Entrevista con Bradley P. Beaulieu

bradEl autor Bradley P. Beaulieu (del que ya reseñamos un libro aquí y del que puedes leer una historia aquí) ha respondido amablemente a unas preguntas que le hemos hecho desde Fantástica Ficción. Os animamos a leer su trilogía Lays of Anuskaya y los nuevos proyectos en los que se ha embarcado. (Puedes leer esta entrada en inglés)

¿Cuándo supiste que querías ser escritor? ¿Qué otros autores te han influído? ¿Cómo te documentas? ¿Por qué escogiste el entorno ruso para tu trilogía?

Empecé a escribir bastante tarde. Hice mis pinitos en el instituto y en la universidad, pero no lo tomé en serio hasta los treinta años, cuando empecé a ir a varias convenciones, talleres y conferencias. Pero siempre me ha gustado la fantasía. Realmente nunca leí mucho fuera del género, pero siempre me he sentido atraído por las fantasías con grandes mundos secundarios como El señor de los anillos, la Dragonlace, Thomas Covenant y la trilogía Coldfire.

En un principio, di con el sabor ruso de la novela por casualidad. Estaba trabajando muy duro en la construcción del mundo. Sabía que quería que las islas fueran frías e inhóspitas y también sabía que no quería el típico escenario europeo medieval porque, aunque he leído muchas de estas historias y me han gustado, no era algo que quisiera explorar en esta historia. Quería algo nuevo, pero también que no fuera completamente extraño para el lector de fantasía épica. La Rusia moscovita parecía interesante y exótica y me daba el ambiente “frío e inhóspito” del que hablaba antes. Y una vez probado, me gustó mucho y se convirtió en parte inseparable de la historia.

¿Cómo compaginas tu trabajo y la escritura?

No es fácil, te lo puedo asegurar. Normalmente me reservo una hora para escribir. En ese tiempo puedo alcanzar las 1000 palabras, unas cuatro páginas. Es suficiente para terminar una novela al año, que es mi objetivo en este momento en mi carrera. Si pudiera dedicarme a tiempo completo, creo que podría escribir dos libros al año. Pero hasta entonces, concentro mis esfuerzos, escribiendo las palabras, cuando los niños duermen.

El otro tema que está acaparando cada vez más tiempo desde que salió «The Winds of Khalakovo» es el marketing y la publicidad. Exige mucho tiempo e incluso puede no dejarme escribir, pero trato de ser muy diligente con mi tiempo de escritura, ya que si no lo hago no conseguiré terminar los libros a tiempo y esto sería un desastre mayor que retrasar entradas del blog o no poder organizar el regalo de libros que quería llevar a cabo.

También he empezado el podcast Speculate! con Gregory Wilson, algo que también consume tiempo. Es un balance muy delicado porque me niego a perder el contacto con mi familia. Tengo dos hijos, de 3 y 7 años y no voy a perderme su infancia. Y también quiero pasar algo de tiempo con mi mujer. Así que hacer malabarismos con todas estas cosas es difícil. Pero los días siguen pasando y mantengo la mayoría de las bolas en el aire.

¿Qué significó para tí ganar Writers of the Future Award?

Fue un gran punto de inflexión para mí. El Writers of the Future Award está bien considerado en la comunidad de ficción especulativa, y ganarlo es un auténtico honor. Quizá más que el premio en sí mismo, lo que más disfruté fue el taller al que asisten los ganadores. Volé a Hollywood, California para pasar una semana con Tim Powers, K.D. Wentworth y otros ganadores y finalistas. Fue una estancia maravillosa y establecí amistades que aún mantengo. Conocí a Jay Lake, Sean Williams, Jerry Pournelle, Anne McCaffrey y Todd McCaffrey y algunos ilustradores también. Nunca lo olvidaré.

¿Cómo ha sido tu experiencia con la autopublicación? ¿El futuro de los autores es volverse híbrido? ¿Crees que trabajar en cosas como la maquetación resta tiempo que podrías dedicar a tu obra?

Ha sido un auténtico ajetreo recorrer la ruta de la autopublicación para mi antología y el tercer libro de mi trilogía. Tiene sus recompensas porque el autor tiene control completo sobre todo. Mientras tengas cuidado de crear un producto de calidad, las recompensas pueden ser incluso mayores que en la publicación tradicional porque llevas la batuta en todas las decisiones en vez de ser solo el escritor (y ocasionalmente el vendedor).

El lado malo, por supuesto, es que quita mucho tiempo. Como tú dices, me aleja de escribir, y éste ha sido un efecto secundario desafortunado (aunque no inesperado). Es algo que todos los escritores deben tener en cuenta, porque hay que equilibrar el tiempo que se emplea en sacar el libro o la colección adelante y el tiempo que se dedica a escribir un nuevo libro. Es un gran coste de oportunidad y cada escritor deberá sopesarlo detenidamente.

Pero por lo general, creo que cada vez más escritores escogerán la ruta híbrida. Existen ciertos tipos de proyectos que se ajustan bien a la autopublicación. Las colecciones de relatos cortos son un buen ejemplo. No son superventas para las editoriales, así que muchos escritores las sacarán por su cuenta. La fantasía científica y otras novelas crossover también son buenos ejemplos, porque hay tipos de historias que las editoriales no saben como publicitar y es posible que no te lleguen ofertas o que no cumplan tus expectativas, así que decidas autopublicarte.

¿Cómo trabajas con los ilustradores?

He disfrutado mucho trabajando con Evgeni Maloshenkov en las ilustraciones interiores para mis libros. Mi labor ha sido como director artístico. Le mandaba a Evgeni un art brief, que incluía un extracto de la novela, una descripción de la escena que quería que se dibujara y algunas fotos de referencia que buscaba por internet. Entonces Evgeni me respondía con un bosquejo inicial, sobre el que yo haría comentarios. Este proceso seguiría atrás y hacia delante hasta que Evgeni creaba la ilustración final y yo daría los últimos toques.

Ha sido muy divertido escoger mis propias escenas y que Evgeni las ilustrara. Ha sido un esfuerzo colaborativo que ha dado lugar a algunas ilustraciones maravillosas.

Aquí hay algunos ejemplos:

http://quillings.com/2013/05/22/fourth-art-reveal-for-the-lays-of-anuskaya-jump/

http://quillings.com/2013/03/02/story-collection-update-plus-new-interior-art-reveals/

anuskaya

¿Has contactado con alguna editorial española para traducir tu obra?

No he hablado con ningún editor español pero me encantaría conseguir nuevos lectores en España y en el mundo. ¡Ojalá pronto!

¿Qué puedes decirnos de tus nuevos proyectos?

The Song of the Shattered Sands es una nueva trilogía que he vendido a DAW Books en los EE.UU. y a Gollancz en el Reino Unido. Es una historia sobre una luchadora incansable que se rebela y cuestiona el mando en Twelve Kings of Sharakhai. Transcurre en un escenario que es una reinvención de las Mil y una noches repleto de barcos de arena, dioses caprichosos y aliados intrigantes. Llevo dos tercios del primer libro, y estoy muy excitado con la historia. Es un cambio para mí, porque estoy centrándome en un solo punto de vista. Es fantasía épica, sólo que contada a través de la voz de una mujer que desea vengar a su madre y  a su gente.

¿Las redes sociales son importantes para tus relaciones con otros autores y con tus lectores?

Absolutamente. No sé dónde estaría hoy sin las redes sociales. He conocido a gente fantástica, incluida tú, a través de ellas. Reseñadores, lectores, fans, podcasters, blogueros y más. No empecé con una base de fans, así que ha sido importante utilizar las redes sociales para que corriera la voz. Me alegra que existan. No puedo imaginar cómo se las apañaban los escritores antes.

¿Qué respuesta ha tenido tu artículo en el blog de John Scalzi sobre la relación entre tu trilogía y la situación política actual?

Estoy sorprendido porque no ha tenido mucha repercusión. Creo que es un fenómeno interesante, como la ficción refleja los valores tradicionales y los acontecimientos de nuestros tiempos. Todos somos criaturas del mundo y la era en que vivimos. Se pueden ver tendencias en la ficción que sigue a los grandes hitos de la historia como las guerras mundiales, la gran depresión, la revolución industrial o la guerra fría. Es interesante también cómo la literatura puede establecer un diálogo consigo misma cuando las obras se escriben en respuesta  a otras obras, cuando el péndulo de la opinión se balancea adelante y atrás en varios temas. Una de las cosas más interesantes sobre la literatura es que es a la vez un espejo de nuestro tiempo y un formador de opinión.

¿De dónde salió la idea para Speculate!?¿Cómo escogéis los libros de los que habláis?

Gregory Wilson y yo hablamos en un World Fantasy en Columbus, Ohio en 2010. No tenía nada que ver con un podcast. Era sobre una obra de ficción, “Spar” de Kij Johnson, para ser exactos. Compartimos nuestros pensamientos sobre ella y fue una conversación tan divertida que Greg empezó a hablar de ello como una idea para un podcast, pensó que nuestra esgrima verbal se podría acomodar bien a un podcast.

Ha resultado ser muy divertido y me ha permitido conocer a muchos grandes autores con los que podría no haber sido capaz de hablar en profundidad, y espero que también sea divertido  para nuestros fans. Normalmente escogemos las novelas o historias que queremos leer o que la gente cree que son interesantes en el género. También aceptamos sugerencias de los fans. Lauren Beukes es un ejemplo de una recomendación de un fan, que va a aparecer muy pronto.

¿Crees que tus talentos culinarios se reflejan en tu obra?

Bueno, intento crear platos interesantes en mis mundos.Y ha sido divertido investigar sobre las técnicas de cocina de varias culturas, sus recetas tradicionales, sus bebidas (alcohólicas o no), sus postres, las costumbres construídas alrededor de la comida y demás. La comida es una de las piedras angulares de cualquier sociedad civilizada. Revela mucho acerca de ellos y de su mundo. Las especias que utilizan y su precio relativo puede mostrar dónde estaba situada esa sociedad en particular respecto a las rutas de comercio. La comida está íntimamente relacionada con los ritos religiosos, y puede revelar cosas sobre estas creencias. Los alimentos básicos muestran a menudo en qué tipo de tierra viven, en la costa, la montaña o el desierto. Las implicaciones de la comida son muchas más y de mayor calado de lo que la gente cree.

Así que ha sido un viaje interesante y divertido imaginar la comida que pertenece a una historia junto con la propia historia. Es algo que creo que siempre incluiré en mis relatos, porque me gusta mucho la cocina y su historia.

Quiero reiterar mi agradecimiento a Brad por dedicarnos su valioso tiempo en esta entrevista, con autores así da gusto.

Interview with Bradley P. Beaulieu

brad Author Bradley P. Beaulieu (you can read our review here and a short story from him here) has answered some questions for Fantástica Ficción. We encourage you to read his trilogy Lays of Anuskaya and his new projects. (You can read this entry also in Spanish)

When did you know you wanted to become a writer? Which other authors have influenced you? How do you document yourself? Why did you choose that Russian environment for your trilogy?

I came to writing pretty late. I dabbled in high school and college, but didn’t really take things serious until my early thirties, when I started attending various conventions and workshops and conferences. But I’ve always loved fantasy. I didn’t really read much outside of specfic, but I always gravitated toward big, secondary world fantasies like The Lord of the Rings and Dragonlance and Thomas Covenant the Unbeliever and the Coldfire trilogy.
Initially, I stumbled on the Russian flavor of the novel. I was working heavily on worldbuilding at the time. I knew that I wanted the island archipelagos to be cold and inhospitable, and I also knew that I didn’t want the typical Western European setting, because, while I’ve read a lot of those stories and enjoy them, it wasn’t something I really wanted to explore in this tale. I wanted something new, but I also didn’t want it to be completely foreign for the epic fantasy reader. Muscovite Russia seemed like something interesting and exotic to use that matched the «cold and inhospitable» flavor of the islands. And once I’d tried it on for size, I really liked it and it became an inseparable part of the story.

How do you cope with your daytime job and your writing?

It isn’t easy, that’s for sure. I typically give myself about an hour for writing. In that time I can generally get out 1,000 words, or about 4 manuscript pages. That’s enough to easily knock out a novel in a year, which is what I’m shooting to do at this point in my career. If I could break away and do this full-time, I think I could easily do two books a year. But until then, I’ll keep plugging away after the kids are in bed, churning out the words.
The other thing that’s taken up more and more of my time since «The Winds of Khalakovo» came out is marketing and publicity. It takes up quite a bit of time, and sometimes eats into my writing time for the day, but I try to be very diligent about maintaining the writing time, because if I don’t get that out, I won’t be delivering books on time, and that would be much more disastrous than delaying blog posts or not starting the book giveaway I wanted to run.
And I’ve also started the Speculate podcast with Gregory Wilson, which also takes time. It’s all definitely a delicate balance, because I refuse to disconnect from my family. I have two young kids, 3 and 7, and I won’t miss their childhood. And I rather like spending a bit of time with my wife. So juggling all these things is tough. But somehow the days march on and hopefully I’m managing to keep most of the balls in the air.

What did it mean to you winning the Writers of the Future Award?

That was a big break for me. The Writers of the Future Award is well regarded in the specfic community, and winning it is certainly a badge of honor. Perhaps more than the award itself, I really enjoyed my time at the workshop they run for the winners. I was flown out to Hollywood, California to spend a week with Tim Powers, K.D. Wentworth, and my fellow winners and published finalists. That was a wonderful time, and it led to some friendships I still maintain today. I also met Jay Lake and Sean Williams there, and Jerry Pournelle, Anne McCaffrey and Todd McCaffrey and some of the illustrators as well. It was a wonderful time that I will never forget.

How it has been your experiencie with self-publishing? Is the future for the authors to turn hybrid? Do you think that working on things such as your writing´s layout refrains you from writing?

It has been quite a rush to go through the self-publishing route for my story collection and then the third book in my trilogy. It’s very rewarding because the writer has complete control. As long as you’re careful to create a quality product, the rewards can be even greater than in traditional publishing because you’re wearing all of the hats instead of only the writer (and sometimes marketer).
The flipside of this, of course, is that it takes a lot of time. As you say, it does indeed take me away from my writing, and that has been an unfortunate (but not unexpected) side effect. It’s something that all writers need to take into account, because you have to balance the time you’re spending on getting a new book or collection out vs. writing a new book. That’s a big opportunity cost, and each writer should weight it carefully.
But in general, I do thing that more writers will be going the hybrid route. There are just certain types of projects that don’t lend themselves to self-publishing. Short story collections are a good example. They aren’t big sellers for publishers, so many writers will bring those out themselves. Science fantasy and other crossover novels are more good examples, because these are the types of stories that aren’t immediately obvious to publishers how to market, and so you may either get no offers or lowball offers that will make writers head for self-publishing.

How do you work with illustrators?

I had a wonderful time working with Evgeni Maloshenkov on the interior illustrations for my books. I essentially played art director. I would come up with an art brief, which would include an excerpt from the novel, a description of the scene I want illustrated, and some reference photos I dug up from the internet. Then Evgeni would come up with an initial sketch, which I would comment on. Once we were done going back and forth, Evgeni would created the final illustration and I would make any final tweaks from there.
It was really fun picking my own scenes and having Evgeni illustrate them. It was a nice collaborative effort that turned out some wonderful pieces.
Here are a few examples of the art we came up with for the short story collection and for my third novel:
anuskaya

 

Have you ever been contacted by some Spanish publisher to translate your books?

I haven’t yet been contacted by any Spanish publishers, but I would love for them to reach a new audience in Spain and elsewhere in the world. Hopefully soon!

 

What can you tell us about your new projects?

The Song of the Shattered Sands is a new trilogy that I’ve sold to DAW Books in the US and Gollancz in the UK. It’s a story about a kick-ass female pit fighter who rises up to challenge the rule of the Twelve Kings of Sharakhai. It’s set in a re-imagined Arabian Nights setting filled with sandships, fickle gods, and scheming allies. I’m 2/3 of the way through the first book now, and I’m really excited by the story. It’s a bit of a departure for me, as I’m focusing on a single point-of-view character. It’s still epic fantasy, only told through the voice of a woman who hopes to avenge her mother and her people.

Are social networks important for you relationships with other authors and with your readers?

Absolutely. I don’t know where I’d be today without social networks. I’ve met so many wonderful people, including you, through social networks. Reviewers, readers, fans, podcasters, bloggers, and so on. I didn’t start with much of a fan base, so it’s been important for me to try to leverage social networking to get the word out. I’m glad its around. I can’t imaging trying to do all this face-to-face like writers had to do in years past.

What response has had your article in Whatever about the relationship between your trilogy and the current political situation?

You know, I’m surprised by that. I didn’t get much reaction from it as yet. I do think that it’s an interesting phenomenon, how fiction reflects the social mores and events of our time. We’re all creatures of the world and era in which we live. You can see trends and waves of fiction that follow major events in world history like the World Wars or the Great Depression or the Industrial Revolution or the Cold War. It’s interesting as well how literature can have conversations with itself when works are written in response to others, when the pendulum of common opinion swings back and forth on various topics. In many ways, literature is both a mirror to our time and a shaper of opinion, which is one of the most interesting things about it.

Where did you get the idea for Speculate!? How do you choose the books you talk about?

Gregory Wilson and I got to talking at World Fantasy in Columbus, OH in 2010. It wasn’t about a podcast at all. It was about a piece of fiction—Kij Johnson’s «Spar,» to be exact. We went back and forth on our thoughts about it, and it was such a fun conversation that when Greg started batting around the idea for a podcast, he thought that our verbal sparring would translate well to a podcast.
It’s turned out to be a lot of fun, and it’s allowed me to meet a ton of wonderful authors I might not have been able to meet (or at least, to talk to in depth), and I hope it’s been fun for our fans as well. We have tended to choose the novels or stories that we want to read, or people we find interesting in the field. We do also take suggestions from fans of the show. Lauren Beukes is an example of that—a fan recommendation—who’s coming up on the show very soon.

Do you think your cooking gets reflected in your writing?

Well, I do try to create interesting dishes in my worlds. And it’s been fun to research the cooking techniques of various cultures, their traditional recipes, their drinks, both alcoholic and non, their desserts, the customs that are built around the meal, and so on. Food is such a wonderful touchstone to any civilized society. It reveals so much about them and about their world. The spices they have and their relative price can show where that particular society sits in respect to the trade routes. Food is closely related to religious rites, and so can reveal things about their religious beliefs. The basic staples often show what type of land the people live upon, whether its seashore or mountain plateau or barren desert. The implications of food are much more far reaching than people give it credit for sometimes.
So it’s been a fun and interesting journey to imagine the foods that belong in a story along with the story itself. It’s something I think I’ll always include in my stories, because I love cooking and its history so much.
I want to thank again Brad for giving us his precious time.

Interview with Aliette de Bodard

mail.google.comAs you may know, Aliette de Bodard has become one of my favorite writers and I have reviewed her awesome On a red station, drifting, and some of her short fiction here y here. She has been so kind and has answered some questions that I post here. También puedes leer esta entrada en español.
How and when did you decide to start writing? Other than Orson Scott Card and Ursula K. Le Guin, which authors have influenced you? Is there any current writer that you admire?
I started writing when I lived in London in my teens: I wrote a couple of novels that would probably be very embarrassing if I read them today (thank God I lost one of them when we moved back to Paris, which taught me a very important lesson about backups, and very conveniently erased all evidence of how cringe-inducing my writing used to be!). It took me a couple of novels before I started taking the whole thing seriously–in the sense of actually polishing and submitting writing regularly.
I have been very heavily influenced by the stuff I read as a child (like most people I suppose), which included Chinese and Vietnamese fairytales; you can find the motifs and the characteristics of those all over my fiction.
The other influences on my work are the people who showed me that you could use the English language to create beautiful texts–the first one was Patricia McKillip, but there’s also a whole bunch of poets from Rabindranath Tagore to Wilfred Owen to Du Fu who taught me all kinds of things about the importance of beats and rhythm, and the power of well used alliterations.
Currently, writers I admire include Tricia Sullivan, Rochita Loenen-Ruiz and Yoon Ha Lee –they write SFF which pays attention to the nuances of characters and culture, and which really transports you to different places.
How do you cope with your day-time job and your writing?

No idea 🙂 I try to write in the holes left by the dayjob, which includes lunch-breaks, evenings and the occasional weekend (my poor husband has become used to the idea that some evenings I just turn on the computer and work non-stop while he’s playing videogames).

Comicbook industry is very important in France, have you thought about writing a comic? Which are you favorite comics?

 

To be honest, I have never thought of writing a bande dessinée; it’s a medium I like but don’t really see myself working in right now; it’s very different from writing prose! My favourite band dessinées currently are Juan Díaz Canales and Juanjo Guarnido‘s Blacksad, which combines the tropes of noir with awesome renditions of its main characters as animals; and Denis Bajram‘s Universal War One, a story set in the near future which deals with the mysterious appearance of a black wall beyond Saturn, which cuts the solar system in two–and shows us how a squad of disgraced soldiers investigate the phenomenon. It is about one of the only time-travel stories that I felt worked, even though I have some issues with the way it depicts women.

blacksad-ny-70x100-web

I also read a lot of manga; again, though I have issues with its treatment of women, I enjoyed Full Metal Alchemist, which, in addition to having a great ensemble cast, had great worldbuilding, and tackled interesting questions about war and guilt.

How do you document yourself? Where do you search for inspiration? Why is History so important in your writings?

 

Uh. It depends a lot on what I’m trying to write. I don’t really know where I search for inspiration–it would make my fiction much easier to write if I did know 🙂 I usually document myself on historical periods for pieces set in historical times: for my Obsidian and Blood books, I had a lot of books on the Aztec civilisation in addition to JSTOR articles. Other times, I look up science details on the internet (or ask my husband, who very kindly puts up with all my weird ideas!). The big advantage to having had a general science education is being able to quickly look things up and get what I need by a glance at the relevant pages (I don’t really know about planetary movements in detail, but I do know enough about the mechanics of celestial bodies to be able to make sense of a general interest article).

Does your passion about mithology extend to Greek, Nordic and other mithologies?

 

I find mythologies to be fascinating from a purely «dry» point of view as a writer, because they reveal so much of the beliefs of the culture; but of course they’re also living things with beings that are still worshipped and respected. Ancient Greek myths, by now, have become a bedrock of Western civilisation (though the versions I learnt at school probably don’t have much to do with the ones told/preserved in Greece today); I have to admit I am a bit saturated on them by now, mainly because I overdosed on them when I was younger…

As said above–the mythologies that speak most strongly to me are Chinese/Vietnamese, because they’re the ones that I grew up most with as a child.

Do you know any Spanish writer? What do you think about the publication of Obsidian and Blood in Spanish? Would you like a particular short story of yours to get translated?

 

I know a few Spanish writers, though I’m woefully under-read in that area due to very rusty language skills… I’m slowly working my way through Javier Negrete at the moment. I’m a tenth of the way through Señores del Olimpo, which I peruse when I have a stress-free momentI rather like the retelling of Greek myths: it has the advantage of being familiar, which is a huge help when reading in a language I don’t speak that well–and I hope to get around to La Espada de Fuego, which is also on my shelves. senores-del-olimpo

I’m thrilled to be published in Spanish by RBA–there’s a special satisfaction to being published in a language I can sort of understand (I’m not going to be near enough proficient to understand every nuance of the translation, but at least I’ll be able to read it!).

I have no particular short story I want translated into Spanish; though I admit that I would love stuff from the Xuya cycle to be translated, as I have a special fondness for those stories.

What are your opinions about the situation of women in genre fiction?

 

Recently, Tricia Sullivan posted a link to a 1982 article on women in SFF (http://www.nytimes.com/1982/05/02/books/women-and-science-fiction.html?pagewanted=all). On the one hand, it was really nice to see that we’d made strong progress–that you find more women on awards list and in bookstores. On the other hand… the opinions expressed in the article don’t seem to have really gone away. It’s still assumed that women can’t write SF–or its counterpart, that what women write isn’t SF (which is a great exclusionary tactic that I also see applied to the work of POCs, particularly the non-Western Anglophone contingent). I think we’re slowly getting better at including women, and this is a very good thing! But I also think that we (as a genre, and as someone who is steeped in it I’m equally guilty of this attitude–it’s hard to reject a milieu you’re swimming in) like to congratulate ourselves on being more inclusive than we really are–and that this is a dangerous attitude to have, because it encourages complacence.

Do social networks influence your work as a writer and your relationship with readers? And with other authors? What can you tell us about Written in blood?

 

Without social networks, I don’t think I’d have got where I am–when you’re a non-Anglophone writer living in a non-Anglophone country and trying to write in English, it’s really hard to find peers unless it’s through the Internet. I don’t have a face-to-face writers’ group, and a lot of my English-speaking friends live at least a country away, if not a continent away–email and social networks are really handy for me to reach out, and also to be reached by readers. Same with other authors–I know a lot of them via email or twitter or facebook, often years ahead of actually meeting them at conventions.

Written in Blood is my online writers’ group–they very nicely put up with all three Obsidian and Blood books, with my novella On a Red Station, Drifting and with a lot of my short fiction (they’re not my only critique group, because I binge-write a lot, and I would flood them with my stuff if everything had to go through them!). They’ve been an invaluable help with critiques, query letters and the ups and downs of my writing life; and of course great friends to hang out with.

Do you reach the keyboard with your growing belly?

Easily–all I have to do is wedge the laptop on my knees and I’m doing fine 🙂

I want to thank Aliette again for her answers and suggest you to read her books.

Entrevista a Aliette de Bodard

mail.google.comComo ya sabéis Aliette de Bodard se ha convertido en una de mis escritoras favoritas, y he reseñado su estupenda On a red station, drifting, y algunos de sus relatos cortos aquí y aquí. Ha sido tan amable como para responder a una serie de preguntas que os pongo a continuación, os dejo con sus respuestas, que son de lo más interesante. You can also read this entry in English.

¿Cómo y cuándo decidiste empezar a escribir? Además de Orson Scott Card y Ursula K. Le Guin, ¿qué autores te han influido? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

Empecé a escribir cuando viví en Londres durante mi adolescencia: escribí un par de novelas que probablemente serían muy embarazosas si las leyera hoy (gracias a Dios perdí una de ellas cuando volví a París, lo cual me enseñó una importante lección acerca de las copias de seguridad y borró convenientemente toda evidencia de lo vergonzosa que era mi escritura). Tras un par de novelas empecé a tomarme la cosa en serio, en el sentido de pulir y mandar los escritos para su publicación regularmente.

Me ha influenciado fuertemente lo que leí de pequeña (como a casi todo el mundo, supongo), que incluían cuentos de hadas chinos y vietnamitas; se pueden encontrar esas ideas centrales y sus características en toda mi ficción.

Otras influencias en mi trabajo son la gente que me enseñó que se puede usar el inglés para crear hermosos textos. La primera fue Patricia McKillip, pero hay un grupo de poetas desde Rabindranath Tagore a Wilfred Owen a Du Fu que me enseñaron toda clase de cosas sobre la importancia de los tiempos y los ritmos, y el poder de las aliteraciones bien usadas.

Actualmente, los escritores que admiro son, entre otros, Tricia Sullivan, Rochita Loenen-Ruiz y Yoon Ha Lee. Escriben ciencia ficción y fantasía que presta atención a los matices de los personajes y las culturas y que realmente te transportan a sitios diferentes.

¿Cómo compaginas tu trabajo y tu escritura?

Ni idea 🙂 Intento escribir en los intermedios de mi trabajo, incluso en las pausas para comer, por las noches y algunos fines de semana (mi pobre marido se ha acostumbrado a la idea de que algunas noches enciendo el ordenador y trabajo sin parar mientras él juega a videojuegos)

La industria del comic es muy importante en Francia, ¿has pensado alguna vez en escribir un comic? ¿Cuáles son tus tebeos favoritos?

Para ser honesta, nunca había pensado en escribir cómics, es un medio que me gusta pero no me veo trabajando en él ahora mismo, ¡es muy diferente de escribir prosa! Mis cómics favoritos son Blacksad de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, que combina los tropos del género negro con asombrosas ejecuciones de sus principales protagonistas como animales; y Universal War One de Denis Bajram, una historia situada en un futuro cercano en la que la misteriosa aparición un muro negro más allá de Saturno divide el Sistema Solar en dos y nos muestra a una escuadra de desgraciados soldados que investigan en fenómeno. Es una de las pocas historias de viajes en el tiempo que siento que funcionan, aunque tengo algún que otro problema con su forma de describir a las mujeres.

blacksad-ny-70x100-web

También leo mucho manga, a pesar de que tengo problemas con su forma de describir a las mujeres, disfruté Full Metal Alchemist, que, además de tener un gran conjunto de personajes, tiene una gran construcción de mundo y plantea interesantes preguntas sobre la guerra y la culpa.

¿Cómo te documentas? ¿Dónde buscas la inspiración? ¿Por qué es la Historia tan importante en tu obra?

Uh. Depende mucho de lo que esté intentando escribir. Realmente no sé dónde encuentro la inspiración, sería mucho más fácil escribir si lo supiera. 🙂 Normalmente me documento sobre periodos históricos para las partes que se sitúan en tiempos históricos: para los libros de Obsidian and Blood, leí muchos libros sobre la civilización azteca además de artículos de JSTOR. Otras veces busco detalles científicos en internet (o le pregunto a mi marido, que muy amablemente soporta todas mis raras ideas). La gran ventaja de haber tenido una educación general en ciencia es ser capaz de mirar las cosas rápidamente y obtener lo que necesito con un vistazo a las páginas relevantes (realmente no sé sobre los movimientos planetarios en detalle, pero sé lo suficiente sobre la mecánica de los cuerpos celestes para ser capaz entender un artículo de interés general)

¿Tu pasión por la mitología se extiende a la griega, la nórdica y otras mitologías?

Las mitologías me parecen fascinantes desde un seco punto de vista como escritora, porque revelan mucho de las creencias de la cultura; pero por supuesto también son cosas vivas con seres que todavía son venerados y respetados. Los antiguos mitos griegos, actualmente, se han convertido en los fundamentos de la civilización occidental ( a pesar de que las versiones que aprendí en el colegio probablemente no tengan mucho que ver con las que se cuenten/preserven en Grecia hoy en día); debo admitir que estoy un poco saturada de ellas ahora mismo, principalmente porque tuve sobredosis de ellas cuando era más joven…

Como he dicho anteriormente, las mitologías que me llaman más la atención son la china/vietnamita, porque son aquellas con las que crecí de niña.

¿Conoces algún escritor español? ¿Qué piensas de la publicación de Obsidian and Blood en español? ¿Te gustaría que alguna de tus historias cortas en particular se tradujera al español?

Conozco algunos escritores españoles, a pesar de que desgraciadamente no he leído mucho debido a mis oxidados conocimientos de español… Poco a poco voy leyendo a Javier Negrete. Llevo un diez por ciento de «Señores del Olimpo», que leo detenidamente cuando tengo un momento libre de estrés -me gusta mucho la revisitación de los mitos griegos: tiene la ventaja de que  me resulta familiar, lo que es una enorme ayuda cuando leo un idioma que no hablo bien- y espero leer «La Espada de Fuego«, que también está en mis estanterías.

senores-del-olimpo

Estoy entusiasmada con ser publicada en España por RBA, existe una satisfacción especial en ser publicada en un idioma que puedo entender (no tengo el suficiente conocimiento como para entender cada aspecto de la traducción, pero por lo menos seré capaz de leerlo).

No existe ninguna historia corta en particular que quisiera que se tradujera al español, aunque admito que me encantaría que el ciclo de Xuya se tradujera, tengo un cariño especial por estas historias.

¿Qué opinas de la situación de la mujer en el género de la ciencia ficción y la fantasía?

Hace poco, Tricia Sullivan posteó un enlace de 1982 a un artículo de mujeres en ciencia ficción y fantasía (http://www.nytimes.com/1982/05/02/books/women-and-science-fiction.html?pagewanted=all). Por una parte, es agradable ver que se ha conseguido un gran progreso, ya que hay más mujeres en las listas de premios y en las librerías. Por otro lado… las opiniones que se expresan en el artículo no parecen haber desaparecido. Todavía se asume que las mujeres no pueden escribir ciencia ficción o su contrapartida, que lo que escriben las mujeres no es ciencia ficción (que es una táctica excluyente que también he visto aplicada en el trabajo de gente de color, particularmente en el contingente anglófono no occidental ). Creo que poco a poco estamos consiguiendo incluir a la mujer y esto es muy bueno. Pero también creo que  nosotros (como género, y como alguien que pertenece al género soy igualmente culpable de esta actitud, es difícil renegar de un ambiente al que perteneces) nos congratulamos de ser más inclusivos de lo que realmente somos y esta es una actitud muy peligrosa, porque lleva a la complacencia.

¿Influyen las redes sociales en tu trabajo como escritora y en tu relación con los lectores? ¿Y con otros autores? ¿Qué puedes decirnos de Written in Blood?

Sin redes sociales, no creo que hubiera llegado donde estoy. Cuando eres un escritor no anglófono viviendo en un país no anglófono y tratando de escribir en inglés, es difícil encontrar colegas a menos que sea a través de internet. No tengo un grupo de escritores cara-a-cara, y muchos de mis amigos que hablan inglés viven al menos a un país de distancia, si no a un continente. El correo y las redes sociales son muy útiles para alcanzarles y para entrar en contacto con los lectores. Me pasa lo mismo con otros autores- conozco a muchos a través de facebook, correo o twitter, muchas veces años antes de verlos en  persona.

Written in Blood es mi grupo online de escritores, ellos aguantaron los tres libros de Obsidian and Blood, On a Red Station, Drifting y mucha de mi ficción corta (no son mi único grupo de crítica porque escribo mucho y les inundaría con toda mi ficción si se la mandara). Son de mucha ayuda con las críticas, cartas de propuestas y con las subidas y bajadas de mi vida de escritora y por supuesto son grandes amigos para salir.

¿Llegas al teclado con tu incipiente barriga?

Fácilmente, equilibro el portátil en mis rodillas y me apaño.

Quiero reiterar mi agradecimiento a Aliette por haber contestado a las preguntas que le mandé y no puedo dejar de recomendar su obra.

Recordando a Isaac Asimov

220px-Isaac_Asimov_on_ThroneEn estas fechas pero hace ya 21 años nos dejó Isaac Asimov. Este escritor es quizá el principal responsable de mi afición a la lectura de ciencia ficción, con sus cuentos de robots y sus Fundaciones.

Aunque se le puedan poner pegas a su prosa funcional y parca, y sus historias no sean tan sorpredentes vistas desde la óptica de la madurez, no cabe duda de que junto con otros autores como Heinlein y Clarke sentó las bases de lo que sería la ciencia ficción.

Quizá su principal aportación al género fueron las archiconocidas Leyes de la robótica con las que fundamentó muchos de sus relatos. Menos importante pero también muy conocida, con la psicohistoria predijo la importancia de la estadística en nuestro vida cotidiana.

Fuera de la ciencia ficción su labor como divulgador también fue muy loable, podía escribir prácticamente de cualquier tema (química, historia, biología, la Biblia, Shakespeare…). Un paseo por cualquier sección de una biblioteca puede llevarte a un libro suyo.

Quisiera que este artículo sirviera con homenaje al buen doctor, gracias al que tantos y tan buenos ratos he pasado.

Aquí os dejo dos vídeos con él:

Entrevista a Asimov

Asimov y Toharia

Preguntas a Jeff Salyards

jeff-salyards-headshot-coloRecientemente el autor Jeff Salyards se sometió  a un «Pregúntame lo que quieras». Nos ha dado permiso para traducir algunas de las preguntas y respuestas de este encuentro.

Buenas a todos (espero que haya un todos, porque si no voy a tener que ser muy rápido con las marionetas de calcetines). Soy el autor de fantasía Jeff Salyards. Mi primera novela, «Scourge of the Betrayer», se publicó en 2012. Es la primera de una serie llamada Bloodsounder’s Arc, y actualmente me estoy peleando con la secuela, «Veil of the Deserters». Continuar leyendo «Preguntas a Jeff Salyards»

Entrevista a Ted Chiang

photo-chiangMe he tomado la libertad de traducir parte de esta interesantísima entrevista a Ted Chiang, con la que me he topado en BoingBoing. Si no has leído «La historia de tu vida», ya estás tardando.

¿Qué experiencias formativas te llevaron a ser escritor de ciencia ficción?

Probablemente la mayor experiencia formativa fue leer la Trilogía de la Fundación cuando tenía unos 12 años. No fue la primera ciencia ficción que leí pero permanece en mi memoria como algo que tuvo un gran impacto sobre mí. Leer a Asimov y luego a Arthur C. Clarke cuando tenía 12 años me puso en el camino para ser un escritor de ciencia ficción. Continuar leyendo «Entrevista a Ted Chiang»