Conclusiones sobre #leoautorasoct

Este año mi reto para #leoautorasoct era compaginar novedades con algunas obras que desde hace tiempo quería leer pero nunca encontraba el momento adecuado para hacerlo.

De los siete libros que he tenido tiempo de terminar antes de que empezara noviembre (otros se han quedado a medias), cinco eran novedades y dos eran libros más antiguos. Si tenemos en cuanta que los tres que estoy leyendo ahora mismo no han sido publicados este año, el resultado es una paridad que ya quisiera yo haber conseguido en mis lecturas de todo el año. Por esa parte al menos objetivo conseguido.

Estos han sido los libros finalizados:

Despertares

Winterglass

A Taste of Marrow

After Swarm

Autonomous

The Bohr Maker

Starlings

Y estos los que no me ha dado tiempo:

The Goblin Emperor

The Snow Queen

What makes this books so great?

En cuanto a las sensaciones que me ha dejado #leoautorasoct, tengo un poco de mezcla. Me gusta haber dedicado un mes solo a autoras, pero aún así no he conseguido “compensar” los libros leídos el resto del año, de forma que no he llegado todavía al 50% hombres y 50% mujeres que creo que debería ser lo normal, aunque me he acercado mucho. También he de decir, que he sentido muy acusadamente las ganas de estar leyendo otra cosa a pesar de estar disfrutando de la lectura actual (unos sentimientos que muchos lectores empedernidos sufren, según me consta). Que esto sea debido a las imposiciones de #leoautorasoct o a mi propia inquietud lectora es algo que debo analizar más en profundidad.

En referencia a las temáticas, también hay que reconocer que excepto por una curiosa repetición de adaptaciones del cuento de la reina de hielo, los libros son muy diferentes entre sí, algo que celebro. Tenemos desde el precursor del nanopunk a un libro de “ensayos” sobre libros, pasando por una fantasía más al uso con goblins y elfos. Quizá el fallo haya sido la escasa representación patria, algo que me propongo solucionar en breve con Horizonte Lunar. Algunos relatos cortos aunque predominan las novelas, siendo esto también ejemplo de que hay autoras que escriben en el formato más adecuado para sus ideas.

En cuanto a la calidad, las obras escogidas han sido lo suficientemente variadas como para que me hayan gustado más o menos, de forma independiente a que sean de escritoras. No sé si un libro debería verse influido por si quien lo ha escrito es hombre, mujer o unicornio alado. Pero lo que es seguro es que para un lector debería ser transparente.

Y vosotros, ¿cómo habéis vivido #leoautorasoct?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *