Story Bundle seleccionado por Lavie Tidhar

En StoryBundle tenemos la oportunidad de hacernos con una serie de libros de ciencia ficción y fantasía internacional seleccionados por Lavie Tidhar.

Las obras son:

Under the Pendulum Sun de Jeannette Ng

Nexhuman de Francesco Verso

The Apex Book of World SF 5 editado por Cristina Jurado

Afro SF V3 editado por Ivor W. Hartmann

Bonus a partir de 15$:

The Vanishing Kind de Lavie Tidhar

Falling in Love with Hominids de Nalo Hopkinson

After the Flare de Deji Bryce Olukotun

Slipping de Lauren Beukes

Escape from Baghdad! de Saad Z. Hossain

The Thousand Year Beach de TOBI Hirotaka

Unholy Land

Lavie Tidhar es un escritor polifacético que lo mismo te escribe una novela juvenil como Candy que se descuelga con un libro de difícil clasificación como Unholy Land.

Digo que es de difícil clasificación porque se puede adscribir a varios subgéneros de la ciencia ficción sin pertenecer en realidad a ninguno claramente.

El protagonista es Lior Tirosh, que podría ser una personificación de propio Tidhar, un escritor de «medio pelo» de origen judío pero afincado en Berlín que por una enfermedad de su padre se desplaza a su lugar de nacimiento. Pero no es Israel, tal y como la conocemos, Palestina es un asentamiento en África, dando el punto de partido a una ucronía absorbente. Además este hecho podría haber tenido lugar en realidad, ya que a principios del siglo pasado se realizó una expedición con la intención de valorar esa posiblidad.

La prosa de Tidhar es tan maravillosa como siempre, con una gran cantidad de juegos metaliterarios y referencias a su propia obra, así como guiños a la situación actual en Israel estableciendo paralelismos con esta mítica Unholy Land de la que nos habla el autor. Pero sin duda lo que resulta más llamativo son las diferentes voces que utiliza. Variando entre una primera persona antinatural, porque no le da la voz al protagonista, una segunda persona desconcertante y una tercera persona que nos sirve para estabilizarnos, el autor consigue un estado permanente de confusión en el lector y exige un esfuerzo constante para situarnos en la trama.

Los cambios de entorno son continuos pero sutiles. Vemos cómo Tirosh actúa de forma contraria a la que esperaríamos depediendo de la situación en la que se encuentre, porque en realidad no es el mismo personaje en todo momento y no estoy hablando solo metafóricamente.

Unholy Land es una novela difícil pero atractiva, con una perspectiva distinta de una ucronía que nos podría recordar a El sindicato de policía Yiddish por su punto de partida pero que navega por derroteros totalmente diferentes. No es para todo el mundo, pero creo que para un lector de ciencia ficción habitual resultará muy atractiva.

Candy

Lavie Tidhar fue tan amable como para hacerme llegar un copia electrónica de Candy, su nueva novela para un público infantil. Candy es una nueva muestra de la versatilidad del autor, capaz de escribir libros muy duros como The Violent Century, fix-ups maravillosos como Central Station o esta pequeña joyita.

Candy es una novela de detectives, una de las obsesiones del autor. El comienzo no puede ser más típico y tópico de estas historias, donde el investigador recibe la visita en su despacho de un miembro poco recomendable de la sociedad que solicita su ayuda para un caso. Pero Tidhar cambia los papeles y el escenario, utilizando una protagonista femenina de unos doce años y una búsqueda de un objeto muy preciado, un osito de peluche. Que el despacho sea el cuarto de aperos del jardín de la madre de Candy es otro detalle más dentro de una larga cadena que nos va a mantener entretenidos durante un rato.

Del mismo modo que las novelas noir situadas durante la ley seca muestran que la ilegalización provoca mayor interés por lo prohibido, en la ciudad de Candy no se pueden tomar dulces por orden del alcalde, así que todos los niños andan como locos por conseguirlos. Se han creado auténticas mafias infantiles para el tráfico de estas sustancias adictivas. ¿Quizá el osito de peluche ha sido víctima de un secuestro organizado por estos hampones en potencia?

El libro no es complejo ni lo pretende, pero es divertido y en algunos momentos aleccionador. Sus personajes son totalmente creíbles, esas mentes infantiles que se están preparando para dar el salto a la adolescencia, que comienzan a ver cómo funciona el mundo a su alrededor y no les gusta lo que ven. Pero aún les queda inocencia para reirse en el momento inoportuno y para confiar ciegamente en otras personas.

En el libro también aparecen policías corruptos, políticos con agendas ocultas y tramas urbanísticas. Es sorprendentemente actual a pesar de que la base de partida pueda parecer estrambótica.

Quiero hacer también mención de las ilustraciones que acompañan el texto, obra de Mark Beech, que me encantan. Me recuerdan a las del Pequeño Nicolás en las ediciones que leí hace mucho tiempo, un poco socarronas pero muy agradables a la vista. Parecen esquemáticas pero no lo son ni mucho menos. Acompañan la lectura muy bien, añadiendo un entretenimiento visual. Entiendo que su principal objetivo son los niños y pienso que les van a gustar.

Creo sinceramente que Candy es un libro que merece la pena leer y no me parecería descabellado apostar por su publicación en español.

Portada de Unholy Land

Lavie Tidhar no para quieto nunca. A la reciente publicación de Candy, su novela juvenil, se una ahora el anuncio de la portada de Unholy Land, su nueva obra que verá la luz en octubre de este año.

Por lo que hemos podido leer, se trata de una nueva realidad alternativa, en una historia protagonizada por un escritor pulp judío que vive en una Palestina fundada en África. En este aspecto me recuerda un poco al El Sindicato de Policía Yiddish de Chabon, pero sin duda Tidhar añadirá más capas de profundidad a su obra.

¿Qué os parece la portada?

The Apex Book of World SF II

Sigo poniéndome al día con algunas recopilaciones que se escaparon de mi lectura hace un tiempo. Hoy The Apex Book of World SF, editado por Lavie Tidhar, irregular pero con piezas muy interesantes.

Alternate Girl’s Expatriate Life de Rochita Loenen-Ruiz

Rochita mezcla en este relato los sentimientos de los expatriados con las posibilidades de la inteligencia artificial

Mr Goop de Ivor W. Hartmann

Un relato sobre criaturas de compañía en un futuro donde el cambio climático ha hecho estragos. Demasiado corto para dejar huella.

Trees of Bone de Daliso Chaponda

Una historia muy dura sobre si se puede reparar los errores del pasado. El entorno tribal en un futuro cercano lo sitúa un poco alejado de nosotros, pero los horrores del enfrentamiento entre personas son de los que dejan huella.

The First Peruvian in Space de Daniel Salvo

Muy corto pero rebosante de ironía, un alegato contra el colonialismo.

Eyes in the Vastness of Forever de Gustavo Bondoni

No me convence esta mezcla de supersticiones y ritos sobre la colonización.

The Tomb de Chen Qiufan

Me gusta la premisa de los distintos tipos de ceguera que pueden afectar al cerebro pero no me gusta el desarrollo del cuento.

The Sound of Breaking Glass de Joyce Chng

Onírica visión de la relación con las hadas de un anciano.

A Single Year de Csilla Kleinheincz

Otra aproximación a la predestinación. Un poco típico.

The Secret Origin of Spin-Man de Andrew Drilon

Aunque bebe de la tradición de los tebeos de superhéroes, este relato es solo eso, un homenaje a los cómics que no tienen continuidad.

Borrowed Time de Anabel Enríquez Piñeiro

Bonita historia sobre una relación materno-filial afectada por la dilatación temporal de los viajes espaciales.

Branded de Lauren Beukes

No es de mis favoritos de Lauren Beukes, pero es innegable la fuerza con la que escribe esta autora.

December 8th de Raúl Flores

Tan corto como previsible, otra historia más de viajes en el tiempo para obtener beneficio.

Hungry Man de Will Elliott

Relato de terror tan previsible como olvidable.

Nira and I de Shweta Narayan

Me gusta el ambiente exótico, plagado de nieblas que lo cambian todo y la reivindicación de la propia sexualidad que aparece en este relato.

Nothing Happened in 1999 de Fábio Fernandes

Relato muy corto que ha quedado un poco desfasado con el paso del tiempo.

Shadow de Tade Thompson

El concepto de pérdida de la sombra aunado con la ambientación africana podría haber dado lugar una historia interesante, pero el final un tanto abrupto no me convence.

Shibuya no Love de Hannu Rajaniemi

Muy curioso este relato con ambientación japonesa, quizá una crítica velada a la velocidad con la que vivimos en la actualidad nuestras vidas en general y nuestras relaciones en particular.

Maquech de Silvia Moreno-Garcia

Situado en un futuro cercano con muchas restricciones, esta historia de contrabando de animales exóticos guarda más de lo que parece.

The Glory of the World de Sergey Gerasimov

Un alegato que busca la provocación minimizandos las acciones de un supuesto salvador. Prescindible.

The New Neighbours de Tim Jones

Un punto de vista sobre la inmigración en un sitio tan remoto como Nueva Zelanda. Con una resolución demasiado amigable no deja de ser entretenida.

From the Lost Diary of TreeFrog7 de Nnedi Okorafor

Me encanta el relato. No solo por su parte especulativa, con unos exploradores investigando en la selva obteniendo datos sobre la fauna presente, también por su carga humana.

The Slows de Gail Hareven

Buena historia sobre lo que significa ser humano y como los cambios sociales pueden implicar divisiones demasiado profundas como para poder soslayarlas.

Zombie Lenin de Ekaterina Sedia

No me ha convencido para nada esta historia de Sedia. Juega con la percepción y con saber qué es real o no, pero no remata la faena.

Electric Sonalika de Samit Basu

Escrito de una forma muy atractiva y tomando elementos de distintas tradiciones (incluso la Cenicienta), esta fábula sobre la posesión y el dolor, sobre la esperanza y la dominación resulta chocante por su concepción aunque no termina de brillar.

The Malady de Andrzej Sapkowski

Sapkowski nos cuenta una parte del mito de Tristán e Isolda desde un punto de vista bastante particular. Se puede leer como una loa al amor verdadero o como una destrucción de las figuras míticas y sus relaciones.

A Life Made Possible Behind The Barricades de Jacques Barcia

Aunque los protagonistas se salen de lo habitual, la historia no deja de ser tópica hasta decir basta.

The Best Science Fiction and Fantasy of the Year Vol. 11

O el año pasado fue muy irregular en cuanto a relatos cortos, o Strahan y yo ya no conectamos como antes. Esta antología ha resultado ser un tanto decepcionante, con pocas aunque honrosas excepciones.

The Future is Blue, Catherynne M. Valente

Aunque es demasiado surrealista para mi gusto, entiendo los puntos positivos de este relato. La tendencia actual a tratar el cambio climático encuentra aquí una nueva iteración. Me resulta interesante la idea de un viaje iniciático para encontrar tu propio nombre.

Mika Model, Paolo Bacigalupi

Es imposible leer este relato y no acordarse de «Casas Rojas» de Nieves Delgado. Es una aproximación parecida al tema de los robots sexuales, superior en prosa pero menos especulativa.

Spinning Silver, Naomi Novik

Un relato que parece ir por los cauces habituales en cuanto a relaciones con el mundo mágico y las hadas pero con algún que otro cambio intermedio que le permite salirse de lo corriente.

Two’s Company, Joe Abercrombie

Divertidísimo este relato de @LordGrimdark quien de una cosa tan común en la fantasía como cruzar un puente y encontrarse alguien en el camino es capaz de sacar oro.

You Make Pattaya, Rich Larson

Mezclando realidad virtual y filtros a lo que se ve muy del estilo de Crashing Heaven con algún que otro toque de The Wind-Up Girl de Bacigalupi, Larson nos ofrece una historia cyberpunk muy bien llevada.

You’ll Surely Drown Here If You Stay, Alyssa Wong

Una fantasía demasiado oscura para mi gusto. En este western se mezclan las danzas de los muertos con la búsqueda de un futuro.

A Salvaging of Ghosts, Aliette de Bodard

Un relato sobre la nostalgia por los seres queridos que quedaron atrás y cómo superar el dolor. No me parece de los más redondos de la autora, aunque tiene una belleza inherente.

Even the Crumbs Were Delicious, Daryl Gregory

Lisérgico relato en el que no he conseguido entrar. Para mí, un fallo en la selección.

Number Nine Moon, Alex Irvine

Poco que destacar de un relato muy clásico de supervivencia en el espacio.

Things with Beards, Sam J. Miller

Un retrato distorsionado sobre como intentar encajar en una vida que no reconoces como tuya y la aceptación de nuestro monstruo interior. Me interesa más la parte realista que la fantástica.

Successor, Usurper, Replacement, Alice Sola Kim

Un poco fuera de lugar en la antología ya que este relato parece más de terror que de fantasía. Un grupo de amigos reunidos que no pueden salir de un recinto cerrado, una extraña visita…

Laws of Night and Silk, Seth Dickinson

Dickinson busca la respuesta a la pregunta de si merece la pena el sacrificio de los hijos por el bien de los padres, como ya hizo en su momento LeGuin.

Touring with the Alien, Carolyn Ives Gilman

Con un giro final que no me esperaba para nada, una historia sobre la autoconciencia y la comunicación con una entidad totalmente ajena a nosotros. Invita a la reflexión.

The Great Detective, Delia Sherman

Delicioso pastiche holmesiano, mezclando steampunk y fantasmas. Una original aproximación al canon, que podría haber tenido cabida perfectamente en 221 Baker Streets.

Everyone from Themis Sends Letters Home, Genevieve Valentine

Inquietante relato sobre los peligros de la realidad virtual.

Those Shadows Laugh, Geoff Ryman

Ryman utiliza la biología para inventarse una especie «humana» aparte pero la protagonista de la historia falla a varios niveles. Una historia incompleta.

Seasons of Glass and Iron, Amal El-Mohtar

Con un tono marcadamente de fábula, Amal versiona cuentos antiguos para dejar un mensaje feminista. Interesante.

The Art of Space Travel, Nina Allan

Nina Allan es una escritora que mima cada palabra y esto se nota también en este relato, que se sitúa en un futuro no muy lejano, jugando con la percepción de una mente debilitada. Por desgracia, el final un tanto abrupto no le hace justicia.

Whisper Road (Murder Ballad No. 9), Caitlín R. Kiernan

Del mismo estilo “Interstate Love Song (Murder Ballad No.8)” pero con peor resultado. No llega a interesarme esta road movie truculenta.

Red Dirt Witch, N.K. Jemisin

Aunque entiendo y comparto el mensaje antirracista del relato, me ha parecido flojo.

Red as Blood and White as Bone, Theodora Goss

Revisión de un cuento infantil pero modernizado. No me acaba de convencer.

Terminal, Lavie Tidhar

Un relato muy lírico sobre la colonización de Marte. El riesgo y la aventura atraen a almas muy dispares hacia el mismo destino.

Foxfire, Foxfire, Yoon Ha Lee

Aunque me suele gustar el trabajo de Yoon Ha Lee y la premisa de mezclar leyendas antiguas con tecnología moderna me parece interesante, el resultado final es un relato un tanto precipitado. Me gustaría saber más sobres los zorros cambiaformas.

Elves of Antarctica, Paul McAuley

En la introducción Strahan hablaba de la tendencia de la ciencia ficción actual a hablar sobre el cambio climático, pero me parece excesiva la cantidad de relatos sobre el tema que ha incluido en la selección. Este es otro más, que quizá en otro contexto hubiera resultado interesante, pero que tras leer varios me ha parecido más de lo mismo.

The Witch of Orion Waste and the Boy Knight, E. Lily Yu

Yo creía saber hacia dónde se dirigía Yu con este cuento, pero o se queda a medio camino o la idea era otra. Adaptar lo que sería un típico cuento medieval con brujas y caballeros no es excesivamente original, pero según cómo se haga puede dar buenos resultados.

Seven Birthdays, Ken Liu

En una nueva muestra de la amplitud de su capacidad creativa, Liu nos regala una historia con un marco temporal casi inalcanzable capaz de aunar las preocupaciones familiares con el futuro de la humanidad. Espléndido.

The Visitor from Taured, Ian R. MacLeod

Me parece interesante la idea de la narración lineal como algo en decadencia, por que se ve realista en un futuro no muy lejano. El resto de la historia, sin embargo, no me llama la atención.

Fable, Charles Yu

Relato muy muy duro sobre la enfermedad de un hijo, de nuevo envuelto en el manto de un cuento tradicional.

Este año la selección de Strahan no me ha acabado de convencer. A pesar de algunos cuentos brillantes, hay otros que no quedan en la memoria.

The apex book of world SF I

apexHace ya tiempo que tenía previsto leer The apex book of world SF 1 editado por Lavie Tidhar pero nunca encontraba el momento. Pues, por fin, el momento ha llegado.

“The Bird Catcher” de Somtow Sucharitkul

Relato de terror para comenzar la antología, con referencias a la inocencia perdida de la infancia en forma de ritual de madurez de un abuelo con su hijo.


“Transcendence Express” de Jetse de Vries

La idea Negroponte Un portátil para cada niño sirve como base a esta optimista historia donde una científica que consigue el primer procesador cuántico deja toda su investigación de lado para enseñar en una aldea africana. Pero las clases no serán al uso y el objetivo final puede cambiar el rumbo de la Tierra.

Es muy bueno, un relato que ojalá se hiciera realidad.


“The Levantine Experiments” de Guy Hasson

Experimento psicológico sobre los verdaderos límites de la psique humana. Muy inquietante.


“The Wheel of Samsara” de Han Song

El budismo ha inspirado a autores de ciencia ficción como sir Arthur C. Clarke y sus «9 billones de nombres de Dios». En esta ocasión Han Song parece homenajear al autor inglés pero con un mensajes implícito sobre la ira y la curiosidad.


“Ghost Jail” de Kaaron Warren

Relato que entremezcla historias fantasmas con crítica social, pero sin decantarse claramente por ninguno de los dos extremos y quedándose por tanto en un incómodo lugar intermedio.


“Wizard World” de Yang Ping

Aunque en su momento fueran originales, empiezan a volverse monótonos estos relatos sobre mundos virtuales de inmersión total de los que es casi imposible escapar. El fenómeno hikikomori en su vertiente online.


“L’Aquilone du Estrellas (The Kite of Stars)” de Dean Francis Alfar

Precioso cuento sobre la tarea de toda una vida para conseguir un objetivo efímero. Funciona como una parábola y utiliza de forma majestuosa la enumeración de objetos para dar idea del arduo trabajo. Maravilloso.


“Cinderers” de Nir Yaniv

Esquizofrénico relato que no sé si se puede circunscribir al género pero que deja muy mal cuerpo.


“The Allah Stairs” de Jamil Nasir

Hay que tener cuidado con lo que se desea porque puede cumplirse.


“Biggest Baddest Bomoh” de Tunku Halim Bin Tunku Abdullah

Una historia de obsesión amorosa tan previsible como manida.


“The Lost Xuyan Bride” de Aliette de Bodard

Da gusto leer relatos antiguos de Aliette y ver cómo se iba gestando una gran escritora. En un marcado tono detectivesco, como parte de Obsidian and Blood, pero enmarcado en el universo de Xuya, este relato enfrenta el deber filial con la libertad del ser humano.


“Excerpt from a Letter by a Social-Realist Aswang” de Kristin Mandigma

Curiosa epístola que mezcla socialismo con mitología filipina, con referencias a esa cultura y con un final irónico y divertido.


“An Evening In the City Coffeehouse, With Lydia On My Mind” de Aleksandar Žiljak

Trepidante thriller situado en un futuro cercano, con un aspecto muy cinematográfico. Tiene un poco de todo, sexo, alienígenas, tecnologías avanzadas, persecuciones… Un veloz viaje que se disfruta de cabo a rabo.


“Into the Night” de Anil Menon

Relato sobre el cambio generacional unido al cambio tecnológico. Las novedades pueden resultar incomprensibles para aquel que ni siquiera posee los instrumentos necesarios para recibir la información.


“Elegy” de Mélanie Fazi

Precioso relato fantástico sobre la pérdida de los hijos. Me ha afectado especialmente.


«Compartments» de Zoran Živković

Demasiado extraño para mi gusto.

El proyecto de reunir relatos de muy diversos orígenes me parece tan necesario como interesante. No pasará mucho tiempo hasta que me lea el segundo.

Central Station

centralstationLavie Tidhar es un autor polifacético, no solo por su obra escrita, si no también por su quehacer como editor. Aunque mi última experiencia con él no fue demasiado positiva, cuando Central Station entró dentro del alcance de mi radar lector me dispuse a hacerle hueco cuanto antes.

El libro en cuestión se trata de un fix-up de varios relatos ya publicados y algunos inéditos, si bien es cierto que la reescritura de muchos de ellos hace que sea casi inapreciable la distinta procedencia de muchas de sus partes. Yo no me di cuenta hasta que vi el final del libro, creía que el cambio constante de puntos de vista y personajes era un efecto buscado, un intento de crear una novela coral con distintas pinceladas. Quizá otro lector más experto en la obra del israelí sea capaz de detectarlo nada más abrir el libro.

Este aspecto coral de la novela también se hace presente en la propia Central Station, donde distintas culturas se han entremezclado a lo largo del tiempo dando lugar algo nuevo, a familias con ascendencia de tan distintos lugares que es difícil describirlos con una sola palabra. Me encanta esta idea de Tidhar, esos personajes multirraciales y a la vez fieles a las tradiciones, aunque estas tradiciones sean a su vez tan distintas entre sí.

El propio lenguaje utilizado por el autor es una combinación de idiomas tan bien llevada que resulta agradable al oido, con una cadencia embaucadora. Haciendo malabares con el lenguaje, Tidhar es capaz de sacar de su chistera nuevos vocablos, como mi favorito Schrodingering (os dejo a vosotros descubrir qué significa) o un lugar místico para los jugadores llamado Pacmandú. Tampoco duda en utilizar palabras de otros idiomas cuando se ajustan más a sus necesidades narrativas.

También me gustaría hacer hincapié en el humor, en ocasiones bastante negro, que usa el creador. En una versión corregida y aumentada de las cabinas de suicidio de Futurama, se puede escoger la forma de morir, siendo una de las más populares una montaña rusa.

En Central Station también hay lugar para otra de las obsesiones del escritor, los libros usados. Aún a pesar de vivir en una sociedad tecnológicamente avanzada, que ha colonizado el sistema solar, todavía hay coleccionistas de viejas ediciones pulp de westerns, detectives… si esto no es un mensaje de amor a los libros, no sé qué podría serlo. Sin embargo, la vida conectada es una constante en la historia, todo el mundo (humano o no) tienen un nodo que les permite el acceso a la Conversación (algo así como Internet) pero corregido y aumentado.

Antes he hecho distinción entre humanos o no humanos porque también hay otras presencias, inteligencias artificiales conocidas como The Others que interactúan con los seres humanos. A este plantel se deben añadir robots, cyborgs, vampiros… toda una plétora de personajes que desfilan ante nuestros asombrados ojos.

Resulta bastante difícil describir un libro con tantas y tantas lecturas, así que lo mejor será que aproveches para leerlo tú y te unas a la Conversación. No te sentirás defraudado.

Portada y contenidos de Funny science fiction

Alex Shvartsman tiene un objetivo en la vida: hacernos reir. Y con ese empeño, nos trae una nueva recopilación similar a las antologías UFO, pero en este caso dedicado en exclusiva a la ciencia ficción con relatos publicados en la última década.

El libro se llamará Funny science fiction y aquí tenéis los contenidos y la portada.

“Observation Post” de Mike Resnick (Beyond the Sun, Fairwood Press, 2013)

“Flying on My Hatred of My Neighbor’s Dog” de Shaenon Garrity (Drabblecast, 2013)

“Wikihistory” de Desmond Warzel (Abyss & Apex, 2007)

“Distant Gates of Eden Gleam” de Brian Trent (Crossed Genres, 2015)

“Half a Conversation, Overheard While Inside an Enormous Sentient Slug” de Oliver Buckram (F&SF, 2013)

“Hark! Listen to the Animals” de Ken Liu and Lisa Tang Liu (Galaxy’s Edge, 2014)

“Whaliens” de Lavie Tidhar (Analog, 2014)

“See Dangerous Earth-Possibles!” de Tina Connolly (Lightspeed Women Destroy Science Fiction, 2014)

“Kallakak’s Cousins” de Cat Rambo (Asimov’s, 2008)

“Kulturkampf” de Anatoly Belilovsky (Immersion Book of Steampunk, Immersion Press, 2011)

“Let Us Now Praise Awesome Dinosaurs” de Leonard Richardson (Strange Horizons, 2009)

“Miss Darcy’s First Intergalactic Ballet Class” de Dantzel Cherry (Galaxy’s Edge, 2015)

“Pidgin” de Lawrence M. Schoen (Aliens and A.I., Eggplant Literary Productions, 2005)

“Nothing, Ventured” de James Beamon (AE: The Canadian Science Fiction Review, 2013)

“Last Thursday at Supervillain Supply Depot” de Sarah Pinsker (Daily Science Fiction, 2015)

“Chicka-Chicka-Bow-Wow” de Mike Rimar (Cucurbital 2, Paper Golem Press, 2011)

“Troublesolver” de Tim Pratt (Subterranean Press, 2009)

funnyscifi_cover