The dreaming void

200px-DreamingvoidComo ya me leí The abyss beyond dreams y quisiera hacer lo propio con The Night Without Stars, me hice el firme propósito de leer en algún momento la trilogía del vacío, Este empeño no es banal, se trata de tres libros de considerable volumen que requieren bastante tiempo, pero con la prosa ágil de Hamilton se hacen llevaderos.

La narración esta dividida en dos partes. Por un lado, vemos cómo se ha desarrollado el universo de la Commonwealth después de la Starflyer War. Por otro lado, asistimos a la narración de los sueños de Íñigo, que tiene una extraña relación telepática con Edeard, habitante de Querencia, un mundo dentro del Vacío con un sociedad feudal.

El principal problema de The dreaming void es que el interés de la narración de ambas partes está claramente desequilibrado. Mientras que en el mundo de la Commonwealth asistimos a luchas intestinas entre diversas facciones todopoderosas en Querencia vemos una historia muchísimo más típica de lucha por la supervivencia en un entorno casi medieval.

Tampoco ayuda al equilibrio de la historia que en una parte volvamos a encontrarnos con viejos conocidos como Paula Myo o Gore Burnelli, mientras que la historia de Edeard todos los personajes son nuevos y no te da tiempo a tomarles el mismo cariño.

No quiero en ningún momento decir que el libro es malo o aburrido. Muy al contrario, Hamilton vuelve a deleitarnos con aquello que se le da bien: alienigenas asombrosos, eventos de escala galáctica, intrigas, sexo… no falta nada lo que pueda constituir una gran space opera. La lectura es divertida y el ritmo trepidante, y sus muchas páginas pasan volando. Es solo que creo que podría haber sido mejor. Ya os contaré qué tal me va con el siguiente.

2 opiniones en “The dreaming void”

    1. Si, claro. Tienes La estrella de Pandora y Judas desencadenado, así como La caída del dragón. Pero son de La Factoría, así que no sé si serán “encontrables”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *