La Trilogía de la Primera Ley, de Joe Abercrombie

Desde El Fantascopio hemos decidido dedicar unas semanas a autores que vayan a tener presencia en la próxima edición del Festival Celsius. Para ellos vamos a rescatar viejas reseñas y escribir otras nuevas. El Celsius es uno de nuestros festivales favoritos (además de ser el escenario en el que varios de los miembros del Fantascopio nos hemos conocido en persona) y cualquier cosa que podamos hacer para animaros a visitarlo nos parece poco. Yo he decido rescatar de la memoria una de las trilogías de fantasía épica que más he disfrutado: La Primera Ley, de Joe Abercrombie. ¡Espero hacerle justicia!

LA VOZ DE LAS ESPADASDe Joe Abercrombie he leído sus primeras tres novelas (la trilogía de La Primera Ley, protagonistas de esta especie de reseña) y la última (la novela juvenil Half a King, reseñada recientemente por mi compañero Elías, que realiza una valoración diametralmente opuesta a la que yo haría). A lo largo de su recorrido como autor entre estos dos puntos y, según oigo, en el resto de su obra, el autor británico demuestra una gran versatilidad y la capacidad de observar su propia obra y aprender de lo que ha hecho. Su leit-motiv parece ser no repetirse, a pesar de lo cual ha conseguido crear una obra con una gran consistencia interna (con la excepción de Half a King, todas sus novelas transcurren en un mismo mundo secundario y comparten algunos personajes). Se le ha considerado uno de los principales adalides del Grimdark, ese movimiento de la fantasía épica interesado en explorar el género a través del realismo y la verosimilitud, en el sentido de huir de maniqueismos y tratar de imaginar la suciedad, la violencia y la amoralidad que la fantasía heroíca a menudo ha rechazado. El propio Abercrombie trató de explicar su visión del tema en su blog, desde un punto de vista más bien irónico que queda bien reflejado en su elección de alias para twitter: Lord Grimdark. Aunque, como sucede siempre en este tipo de debates, la adopción acrítica y dogmática de una etiqueta que no pretende más que aunar (o sea: no inventar) una serie de rasgos y tendencias de un tipo de narrativa no puede ser otra cosa que equivocada y dar pie a nada que no sea una discusión estéril, a nivel personal me parece que el Grimdark es lo mejor que le ha pasado a la fantasía épica en las últimas décadas. Eso, y Joe Abercrombie. De todo esto hablan mucho mejor que yo en Los Heroes: Epic Fail, la magnífica reseña de la novela homónima en El Almohadon de Plumas.

Continuar leyendo «La Trilogía de la Primera Ley, de Joe Abercrombie»

Half a King, de Joe Abercrombie

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Let It Go de la banda sonora de Frozen (SpotifyYoutube).

Del mismo infame, amargado y resentido blogger que nos trajo «No he podido terminar El nombre del viento« y «No sé que le veis a Jagannath« nos complace presentar… ¡un nuevo informe en minoría! Porque he leído Half a King, la nueva novela de Joe Abercrombie, y, muy en contra de la que parece ser la opinión mayoritaria, sólo puedo calificar la experiencia como decepcionante. Tremendamente decepcionante.

Continuar leyendo «Half a King, de Joe Abercrombie»

Programa World Fantasy Convention

Si tenéis curiosidad, en este enlace está el programa de la World Fantasy Convention que tendrá lugar este año en Brighton del 31 de octubre al 3 de noviembre. Es una de las pocas ocasiones en que la convención tendrá lugar fuera de EE.UU.

El programa parece muy completo, con invitados desde el veterano James P. Blaylock (unos de los tres creadores del steampunk) a estrellas actuales como Patrick Rothfuss, Joe Abercrombie, Peter F. Hamilton… la lista es realmente apetitosa.

¿Hay alguna conferencia que os llame especialmente la atención? A mí, esa conversación con Sir Terry Pratchett o ese panel sobre si la ciencia ficción tiene futuro…

Nominados a los premios David Gemmell

Se han dado a conocer los nominados a los premios David Gemmell de fantasía, son los siguientes:

Legend Award (Mejor novela)

Joe Abercrombie: Red Country (Gollancz)
Jay Kristoff:
Stormdancer (Pan Macmillan UK)
Mark Lawrence:
King of Thorns (HarperCollins/Voyager)
Helen Lowe:
The Gathering of the Lost (Orbit)
Brent Weeks:
The Blinding Knife (Orbit)

Morningstar Award (Mejor primera novela)

Saladin Ahmed: Throne of the Crescent Moon (Gollancz and DAW)
Miles Cameron:
The Red Knight (Gollancz)
John Gwynne:
Malice (Pan Macmillan UK)
Aidan Harte:
Irenicon (Jo Fletcher Books)
Jay Kristoff:
Stormdancer (Pan Macmillan UK)

Ravenheart Award (Mejor portada)

Didier Graffet y Dave Senior, por Red Country de Joe Abercrombie (Gollancz)
Dominic Harman, por
Legion of Shadow de Michael J. Ward (Gollancz)
Clint Langley, por
Besieged de Rowenna Cory Daniells (Solaris)
Silas Manhood, por
The Blinding Knife de Brent Weeks (Orbit)
Colin Thomas, por
Stormdancer de Jay Kristoff (Pan Macmillan UK)
Stephen Youll, por
The Black Mausoleum de Stephen Deas (Gollancz)

¡Enhorabuena a los nominados! En octubre conoceremos a los ganadores.

Los Héroes

HeroesLa última tendencia en la fantasía épica es que sea lo más realista posible, es decir, no evitar en ningún momento la sangre y la violencia connatural a las batallas e incluso regodearse en ellas. También se tratan de una forma más desinhibida el sexo y las luchas de poder. Todo esto se hace quizás en contraste con la alta fantasía abanderada por Tolkien y sus émulos.

Uno de los máximos exponentes de esta forma de escribir es Joe Abercrombie, cuya trilogía La primera Ley y sus secuelas han tenido una muy buena acogida entre los aficionados. «Los Héroes» es una de las continuaciones de estos libros, siguiendo la historia de algunos personajes que aparecían en las entregas anteriores. Otra secuela a mi entender superior es «Best Served Cold», pero eso otra historia.

Los Héroes del título se corresponden con una suerte de Stonehenge en la cima de una colina, donde transcurre la mayoría de la acción. Es propiamente una ironía, pues el comportamiento de los personajes dista mucho de ser heróico.

El libro tiene dos lecturas, una más superficial y otra más profunda. En la primera, vemos como se desarrolla una batalla en tres días, mientras que la segunda se puede interpretar como un alegato contra la guerra y la inutilidad de las muertes por un puñado de tierra.

El estilo de Abercrombie es ágil y divertido y hace que las casi ochocientas páginas de que consta esta entrega se lean en un suspiro. Me gustó especialmente un capítulo titulado Bajas, donde el punto de vista del narrador va saltando varias veces de un soldado a otro que le da muerte. Es una forma de narrar muy cinemática. También destacan mucho sus comparaciones, jocosas en la mayoría de las ocasiones y algunos de los personajes, que se alejan de los estereotipos comunes, como Finree o Calder. Aunque otros caen dentro del esquema habitual, el viejo guerrero que no sabe hacer otra cosa que guerrear (Craw), el general valeroso pero inepto (Jalenhorm), el aprovechado que negocia con los despojos de las batallas (Tunny)…

El autor vuelve a usar los monólogos en los que podemos ver en cursiva qué es lo que piensa un personaje en contraste con lo que dice realmente. Este recurso ya lo utilizó con el inquisidor Glotka, y aunque no alcanza aquí el mismo nivel, también resulta muy cómico.

La edición que he leído es en español y con esto me he encontrado con un problema. No sé cómo se toman estas decisiones, pero entiendo que los nombres de los personajes, especialmente cuando son apodos se tendrían que traducir todos. O no traducir ninguno. Pero unos sí y otros no da lugar a confusiones, e incluso hace que sean necesarias notas a pie de página explicando los apodos en el original. Me gustaría que alguien que supiera más que yo de estas lides me explicara en qué se basan las decisiones de traducción de este tipo, porque me parece algo inconsistente.

En resumen, este es un libro muy entretenido que se lee en un suspiro. Si te gusta Abercrombie y su propuesta, no dejes de leerlo.