Archivo de la etiqueta: Reseñas

Seven Wonders of a Once and Future World

Doy gracias a Elías por haberme recomendado esta lectura, ya que he descubierto una recopilación de relatos maravillosa que me ha calado profundamente.

“Five Stages of Grief After the Alien Invasion”

Preciosa historia sobre la aceptación del dolor, con trasfondo de invasión alienígena pero que en el fondo habla sobre cómo seguir adelante tras una pérdida.

“Betty and the Squelchy Saurus”

Con un tono infantil y decididamente aleccionador, esta historia sobre monstruos habituales se deja leer.

“Rock, Paper, Scissors, Love, Death”

Interesante relato collage que mezcla viajes en el tiempo con una relación amorosa.

“The Philosophy of Ships”

Complejo relato sobre personalidades múltiples dentro de personalidades múltiples a modo de matrioska con una cualidad hipnótica.

“Temporary Friends”

¿Como enseñar el dolor de la pérdida cuando la muerte ha dejado de formar parte de nuestra vida? Interesante aproximación al paso a la madurez desde la infancia con un entorno muy distinto al actual. No tengo muy claro quién acaba aprendiendo la lección en este caso.

“A Million Oysters for Chiyoko”

Con un mensaje de fondo en contra del cambio climático, la autora utiliza un arte ancestral como el buceo a pulmón en busca de perlas para mostrarnos otro de sus temas recurrentes, la pérdida de un ser querido y cómo afrontarla.

“Carla at the Off-Planet Tax Return Helpline”

Ya había leído este relato en una de las recopilaciones de Alex Shvartsman pero sigue haciéndome gracia.

“Do Not Count the Withered Ones”

Sencillamente maravilloso. Me encanta el tratamiento cariñoso y delicado de la enfermedad mental que te impide seguir reconociendo a tu familia.

“Pieces of My Body”

Con ciertos toques weird no acabo de entender el significado de este relato.

“Everyone’s a Clown”

Jugar con la percepción humana para que sepamos lo que es realmente ponerse en el lugar de otro.

“Harmonies of Time”

La visita de una inteligencia extraterrestre busca personas que hayan tenido que acostumbrarse a vivir con un nuevo sentido para dotarles de otro. Estupenda historia.

“Stone Wall Truth”

Cuando el conocimiento pasa de manos entre gente no preparada los procedimientos más importantes devienen en costumbres y tradiciones desvirtuadas. Magnífico relato.

“The Little Mermaid of Innsmouth”

Una forma original de tratar el problema de racismo mezclado con los mitos primigenios. Cuando menos, original.

“On the Pages of a Sketchbook Universe”

Posiblemente el mejor relato de la antología, desborda sentido de la maravilla con elementos tan simples como un papel, témperas y lápices.

“Seasons Set In Skin”

Espectacular relato sobre los sinsentidos de la guerra, la protección de la familia y el enfrentamiento sin fin. Hay que cambiar y evolucionar para continuar en el mismo lugar.

“The Carnival Was Eaten, All Except the Clown”

Me recuerda un poco a un relato de Asimov también sobre gente de azúcar, pero con un tono muy diferente.

“Paperclips and Memories and Things That Won’t Be Missed”

Realmente espectacular la capacidad de la autora para en muy pocas palabras despertar tantas emociones. Los fantasmas coleccionistas que se quedan las cosas de los humanos no abandonarán pronto mi memoria.

“Please Approve the Dissertation Research of Angtor”

Tonta y simple variación del experimento de Milgram que consigue arrancarte una sonrisa.

“Grass Girl”

A pesar del tono admonitorio, esta fábula sobre la aceptación de las propias capacidades me parece muy acertada.

“One Last Night at the Carnival, Before the Stars Go Out”

Inevitablemente me recuerda a un relato de Miniatures, pero con un estilo más elegante.

“Honeybee”

Otro relato sobre el cambio climático, pero la solución a la que se llega es cuando menos tramposa.

“Elizabeth’s Pirate Army”

De un tono marcadamente infantil, me parece más flojo que los demás.

“Mother Ship”

Toma una idea parecida a las naves mente de Xuya pero le da un nuevo giro para llegar a una conclusión distinta sobre la colonización de otros mundos.

“Four Seasons in the Forest of Your Mind”

Espectacular relato sobre una especie alienígena y su interacción con los humanos.

“Press Play to Watch It Die”

Me encanta este relato sobre la simbiosis. Se parece a “Five Stages of Grief After the Alien Invasion” pero justo desde el otro punto de vista.

“Ninety-Five Percent Safe”

Ya había leído este relato cuando salieron los relatos mejor valorados por los lectores de la revista Asimov y me sigue pareciendo igual de interesante.

“Seven Wonders of a Once and Future World”

Espectacular final para una recopilación más que recomendable. En el hilo de historias como “Invisible Planets” de Hannu Rajaniemi, que a su vez es homenaje a Italo Calvino.

Creo que Seven Wonders of a Once and Future World es una lectura obligada para cualquier amante del género en su versión corta.

Brother’s Ruin

Esta novella situada en el periodo de la Regencia en una Inglaterra donde la magia es posible resulta ser una excelente puerta de entrada al comienzo de una nueva serie y a la obra de Emma Newman.

El editor ubica esta historia dentro de algo denominado gaslamp fantasy (si, yo también tuve que buscarlo en la Wikipedia) pero si os digo que la ambientación recuerda a Jonathan Strange and Mr. Norrell todo quedará más claro. Con este encuadre lo primero que salta a la vista es que no es excesivamente original, pero es que no le hace falta. Lo que hace lo hace muy bien.

La historia se centra en las andanzas de Charlotte Gunn, una joven de una familia de clase media que es más de lo que aparenta ser. Aúna una carrera secreta como ilustradora de libros bajo pseudónimo masculino con un secreto todavía más peligroso: su capacidad mágica.

Y es que en este mundo inventado por Newman, cualquier persona que pueda realizar magia ha de entrar inmediatamente al servicio del Estado, antes de que pierda el control sobre sus poderes. Familia, trabajo… todo queda atrás.

Respecto a la ambientación las clases de magia posibles están bien planteadas y en general me gusta el tono amable en el que se desarrollan los acontecimientos que no son para nada agradables. Me resulta un poco repetitiva la obsesión de la protagonista por los rizos masculinos y la tendencia de los dedos de sus pies a tener vida propia en presencia de otro de los personajes, pero entiendo que es una forma de reflejar la ingenuidad de la época.

También me gusta el ligero (ligerísimo) tono reivindicativo que tiene Charlotte, en conflicto porque quiere llevar las riendas de su propia vida y a la vez ajustarse a los estándares sociales de la época (algo a todas luces imposible).

En resumen, Brother’s Ruin resulta una lectura agradable y que deja planteado un universo muy interesante en el que desarrollar nuevas historias.

Luna : Wolf Moon

Le estamos cogiendo el gustillo a esto de las reseñas conjuntas. Aquí tenéis la de Antonio Díaz en Sense of Wonder y la de Xavi en Dreams of Elvex.

Sin duda, uno de los títulos más esperados este año es Luna : Wolf Moon la continuación de la exitosa e injustamente ignorada en los premios Luna de Ian McDonald. Es normal tener altas expectativas, pero la pregunta correcta es ¿se han cumplido?

Luna : Wolf Moon es una continuación inmediata de los sucesos acontecidos en la primera entrega de la saga. Con esto quiero decir que no esperes una introducción pausada para volver a acostumbrarnos a los personajes, así que ten a mano la lista de los personajes y las familias de la Luna si tienes mala memoria (repite conmigo Corta, McKenzie, Vorontsov, Asamoah y Sun).

La ambientación sigue estando muy lograda y como ya conocemos los valores por los que se rige la sociedad lunar, podemos pasar perfectamente al desarrollo de la novela, aunque se observan ciertos paralelismos con la primera entrega, como una caída en gravedad lunar que recuerda al vuelo del Eagle of the Moon. Es una forma elegante de recordarnos que las reglas del juego son distintas cuando el escenario cambia. Es cierto que el factor novedoso de la escenografía lunar se diluye un poco, pero para compensarlo visitaremos también la Tierra, quizá la gran olvidada anteriormente.

El enfoque de la novela, que ya era coral, se amplia aún más, pues empezamos a conocer a miembros de las otras familias dominantes de nuestro satélite. En el primer libro estudiábamos a fondo a los Corta, pero ahora los distintos puntos de vista nos permitirán conocer la perspectiva de las cinco casas nobiliarias selenitas. Si bien es cierto que se agradece la diversidad, pocos de los nuevos personajes me han dejado una huella tan profunda como Adriana Corta. En este sentido algunos de los protagonistas han medrado a la sombra de sus mayores pero no consiguen llenar sus zapatos. De hecho, la más interesante a mi juicio de las nuevas incorporaciones sigue siendo una Corta.

Tenía mucho interés por descubrir a qué se refería el autor cuando hablaba de los lobos de la Luna y la explicación, aunque coherente, me ha decepcionado un poco.

En otro orden de cosas, el sexo en muchas de sus variantes sigue presente en la narración, como poderosa fuerza que es. Me temo que nada tan impactante como la sesión que se marca Ariel y que el propio McDonald leyó en el Celsius (me dicen por el pinganillo que no lo leyó, solo afirmó “haber escrito la mejor escena de masturbación femenina que hay en la ciencia ficción.”), pero tampoco es escaso. La variedad de términos con la que es capaz de denominar a los órganos reproductores merece una entrada en la Wikipedia.

En algunas ocasiones he dicho que hay autores capaces de hacer interesante una disertación sobre el mundo de las barbas pero el británico no se queda atrás con una dilatada disertación sobre la física y la química implicada en la elaboración de pasteles en la Luna.

A pesar de que me estaba gustando el libro se encaminaba a una valoración menor que el primero, quizá por la pérdida de novedad. No obstante, McDonald en el último tercio comienza a pisar el acelerador a fondo. Las intrigas políticas y las rencillas familiares alcanzan un punto de tensión del que parece no va a haber vuelta atrás. Y vuelve a dejarnos con la miel en los labios y en espera de la continuación.

Como hace tiempo que no acompañaba las reseñas con alguna infografía, aquí os traigo una que sirve como resumen para tener a mano en un solo vistazo los clanes familiares de Luna. Espero que os guste.

Ganadora y lista de honor de los premio James Tiptree Jr.

Se ha dado a conocer la ganadora del premio James Tiptree Jr, definido como un premio para la exploración y expansión del género:

When the Moon Was Ours de Anna-Marie McLemore

La lista de honor incluye los siguientes títulos:

Eleanor Arnason, Hwarhath Stories:Transgressive Tales by Aliens (Aqueduct Press, 2016)
Mishell Baker, Borderline (Saga Press, 2016)
Nino Cipri, “Opals and Clay” (Podcastle, 2016)
Andrea Hairston, Will Do Magic for Small Change (Aqueduct Press, 2016)
Rachael K. Jones, “The Night Bazaar for Women Becoming Reptiles” (Beneath Ceaseless Skies, 2016)
Seanan McGuire, Every Heart a Doorway (Tor Books, 2016)
Ada Palmer, Too Like the Lightning (Tor Books, 2016)
Johanna Sinisalo, The Core of the Sun (Grove Press/Black Cat, 2016)
Nisi Shawl, Everfair (Tor Books, 2016)

El jurado también ha considerado de interés las siguientes obras, aunque no forman parte de la lista de honor.

All the Birds in the Sky, Charlie Jane Anders (Tor, 2016)
The Waterdancer’s World, L. Timmel Duchamp (Aqueduct Press, 2016)
Lily, Michael Thomas Ford (Lethe Press, 2016)
King of the Worlds, M. Thomas Gammarino (Chin Music Press, 2016)
“Vesp: A History of Sapphic Scaphism,” Porpentine Charity Heartscape (Terraform, 2016 – an online interactive story),
Cantor for Pearls, M.C.A. Hogarth (De La Torre Books, 2016)
The Obelisk Gate, N.K. Jemisin (Orbit, 2016)
An Accident of Stars, Foz Meadows (Angry Robot, 2016)
Sleeping Under the Tree of Life, Sheree Renée Thomas (Aqueduct Press, 2016)
Suddenly Paris, Olga & Christopher Werby (CreateSpace, 2015)
The Arrival of Missives, Aliya Whiteley (Unsung Stories, 2015)
The Natural Way of Things, Charlotte Wood (Europa Editions 2016)

The Collapsing Empire

La reseña de hoy viene en colaboración con dos importantes referencias en España sobre ciencia ficción, Sense of Wonder y Dreams of Elvex. Aquí podéis leer la reseña de Antonio Díaz (@mertonio), el colaborador porque el que suspiran todos los blogs.

Después de la buenísima impresión que me llevé con Miniatures, tenía ganas de volver a leer a John Scalzi en un formato algo más largo, para que le diera tiempo a desarrollar una historia.

The Collapsing Empire aúna todas las virtudes de Scalzi así como algunos de sus defectos. Como era de esperar, es una lectura ágil y muy divertida, aunque la premisa no sea original.

La expansión de cualquier sociedad a través de la galaxia tiene como primer impedimento las increíbles distancias entre zonas habitables. No es la primera vez ni será la última que se recurre a tecnología o a leyes físicas poco conocidas para estos desplazamientos (sin ir más lejos, los relés de masa de Mass Effect). Si a esto añadimos una sociedad casi feudal basada en monopolios y aranceles al comercio, tenemos el caldo de cultivo perfecto para una space opera ligera con un poco de crítica social (pero solo un poco, no sea que se nos atragante).

Si os suena lo de la sociedad feudal en el espacio es porque ya tenemos bastante referentes en este campo, como las obras de Ian Sales, A Prospect of WarA Conflict of Orders, sin ir más lejos.

Entonces, si ni el desarrollo ni el escenario son originales, ¿qué es lo que merece la pena en este libro? Pues claramente, la forma de contarlo. The Collapsing Empire es una novela palomitera en el más amplio sentido de la palabra, con intrigas espaciales, persecuciones, peligro…. y mucho mucho humor. Tanto que en ocasiones se me escapaba una carcajada mientras lo leía. Le perdono a Scalzi incluso que sus personajes sean arquetipos andantes, porque consigue divertirme sin más complicación.

Lo que no me sentó tan bien es el precipitado final, que me dejó pensando si nos encontramos ante la primera parte de una historia o simplemente ante un apuro por las fechas de entrega. No he encontrado información al respecto, así que avisados quedáis.

Extracurricular Activities

Buscaba una lectura para cubrir un hueco que tenía y me decidí por Extracurricular Activities de Yoon Ha Lee principalmente por estar relacionado con Ninefox Gambit.

Se trata de un relato sobre el pasado de Jedao, uno de los protagonistas de su space opera. Resulta muy curioso asistir a su formación como militar pero lo que no me esperaba para nada es el humor constante que impregna cada página. No es un humor necesariamente sutil y sobre todo está basado en las relaciones sexuales, pero hay que admitir que el autor consigue llevar la narración con un tono sarcástico que no me esperaba para nada. Teniendo en cuenta la seriedad de muchos de los relatos de Conservation of Shadows este cambio de registro es totalmente rupturista y deja entrever un autor con más posibilidades de las que pensaba.

La trama, sencilla pero atractiva, versa sobre el manejo de las operaciones encubiertas, algo fundamental en un mundo en guerra constante como es el creado por Yoon Ha Lee. Mezclar una infiltración en una base enemiga con una carta de tu madre mandándote comida para que no pases hambre roza lo absurdo pero que la principal amenaza contra un enemigo no sea el dolor físico si no despeinarlo es sencillamente genial.

Aparecen otros temas habituales en la obra del autor de ascendencia coreana, como la sexualidad no binaria tratada como algo común y respetado, pero la corta longitud de Extracurricular Activities hace que tenga que ser directo y no entretenerse en florituras. En este sentido consigue dar en el blanco, ofreciendo al lector una experiencia intensa y muy divertida.

La Visión Volumen 2

Siempre hay voces agoreras que dicen que en el cómic de superhéroes ya está todo contado y que no hay nada nuevo bajo el sol. Aunque hay muchos ejemplos que podrían rebatir esta afirmación, el cómic sobre el que hablamos hoy creo que cumple todos los requisitos necesarios para ser un importante argumento a favor del relato de superhéroes.

La Visión es un personaje muy conocido de Marvel, aunque esté varios escalones por debajo en popularidad de las grandes estrellas de la casa. Para mí, sin embargo, su pasado es una nebulosa, porque nunca he sido muy fan de Los Vengadores.

Tom King aprovecha la existencia de este personaje artificial para plantear grandes dudas existenciales: ¿qué es lo que nos hace ser humanos?, ¿qué significa formar una familia?

El tono es eminentemente oscuro y serio. La obsesión de uno de los personajes por la obra de Shakespeare hace intuir la tragedia que se desarrollará ante nuestros ojos. Pero me gustaría hacer especial énfasis en el tratamiento de la adicción de otro personaje, de la que se habla casi de refilón pero que es un importante punto de inflexión.

En el aspecto gráfico Gabriel Hernández Walta se adapta perfectamente a la historia, complementándola. El dibujo puede parecer frío y demasiado estructurado, pero es un fiel reflejo de la mente de La Visión, todo cálculos y algoritmos.

Es este un tebeo sobre elecciones vitales. Todos debemos elegir que camino seguir, valorando los pros y los contras, pero cuando una mente analítica se enfrenta a un problema aparentemente sin solución, no podemos predecir el resultado.

Como aspecto negativo, el primer episodio de este segundo volumen aún intentando ser un resumen de la historia de la Visión requiere cierto conocimiento del universo Marvel en general y de la Visión en particular que no está al alcance de todos.

Low Town

El twitter de Joe Abercrombie es @LordGrimdark y no creo que haya muchos capaces de discutirle el título, pero sin duda uno de los más capacitados para ese puesto sería Daniel Polansky.

Había conocido a este autor con la estupenda The Builders y también con A City Dreaming. El bajo precio de este libro me decidió a comprarlo y darle una oportunidad.

El ambiente que crea el autor es opresivo. La novela se desarrolla en los bajos fondos de una ciudad y es tal el nivel de podredumbre y corrupción que alcanza con alguna de las descripciones que el malestar se convierte en una sensación física.

El tono es decididamente oscuro. Comenzar un libro con el secuestro y asesinato de un niño parece haberse convertido en una costumbre en mis lecturas, pero no por ello deja de ser impactante. El protagonista es decididamente un antihéroe, un narcotraficante con un pasado en el ejército y en la policía (muy útil tener un personaje comodín que hace de todo) que se decide a investigar este asesinato ante la pasividad de las fuerzas vivas de la ciudad.

Los personajes son realistas y ninguno se salva de las sombras. Todos tienen sus intereses personales que anteponen a los de los demás y no dudan en utilizar todo sus recursos para llevarse el gato al agua.

Aunque la ambientación está muy conseguida y los personajes son singulares, la trama no lo es tanto. Es bastante obvia la conclusión a la que llega el libro, que cualquier lector más o menos avezado habría adivinado con cierta antelación.  La resolución es bastante lineal, solo hay un sospechoso posible y la investigación siempre está enfocada en esa dirección. El sistema de magia también es un poco accesorio, estamos muy mal acostumbrados por Sanderson, que imbuye de sentido a un arte que de por sí es misterioso.

Existen dos versiones del mismo libro. Yo lo compré como Low Town, pero en la página web del autor tiene otro nombre, The Straight Razor Cure.

Low Town está publicado en español como Bajos Fondos traducido por Miguel Antón.

Binti : Home

Después de arrasar en los premios del año pasado, Nnedi Okorafor vuelve a la carga con la historia de Binti.

En esta segunda entrega veremos como Binti vuelve a su hogar ancestral, como una mujer muy cambiada y no solo en el aspecto físico. La recepción en su familia da lugar a sentimientos encontrados. Ella ya no es la misma y es posible que los demás no estén dispuestos a aceptarla. “No se puede cruzar el mismo río dos veces”.

Okorafor sigue explorando sus temas habituales, la lucha entre la tradición y la modernidad y la inevitable presencia de prejuicios ante cualquier cambio. En esta ocasión lo hace quizás de un modo más sutil, mostrando las propias restricciones de un pueblo ya de por sí oprimido ante otro aún más vilipendiado. Me gusta cómo se expresa esta “transitividad” del desprecio.

En el aspecto propio de la ciencia ficción, utiliza ideas que ya hemos visto con anterioridad (simbiosis entre especies, modificaciones hereditarias de ADN…) que le sirven como vehículo para expresar sus ideas. Algunos de los elementos que estaban sin explicación en la primera historia reciben aquí respuesta, pero son muchas más las dudas que plantea que las que resuelve.

También resulta interesante la forma de lidiar con el duelo y el trauma que Binti arrastra desde el primer libro. No sé si las técnicas de relajación que utiliza serían realmente efectivas, pero demuestra ser una mujer valiente al enfrentarse a sus traumas en vez de esquivarlos.

Mi problema con esta lectura, ha sido una sensación de historia incompleta, sobre todo gracias al final totalmente precipitado que exige una continuación. ¿Tanto trabajo costaba contar una historia más o menos completa?

The Hangman’s Daughter

La ciencia ficción militar, cuando solo habla de batallas, no suele ser plato de mi gusto, ya que acaba aburriendo. Pero cuando se mezcla con otras cosas, puede dar lugar a maridajes atractivos. En este caso Gavin Smith salpica todo el libro con un humor un tanto especial, pero apropiado al mensaje.

La idea subyacente a la serie The Bastard’s Legion, de la que The Hangman’s Daughter es la primera entrega, es muy conocida. Utilizar a los reclusos más peligrosos para llevar a cabo misiones prácticamente suicidas. Es como ver Los doce del patíbulo pero en versión corregida, aumentada and in space! (las cosas siempre son mejores en el espacio) . La forma de hacer que los miembros de esta legión obedezcan a las órdenes de la protagonistas es con una preciosa alhaja en forma de collar-bomba (tampoco en esto brilla por su originalidad).

El elemento diferenciador es la protagonista, Miska Storrow, una ex-marine con experiencia en operaciones encubiertas y con unas relaciones familiares cuando menos tormentosas. Miska roba un penal entero con sus reclusos (para qué andarse con chiquitas) y lo utiliza para vender sus servicios mercenarios al mejor postor.

Miska es un personaje sin medias tintas, o la odias o te encanta. El término ambigüedad moral se queda corto para definir su código de conducta. Por si faltara salsa para este libro, el entrenador virtual de los reclusos es el padre muerto de Miska, con el que mantiene algunos diálogos realmente hilarantes.

Si soy sincera, de las escenas de combate, que las hay y muchas tengo un recuerdo nebuloso, mucho bang, bang y fiu fiu, pero no me ha quedado mucho, aparte de una retahíla enorme de siglas y números para nombrar todas las armas habidas y por haber. Pero los diálogos si que están presentes y me han hecho soltar alguna que otra carcajada, a pesar de su manía de ponerse a hablar de asuntos personales en mitad del fuego cruzado. ¿No había un sitio mejor?

The Hangman’s Daughter es recomendable si quieres un rato de diversión sin complicaciones in space!