Children of Memory

¡Qué difícil es hacer lo que hace Adrian Tchaikovsky y qué suerte tenemos de que escriba género fantástico! Ya es complicado mantener el nivel de publicación del que hace gala el autor, pero es que además lo hace con una calidad media más que notable, ofreciéndonos siempre obras interesantes que le dan nuevos giros a la ciencia ficción y la fantasía.

Con Children of Memory vuelve a sorprender, ya que si esperabas otra historia de evolución de alguna especie gracias al virus que vimos en acción en las dos primeras entregas, te verás decepcionado. Y sin embargo, Tchaikovsky consigue volver a crear toda una nueva especie para que reflexionemos sobre lo que es ser en realidad, definiéndola en un momento del libro como un “simple” motor de resolución de problemas, pero indagando mucho más en un tema apasionante como es el autoconcepto. El hecho de que los individuos de esta especie no sean plenamente funcionales a menos que estén asociados por parejas me parece una idea deslumbrante.

Y todo esto sin dejar de embarcarnos en una lectura apasionante, aunque tiene un comienzo un tanto titubeante y extraño debido a la propia naturaleza del juego que propone el escritor al lector. Algunas veces he tenido que releer desde el principio algún libro porque pensaba que me estaba perdiendo y Children of Memory ha sido una de las obras que me han provocado esta sensación de extrañeza. Estos primeros capítulos, que recuerdan poderosamente a Planetfall de Emma Newman, solo están sentado las bases para todo lo que acontecerá después, pero he de reconocer que me resultaron algo confusos. También hay que hacer hincapié en que yo he disfrutado de la versión en audio del libro, lo cual añade una capa más de dificultad a la interpretación del libro, porque hay veces que se tienen lapsos en la lectura cuando tu cerebro divaga y en el caso de esta novela se paga caro. Sirva esto como aviso a navegantes, no como crítica a la labor desarrollada por Mel Hudson como lectora del libro, que es excelente.

Me parece que Children of Memory es una loa constante a la colaboración entre especies y al entendimiento entre los pueblos, aunque haya habido grandes impedimentos en el pasado para este trabajo en equipo y todavía haya recelo con algunos de los integrantes de los equipos.

También hay que reconocer que el recurso que utiliza Adrian Tchaikovsky para dar integridad a la novela puede resultar un poco tramposo una vez descubierta la realidad de la narración, pero creo que el escritor sale bien librado de este envite si se repasan esos primeros capítulos en los que ya deberíamos haber tenido un atisbo sobre lo que en realidad estaba sucediendo.

Además, utiliza con tanta maestría los recursos y la historia que nos está narrando es tan amplia que queda muchísimo espacio abierto para nuevas entregas de la saga, en el hipotético caso de que deseara continuar con esta línea de desarrollo. Y esa es una buenísima noticia para los fans del autor en general y lo de la saga Children of Time en particular.

Cubierta de The Gauntlet and the Broken Chain 

Ya sabemos cómo será la cubierta de The Gauntlet and the Broken Chain, la tercera entrega de The Rotstorm, de Ian Green. El libro se publicará el 3 de agosto de 2023 y esta es su sinopsis:

Hunt the mage. Save the child. Defy the storm.

Across the ruins of Ferron, the rotstorm ever rages. From its nightmarish depths, demons and goblins and rust-folk have struck forth and claimed the Northern Marches as their sanctuary. Through the Undal Protectorate, the land is gripped in a Claw Winter, a frozen mirror of the punishment laid down to the west.

Abandoned on the island of Riven, Floré and her comrades must find their way back to the Protectorate. Floré’s daughter Marta is hidden somewhere in the north, dying from the skein-magic she cannot yet control. And now, a centuries-old problem threatens to cause new problems for Floré – and it threatens to be the most challenging yet…

For, after centuries of bondage, the immortal mage Tullen One-Eye – the man they call ‘Deathless’ – has been unchained, and the great god-wolf Lothal hunts again. To make matters worse, deep in Orubor’s Wood, the god-bear Anshuka stirs from her slumber.

The awakening of three unknown forces spells bad news for Floré and the Ferron. For, the last time the Judges warred, an empire fell.

If she is to save her daughter and free her people, Floré will have to defeat the great wolf Lothal and kill the ‘Deathless’ Tullen. But how can she kill the unkillable man? And will steel alone be enough to take down the gods themselves?

Mi traducción:

Caza al mago. Salva a la niña. Derrota a la tormenta.

A lo largo de las ruinas de Ferron, la tormenta siempre ruge. Desde sus profundidades de pesadilla, demonios, goblins y gente del óxido se alzan y reclaman las Marcas del Norte como su santuario. La Garra Helada del Invierno atrapa todo el Protectorado Undal, como un espejo helado del castigo que recibe el oeste.

Abandonada en la Isla de Riven, Floré y sus camaradas deberán hallar el camino de vuelta al Protectorado. Marta, la hija de Floré, está escondida en algún lugar en el norte, muriendo por una magia que todavía no puede controlar. Y problemas de más de un siglo de antigüedad amenazan a Floré y pueden ser los más complicados de resolver hasta la fecha…

Porque, tras siglos de encadenamiento, el mago inmortal Tullen Un-Ojo, el llamado “sin muerte”, se ha liberado y el gran dios-lobo Lothal vuelve a salir de caza. Para empeorar las cosas, en lo profundo del bosque Orubor, el dios-oso Anshuka se despereza en su sueño.

El despertar de tres fuerzas desconocidas son malas noticias para Floré y los suyos. La última vez que los jueces intervinieron, un imperio cayó.

Si ha de salvar a su hija y liberar a su gente, Floré deberá vencer al gran lobo Lothal y mata al sin muerte Tullen. ¿Pero cómo matar a un inmortal? ¿Será el acero suficiente para batir a los propios dioses?

Esta es la cubierta:

The Red Scholar’s Wake

Hacía mucho tiempo que estábamos esperando una novela situada en el universo de Xuya, pero la espera ha merecido la pena. Aliette de Bodard nos ofrece con su última obra otra muestra más de su calidad como autora, utilizando elementos que ya se están volviendo habituales en su repertorio mezclados con esa madurez que está alcanzando como escritora.

Me gustaría hablar en primer lugar de las protagonistas, ya que la autora franco-vietnamita dedica mucho tiempo a la definición de estos dos personajes. Se va notando cierta tendencia en su obra respecto al uso de la dualidad entre humano y mindship como dueto que lleva la voz cantante, algo que ya pudimos ver en The Tea Master and the Detective o Seven of Infinities. Es una apuesta ganadora, ya que se presta mucho a contrastes entre las experiencias de las longevas naves y la inocencia de las jóvenes humanas. Sin embargo, la escritora no vuelve utilizar el recurso del retelling, aunque sí que se nota la influencia de la documentación sobre las piratas chinas del siglo XIX y prefiere contar una historia más romántica.

El apartado romántico es quizá el más destacado del libro, con una relación que comienza con un matrimonio de conveniencia para devenir en algo más. Sin embargo, a mí personalmente me ha gustado más la intriga política, la organización de un conjunto de flotas piratas con un código de honor capaz tanto de proteger a los más pequeños como de vender esclavos para su beneficio. Esta flagrante contradicción, es el germen de los problemas de fondo de una estructura de poder que se tambalea ante la amenaza del Imperio, atraído precisamente por las victorias de los piratas. Y es que se puede perfectamente morir de éxito si se consigue llamar la atención de los más poderosos.

Otros temas que forman ya parte del arsenal de Aliette de Bodard, como las relaciones con los hijos, el respeto a las tradiciones o el maridaje de culturas tienen aquí su aparición, con mayor o menor importancia en la trama.

The Red Scholar’s Wake es una deliciosa novela que hará las delicias de los seguidores de la escritora, que son legión. Además, como bonus añadido, en la edición a la que yo he tenido acceso viene el adelanto de la siguiente novela, A Fire Born of Exile, de la que yo no tenía conocimiento y que ha llegado para alegrarme el final de la lectura.

Even Though I Knew the End

La tendencia actual es publicar obras más cortas, que se ajustan mejor al estilo de vida ajetreado que llevamos porque nos exigen menos tiempo para disfrutarlas. Tor.com fue de las primeras editoriales en ver esta tendencia y reforzarla, así que no es de extrañar que haya publicado Even Though I Knew the End, una novela corta que reúne todas las virtudes del formato, permitiendo una lectura ágil, entretenida y que encima deja poso. Poco más se le puede exigir a una obra que no llega a las 150 páginas.

Ya habíamos comentado con anterioridad varias obras de C.L. Polk, pero en esta ocasión la escritora deja de lado la fantasy of manners para escoger otro escenario menos trillado, más actual y muy pero que muy atractivo. La acción transcurre en Chicago, en los años 40. La protagonista es una augur con ciertas capacidades mágicas que trabaja como detective en asuntos mágicos, en busca del mejor postor. Poco imagina cuando acepta estudiar una sangrienta escena del crimen que los pecados de su pasado volverán a por ella y que se verá envuelta en la búsqueda del Vampiro de la Ciudad Blanca.

Mi primer consejo es no leer la contraportada de libro, porque destripa un poco el primer giro de la novela corta y es mejor entrar en la lectura sin tener este conocimiento de causa. También os diré que como yo escuché el audiolibro, no puedo certificar que la lectura de la prosa sea tan atractiva como la narración de January LaVoy, que consigue sumergirte en este mundo de ángeles y demonios, pero que creo que sí lo será porque Polk ya ha demostrado con creces su maestría con la pluma.

Aunque los pactos fáusticos fueron moneda corriente en la fantasía de hace algunos años, es cierto que los sistemas mágicos más imaginativos y originales han ido reclamando su lugar dentro del imaginario colectivo, dejando un poco atrás el típico enfrentamiento entre el bien y el mal y la lucha por la posesión de las almas en el más allá un poco en segundo plano. Pero el eterno conflicto entre la oscuridad y la luz persiste, y la autora hace un uso muy acertado de todo este conocimiento cultural para que sirva de apoyo a la estructura de la novela corta, sin necesidad de tener que pararse a explicar cada detalle.

En este libro hay asesinatos, posesiones, ángeles caídos que pugnan por volver al cielo y aunque todo resulta atractivo, es quizá el relato del amor entre dos mujeres y los sacrificios que están dispuestas a hacer lo que más nos conmueve. Recomiendo encarecidamente la lectura en el formato que sea, porque merece la pena.

Into the Windwracked Wilds

Me parece fascinante el juego metaliterario que está llevando a cabo Seanan McGuire con las distintas series relacionadas con la saga Alchemical Journeys, utilizando a uno de los personajes que aparece mencionada en Middlegame como pseudónimo para toda la saga de The Up-and-Under, de la que Into the Windwracked Wilds es ya la tercera entrega.

Los protagonistas de la historia siguen siendo Avery y Zib, dos niños que continúan su viaje por la carretera improbable tratando de volver a casa, pero que se ven acompañados por un variopinto elenco de personajes secundarios que son una muestra más de la portentosa imaginación de la autora. Este libro y el resto de la serie son infantiles, pero para nada tratan a los niños con demasiada delicadeza, ya que tienen ese poso de crueldad que se hace tan visible en los clásicos de la literatura fantástica destinada a pequeños lectores.

Como es costumbre de McGuire, con pocos trazos es capaz de construir mundos muy complejos que le pueden servir como escenario para tantas aventuras como desee, un poco como la rosa de los vientos que define los mundos de la saga Wayward Children, con una serie de reglas lo suficientemente laxas para realizar las combinaciones que más le apetezcan en cada momento.

En Into the Windwracked Wilds seremos testigos de nuevos tratos con el mundo feérico que tendrá consecuencias mucho peores que la pérdida del brillo de sus zapatos que tanto atormenta a Avery. Y es que con cada nueva entrega de estos libros, los personajes van madurando y los retos a los que se van enfrentando suben de categoría. Me gusta mucho por ejemplo el tratamiento de la individualidad que toma como base a la Chica Cuervo, por definición una entidad formada por muchas unidades que lucha por mantener su integridad. Es uno de los personajes más atractivos de todos los libros y encontrará su contrapartida en esta novela en Jack Daw, el hijo de la Reina de las Espadas, la contrincante malvada de esta entrega.

También es muy interesante el papel que desempeñará el propio Jack Daw, ambivalente en su comportamiento pero gran conocedor del mundo y de sus entresijos. Otra ventaja que tienen estos libros es su longitud, muy ajustada para acabar en una o dos sesiones.

Seguiré con atención las siguientes entregas que tengan lugar en este absorbente mundo.

Legends & Lattes

Antes de crear auténticas maravillas como Baños Pleamar, Isaac Sánchez forjó una de las palabras que más impacto tuvo en los comienzos de YouTube en España: la “batamanta”. Sin llegar yo a aspirar a crear tendencia así, la verdad es que deberíamos empezar a usar el término “libromanta”, para definir esas novelas que te calientan el corazón y que te hacen disfrutar con la lectura como un chocolate caliente en una tarde otoñal.

Travis Baldree ha acertado de lleno con este Legends & Lattes, una novela ni demasiado larga, ni muy intensa ni con mucha acción, que sin embargo te encandila y hace que más que leerla la saborees. La protagonista es Viv, una orca guerrera que decide retirarse de su vida de aventuras, colgar la espada en la pared y abrir una cafetería, en un pequeño pueblo donde ni siquiera saben lo que es el café. El libro es solo eso, un pequeño relato de sus comienzos como emprendedora, de lo que le cuesta dejar atrás la violencia como solución a todos sus problemas y de cómo va encontrando gente que le ayuda a cumplir su sueño. Se podría considerar una novela costumbrista, aunque el escenario sea fantástico-medieval, la magia es un elemento más pero no tiene gran importancia. Hay un gran desfile de personajes secundarios de distintas razas (súcubos, enanos, gnomos…) y todos aportan su granito de arena a la formación de la cafetería Legends & Lattes. El conflicto es mínimo, pero es maravilloso ver cómo se van desarrollando las amistades y las relaciones entre personajes que a priori no tienen nada en común.

La prosa es funcional, es dulce como los postres que acompañan al café de mi nueva cafetería favorita. El ritmo está bastante bien llevado para ser la primera novela del autor.

Es un libro que genera bienestar en el lector, confianza en los planes de futuro y en el ser humano en general. Una pequeña joya autopublicada en un principio pero que gracias al boca a boca ha tenido la oportunidad de que la publiquen dos grandes casas editoriales.

Por cierto, la versión en audiolibro está narrada por el propio Travis Baldree y es realmente recomendable.

Neom

Disfruté muchísimo con la lectura de Central Station, así que cuando vi que se ponía a tiro Neom, una novela situada en el mismo mundo, no dudé ni un momento y me puse a leerla.

Nada más comenzar vemos que Lavie ha decidido cambiar el escenario bajándolo a la Tierra, a esa desconocida ciudad llamada Neom, capaz de atraer robots, humanos, drones… La ciudad está descrita a pinceladas, a través de los ojos del estupendo reparto coral que iremos conociendo en los cortos capítulos con que el autor ha organizado la obra, en una suerte de collage que atrae inmediatamente la atención pero que además tiene varias capas de lectura.

Tidhar aprovecha los conceptos que ya conocíamos de sus relatos anteriores para hacer referencias que harán las delicias del lector que ya conoce esta parte de su obra, pero que también sirven como gancho para el que se aproxime por primera vez a ella. El libro es perfectamente disfrutable como obra aislada, si bien es cierto que la recompensa por la fidelidad al autor también existe.

¿Qué se encontrará el lector que se adentre en Neom? Para empezar, la desbordante imaginación del israelí, capaz de crear terroartistas que pretenden perdurar en el tiempo con las atrocidades que comenten, arqueólogos que investigan ruinas que pueden atraparte en el tiempo, robots veteranos de guerra que como se sobrecalienten pueden convertirse en perfectos asesinos… Pero es una imaginación aunada con un dominio de la prosa estupendo, con el manejo de varios idiomas que le permite la creación de vocables que se ajustan como un guante a los nuevos términos que necesita para este mundo tan distinto y tan similar al nuestro.

Hablo de similitudes porque a pesar de estar situada en el futuro habla de temas tremendamente actuales, como la necesidad de gran parte de la población de tener muchos trabajos distintos para poder sobrevivir o la emigración, considerada como la última oportunidad para tanta gente.

Neom es una novela que me ha entusiasmado, así que no dudéis en haceros con ella conforme salga a la venta, estoy segura de que no os decepcionará.

A Restless Truth

Freya Marske tenía por delante un reto con A Restless Truth, la segunda parte de A Marvellous Ligth, una de mis novelas favoritas del año pasado. Y he de decir que lo ha superado con creces, haciendo desaparecer el síndrome de la segunda novela con varias herramientas que usa de forma maestra. Cambia los protagonistas pero mantiene algunos personajes secundarios para que no sea todo extraño. Cambia el escenario, pero mantiene ese aire aristocrático de la sociedad que conforma este universo. Cambia el tipo de misterio, para ofrecernos una asesinato en habitación cerrada. Cambia para que todo permanezca reconocible. Es un gran acierto.

La protagonista de la historia es Maud, hermana de Robyn a quien ya conocimos en la primera entrega, que a petición suya se ha desplazado a los Estados Unidos para asegurar una de las piezas del gran contrato sobre el que gira la serie, del que no voy a decir nada más para no caer en el terreno del destripe. Maud tiene una relación estupenda con su hermano, pero no es feliz en su vida porque ha de luchar contra la sociedad para conseguir lo que quiere en su vida. Todo esto saltará por los aires cuando la señora a la que acompañaba en un viaje trasatlántico aparece muerta aparentemente por causas mágicas y debe iniciar una investigación al respecto.

Marske juega mucho con los equilibrios de poder en el desarrollo de la novela, más que con el secreto de quiénes son los enemigos, algo que se desvela relativamente pronto en la trama. Es esta especie de juego caballeresco, en el que se han de mantener las formas ante todo, esta pantomima de la alta sociedad, lo que llena de divertimento la novela. Se busca el escándalo en ocasiones para ocultar otras intenciones, se chismorrea, se habla veladamente de las necesidades económicas de familias venidas a menos… Es un delicioso ejemplo de lo que la fantasy of manners puede llegar a ofrecer.

Las novedades y explicaciones que ofrece la autora en esta ocasión relacionadas con el mundo mágico resultan también muy adecuadas, porque la utilización de anillos para fijar los conjuros que se hace en Estados Unidos pero no en Inglaterra nos hace pensar en la innovación de la que hacen gala las antiguas colonias frente al inmovilismo de las pesadas tradiciones la pérfida Albión.

La narración del audiolibro se adapta como anillo al dedo (nunca mejor dicho) al ritmo del libro, con una Aysha Kala en estado de gracia.

No puedo dejar de recomendar una novela brillante y ligera, entretenidísima para disfrutar de una fantasía bien hecha.

Ocean’s Echo

Con lo que me gustó Winter’s Orbit ha sido una tremenda decepción leer Ocean’s Echo y ver que no lograba conectar con la novela en ningún momento. Vale que la única relación con la otra novela es estar situada en el mismo universo, pero la autora es la misma, algún parecido tendría que haber…

Unos experimentos llevados a cabo hace una generación dotaron a algunos humanos del universo de Ocean’s Echo de capacidades telepáticas. Los arquitectos son capaces de forzar a otras personas a realizar lo que ellos deseen y los vilipendiados lectores son capaces de leer los pensamientos. La combinación de ambos resulta de gran utilidad para la navegación espacial y es por ello que los más escasos lectores con suficiente poder son obligados a alistarse. No es de extrañar pues que la novela comience con las andanzas de un lector que vive a la fuga para no sufrir esta conscripción, a pesar de pertenecer a una de las familias más poderosas del mundo.

El otro protagonista es un arquitecto militar, de moral inquebrantable pero de problemática ascendencia que coarta sus posibilidades de ascenso. Las maquinaciones de las altas esferas, disfrazadas de casualidad, los pondrán en contacto y se verán obligados a fingir ser lo que no son para continuar con su vida.

La trama, como os habréis dado cuenta, parece un poco (o un mucho) de película alemana de sesión de tarde. Y es así si no fuera por el escenario galáctico y los poderes mentales, pero en el fondo es lo mismo. Everina Maxwell sabe cómo forzar las situaciones y cómo llevar a sus personajes de una situación a otra para que vayan descubriendo la verdadera personalidad del otro y que todo acabe como tenga que acabar, pero a mí no han conseguido convencerme. Me parece muy impostada la relación, muy alambicada la intriga y muy cansina la historia. No tenía ganas de seguir leyendo lo que les pasaba a estos dos, señal clara de que el libro no me estaba convenciendo.

Es más que probable que a otros lectores esos muros que a mí se me antojaban insalvables les resulten meros desniveles en el camino, que se centren en la historia de amor y les resulte atractiva, o que consideren que el mundo en que se desarrolla la narración merece la pena, pero a mí me ha resultado imposible.

Will Do Magic for Small Change

Dentro de las lecturas para #LeoAutorasOct tenía pensado escuchar algo de fantasía menos convencional, así que pensé que Will Do Magic for Small Change me vendría como anillo al dedo, con una sinopsis bastante atractiva, que incluye aliens de otras dimensiones que vienen a la nuestra. Ahí he de reconocer que me equivoqué por que el sentido de alien en inglés no es el mismo que el que yo le daba en español, pero es que aparte de esto, la historia está muy deslavazada y me resultaba difícil de seguir, sin llegar a atraparme en ninguna de las dos líneas temporales que utiliza la autora Andrea Hairston.

La novela está protagonizada por la nieta de Redwood y Wildfire, cuya historia también ha contado ya Hairston en otra novela y que quizá debería haber leído antes, pero no he encontrado un orden de lectura sugerido y no fui consciente de este hecho hasta bien avanzada la lectura.

Cinnamon recibe como “herencia” tras el fallecimiento de su hermano The Chronicles of the Wanderer, un libro del que iremos leyendo capítulos en otro momento temporal que pueden llegar a enlazar o no con la propia historia de Cinnamon. The Chronicles relata los azares de ese misterioso alien a final del siglo XIX y resulta muy atractivo el uso que la autora hace de la mitología yoruba y de la cultura africana en general, por ejemplo con las referencias a las mascaradas, de las que también hablaba Nnedi Okorafor en su saga Binti. Pero a pesar del interés del escenario, la ejecución me parece bastante pobre. Es una pena porque me hubiera interesado mucho ver cómo se desarrollaba la historia de una protagonista con tanta fuerza como Cinnamon, pero resulta muy difícil mantener el interés en la historia cuando la propia prosa te va sacando fuera de la lectura. Y eso que yo he escuchado la versión en audio de la obra, interpretada por Tamika Katon-Donegal y Andre Santana, pero aún así resultaba difícil mantener el hilo.

Otros temas que se tocan y que podrían resultar del interés del lector son la sexualidad fluida y el poliamor, pero como digo son buenos mimbres que dan lugar a una obra incompleta.

Me temo que dejaré la obra de Andrea Hairston en barbecho de momento.