¿Dónde están las naves espaciales?

navesHay veces en que nos preguntan : ¿se puede escribir buena ciencia ficción en español? La respuesta es sí, por supuesto, la buena literatura no está limitada a un solo idioma. Para que nos sirva como ejemplo solo tenemos que hacernos con un ejemplar de ¿Dónde están las naves espaciales?

Este libro llegó por casualidad a mis manos, y como es realmente corto lo pude disfrutar en una mañana.

Me gusta en lenguaje dulce en el que está escrito, me gusta su forma de reflejar la infancia oprimida de un joven tímido pero ilusionado, la inocencia quebrada que da paso a la madurez… pero sin duda lo que más me gusta es ese sentimiento de anhelo, de necesidad de expandir los horizontes. Esa curiosidad innata al ser humano, ese ansia que nos ha impulsado y nos impulsa siempre hacia delante, ese espíritu inconformista que nos hace avanzar contra viento y marea, buscando romper las últimas barreras, enfrentarnos a lo desconocido sin dar un paso atrás.

En el mejor espíritu de divulgadores de sobra conocidos como Carl Sagan o Isaac Asimov, Victor Guisado aprovecha para introducir algunas nociones científicas para sustentar su historia, algo que también es digno de mención.

¿Dónde están las naves espaciales? un relato de inocencia y madurez unidos indisolublemente por la nostalgia del infinito.

ACTUALIZACIÓN :  Me informan desde la Tercera Fundación que hay una edición especial de este libro en papel de la que quedan ejemplares en Gigamesh. He actualizado la portada con la imagen de esta edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *