Entrevista a Naomi Kritzer

Es todo un placer colaborar con Marcheto de Cuentos para Algernon, pero aún más ha sido entrevistar a un escritora tan interesante como es Naomi Kritzer. Espero que os interesen sus respuestas, que dejan entrever la mente de una autora que merece ser más conocida. Al final de la página podréis leer la entrevista en el inglés original.

¿Se ha puesto en contacto contigo alguna editorial española para traducir tus libros? ¿Cómo venderías CatFishing on Catnet en nuestro país?

Ninguna editorial española se ha puesto en contacto conmigo. Mi slogan para CatFishing on Catnet sería: “Todos los amigos de Steph están en internet porque lleva toda su vida mudándose, los amigos de CheshireCat están en internet porque son Inteligencias Artificiales ejecutándose en un ordenador. CheshireCat descubre el secreto de Steph justo a tiempo para salvarle de su peligroso padre, Steph descubre el secreto CheshireCat justo a tiempo para viajar para salvarla de su creador .”

CatFishing on Catnet retoma la historia de “Cat Pictures Please”. ¿Qué puedes decirnos sobre el siguiente libro de la serie? ¿Por qué decidiste escribir una novela juvenil con esta inteligencia artificial como protagonista?

¡Escribí la novela porque había un editor que la quería! Tengo cinco libros publicados a principios de los 2000 pero llevo años intentando vender más novelas de ficción. Cuando “Cat Pictures Please” ganó el Hugo, conseguí un agente y también tenía otra novela juvenil sin publicar que estaba moviendo. Este editor se interesó mucho con la perspectiva de un libro mío, pero lo que realmente quería era más contenido sobre la Inteligencia Artificial del relato y a mí me encantó poder explorar más ese universo.

El final de CatFishing on Catnet apunta a la existencia de una segunda inteligencia artificial. De hecho, existe esa otra IA y aparece en el segundo libro. Más cosas que salen en el segundo libro: una joven que ha sido criada por una secta apocalíptica, un conjunto de juegos de móvil que son como Facebook pero aún más aterradores y más intrusivos que Pokemon Go, y un rescate en invierno de la sede de una secta.

Volviendo a hablar de las inteligencias artificiales de las historias, ¿cómo defines qué personalidad tendrá? ¿La tratas como un personaje humano más?

La IA del relato es inherentemente buena pero demasiado ingenua y al desarrollar la IA de la novela intenté expandir este tema. Tiene una gran cantidad de conocimientos, pero no tiene la comprensión necesaria para aplicar el conocimiento a situaciones nuevas, lo que hace que se parezca y se diferencie de un adolescente. Siempre he tenido en cuenta que las experiencias de la IA son todas digitales, así que todos los impulsos sensoriales que son tan importantes para los humanos para ella son incomprensibles. (El segundo libro tiene unos párrafos de la IA sobre la alimentación, y cómo obviamente es muy importante para los humanos comer, pero… ¿por qué algunas comidas son deliciosas y otras no? La decisión entre ambas categorías le parece increíblemente arbitraria, la inteligencia artificial es incapaz de comprenderlo).

Ganaste el premio Hugo con tus relatos cortos y el premio Lodestar (ese que no es un Hugo) con CatFishing on Catnet. ¿Qué significó para ti recibir estos galardones?

Ganar un premio sirve para que te sientas respaldada, ya que son un honor. Me hace muy feliz que la gente me lea y le encante lo que escribo. ¡Me alegró muchísimo recibir el Lodestar!

A veces los premios solo implican eso, pero no exagero nada si digo que ganar el premio Hugo cambió mi vida. En la WolrdCon hablé con un editor que publica antologías de relatos cortos y tras la convención me dijo que le encantaría publicarme una antología. Me he autopublicado dos antologías, pero no han vendido muy bien, esta otra colección ha ido bastante mejor, pero también ha hecho que mi obra llegue a mucha más gente de la que nunca creí que podría llegar, consiguiendo abrirme más puertas. Tras ganar el Hugo volví a tener agente y vendí una novela, lo que implicó ganar otro premio.

A pesar de que has publicado varias novelas, quizá eres más conocida por tus relatos cortos. ¿Trabajas de manera distinta dependiendo de la longitud de lo que escribes?

Escribir una novela y un relato son cosas distintas. En la novela tienes mucho más espacio. Puedes hacer que las relaciones evolucionen poco a poco, puede dedicar tiempo para que el lector vea cómo son los personajes, puedes tener un robot hackeado y una persecución en coche y un viaje. Los relatos cortos son como abrir una ventana para que la gente vea una habitación. Una novela es como mudarte durante un mes a esa casa.

Algunos de tus relatos están relacionados con los cuentos de hadas de toda la vida. ¿Es difícil buscar un nuevo giro en estas historias ya conocidas o quizá resulta más fácil escribirlas porque es un terreno conocido?

Siempre me han encantado los cuentos de hadas y las nuevas versiones de estos mismos cuentos. (Me encanta Beauty de Robin McKinley, por ejemplo). Pero solo escribo este tipo de historias si creo que puedo añadir algo nuevo. Muchos de estas fábulas siguen emocionando a la gente, pero creo que lo que obtienen de ellas va cambiando con los siglos.

En ficción, escribes fantasía y ciencia ficción. En no ficción escribes en tu blog sobre política. ¿Sobre cuál prefieres escribir?

¡Fantasía y ciencia ficción! Me divierto escribiendo sobre política pero no es lo mismo.

Algunas obras tuyas, como “The Thing About Ghost Stories”, tienen versión en audio. ¿Qué opinas sobre esta forma de leer (audiolibros, podcasts)?

Creo que es una buena idea pero casi no escucho ficción en audio. Se me va la cabeza. Con los podcasts, suelo escoger aquellos en los que puede divagar y no perder totalmente el hilo. Con la ficción, realmente necesito poder volver a las páginas anteriores para ver si me he dejado algo en el tintero.

¿Te gusta ir a festivales de literature como las Worldcons? ¿Qué prefieres hacer allí?

¡Me encantan los festivales! Lo que más me gusta es ir al bar o a otro lugar donde haya gente charlando y buscar un grupo en el que conozca a alguien pero no a todo el mundo y si les apetece unirme al grupo. Así puedo ver a gente a la que solo veo en los festivales y también conozco gente nueva.

¿Qué nos puedes decir sobre tus nuevos proyectos?

En estas semanas recibiré las pruebas de Chaos on Catnet. Todavía no he escrito la propuesta para mi nuevo proyecto largo, pero lo he estado pensando. También estoy trabajando en un nuevo relato, inspirado por una conversación con una amiga sobre las supersticiones sobre los bebés que nacen dentro de la bolsa. Hay gente que cree que si naces dentro del saco amniótico, puede ser vidente, algo que me parece meterle demasiada presión a un recién nacido. En fin, de eso va el relato corto.

De nuevo muchas gracias a Naomi Kritzer por responder a nuestras preguntas y a Marcheto por idear esta colaboración, que seguro que no será la última. A continuación, puedes leer la entrevista en inglés.

If you are able to, would you mind letting us know if you’ve ever been contacted by a Spanish publishing company to publish your books in translation? What would be your sales pitch for your CatFishing on Catnet in Spain?

I am not aware of any interest from Spanish publishing companies. My pitch for Catfishing on Catnet would be, «Steph’s friends are all on the Internet because she’s spent her whole life on the move; CheshireCat’s friends are all on the Internet because they’re a bodiless AI that lives in a computer. CheshireCat learns Steph’s secret just in time to save her from her dangerous father; Steph learns CheshireCat’s secret just in time to go on a road trip to save CheshireCat from their fearful creator.»

CatFishing on Catnet takes the AI from “Cat Pictures Please” and continues to tell its story. What can you tell us about the new book in the series? Why did you choose to write a YA novel with this AI?

I wrote a YA novel with the AI because there was an editor who wanted it! I had five books published in the early 2000s but had been struggling for years to sell more novel-length fiction. After «Cat Pictures Please» won the Hugo Award, I was able to get an agent again, and I had a different unpublished (in book form) YA novel that she was shopping around. This editor was really excited about the prospect of a book from me — but what she really wanted was more of the AI from the short story, and I was delighted by the opportunity to explore this world more.

The end of Catfishing on Catnet hints at the existence of a second AI. There is, in fact, a second AI, and that AI shows up in the second book. Also in the second book: a teenage girl who was raised in an apocalyptic cult, a bunch of phone-based games that are like if Facebook at its creepiest and most intrusive were also Pokemon Go, and a midwinter rescue from a cult compound.

Talking again about the AI in these stories, how do you decide which personality it will have? Did you work with it in the same way you work other “human” characters?

The AI in the short story is good-hearted but extremely naive, and in writing the AI in the novel I tried to expand on that. The AI has a vast array of knowledge but not necessarily the understanding necessary to apply the knowledge to new situations — which makes them both like, and unlike, many teenagers. I always tried to bear in mind that the AI experiences the world digitally, so there is sensory input that’s extremely important to humans that the AI does not understand at all. (The second book has a digression from the AI about eating, and how obviously it’s very important for humans to eat, but why some foods are widely regarded as «delicious!» while others are widely regarded as «disgusting!» seems incredibly arbitrary; the AI doesn’t understand this at all.)

You have won the Hugo award with your short stories and the Lodestar “Not a Hugo” award with CatFishing on CatNet. What did it mean to you to win these awards?

One thing about winning an award is that it’s incredibly validating. Awards are an honor. It makes me really happy to know that people read my work and loved it. I was over the moon about the Lodestar Award! 

Awards don’t always mean more than that, but I’m not exaggerating when I say that winning the Hugo for the short story changed my life. At that WorldCon, I chatted with an editor who publishes short story collections, and he followed up after the con to say that he’d love to publish a collection of my stories. I’d self-published two digital collections, but they’d never sold particularly well; the small-press collection has sold much better, but also it’s made its way to people I never would have expected, which has opened some amazing doors for me. After I won the Hugo, I was able to get an agent again, and sell a novel again (which went on to win awards).

Even though you have published several novels, you’re maybe best-known for your short fiction. Do you use a different approach depending on the length that you are writing?

Writing a short story and a novel is definitely different. You just have more space in a novel. You can do slow-burn relationships, you can take your time showing the reader who people are, you can have a hacked robot and a car chase and a road trip. Short stories are like opening a window so people can see into one room. A novel is like letting someone move into a house for a month.

Some of your short stories are related to the “old fairy tales”. Do you find it difficult to give another twist to these known stories or maybe it is easier to write about them because is known ground?

I have always loved fairy tales and fairy tale retellings, since childhood. (I adored Beauty by Robin McKinley, for example.) I basically only write them if I’ve got some idea that I feel like genuinely adds something new. A lot of these stories seem to continue speaking to people, but I think what people are getting out of them may shift over the centuries. 

In fiction, you write fantasy and science fiction. In non-fiction you blog about politics. Which of these themes do you prefer to write about?

Fantasy and science fiction! I enjoy writing about politics but it’s definitely not the same.

Some of your stories, such as “The Thing About Ghost Stories”, have been performed in podcast. What do you think about this way of reading (audiobooks, podcasts)?

I think it’s great but I mostly can’t listen to audio fiction. My mind wanders. With podcasts, I tend to pick podcasts where I can wander off and back and not completely lose the thread — with fiction I really need to be able to flip back a page if I realize I’m missing something. 

Do you like going to literature festivals like Worldcons? What do you prefer to do in these places?

I love conventions! My favorite thing to do is go to the bar (or some other place that people are hanging out) and look for a group of people where I know some of the people at the table but not all of them, and see if they’re amenable to me pulling up a chair. I like seeing some of the people I only get to see a conventions; I also like meeting new people. 

What can you tell us about your new projects?

I’ll be getting the copyedits for Chaos on Catnet sometime this week. I haven’t yet written a proposal for my next novel-length project but I’ve been thinking about it. I’m also working on a new short story, inspired by a conversation with a friend about superstitions regarding babies «born in the caul» (born inside the amniotic sac). There are people who believe that if you’re born in the caul, you’ll be clairvoyant, which strikes me as a lot of pressure on a kid! Anyway, that’s kind of what the short story is about.

Entrevista a Josiah Bancroft

Me hace especial ilusión poder ofreceros esta entrevista con Josiah Bancroft, creador de la estupenda y poco conocida por estos lares serie de La Torre de Babel, que ha tenido la deferencias de contestar a nuestras preguntas a pesar de estar inmerso en la finalización de la obra. Al final de la página podéis leer la entrevista en el inglés original.

Los dos primeros libros de tu serie de Babel fueron autopublicados pero el resto de los libros los ha publicado Orbit. ¿Nos puedes comentar cómo fue este proceso? ¿Cuál de las vías de publicación prefieres?

Cuando autopubliqué Senlin Ascends allá por el 2013, el escenario era muy diferente al que existe hoy en día. Había muchos prejuicios en contra de los autopublicados entre los lectores, los escritores y los miembros de la industria. Para ellos, autopublicarse es un tema de vanidad. Dejando de lado la pregunta sobre la legitimidad de la autopublicación,había y sigue habiendo retos. Es un proceso mucho más exigente, ya que debes pagar o hacer tú mismo de editor, corrector, diseñador, portadista, experto en marketing y publicista. Conseguir distinguirte entre el resto del mercado puede llevar años. La autopublicación es un maratón sin línea de llegada. Escribir el libro es lo más fácil del proceso.

Pero también tiene sus considerables ventajas. Lo primero y lo más importante es que tienes completo control sobre el producto. No tienes que llegar a acuerdos con los gustos de otras personas, con sus expectativas o con sus fechas. La publicación tradicional no se suele llevar bien con las novedades, porque ante todo quieren evitar riesgos. Pero si te autopublicas, puedes ir probando. Y esa experiencia es maravillosa y te hace sentir poderoso.

Mi introducción al mundo de la publicación tradicional llegó en el momento oportuno. La primera tirada de la edición de Senlin Ascends y Arm of the Sphinx de Orbit vieron la luz en la primavera de 2018, coincidiendo con el momento en que mi mujer y yo dimos la bienvenida a un mundo que no estaba preparado para ella a la fuerza de la naturaleza conocida como Maddie. Si hubiera intentado seguir como autopublicado mientras criaba a mi hija, no hubiera publicado nada, hubiera promocionado más bien poco y escrito aún menos. Orbit llevó mis libros a donde yo no era capaz de llevarlos y eso es algo que agradeceré siempre.

Mis editores en Orbit, Bradley Englert (EE.UU.) y Emily Byron (Reino Unido), también jugaron un papel muy importante en la mejor de The Hod King para su publicación. Disponer de unos editores tan capaces es una de las mejores características de la publicación tradicional. Otro beneficio de formar parte de la industria es que me representan profesionales. Mi agencia es responsable de que mis libros lleguen más lejos con bastantes traducciones e incluso que lo lean personas relacionadas con la industria del entretenimiento. Mis lectores se han multiplicado y eso es en gran medida gracias a mi editorial.

Ambas formas de publicación tienen sus beneficios. Aunque disfruto de las ventajas de la publicación tradicional, estoy contento cuando veo que los autopublicados van ganando influencia, atención y cuota de mercado.

¿Nos podrías decir si alguna editorial española se ha puesto en contacto contigo para traducir tus libros? ¿Cuál sería tu gancho para vender la serie de Babel en España?

El mundo editorial es muy curioso. Creo que muchos lectores se sorprenderían si escucharan lo poco que tienen que ver los autores con la difusión de su obra, especialmente en el mercado internacional. Estoy totalmente apartado del proceso de venta de derechos de traducción. Me traen las oportunidades que les parecen buenas y yo las firmo.

De momento, no sé nada sobre ninguna editorial española, aunque sí que conozco el interés de los lectores españoles. Me encantaría ver la serie traducida y quizá la llegada del último tomo convenza a alguna editorial para intentar comprarla.

Dejo las ventas a los profesionales. Creo que no podría venderle ni un bebé foca a un oso polar.

¿El siguiente libro de la serie será el último? ¿Qué tienes pensado escribir después?

El último libro de la serie, The Fall of Babel, concluye las historias principales que desarrollé en los tres primeros libros. Dicho esto, puede que haya nuevas publicaciones en el Babelverso. Si estos libros llegarán a existir dependerá totalmente de la existencia de una trinidad perfecta de intereses entre la editorial, los lectores y yo.

Me ha llevado una década escribir los libros de Babel. Sea lo que sea lo que empiece a continuación, será más modesto. Tengo algunas ideas para novelas cortas y relatos, pero mi principal prioridad en los siguientes meses será recargar pilas (leyendo libros) y revisar The Fall of Babel. Veremos qué nos depara el futuro después.

Ya hemos podido ver la maravillosa portada de Tom Kidd para la edición de Subterranean Press de The Hod King. ¿Se ha puesto el artista en contacto contigo durante el desarrollo de su trabajo o trabaja de forma autónoma?

Tom Kidd es un talento fantástico y una persona muy cordial y genuina. Es un privilegio trabajar con él. La vision que tiene Tom de la torre es exquisita y totalmente producto de su propia interpretación de los libros. Nunca corregiría a un artista sobre su visión de mi mundo. Creo que mientras que mis palabras pueden servir como comienzo para la inspiración, la propia visión del artista prevalece para dar integridad y autenticidad a su trabajo. Quizá vea las cosas de forma distinta en mi imaginación, pero eso es irrelevante para la visión de otra persona.

Tampoco es que los escritores tengamos mucho poder sobre esta materia, pero creo que me sentiría más o menos igual sobre una hipotética adaptación de los libros a la pequeña o la gran pantalla. Los libros de Babel son para mí una versión ya definida de las cosas que nunca podré mejorar, pero que sigue estando abierta para la interpretación y reinvención de otra persona.

¿Qué nos puedes decir sobre las influencias que dieron forma al mundo de Babel? Creo que Ciudades invisibles de Italo Calvino puede ser una de ellas, pero seguro que hay más.

Antes de sentarme a escribir Senlin Ascends, había pasado diez años estudiando literatura y escribiendo poesía, influido sobre todo por obras alejadas del fantástico. Autores como Italo Calvino, Albert Camus, Mary Shelley, Thomas Hardy, Jorge Luis Borges, Thomas Mann, Franz Kafka, Virginia Woolf, Ralph Ellison, Joyce Carol Oates, Vladimir Nabokov, Salman Rushdie, Elizabeth Bishop, y Gabriel García Márquez han contribuido en la creación.

Algunas veces imagino la torre de Babel como una especie de parque temático. ¿Crees que los planos de la torre podrían dar lugar un parque real?

¡Por supuesto! En realidad, la serie es una elaborada promoción para atraer inversores al proyecto de construcción de un parque temático: The Enchanted Ringdoms of Babel©. Naturalmente, los visitantes deberían firmar documentos legales que eximirían a Enchanted Ringdoms© y sus empresas subsidiarias de cualquier responsabilidad legal o financiera por trauma psicológicos, adicciones, captividad, esclavitud, pérdida o daño en la propiedad o en las personas y decapitaciones accidentales o intencionales.

Las principales atracciones serían The Spidereater’s Tunnel of Love, The Bottomless Library Drop Tower, The Parlor Laser Tag, y por supuesto los popularísimos Beer-Me-Go-Rounds. Los primeros inversores recibirían un tanto por cierto de las ventas de las licencias de los peluches Chimneycats© y Bullsnails©.

¿Qué nos puedes contra sobre tu nueva asistente de marketing, Maddie? ¿Cuántas tomas fueron necesarias para grabar el trailer del libro 4, The Fall of Babel? ¿Hay fecha de publicación?

A Maddie le ofendería que alguien le llamara asistente. Ella es la jefa y el talento. Con una sola toma hubiera bastado y sobrado porque siempre lo hace todo perfecto, pero condescendió en hacer 26 porque se sentía generosa y los entremeses que proveyó el catering le agradaron. Desde entonces se ha retirado de la actuación para concentrarse en su verdadera pasión: el salto base y la terapia de gritos.

The Fall of Babel no tiene todavía fecha de publicación, pero el último borrador ya está en manos de los editores, así que seguimos con el plan de lanzamiento en 2021.

He visto la trama de The Hod King en la pared de tu oficina (me parece una gran idea tenerla en una pizarra) y me hizo pensar: ¿tenías desde el principio pensada la estructura de cada planta de la torre o has ido dejándote llevar por la inspiración del momento?

¡Me lo paso muy bien con mi pared de pizarra! Recomiendo encarecidamente esta práctica a los escritores, especialmente a lo que se encuentren atascados. Garabatear en la pared de mi oficina con tiza me hacía sentir hombre de las cavernas y loco al mismo tiempo.

Conocía la trama y las funciones esenciales de la torre desde el principio. (Espero que esto sea evidente para los lectores cuando acaben la saga). Las estructuras específicas y las culturas de cada “ringdom”, sin embargo, eran aspectos de la historia que fui descubriendo por el camino. Esto fue a caso hecho. ¡Quería que la torre guardara secretos incluso para mí! E incluso con el ultimo libro ya escrito, gran parte de la torre permanece ignota. Creo que podría pasarme el resto de la vida trabajando en los 64 “ringdoms” y solo tendríamos un esquema de la torre.

Los libros de Babel comenzaron como la historia de Senlin, pero se ha convertido en una narración multipersonaje. ¿Quién es tu favorito entre ellos?

Mi personaje favorito va cambiando. Como hace poco que he terminado el final de la serie, tenía que escribir las escenas finales de unos personajes con los que he trabajado durante años. La experiencia ha sido agridulce. Algunos personajes han crecido mucho, pero al final, creo que sus partes esenciales todavía se pueden reconocer, inalteradas. Los quiero a todos.

Dicho esto, el que más me divierto escribiendo es Byron. Cuando lo creé para Arm of the Sphinx, iba a ser un personaje terciario, alguien que daría el contrapunto necesario para después desaparecer. Pero cuando empecé los borradores de The Hod King, Byron seguía saliendo en mis notas. Es insistente y charlatan con un gran corazón. Es el tipo de personaje que no ocupa espacio simplemente, en el mejor sentido de la frase, él monta la escena.

Creo que las versiones en audiolibro de tus libros son brillantes. ¿Qué piensas de los audiolibros? ¿Los usas?

Estoy encantado con la interpretación de John Banks de los libros de Babel, soy muy afortunado porque alguien de ese calibre haya participado en el proyecto. ¡Me alegra que estés de acuerdo!

Me encantaban los audiolibros cuando era pequeño. Desgasté mis cintas con The Hobbit y The Lord of the Rings. Mi audiolibro favorito de aquella época es The Screwtape Letters de C.S. Lewis, por John Cleese. Lo escuchaba para dormirme, así que sin duda tiene  la culpa de algunas pesadillas espléndidas.

Dejé de escuchar audiolibros a partir de los 20 años y no volví al medio hasta varios años después, cuando tenía que viajar durante tres horas para trabajar. Me convertí de nuevo en un lector asiduo de audolibros y esta experiencia renovó mi aprecio por esta forma de arte. Un gran narrador puede mejorar un libro mediocre y un lector inepto puede arruinar un clásico. Uno de los audiolibros más memorables de esa época fue Peter Weller narrando Sttepenwolf de Herman Hesse.

De nuevo muchas gracias a Josiah por su colaboración, y ahora dejaremos de molestarle para que se pueda centrar en lo que nos interesa… ¡que acabe el libro!

The first two book of your Babel Series was self-published but the rest of the series is being published by Orbit. Can you tell us how was this process? Which way of publishing do you prefer?

When I first tested the waters by self-publishing Senlin Ascends in 2013, it was a very different pool than it is today. There was a ton of bias against self-publishing among many readers, writers, and industry insiders. To them, self-publishing seemed like vanity publishing in a bigger wig. Putting the irksome question of legitimacy aside, there were (and still are) practical challenges to self-publishing. It’s a much more demanding process, one that requires writers to play (or pay) the parts of editor, copy editor, layout designer, cover artist, marketer, and publicist. Distinguishing yourself from a crowded market requires years of effort. Self-publishing is a marathon without a finish line. Writing the book was the easy part.

But the advantages of self-publishing are considerable. First and foremost: you have complete control of your vision. You don’t have to compromise to meet other people’s tastes, expectations, or deadlines. Traditional publishers are generally skittish about novelty. They are risk adverse. But as a self-publisher, you can take a chance on yourself. And that’s a wonderful, empowering thing.

My introduction to the traditional publishing world came at an opportune time. The first print run of Orbit’s editions of Senlin Ascends and Arm of the Sphinx were published in the spring of 2018, which coincidentally was when my wife and I welcomed to this unready world the force of nature known as “Maddie.” If I had tried to function as a self-publisher while also operating as a stay-at-home dad to an infant, I would have published nothing, promoted little, and written less. Orbit carried my books when I could not, and that’s something that I will always be grateful for.

My editors at Orbit, Bradley Englert (US) and Emily Byron (UK), played a considerable role in polishing up The Hod King for publication. Having access to such capable editors is one of the perks of traditional publishing. Another benefit of being a part of the industry is professional representation. My agency has been responsible for expanding the reach of my books to include numerous translations as well as people in the entertainment industry. My readership has ballooned, and that’s largely thanks to my publisher.

Both self-publishing and traditional publishing have their benefits. Even as I enjoy the advantages of traditional publication, I’m very glad to see self-publishing continue to gain clout, attention, and a share of the market.

If you are able to, would you mind letting us know if you’ve ever been contacted by a Spanish publishing company to publish your books in translation? What would be your sales pitch for your Babel Series in Spain?

Publishing is a funny business. I think readers would be surprised to hear just how little writers are involved in the dissemination of their works, especially internationally. I’m entirely shielded from the process of courting publishers for translation rights. They’ll bring me the opportunities that they are satisfied with, and I sign off on them.

As of now, I haven’t been told anything about a prospective Spanish publisher, though I certainly have heard interest from Spanish readers. I would love to see the series translated into Spanish, and perhaps the arrival of the final book will convince a publisher to take a chance on the series. I’ll leave the sale’s pitches to the professionals. I couldn’t sell a baby seal to a polar bear.

Would the next book in the series be the last? What do you plan on writing after that?

The final book in the series, The Fall of Babel, concludes the main story lines that I laid out over the first three books. With that said, there may be room for future entries in the Babel-verse. Whether there are more books depends entirely on the existence of a perfect trinity of interest comprised of a publisher, readers, and me.

It took about a decade to write The Books of Babel. Whatever I tackle next will be more modest in scope. I’m juggling a few ideas for novellas and short stories at the moment, but my main priority for the next month or two will be recharging (reading books) and revising the Fall of Babel. We’ll see what the future holds after that.

Recently, we have seen the wonderful cover by Tom Kidd for the Subterranean Press edition of The Hod King. Does the artist get in contact with you during the development of the work or is it a completely separate development?

Tom Kidd is a fantastic talent and an incredibly genuine and cordial person. It’s been a privilege to work with him. Tom’s vision of the Tower is both exquisite and entirely the product of his own interpretation of the books. I would never correct an artist’s notion of my world. I believe that while my words may serve as a point of inspiration, the artist’s own vision is preeminent to the integrity and authenticity of their work. I might sometimes see things differently in my head, but that’s irrelevant to anyone else’s vision.

Not that writers get much say-so in such matters, but I think I would feel much the same about a film/movie adaptation of the series, should there ever be one. The Books of Babel is, for me, a discrete and entire version of things, one which I won’t ever be able to improve upon, but one which is still very much open to another person’s interpretation and reinvention.

What can you tell us about the influences that shaped the world of Babel? I think Invisible Cities by Italo Calvino may be one of them, but I`m sure there would be more.

Before I sat down to write Senlin Ascends, I had spent the previous decade studying literature and writing poetry, so I was most influenced by works outside the fantasy genre. Italo Calvino, Albert Camus, Mary Shelley, Thomas Hardy, Jorge Luis Borges, Thomas Mann, Franz Kafka, Virginia Woolf, Ralph Ellison, Joyce Carol Oates, Vladimir Nabokov, Salman Rushdie, Elizabeth Bishop, and Gabriel García Márquez all contributed some creative DNA to the effort.

Sometimes I imagine The Tower of Babel as a kind of thematic park. Do you think the Tower’s layout can be “translated” to a real park?

Indeed, it could! The series is actually just an elaborate promotion to attract investors for the construction of a real-life theme park: The Enchanted Ringdoms of Babel©. Naturally, visitors to the park will have to sign waivers that relieve Enchanted Ringdoms© and its subsidiaries of any legal or financial responsibility for psychological trauma, crumb addiction, captivity, bondage, lost or damaged property or persons, and accidental/intentional beheadings.

The main attractions will include The Spidereater’s Tunnel of Love, The Bottomless Library Drop Tower, The Parlor Laser Tag, and of course the always popular Beer-Me-Go-Rounds. Early investors will receive a portion of the licenced sale of plushie Chimneycats© and Bullsnails©.

What can you tell us about your new marketing assistant, Maddie? How many takes did it take to record your trailer for book 4, The Fall of Babel? When is it going to be published?

Maddie would be offended to be called an “assistant.” She is the showrunner and Talent. Maddie only needed one take because the first take is always perfect, but she agreed to twenty-six takes because she was feeling generous and the caterer’s desert trays were up to snuff. She has since retired from acting so that she can concentrate on her true passion: base jumping and scream therapy.

The Fall of Babel doesn’t have a publication date yet, but with the draft done and in the hands of my editors, we’re still on track for a 2021 release.

I have seen the plot of The Hod King on your office wall (great idea to have it all in a blackboard) and that got me thinking: Did you have in your head since the beginning the structure of every floor of the tower or was it more of an inspirational project?

I had a lot of fun with my blackboard wall! I highly recommend the practice to writers, especially those who are feeling stuck. Scrawling on my office wall with nubbins of chalk made me feel equal parts caveman and madman.

I knew the overarching storyline and the essential functions of the Tower from early on. (I hope this will be evident when readers finish the final book.) The specific structures and cultures of each ringdom, however, were aspects of the story that I discovered along the way. This was intentional. I wanted the Tower to hold some mysteries for me as well! And even with the last book written, much of the Tower remains unexplored. I think I could spend the rest of my life probing the sixty-four ringdoms and still only produce a sketch of the Tower.

The Books of Babel began as the story of Senlin, but it has developed into a multicharacter narration. Who is your favourite character in the series?

My favourite character changes. I recently drafted the end of the series, which required that I write the final scenes of characters who I’ve spent years with. The experience was bittersweet. Some of the characters had grown a lot, but in the end, I felt that the essential kernels of their personalities were still recognizable and unchanged. I love them all.

With that said, I had the most fun writing Byron. When I originally introduced him in Arm of the Sphinx, I meant for him to be a tertiary character; someone who’d bring in some much-needed levity before quietly exiting the plot. But when I started building out the storylines for The Hod King, Byron kept popping up in my notes. He’s an insistent, garrulous character with a surprising amount of heart. He’s the sort of character who doesn’t just occupy space; in the best way possible, Byron makes a scene.

I think the audiobook versions of your books are quite brilliant. What is your opinion of audiobooks? Do you use them?

I’m really delighted with John Banks’ narration of the Books of Babel, and I feel very fortunate to have had someone of his calibre take on the project. I’m so glad you agree!

I loved audiobooks as a kid. I wore out my cassette tapes of The Hobbit and The Lord of the Rings. My favourite audiobook from that era was C.S. Lewis’ The Screwtape Letters, read by John Cleese. I used to listen to that to fall asleep, which was responsible for some absolutely splendid nightmares.

I got out of the habit of listening to audiobooks in my later teens. I didn’t return to the medium for years and years until I found myself with a three hour daily commute. I became a habitual audiobook reader again, and that experience renewed my appreciation for the artform. A great narrator can elevate a mediocre book, and an inept reader can sour a classic. One of the more memorable audiobooks from that period was Peter Weller narrating Hesse’s Steppenwolf.

Entrevista a Gareth Hanrahan

Hacía tiempo que no os traía ninguna entrevista, así que para que quitarnos esa espinita y en colaboración con Sense of Wonder donde podéis leerla en inglés, os presentamos esta conversación con Gareth Hanrahan, autor de la notable The Gutter Prayer.

Nos conocimos en Dublín en la Worldcon. ¿Vas de forma regular a este tipo de convenciones? ¿Qué te parecen?

Voy a muchas convenciones de juegos, que son parecidas pero no exactamente iguales. La Worldcon de Dublín fue mi primera convención de ciencia ficción y fantasía tras mucho tiempo. Las convenciones pueden ser experiencias maravillosas si llegas a ellas con el estado mental adecuado o una vez que tienes el grupo adecuado de amigos. Hay algunas convenciones que son como reuniones anuales y las espero con ansia todo el año.

Trabajas como diseñador de juegos y ahora estás escribiendo novelas. ¿Cuáles son los puntos en común entre ambos mundos, si es que existen?

Todavía trabajo como diseñador de juegos, mi trabajo es inventar cosas sobre elfos y vampiros. Hay varios elementos comunes: son modelos de contar historias, hay que desarrollar los personajes y su historia para crear una experiencia emocional. La diferencia es dónde ocurre ese desarrollo: una novela está más o menos formada cuando llega a las manos de un lector, mientras que un juego solo existe cuando ve mesa.

La mayor diferencia, para mí, son los finales abiertos. Una novela necesita llegar a una conclusión. Los juegos, sin embargo, tienden a expandirse por subtramas que a veces ni siquiera tienen conclusión y cuando lo hacen, es más un toque final que una conclusión planificada cuidadosamente.

¿Cuál es tu RPG favorito? ¿Prefieres ser jugador o master?

No tengo un RPG favorito. Es decir, si me pusieras una pistola en la cabeza y me obligaras a elegir, probablemente balbucearía Call of Cthulhu, pero hay demasiados juegos que me encantan. Dungeons and Dragons, Nobilis, Night’s Black Agents, The One Ring, Unknown Armies…Ahora mismo estoy jugando una campana de Warhammer Fantasy y voy a empezar un Yellow King.

Normalmente prefiero ser master, pero también es buena idea ver el juego desde el otro lado. Te mantiene humilde…

¿Tu pasado como jugador de rol te ayuda a la hora de escribir fantasía?

Si, muchísimo… hasta cierto punto. Realmente, muchas de las herramientas y técnicas que ya conozco me son muy útiles, especialmente a la hora de crear el mundo y el desarrollo a pequeña escala, para crear un mundo coherente y verosímil dentro de sus propias reglas alocadas. Pero en algunas ocasiones mis instintos como jugador de rol y diseñador de juegos chocan con lo que funciona a la hora de escribir una novela y he tenido que “desaprender” algunas cosas, pero en resumen sí que ha sido útil.

¿Qué nos puedes decir sobre tus premios ENnie?

Los premios ENnie son unos de los más importantes en los juegos de mesa. He conseguido unos cuantos, principalmente por un proyecto que coescribí con Kenneth Hite (y, técnicamente, con Bram Stoker) llamado The Dracula Dossier. Convertimos la novela Drácula en un suplemento del juego, revelando su historia secreta como un informe de resultado escrito por la inteligencia británica tras un intento fallido de reclutar al vampiro. Lo completamos con anotaciones, otros personajes y lo conectamos a una campaña épica de espionaje moderno y terror. El año que lo lanzamos barrió en los premios, algo increíblemente gratificante.

¿Cuál sería tu frase de marketing para vender The Gutter Prayer? ¿Quién es tu personaje favorito del libro?

En una ciudad de alquimistas y extraños dioses, tres ladrones se encuentran con el equivalente fantástico del Proyecto Manhattan. Como no entienden lo que han encontrado, lo intentan utilizar para derrocar al corrupto líder del gremio de ladrones. Hay muchas explosiones y apuñalamientos.

Mi personaje favorito… Es extraño, pero me cae muy bien Effro Kelkin, un personaje relativamente poco importante. Es un político mayor, ambicioso y cascarrabias que solía mandar en la ciudad hasta que los alquimistas lo echaron. Soy muy fan de las intrigas políticas y de las duplicidades, pero ha sido guay poder introducir esto como elemento adicional en una matanza fantástica.

¿Qué nos puedes decir sobre tu nuevo libro, The Shadow Saint?

The Shadow Saint es la secuela de The Gutter Prayer y tiene lugar aproximadamente un año después. La ciudad de Guerdon se está recuperando de los acontecimientos de la primera novela, y hay nuevas facciones y poderes que se quieren aprovechar de las ruinas. La narración se centra en los esfuerzos de dos de estas facciones (los necromantes de Haith y los fanáticos seguidores de los dioses locos de Ishmere) para controla Guerdon. También veremos otros personajes capturados en mitad de estas intrigas.

¿Has tenido contacto con alguna editorial española interesada en tu trabajo?

No creo, al menos no he tenido noticias de ninguna oferta. Los derechos rusos y turcos ya se han vendido, pero eso es todo. Me encantaría que me tradujeran al español. Hay algunos bloggers españoles a los que les ha gustado el libro y estaría muy bien tener una audiencia mayor allí.

¿Hay algo más que te gustaría comentar? ¿Qué puedes decirnos de tus nuevos proyectos?

Acabo de terminar de escribir los diálogos del videojuego Paranoia: Happiness is Mandatory. Mi juego Night’s Black Agents: Solo Ops (un juego para un jugador y un master, imagínate Jason Bourne contra Drácula) acaba de publicarse, justo como Hideous Creatures: A Bestiary of the Cthulhu Mythos. Estoy trabajando en una campaña del RPG One Ring titulada Errantries of the King, situado en Gondor en los años anteriores a la Guerra del Anillo. Y también estoy trabajando en otra novela (nota de Leticia: se trata de la tercera entrega de la trilogía, esta noticia se publicó después de terminar la entrevista)…

Muchas gracias a Gareth por haber contestado a nuestras preguntas y a Elías por colaborar en su publicación. Espero que os haya interesado y que os lancéis a por The Gutter Prayer, seguro que os satisfará.

Entrevista a Emma Newman

Hoy tengo el gran placer de presentar esta entrevista a una autora que me encanta, Emma Newman. Además he contado con la colaboración de @mertonio y @odo para su realización, lo que ha hecho la tarea incluso mejor. Podéis leer la entrevista en inglés aquí.

¿Podrías decirnos si alguna editorial española se ha puesto en contacto contigo para traducir tus libros? ¿Cuál sería tu frase comercial para la serie Split Worlds en España?

Ninguna editorial española se ha puesto en contacto conmigo para traducir la serie Split Worlds. Si pudiera tratar de vendérsela a algún editor español, creo que le diría:

Split Worlds es una serie de fantasía urbana finalizada, repleta de hechiceros locos, hadas malvadas y dinastías familiares luchando por el poder. Explora la libertad personal, la responsabilidad social y la forma en que el patriarcado puede destruir las vidas de hombres y mujeres. También tiene una gárgola parlante y una fuerte protagonista femenina.

Escribes tanto fantasía como ciencia ficción. ¿Qué género prefieres escribir? ¿Usas una aproximación diferente para cada uno?

No creo tener preferencia alguna, para mí la narración es lo más importante, más que el género en que se pueda encuadrar la historia. Me gustan cosas distintas de cada uno de esos géneros. En ciencia ficción, me encanta estudiar la tecnología actual y pensar cómo puede desarrollarse en el futuro y cómo esos cambios causarán un impacto en la experiencia humana.

Cuando escribo fantasía (de momento, solo fantasía urbana), me gusta pensar cómo la magia puede influir en las estructuras de poder y el impacto que tendría en la sociedad y en el día a día.

Eres bien conocida como escritora y también como lectora de audiolibros. ¿Es diferente actuar en tus propios audiolibros en contraste con los de otros autores?

¡Al narrar mis propios libros no necesito prepararme demasiado! Ya conozco la historia y a los personajes y qué acentos necesito. Me encanta tener la oportunidad de interpretar mi propio trabajo, ya que significa que puedo representar a los personajes tal y como me los imaginé.

Cuando narro libros escritos por otros autores, hay mucho trabajo que hacer antes de pisar el estudio. Leo el libro, tomo notas sobre qué pasa en cada capítulo y apuntes detallados sobre cada personaje. Busco las palabras que no estoy segura de cómo se pronuncian y subrayo los diálogos que necesitan distintos acentos. Si hay personajes que hablan con distintos acentos que no soy capaz de ejecutar, necesito adquirir esa habilidad. Eso puede suponer mucho trabajo.

Me encanta la narración de audiolibros, es un trabajo interesante y desafiante. Es como entrar en el libro. ¡También es agotador!

¿Lees tus frases en voz alta mientras escribes para hacerte una idea de cómo sonarán en un audiolibro?

Siempre leo mi trabajo en voz alta como una parte fundamental de mi proceso de escritura. Creo que es la mejor manera de suavizar la prosa y “sentir” si el diálogo suena realista. A veces lo que dicen los personajes suena bien en la página, pero cuando lo lees en voz alta… ¡te das cuenta de que nadie habla así en la vida real!

En una newsletter reciente, nos dijiste que estabas pensando autopublicar nuevas historias en la serie Industrial Magic. ¿Qué nos puedes contar sobre esto?

¡Ese es mi intención! Por ahora estoy centrada en producir versiones en audiolibro de las dos primeras novelas cortas (que fueron publicadas por Tor.com), algo que estoy haciendo en asociación con el estudio de grabación donde realizo la mayor parte de mi trabajo como narradora. Una vez que haya terminado este trabajo, escribiré la siguiente novela corta de la serie y pienso publicarla a finales de año.

He leído con mucho interés los tres libros publicados hasta ahora en la serie Planetfall Universe. Son muy distintos entre sí, pero a la vez comparten ciertas características. ¿Cómo planificaste que la serie se desarrollara así?

¡Para ser sincera, nunca la planeé como una serie! Cuando escribí Planetfall, sabía que iba a ser una novela independiente y no sabía si alguien querría publicarla. Cuando Ace/Roc la compraron, me pidieron una segunda novela. Tenía algunas ideas vagas sobre un bebé dejado atrás por uno de los colonos de Planetfall, y quería explorar cómo era la Tierra que habían dejado atrás.

Planetfall fue un éxito tan rotundo que me compraron otras dos novelas. En ese punto ya tenía la idea un thriller psicológico situado en Marte, y una vez terminado, sabía qué quería explorar en Atlas Alone. Como todos están situados en el mismo universo, tenía sentido que hubiera conexiones entre los libros, compartiendo personajes, y que los acontecimientos importantes crearán consecuencias en todos ellos. Ha sido muy divertido unir los libros en un universo compartido, manteniendo la libertad de las novelas independientes.

Muchos de los personajes en la serie de Planetfall Universe sufren trastornos mentales (ansiedad, depresión…). Me conmovió especialmente la depresión post-natal de Before Mars. ¿Cómo te las arreglas para escribir personalidades complejas con estos problemas?

Es una combinación de tomar cosas de mi experiencia personal e investigar un montón. Me diagnosticaron un trastorno de ansiedad hace muchos años y, aunque no es la misma enfermedad mental que tiene Ren (la protagonista de Planetfall), hay suficiente en común para que pueda hablar de los elementos compartidos con autenticidad. Hay una escena en la que ella tiene un ataque de pánico y mucha gente ha comentado que resulta difícil de leer por lo realista que es, y eso es porque escribí lo que yo misma había experimentado. En cuanto a otros aspectos de la enfermedad de Ren, escribir sobre ellos requiere investigación y empatía. También he sufrido depresión post-natal, así que de nuevo pude basarme en mis propios recuerdos al escribir Before Mars. Fue muy duro, en realidad.

En After Atlas podemos ver algunos de los problemas que la vigilancia continua y la pérdida de privacidad pueden ocasionar en la sociedad, así como el poder de las megacorporaciones. ¿Tratabas de escribir la novela como una advertencia?

Estaba en mi mente, desde luego, aunque lo que realmente me preocupaba en el momento de desarrollar el mundo de After Atlas era el acuerdo del TTIP (Área de Libre Comercio Trasatlántico), que parecía que iba a firmarse en aquella época. Estaba realmente preocupada por cómo podría dar a las empresas el poder de denunciar a los gobiernos, y en la línea temporal de las novelas de Planetfall Universe, el TTIP fue ratificado y las corporaciones usan ese poder para someter financieramente a los gobiernos de forma que, a todos los efectos, dan un golpe de estado y controlan todos los aspectos de la sociedad, lo que conduce a los “corp-gorbs” de After Atlas.

Afortunadamente, el TTIP no se firmó en el mundo real, pero las cosas han empeorado en otros aspectos desde entonces. Mis novelas son políticas, como siempre lo ha sido la ciencia ficción, y escribir sobre cómo las cosas podrían evolucionar es mi forma de llamar la atención sobre ellas.

Hay gran expectación  con tu próxima novela, Atlas Alone. Como el “¿final?” te la serie de Planetfall Universe (por decirlo de alguna manera), ¿qué podemos saber del libro?

No lo veo como el final de la serie, ya que me gustaría escribir más novelas situadas en ese universo, pero podría tomarme un pequeño descanso antes de hacerlo.

La protagonista de Atlas Alone es Dee, la mejor amiga de Carlos en After Atlas. Se sitúa seis meses después del final de esa novela. Trata sobre recuperarse de un trauma, los juegos inmersivos y la venganza.

¿Te gusta ir a festivales literarios como la Worldcon? ¿Qué prefieres hacer cuando vas?

¡Sí me gusta! He ido a varias Worldcons y espero con ganas la de este año en Dublín.

Como alguien a quien las multitudes le causan dificultades, y que es bastante tímida, me cuestan mucho trabajo, pero merece la pena. Tengo muchos amigos que sólo veo en estos eventos, así que me encanta aprovechar para ponerme al día, y también con profesionales de la industria, como mis editores y mi agente.

Me gusta mantenerme activa en ellos si puedo, y siempre me encanta que me pongan en el programa, ya que veo estos eventos como una forma de devolver algo a la comunidad. Siempre que puedo, hago mi taller sobre escritura y ansiedad, que ha ayudado a mucha gente. También es maravilloso encontrarme con gente a la que le gusta mi trabajo.

¿Qué nos puedes contar de tus nuevos proyectos?

He comenzado a escribir de forma regular cuentos situados en el universo de Planetfall para los subscritores de mi newsletter, algo que estoy disfrutando mucho.

Recientemente he comenzado a pintar, y para mi sorpresa, ¡he vendido algunos de mis primeros cuadros! Mi primera exposición será en una convención en Inglaterra y es súper emocionante.

En cuanto a mi próxima novela, bueno, todavía no puedo decir cuál va a ser, porque estoy esperando ciertas noticias. Pero, pase lo que pase, planeo escribir más novelas cortas de la serie Industrial Magic y también estoy preparando una nueva propuesta en YouTube. ¡Voy a estar muy ocupada!

De nuevo, muchas gracias a Emma por ofrecerse a realizar la entrevista a pesar de estar en plena vorágine por la publicación de Atlas Alone. Espero que os haya gustado la entrevista que a mí me parece interesantísima.

Entrevista a Adrian Tchaikovsky

En colaboración con @mertonio y @odo, en esta ocasión hemos tenido la suerte de poder entrevistar a Adrian Tchaikovsky, para celebrar su reciente publicación en español y a la espera de la salida de Spiderlight. Podéis leer esta entrevista en inglés en Sense of Wonder, gracias a Elías.

Tu novela Children of Time ha sido publicada en España como Herederos del tiempo y en el futuro también veremos por aquí Spiderlight. ¿Qué te parece ser publicado en nuestro país? ¿Puedes decirnos algo sobre el proceso de traducción?

Estoy totalmente encantado de que me hayan publicado en España y es especialmente guay ver que Spiderlight está recibiendo bastante atención. Visité España hace unos años para el festival Celsius y me encantó el entusiasmo y la energía de los fans españoles, y estaba deseando que me publicaran en vuestro país desde entonces.

Recientemente has anunciado el comienzo de tu carrera como escritor a tiempo completo. ¿Cómo podías escribir tanto mientras seguías trabajando como abogado? ¿Has notado alguna diferencia en la manera en que escribes ahora?

Creo que mi estilo natural de escritura es bastante económico, en el sentido de que no hago varios borradores ni reescribo mucho, si no que hago toda la labor posible de preparación previa antes de escribir. De esta manera, espero usar mi tiempo de forma eficiente. También tengo la suerte de poder escribir hasta bien entrada la noche.

Este año vas a publicar tres libros (que sepamos). …): Cage of Souls , Children of Ruin y Walking to Aldebaaran. (En serio, ¿cuándo inventaste la máquina de viajar en el tiempo?). Quizá el más esperado es la secuela de Children of Time, pero… ¿qué nos puedes decir de los tres?

Children of Ruin es la secuela de Children of Time, y parte del gancho que dejé en el epílogo del libro, con una expedición hacia otro planeta terraformado. Cage of Souls es un libro muy diferente y el resumen que mi editor ha publicado en Amazon quizá sea mejor que cualquier cosa que yo pueda decir, pero es un libro situado en un futuro lejano en el que el mundo está simultáneamente muriendo y creando nueva vida. El héroe es un disidente político en una cárcel localizada en la jungla más hostil y desde este puesto ver cómo el mundo se destruye. Todo eso aderezado con monstruos, duelos y asesinatos. Walking to Aldebaaran es una novela corta sobre un astronauta al que mandan como parte de un equipo a investigar un extraño objeto alienígena en la órbita de Plutón, y que acaba perdido en su interior, desafiando el tiempo y el espacio. Intenta volver a casa pero empieza a comprender que si lo consiguiera, ni él ni su hogar serían los mismos.

Algunos de tus libros tienen versión en audio. Por ejemplo, Guns of the Dawn lo narra la maravillosa Emma Newman. ¿Qué te parece esta forma de leer?

Soy un gran fan de los audiolibros y he tenido la suerte de que todos los seleccionados para interpretar mis obras han hecho un muy buen trabajo. Los audiolibros son una manera estupenda de volver a experimentar libros que he leído en papel por que la voz del narrador añade mucho contexto.

¿Son las arañas tu marchamo como escritor? Aparecen de muchas formas en varios de tus libros.

Me encantan las arañas, aunque me gustan los artrópodos en general y los pulpos, reptiles… casi todo lo que al resto de la gente no le gusta. Las arañas son una herramienta especialmente útil para escribir porque, de todas las criaturas, quizá son las más odiadas por más gente. Por lo tanto, si necesitas un atajo para crear un extranjero o algo inhumano, las arañas son una apuesta segura.

En Spiderlight tomas las preconcepciones que muchos autores tienen sobre una partida clásica de D&D y las retuerces con la introducción de un comodín. En Redemption’s Blade la historia empieza en un punto inusual: el Malvado Tirano (TM) ya ha sido derrotado y los personajes buscan un propósito para sus vidas. Ambos conceptos distan mucho de lo que uno puede esperar habitualmente del género fantástico. ¿Qué pretendes conseguir introduciendo estos cambios en las historias fantásticas tradicionales?

Bueno, en primer lugar, la forma habitual de contar fantasía épica (el Bien derrota al Mal en una batalla campal) se ha utilizado muchísimo y yo lo que quiero aportar es originalidad. Por lo tanto, amo la fantasía, pero quiero darle mi propio toque. También es cierto que la fantasía tradicional (al menos la ola post-tolkeniana de los ochenta y los noventa) tiene muchas obras que no examinan las implicaciones de los mundos que estaban creando. Caracterizarlo todo como Bueno o Malo implica que el bueno puede dedicarse a destruirlo todo sin sentir remordimiento alguno. Tanto en Spiderlight como en Redemption’s Blade quería deconstruir la tradición del género e incluso desafiarla.

Dogs of War y Ironclads son dos obras situadas en un futuro cercano. Ambas presentan al lector posibles problemas relacionados con la tecnología de aplicación militar. Children of Time, sin embargo, está situada en un futuro lejano. La Tierra no es un escenario relevante y el foco se comparte entre un grupo variopinto con los restos de la Humanidad y una nueva especie en su camino evolutivo. ¿Qué tipo de ciencia ficción prefieres escribir?

Honestamente, todo se reduce a que el concepto clave del libro me diga cuál es el escenario correcto. Children of Time solo podía ocurrir en un futuro lejano porque la evolución de las arañas necesitaba tiempo. Dogs of War y Ironclads son sobre el presente. Nuestras actitudes hacia la riqueza y el privilegio, las diferencias de clase y de servicio y el futuro inmediato de la humanidad, así que si las hubiera situado en un futuro muy lejano no hubieran tenido el mismo impacto.

Has escrito libros muy  distintos, como el anteriormente mencionado Guns of the Dawn (una mezcla de Pride, Prejudice y Women at War), la trilogía Echoes of the Fall y la impresionante saga Shadows of the Apt (10 novelas y muchos relatos cortos). A este ritmo acabarás escribiendo en cualquier formato sobre cualquier tema de ciencia ficción y fantasía. ¿Cómo es que tu rango es tan amplio?

Hasta el momento, he permanecido dentro del género y me gustaría expandirme dentro del propio género. No suelo escribir terror (aunque algunas secciones de algunos de mis libros se adentran en ese terreno). En ocasiones he pensado en géneros vecinos  como la ficción histórica o el thriller, pero no creo que cambiar de estilos sea tan fácil y sé que necesitaría un periodo de aclimatación antes de intentarlo.

Quizá no sea muy conocido que eres un jugador habitual de juegos de mesa. ¿Crees que algunas de tus historias podrían servir como base para el desarrollo de un juego? ¿Qué tipo de juegos son tus favoritos?

¡Me encantaría que un juego de mesa (o cualquier tipo de juego) se basara en mi trabajo! Me definiría como un jugador de eurogames y me gustan los juegos que generan una historia emergente tan solo con la interacción de las reglas y los jugadores.

¿Qué nos puedes decir de tus nuevos proyectos?

Acabo de mandar a mi agente el manuscrito de un libro llamado The Brain Garden (aunque puede que le cambie el nombre cuando sea publicado) que es una gran historia acerca de líneas del tiempo paralelas y evolución y muchas más cosas. También hay una novela corta que acabo de terminar que es en parte sobre magos y en parte sobre salud mental, algo sobre lo que me interesaba escribir. Todavía no sé cómo llamarla.

Muchas gracias tanto a Elías como a Antonio por su ayuda y sobre todo a Adrian por responder tan rápido.

Entrevista a Max Gladstone

En colaboración con el blog Sense of Wonder (donde podéis leer la entrevista en inglés) os traemos esta entrevista a Max Gladstone, al que en fechas cercanas podremos al fin leer en español. Espero que os guste y que os entre el gusanillo por The Craft Sequence y por disfrutar de La primera y la última nieve.

Estamos muy contentos con la publicación en España de La primera y la última nieve. ¿Qué te parece que en España se publique The Craft Sequence en orden cronológico? ¿Puedes decirnos algo sobre el proceso de traducción?

The Craft Sequence es una historia de gente que vive en un mundo que acaba de pasar por un siglo de cambios calamitosos. De esta manera, los principales personajes de la historia se parecen mucho a nosotros, aunque algunos de ellos sean magos, esqueletos o algunos estén hechos de piedra. Quería contar esa historia como lo hacía Terry Pratchett con su Mundodisco, moviéndome entre perspectivas diferentes y dando más importancia a la gran cantidad de relatos diferentes que podría contener el mundo. Así que, aunque escribí las historias fuera del orden cronológico, lo que quería es que cada lector las pudiera leer como prefiriera (aunque hay algunas opciones de orden de lectura que tienen más sentido que otras). ¡Es fascinante ver cómo afecta el relato a los lectores que lo comienzan por el “principio”! Aunque como todos sabemos, no hay ni principios ni finales en la Rueda del Tiempo.

No he estado muy involucrado en el proceso de traducción al español, aunque he estado disponible para responder cualquier pregunta que ha surgido.

Se dice que la narrativa en libros y videojuegos es diferente. ¿Cómo te apañaste para escribir no uno si no dos videojuegos en la Craft Sequence?

¡Con un poco de sudor y mucha mecanografía! Para ser sinceros, la narrativa de los videojuegos y la forma “tradicional” lineal de contar las cosas tienen mucho en común. En cada escena, necesitas averiguar lo que quiere el personaje en respuesta a las condiciones externas. Esta elección te muestra quién es el personaje y lo lleva al conflicto con su entorno de forma muy interesante. En una narrativa lineal, el escritor controla al personaje y el lector puede especular qué significan las elecciones de la protagonista (¿por qué besó a su amiga en vez de abrazarla o darle una palmada en la espalda?). En una historia interactiva, tienes que ofrecer a los jugadores una serie de opciones para elegir qué quieren hacer y después continuar con lo que pueda conllevar esa elección. Puede parecer que los juegos ofrecen libre albedrío, pero es dentro de unos límites específicos, y los diseñadores han tenido en cuenta (casi) todas las posibilidades. Así que… ¿es realmente libre albedrío? Esa pregunta se la dejaremos a la teología. Personalmente, me encantó el desafío de dejar a los lectores que forjaran su propio camino en la Craft Sequence.

¿Qué nos puedes decir sobre tu colaboración con with Amal El-Mohtar en This Is How You Lose the Time War? ¿Escribisteis cada parte por vuestra cuenta o el proceso fue más complejo?

Los personajes principales de This Is How You Lose the Time War son Rojo y Azul, agentes secretos enfrentados en una guerra en el tiempo. Al principio son enemigos, luchando a lo largo de la Historia, que empiezan a escribirse cartas como una forma de desafío, pero mientras su peligrosa correspondencia se hace más profunda se dan cuenta de que tienen mucho en común, siendo como son ambos guerreros en lo más profundo de la guerra. Amal y yo escribimos a cada uno de los personajes y sus cartas, las historias se iban entrelazando conforme las íbamos escribiendo. Durante la mayor parte del proceso estábamos sentados uno enfrente del otro. ¡Fue realmente eléctrico!

En 2019 se publicará Empress of Forever. Se ha descrito como un relato de ciencia ficción, “unos Guardianes de la Galaxia feministas mezclados con Star Wars”. Pero he de reconocer que mi parte favorita es cuando la han comparado con los libros de Iain M. Banks. ¿Es un tributo a su figura o es una influencia más sutil?

¡Me encanta Banks! Soy un gran fan de su trabajo y me parece que su pregunta central, el gran “¿qué pasaría si ganáramos?” es fascinante. ¿Cómo sería una cultura (o Cultura) si tuviéramos todo lo que quisiéramos en un mundo sin restricciones materiales? ¿Qué historias contaríamos? ¿Cómo se relacionaría con el resto del universo? Creo que Empress of Forever toma un giro más oscuro, una visión de hacia dónde nos podrían conducir el poder y la lógica posthumana. También tiene mucho amor y muchas explosiones. No diría que me senté a escribir una novela tipo Banks pero mi admiración por su trabajo es evidente en el libro. E incluso hay un huevo de pascua escondido, pero no te lo voy a contar.

La última vez que hablamos, eras un escritor novel comenzando su carrera y ahora has publicado varias novelas (y relatos cortos, videojuegos, seriales…). ¿Ha cambiado tu forma de escribir? ¿Te resulta más fácil?

Ciertamente el hecho de escribir no ha cambiado. Todavía tengo que sentarme al teclado y hacer aparecer las palabras en orden. Pero creo que mi estilo ha cambiado. Ahora planifico más, porque tengo que escribir más rápido y las consecuencias de cometer un error son peores. No me importaba mucho pasarme meses persiguiendo carreteras sin retorno narrativas, pero ahora tengo fechas de entrega. Siento que debo tener cierto nivel de consistencia, así que hago todo lo posible como trabajo previo, exploro estos caminos de manera abstracta y cuando me pongo a escribir sé que los cimientos son firmes.

Algunas partes son mucho más fáciles. Sé que cuando llego a los dos tercios del libro voy a sentir una gran desesperación. Me pasa todas las veces. Sabiéndolo, puedo prepararme para salir de este problema. Pero, por otro lado, cuando me siento a escribir una escena en particular, me preocupan otras versiones de esa misma escena que ya he escrito antes. Esto me ralentiza mientras busco la forma de hacerlo mejor esta vez, o al menos hacerlo diferente. Es divertido buscar el equilibrio.

¿Te gusta ir a festivales literarios como la Worldcon? ¿Qué es lo que más te gusta hacer en estos sitios?

Me encantan los grandes festivales literarios. Se pueden tener conversaciones de alto nivel, con gente de diferentes orígenes y estilos de vida, que comparten su interés por los libros. Mi convención ideal es una gran conversación continuada, viendo amigos, atendiendo a nuevas propuestas, encontrando a nuevos artistas y aprendiendo sobre lo que une a la gente.

¿Qué nos puedes decir que tus nuevos proyectos?

No tanto como me gustaría. Creo que puedo decir que estoy trabajando en un gran final para la Craft Sequence, pero más allá de esto… mis labios están sellados.

Quiero agradecer especialmente a Max su predisposición para la entrevista y a Elías su colaboración para publicarla de forma conjunta.

Preguntas y respuestas sobre Wayward Children

Hace unos días Seanan McGuire dedicó un hilo de Twitter a contestar algunas dudas sobre su serie Wayward Children, dando información jugosa e interesante para sus seguidores. Aquí os la traigo traducida:

Why did you write the first book?

I wrote a song several years ago, called «Wicked Girls Saving Ourselves.» It’s the title song of my second «serious» CD, which got nominated for a Hugo Award. It was about all the girls from portal fantasies who got a raw deal.

When @LeeAHarris at @TorDotComPub asked me for a novella, I thought of that song, and how much I wanted to write the story that went with it, but how much I didn’t want to be locked into those unhappy endings. The story followed.

¿Por qué escribiste el primer libro?

Escribí un canción llamada «Wicked Girls Saving Ourselves» hace ya bastantes años. Es incluso el título de mi segundo álbum «serio», que llegó a estar nominado para el premio Hugo. Hablaba sobre las chicas de los portales fantásticos que reciben un trato injusto.

Cuando Lee Harris (editor senior de Tor.com) y Tor.com me pidieron una novella, me acordé de esa canción y de cuánto quería escribir la historia que la acompañaba, pero tampoco quería verme atrapada en esos finales infelices. Y así continuó la historia.

Where did you write the first book?

About half of it was written in the sewing room of my friends Teddy and Tom, in London. The rest was written in the dining room of my beloved @taliskimberley. It’s a book with deep roots in British children’s literature.

It seems fitting, because of that, that it was largely written in England.

¿Dónde escribiste el primer libro?

Escribí aproximadamente la mitad en la habitación de costura de mis amigos Teddy y Tom, en Londres. El resto, en el comedor de mi querida @taliskimberley. Es un libro con raíces profundas en la literatura infantil inglesa.

Debido a esto, parece apropiado que se escribiera en Inglaterra en su mayor parte.

Did you always know that it would be a series?

If you’ve met me, you’re aware that I think of everything as a potential series. Everything. Yes, even that. I don’t always get my way, but I’m always plotting.

¿Siempre supiste que iba a ser una serie? 

Cualquiera que me conozca sabe que pienso en todo como una serie en potencia. En todo. Si, incluso eso. No siempre lo consigo, pero siempre lo intento.

Why is the series structures so weird?

The Wayward Children books alternate one past with one present. So one book set at the school and after Every Heart a Doorway, one book set in the background of a character or characters we’ve already met.

Doing it this way keeps me interested, which produces better books–like most people, I do my best work when I genuinely care–and also allows me to deepen and expand upon themes that may not have time to breathe on their first appearance.

¿Por qué la estructura de la serie es tan extraña?

Los libros de la serie alternan una historia del pasado con una del presente. Así que el primer libro está situado en la escuela y después de Every Heart a Doorway, uno para indagar en profundidad la historia de un personaje o personajes ya conocidos.

Haciéndolo de esta manera, la serie me sigue interesando, lo que hace que los libros sean mejores (como la mayoría de la gente trabajo mejor en algo que realmente me interesa) y también me permite profundizar y expandir cuestiones para las que no tendría tiempo en otras circunstancias.

Are you planning on an omnibus?

Not to sound crass, but not right now, because I enjoy eating food and having a roof over my head. These books are currently selling really well, and while that’s not why I keep writing them, it’s a wonderful bonus.

Omnibuses are magic, but they usually happen once sales have dropped off, or after the situation has otherwise changed in some monumental way. So this isn’t on the docket currently, since a girl has got to eat. As to the future, who knows?

¿Estás pensando en publicar un ómnibus?

No quiero parecer insensible, pero no quiero hacer eso ahora mismo, porque me divierte comer y tener un techo encima de la cabeza. Los libros están vendiendo bien ahora mismo, y aunque esa no es la razón por la que los sigo escribiendo, es un añadido perfecto.

Los omnibuses son mágicos, pero normalmente se publican cuando las ventas han bajado, o después de que la situación haya cambiado de una forma dramática. Como no es el caso ahora mismo, no tengo pensado hacerlo. En el futuro, ¿quién sabe?

Are you going to write a book about …..?

This is a question that you can sort of answer, because as long as the books keep selling, I’ll keep writing them, and as long as I keep writing them, everyone’s on the table. I want to write all the portal fantasies.

¿Vas a escribir un libro sobre….?

Esta es una pregunta que vosotros mismos podéis responder, porque mientras los libros se sigan vendiendo, los seguiré escribiendo, y mientras los siga escribiendo, hay posibilidades. Quiero escribir sobre todos los portales fantásticos.

Why haven’t you written a book about…?

All things happen in an order. This series is a carefully braided rope of causes and effects, and while I’m happy to tell you what happens next, sometimes we need to follow the right strands to make things count.

¿Por qué no has escrito un libro sobre…?

Todas las cosas suceden en orden. Está serie es una cuerda cuidadosamente trenzada de causas y efectos, y aunque me haga feliz contarte qué pasa después, algunas veces necesitamos seguir las hebras adecuadas para que las cosas valgan la pena.

But you’ll keep going, right?

I absolutely will. In an Absent Dream is book #4. I’m currently committed through book #8. This means two more books at the school (#5 and #7) and two more portal fantasies (#6 and #8), minimum.

¿Pero vas a seguir, verdad?

Por supuesto. In an Absent Dream es el cuarto libro. Estoy comprometida contractualmente hasta el libro 8. Esto significa dos libros más en la escuela (el quinto y el séptimo) y dos más de portales fantásticos (el sexto y el octavo), como mínimo.

Minientrevista a Kameron Hurley

Durante el festival Celsius tuve la oportunidad de entablar conversación con Kameron Hurley, solo unas pocas preguntas improvisadas, pero creo que merece la pena poner por escrito lo que me contestó esa fuerza de la naturaleza convertida en escritora. Cualquier problema con la traducción es mío y no pude tomar notas mientras hablaba, así que puede que haya huecos. Aún así, espero que os guste.

¿Qué nos puedes decir sobre The Light Brigade?

Es un libro con una guerra en el sistema solar, se enfrentan la Tierra y Marte. Se podría definir como Starship Troopers con viajes en el tiempo. Se «cumplen» las leyes de la física, no se puede viajar más rápido que la luz, pero se puede utilizar el teletransporte. La protagonista empieza a tener problemas con los viajes porque recuerda cosas que en realidad no han sucedido… todavía. Cuando se lo enseñé a mi editora en España inmediatamente lo quiso publicar así que pronto lo tendréis por aquí.

¿Está terminada la tercera entrega de The Mirror Empire?

Es en lo que estoy trabajando en la actualidad. Tengo como fecha de entrega al editor el quince de diciembre, así que espero que se publique a mediados del año que viene porque esta editorial publica relativamente rápido. Me está costando trabajo terminarlo y espero que no haya retrasos.

Te quería agradecer personalmente el que nos dieras tu permiso para traducir «We have always fought».

KH: Creo que es muy importante que el mensaje de ese ensayo llegue a todas partes así que por eso permití todas las traducciones sin ánimo de lucro. Hay traducciones a muchos idiomas: inglés, chino… Me da la impresión de que fue una forma muy clara de explicar el mensaje y es buena noticia que siga teniendo continuidad años después.

Espero que os haya gustado la entrevista y muchas gracias a Kameron por su amabilidad.

Entrevista con Ada Palmer

En colaboración con el infatigable Elías, a quien tanto debe la ciencia ficción, os traemos una entrevista con una de las escritoras del momento, Ada Palmer. Es sumamente interesante y esperamos que os sirva como adelanto antes de la publicación en España de Too Like the Lightning.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Quise escribir novelas de fantasía y ciencia ficción desde que era una niña pequeña. Durante el colegio, trabajaba en proyectos extra de escritura en mi tiempo libre y asistía a cursos de escritura en verano siempre que podía. Escribir es una habilidad que se desarrolla lentamente, solo con práctica; algunos talentos, como la música o las matemáticas, tienen prodigios, pero otros solo se obtienen con años y años de práctica y creo que escribir es uno de ellos. Cada palabra que he escrito, ya sea trabajos para clase, borradores de cuentos que nunca se publicarán, poemas para un curso de poesía, incluso e-mails si trabajas en elaborarlos bien, cada una de ellas es un pequeño paso hacia delante para un escritor.

¿Qué autores te han influido más?

Mi padre tiene una gran biblioteca de CF clásica, así que crecí leyendo a Alfred Bester, Heinlein, Asimov, William Tenn, y especialmente a Gene Wolfe y Samuel R. Delany. El libro del sol nuevo, de Gene Wolfe, se convirtió en mi modelo de cuán denso y real puede ser el worldbuilding, y cuán complejo e intenso puede ser un narrador en primera persona. Pero también he leído mucha literatura histórica, así que muchas influencias de Terra Ignota vienen de fuera de la CF&F: literatura del siglo XXVIII, como Voltaire y, especialmente, Jacques el fatalista y su maestro, de Diderot; también Yo, Claudio, de Robert Graves, fue una influencia notable, tanto por la perspectiva narrativa como por la forma de mirar a la política a través de las relaciones familiares y dinásticas.

¿Admiras a algún escritor actual?

¡A muchos, sí! Los dos que todavía me dejen sin palabras por la admiración cuando entran en una sala son Gene Wolfe y Samuel R. Delany. También hay autores a los que admiro realmente por cómo han producido obras brillantes que, a la vez, han usado para explorar problemas importantes del mundo y conseguir cambios reales, como Ken Liu, Cory Doctorow y Daniel José Older. Uno de los grandes placeres de comenzar a publicar ha sido poder conocer a tantos grandes escritores y amigos, gente como Jo Walton, Pamela Dean y Susan Palwick. Y hay fantásticos escritores nuevos con los que me siento honrada de compartir época de publicación, como Malka Older, Ruthanna Emrys, Yoon Ha Lee, Charlie Jane Anders y Max Gladstone. Admiro especialmente a los maestros de la ficción corta, porque siempre he tenido problemas con el formato corto y creo que es inmensamente poderoso. Algunos de los que encuentro más excitantes son Ted Chiang, John Chu, E Lily Yu y Alyssa Wong, pero hay tanta CF&F corta excelente escribiéndose y publicándose ahora que me siento como viviendo en una cueva del tesoro de la ficción.

Too Like the Lightning y Seven Surrenders han sido publicados como dos libros pero dan la sensación de ser una sola novela. ¿Podrías contarnos un poco de su proceso de escritura y publicación?

Me declaro culpable. Planeé la serie como dos libros largos, y escribí lo que ahora son Too Like the Lightning y Seven Surrenders como un libro, pero Tor decidió dividirlos en cuatro. Con el tercer y el cuarto libros la cosa funciona bien, porque los escribí sabiendo que los iban a dividir así, pero los dos primeros fueron escritos como una unidad y hubo que dividirlos después. Hice todo lo que pude para que el primer libro fuera tan cerrado como era posible, mostrando al lector la idea de lo que está sucediendo y juntando un montón de tramas, pero fue un reto reescribirlo para que finalizara cuando tantos temas y elementos estaban a mitad de camino. Creo que lo hice bastante bien, pero siento que no es perfecto y que es mejor leer los dos libros seguidos. Los libros dos y tres sí que tienen finales bien definidos, sin embargo.

Tanto Too Like the Lightning como Seven Surrenders son libros profundamente filosóficos (y políticos). ¿Piensas que la ciencia ficción es especialmente adecuada para explorar este tipo de temas?

Sí, mucho. La ciencia ficción nos permite explorar formas diferentes en las que las sociedades humanas podrían organizarse, tipos alternativos de políticas y crisis, y nos permite anticipar algunos dilemas y decisiones morales que el avance de la tecnología va a causar antes de llegar a ellos.

Una de las preguntas que planteas en Seven Surrenders es si el fin justifica los medios. ¿Qué piensa de experimentos mentales como el “dilema del tranvía” en los que tienes que decidir si “matas” a una persona para salvar a cinco? ¿Crees que estos problemas filosóficos cobrarán más importancia en el futuro, por ejemplo con el desarrollo de coches automáticos y ese tipo de cosas?

El problema del tranvía es una delicia para debatir, pero por fortuna el mundo real (y la ficción realista) no se corresponde con ese tipo de cuestiones porque tenemos la capacidad de cambiar la situación con el tiempo, desarrollando mejores tranvías y vías más seguras para evitar que cosas de ese estilo sucedan. Tenemos la capacidad de rechazar los términos del experimento desde el principio. Por ejemplo, una de las variantes del problema del tranvía es si matarías a una persona para obtener órganos con los que salvar a cinco personas; la respuesta del mundo real es que estamos trabajando juntos desarrollando órganos artificiales para que todo el mundo pueda vivir. He seguido estos temas con los coches automáticos y los que los diseñan esperaban encontrarse con el problema del tranvía, pero han descubierto que en la realidad sus simulaciones no son capaces de encontrar ninguna situación realista en la que poner en peligro al conductor sea la única forma de salvar a otros; en la realidad, hay múltiples acciones posibles, algunas de las cuales también son buenas para el conductor y las cosas que ponen en peligro al conductor tienden a ser las mismas que ponen en peligro a los transeúntes. Así que en muchas formas, el aspecto del problema del tranvía que exploran los libros (y que creo que es más relevante para la vida real) es la pregunta de si aceptas o no el statu quo. Si los tranvías matan a un pequeño número de gente, ¿deja la sociedad que las cosas continúen así considerando esas muertes una pérdida aceptable por el bien común, o rechaza la sociedad los términos del problema del tranvía y se consagra a resolver el problema para que nadie tenga que morir? Los Utopians, por ejemplo, se dedican a “desarmar a la muerte” y cuando algo mata a uno de sus miembros lo apuntan en una lista y siguen trabajando en mejorar la situación para que no vuelva a repetirse, incluso si esto requiere grandes sacrificios, como usar su propia red de coches voladores que es más lenta y costosa para su economía que usar la red rápida. En gran parte, es una cuestión de complacencia y de responsabilidad; si la sociedad está dispuesta a continuar sacrificando unas pocas vidas para disfrutar de la paz y la prosperidad, o si la sociedad lo rechaza y continúa trabajando para reducir el número de víctimas, incluso si eso significa que la mayor parte de la gente tenga que renunciar una vida fácil por una vida de trabajo más duro. Por usar un ejemplo de la política real, hace unos años se hizo una encuesta en Canadá preguntando si los canadienses estarían dispuestos a pagar más impuestos para que la gente de EEUU tuviera mejor cobertura sanitaria, salvando y mejorando vidas (no vidas de canadienses, si no de estadounidenses). Los canadienses respondieron mayoritariamente “sí”. Esa es una sociedad que rechaza los términos del problema del tranvía, prefiriendo trabajar más duro para ayudar a todo el mundo en lugar de conformarse con “pérdidas aceptables”. Los personajes de Terra Ignota se enfrentan a cuestión similar, pero con una apuesta mucho más alta.

Otro tema filosófico en la raíz de tus novelas es conocer el estado natural de las personas. ¿Crees que nacemos como “buenos salvajes” o estás de acuerdo con Hobbes?

Aunque me alegra que la ciencia nos ayude a aprender más y más sobre qué papel juega la naturaleza en el carácter humano, el estudio de la Historia deja muy, muy clara la diferencia en la crianza de las personas en sociedades distintas y de formas diferentes. Los cerebros infantiles son increíblemente buenos aprendiendo, absorbiendo, analizando patrones y repitiéndolos, y los niños que han crecido de formas diferentes pueden tener valores, puntos de vista sobre el mundo y capacidades humanas fundamentales profundamente discrepantes. Algunos de los personajes involucrados en el libro piensan que los humanos son belicosos por naturaleza y que la violencia volverá ocurrir sí o sí, pero la mayor parte de ellos no piensan así. Muchos piensan, como yo, que la humanidad tiene la capacidad de conseguir la paz permanente, pero lograrlo requerirá un gran desarrollo cultural, político y educacional. Esto no es algo que se pueda conseguir en unas pocas décadas, la cultura es demasiado complicada y nosotros también. Pero, al igual que hemos curado enfermedades, si trabajamos en ello, nos estudiamos, aprendemos más y más, iremos avanzando en esa dirección con el tiempo. La humanidad estuvo durante siglos intentando desarrollar medicinas hasta que al fin obtuvimos algunas realmente efectivas como la penicilina, pero esto no significa que los primeros médicos cuyos esfuerzos no dieron fruto no contribuyeran al desarrollo. Por lo tanto, algunos personajes de Terra Ignota piensan que, aunque la humanidad del siglo XXV ha conseguido mucho en el terreno de la paz, todavía no son lo suficientemente buenos porque existe la posibilidad de nuevos brotes de violencia. Al contrario, como médicos armados con penicilina, son mejores en la paz que sus ancestros, pero todavía les queda mucho que aprender.

El mundo que vemos en Terra Ignota es, parafraseando a Le Guin, una utopía ambigua. ¿Crees que una utopía real y estable es posible? ¿O, por el contrario, los constructos sociales y políticos siempre fallan de algún modo?

Estable definitivamente no. Seguimos investigando, descubriendo y expandiéndonos demasiado deprisa. Incluso si de alguna forma consiguiéramos comprender toda la ciencia (algo en lo que podríamos tardar siglos si fuera posible) seguiríamos innovando en el terreno del arte y la literatura, que a su vez estimularían el cambio social. Pero creo que la sociedad algunas veces consigue mejoras que parecerían increíblemente utópicas si se las mostráramos a las generaciones anteriores, aunque a menudo se generan efectos colaterales perjudiciales que hay que solucionar, haciendo otros cambios que estas mismas generaciones anteriores encontrarían distópicos y terroríficos. Imaginemos mostrar el año 2017 a alguien de 1767. Nuestros avances médicos, nuestros vuelos transcontinentales, nuestros tejidos industriales inmaculados, nuestras lavadoras, nuestro promedio de vida de 80 años, nuestros invernaderos proveyendo fruta fresca en mitad del crudo invierno… todo esto sería prácticamente utópico. Otros cambios, como la caída de muchos imperios que se pensaban eternos, los papeles cambiantes de la mujer, nuevas armas, nuevas enfermedades… todo esto parecería alarmante, incómodo, espantoso, como algo que ha salido mal. Y ciertos temas que se han prolongado en el tiempo, como la violencia religiosa, el hambre, la tortura… parecerían tristemente familiares. Yo creé un año 2454 que provocaría reacciones similares: utópico en muchos aspectos, desorientador e incómodo en otros y deprimentemente familiar en otros. Porque creo que es un futuro al que podríamos llegar. No creo que los fallos y méritos del siglo XXV sean los mismos que los de mi imaginado siglo XXV, pero creo que habrá fallos y méritos. Porque cuando hablamos acerca de crear un mejor futuro, tenemos que aceptar que lo que se desarrolle no estará bajo nuestro control y aunque contenga cosas que deseemos, también habrá otras que no queramos. Y encima, seguirá cambiando. Porque no es una utopía estable, es un mundo dinámico, cambiante, creciente… La pregunta no es: “¿Es posible una sociedad perfecta?” es “¿Cuándo una sociedad bastante buena se enfrenta con sus fallos profundos y tóxicos, conseguirá cambiar para mejor?”

La sociedad de Too Like the Lightning y Seven Surrenders aparentemente ha dejado de lado las discriminaciones por razones de género, sexo, orientación sexual, religión y afiliación política. No obstante, el sexo, la fe y el poder todavía son fuerzas motrices. ¿Crees que este tipo de necesidades están en la base de todo el comportamiento humano?

No de forma inalterable o permanente. Las sociedades, la gente, los cerebros… son muy complejos y ahora mismo hay entretejidas en nuestra sociedad complicadas actitudes culturales respecto al género, el sexo, la raza y la religión. Todo eso pasa a nuestros hijos de forma inconsciente desde la más tierna infancia. Esto no son partes inamovibles o inherentes a la naturaleza humana, pero son hechos de nuestra cultura actual, que todavía estamos intentando entender. Por lo tanto, pienso que, aunque estamos haciendo grandes cambios incluso ahora, de forma realista tendremos que continuar siendo piezas de nuestra sociedad cambiante durante muchos siglos, porque los cambios son tan complicados que nos costará todo ese tiempo entenderlos y realizarlos. El futuro de Terra Ignota se enfrenta a la pregunta de si el progreso en estos ejes llevará mucho tiempo, y qué será necesario para que se consiga el éxito en los siglos venideros. Por ejemplo, habréis notado que en el universo de Terra Ignota, el progreso social en alguno de los ejes ha avanzado mucho más que en los otros. Las relaciones de raza entre personas de ascendencia europea o africana, por ejemplo, están en muy buen estado mientras que las relaciones entre europeos y asiáticos son más tensas. No vemos evidencia de ninguna discriminación relacionada con la orientación sexual, pero vemos (especialmente a través del narrador) mucha tensión respecto al género. Y conforme vamos sabiendo más de la sociedad, encontramos un patrón: los elementos en los que se ha progresado menos son aquellos en los que la conversación ha sido parcial o totalmente silenciada. Por ejemplo, hay un severo tabú sobre mencionar el género, así que las tensiones de género se mantienen porque sin hablar sobre ello, sin estudiarlo o sin mencionarlo el progreso se ha estancado. Pero no hay tabú en hablar acerca de sexo o sobre quién se acuesta con quien, así que en ese sentido las cosas han avanzado. Una de mis esperanzas era que los lectores de mis libros piensen sobre lo destructivo que puede llegar a ser el silencio, cuán valiosas son las conversaciones para el progreso. Porque algunas veces oyes a la gente decir cosas como: “El feminismo ha logrado lo que se había propuesto, las mujeres tienen iguales derechos, no necesitamos hablar de género nunca más”. Intentando acallar las conversaciones. Cuando de hecho, aún estamos en los primeros días de la auténtica liberación de la humanidad de las rígidas formas del género, género binario y desigualdad de género, así que callarnos sobre el tema nos llevaría a un túnel sin salida, como en Terra Ignota donde se ha podido llevar a cabo muy poco progreso respecto al género durante cuatro siglos. Cuatro siglos de silencio.

Espero que hayais disfrutado de esta entrevista y que disculpéis todos los posibles fallos de traducción, achacables solo a mí. Muchas gracias a Ada por habernos atendido en medio de la vorágine.

Entrevista a Caroline M. Yoachim

Hoy me siento muy honrada de colaborar con mi amigo Elías Combarro para realizar una entrevista que espero os resulte muy interesante. Los fallos en la traducción son todos míos.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora? ¿Qué autores te han influido más? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

Escribí ficción cuando era pequeña, pero lo dejé de lado cuando empecé el instituto. En aquel entonces pensaba que escribir no era algo que la gente normal hiciera – sabía que los libros los escribía gente, obviamente, pero no conocía a ningún autor, así que me imaginé que yo no podía hacerlo. Muchos años después un amigo mencionó casualmente que estaba escribiendo un libro, y me di cuenta de que si él podía hacerlo, ¡quizá podría hacerlo yo también!

Crecí leyendo mucha ciencia ficción clásica – Asimov, Clarke, Niven. Me encantaba la vasta escala y el sentido de la maravilla que evocaban, pero nunca me vi como parte de una de esas historias. En algún momento descubrí a Octavia Butler, una de mis autoras favoritas de todos los tiempos. Amo sus ideas y sus personajes.

Admiro a demasiados escritores actuales como para mencionarlos a todos, pero algunos de mis favoritos son: N.K. Jemisin, Ken Liu, Nalo Hopkinson y Ted Chiang.

¿Tus estudios de psicología te ayudan a escribir?

¡Efectivamente! Creo que la mente humana es fascinante, y muchas de las ideas para mis historias vienen de mis estudios de psicología. «Five Stages of Grief After the Alien Invasion» está inspirada en el modelo Kübler-Ross, que se utilizó originalmente para describir las emociones experimentadas por los pacientes terminales. «Four Seasons in the Forest of Your Mind» incorpora descripciones detalladas de las neuronas. También tengo muchas historias que examinan la naturaleza de la identidad humana, ¿qué nos define como individuos y qué nos hace ser lo que somos?

Muchas de tus historias son sobre la familia y la aflicción. ¿Convertirte en madre ha influido en tu forma de escribir?

Incluso antes de tener hijos la familia y la aflicción eran temáticas que aparecían en mi trabajo. Me gusta explorar las relaciones entre personajes y cómo esas mismas relaciones van cambiando a lo largo del tiempo. Tener un hijo es comenzar una nueva relación, una que en sus comienzos es extremadamente asimétrica porque los bebés nacen con un conocimiento muy limitado del mundo a su alrededor. Pero conforme van creciendo, los niños a menudo se convierten en los cuidadores de sus padres. Aceptar la pérdida de un ser querido es casi una extensión de ese foco en las relaciones, una manera de ver qué ocurre cuando acaba la relación.

Tener hijos no introdujo estos temas en mi escritura, pero creo que ser madre me da una comprensión más profunda de la relación paterno filial, porque he visto ambos extremos.

Te gusta utilizar estructuras especiales en tus historias, como los flashmash o los elige tu propia aventura. ¿Podrías explicarnos qué es un flashmash y cómo lo utilizas en tu obra? ¿Escribir en un formato particular influye en la forma en que trabajas? ¿O es el tema sobre el que quieres escribir el que te lleva a elegir un formato determinado?

Mi tendencia natural es escribir historias muy cortas de unas 750 palabras. Una de las que cosas que hago para alargar los relatos es escribir una serie de historias muy cortas (flash stories) interrelacionadas, que posteriormente uno en una historia más larga. El primer flashmash que escribí fue «Five Stages of Grief After the Alien Invasion,», que es una serie de cinco flash stories, cada una enfocada en una de las fases del tratamiento del duelo (negación, ira, negociación, depresión, aceptación) desde la perspectiva de un personaje distinto.

Cuando escribo un flashmash, lo primero que se me ocurre es la estructura y posteriormente genero una idea que la acompañe. En algún momento hice una lista de cosas que podría usar para crear secciones de una flashmash, y muchas de ellas se han convertido en historias: piedra, papel, tijera; las cuatro estaciones; las cinco etapas del duelo; las siete maravillas del mundo…

Para la mayoría de mis otras historias, incluso la reciente con estructura de elige tu propia aventura, primero viene la idea y después la estructura que creo que se ajustará a lo que quiero contar.

Además de escribir, también eres fotógrafa. El hecho de ver el mundo a través de las lentes de una cámara ¿cambia tu visión de los mundos que creas (haciéndolos más visuales, por ejemplo)? ¿Crees que todas las artes están relacionadas de alguna manera y que hay técnicas que se puede utilizar en varios campos?

Creo que una de las razones por la que la fotografía me atrae tanto es porque no soy una persona visual. Los elementos visuales de mi memoria no son muy claros ni vívidos en mi mente, por eso las fotografías a veces son herramientas para recordar detalles que no tengo en la memoria. No soy consciente de que ser fotógrafa influya en mi escritura, pero no tengo ninguna manera de saber cómo sería mi escritura si no pasara tanto tiempo mirando el mundo a través del objetivo de mi cámara. He oído decir que las historias son como instantáneas y ciertamente tengo tendencia a escribir cosas cortas.

Creo que hay técnicas similares entre la fotografía y la escritura. Por ejemplo, el uso de la perspectiva. Un objeto familiar observado desde una perspectiva inusual puede funcionar bien tanto en una fotografía como en un relato. El encuadre es importante también. ¿Cuáles son los límites de la foto/historia? ¿Dónde empieza y dónde acaba? ¿Qué parte de la foto/historia debe resaltarse y cuál quedar como trasfondo?

Muchas de tus historias exploran la idea de identidad y su relación con nuestro cuerpo, con nuestra forma física, refiriéndote en varias ocasiones a problemas filosóficos como la paradoja de Teseo. ¿Crees que la ciencia ficción y la fantasía son especialmente adecuadas para explorar este tipo de preguntas?

El barco de Teseo es mi paradoja filosófica favorita. Para cualquiera que no esté familiarizado con la paradoja, en su forma básica responde a la siguiente pregunta: Si tienes un barco y vas cambiando sus planchas, de una en una, mientras sigue navegando, ¿seguirá siendo el mismo barco? Y si utilizas todas estas planchas para crear otro barco, ¿cuál sería el auténtico barco de Teseo?

Me gusta la paradoja incluso cuando habla de barcos, pero creo que cuando se torna realmente interesante es cuando se aplica a personas. Si coges a alguien y reemplazas cada célula de su cuerpo de forma gradual, ¿seguirá siendo la misma persona? ¿Qué tendríamos que cambiar para vernos forzados a afirmar que ya no es la misma persona o que ni siquiera sigue siendo humano?

La ciencia ficción y la fantasía son especialmente aptas para explorar este tipo de preguntas, porque me permiten transformar a los personajes de muchas formas. He creado personajes de azúcar que se disuelven y se vuelven a formar, personajes que cambiar de cuerpos viejos a nuevos y personajes que dejan atrás por completo su cuerpo. Mi objetivo habitualmente es crear estas cuestiones en la mente del lector, más que responderlas. Espero que mis historias hagan a la gente pensar en qué nos hacer ser quiénes somos.

Escribes tanto ciencia ficción como fantasía, incluso algo de terror. ¿Crees que en la actualidad las fronteras entre los géneros se vuelven difusas? ¿Hay algún género con el que te sientas más cómoda?

Creo que las fronteras entre géneros se puede difuminar. A veces juego con la idea de fantasía postapocalíptica (que está en algún lugar entre la ciencia ficción y la fantasía) y algunas de las obras de mi fantasía más oscura tiene elementos de terror. Dicho esto, estoy mucho más cómoda escribiendo ciencia ficción y fantasía que terror.

Has escrito historias humorísticas para antologías como las UFO de Alex Shvartsman. ¿Es difícil combinar humor y ciencia ficción?

Durante mucho tiempo asumí que no podía escribir historias graciosas, pero en algún momento Alex me dijo que algunas de las historias más graciosas que le mandan para sus antologías UFO vienen de autores que no creen que puedan escribir humor. Así que decidí probar y mandé un relato a UFO3. Alex aceptó el relato para la antología y desde entonces he escrito un puñado de relatos humorísticos.

Combinar humor y ciencia ficción resultó ser más fácil de lo que esperaba, pero solo para un pequeño subconjunto de temas – impuestos, investigación de tesis, clínicas médicas… En general, no se me ocurren muchas ideas que me lleven al humor, pero disfruto escribiéndolas.

¿Qué piensas de la situación de la mujer y de las personas de color en el género?

Tiendo a ser bastante optimista y me siento respaldada por las cosas que están ocurriendo en la actualidad en el género. Se publican historias contadas desde muchas perspectivas y es cada vez más fácil para gente de grupos marginales verse reflejada en las historias, como protagonistas y héroes.

Todavía existe la tendencia de que los escritores por defectos son hombres blancos y todo lo demás son excepciones. Cuando la gente hace listas de lectura, normalmente no son igualitarias. Las listas de lectura con todos los autores hombres se llaman “mejores escritores de ciencia ficción de todos los tiempos” pero una lista solo con mujeres se llamará “mejores escritoras de ciencia ficción”.

¿Son las redes sociales importantes para tu relación con otros autores y con tus lectores?

¡Por supuesto! Escribir es una tarea solitaria, y las redes sociales son una herramienta fantástica para conectar con otros escritores y lectores. Mantengo amistad con escritores de todos el mundo y tener la posibilidad de permanecer en contacto con ellos online es muy valioso para mí. Facebook y Twitter me permiten mantener a mis lectores al día sobre mi trabajo. El truco para usar estos medios es encontrar el equilibrio, creo que es bueno pasar algo de tiempo allí para mantenerte conectada, pero si paso demasiado tiempo, no escribo nada.

¿En qué estás trabajando? ¿Puedes decirnos algo sobre tus futuros proyectos?

Mi historia fantástica «Carnival Nine» se publicará a finales de primavera en Beneath Ceaseless Skies. Es mi favorita de las que escribí el año pasado.

También he escrito muchos relatos para antologías últimamente. Tengo unas cuantas en las que los contenidos no se han anunciado aún, pero si puedo hablar de una. «Dreams as Fragile as Glass» aparecerá en The Sum of Us (http://laksamedia.com/the-sum-of-us-an-anthology-for-a-cause-2/), una antología benéfica con historias sobre cuidadores.

¿Dónde pueden nuestros lectores aprender más sobre ti y tu trabajo?

En mi web: http:carolineyoachim.com y en twitter como @CarolineYoachim

¿Algo más que quieras añadir?

Gracias por invitarme a la entrevista, ¡las preguntas han sido fantásticas!

 Muchas gracias a Caroline por su amabilidad al contestar a nuestras preguntas.