Redshirts

redshirtsNo había leído ninguna de las novelas nominadas al Hugo para este año y como ya me ha llegado el Hugo Voter Packet me he puesto manos a la obra para poder elegir mis votos con conocimiento de causa.

Decidí empezar con «Redshirts» porque gran parte de lo que he leído de Scalzi es entretenido y se lee volando, así que pensé que sería una buena forma de comenzar con los deberes.

Efectivamente el libro es divertido y se lee realmente rápido, pero me temo que del mismo modo es poco profundo y olvidable.

Redshirt es un término acuñado por los fans de Star Trek. En la serie original, casi siempre que había una misión fuera de la Enterprise en la que participaran alguno de los personajes principales iban acompañados de algún extra, generalmente con uniforme rojo. De forma predecible este personaje acababa muriendo de la forma más absurda para añadir tensión al episodio.

Esta novela nos cuenta la historia de un grupo de estos personajes secundarios que a bordo de la nave Intrepid intentan sobrevivir, generalmente esquivando estas misiones suicidas.

El comienzo de la novela y la presentación de los personajes ya deja entrever qué papeles tendrá asignado cada uno, el inteligente jefe del grupo será Dahl, la necesaria presencia femenina la pondrá Duvall y así hasta completar los cinco personajes sobre los que girará la trama. Hasta aquí nada novedoso.

Quizá la parte original sea el ejercicio metaficcional que realiza Scalzi, ya que todo lo que pasa a bordo del Intrepid es en realidad el resultado de una serie televisiva  del estilo de Star Trek que tiene lugar en nuestra realidad. Cuando los personajes descubren esto, deciden acabar con la serie de alguna forma para alargar su esperanza de vida.

Y ésa es la novela, repleta de tópicos de la ciencia ficción (pero para mí, de la ciencia ficción mala) como viajes en el tiempo, misiones de paz, contactos con alienígenas, ciencia inexplicable…

La historia se salva un poco, pero solo un poco, gracias a las codas que se incluyen al final, donde Scalzi utiliza la primera, la segunda y la tercera persona para ahondar sobre ciertos cabos sueltos que quedan fuera de la trama principal. Me gusta especialmente la tercera, a pesar de ser muy previsible, por la forma de tratar el sentimiento de pérdida y la esperanza.

En resumen, un pasapáginas entretenido para pasar el rato, pero creo que no es merecedor de una nominación a los premios Hugo.

7 respuestas a «Redshirts»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.