Dangerous games

DANGEROUS GAMES BIG

A veces hay que arriesgarse con las lecturas y salirse del terreno que conocemos. Esto fue lo que hice con Dangerous Games, una muy interesante recopilación más tendencia hacia la fantasía oscura que hacia otros géneros.

«Big Man» de Chuck Wendig

El estilo de Wendig es directo, se basa en comparaciones muy vívidas e impactantes. Este relato es un claro ejemplo de sus virtudes. La historia trata sobre enfrentamientos en la carretera, sobre la ira de la conducción. Muchos nos transformamos al volante, dejando que nos guíen los bajos instintos.

«The Yellow Door» de Silvia Moreno-Garcia

Las historias de horror doméstico son las peores, porque suceden en situaciones comunes en las que cualquiera podríamos encontrarnos.  En este caso la adicción al mahjong encubre un juego mucho más peligroso.

«Die» de Lavie Tidhar

Tidhar nos muestra una serie de enfrentamientos donde se manifiesta la futilidad de la competición. Para reflexionar.

«Chrysalises» de Benjanun Sriduangkaew

La guerra  como el juego al que juegan los generales no es ninguna idea nueva. Sin embargo, Benjanun cambia el tópico de la historia con la inclusión de dos líneas temporales relacionadas y con uno de sus temas fetiche, los insectos. Conforma una historia inquietante.

«South Mountain» de Paul Kearney

Este relato sobre la recreación de batallas históricas aunque previsible no deja de ser entretenido y evocador. La lucha por las libertades no conoce límites en el tiempo.

«The Game Changer» de Libby McGugan

Un relato muy sentimental sobre la batalla de un niño contra el cáncer. El comienzo y el desarrollo de la historia es conmovedor, aunque el final es banal.

«Distinguishing Characteristics» de Yoon Ha Lee

Un relato en el que se describe una partida de rol, con la información tan sesgada y tan extraño que no estoy segura de haberlo comprendido.

«Captain Zzapp!!! – Space Hero from 3000 AD» de Gary Northfield

Un cómic bastante plano, con un guión descafeinado y un dibujo demasiado esquemático. No entiendo su inclusión en el libro.

«Death Pool» de Melanie Tem

Inquietante historia sobre apuestas sobre la muerte de los demás. Los juegos mentales nos afectan más de lo que creemos.

«The Bone Man’s Bride» de Hillary Monahan

Horrible historia sobre el acuerdo al que llega un pueblo para alcanzar su bienestar. Lo más terrible del relato es que están dispuestos a ofrecer una sacrificio con la complacencia de todos los habitantes.

«Honourable Mention» de Tade Thompson

La lección final que se aprende con este relato es que Jugar con la privación del sueño es peligroso. El desarrollo me parece bastante conseguido pero el final me decepciona.

«Loser» de Rebecca Levene

Conforme voy avanzando en la lectura de este libro, me parece que los relatos se van volviendo más agresivos, incluso gore. Por eso cada vez me cuesta más seguir leyendo, aunque esta historia de Rebecca Levene merece la pena, si se es capaz de sobrellevar la violencia explícita.

«Two Sit Down, One Stands Up» de Ivo Stourton

No me ha convencido este relato sobre un juego tan conocido como es la ruleta rusa, con una variante para hacerlo más interesante.

«Ready or Not» de Gary McMahon

Previsible, muy previsible este relato que hace que no veamos el juego del escondite con los mismos ojos.

«The Monogamy of Wild Beasts» de Robert Shearman

Una historia situada en el arca de Noé, con un comienzo poco convencional y un desarrollo aún más raro. No me ha gustado nada.

«The Stranger Cards» de Nik Vincent

Hay pocos juegos de cartas en esta recopilación pero este utiliza un solitario muy peligroso.

«All Things Fall Apart and Are Built Again» de Helen Marshall

Otro horrible relato de terror, con demonios y zombies. Para mí, insoportable.

«Lefty Plays Bridge,» de Pat Cadigan

Aunque está escrito con el oficio que caracteriza a Pat Cadigan, no acabo de entender el significado de esta historia sobre el bridge.

La recopilación que ha hecho Jonathan Oliver resulta muy llamativa, mezclando autores conocidos con otros que no lo son tanto y géneros variados. Aunque algunos relatos me han resultado desagradables, en general estoy contenta de haber hecho esta incursión fuera de mis pastos habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.