Unidentified Funny Objects 1

ufocover5001-200x300Por una de esas casualidades que pasan a veces, leí en primer lugar la segunda entrega de este UFO (Unidentified Funny Objects). Como me gustó, decidí leer la primera parte, que ha resultado bastante decepcionante en comparación. A continuación, comento cada relato de la antología recopilada por Alex Shvartsman del que podéis leer una entrevista aquí.

Timber! de Scott Almes

El relato gira en torno a la protección de un bosque de madera mágica y cómo se intenta burlar a los ecologistas para seguir utilizando este recurso. Me parece una forma un tanto fría de comenzar la antología.

The Alien Invasion as Seen in the Twitter Stream of @dweebless  de Jake Kerr

En pocas páginas el autor pasa por encima de los trolls, Twitter y de paso, Nickelback. Tronchante.

Dreaming Harry de Stephanie Burgis

Tener un hijo con una imaginación muy, pero que muy vívida gracias a un experimento es el día a día de la protagonista de esta historia. Tanto que hay que racionarle los libros a los que tiene acceso para que sus padres puedan dormir por las noches.

La base de la historia es buena, quizá basada en el Cortexiphan de Fringe, pero la resolución no lo es tanto porque  la prosa es un tanto embarullada. Aun así, merece la pena.

James Beamon: Fight Finale from the Near Future

Un relato corto y poco llamativo sobre superagentes especiales con la misión de salvar el mundo. Prescindible.

Temporal Shimmies de Jennifer Pelland

Típico relato de paradojas temporales que juega con cambiar el pasado conociendo el futuro. Es previsible y no excesivamente divertido (¿en qué cabeza cabe cambiar la física por la danza del vientre?).

The Day They Repossessed My Zombies de K.G. Jewell

No es la primera vez y creo que no será la última en la que se utilizan los zombies como sinónimo de trabajadores esclavos, pero al menos en esta ocasión lo hacen en clave de humor, con una historia bien pensada y bien cerrada.

Moon Landing de Lavie Tidhar

El israelí parece especializado en utilizar realidades alternativas en sus narraciones, pero en esta ocasión el hecho que provoca los cambios es algo tan simple como lanzar una moneda al aire para decidir quién será el primer hombre en la Luna. La fértil imaginación de Tidhar pone lo demás.

The Last Dragon Slayer de Chuck Rothman

La receta para “The Last Dragon Slayer” es tomar todos los elementos habituales de la fantasía más clásica (el dragón, el héroe por accidente, el rey…) y darles la vuelta en clave cómica para reírnos de los tópicos. A Chuck Rothman le sale realmente bien.

The Venus of Willendorf de Deborah Walker

Un chascarrillo poco ocurrente sobre las personificaciones de los dioses que no me ha gustado.

Love Thy Neighbors de Ken Liu

Un “alegato” ecologista que canta loas y alabanzas a la recombinación genética desde una perspectiva irónica en una entrevista televisiva. Ken Liu y su amplia variedad de registros escribiendo no deja de sorprenderme.

The Alchemist’s Children de Nathaniel Lee

El enfrentamiento entre la ciencia y la magia en un matrimonio puede dar lugar a diferencias irreconciliables. Me ha encantado esta búsqueda de su padre alquimista por parte de una hija que casi no le recuerda tras la separación. De hecho se me ha hecho muy  corto, es una pena que no siguiera explorando las posibilidades de la historia.

The Fifty-One Suitors of Princess Jamatpie de Leah Cypess

La difícil elección entre los candidatos a casarse con la princesa Jamatpie permite a Leah Cypess desmontar todas las teorías sobre el destino manifiesto de la heredera del reino. Un pasatiempo divertido.

If You Act Now de Sergey Lukianenko

La visita de los extraterrestres con intereses negociadores deja claro las prioridades de las naciones terrestres. Me esperaba más del cuento de Lukianenko, que es bastante previsible.

No Silver Lining de Zach Shephard

Muy corto, un chiste sobre competiciones entre criaturas fantásticas con un punto chisposo al final.

Go Karts of the Gods de Michael Kurland

Este relato me parece directamente malo, buscando casualidades se puede justificar cualquier cosa. No tiene ni pies ni cabeza.

My Kingdom for a Horse de Stephen D. Rogers

Utilizando la típica frase de “¡Mi reino por un caballo!”, el autor nos cuenta una anécdota sobre un vendedor de caballos. Prescindible.

Cake from Mars de Marko Kloos

El gobierno religioso en la Tierra impone severas sanciones a cualquier tipo de conducta impúdica, por lo que cuando el padre del protagonista le pide a su hijo como regalo de cumpleaños una tarta de azúcar gigante con una prostituta dentro, el desafío es de dimensiones planetarias. La idea tiene su aquel y las exageraciones hacen que te rías, pero no tiene nada más.

An Unchanted Sword de Jeff Stehman

Un relato muy corto que se mofa de la profusión de armas encantadas en la fantasía con un toque aleccionador.

The Real Thing de Don Sakers

Una llamada a la protección  medioambiental, pero siempre obteniendo un beneficio.

2001 Revisited via 1969 de  Bruce Golden

Ni lo he entendido, ni tiene gracia.

First Date de Jamie Lackey

Si una noche te encuentras con tu hermano que se ha convertido en hombre lobo, lo mejor que te puede pasar es que te salve un cazador de monstrous. Si encima resulta que el cazador es atractivo, es un valor añadido. Esta curiosa primera cita ha conseguido arrancarme una sonrisa, algo que no pueden decir todos los relatos de esta antología.

One-Hand Tantra de Ferrett Steinmetz

Este relato sí que es divertido por lo original de su planteamiento mágico (que no voy a revelar para no destapar la sorpresa) y además por el desarrollo, lleno de guiños y bromas. Muy divertido.

Of Mat and Math de Anatoly Belilovsky

Este es un relato de difícil comprensión sobre matemáticas y ruso. No me ha hecho gracia y creo que eso es lo peor que se puede decir de un relato incluido en esta antología.

All I Want for Christmas de Siobhan Gallagher

Relato muy cortito que queda en una broma passable.

The Velveteen Golem de David Sklar

Basándose en un juego de palabras irreal nos cuentan la historia de un pueblo judía en la Rusia zarista que recurre a un golem para defenderse.

The Working Stiff de Matt Mikalatos

Divertida historia del hijo de Van Helsing que por suerte o por desgracia no puede seguir los pasos de su padre, pero que se sigue enfrentado a vampiros…o ayudándoles, no queda del todo claro. La segunda entrega de sus aventuras está en UFO 2.

Worm’s Eye View de Jody Lynn Nye

Se ve que el editor ha reservado las mejores historias para el final, porque esta antología que no está resultando muy buena si está teniendo un buen remate. En este caso una policía ha de servir como receptáculo para un alienígena en una investigación por asesinato. La segunda entrega de sus aventuras está en UFO 2 y una vez que conoces a los personajes y su trasfondo, la historia mejora.

The Secret Life of Sleeping Beauty de Charity Tahmaseb

En clave similar a la estupenda Fables de Willingham, aquí tenemos la historia de la Bella Durmiente pero algo cambiada para adoptarla a los nuevos tiempos.

El and Al vs. Himmler’s Horrendous Horde from Hell de Mike Resnick

Mike Resnick se deja llevar en esta historia plagada de burlas a los tópicos de la superioridad de la raza aria, pero sin pies ni cabeza. Esperaba más de este autor.

En general me ha resultado una antología menos divertida que UFO 2, aunque tiene algunos momentos buenos que no consiguen elevar el nivel ramplón del libro del que destaca principalmente por los humoristas gráficos Phil Shelby y Mike Jakobsen.

6 respuesta a “Unidentified Funny Objects 1”

  1. Hola. Coincido con tus opiniones en gran parte de los relatos, pero me temo que discrepo sobre todo en uno, “Of Mat and Math”, que posiblemente es mi favorito de toda la antología. Ya sé que es un tanto raro y atípico, pero a mí me hizo mucha gracia. Tanta, que fue el que elegí para traducir e incluir en el Especial Humor de mi propio blog. Así que (perdona la publicidad) os animo a que lo leáis
    http://cuentosparaalgernon.wordpress.com/2014/08/23/de-mat-y-mates-de-anatoly-belilovsky/
    y luego nos digáis si vosotros también le habéis encontrado la gracia (como yo) o no (como Leti). 😉

    1. Encantada de tenerte por aquí. El humor es una cosa muy peculiar y particular. Por supuesto que os animo a leer la traducción de Marcheto, que sabe de lo que habla. Yo estoy dispuesta a volver a leerlo con otros ojos si me decís dónde está la gracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.