The mysterious disappearance of the reluctant book fairy

THE-MYSTERIOUS-DISAPPEARANCE-OF-THE-RELUCTANT-BOOK-FAIRY-ELIZABETH-GEORGEHe de agradecer a Marcheto de Cuentos para Algernon que me avisara sobre esta historia, ya que si no me hubiera pasado desapercibida.

La idea en la que se basa recuerda totalmente a Thurday Next de Jasper Fforde. Una niña descubre asombrada que tiene la capacidad de introducirse en los libros que lee y participar en las tramas. Esta capacidad le permite disfrutar de una infancia que de otro modo hubiera sido aburrida. Todo va bien hasta que quiere zanjar una discusión con una amiga sobre el final de Matar a un ruiseñor introduciéndola en el libro. Todos los compañeros de la escuela querrán entonces su ración de Crepúsculo o su carrera de quidditch, haciendo que Janet acabe renunciando a su don.

La historia avanza en el tiempo mientras Janet va madurando y se encuentra con otros problemas para los que su don no es solución.

Lo que más me ha gustado de The mysterious disappearance of the reluctant book fairy es el tono ligero y divertido con el que la autora trata los hechos de la vida de los personajes, desde la amiga casada con un hombre cuyo único defecto es ser mortalmente aburrido a la familia con tantos hijos que no se molesta en contarlos cuando es la hora de cenar.

Para disfrutar plenamente de este relato hace falta tener algunas lecturas de clásicos de la literatura, pero si tenemos alguna laguna en este campo, no hay nada como echar mano de la wikipedia.

2 respuestas a «The mysterious disappearance of the reluctant book fairy»

  1. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Yo decidí leerlo por casualidad y me resultó una muy agradable sorpresa. Una estupenda lectura veraniega para quienes disfruten con las distancias cortas y medias: bien escrito, divertido, ligero… Eso sí, no dura ni una hora.

Responder a Leticia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.