Mightier than the Sword

Espero cada nueva publicación de KJ Parker como agua de mayo, porque mezcla un humor inteligente y unas historias muy interesantes. Además Mightier than the Sword está situada en su mundo del Invincible Sun, un escenario tan vasto como desconocido, al que va añadiendo profundidad con pequeñas pinceladas en forma de novellas.

La historia está narrada desde el punto de vista del sobrino del emperador, al que encargan investigar los asaltos a los monasterios de una remota provincia. Nadie sabe de dónde vienen los agresores ni cuál es el botín que pretenden obtener de estos recintos.

Esta primera persona habilita a Parker para ponernos en la mente de un personaje contradictorio, capaz de encabezar un escaramuza arriesgando su vida como de conocer gran cantidad de citas y libros sin ser un erudito. Además, le permite crear chanzas a costa de su incomprensión de algunas situaciones, mientras sigue esa “ruta turística” en páramos olvidados, pasando de reducto en reducto hasta que casi es incapaz de dsitinguir unos de otros.

Con estos cimientos, se podría haber creado una historia llamativa, pero Parker se queda a medio camino. Aún siendo divertida, resulta tópica en su resolución y poco sorprendente en su desarrollo. Faltan las cuestiones filosóficas que tanto me dieron que pensar en Academic Exercises y al protagonista le falta algo de carisma, sobre todo cuando algunos problemas los arregla a base de talonario. De hecho, me parece mucho más atractiva su tía, que mientras maquina las alianzas imperiales se dedica a hacer calceta, como toda hacendosa mujer de su casa que se precie, aunque tu casa sea el Palacio Imperial. Los demás personajes aparecen muy deslucidos, meros comparsas para el lucimiento del protagonista.

Lo que sí me encanta de Mightier than the Sword  es el AMOR que desprende por los libros. La protección de la sabiduría es el principal objetivo de los monjes y copiar los libros para que se pueda seguir transmitiendo el saber a las generaciones venideras es su labor. El tono casi reverencial con el que se refieren a los incunables, o frases más sencillas pero henchidas de sentido homenajeando los conocimientos de los sabios anteriores han resultado ser una alegría para mis ojos.

Mightier than the Sword no cumple todas las expectativas que tenía puestas en ella, pero sí que es una lectura agradable.

2 opiniones en “Mightier than the Sword”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *