Tamaruq

TamaruqUK-Me he sentido algo decepcionada con Tamaruq, la finalización de la trilogía Osiris Project. E.J. Swift me parece una autora que tiene cosas interesantes que contar, pero no sé si la necesidad de finalizar las historias o algún otro problema han hecho que el producto final sea apresurado y endeble.

En las dos entregas anteriores la caracterización de los personajes y sobre todo la descripción de un mundo desolado resultaban cautivadores. Sin embargo en Tamaruq no vemos nada de esto. Aunque visitamos nuevos decorados, son descritos tan someramente que no nos podemos hacer una imagen mental.

La prosa de Swift, normalmente muy trabajada, aparece algo deslavazada en la narración. Parecería escrito con urgencia, como con ganas de finalizar.

Resulta agradable volver a encontrar a personajes que ya conocíamos de las dos entregas anteriores, pero también se presentan algunos nuevos que juegan un papel decisivo en la trama y que tampoco están muy bien definidos (El Tiburón, los enviados africanos..).

Por poner un símil meteorológico, todo el libro parece envuelto en una bruma que impide disfrutar de la lectura.

La finalización de la historia tampoco acaba de ser satisfactoria, son necesarias muchas casualidades para que todos los protagonistas confluyan  en Osiris, en una suerte de serpiente Uróboros que hace que todo acabe donde comenzó.

Existen algunos aspectos positivos en el libro que no quiero dejar de destacar. El mensaje de ecologismo que podemos ver en cada página es importante y acertado, así como la crítica nada velada a las intrigas y luchas por el poder. También se mencionan los riesgos de la experimentación científica aunque en este aspecto se cae en un maniqueísmo exagerado.

La autora consigue mediante la utilización de distintas voces (los propios pensamientos de los protagonistas, emisiones de radios, diarios secretos, actas de reuniones…) cambiar el ritmo de la lectura, algo muy de agradecer ya que si de algo adolecían las entregas anteriores era un ritmo poco conseguido. Sin embargo, creo que en el camino ha sacrificado su prosa precisa, así que dudo que hayamos salido ganando con el cambio.

Me gustaría que la finalización de la trilogía hubiera sido más satisfactoria, pero por desgracia no ha sido así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.