Triumff: Her Majesty’s Hero, de Dan Abnett

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Storybook Love compuesta por Mark Knopfler para la película La princesa prometida e interpretada por Willy DeVille (SpotifyYoutube)

Para comenzar con mis aportaciones al Especial Humor (que celebramos en colaboración con la estupenda web Cuentos para Algernon), me ha parecido que no había mejor manera que reseñando una de las novelas más divertidas que he leído en los últimos tiempos: Triumff: Her Majesty’s Hero, de Dan Abnett. Aunque Abnett es sobretodo conocido por su labor como guionista de cómics y por sus novelas para franquicias como Warhammer o Doctor Who, también hace, de vez en cuando, sus pinitos escribiendo libros de contenido “original”. Y con muy buen tino, como demuestra en esta obra.

Triumff es una novela de fantasía humorística, con grandes dosis de aventuras de espada y brujería y algunas gotas de ucronía. Una combinación que, en otras manos, podría resultar desastrosa, pero que Abnett hace llegar a muy buen puerto, pese a algunos problemas menores. 

La principal virtud del libro es, por supuesto, que es divertidísimo, repleto de un humor que recuerda a Terry Pratchett y lo supera a veces en la calidad de la prosa. También contiene, por ejemplo, referencias y homenajes a las comedias de William Shakespeare que se integran estupendamente en la historia (por ejemplo, en la representación teatral que coincide con la batalla final). En este sentido, el balance entre humor y desarrollo de la trama es muy adecuado, con una segunda parte que reduce el volumen de bromas en favor del desarrollo de la aventura. 

Los personajes son interesantes y divertidos, tanto en el caso del protagonista (Sir Rupert Triumff) como en de los múltiples secundarios, que muchas veces roban la escena. La ambientación, aunque no demasiado desarrollada, es más que adecuada y resulta intrigante y original (una ucronía en la que las coronas de España e Inglaterra están unidas y el uso de la magia ha impedido el desarrollo científico). Destacan especialmente las escenas de lucha con espada, que son ágiles y divertidas, y recuerdan en ocasiones a esa joya que es La princesa prometida.

La novela, pese a todas estas virtudes, no es perfecta y tiene algunos problemas que serán de mayor o menor importancia según el gusto de cada lector. Para mí, el más destacable es que, aunque en general no es así, algunos de los juegos de palabras son un tanto burdos (por ejemplo, el hecho de que uno de los agentes secretos se llame Clinton Eastwoodho). Además, en ciertos momentos, el constante cambio de escena hace que el ritmo se resienta y hay algunos personajes secundarios con gran potencial que no son aprovechados completamente.

Pese a ello, Triumff es una novela que deja un excelente sabor de boca y que es una magnífica muestra de cómo se pueden mezclar humor y fantasía para formar un producto equilibrado y divertido. Además, las cosas quedan perfectamente dispuestas para que la cosa no se quede aquí, sino que Triumff sea el protagonista de toda una serie. De hecho, me suena haber leído en algún lado que Abnett tenía intención de escribir una secuela. Yo la leería encantado.

No recuerdo quién me recomendó este libro en Twitter hace ya unos añitos. Y es una pena, porque realmente me gustaría agradecérselo personalmente. Pero, en su defecto, lo mejor que puedo hacer es recomedarlo yo a todo el que quiera reírse un rato sin renunciar a leer una historia interesante y llena de fantasía. Os puedo asegurar que con Triumff la diversión está garantizada.

Nota: Reseña procedente de Sense of Wonder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.