The time traveller’s almanac (III)

timetravelersalmanacTercera entrega de la reseña de este libro. (1 y 2)

Trousseau, Fashion for Time Travelers de Genevieve Valentine

Ensayo sobre la dificultad de elegir vestimenta para el viaje en el tiempo. Prescindible.

MAZES AND TRAPS

“The Clock That Went Backwards” de Edward Page Mitchell

Entiendo el valor histórico de este primer relato publicado de viajes en el tiempo y sorprendentemente, no ha envejecido excesivamente mal. Otra cosa es que la sensibilidad actual sea la misma que cuando vio la luz.

“Yesterday Was Monday” de Theodore Sturgeon

No ha envejecido bien esta historia, que quizá en su momento fue novedosa pero que ahora no resulta llamativa. La vida como escenario en el que se actúa para un público desconocido.

“Is There Anybody There?” de Kim Newman

Curiosa historia en la que se mezcla la tecnología moderna con las sesiones de espiritismo con un resultado muy satisfactorio.

“Fish Night” de Joe Lansdale

Esta historia es casi weird por su uso de imágenes tan extrañas como peces fantasmas. No me ha convencido.

“The Lost Pilgrim” de Gene Wolfe

Espectacular relato de un grandísimo escritor como es Wolfe. Me encanta la idea con la que juega, el narrador en el que no se puede confiar con lagunas de memoria como en Soldado en la niebla. Me encanta la mitología así que este relato parece hecho en especial para mí.

“Palindromic” de Peter Crowther

Con un estilo muy pulp, este relato toma conceptos distintos de tiempo y los reúne en un mismo lugar.  El resultado final no es sorprendente.

“Augusta Prima” de Karin Tidbeck

Me resulta muy difícil entender las historias de Tidbeck. No niego que están escritas con una prosa bella, pero muchas veces el significado se me escapa. En esta ocasión, vemos como el tiempo puede afectar a las criaturas mágicas, que se creían inmunes a su paso.

“Life Trap” de Barrington J Bayley

Aunque la idea de una flecha temporal circular puede parecer interesante a priori, los métodos usados por los protagonistas para conseguir la información me parecen totalmente inadecuados y la conclusión, aburrida.

“The Lost Continent” de Greg Egan

Con un gran contenido social, este relato asemeja las dificultades que ahora mismo sufren los emigrantes a otros países con las que sufrirían los emigrantes a otros tiempos. Gobiernos capaces de ceder la soberanía de terrenos con tal de no tener que hacer frente a las «cargas» que conllevan los refugiados políticos, el drama de la separación de la familia con tal de sobrevivir… Para reflexionar y mucho sobre nuestros privilegios.

“The Mouse Ran Down” de Adrian Tchaikovsky

Relato típico pero bien ejecutado de huidas a través del tiempo. Los humanos han destruido el tejido espacio temporal y solo les queda huir a fragmentos del tiempo que se repiten en un bucle infinito.

“The Great Clock” de Langdon Jones

Enmarcado en la new wave, este agobiante relato trata sobre los entresijos del tiempo, una maquinaria precisa que necesita de cuidados especiales para seguir funcionando.

“Traveller’s Rest” de David Masson

Jugando con las distintas velocidades a las que transcurre el tiempo en un mismo planeta, David Masson plantea un relato ciertamente curioso.

“Delhi” de Vandana Singh

El principal interés del relato reside en la representación de la ciudad de Nueva Delhi a través del tiempo. Mediante pinceladas vemos flashes de una cultura milenaria.

“Come-From-Aways” de Tony Pi

Para dar una base científica a la posibilidad de la llegada de un viajero en el tiempo a las costas canadienses, se decide estudiar su dialecto. La experta lingüista encargada descubrirá más de lo que esperaba al estudiar al viajero. Sensible y agradable.

“Terminós” de Dean Francis Alfar

Escrito de una forma bastante experimental como un collage inverso tiene algunas imágenes poderosas (la tienda en que se compra y vende el tiempo) pero al final no convence.

“The Weed of Time” de Norman Spinrad

Con un marcado tono experimental, se relata la vida del protagonista, que existe simultáneamente en toda la línea temporal de su existencia debido a la ingesta de una planta alienígena.

“The Waitabits” de Eric Frank Russell

Basado en un concepto que guarda cierta similitud con el desarrollado por Vernor Vinge en Un abismo en el cielo, pero mucho menos interesante. Los intrépidos exploradores espaciales humanos se encontrarán ante la horma de su zapato, con una civilización tan lenta que es imposible comunicarse con ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.