La leyenda de Broken

brokenMe resulta difícil enmarcar este libro en un género determinado, pues aunque en un principio pensé que era fantasía por la colección en la que se publica y por contar la historia de un reino que nunca existió, en realidad se podría clasificar como novela de fantasía histórica.

El autor Caleb Carr es historiador militar, y no pierde oportunidad de hacernos ver sus extensos conocimientos en este campo a lo largo de todo el libro. La abundancia de información llega hasta límites insospechados, como esas más de doscientas notas al pie de página que utiliza y que resultan claramente desproporcionadas.

El manuscrito que cuenta “La leyenda de Broken” cae en primer lugar en manos del historiador Edward Gibbon, que lo remite por carta a su colega Edmund Burke. Este procedimiento de legitimación de la historia de Broken recuerda al utilizado por Umberto Eco en “El nombre de la rosa”, pero con menos éxito.

El núcleo del relato es la existencia del reino de Broken, un lugar perdido en las montañas alemanas en el que se lleva a cabo una estricta política de selección humana. Cualquier descendiente con alguna tara física o psíquica es desterrado de la ciudad tallada en la montaña y enviado al exilio con los Bane, un pueblo formado con los defectuosos de Broken. La tensión entre ambos pueblos no para de crecer, ya que responden a los ultrajes del enemigo con nuevos ataques más exacerbados.

Sin embargo, ninguno de estos enfrentamientos es importante en comparación con lo que se avecina, una plaga de grandes proporciones que pondrá en peligro la forma de vida de toda la región.

El ritmo es lento y por momentos se hace exasperante, además el autor gusta de regodearse en los orígenes etimológicos de los nombres de los personajes, algo que no aporta nada a la narración y que ralentiza el ritmo de la historia.

Lo peor de todo es que a pesar de la longitud del libro (estamos hablando de casi 900 páginas en español) al final te da la impresión de que la parte que podría ser más interesante queda sin explicar.

“La leyenda de Broken” es un libro muy largo al que hay que acercarse sabiendo lo que hay. No esperéis encontrar aquí magia o héroes, más bien lo contrario. Todo lo que ocurre tiene una explicación más o menos racional y por momentos te parece estar leyendo un thriller médico de Robin Cook, cosa que no tiene por qué estar mal, si es eso lo que buscas.

Three parts dead

ThreepartsdeadLas mayores alegrías de las lecturas de los nominados a los Hugo me las estoy llevando con los Campbell. A la excelente “Blackbirds” se une esta entretenidísima obra de fantasía que es “Three parts dead” de Max Gladstone.

Una novela que empieza con un prólogo en el que muere un Dios (Kos Everburning) y que ya en los primeros párrafos del capítulo está a punto de matar a la protagonista lanzándola al vacío desde una ciudad flotante se puede decir que empieza fuerte. Y aunque hay algunos altibajos en el ritmo de la historia, por lo general es trepidante y el último tercio del libro te atrapa de tal forma que no puedes dejar de leer.

Aunque está narrado desde varios puntos de vista, el personaje principal es Tara Abernathy, una estudiante de magia (llamada Craft) que a pesar de ser expulsada (defenestrada) de las Hidden Schools recibe una oferta de trabajo de la firma Kelethras, Albretch y Ao para que trabaje para ellos. Su primera tarea: resucitar a un Dios.

Resulta muy curioso el sistema de magia que utiliza el autor en la novela, basado en transacciones de poder. Los cultos de cada Dios firman contratos con las partes interesadas de forma que “prestan” el poder y a cambio reciben de vuelta este mismo poder con intereses. Una visión muy mercantil de la adoración a los dioses, que puede causar problemas cuando se presta más de lo que se tiene. También me ha llamado la atención que se organice la información de estas transacciones en la tercera forma normal y que se hable de capas de abstracción para facilitar la consulta de estos datos mediante magia. Creo que es la primera vez que veo términos informáticos mezclados con la fantasía y la magia de esta manera (será que no he leído a Charles Stross y sus Atrocity Archives).

A pesar de que está claro quién es el personaje principal, también hay un reparto coral que añade profundidad a la historia con los que nos podemos sentir más identificados. Abelard es un monje del culto de Kos que estaba presente cuando su Dios murió y Cat es una amiga suya que sufre una extraña adicción. Ambos jugarán un papel fundamental en la historia aunque quizá la más interesante sea Lady Kevarian, que será la tutora de Tara en su primer encargo.

Me gustaría destacar también esa tendencia actual que se da en los libros de fantasía a dejar caer referencias de hechos pasados que no se explican pero que causan en el lector varios efectos que le interesan al autor; curiosidad por conocer estas historias, “sensación de profundidad” en el escenario, motivaciones de los personajes que no hay que explicar detalladamente…

El libro es autoconclusivo, pero deja abiertas las puertas a la continuación, que se publicará en octubre de este año bajo el título “Two serpents rise” y que tengo intención de leer.

The wandering Earth y otros relatos (I)

Debido a la extensión de la reseña, he tenido que dividirla. Aquí comento los cinco primeros relatos.

wanderingThe Wandering Earth

Encontrarte con una novella que en apenas 45 páginas te ofrece condensadas más ideas especulativas que en muchos tochos de 1000 páginas es algo que solo te puede ofrecer un autor como Liu Cixin.

La Tierra está condenada, ya que en un corto espacio de tiempo (en términos siderales) el Sol se expandirá violentamente hasta engullir los cuatro primeros planetas del sistema. La única solución para evitar la extinción es desplazar TODO el planeta Tierra en busca de una nueva estrella que nos de cobijo. Para ello se han creado los Earth Engines, gigantescos reactores que sacarán de órbita a la tierra en dirección a Alfa Centauri.

Y esto que he contado es solo el comienzo de la obra.

La narración es verdaderamente espectacular, está contada en primera persona y a través de los ojos del protagonista vemos las fases por las que va pasando la humanidad en su viaje a las estrellas. No deja de lado la evolución de la sociedad, como el vivir constantemente bajo la amenaza de la extinción hace que crezca el desapego y la lejanía entre las personas.

Una historia imprescindible.

mountainMountain

¿Se puede unificar la ciencia ficción más hard y los sentimientos? La respuesta es sí y un claro ejemplo es este Mountain que nominé para los premios Hugo en su momento.

Feng Fan es un exmontañero que trabaja como geólogo marino en un exilio autoimpuesto por considerarse responsable de la muerte de sus compañeros en una subida al Everest. Pensó en suicidarse, pero el peor castigo es estar alejado de sus amadas montañas. Su situación en el barco, sin embargo, le pondrá en disposición de escalar la más alta montaña que jamás haya visto la Tierra

En esta novella de apenas 50 páginas Liu Cixin entremezcla de forma magistral una historia de primer contacto, de superación personal, de lucha por la supervivencia y de búsqueda de la siguiente frontera.

Es una lástima que no haya tenido más reconocimiento, quizá el origen chino del autor juege en su contra.

of-ants-and-dinosaursOf ants and dinosaurs

En el Cretáceo, las hormigas y los dinosauros establecen una relación simbiótica que les permite desarrollar dos civilizaciones paralelas. Los dinosaurios están divididos  en dos grandes imperios antagonistas que amenazan a la Tierra con sus armas nucleares, mientras que la hormigas asisten impotentes a esta escalada bélica.

La parte hard del relato es magnífica, como acostumbra el autor. La parte biológica con las relaciones entre ambas especies en la que se sustenta la historia está bien también aunque resulte difícil imaginar cómo se llega a establecer ésta.

Lo que más me ha gustado de la historia son los paralelismos que podemos ver con la Guerra Fría o con la situación actual en el mundo con algunos de los países con acceso a armas nucleares, esperemos que sirva como aviso y no como presagio.

sunofchinaSun of China

Este relato, contado desde la perspectiva de una persona de humilde extracción que gracias a su trabajo alcanza las más altas cotas.

Ah Quan abandona su hogar en un pueblo perdido de China en busca de trabajo. En su periplo hacia la gran ciudad conoce a un físico que ha desarrollado un extraordinario material moldeable capaz de reaccionar a una pequeña corriente eléctrica ganando rigidez y actuando como una célula solar. A pesar de lo novedoso del invento, el creador vive prácticamente en la indigencia y es gracias a la generosidad de Ah Quan que subsiste.

Por otra parte, para conseguir alterar la climatología de China, se opta por la creación de un sol artificial que refleje la luz del Sol sobre las zonas que se determinan para crear lluvia. ¿Cuál podría ser el material adecuado para esta creación?

Me gusta la aparición estelar de Stephen Hawking y sobre todo el canto a la exploración y a la búsqueda de lo desconocido que es el leitmotiv del relato.

wagesThe wages of humanity

Este relato está íntimamente relacionado con Taking care of Gods, que se reseñará más adelante.

Liu Cixin mezcla tres historias aparentemente inconexas pero brillantes cada una en su parcela. Mr. Smoothbare es un profesional del asesinato. Mediante una serie de flashbacks llegamos a conocer su pasado y su formación en un instituto para asesinos. En el momento presente vemos qué extraña misión le han encargado, ya que debe procesar a tres indigentes por orden de las personas más ricas del mundo. Y por otra parte conocemos la historia de la Tierra Uno, el primero de los planetas donde los dioses alienígenas crearon vida humana.

Es impresionante el caudal de ideas que aparecen en pocas páginas y la ejecución de la historia. Quizá lo único que falla un poco es la parte en la que aparece Pumpkin, demasiado sensiblera.

Blackbirds

blackbirdsLa violencia en la fantasía urbana tiene la capacidad de perturbarnos más de lo que lo hace esa misma violencia en otros ámbitos como la fantasía épica. El entorno urbano actual la hace más cercana y es por ello que nos afecta más.

Esta pequeña introducción quiere servir como aviso a navegantes, «Blackbirds» es un libro muy perturbador, pero aún así es imposible dejar de leerlo.

Miriam es la protagonista de nuestra historia. Posee la capacidad de ver cómo y cuándo morirán las personas a las que toca y por más que lo ha intentado es incapaz de cambiar este destino. La amargura inunda cada uno de los actos de su vida, ya que no puede entablar ninguna relación con otros, sabiendo lo que el futuro les deparará. Sobrevive a base de robar lo que puede a las personas que sabe que van a morir pronto, como el ave carroñera con la que se suele comparar. En el ambiente en el que se mueve, aparece como una luz salvadora Louis, un camionero amable que intenta defenderla pero que está destinado a un trágico fin en el que ella jugará un papel importante.

El estilo de Chuck Wendig es directo y muy efectivo. Establece unas comparaciones bestiales con un humor negro pasado de vueltas en la mejor tradición de los escritores noir como Philip Kerr. El ritmo de la lectura es acelerado, pero porque el autor así lo desea y se puede describir el último tercio del libro como un descenso en un viaje en montaña rusa que no quieres mirar pero del que no puedes retirar la vista. También hace uso de flashbacks y cortes en la narración que están perfectamente situados para relajar la tensión que va in crescendo en el libro y luego seguir pisando el acelerador sin concesiones.

Los personajes merecen un párrafo especial para ellos solos. Todos están sólidamente construidos y son creíbles, pero es que Miriam sobresale por encima de los demás como el alma torturada que es y que se revuelve ante la injusticia de su existencia.

La violencia de la que hablaba al principio del artículo puede suponer una barrera de entrada para algunos lectores, aunque incite a otros. Pero creo que se debe dar una oportunidad a «Blackbirds», hacer de tripas corazón y enfrentarnos a este libro con la mente abierta.

Chuck ha ganado definitivamente mi voto para el Campbell, porque aunque guardo buen recuerdo de «Of blood and honey» de Stina Leitch, veo en él a un escritor más completo.

Para cerrar el artículo quería mencionar que la portada me parece magnífica. Joey Hi-Fi tiene unos trabajos realmente buenos.

Saucer Country

Saucer CountryÉste es otro tebeo nominado para los premios Hugo, y aunque parte de una idea interesante me parece que se pierde un poco en su propia complejidad, aunque es posible que sea debido a que sólo he leído seis números y la trama se aclare con posterioridad.

Hablar sobre la mitología de las abducciones y de los platillos volantes puede dar lugar a mucha controversia, de hecho, los personajes principales no tienen claro si han sido abducidos o si son víctimas de alucinaciones. La historia se centra en Arcadia Alvarado, la gobernadora de Nuevo México, que decide presentarse a la carrera electoral para ser la primera presidenta de los EE.UU. El hecho de que una mujer divorciada y de origen latino sea candidata a dirigir a la autoconsiderada nación más poderosa del mundo puede crearle muchos problemas, pero esto no es nada en comparación con las “visiones” que sufre, ya que piensa que ha sido abducida por extraterrestes. Este hecho, por supuesto, lo mantiene en secreto pero de forma paralela a su itinerario electoral va a investigar los sitios más conocidos de la “geografía alienígena“, como por ejemplo Roswell.

Existen otros personajes bastante arquetípicos que orbitan a su alrededor, como el ayudante fiel que apoya todas sus decisiones, la publicista que supervisa cada detalle para que el resultado de sus declaraciones sea óptimo y el exmarido con el que se lleva bien. Me llama más la atención el científico “loco” que habla con las figuras humanas de la placa de la sonda Pioneer.

placa pioneer

El dibujo, sin ser excepcional, cumple con su cometido. Lo que no me ha gustado es el color, se abusa de los tonos grises verdosos asociados por el imaginario colectivo a los extraterrestres y en ocasiones la disposición de las viñetas resulta confusa.

En resumen, un tebeo que si tengo la oportunidad leeré, pero que no me ha llamado tanto la atención como para seguirlo.

Legion

legionYa que casi he acabado con todo lo que tenía pensado leer para los premios Hugo, he decidido desempolvar uno de mis nominados que no pasó el corte de los demás lectores.

«Legion» es una novella del prolífico Brandon Sanderson, que mientras se entretenía en terminar la Rueda del Tiempo sacó tiempo para escribir dos historias en un formato un poco más corto de lo que acostumbra pero con resultados óptimos. En una política de marketing realmente efectiva, ofreció esta novella para su descarga como audiolibro de forma gratuita y su otra novella, «The Emperor’s soul», también en descarga gratuita para los votantes del Hugo.

El autor consiguió su objetivo, ya que «The Emperor’s soul» salió nominada y es una de las favoritas para el premio, junto con «On a red station, drifting» y «After the fall, before the fall, during the fall».

«Legion» quedó pues en un segundo plano por decisión del propio autor, que consideraba mejor su otra novella del año pasado. Estoy de acuerdo con Brandon, pero no por ello hay que dejar pasar la oportunidad de leerla.

El protagonista de la historia es Stephen Leeds, que sufre una curiosa enfermedad mental. Es capaz de dividir su personalidad en distintos personajes alucinatorios perfectamente caracterizados que son especialistas en distintos talentos de los que Stephen hace uso.  Él sabe que son alucinaciones, pero aún así los trata como si fueran personas. Esta condición tan excepcional le hace único para cumplir misiones que le encargan tanto particulares como el Gobierno.

En esta ocasión deberá investigar la desaparación del inventor de una cámara de fotos con una extraña capacidad, fotografiar el pasado.

Escrita con el buen hacer de Sanderson, esta corta novella se lee en un suspiro y deja el terreno sembrado para secuelas en las que Stephen y sus alucinaciones seguirán haciendo las delicias de los seguidores del mormón, entre los que me encuentro.

2312

2312Ésta es la última de las novelas que voy a leer de las nominadas al Hugo este año y he de decir que tenía puestas muchas esperanzas en ella, que por desgracia no se han visto cumplidas.

El inicio de la novela es espectacular, esa imagen de una ciudad en Mercurio moviéndose sobre raíles para vivir permanentemente en el crepúsculo esquivando los mortales rayos del Sol y la presencia de los adoradores del mismo Sol que reverencian su presencia me recordó vivamente a libros tan buenos como “El mundo invertido” de Priest y “El desfiladero de la absolución” de Reynolds. Por desgracia el resto de la historia no brilla al mismo nivel.

Kim Stanley Robinson es conocido principalmente por su trilogía sobre Marte, en la que desgranaba cómo sería la terraformación del planeta rojo. En cierto modo, 2312 es una expansión de esa obra, llevando hasta los confines del sistema solar la adecuación de los planetas y otros cuerpos celestes para la vida humana.

En este sentido el escenario es maravilloso y lo que es aún mejor,  parece plausible. No puedo dejar de alabar la parte especulativa de la novela, especialmente esos extractos que el autor introduce entre capítulos explicando la ciencia implicada en la creación de los terrarios, las modificaciones genéticas que consiguen alargar la vida y muchos detalles más que dan color y verosimilitud a todo el entorno de la novela.

Pero el caso es que estamos hablando de una novela, no de un ensayo, y es en esta parte donde el autor no consigue atraer nuestra atención.

La muerte de Alex, “la leona de Mercurio” provoca que todos los planes que tenía para el sistema solar se vean comprometidos. Quedará en manos de sus colaboradores (Wahram, Jean Genette…) y de su nieta Swan seguir adelante con su tarea. Puede que exista o no una conspiración de enormes proporciones en el sistema solar, pero ni aún así se consigue mantener la tensión durante la lectura. Ha habido ocasiones en que me ha resultado insoportablemente lenta, especialmente en algunas situaciones en las que se ven atrapados Swan y Wahram y en las que solo se les ocurre silbar, así, para pasar el rato… Y aunque tienen que pasar prácticamente por todos los planetas del sistema solar y sus lunas, el viaje no es atractivo, es casi más una obligación para el autor que una oportunidad.

De hecho, creo que el título del libro y la portada son un ejemplo de lo que estoy explicando. La portada es bellísima, pero ¿qué quiere decir 2312? Parece un año escogido al azar por el autor y no tiene ninguna relevancia en la trama.

En resumen y parafraseando el Cantar del Mío Cid: “¡Qué buen escenario si tuviera buena historia!”

Lectura conjunta : Seven Beauties Introducción

Nos remontemos al origen al que nos remontemos (Mary Shelley, Hugo Gernsback…) la ciencia ficción siempre ha sido un género muy consciente de sí mismo, ha generado mucho trabajo crítico y de un tiempo a esta parte está cada vez más presente en muchas disciplinas artísticas y es de su acervo cultural de donde obtenemos modelos para comprender el hipertecnificado mundo actual.

Aún así, una definición certera de la ciencia ficción no deja de eludirnos. El autor del libro que nos ocupa lo intenta desde dos perspectivas, dos huecos que se intentan llenar con la ciencia ficción. Uno de ellos es las posibles futuras transformaciones de la tecnología y la sociedad y su realización y el otro hueco es el que existe entre la creencia en estas transformaciones y sus consecuencias éticas, sociales y espirituales.

La existencia de estos dos huecos permite que la ciencia ficción sea algo más que un simple género de entretenimiento estético y que pueda estudiar la relación entre conceptos imaginarios y la historia que se desarrollará en un futuro.

Las siete bellezas a las que se refiere el título de la obra están inspiradas en un cuento árabe sobre un esposo que conoce a siete bellezas y se enamora de ellas. En este contexto ciencia ficcional el autor las define como las categorías más atractivas y formativas del género, que serán las siguientes:

  1. Fictive neology
  2. Fictive novums
  3. Future history
  4. Imaginary sciencie
  5. Science-fictional sublime
  6. Science-fictional grotesque
  7. The Technologiade

En cada uno de los capítulos siguientes se hablará largo y tendido de ellas, aunque el autor ya deja entrever que cada una está inextricablemente unida con las demás.

El autor también hace referencia a las que a su entender son las estructuras literarias que más se adaptan al género: la space opera, el cuento de aventuras moderno,lo gótico y la utopía. Esta es una afirmación con la que particularmente no estoy de acuerdo, ya que me parece que encasilla demasiado a la ciencia ficción, que ha alcanzado altas cotas de calidad en otras estructuras literarias (relato corto, ensayo o poesía) que no se mencionan aquí.

El autor resume su libro como un mapa de sugerencias, desde la distancia de posibles caminos que están abiertos para la exploración de la ciencia ficción en clave de crítica literaria.

Saga

SagaYa le tenía el ojo echado a la edición en español de este tebeo, pero por una razón u otra nunca acababa de comprarlo. Así que cuando vi que venía en el Hugo Voter Packet para ver si lo votaba en los premios Hugo me vino que ni pintado.

Los autores Brian K. Vaughan (guión) y  Fiona Staples (dibujo), nos cuentan una historia de amor prohibido entre dos seres cuyas razas llevan enfrentándose en una guerra de nivel galáctico desde tiempos inmemoriales sin que quede clara la razón. Las primeras viñetas nos muestran el nacimiento del fruto de su unión, una niña que será el narrador omnisciente de lo que sucede en las páginas del cómic. Mención aparte merece la resistencia de la madre, que tras dar a luz sin ayuda es capaz de correr como un gamo por los montes. Biología alienígena, sin duda.

En este trasunto de Romeo (Marko) y Julieta (Alana), los “Montesco” (del satélite Wreath) son de aspecto similar a los faunos (aunque sin patas de cabra) que dominan la magia y la lucha con espadas, mientras que los “Capuleto” (del planeta Landfall) pertenecen a una sociedad avanzada tecnológicamente, regida por una monarquía mezcla entre humanos y robots. Sus orígenes se encuentran en un planeta y su satélite, dependen cosmológicamente el uno del otro y por lo tanto deciden exportar su guerra a otros planetas.

Todo esto sirve como transfondo a la huída de nuestros enamorados de sus dos civilizaciones que condenan su amor como algo casi sacrílego, pero que están extremadamente interesados en su hija. Mandan a cazarrecompensas detrás de ellos para matar a los padres pero dejar viva a su vástago. Creo que esta línea argumental del cazarrecompensas se explorará en las siguientes entregas.

La imaginación del autor se hace patente en el desarrollo de la historia, que a mi entender es claramente deudora de las aventuras de Valerian, con esas criaturas que van surgiendo a cada paso que dan los enamorados. Y más adelante en la lectura se hace un homenaje a «Endymion», de Dan Simmons, pero dejo al lector que descubra cuál es.

En cuanto al apartado gráfico, me parece notable. La idea de dejar los fondos siempre en un plano apartado y casi desdibujados hace que los personajes destaquen de forma patente. Creo que este es el efecto que se busca. Los dos personajes principales son bellos en su propia forma y no es de extrañar que se hayan sentido atraídos el uno por el otro. Las escenas de peleas no resultan confusas y el uso de la magia le da mucho juego al dibujo, así como la aparición de fantasmas y otros seres.

En definitiva un tebeo muy recomendable, no me extraña que haya sido nominado para varios premios Eisner.

Grandville Bête Noire

150px-Grandville_Bete_NoireEsta obra de Bryan Talbot es otro de los nominados a los premios Hugo en la categoría de comic, junto con Locke and Key, Schlock Mercenary, Saga y Saucer Country.

El personaje principal es un tejón, el inspector Archibald «Archie» LeBrock de Scotland Yard. La antropomorfización de los animales es un recurso bastante utilizado en el mundo del cómic, se me vienen a la cabeza dos claros ejemplos, Maus y Blacksad. Por tanto no es extraño que se use este tipo de caracterización de los personajes en la historia que estamos leyendo, aún sin llegar al nivel de los mencionados, que pueden ser denominados obras cumbre del género. Una de las ventajas es la posibilidad de asociar comportamientos humanos a los animales dentro de unos patrones ya establecidos, como el perro fiel, el reptil escurridizo… pero existen otras como la simplificación de las expresiones faciales. Ahora bien, como novedad cabe decir que en este mundo también existen humanos, aunque sean las clases inferiores.

Ésta no es la primera entrega de la serie, pero sin haber leído los anteriores me parece que se puede disfrutar como un todo completo, salvo algunas referencias a hechos del pasado.

El momento en la que se desarrolla la narración es aproximadamente el momento actual pero en una Tierra alternativa que tiene toques de steampunk. Francia ganó las Guerras Napoleónicas e invadió Inglaterra, aunque hace unos veinte años Inglaterra consiguió su independencia. El idioma común por tanto es el francés y el clasismo es muy acentuado.

Es en este entorno en el que LeBrock desarrolla su labor detectivesca, esta vez le piden ayuda para investigar un asesinato en París y acaba destapando una conspiración más profunda. Todo esto mezclado con una clase magistral de Historia del Arte. Hay algunos homenajes poco encubiertos al propio comic, como por ejemplo a los pitufos y a Tintin.

El dibujo me parece bastante bueno y consistente, a pesar de ciertas escenas y de algunos acabados (estoy pensando en los fondos en la conversación que tiene lugar durante la cena) parecen apresurados. El color en cambio no acaba de convencerme, se abusa del degradado. El guión también es un punto fuerte, sobre todo cuando lees el anexo final del propio autor y en qué está basado cada parte del cómic. Quizá la trama sea algo previsible, pero el “misterio” es accesorio y sirve a Talbot para enfatizar la crítica social subyacente a toda la historia.

En resumen un tebeo interesante, al que quizá me acerque en otro momento. Por debajo de Locke and Key en mis votaciones, eso sí.