Portada de This Is How You Lose the Time War

Después del notición de la publicación de Max Gladstone en España, me da incluso más alegría publicar esta otra noticia, con la portada de su obra en colaboración con Amal El-Mohtar, que se titulará This Is How You Lose the Time War. El libro se publicará el verano del año que viene de la mano de Saga Press.

Ya habíamos hablado de ella con anterioridad, pero ahora os traigo la portada, diseñada por  Greg Stadnyk.

Esta es la sinopsis:

Two time-traveling agents from warring futures, working their way through the past, begin to exchange letters—and fall in love in this thrilling and romantic book from award-winning authors Amal-El Mohtar and Max Gladstone.

Among the ashes of a dying world, an agent of the Commandant finds a letter. It reads: Burn before reading.

Thus begins an unlikely correspondence between two rival agents hellbent on securing the best possible future for their warring factions. Now, what began as a taunt, a battlefield boast, grows into something more. Something epic. Something romantic. Something that could change the past and the future.

Except the discovery of their bond would mean death for each of them. There’s still a war going on, after all. And someone has to win that war. That’s how war works. Right?

Mi traducción:

Dos agentes temporales de futuros en guerra, trabajando su camino en el pasado, comienzan a intercambiar cartas y acaban enamorándose en este apasionante y romántico libro de los premiados Amal-El Mohtar y Max Gladstone.

Entre las cenizas de un mundo moribundo, un agente de Commandant encuentra una carta en la que pone: «Quemar antes de leer».

Así comienza una inesperada correspondencia entre dos agentes rivales dedicados en cuerpo y alma a asegurar el mejor futuro posible para sus facciones enfrentadas. Ahora, lo que comenzó como una broma en el campo de batalla, resulta ser algo más. Algo épico. Algo romántico. Algo que puede cambiar tanto el pasado como el futuro.

El único problema es que el descubrimiento de su unión significaría su muerte. Todavía está teniendo lugar una guerra, al fin y al cabo. Y alguien tiene que ganarla. Así es como funciona la guerra, ¿verdad?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.