Portada de The Broken God

Hoy os traigo una de esas portadas que venden libros, por si no estaba ya suficientemente convencida de leer The Broken God de Gareth Hanrahan (pista: sí, estaba totalmente convencida).

Si podéis apartar los ojos de esta hipnótica imagen, aquí os traigo la sinopsis:

The Godswar has come to Guerdon, dividing the city between three occupying powers. A fragile armistice holds back the gods, but other dangerous forces seek to exert their influence. Spar Idgeson, once heir to the brotherhood of thieves has been transformed into the living stone of the new city. But his powers are failing and the criminal dragons of the Ghierdana are circling.

Meanwhile, far across the sea, Carillon Thay – once a thief, a saint, a god killer; now alone and powerless – seeks the mysterious land of Khebesh, desperate to find a cure for Spar. But what hope does she have when even the gods seek vengeance against her?

Mi traducción:

La Guerra de los Dioses ha llegado a Guerdon, dividiendo la ciudad entre tres fuerzas invasoras. Un frágil armisticio contiene a los dioses, pero hay otras peligrosas fuerzas que ejercerán su influencia. Spar Idgeson, antiguo heredero de la hermandad de ladrones ha sido transformado en la piedra viva de la ciudad. Pero sus poderes comienzan a falla y los señores criminales de Ghierdana acechan.

Mientras tanto, lejos en el mar, Carillon Thay (ladrona, santa, asesina de dioses) se encuentra sola y sin poderes buscando la misteriosa tierra de Khebesh, buscando desesperadamente una cura para Spar. ¿Pero qué esperanza puede restar cuando incluso los dioses quieren vengarse de ella?

The Gilded Ones

De vez en cuando hay que salirse de la zona de confort y es cierto que el lanzamiento de The Gilded Ones ha venido acompañado de una intensa campaña publicitaria, por lo que decidí darle una oportunidad a esta novela en principio destinada al público juvenil.

La premisa de la que parte el libro está situada en una sociedad eminentemente patriarcal, con un estricto código religioso que rebaja a la mujer a mera acompañante del hombre, supeditada en todo momento a sus necesidades. De hecho, al cumplir los 15 años, todas las jóvenes deben someterse a una prueba de sangre, para saber si son puras o impuras. La protagonista de la historia, Deka, siempre ha estado bajo sospecha porque su madre no era natural del pueblo donde comienza la historia. Así que al parecer nadie se sorprende cuando en la prueba de madurez mana oro de sus venas en vez de sangre. El castigo es la muerte inmediata para evitar que la impureza pueda transmitirse a las demás jóvenes del lugar.

Sin embargo, no es tan fácil acabar con ella. Es aquí, en uno de los pasajes un tanto sangrientos de la novela (y hay más de uno y más de dos), cuando empieza la tortura de la protagonista. Y es que Deka es capaz de volver de la muerte. Se convierte por tanto en una fuente de ganancia para los ancianos del pueblo, que se dedican a torturarla y matarla para obtener el oro de su interior. Estas escenas son bastante duras y solo la aparición de una extraña con poder imperial es capaz de sacarla de este círculo de destrucción y sufrimiento.

La historia prosigue con la militarización de Deka y otras chicas como ella, transformadas en un valioso recurso bélico. Me gustaría destacar ante todo la sororidad que se desarrolla entre estas muchachas, todas con orígenes y circunstancias diferentes, a las que las mareas de la vida llevan a unirse en un círculo de amistad irrompible. Me encanta ese mensaje de optimismo que lanza la autora, inspirando la posibilidad de sobreponerse a los malos momentos con el apoyo de aquellos y aquellas a los que realmente importas.

Es por tanto una novela que manda un mensaje poderoso al lector. Es una crítica al machismo, al racismo, al miedo al que es diferente… Pero es cierto que también representa algunas escenas bastante duras, tanto de tortura física como de violación (aunque esta última no se ve, sí que se habla de ella). La fantasía y la magia sirven para empoderar a la protagonista femenina, pero el verdadero poder no está en su capacidad de resucitar o su dominio sobre otras formas de vida, si no en la piña que consigue formar con otras oprimidas como ellas. Un mensaje muy potente que merece la pena escuchar.

The Gilded Ones está publicada en España por Editorial Molino como Las que estamos muertas con traducción de Raúl García Campos.

Anunciada la publicación de The Coward de Stephen Aryan

El 8 de junio verá la luz de la mano de Angry Robot The Coward, el inicio de una nueva duología fantástica de Stephen Aryan.

Esta es la sinopsis:

Kell Kressia is a legend, a celebrity, a hero. Aged just seventeen he set out on an epic quest with a band of veteran warriors to slay the Ice Lich and save the world, but only he returned victorious. The Lich was dead, the ice receded and the Five Kingdoms were safe.

Ten years have passed. Kell lives a quiet farmer’s life, while stories about his heroism are told in every tavern across the length and breadth of the land. But now a new terror has arisen in the north. Beyond the frozen circle, north of the Frostrunner clans, something has taken up residence in the Lich’s abandoned castle. And the ice is beginning to creep south once more.

For the second time, Kell is called upon to take up his famous sword, Slayer, and battle the forces of darkness. But he has a terrible secret that nobody knows. He’s not a hero. Everyone puts their faith in Kell the Legend, but he’s a coward who has no intention of risking his life for anyone.

Mi traducción:

Kell Kressia es una leyenda, una celebridad, un héroe. Con solo 17 años se embarcó en una aventura épica con una banda de guerreros veteranos para acabar con el Ice Lich y salvar el mundo, pero solo él volvió victorioso. Con el Lich muerto, el hielo retrocedió y los Cinco Reinos estuvieron a salvo.

Diez años después, Kell vive la vida tranquila de un granjero, mientras que las historias sobre su heroísmo se cuentan en cada taberna a lo largo y ancho de la tierra. Pero ahora un nuevo terror se ha alzado en el norte. Más allá del círculo helado, al norte de los clanes Frostrunner, algo ha ocupado el castillo abandonado del Lich. Y el hielo vuvlve a moverse lentamente hacia el sur.

Por segunda, vez, Kell es requerido para alzar su famosa espada, Slayer y luchar contra las fuerzas de la oscuridad. Pero hay un terrible secreto que nadie conoce. No es un héroe. Todo el mundo tiene fe en el legendario Kell pero es un cobarde que no tiene intención de arriesgar su vida por nadie.

Esta es la portada, diseñada por Kieryn Tyler:

The Constant Rabbit

De nuevo tenemos el placer de contar con Antonio Díaz en nuestro blog, en esta reseña conjunta de la última publicación de Jasper Fforde. Como siempre, muchas gracias a Antonio por su ayuda.

Nunca sabes lo que te puedes encontrar en una novela de Jasper Fforde, lo mismo aparece un Neanderthal que te encuentras con un conejo antropomorfizado. O quizás la humanidad se enfrenta a unos inviernos larguísimos y se ceba en los breves veranos para poder hibernar. O incluso puede que clasifiquen a las personas en función de la cantidad de colores que pueden ver, siendo los que ven solo gris el tipo peor considerado.

Todo ello aderezado de ese humor británico que puede llegar a ser hilarante, pero también en ocasiones choca de manera frontal con nuestras expectativas. El humor es una de las formas de expresión más difíciles de traducir y de interpretar cuando los referentes no son comunes.

Sirva esto de advertencia al navegante. Se requiere un correo gusto por el humor típicamente británico para disfrutar plenamente de The Constant Rabbit.

Con esta advertencia en mente, la novela nos sitúa en un mundo donde hay conejos «humanizados» y también algún que otro animal de otra raza. Esto es consecuencia de un suceso del que no hay explicación alguna, pero que, lógicamente, cambia la historia.

Uno pensaría que un acontecimiento de esta magnitud que tuvo lugar en 1965 habría afectado a grandes decisiones políticas como el Brexit pero estaría equivocado. Los británicos se han ido Europa también en esta realidad. Y la reacción del público en general ante estos conejos no debería sorprendernos, por desgracia, se ven como parias que buscan arruinar la sociedad. El racismo impera por doquier.

Existe un miedo, que el autor deja claro que es infundado, a que la capacidad reproductiva de los conejos infle su población hasta superar la de los británicos. Es parte de una campaña de acoso y derribo esgrimida por UKARP (United Kingdom Anti-Rabbit Party), un trasunto de UKIP. Este partido ha logrado numerosas victorias contra los conejos, siendo la más relevante que no tengan la consideración de personas.

Las referencias a la desigualdad por parte del autor son constantes. Excepto algunos privilegiados, los conejos viven en colonias que asemejan campos de refugiados. No se les reconocen derechos pero sí que se les hace trabajar por un salario máximo (de hecho meten en la cárcel a empresarios si les pagan más). E incluso, en una de las acciones más odiosas del libro, está permitido su asesinato a manos de zorros antropomórficos si se cumplen unas determinadas cuotas.

No se puede decir que Fforde sea muy sutil en su comparación entre los conejos y la inmigración de países considerados como no deseables. Esta crítica salvaje se ve aderezada por una exploración de las costumbres de esta especie como los duelos, la necesidad de excavar para crear madrigueras, el veganismo radical y la asimilación del consumo de las zanahorias en exceso con el alcohol o las drogas, que proporciona un contrapunto divertido a un escenario bastante preocupante

Es un libro que denuncia desigualdades a través del humor, algo para nada fácil. Pero tampoco está exento de fallos, como la reiteración de tópicos y que el protagonista sea un pusilánime, algo que tampoco ayuda en la narración. La obsesión del protagonista con sus propios fallos y errores pasados y con la relación que tuvo en la universidad con una coneja, se mencionan con machacona insistencia durante la lectura. Y además el final va flojeando con una resolución que, si bien sorprendente, no resulta para nada satisfactoria.

En definitiva estamos hablando de una novela con una denuncia social a través del humor, pero es un humor específico que puede no ser de todos los gustos.

Del Rey publicará The Wolf and the Woodsman

En junio de este año Del Rey publicará The Wolf and the Woodsman, la primera novela de Ava Reid.

Esta es la sinopsis:

The Wolf and the Woodsman is inspired by Hungarian history and Jewish mythology and will tell the story of Évike, the only woman without power in her pagan village. When soldiers arrive from the Holy Order of Woodsmen to claim a girl to sacrifice to the king, she is betrayed by her fellow villagers and surrendered. But when they are attacked en route, Évike and the Woodsman’s captain form a tenuous pact, forcing them both to decide whose side they are on, and what they are willing to give up for a nation that never cared for them at all.

Mi traducción:

The Wolf and the Woodsman está inspirada en la historia húngara y en la mitología judía, contando la vida de Évike, la única mujer sin poderes en su pueblo pagano. Cuando llegan los soldados de la Sagrada Orden de los Leñadores a exigir una vida para sacrificarla al rey, sus vecinos la traicionan y la entregan. Pero cuando les atacan en el camino, Évike y el capitán de la orden formarán un pacto que les obligará decidir de qué parte están y que están dispuestos a sacrificar por la nación que nunca les tuvo en cuenta.

Portada de The Witness for the Dead

Recuerdo la lectura de The Goblin Emperor con mucho cariño así que es muy buena noticia que se vaya a publicar su secuela, The Witness for the Dead.

Esta es la sinopsis:

Thara Celehar is a Witness for the Dead. Able to glean some information from those who have died, Celehar was essential in helping half-goblin emperor Maia discover the truth behind the deaths of his father and half-brothers. Now assigned to the city of Amalo, Celehar serves the people with his skills, attempting to keep a quiet life while navigating the religious hierarchy where he is an outsider. Yet it is Celehar’s skills and decency that lead him out of the quiet and into a morass of treachery, murder, and injustice. No matter his own background with the imperial house, Celehar will stand with the commoners, and possibly find a light in the darkness. Multiple well-paced plotlines weave together in a delightful story, and Celehar’s personal insights and issues bring a contemplative tone that further supports the work.

Mi traducción:

Thara Celehar es un Testigo de los Muertos. Capaz de obtener alguna información de los fallecidos, Celehar fue imprescindible para ayudar al emperador medio-goblin Maia para descubrir la verdad oculta tras al muerte de su padre y sus hermanastros. Ahora está asignado a la ciudad de Amalo, y sigue sirviendo a la gente con sus capacidades, intentando mantener una vida tranquila mientras maniobra en la jerarquía religiosa a la que es ajeno. Pero han sido sus habilidades y su decencia los que le sacan de su tranquilidad y le lanzan a una ciénaga de traición, asesinato e injusticia. No importa su historia en la casa imperial, Celehar se alineará con los comunes para encontrar una luz en la oscuridad. En esta deliciosa historia se entrelazan distintas narraciones y los comentarios personales de Celehar añaden un tono contemplativo que da soporte a toda la novela.

Esta es la portada:

Persephone Station

En algunas películas pasa, pero es rara la ocasión en la que los personajes secundarios se comen cada escena en la que aparecen en un libro, ya que se supone que el autor tiene más control sobre lo que escribe. Sin embargo, en Persephone Station me llamaban mucho más la atención las tramas secundarias que la historia principal, aunque esta no careciera de interés. Y tampoco os dejéis engañar por el título, porque lo que es en la estación espacial propiamente dicha tampoco es que transcurra la mayor parte del libro.

Sentía mucha curiosidad por el salto a la ciencia ficción de Stina Leitch, una autora hasta ahora más centrada en la fantasía. Y no le ha sentado nada mal el cambio, porque consigue ofrecernos una obra muy entretenida con personajes con los que empatizar y cierto aire de western fronterizo espacial que es de agradecer.

Uno de los aspectos destacables de la panoplia de personajes que Leitch despliega ante nosotros son sus variadas orientaciones sexuales, algo que está tratado con total naturalidad y se integra de forma orgánica en la narración. El hecho de que se cuente desde tres puntos de vista diferentes que se van entrelazando también favorece el ritmo de lectura, aunque he de reconocer que no todas las narradoras tenían el mismo interés para mí, porque una de ellas en particular destaca especialmente sobre todas las demás. No sé si será porque su intrahistoria está más trabajada o simplemente resulta más interesante, pero es algo que merece la pena destacar.

Persephone Station se puede enmarcar dentro de la corriente de ciencia ficción optimista que parece ser tendencia en estos momentos. Por supuesto que hay confrontación, enfrentamientos militares y alguna que otra muerte, pero el tono general es esperanzador, como si las buenas acciones que se llevan a cabo pudieran desequilibrar la balanza hacia el lado de la comprensión y la aceptación de las diferencias inherentes a una cultura alienígena.

Porque sí, también hay aliens en este libro, además de alguna que otra sorpresa que no desvelaré pero que es totalmente de mi gusto. El hecho de que estos aliens tengan una biología un tanto atípica y moldeable permite a Leitch jugar con las relaciones con los demás personajes, bastante facilitadas por su capacidad de tomar formas humanas. En este caso es la otra especie la que se adapta a nosotros para facilitar la comunicación.

Aunque no he encontrado ninguna referencia sobre si este libro es el primero de una serie o no, no me importaría volver a ver a estos personajes en acción. Es una novela perfectamente auto-conclusiva, no me malinterpretéis, pero se les coge cariño a los protagonistas, por lo que otra historia con estos tendría una buena acogida.

Finalistas de los premios Compton Crook 2021

Se han anunciado los finalistas de los premios Compton Crook 2021, con algunos títulos que he leído y que son bastante potentes. Recordemos que los premios se entregan a las mejores primeras novelas de ciencia ficción, fantasía u horror.

•    Architects of Memory de Karen Osborne
•    Axiom’s End de Lindsay Ellis
•    Bone Shard Daughter de Andrea Stewart
•    Docile de K.M Szpara
•    The Nameless Queen de Rebecca McLaughlin
•    The Space Between Worlds de Micaiah Johnson

El ganador se dará a conocer en la Balticon virtual de este año, en el fin de semana del 28 al 31 de mayo.

A Desolation Called Peace

Había mucha expectación alrededor de la publicación de la continuación de la flamante ganadora del premio Hugo, A Memory Called Empire. En este sentido, Arkady Martine no decepciona, ya que nos trae una novela que continúa con las andanzas de los personajes de la anterior entrega, pero que cambia tanto el escenario como el foco.

Me parece especialmente destacable la forma «realista» (dentro de lo que cabe) con la que se afronta un primer contacto con una especie extraterrestre que se considera una amenaza. El enfoque principal que se utiliza es el lingüístico, intentando establecer puentes entre los negociadores mediante repetición de sonidos o representaciones gráficas. Es muy interesante cómo los encargados de las negociaciones se enfrentan a la dificultad inherente de conocer al otro, cuando no hay apenas puntos en común. También se aprovecha el estudio de la biología, que tendrá un papel fundamental en el desarrollo de la novela, por motivos que se irán desvelando a partir de la tercera parte del libro y que me han recordado por momentos a Peter Watts o Tade Thompson.

Pero A Desolation Called Peace no sería un digno miembro de la saga Teixcalaan si no tuviéramos intrigas políticas. No temáis, aquí las tendréis a raudales. Cada personaje se encuentra a veces manejado por los hilos invisibles de sus superiores o controladores en una recreación bastante correcta de una trama de espionaje a la antigua usanza. Ya sea en las relaciones entre el Imperio y las colonias o dentro de la propia flota militar del Imperio, cada acción tiene detrás una reflexión destinada a colocar las piezas en los lugares más aventajados para el golpe final. Aunque resulta muy entretenido ver cómo se van desarrollando los acontecimientos, en determinadas ocasiones el ritmo de la novela se resiente precisamente por esta preparación tan exhaustiva. Este es el principal problema que le he encontrado al libro, que en ocasiones se vuelve demasiado moroso en su avance.

Me gusta mucho cómo se hace hincapié en la cultura de los «imagos», esos implantes mentales que permiten crear una continuidad de los conocimientos que se van pasando de unas personas a otras mediante un implante que permite fusionar la personalidad del donante con la del receptor. De una forma bastante inteligente, Martine vuelve a hablarnos sobre conciencias colectivas desde otros puntos de vista distintos. Espero que este extremo se explore en mayor profundidad en la siguientes entregas de la saga.

En definitiva, estamos ante uno de los libros destinados a ser un éxito en 2021.