Mitos y leyendas

GRIEGAMe gustan las reinterpretaciones de la mitología clásica y no tan clásica en clave de ciencia ficción o fantasía, ya que se mezclan dos temas que son de mi agrado, utilizando referencias a nuestra historia más antigua para contar nuevas vivencias.

Sin duda la primera obra considerada de ciencia ficción que toma elementos de mitología es Frankenstein, no hay más que fijarse en su subtítulo, El moderno Prometeo.

La base más habitual de la que se suele partir es la mitología griega, por ser acervo común de la cultura occidental, que da lugar a la mayoría de las obras que he leído. Se pueden citar varios ejemplos de este tipo de influencia, como la recreación de la guerra de Troya que Dan Simmons lleva a cabo en “Ilión” y “Olympo” y en un sentido muy parecido, los libros finales de Tramórea de Javier Negrete, “El sueño de los dioses” y “El corazón de Tramórea”.  De hecho, el español debutó en la novela larga con “La mirada de las furias”, también claramente deudora de los mitos griegos. Otra referencia entre muchas a estos mitos es el protagonista de la difícil pero interesantísima trilogía La edad de oro de John C. Wright que se llama Faetón, en clara referencia al hijo de Helios como estrella caída.

De una forma más sutil,  aparecen referencias a los mitos griegos en esa obra maestra que es “Tú, el inmortal” de Roger Zelazny. Este autor es posiblemente el que más mitologías diferentes ha utilizado en sus novelas, ya que aparte de la griega, otras tradiciones mitológicas en las que se ha basado son la hindú en “El señor de la luz”, la nórdica en “The mask of  Loki”,  la egipcia en “Creatures of light and darkness” y alguna otra que sin duda me dejo en el tintero.

Puede parecer sorprendente, pero también hay bastante literatura que menciona unos mitos mucho más modernos, como lo son las leyendas americanas que se mencionan en la trilogía de Marte de Kim Stanley Robinson o que son la base de los libros de Alvin Maker de Orson Scott Card. No he leído “American Gods” de Neil Gaiman, pero según los comentarios es una compilación de todos los mitos que se te puedan ocurrir.

Alejándonos del canon occidental, en próximas fechas se va a publicar en España la Trilogía de Obsidiana de Aliette de Bodard, que utiliza la mitología azteca. Esta serie de libros los espero con impaciencia, ya que lo que he leído de Aliette me ha parecido magnífico y tengo curiosidad por saber cómo se ha manejado con una cultura distinta a la suya.

Mención aparte merecerían los mitos artúricos, que se han utilizado una y mil veces como fuente de inspiración para la fantasía moderna y no tan moderna. Como ejemplos, basta señalar “El tapiz de Fionavar” de Guy Gavriel Kay o “The once and future king” de T.H. White o, de forma más tangencial, “Last call” de Tim Powers. Estos mitos se pueden considerar enraizados en los celtas y quizá el mayor exponente de estas leyendas sea “Bosque Mitago” de Robert Holdstock, pero se podría decir que gran parte de la fantasía occidental que no es heredera espiritual de Tolkien lo es de los mitos celtas. Y si no, de los mitos eslavos, también algo desconocidos por estos lares pero que un gran escritor como es Andrzej Sapkowski nos presenta en los excelentes libros de Geralt de Rivia.

Como en otras ocasiones, tenéis los comentarios para recordarme algún título que os parezca interesante y que no haya mencionado.

No solo de lectura se vive : Podcast Geek’s Guide to the Galaxy

geeksJohn Joseph Adams y David Barr Kirtley ya han aparecido con anterioridad en este blog. El primero como editor de varios libros reseñados (aquí y aquí) y el segundo como autor de uno de los relatos que he nominado a los Premios Hugo.

En esta ocasión voy a hablar de otro proyecto que tienen en común, el podcast Geek’s Guide to the Galaxy, en claro homenaje a Douglas Adams (por si cabía alguna duda, no hay más que escuchar el episodio 42). La estructura de este podcast está dividida en dos partes, en la primera entrevistan a un personaje relacionado con la ciencia ficción, la ciencia o la fantasía, y en la segunda parte comentan entre ellos algún tema relacionado con la entrevista.

Se nota que llevan a cabo un buen trabajo de documentación, ya que muchas veces preguntan cosas que al entrevistado le sorprende que sepan. Esto es muy de agradecer, para que las conversaciones no sean siempre sobre los mismos caminos trillados.

Este desarrollo del podcast les permite una atemporalidad que otros programas basados en la actualidad no tienen, por lo que se puede escuchar cualquier episodio antiguo sin problema. De hecho, yo me los he bajado todos y llevo como la mitad escuchados.

La galería de entrevistados no tiene nada que envidiar a cualquier otro programa, figuras como George R.R. Martin o William Gibson han pasado por sus micrófonos.

La dicción de ambos es bastante clara, aunque David tiene una entonación que me chirría un poco porque parece que siempre deja las frases colgadas. Es un inglés muy asequible, recomendable si quieres iniciarte en esto de los podcast en otro idioma y no estás muy seguro de tu oído.

Armored (y III)

Última entrega de la reseña de Armored. Podéis leer las anteriores aquí y aquí.

Heuristic Algorithm and Reasoning Response Engine por Ethan Skarstedt & Brandon Sanderson

En esta ocasión el enemigo son unas máquinas que evolucionan  y que arrasan con todo lo que encuentran a su paso. Para proteger a los civiles de otra especie, lo único que puede interponer el soldado acorazado Karith Marvudi es su vida. ¿Habrá esperanza si muere?

Una historia que pretende ser aleccionadora, pero que no acaba de llegar a buen puerto.

Don Quixote de Carrie Vaughn

En la recopilación hay algunos escenarios sorprendentes, como en The last days of the Kelly gang, pero el que más me ha gustado, supongo que por transcurrir en España, es éste.

En los últimos días de la Guerra Civil dos soldados pertenecientes al bando republicano desarrollan un arma secreta, una especie de tanque unipersonal al que llaman Don Quixote. La guerra está ya perdida ¿o no?

 Muy recomendable.

The poacher de Wendy N. Wagner y Jack Wagner

Se ha declarado la Tierra Espacio Protegido y como tal la recorren los rangers para proteger sus insustituibles recursos. Aunque la humanidad se haya expandido por el sistema solar, hay muchas necesidades básicas que sólo puede cubrirse con materiales terrestres.

Karen es una habitante de la Luna que admira el trabajo de los rangers y se une a ellos, a pesar de la dificultad que entraña la gravedad para alguien no acostumbrado. Gracias a su armadura y a una medicación constante consigue realizar su trabajo de protección de los recursos naturales. Pero este trabajo no está exento de peligros.

Me ha gustado más la ambientación que la historia en sí, creo que la Tierra como Parque Natural podría haber dado más juego.

The Green por Lauren Beukes

La ambientación recuerda a Find Heaven and Hell in the smallest things. Pero en este caso la flora el planeta en el que se desarrolla la historia se considera muy valioso para la investigación y se despliegan equipos con armaduras para recolectar los especímenes.

Me gusta la descripción que hace de las megacorporaciones que intentan obtener beneficios a toda costa y no pude evitar un escalofrío al acabarlo.

Stick and stones de Robert Buettner

El transfondo del relato es una idea muy interesante y la lectura merece la pena. Hace 35.000 años una especie alienígena cosechó humanos en la Tierra y expandió su semilla por muchísimos planetas similares a la Tierra. Ahora los humanos originales están investigando estos planetas, en una suerte de misión arqueológica.

La misión del teniente Schwartz transcurre en uno de estas tierras alternativas, con un desarrollo similar a  la Edad del Hierro en la Tierra original. Las normas de la misión impiden influir decisivamente en las historia del planeta, pero cuando la vida de un inocente corre peligro, las órdenes directas pierden peso.

Helmet de Daniel H. Wilson

Las duras descripciones de este relato son lo que más perduraran en mi memoria. En una tierra devastada, aldeas aisladas sobreviven como pueden al asalto de los Helmets, que con sus lanzallamas lo arrasan todo. La terrible respuesta a cuál es el origen de estos robots será la base de toda la historia.

The N-Body Solution de Sean Williams

No he entendido este relato, ni la idea que quiere desarrollar ni la moraleja final.

En conjunto, la antología Armored me ha parecido muy irregular, con algunos destellos de genio como en los relatos Power Armor: a love story, The last Days of the Kelly gang y Don Quixote, pero otros son francamente olvidables. Esperaba más de la recopilación de John Joseph Adams, pero eso no es óbice para que Other Worlds Than These sea otra de mis próximas lecturas.

Libro gratis : ISF 2012 Annual Anthology

Esta es una buena noticia, ahora mismo está disponible para bajarse en formato epub, mobi y pdf esta antología anual, con relatos de Aliette de Bodard y Ken Liu entre otros. ¡Para no perdérselo!

Os pongo la tabla de contenidos:

  1. “Siren Songs in Deep Time” by Nas Hedron
  2. “Aliens” by Lavie Tidhar
  3. “The Death of Mr. Teodorescu” by Cristian-Mihail Teodorescu
  4. “59 Beads” by Rochita Loenen-Ruiz
  5. “Dad Bought a Teleporter” by Attila Sümegi
  6. “Space Oddity” by Regina Catarino
  7. “Metal Can Lanterns” by Joyce Chng
  8. “The Colors of Creation” by Judit Lorinczy
  9. “Digits Are Cold, Numbers Are Warm” by Liviu Radu
  10. “Butterfly, Falling at Dawn” by Aliette de Bodard
  11. “Aphrodisia” by Lavie Tidhar
  12. “Hunt Beneath the Moon” by Marian Truta
  13. “The Ethics of Treason” by Gerson Lodi-Ribeiro
  14. “The Wind-Blown Man” by Aliette de Bodard
  15. “Single-Bit Error” by Ken Liu

La portada es de Erasmus Brosdau.

Votaciones Locus

locusonline2008eSi has seguido este blog el poco tiempo que lleva, sabrás que este año me he apuntado a las votaciones de los Premios Hugo. Si no te decides a tirarte a la piscina, puedes tener un aperitivo de lo que sería participar en las votaciones para elegir lo mejor del 2012 con la 2013 Locus Poll. No hace falta ser suscriptor de la revista para votar, aunque si lo eres, tu voto cuenta doble.

Las categorías varían un poco respecto a los Hugo, y aunque puedas votar a lo que quieras que se publicara el año pasado, las sugerencias que aparecen son los libros que el equipo de Locus ha seleccionado como lo mejor.

Las categorías son:

  • Best SF Novel
  • Best Fantasy Novel
  • Best YA Book
  • Best First Novel
  • Best Collection
  • Best Anthology
  • Best Nonfiction Book
  • Best Art Book
  • Best Novella
  • Best Novelette
  • Best Short Story
  • Best Magazine o Fanzine
  • Best Book Publisher
  • Best Editor Pro or Fan
  • Best Artist Pro or Fan

Mis votos creo que serán muy parecidos a los de los Hugo que ya publiqué, aunque creo que incluiré Jack Glass, que me ha gustado mucho y no me dio tiempo a nominarla.

¡¡Anímate a votar!!

Armored (II)

Debido a la longitud de la reseña, he tenido que dividirla. Aquí podéis leer la primera parte.

Field Test de Michael A. Stackpole

Cuando se escribe ciencia ficción en un futuro cercano, existe el riesgo de que los acontecimientos de la realidad sobrepasen a la ficción y este ha sido el caso de Field Test, ya que estaba situado en una Libia bajo el control de Gadaffi.

En cuanto a la historia no destaca por nada en particular. Una operación secreta de los EE.UU. que no acaba bien en la que el rescate es ayudado por una armadura de combate.

Trauma pod de Alastair Reynolds

Alastair Reynolds es un autor que me gusta, especialmente cuando escribe space opera.

No cabe duda de que este relato es de ciencia ficción, pero inextricablemente unido al horror. Y ése es un campo que yo no llevo bien.

¿Qué pasa cuando se confunde el humano y la cápsula con la que se le mantiene con vida? ¿Qué separa la humanidad de la inteligencia artificial?

Contained vacuum de David Sherman

En esta historia los marines abordan un navío espacial que parece abandonado que esconde una trampa, pero gracias a su buen hacer (¡somos marines!) consiguen llevar la misión a buen puerto. Muy previsible.

You do what you do de Tanya Huff

Una revisitación al tema tratado en Trauma pod, con un final similar. No entiendo cómo dos historias tan parecidas han entrado en la recopilación, además la de Reynolds me parece mejor.

Nomad de Karin Lowachee

Este relato sí que me ha gustado. Los humanos y las armaduras adaptables se fusionan creando un nuevo ser, pero persiste la individualidad de cada uno. El problema viene cuando uno de los dos muere.  ¿Se busca la fusión con otro o se vuelven nómadas?

En esta historia de amor y traición, el final no será el que esperamos, pero es el más lógico.

Human Error de John Jackson Miller

Una guerra casi imposible de ganar sería aquella que nos enfrentara con una plaga que no piensa, pero que fagocita todo lo que se pone en su camino y que alcanza otros planetas a través del espacio. Los humanos en coalición con otras especies desarrollan una forma de eliminación quirúrgica de la plaga mediante soldados con armaduras especiales. El problema viene con los errores burocráticos, ya que alguien manda el equipamiento inadecuado y la armadura que se recibe es para otra especie no humanoide.

La historia de la plaga no es original (en los libros de Alastair Reynolds ya está presente) pero la forma de utilizar los recursos disponibles, sí.

Transfer of ownership de Christie Yant

Uno de los relatos más cortos de la recopilación, pero no por ellos menos interesante. Cuando muere el ocupante de un exoesqueleto e intentan volver a utilizarlo a la fuerza, ¿podrá resistirse o no tendrá voluntad de existir?

Jack Glass

jackglassEs una pena que ya haya acabado el plazo de nominaciones para los premios Hugo, porque creo que esta novela de Adam Roberts se hubiera merecido entrar entre mis elegidos.

El autor plantea el libro como tres homenajes a la Edad de oro de las novelas de misterio y de ciencia ficción. De este modo, cada una de las tres partes que constituyen el libro se desarrollan como un caso típico de los libros de detectives: el asesinato en un habitación cerrada, el crimen que nadie pudo cometer en la casa de campo y el asesinato con un arma inexistente.

En todos los casos sabemos, o creemos saber quién es el asesino, el famoso Jack Glass, buscado en todo el sistema solar por sus crímenes contra la familia gobernante, los Ulanova.

El contexto en el que se desarrolla el libro es importante, la humanidad se ha expandido por el sistema solar, utilizando burbujas que sostienen la vida (recuerdan a La saga de las Burbujas de Vinge). Las diferencias sociales son extremas, entre la casta superior, liderada por la familia Ulanova y sus cinco familias auxiliares y los pobres que proliferan en las burbujas de más baja calidad, expuestos a la radiación y a todos los peligros de la vida en el espacio.

En la primera parte del libro, adecuadamente llamada In the box, siete convictos son encerrados en un asteroide con los dispositivos mínimos para sobrevivir a su condena de 11 años, el procedimiento estándar. Su tarea consiste en convertir en habitable el trozo de roca en el que están atrapados, encontrando hielo para beber y transformar en aire. De esta forma los comerciantes que los han llevado así consiguen beneficios de los trabajos forzados de los presos, si es que sobreviven. La convivencia es extremadamente dura y Roberts no se corta ni un pelo en explicar todos los pormenores de las relaciones que se desarrollan en el vacío.

Un preso que se hace llamar Jac ha sido atrapado en esta cárcel por error, pero sabe que cuando las autoridades se den cuenta de quién es volverán a por él, así que debe escapar de una prisión de la que es imposible huir.

Esta primera parte de la lectura me costó mucho trabajo, no porque no fuera interesante, si no por el nivel de crudeza y casquería que exhibe el autor. Demasiado para mi estómago. Aún así, seguí leyendo fascinada por el desarrollo de la historia.

La segunda historia, titulada The FTL Murders, se desarrolla en la Tierra. Las dos herederas (Eva y Diana) de una poderosa familia solo un escalón por debajo de los Ulanov pasan una temporada en la Tierra, adaptándose al pozo gravitacional que convierte todo movimiento en una tortura para alguien acostumbrado a la ingravidez. Las dos son extremadamente inteligentes, de hecho fueron creadas para orientarse a la resolución de problemas. Mientras Eva está realizando su séptima tesis doctoral sobre el fenómeno conocido como Champagne Supernova, Diana disfruta resolviendo los misteriosos asesinatos de un mundo virtual.

En los primeros días de adaptación, se comete un homicidio en la residencia de las hermanas. Uno de los sirvientes aparece muerto con el cráneo resquebrajado, y el arma del crimen es un pesado martillo que ninguno de los sirvientes (los únicos sospechosos, porque nadie más ha entrado o salido de la finca) podría manejar en esta gravedad. Diana se encarga de investigar lo sucedido, que por alguna extraña razón parece estar relacionado con la investigación de su hermana.

El desarrollo de esta segunda parte es todavía más interesante que la anterior, ya que aunque a priori puede parecer poco importante sienta las bases para el desarrollo de todo el libro.

La tercera historia, The impossible gun, se desarrolla en el espacio. Y no se puede contar mucho porque destriparía el fina del relato anterior, pero se puede decir que se narra una huida y hay una muerte provocada por un arma que no puede existir. Y también me gustaría mencionar que tiene un capítulo con un gran título-homenaje: “The murder of Roger RACdroid”.

La tercera parte, aunque también muy bien escrita y de una lectura difícil de dejar de lado es la que menos me ha gustado, porque me parece que tiene un final tramposo y que deja hilos sueltos que no sabemos si se finalizarán algún día. Este es el único impedimento que hace que no piense en el libro como excelente si no como muy bueno.

Como colofón, se incluyen dos historias adicionales en el mismo escenarios, escritas en verso por Roberts. Merecen mucho la pena y creo que voy a buscar algún libro más de él.

Mis nominados a los Hugo 2013

El domingo pasado finalizó el plazo para las nominaciones a los Premios Hugo. Aquí os dejo lo que finalmente voté. Viéndolo en retrospectiva aunque solo han pasado unos días a lo mejor cambiaría el orden de algún voto, pero por que las historias me han gustado tanto que es difícil priorizar.

Best Novel

  1. Hide me among the graves, Tim Powers. Aquí podéis leer mi reseña.
  2. The fractal prince, Hannu Rajaniemi. También está comentada en el blog.
  3. The map of sky, Felix J. Palma. Esta la leí antes de crear Fantástica Ficción, pero no está aquí solo por hacer patria, es que me parece muy buena.
  4. Scourge of the betrayer, Jeff Salyards. Un gran debú y el principio de algo muy interesante.

Best Novella

  1. The Emperor’s Soul, Brandon Sanderson. Este autor es una de mis debilidades, como se puede apreciar aquí y en el punto 5.
  2. On a red station, drifting, Aliette de Bodard. En ardua competición con la anterior, y juro que no ha influido en el voto la portada.
  3. Salvage and demolition, Tim Powers. No se me nota nada que es uno de mis autores favoritos.
  4. The boolean gate, Walter Jon Williams. Por recomendación de @odo.
  5. Legion, Brandon Sanderson. Lo dicho en 1.

Best Novelette

  1. Taking care of gods, Cixin Liu. Un autor que me he apuntado para seguirle muy de cerca.
  2. Courtship in the country of machine-gods, Benjanun Sridvangkaew. Este no me lo he apuntado porque con ese apellido necesitaría una libreta tipo A3.
  3. Astrophilia, Carrie Vaughn. Un relato sutil, pero esperanzador.
  4. Mountain, Cixin Liu. Lo dicho en 1.
  5. Limited Edition, Tim Maughan. Disponible online.

Best short story

  1. And the hollow space inside, Mari Ness. Lo pasé realmente mal leyéndolo, no apto para madres recientes o no tan recientes.
  2. Power Armor: A love story, David Barr Kirtley. Lo mejor de Armored.
  3. During the pause, Adam-Troy Castro. Otro para pasar un mal rato. A veces disfrutamos sufriendo.
  4. My wife hates time travel, Adam-Troy Castro. Del mismo autor, pero con un tono tan distinto que no parece que haya salido de la misma pluma.
  5. Scattered along the river of heaven, Aliette de Bodard. La posición de las historias de Aliette es la que me hace pensar que este año ha sido muy fructífera en distancia cortas.

ACTUALIZACIÓN: En las nominaciones no influye el orden de los votos, así que Aliette no ha sido perjudicada por mis arrebatos Sandersonianos.

Cificops

placaAl hilo de este interesante artículo sobre detectives de ciencia ficción, se me ocurrió escribir una entrada similar, pero en este caso centrándome en los policías propiamente dichos, bien en su labor de investigación o en otros menesteres.

Los más famosos sin duda serán Elijah Baley y R. Daneel Olivaw, de Asimov. Elijah es un humano, policía de Nueva York, al que le encomiendan resolver un asesinato en “Las bóvedas de acero”. Como compañero tiene a R. Daneel, un robot que será fundamental en el desarrollo del universo de las Fundaciones del autor. Baley aparecerá en otras dos historias, “El sol desnudo” y “Los robots del amanecer”. Estos libros son con los que comencé en la ciencia ficción y les guardo un especial cariño.

Mi policía preferida, sin embargo, es Paula Myo, de las novelas “La estrella de Pandora” y “Judas desencadenado”, de Peter F. Hamilton. Paula proviene de un planeta en el que cada individuo es preparado genéticamente para su labor y la suya es ser policía. Tiene un estricto sentido del deber y la legalidad, está condicionada para ello y esto se muestra en cada una de sus apariciones en las extensas novelas.

En “Leviathan Wakes”, uno de los dos protagonistas es Miller, policía en Ceres. Pongo lo de policía en cursiva puesto que pertenece a una agencia privada, pero es que la seguridad en el asteroide está subcontratada. Miller ha de investigar un secuestro, pero su labor cambia radicalmente cuando entra en contacto con Holden.

El cuerpo policial más tristemente conocido sería la policía del pensamiento de “1984”. Estos se dedican a supervisar todas las conversaciones de las personas y en cuanto se sospecha que existe cualquier desviación de la conducta aprobada por el Partido, secuestran a los sospechosos y los torturan hasta que se quebranta su voluntad. Estremecedor.

Otro conjunto de policías, pero más amigables son los de “El sindicato de policía yiddish” de Michael Chabon, ganadora del Hugo, del Nebula y del Locus. Con esta excelente carta de presentación, poco se puede añadir.

Un autor que vuelve varias veces sobre los policías en su ciencia ficción es Philip K. Dick.  Por ejemplo, en su relato “Minority Report” la policía utiliza a los precogs para combatir el crimen antes de que suceda. O en la novela, “Fluyan mis lágrimas, dijo el policía”, aunque ésta no la he leído, no he podido evitar incluirlo porque el título viene que ni pintado. En “Una mirada a la oscuridad” el protagonista pertenece a la brigada de narcóticos y sufre los efectos de la misma sustancia que persigue. El más popular de sus policías es Deckard, aunque en “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” el protagonista es un expolicía al que no se nombra y el nombre Deckard solo se utiliza en la película Blade Runner.

Si abrimos un poco el enfoque y en vez de hablar sobre libros comentáramos sobre comics, se me ocurren muchas más menciones, como el Juez Dredd, Valerian, agente espacio-temporal, los policías de Top 10… pero en este campo no sé mucho. Mejor se lo dejo a los profesionales.

 ¿Sabéis de algún policía más que se me haya pasado?