The Outside

He acabado gratamente sorprendida la lectura de The Outside, un libro que se sale claramente de mi zona de confort por sus referencias a horrores lovecraftianos, pero que trata temas de especulación muy interesantes y con una protagonista autista como en A las puertas de la nada de Corinne Duyvis. Y eso que la primera vez que empecé a leerla la tuve que dejar de lado porque no acababa de convencerme la lectura.

Sin embargo, una vez superada esa primera parte quizá de difícil comprensión (sin llegar a los niveles del primer libro del Hexarcado de Yoon Ha Lee, por ejemplo) el libro comienza a fluir. No digo que se convierta en un paseo por el campo, pero sí que comienza a tener una lógica interna que te permite disfrutar de una historia bastante dura con sus momentos de puro horror cósmico. Y eso es un gran mérito por parte de la autora, al menos para alguien como yo que no se acerca al terror muy a menudo.

En el universo que nos describe Ada Hoffman hay colonias humanas esparcidas por distintos mundos y estructuras orbitales, en cierto modo supeditadas a la voluntad de los dioses, que son computadores cuánticos evolucionados hasta ser prácticamente indistinguibles de los antiguos dioses. La estructura de poder de los dioses, apoyándose en arcángeles y otros humanos evolucionados con tecnología cuántica también resulta muy interesante.

Me gusta mucho la idea de que el desarrollo tecnológico que no cumple los estándares estipulados por los dioses se consideren herejías, como las afirmaciones de Servet o Galileo en su momento (se ve que aunque estemos en un futuro bastante lejano no hemos evolucionado tanto como especie). Aunque claro, cuando esta tecnología puntera puede dar rienda suelta a la presencia de horrores cósmicos en la puerta de al lado de tu casa, empieza a entenderse las restricciones a la investigación.

Es importante la especulación que realiza la autora, con ciencia ficción dura que se adentra en terrenos metafísicos, porque pone en juego la cordura del científico que osa andar esos caminos. Y qué maravilla que sea necesaria una estructura neuronal atípica para ser capaz de dar esos saltos intuitivos vetados al resto de los mortales. También es destacable la relación que la protagonista mantiene con su mentora, huida por sus ideas heréticas y también especial por esas mismas especulaciones. Vemos un juego del gato y el ratón, una persecución quizá ya dictada de antemano por fuerzas superiores que escapan a su comprensión pero que consigue mantener nuestra atención.

Quizá el punto débil del libro sea la relación amorosa en la que está inmersa la protagonista, que parece un poco de quita y pon, según la necesite o no la autora. También es posible que a mí no me haya parecido suficiente fascinada como estaba por los otros acontecimientos que se iban desplegando ante mí.

The Outside no es un para nada una lectura fácil, pero creo que si recompensa el esfuerzo invertido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.