Portada de Shards of Earth

No hace falta mucho para convencerme de leer lo que escribe Adrian Tchaikovsky, de hecho diría que mi mayor impedimento es LO MUCHO que escribe. Pero es que cuando se anuncia una nueva saga de space opera y con esta belleza de portada, el medidor del hype directamente explota.

Por si la imagen no os había convencido, mirad la sinopsis:

Eighty years ago, Earth was destroyed by an alien ‘Architect’. Some escaped, but millions died. So to protect its colonies, humanity shaped the minds of Idris and others into weapons and sent them into battle. Then the Architects disappeared.

Heroes like Idris have been forgotten, and he’s glad of it. He’d rather retire to a shabby salvage vessel than be anyone’s living weapon. Until this small ship makes a huge discovery.

Hunted by gangsters, governments and spies, Idris and his allies race across the galaxy searching for answers. For they have something of incalculable value that many would kill to obtain. They have proof the Architects are back, and that the war never really ended.

Mi traducción:

Hace ochenta años, la Tierra fue destruida por un alien arquitecto. Algunos escaparon, pero millones murieron. Para proteger sus colonias, la humanidad ha formado las mentes de Idris y otros como armas y los ha mandado a la batalla. Los arquitectos desaparecieron.

Los héroes como Idris han caído en el olvido y a él le parece bien. Prefiere su retiro en una cochambrosa nave de recuperación que ser el arma viviente de nadie. Hasta que su pequeña nave hace un gran descubrimiento.

Perseguido por gánsteres, gobiernos y espías, Idris y sus aliados recorren la galaxia en busca de respuestas, ya que tienen algo de valor incalculable por lo que muchos matarían. Tiene la prueba de que los arquitectos han vuelto y que la guerra nunca llegó a finalizar.

Mi única posible respuesta a esta información sería: ¿cuánto falta para mayo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.