas generaciones. Un alegato contra el adoctrinamiento y a la vez contra la conformidad con el régimen establecido.

The Women of Our Occupation

Hurley pretende dar una vuelta de tuerca al tema de la ocupación de territorios conquistados, aplicando la lógica de la opresión pero esta vez ejercida por las mujeres en vez de por los hombres. Para reflexionar.

The Fisherman and the Pig

Relacionado con «Elephants and Corpses» pero sin factor sorpresa. No resulta tan atractivo como el otro relato.

Garda

Mezcla entre relato detectivesco y crónica postconflicto bélico, no me acaba de convencer ya que no aprovecha lo interesante de cada componente.

The Plague Givers

Otro de los temas recurrentes de la autora son las enfermedades utilizadas como armas biológicas y este relato es un buen ejemplo de esta obsesión personal.

Tumbledown

De nuevo un relato sobre las plagas y sus consecuencias, pero desde la óptica de un planeta muy hostil colonizado por humanos y una historia de superación inspiradora.

Warped Passages

Relato precursor de The Stars are Legion, con una nueva vuelta de tuerca sobre la tecnología «viva» y la adaptación al medio.

Our Faces, Radiant Sisters, Our Faces Full of Light!

Una lucha contra un enemigo superior en número que implica el sacrificio de cada nueva generación para mantener a raya el peligro. ¿Merece la pena la lucha cuando el destino es incierto?

Enyo-Enyo

Con este cuento me parece que Hurley pretende rizar el rizo de los universos paralelos y se le acaba yendo de las manos.

The Corpse Archives

Partiendo de una premisa dentro del más puro body-horror (la grabación mediante tatuajes en la piel de los conocimientos de la civilización), Kameron nos presenta una interesante reflexión sobre las posibilidades de manipulación del conocimiento cuando este está en las manos de la élite. Si eres capaz de sobreponerte a las desagradables escenas que pueblan el relato, te hará reflexionar.

The War of Heroes

Uno de los recursos más viejos de la guerra es enfrentar a tus enemigos mientras guardas tus fuerzas para la lucha final. Gran parte de The War of Heroes se basa en esta premisa, aderezada con las deformaciones genéticas y plagas comunes en la obra de la autora.

The Light Brigade

Este relato fue el embrión de la novela homónima que Hurley que ya está publicada. La premisa es interesante y el desarrollo del relato es bueno, pero no tengo muy claro si se podría ampliar la idea a algo más largo. Ahora siento curiosidad.

The Improbable War

Una historia muy corta con un marcado tono pacifista cuyo tema central recuerda mucho a The Red Secretary, creando un curioso bucle en la antología.

Kameron Hurley es una autora que no se anda con medias tintas a la hora de describir la condición humana y en ocasiones se regodea demasiado para mi gusto. En esta recopilación de relatos podemos ver su estilo tan característico así que sin duda gustará a sus seguidores.

And Shall Machines Surrender

No es la primera obra que reseño de Benjanun Sriduangkaew y espero que no sea la última, pero si que es la obra más asequible de esta autora que he leído hasta ahora y eso es algo que se agradece. No porque no me guste la prosa compleja y preciosista que muestra en muchas de sus publicaciones, si no porque con And Shall Machines Surrender muestra un dominio del lenguaje que lo hace más accesible sin dejar de maravillar al lector.

Algunos de los temas que se tratan en este libro son recurrentes en la trayectoria de la autora, como ciertos toques cyberpunk o la relación de los humanos con las inteligencias artificiales. Tampoco faltan las escenas de sexo lésbico muy explícito, aunque es algo que ya vimos en Winterglass, aquí suben de nivel.

El escenario en que se desarrolla la historia es maravilloso. Shenzen, es una esfera de Dyson utópica donde todas las inteligencias artificiales se han retirado a vivir, tras dejar la unión que compartían con sus compañeros humanos. Pero en Shenzen también hay humanos viviendo y las políticas de inmigración son bastante restrictivas. Quizá las figuras más llamativas son los haruspices, seres humanos elevados que darán cobijo a inteligencias artificiales con las que compartirán su cuerpo mejorado y el control de sus acciones. Precisamente la existencia de los haruspices puede llegar a dar lugar a conflicto en este paraíso, ya que no todas las peticiones para acceder a esta posición pueden ser aceptadas.

Las intrigas políticas surgen por doquier y tienen una importancia relevante en la narración, pero también hay algunas escenas de acción y lucha que me han llegado a sorprender pues es algo que no relacionaba con la autora. Y sin embargo, estos enfrentamientos están narrados de una forma muy cinética y atractiva.

Recomiendo And Shall Machines Surrender como puerta de entrada para la obra de Benjanun Sriduangkaew, porque se ven muchas de las características más habituales de sus libros pero resulta más fácil que otras obras suyas.

The City of Brass

The City of Brass de S.A. Chakraborty es uno de los libros incluidos en el Hugo Voter Packet y sentía curiosidad por esta novela que había provocado un cierto revuelo con su publicación.

El comienzo del libro resulta un tanto engañoso, ya que aunque la narración empieza en las calles del Cairo en la época napoleónica, rápidamente deriva en una estancia en una ciudad perteneciente al mundo mágico de los djinn, así que la primera impresión de historia alternativa no fue más que un espejismo.

Superada esta primera decepción, la verdad es que libro no acaba de remontar. Aunque tenemos dos puntos de vista que al principio están separados pero que acabarán por entrelazarse, ninguno de los dos es capaz de despertar mi interés. La novela se queda a medio camino entre la reivindicación de las clases más bajas por ocupar un lugar más adecuado en la sociedad y las intrigas palaciegas que parecen de juguete, a pesar de que las implicaciones pueden cambiar el destino de la propia ciudad.

Los personajes tampoco están excesivamente definidos, sobre todo porque están un poco estereotipados. La joven huérfana que resulta ser heredera de un familia importante, el guerrero que no recuerda casi nada de su pasado pero que va recopilando poco a poco sus memorias, el hijo menor del rey que no puede aspirar al trono pero que cuenta con el favor de las masas frente a su hermano mayor vividor… Historias que ya conocemos y que no se salen mucho del camino trillado

Me hubiera gustado que el tratamiento de la magia también tuviera algo de originalidad, pero las normas no están claras y los conjuros van surgiendo según la autora vaya teniendo necesidad de ellos.

El ritmo hasta casi la mitad del libro es demasiado lento, en un peregrinaje para el que el lector tiene que pagar una cuota demasiado elevada de paciencia. Luego mejora, pero ya lleva el lastre añadido de recuperar el tiempo perdido en la primera mitad de la narración.

En general, no puedo recomendar The City of Brass para su lectura, porque no encuentro suficientes puntos positivos que compensen el inicio extremadamente lento y la poca profundidad de los personajes.

The Test

Conocía a Sylvain Neuvel por su trilogía Themis Files, pero con The Test cambia totalmente de tercio, algo que se agradece. Además de la escasa longitud del relato, la utilización de una primera persona muy creíble le sienta muy bien a la narración, ya que consigue que empaticemos completamente con el protagonista.

Todo gira en torno a la realización de una prueba para conseguir la nacionalidad británica de un expatriado iraní. Un tema de candente actualidad, pero con un giro que aporta el toque de ciencia ficción y que Neuvel utiliza de forma muy inteligente para cambiar el escenario cuando lo considera oportuno.

No quiero entrar en más detalles sobre la propia trama porque cualquier comentario podría dar al traste con la idea del autor de sorprendernos. No obstante, creo que es muy acertada su pretensión de mostrarnos qué es lo que se busca con estos test de ciudadanía y criticar las consecuencias. ¿Buscamos la homogeneización de los inmigrantes para que se ajusten a los usos y costumbres de la sociedad a la que quieren acceder? ¿Debemos exigir conocimientos sobre historia, geografía o literatura del país receptor por poner un ejemplo? El canadiense nos plantea estas y otras preguntas, pero no da respuestas, dejando al buen juicio del lector la interpretación de las normas.

Y sin embargo, el final es una bofetada en la cara de cualquier figura bien pensante que tranquilice su conciencia delegando estas decisiones en el poder. Una historia muy recomendable para reflexionar.

Future Science Fiction Digest Issue 3

Este número de la revista editada por Alex Shvartsman es en parte homenaje al alunizaje del Apollo, así que hay cierta repetición en la temática, que no en la ejecución.

Cratered de Karen Osborne

El primer relato versa sobre el uso generalizado de la realidad aumentada aún en un entorno potencialmente mortal. No me ha acabado de convencer.

Super-Duper Moongirl and the Amazing Moon Dawdler de Wulf Moon

La supervivencia en la colonia lunar no es fácil, tal y como vemos a través de los ojos de la protagonista de este relato, cuyas dificultades sirven como reclamo publicitario para las empresas patrocinadoras. Siempre ha de ir acompañada por un animal con IA que le ayuda a respirar y a sobrevivir. No me ha gustado.

Going Boldly – An Interview with DC Fontana

Una entrevista que puede resultar interesante para los trekkies, entre los que no me cuento.

Astrobody for Sale or Rent de Laura Resnick

Utilizar la carrera espacial para criticar el gobierno actual de EE.UU. en un relato es un golpe de genio muy divertido.

Americans on the Moon de Oleg Divov

Resulta muy curioso leer una historia escrita por un ruso desde el punto de vista norteamericano de un «ataque» ruso a una base lunar americana. En un faroleo constante la decisión sobre la continuidad de la existencia humana en la Tierra depende de una sola conversación.

The Satellites of Damocles de Edward M. Lerner

Un relato holmesiano donde una IA hace las veces del famoso detective de Baker Street, en un misterio de habitación cerrada que desgraciadamente, es bastante fácil de resolver.

Love, Death, and Printed Burgers de Amanda Helms

Parecería difícil que una impresora 3D protagonizara una historia de ciencia ficción, pero aquí está Amanda Helms para llevarnos la contraria. Claro que si está dotada de una IA entonces todo es más fácil, aunque el resultado sea algo flojo.

Warden’s Dilemma de Emily Randall

En vez del dilema del prisionero nos encontramos ante el dilema del guardés, de nuevo un relato protagonizado por una inteligencia artificial, «condenada» a trabajar en una explotación minera de presos. Aunque intenta desarrollar el lado sentimental, no deja de ser un relato bastante frío.

Love in the Time of Con Crud de Elena Pavlova

No sé si la WorldCon de Finlandia estuve plagada de enfermos, pero en este relato de viajes en el tiempo ironiza sobre ello.

Foot Ball de Will McIntosh

Aunque el trasfondo del relato es bastante conocido, sobre todo en videojuegos como Horizon Zero Dawn, la ejecución es bastante correcta y el resultado entretenido. Un enfrentamiento «deportivo» entre asentamientos rivales para conseguir beneficios acaba resultando en un descubrimiento del pasado.

Waking in the Cold and the Dark de Lu Momo

El mejor cuento de la revista con diferencia, el enfrentamiento de un humano con una IA luchando por la supervivencia.

Apologia de Vajra Chandrasekera

Más poético que otra cosa, no he acabado de entender el significado de la historia.

Estoy algo decepcionada con este número de la revista, en la que solo me han gustado algo dos relatos. Espero que en la próxima mejore la selección o que se ajuste más a mis preferencias.

Walking to Aldebaran

La última obra que ha caído en mis manos de Adrian Tchaikovsky no es una lectura fácil. La estructura escogida, un soliloquio de un personaje cuya estabilidad mental deja bastante que desear es de por sí complicada, pero es que además el autor ni quiere ni puede desvelar parte de la historia al principio de la obra, dejándonos un poco perdidos. Cuando empieza a usar flashbacks la fotografía comienza a revelarse ante nosotros y ayudados por la escasa longitud de Walking to Aldebaran conseguimos alcanzar un final satisfactorio, aunque el camino haya sido tortuoso.

Quizá debería haberme dado cuenta antes porque hay bastantes pistas sobre cuál es el principal referente de esta novela corta, pero el autor sabe cómo narrar para que lleguemos a empatizar con el protagonista, a pesar de las acciones que lleva a cabo. Un aspecto muy conseguido de la obra es la ambientación, extremadamente agobiante, con los pasos del protagonistas llevándole a través de un laberinto físico que asemeja al laberinto mental en el que se encuentra. También es capaz de hacer referencias a casi todos los terrores que comúnmente se asocian al espacio exterior y los extraterrestres, con mandíbulas, intestinos, ácidos estomacales y bastante casquería.

En el libro también podemos ver algo de crítica a la sociedad actual y a los enfrentamientos de los políticos por «ponerse la medalla», pero es solo una pequeña pátina que enluce el resultado final.

Lo que no me esperaba son los toques de humor que aparecen en la narración, a pesar del tono general de Walking to Aldebaran. Es un gran mérito del autor conseguir que este párrafo, por ejemplo, no desentone para nada en el libro:

“I was also one of the pilots, although space piloting is one of those situations where they should really equip you with a dog, so your job is to feed the dog and the dog’s job is to bite you if you touch any of the expensive equipment.”

Quizá estos toques de comedia oscura son lo que más me ha sorprendido de la obra, que resulta un poco difícil de comentar sin destriparla. Así que será mejor que la leas directamente, para que podamos conocer tu opinión.

Gods of Jade and Shadow

Esta entrada forma parte del Blog Blast de Jo Fletcher Books.

En Gods of Jade and Shadow Silvia Moreno-García mezcla un poquito de historia de Méjico con algo de mitología maya en un contexto de comienzos del siglo pasado. Es el relato de un viaje por distintas ciudades del país y también del viaje interior de la protagonista hacia la madurez.

Tras la muerte de su padre, Casiopea y su madre se ven obligadas a volver a casa de su abuelo, un adinerado déspota que las trata casi como siervas. Pero Casiopea tiene un fuerte carácter y no duda en enfrentarse a esta injusta situación, en los modos que ve posible. Es por esto que cuando puede investigar los secretos de su abuelo, la curiosidad le puede y abre una caja fuerte con huesos humanos que resultan ser del Dios maya de la muerte, encerrado por las malas artes de su divino hermano. Desde entonces, ambos se verán unidos en un trayecto para recuperar el trono robado.

Lo importante de Gods of Jade and Shadow es el relato de maduración de la protagonista a través del viaje que realiza en compañía de Hun-Kamé, que aún intentando recuperar su esencia divina se va humanizando cada vez más por la influencia de Casiopea.

Me han gustado bastante las referencias históricas sobre la primera década de los años 20 del siglo pasado en Méjico pero especialmente el tratamiento de la mitología maya, utilizando figuras quizá poco conocidas pero presentándolas de forma gradual y sin abrumar al lector con detalles.

El trayecto por la Tierra en cierta forma nos va preparando para un final muy agridulce, con un enfrentamiento final entre los dioses hermanos en el inframundo a través de sus adláteres, tras haber pasado por una dura travesía.

El ritmo de la novela tiene ciertos altibajos que lastran la lectura. La recuperación de los primeros poderes de Hun-Kamé suceden casi en un suspiro, sin apenas problemas para los protagonistas, pero después se ralentiza la expedición, quizá para dedicar más espacio al desarrollo de su relación.

Gods of Jade and Shadow es una novela de agradable lectura, que nos deja con ganas de conocer algo más de la obra de su autora.