Wolf at the door

WOLFATTHEDOORAunque este libro se anuncia como YA, no tengo muy claro que con una protagonista madre de dos hijos el público objetivo sea el juvenil. Lo que sí tengo claro es que esta fantasía urbana situada en la exótica (para nosotros) Singapur es algo distinto a lo que estamos acostumbrados, y los cambios se agradecen.

El mundo real en el que todos vivimos está poblado de seres míticos: elfos, personas que cambian su forma a animales tan variopintos como lobos, zorros, dragones… Pero los que no tenemos las capacidades sensoriales necesarias no somos capaces de distinguirlos.

La narración de esta novela es desde el punto de vista de Jan Xu, una joven madre cuya familia tiene la capacidad de transformarse en lobo. Su hermana Marianne, sin embargo, no tiene esta capacidad y tras varios años viviendo en el Reino Unido vuelve a Singapur con Steve, cabeza visible de una fundación para la reintroducción del lobo en los bosques británicos. Jan Xu desconfía instintivamente de Steve, pero quiere mejorar su relación fraterna con Marianne.

La narración simultanea dos líneas temporales. Una se sitúa en la juventud de la protagonista, cuando junto con otros miembros de la Myriad (este conjunto de seres “mágicos” por definirlos de alguna manera) formó la Gang of Four, con la que se dedicaban a defender el mundo de los espíritus malignos. La otra es en la actualidad, donde vemos cómo se desarrollan los conflictos provocados por la vuelta de Marianne al país. Por desgracia, las dos líneas no están claramente diferenciadas y a veces es necesario un esfuerzo por parte del lector para situarse.

La parte actual me parece más interesante que la otra, que se utiliza como recurso para dar consistencia al pasado y tal vez justificar alguna de las decisiones posteriores, pero sin llegar a ser redonda. La trama es bastante obvia desde el principio, en esto no hay sorpresas.

Se nota que Joyce Chng conoce Singapur y esto se ve reflejado en la descripción de la ciudad y en pequeños detalles como la referencia al singlish. Me parece muy acertada la yuxtaposición de emociones animales y humanas cuando los personajes se encuentran en su forma animal. También se enfatiza mucho el papel familiar de los lobos, por ejemplo se ve cómo los padres de Jan son la pareja alfa del clan y cómo se ayudan unos a otros, cómo se acepta a su marido Ming aunque no sea lobo… Le da un aspecto creíble a la multitud de relaciones interpersonales que aparecen en el libro.

Si te gusta la fantasía urbana y quieres probar algo que no esté situado en el típico escenario que todos conocemos, deberías darle una oportunidad a “Wolf at the door”. Te lo pasarás bien.

5 respuesta a “Wolf at the door”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.