Luna

luna-new-moonNo caigo en ninguna exageración cuando afirmo que Luna : New Moon es uno de los mejores libros del año, hay más gente que opina lo mismo, personas con criterio, con blogs que deberían ser de obligada lectura para cualquier aficionado al género.

Desde aquí solo pretendo aportar mi particular percepción sobre esta novela coral.

Luna no tiene un protagonista per se, se trata de un conglomerado de las historias entrelazadas de muchos personajes, unidos todos por una cosa: el escenario. La superficie de la Luna y su interior, sus recursos y su explotación son la base de la ambición de las familias más poderosas del satélite, los Cinco Dragones.

Resulta muy acertada la forma en que McDonald traslada una estructura casi feudal (con clientelismos, siervos y familias que heredan el poder) al futuro, en un ejercicio similar al que realiza Ian Sales en A prospect of War, con un enfoque mucho más limitado, pero aún así, apasionante.

Las luchas intestinas por el poder entre familias y dentro de las propias familias, con matrimonios de conveniencia y acuerdos comerciales resultan altamente atractivos. Es el espíritu del culebrón venezolano destilado y trasladado al género de la ciencia ficción. Cuidado, es muy adictivo. Realmente cuesta trabajo dejar de leer este libro.

Apasionante también es el escenario. La escasez de recursos de un entorno hostil se ve reflejada nada más llegar allí, cuando verás de forma permanente los cuatro valores que restringirán tu vida: agua, aire, carbono… Todo tiene un precio y todo es negociable, pero todo se ha de pagar, incluso respirar. Esta constante lucha por cubrir las necesidades más básicas es en ocasiones asfixiante (nunca mejor dicho), pero crea el escenario perfecto para saber lo que es luchar por la supervivencia y, por qué no decirlo, por perpetuar la estirpe.

La familia es un pilar fundamental de esta sociedad, al menos en los estratos más altos. Cada uno de los jerarcas que controlan las explotaciones está obsesionado por mantener el poder para en un futuro (lo más lejano posible) legarlo a sus hijos. Esto hace que cualquier insulto a los miembros de cada familia sea incluso más hiriente que perder una negociación empresarial y que se guarde rencor por ello por tiempo insospechado.

Asímismo, merece la pena destacar la sexualidad presente en toda la novela. Los personajes se definen sexualmente a lo largo de todo un espectro de posibilidades, palabras como heterosexual u homosexual se quedan muy cortas a la hora de describir las relaciones y el autor ha de usar palabras prestadas de otros idiomas para encuadrar a cada personaje.Esto da lugar a un juego de poder muy interesante, aunque en ocasiones algo complicado de entender.

Espero que pronto podamos disfrutar de esta novela en español, ya que el nivel de inglés que se requiere para disfrutarlo es bastante elevado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *