Premios Nébula 2012

Se han anunciado los agraciados con los premios Nebula. Son los siguientes:

Novela

  • 2312, Kim Stanley Robinson (Orbit US; Orbit UK)

Novella

  • After the Fall, Before the Fall, During the Fall, Nancy Kress (Tachyon)

Novelette

  • “Close Encounters”, Andy Duncan (The Pottawatomie Giant & Other Stories)

Relato corto

  • “Immersion”, Aliette de Bodard (Clarkesworld 6/12)

Ray Bradbury Award for Outstanding Dramatic Presentation

  • Beasts of the Southern Wild

Andre Norto n Award for Young Adult Science Fiction and Fantasy Book

  • Fair Coin, E.C. Myers (Pyr)

Carl Sagan y Ginjer Buchanan recibieron los Solstice Awards, y Michael H. Payne recibió el Kevin O’Donnell Jr. Service to SFWA Award.

¡Enhorabuena a los ganadores! Especialmente a Aliette, que nos concedió esta entrevista.

 

Ebook On a red station, drifting

red_station_cover_ebookLa espléndida “On a red station, drifting” ya está disponible en ebook. Además, trae una nueva portada mucho más acorde con la historia y que me gusta bastante.

Si queréis tener una idea del libro, aquí tenéis un enlace a la reseña que le hice. Y si os pica la curiosidad y deseais conocer algo más de la autora, aquí podéis ver la entrevista que nos concedió.

Aprovechad esta oportunidad para tener esta maravillosa historia multinominada.

ACTUALIZACIÓN: El estupendo blog Cuentos para Algernon ha llegado a un acuerdo con Aliette para traducir algunos de sus cuentos. ¡Muy buena noticia!

Interview with Aliette de Bodard

mail.google.comAs you may know, Aliette de Bodard has become one of my favorite writers and I have reviewed her awesome On a red station, drifting, and some of her short fiction here y here. She has been so kind and has answered some questions that I post here. También puedes leer esta entrada en español.
How and when did you decide to start writing? Other than Orson Scott Card and Ursula K. Le Guin, which authors have influenced you? Is there any current writer that you admire?
I started writing when I lived in London in my teens: I wrote a couple of novels that would probably be very embarrassing if I read them today (thank God I lost one of them when we moved back to Paris, which taught me a very important lesson about backups, and very conveniently erased all evidence of how cringe-inducing my writing used to be!). It took me a couple of novels before I started taking the whole thing seriously–in the sense of actually polishing and submitting writing regularly.
I have been very heavily influenced by the stuff I read as a child (like most people I suppose), which included Chinese and Vietnamese fairytales; you can find the motifs and the characteristics of those all over my fiction.
The other influences on my work are the people who showed me that you could use the English language to create beautiful texts–the first one was Patricia McKillip, but there’s also a whole bunch of poets from Rabindranath Tagore to Wilfred Owen to Du Fu who taught me all kinds of things about the importance of beats and rhythm, and the power of well used alliterations.
Currently, writers I admire include Tricia Sullivan, Rochita Loenen-Ruiz and Yoon Ha Lee –they write SFF which pays attention to the nuances of characters and culture, and which really transports you to different places.
How do you cope with your day-time job and your writing?

No idea 🙂 I try to write in the holes left by the dayjob, which includes lunch-breaks, evenings and the occasional weekend (my poor husband has become used to the idea that some evenings I just turn on the computer and work non-stop while he’s playing videogames).

Comicbook industry is very important in France, have you thought about writing a comic? Which are you favorite comics?

 

To be honest, I have never thought of writing a bande dessinée; it’s a medium I like but don’t really see myself working in right now; it’s very different from writing prose! My favourite band dessinées currently are Juan Díaz Canales and Juanjo Guarnido‘s Blacksad, which combines the tropes of noir with awesome renditions of its main characters as animals; and Denis Bajram‘s Universal War One, a story set in the near future which deals with the mysterious appearance of a black wall beyond Saturn, which cuts the solar system in two–and shows us how a squad of disgraced soldiers investigate the phenomenon. It is about one of the only time-travel stories that I felt worked, even though I have some issues with the way it depicts women.

blacksad-ny-70x100-web

I also read a lot of manga; again, though I have issues with its treatment of women, I enjoyed Full Metal Alchemist, which, in addition to having a great ensemble cast, had great worldbuilding, and tackled interesting questions about war and guilt.

How do you document yourself? Where do you search for inspiration? Why is History so important in your writings?

 

Uh. It depends a lot on what I’m trying to write. I don’t really know where I search for inspiration–it would make my fiction much easier to write if I did know 🙂 I usually document myself on historical periods for pieces set in historical times: for my Obsidian and Blood books, I had a lot of books on the Aztec civilisation in addition to JSTOR articles. Other times, I look up science details on the internet (or ask my husband, who very kindly puts up with all my weird ideas!). The big advantage to having had a general science education is being able to quickly look things up and get what I need by a glance at the relevant pages (I don’t really know about planetary movements in detail, but I do know enough about the mechanics of celestial bodies to be able to make sense of a general interest article).

Does your passion about mithology extend to Greek, Nordic and other mithologies?

 

I find mythologies to be fascinating from a purely “dry” point of view as a writer, because they reveal so much of the beliefs of the culture; but of course they’re also living things with beings that are still worshipped and respected. Ancient Greek myths, by now, have become a bedrock of Western civilisation (though the versions I learnt at school probably don’t have much to do with the ones told/preserved in Greece today); I have to admit I am a bit saturated on them by now, mainly because I overdosed on them when I was younger…

As said above–the mythologies that speak most strongly to me are Chinese/Vietnamese, because they’re the ones that I grew up most with as a child.

Do you know any Spanish writer? What do you think about the publication of Obsidian and Blood in Spanish? Would you like a particular short story of yours to get translated?

 

I know a few Spanish writers, though I’m woefully under-read in that area due to very rusty language skills… I’m slowly working my way through Javier Negrete at the moment. I’m a tenth of the way through Señores del Olimpo, which I peruse when I have a stress-free momentI rather like the retelling of Greek myths: it has the advantage of being familiar, which is a huge help when reading in a language I don’t speak that well–and I hope to get around to La Espada de Fuego, which is also on my shelves. senores-del-olimpo

I’m thrilled to be published in Spanish by RBA–there’s a special satisfaction to being published in a language I can sort of understand (I’m not going to be near enough proficient to understand every nuance of the translation, but at least I’ll be able to read it!).

I have no particular short story I want translated into Spanish; though I admit that I would love stuff from the Xuya cycle to be translated, as I have a special fondness for those stories.

What are your opinions about the situation of women in genre fiction?

 

Recently, Tricia Sullivan posted a link to a 1982 article on women in SFF (http://www.nytimes.com/1982/05/02/books/women-and-science-fiction.html?pagewanted=all). On the one hand, it was really nice to see that we’d made strong progress–that you find more women on awards list and in bookstores. On the other hand… the opinions expressed in the article don’t seem to have really gone away. It’s still assumed that women can’t write SF–or its counterpart, that what women write isn’t SF (which is a great exclusionary tactic that I also see applied to the work of POCs, particularly the non-Western Anglophone contingent). I think we’re slowly getting better at including women, and this is a very good thing! But I also think that we (as a genre, and as someone who is steeped in it I’m equally guilty of this attitude–it’s hard to reject a milieu you’re swimming in) like to congratulate ourselves on being more inclusive than we really are–and that this is a dangerous attitude to have, because it encourages complacence.

Do social networks influence your work as a writer and your relationship with readers? And with other authors? What can you tell us about Written in blood?

 

Without social networks, I don’t think I’d have got where I am–when you’re a non-Anglophone writer living in a non-Anglophone country and trying to write in English, it’s really hard to find peers unless it’s through the Internet. I don’t have a face-to-face writers’ group, and a lot of my English-speaking friends live at least a country away, if not a continent away–email and social networks are really handy for me to reach out, and also to be reached by readers. Same with other authors–I know a lot of them via email or twitter or facebook, often years ahead of actually meeting them at conventions.

Written in Blood is my online writers’ group–they very nicely put up with all three Obsidian and Blood books, with my novella On a Red Station, Drifting and with a lot of my short fiction (they’re not my only critique group, because I binge-write a lot, and I would flood them with my stuff if everything had to go through them!). They’ve been an invaluable help with critiques, query letters and the ups and downs of my writing life; and of course great friends to hang out with.

Do you reach the keyboard with your growing belly?

Easily–all I have to do is wedge the laptop on my knees and I’m doing fine 🙂

I want to thank Aliette again for her answers and suggest you to read her books.

Entrevista a Aliette de Bodard

mail.google.comComo ya sabéis Aliette de Bodard se ha convertido en una de mis escritoras favoritas, y he reseñado su estupenda On a red station, drifting, y algunos de sus relatos cortos aquí y aquí. Ha sido tan amable como para responder a una serie de preguntas que os pongo a continuación, os dejo con sus respuestas, que son de lo más interesante. You can also read this entry in English.

¿Cómo y cuándo decidiste empezar a escribir? Además de Orson Scott Card y Ursula K. Le Guin, ¿qué autores te han influido? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

Empecé a escribir cuando viví en Londres durante mi adolescencia: escribí un par de novelas que probablemente serían muy embarazosas si las leyera hoy (gracias a Dios perdí una de ellas cuando volví a París, lo cual me enseñó una importante lección acerca de las copias de seguridad y borró convenientemente toda evidencia de lo vergonzosa que era mi escritura). Tras un par de novelas empecé a tomarme la cosa en serio, en el sentido de pulir y mandar los escritos para su publicación regularmente.

Me ha influenciado fuertemente lo que leí de pequeña (como a casi todo el mundo, supongo), que incluían cuentos de hadas chinos y vietnamitas; se pueden encontrar esas ideas centrales y sus características en toda mi ficción.

Otras influencias en mi trabajo son la gente que me enseñó que se puede usar el inglés para crear hermosos textos. La primera fue Patricia McKillip, pero hay un grupo de poetas desde Rabindranath Tagore a Wilfred Owen a Du Fu que me enseñaron toda clase de cosas sobre la importancia de los tiempos y los ritmos, y el poder de las aliteraciones bien usadas.

Actualmente, los escritores que admiro son, entre otros, Tricia Sullivan, Rochita Loenen-Ruiz y Yoon Ha Lee. Escriben ciencia ficción y fantasía que presta atención a los matices de los personajes y las culturas y que realmente te transportan a sitios diferentes.

¿Cómo compaginas tu trabajo y tu escritura?

Ni idea 🙂 Intento escribir en los intermedios de mi trabajo, incluso en las pausas para comer, por las noches y algunos fines de semana (mi pobre marido se ha acostumbrado a la idea de que algunas noches enciendo el ordenador y trabajo sin parar mientras él juega a videojuegos)

La industria del comic es muy importante en Francia, ¿has pensado alguna vez en escribir un comic? ¿Cuáles son tus tebeos favoritos?

Para ser honesta, nunca había pensado en escribir cómics, es un medio que me gusta pero no me veo trabajando en él ahora mismo, ¡es muy diferente de escribir prosa! Mis cómics favoritos son Blacksad de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, que combina los tropos del género negro con asombrosas ejecuciones de sus principales protagonistas como animales; y Universal War One de Denis Bajram, una historia situada en un futuro cercano en la que la misteriosa aparición un muro negro más allá de Saturno divide el Sistema Solar en dos y nos muestra a una escuadra de desgraciados soldados que investigan en fenómeno. Es una de las pocas historias de viajes en el tiempo que siento que funcionan, aunque tengo algún que otro problema con su forma de describir a las mujeres.

blacksad-ny-70x100-web

También leo mucho manga, a pesar de que tengo problemas con su forma de describir a las mujeres, disfruté Full Metal Alchemist, que, además de tener un gran conjunto de personajes, tiene una gran construcción de mundo y plantea interesantes preguntas sobre la guerra y la culpa.

¿Cómo te documentas? ¿Dónde buscas la inspiración? ¿Por qué es la Historia tan importante en tu obra?

Uh. Depende mucho de lo que esté intentando escribir. Realmente no sé dónde encuentro la inspiración, sería mucho más fácil escribir si lo supiera. 🙂 Normalmente me documento sobre periodos históricos para las partes que se sitúan en tiempos históricos: para los libros de Obsidian and Blood, leí muchos libros sobre la civilización azteca además de artículos de JSTOR. Otras veces busco detalles científicos en internet (o le pregunto a mi marido, que muy amablemente soporta todas mis raras ideas). La gran ventaja de haber tenido una educación general en ciencia es ser capaz de mirar las cosas rápidamente y obtener lo que necesito con un vistazo a las páginas relevantes (realmente no sé sobre los movimientos planetarios en detalle, pero sé lo suficiente sobre la mecánica de los cuerpos celestes para ser capaz entender un artículo de interés general)

¿Tu pasión por la mitología se extiende a la griega, la nórdica y otras mitologías?

Las mitologías me parecen fascinantes desde un seco punto de vista como escritora, porque revelan mucho de las creencias de la cultura; pero por supuesto también son cosas vivas con seres que todavía son venerados y respetados. Los antiguos mitos griegos, actualmente, se han convertido en los fundamentos de la civilización occidental ( a pesar de que las versiones que aprendí en el colegio probablemente no tengan mucho que ver con las que se cuenten/preserven en Grecia hoy en día); debo admitir que estoy un poco saturada de ellas ahora mismo, principalmente porque tuve sobredosis de ellas cuando era más joven…

Como he dicho anteriormente, las mitologías que me llaman más la atención son la china/vietnamita, porque son aquellas con las que crecí de niña.

¿Conoces algún escritor español? ¿Qué piensas de la publicación de Obsidian and Blood en español? ¿Te gustaría que alguna de tus historias cortas en particular se tradujera al español?

Conozco algunos escritores españoles, a pesar de que desgraciadamente no he leído mucho debido a mis oxidados conocimientos de español… Poco a poco voy leyendo a Javier Negrete. Llevo un diez por ciento de “Señores del Olimpo”, que leo detenidamente cuando tengo un momento libre de estrés -me gusta mucho la revisitación de los mitos griegos: tiene la ventaja de que  me resulta familiar, lo que es una enorme ayuda cuando leo un idioma que no hablo bien- y espero leer “La Espada de Fuego, que también está en mis estanterías.

senores-del-olimpo

Estoy entusiasmada con ser publicada en España por RBA, existe una satisfacción especial en ser publicada en un idioma que puedo entender (no tengo el suficiente conocimiento como para entender cada aspecto de la traducción, pero por lo menos seré capaz de leerlo).

No existe ninguna historia corta en particular que quisiera que se tradujera al español, aunque admito que me encantaría que el ciclo de Xuya se tradujera, tengo un cariño especial por estas historias.

¿Qué opinas de la situación de la mujer en el género de la ciencia ficción y la fantasía?

Hace poco, Tricia Sullivan posteó un enlace de 1982 a un artículo de mujeres en ciencia ficción y fantasía (http://www.nytimes.com/1982/05/02/books/women-and-science-fiction.html?pagewanted=all). Por una parte, es agradable ver que se ha conseguido un gran progreso, ya que hay más mujeres en las listas de premios y en las librerías. Por otro lado… las opiniones que se expresan en el artículo no parecen haber desaparecido. Todavía se asume que las mujeres no pueden escribir ciencia ficción o su contrapartida, que lo que escriben las mujeres no es ciencia ficción (que es una táctica excluyente que también he visto aplicada en el trabajo de gente de color, particularmente en el contingente anglófono no occidental ). Creo que poco a poco estamos consiguiendo incluir a la mujer y esto es muy bueno. Pero también creo que  nosotros (como género, y como alguien que pertenece al género soy igualmente culpable de esta actitud, es difícil renegar de un ambiente al que perteneces) nos congratulamos de ser más inclusivos de lo que realmente somos y esta es una actitud muy peligrosa, porque lleva a la complacencia.

¿Influyen las redes sociales en tu trabajo como escritora y en tu relación con los lectores? ¿Y con otros autores? ¿Qué puedes decirnos de Written in Blood?

Sin redes sociales, no creo que hubiera llegado donde estoy. Cuando eres un escritor no anglófono viviendo en un país no anglófono y tratando de escribir en inglés, es difícil encontrar colegas a menos que sea a través de internet. No tengo un grupo de escritores cara-a-cara, y muchos de mis amigos que hablan inglés viven al menos a un país de distancia, si no a un continente. El correo y las redes sociales son muy útiles para alcanzarles y para entrar en contacto con los lectores. Me pasa lo mismo con otros autores- conozco a muchos a través de facebook, correo o twitter, muchas veces años antes de verlos en  persona.

Written in Blood es mi grupo online de escritores, ellos aguantaron los tres libros de Obsidian and Blood, On a Red Station, Drifting y mucha de mi ficción corta (no son mi único grupo de crítica porque escribo mucho y les inundaría con toda mi ficción si se la mandara). Son de mucha ayuda con las críticas, cartas de propuestas y con las subidas y bajadas de mi vida de escritora y por supuesto son grandes amigos para salir.

¿Llegas al teclado con tu incipiente barriga?

Fácilmente, equilibro el portátil en mis rodillas y me apaño.

Quiero reiterar mi agradecimiento a Aliette por haber contestado a las preguntas que le mandé y no puedo dejar de recomendar su obra.

Anthology of European SF

anthology-european-sf-cover-2_corrected-1Si os dais prisa este recopilatorio todavía estará disponible para su descarga gratuita.

The dead orchards de Ian R. MacLeod

La ambientación opresiva que ya apareció en “Las edades de la luz” vuelve a estar presente en este relato de horror. En una ciudad donde la podredumbre lo posee todo, el protagonista dedica sus días a viviseccionar a las mujeres a las que paraliza con su magia para que después, aún vivas, sean entregadas a los árboles.

Me ha resultado muy desagradable, aunque creo que este era el objetivo del autor.

Trascendence Express de Jetse de Vries

La idea Negroponte Un portátil para cada niño sirve como base a esta optimista historia donde una científica que consigue el primer procesador cuántico deja toda su investigación de lado para enseñar en una aldea africana. Pero las clases no serán al uso y el objetivo final puede cambiar el rumbo de la Tierra.

Es muy bueno, un relato que ojalá se hiciera realidad.

Memory recall de Regina Catarino

Lo que parece ser un simple trabajo de transporte interestelar para la tripulación de la March Hare 711 se convierte en otra cosa.

Resulta curioso el punto de vista desde el que está escrita la historia, que sin ser original tiene su interés.

Digits are cold, numbers are warm de Liviu Radu

Este magnífico relato ya lo reseñé aquí.

Repeat performance de Carmelo Rafala

El tráfico de niños llevado al siguiente nivel, ya que se utilizan sus cuerpos para horribles transformaciones. Este relato me ha recordado “Veniss Soterrada” de Jeff VanderMeer. El gore está muy presente en estas páginas que me han resultado muy desagradables.

Big bing, Larissa de Cristian Mihail Teodorescu

Esta historia trata sobre un tema de candente actualidad, la evolución de la economía. Desde un punto de vista humorístico pero con retranca, el autor nos cuenta como una madre enseña a su hija los principios de las finanzas. La Holy Bureaucratism Bible o la Accounting Barbie son solo ejemplos de lo que nos podemos encontrar en Big Bing, Larissa.  Estupendo para pasar un buen rato.

Rebellion “A short story from number 9“ de Diana Pinguicha

Una nueva versión del dilema del objetivo inamovible enfrentado con la fuerza irresistible, pero esta vez con personas mejoradas genéticamente para formar un ejército invencible. No me ha parecido muy destacable.

The Server and the Dragon de Hannu Rajaniemi

Como ya sabréis por mis reseñas anteriores (aquí y aquí) Hannu Rajaniemi es un autor complicado, pero que me gusta. Lo que no le conocía era en las “distancias cortas” y estoy muy contenta de habérmelo encontrado en esta recopilación.

Un servidor perdido en la galaxia, que no puede conectarse a la red debido a su lejanía a cualquier otro nodo, decide emplear su tiempo de forma creativa y acaba encontrando la horma de su zapato. Todo un derroche de sentido de maravilla y lírica. Excelente.

The Royal Library (Scroll of the Bards) de Vladimir Arenev

Dentro de la Librería Real (clara deudora de la de la Universidad Invisible) nos encontramos con tres historias cada cual mejor que la anterior, hasta alcanzar la última que simplemente me ha encantado. En la primera el autor nos cuenta la obsesión de Innolt por aprender la lengua Común, perdida en el pasado. En el segundo, de marcado tono humorístico, vemos como el Dios de la Caligrafía prepara a su profeta para llevar su palabra al mundo. Y en la tercera, vemos cómo se escoge el bibliotecario de la Librería Real y cómo siempre tiene el libro adecuado a cada necesidad, hasta la más peregrina y acuciante.

News from a dwarf universe de Danut Ungureanu

Recordando inevitablemente a Matheson, en esta cortísima historia vemos qué ocurre con la humanidad cuando se inventa la Máquina de Encoger y se utiliza de forma masiva.

Only friends de Philip Harris

No he entendido muy bien esta historia sobre cómo dos niños se hacen amigos y van creciendo juntos. O es más trascendental de lo que aparenta o es un poco fallida.

Starsong de Aliette de Bodard

Voy a empezar a plantearme seriamente montar el club de fans de Aliette en España, porque todo lo que leo suyo me gusta. Aunque esta vez no está al nivel que las anteriores, esta yuxtaposición de dos puntos de vista, masculino y femenino en su Universo alternativo donde los aztecas rechazaron a los españoles con ayuda de los chinos no me puede dejar indiferente. Espero leer Obsidian and Blood dentro de poco y quizá tengamos otras noticias sobre ella pronto.

En conjunto me ha parecido una muy buena recopilación, quizá no tanto como la ISF 2012 Annual Anthology, pero es que el listón estaba muy alto. Tengo una pega, pero es con la edición, ya que el PDF en el que he leído las historias no facilitaba esta tarea con los encabezados y los pies de página.

ISF 2012 Annual Anthology

annual-isf-anthologyEsta recopilación está disponible de forma gratuita y tiene una calidad tan alta que no se me ocurre ninguna razón para que no vayas al enlace para bajártela, incluso antes de leer la reseña.

Siren songs in deep time de Nas Hedron

La Sirena y el General son dos figuras unidas inextricablemente a lo largo de la historia. En cada iteración, el General siente tendencias homicidas hacia la persona de la que se enamora la Sirena y acaba con su vida. En la Grecia ocupada por las tropas italianas durante la Segunda Guerra Mundial, en Chile tras la muerte de Allende… Este ciclo dura miles de años, hasta que un elemento nuevo entra en la ecuación.

Me gusta la forma de exponer la idea y aunque se avisa desde un principio del cambio que se avecina no me esperaba que fuera a suceder de esta forma.

Aliens de Lavie Tidhar

Corto pero con un mensaje profundo. Cuando los alienígenas llegan a la Tierra su actitud tiene una gran semblanza con otras llegadas a otras costas extrañas.

The death of Mr. Teodorescu de Cristian Mihail Teodorescu

Es increíble cómo de la forma más fría que se pueda imaginar se reutilizan todas las partes del cuerpo humano. El reciclaje llevado al extremo. Es desagradable pero cautivador.

59 beads de Rochita Loenen-Ruiz

Con una ambientación que me ha recordado a “La chica mecánica” de Paolo Bacigalupi, la autora nos cuenta hasta qué extremos de sacrificio está dispuesta a llegar la protagonista por asegurar la salud y el futuro de su hermana pequeña. Las mejoras corporales que llevan su cuerpo al límite no son nada si consigue su objetivo.

Dad bought a teleporter de Attila Sümegi

Tan devastador como el nombre del autor, este corto relato aúna en tres folios la crítica a la excesiva tecnificación de nuestra vida y la necesidad de volver a un estilo más sencillo con un homenaje a “Hyperion” de Dan Simmons. Directo al cerebro.

Space Oddity de Regina Catarino

Homenaje a la canción homónima de David Bowie. Si la conoces… ya sabes lo que va a pasar. Aunque hay una diferencia que hace que esta versión sea más triste.

Metal can lanterns de Joyce Chng

Tras dejar la Tierra atrás, el gobierno establece como lema “Mirar al futuro, nunca al pasado” por lo que seguir las antiguas tradiciones está mal visto. Pero la fuerza de la infancia es capaz de romper estas barreras. Inspirador.

The colors of creation de Judit Lörinczy

Una revisión del pecado original, en clave cromática. Demasiado crítpico para mi gusto.

Digits are cold, numbers are warm de Liviu Radu

Esta vez el relato es de tono fantástico con tendencias lovecraftianas, absorbente y muy bien escrito.

En el funeral de su marido, la narradora desgrana cómo la pareja entró en posesión del Necronomicón y cómo les llevó a cometer actos horribles en la Inglaterra victoriana para evitar un supuesto mal mayor. Mantiene la tensión hasta el último párrafo.

Butterfly, falling at dawn de Aliette de Bodard

Ya sabéis que me gusta mucho como escribe Aliette, como se puede ver en esta reseña.

En este caso la historia se desarrolla en un mundo alternativo donde los chinos ayudaron los aztecas contra Cortés, impidiendo la colonización española en Sudamérica. Solo este escenario ya merecería la pena, pero es que queda en segundo plano con la investigación que lleva a cabo Hue Ma, magistrada de distrito, sobre el asesinato de una artista creadora de hologramas. A pesar de ser parecida a otros misterios, lo importante no es la resolución si no la exposición de los sentimientos que hace la autora. Solo por este relato merecería la pena la recopilación.

Aphrodisia de Lavie Tidhar

Este relato no lo he entendido bien, mezcla muchos temas como la presencia de unos humanos modificados nacidos en el espacio en la Tierra con el amor y la soledad, pero no acaba de encajar.

Hunt beneath the moon de Marian Truta

La premisa me ha parecido interesante, una vuelta de las tornas en la que el cazador es cazado por su habitual presa, pero no me ha acabado de gustar la ejecución, a pesar de las referencias mitológicas que tanto me suelen llamar la atención.

The ethics of treason de Gerson Lodi-Ribeiro

Me ha encantado esta historia de espías y realidades alternativas, el punto Jonbar en este caso es la guerra que hubo entre Brasil y Paraguay (que me suena por un episodio de Tintín, que si no, ni idea). En el universo donde se desarrolla la historia, la guerra la ganó Paraguay, trayendo al mundo una Pax Paraguaya que permitió el desarrollo y la riqueza. Pero para algunos, esto no es suficiente.

The wind-blown man de Aliette de Bodard

Aliette está en el buen camino para convertirse en mi escritora favorita. Cada vez que leo algo suyo descubro una magnífica pieza de literatura y este relato no es la excepción. Trata de una forma muy original la transcendencia, que ha dado mucho juego a otros autores como Banks o Clarke.

En un monasterio White Horse se prepara a los alumnos para que consigan equilibrar los cinco humores de los que se componen con el fin de poder transcender. Una que vez que consiguen su objetivo de alcanzar la perfección, los alumnos nunca vuelven… hasta ahora.

Single-bit error de Ken Liu

Me gusta la forma de representar el amor que nos ofrece el autor en estas pocas páginas.

Esta historia sobre la creencia en Dios me ha hecho reflexionar mucho, como casi todo lo que escribe Ken Liu. ¿Es posible que un pequeño error en nuestro cerebro cambie tanto nuestra forma de ver las cosas?

Viendo la antología como un todo, me parece que merece mucho la pena leerla, la mayoría de los relatos son de una altísima calidad. La única pega, si se puede poner alguna, es que el formato PDF en el que me lo he descargado no deja ver la mayoría de las biografías de los autores, algo que me hubiera gustado leer también para poner en contexto los contenidos.

Libro gratis : Anthology of european SF

Hasta el 10 de mayo está disponible para su descarga gratis esta antología, que tiene una pinta muy interesante. Un buen complemento a la ISF 2012 Annual Anthology de la que ya nos hicimos eco.

Aquí está la tabla de contenidos:

  1. “The Dead Orchards” de Ian R. MacLeod (England)
  2. “Transcendent Express” de Jetse de Vries (Netherlands)
  3. “Memory Recall” de Regina Catarina (Portugal)
  4. “Digits are Cold, Numbers are Warm” de Liviu Radu (Romania)
  5. “Repeat Performances” de Car Rafala (Italy)
  6. “Bing Bing Larissa” de Cristian Mihail Teodorescu (Romania)
  7. “Rebellion” de Diana Pinguicha (Portugal)
  8. “The Server and the Dragon” de Hannu Rajaniemi (Finland)
  9. “The Royal Library” de Vladimir Arenev (Ukraine)
  10. “Only Friends” de Philip Harris (England)
  11. “Starsong” deAliette de Bodard (France)
  12. “News from a Dwarf Universe” de Danut Ungureanu (Romania)

No hay ningún español, pero está Aliette, Hannu Rajaniemi y MacLeod. ¡Parece una buena elección!

Mitos y leyendas

GRIEGAMe gustan las reinterpretaciones de la mitología clásica y no tan clásica en clave de ciencia ficción o fantasía, ya que se mezclan dos temas que son de mi agrado, utilizando referencias a nuestra historia más antigua para contar nuevas vivencias.

Sin duda la primera obra considerada de ciencia ficción que toma elementos de mitología es Frankenstein, no hay más que fijarse en su subtítulo, El moderno Prometeo.

La base más habitual de la que se suele partir es la mitología griega, por ser acervo común de la cultura occidental, que da lugar a la mayoría de las obras que he leído. Se pueden citar varios ejemplos de este tipo de influencia, como la recreación de la guerra de Troya que Dan Simmons lleva a cabo en “Ilión” y “Olympo” y en un sentido muy parecido, los libros finales de Tramórea de Javier Negrete, “El sueño de los dioses” y “El corazón de Tramórea”.  De hecho, el español debutó en la novela larga con “La mirada de las furias”, también claramente deudora de los mitos griegos. Otra referencia entre muchas a estos mitos es el protagonista de la difícil pero interesantísima trilogía La edad de oro de John C. Wright que se llama Faetón, en clara referencia al hijo de Helios como estrella caída.

De una forma más sutil,  aparecen referencias a los mitos griegos en esa obra maestra que es “Tú, el inmortal” de Roger Zelazny. Este autor es posiblemente el que más mitologías diferentes ha utilizado en sus novelas, ya que aparte de la griega, otras tradiciones mitológicas en las que se ha basado son la hindú en “El señor de la luz”, la nórdica en “The mask of  Loki”,  la egipcia en “Creatures of light and darkness” y alguna otra que sin duda me dejo en el tintero.

Puede parecer sorprendente, pero también hay bastante literatura que menciona unos mitos mucho más modernos, como lo son las leyendas americanas que se mencionan en la trilogía de Marte de Kim Stanley Robinson o que son la base de los libros de Alvin Maker de Orson Scott Card. No he leído “American Gods” de Neil Gaiman, pero según los comentarios es una compilación de todos los mitos que se te puedan ocurrir.

Alejándonos del canon occidental, en próximas fechas se va a publicar en España la Trilogía de Obsidiana de Aliette de Bodard, que utiliza la mitología azteca. Esta serie de libros los espero con impaciencia, ya que lo que he leído de Aliette me ha parecido magnífico y tengo curiosidad por saber cómo se ha manejado con una cultura distinta a la suya.

Mención aparte merecerían los mitos artúricos, que se han utilizado una y mil veces como fuente de inspiración para la fantasía moderna y no tan moderna. Como ejemplos, basta señalar “El tapiz de Fionavar” de Guy Gavriel Kay o “The once and future king” de T.H. White o, de forma más tangencial, “Last call” de Tim Powers. Estos mitos se pueden considerar enraizados en los celtas y quizá el mayor exponente de estas leyendas sea “Bosque Mitago” de Robert Holdstock, pero se podría decir que gran parte de la fantasía occidental que no es heredera espiritual de Tolkien lo es de los mitos celtas. Y si no, de los mitos eslavos, también algo desconocidos por estos lares pero que un gran escritor como es Andrzej Sapkowski nos presenta en los excelentes libros de Geralt de Rivia.

Como en otras ocasiones, tenéis los comentarios para recordarme algún título que os parezca interesante y que no haya mencionado.

Libro gratis : ISF 2012 Annual Anthology

Esta es una buena noticia, ahora mismo está disponible para bajarse en formato epub, mobi y pdf esta antología anual, con relatos de Aliette de Bodard y Ken Liu entre otros. ¡Para no perdérselo!

Os pongo la tabla de contenidos:

  1. “Siren Songs in Deep Time” by Nas Hedron
  2. “Aliens” by Lavie Tidhar
  3. “The Death of Mr. Teodorescu” by Cristian-Mihail Teodorescu
  4. “59 Beads” by Rochita Loenen-Ruiz
  5. “Dad Bought a Teleporter” by Attila Sümegi
  6. “Space Oddity” by Regina Catarino
  7. “Metal Can Lanterns” by Joyce Chng
  8. “The Colors of Creation” by Judit Lorinczy
  9. “Digits Are Cold, Numbers Are Warm” by Liviu Radu
  10. “Butterfly, Falling at Dawn” by Aliette de Bodard
  11. “Aphrodisia” by Lavie Tidhar
  12. “Hunt Beneath the Moon” by Marian Truta
  13. “The Ethics of Treason” by Gerson Lodi-Ribeiro
  14. “The Wind-Blown Man” by Aliette de Bodard
  15. “Single-Bit Error” by Ken Liu

La portada es de Erasmus Brosdau.