Archivo de la etiqueta: Adam Roberts

Portada de The Real-Town Murders

Aquí os traigo la portada de la que a priori parece una novela interesantísima de Adam Roberts. Se llamará The Real-Town Murders y estará situada en un futuro cercano. La sinopsis reza así:

Alma is a private detective in a near-future England, a country desperately trying to tempt people away from the delights of Shine, the immersive successor to the internet. She is one of the few who doesn’t use it, but most people are happy to spend their lives plugged in, and the country, as a consequence, is crumbling.

To make matters worse, Alma’s partner is critically ill, and has to be treated without fail every four hours, a responsibility that only Alma can fulfil. If she misses the five-minute window, her lover will die. So when Alma is called to an automated car factory to be shown an impossible death and finds herself caught up in a political coup, she knows that getting too deep may leave her unable to get home.

Ganadores BSFA 2015

Aunque ya lo publicó el siempre atento @odo, no puedo resistirme a traeros los ganadores de los Premios BSFA 2015. Y es que estoy contentísima por Aliette de Bodard.

Mejor novela

Aliette de Bodard, The House of Shattered Wings, Gollancz

Mejor relato

Aliette de Bodard, “Three Cups of Grief, by Starlight”, Clarkesworld 100

Mejor artículo

Adam Roberts, Rave and Let Die: The SF and Fantasy of 2014, Steel Quill Books

Mejor ilustración

Jim Burns, Cover of Pelquin’s Comet, Newcon Press

¡Enhorabuena a los ganadores!

Libro gratis : The brick moon

brickmoonEstá disponible para su descarga gratuita The brick moon de Adam Roberts.

Aquí tenéis la sinopsis:

THE BRICK MOON is a lost classic of Victorian SF – the first tale to imagine the launch of an artificial satellite. This edition has been released to coincide with “Stars and Satellites”, a new exhibition at the Royal Observatory Greenwich.

As well as being carefully collected from the novel’s first serialised publication, THE BRICK MOON includes a brand new sequel – “Another Brick in the Moon” – from award-winning science fiction author, Adam Roberts.

THE BRICK MOON also comes complete with a new, critical introduction from Marek Kukula (Public Astronomer, Royal Observatory Greenwich) and Richard Dunn (Head of Science and Technology at Royal Museums Greenwich).

Reach for infinity

reachCompré este libro en la Loncon, pero por unas causas y otras nunca encontraba el momento de sentarme a leerlo, así de agitada es la vida. Y vaya pedazo de antología me estaba perdiendo. Seguro que alguno de estos relatos va a mi votaciones para los premios Hugo, aún me queda decidir cuál.

“Break My Fall” de Greg Egan
Esta historia deja una sensación de relato inacabado, perfectamente explicado en el aspecto formal y matemático pero frío como el hielo en cuanto a los personajes. El uso de asteroides para ir cogiendo velocidad rumbo a Marte es muy curioso y factible, pero solo queda ese poso.

“The Dust Queen” de Aliette de Bodard
Precioso relato que conjuga de forma admirable la nostalgia por el pasado en la Tierra con la esperanza por la vida en otros planetas. La idea de reescribir la memoria propia o ajena para ajustarla a las necesidades de cada momento no es nueva, pero me gusta el acercamiento que habla de lo que se puede perder utilizando este método y el precio que se está dispuesto a pagar. La imagen de los espectáculos de arena en la superficie de Marte para disfrute de los que trabajan desde el espacio para su terraformación es simplemente espectacular.

“The Fifth Dragon” de Ian McDonald

Esta historia de amistad que tiene como fondo la colonización de la Luna y detalla de forma magnífica la terrible decisión que deben tomar los desplazados al satélite. Existe una fecha límite a partir de la cual la pérdida de materia ósea de sus cuerpos impedirá el regreso a la Tierra. La economía lunar también forma parte de la estructura de la historia, que en su parte final cambia nuestra forma de entender a la protagonista.

“Kheldyu” de Karl Schroeder

La idea de absorber el dióxido de carbono contaminante presente en la atmósfera mediante la construcción de una enorme torre me parece sencillamente espectacular. Aunque lo que más me ha gustado es la parte científica del relato, he de decir que la parte de “acción” también estaba bastante biene llevada.

“Report Concerning The Presence of Seahorses On Mars” de Pat Cadigan

Me encanta esta historia de desobediencia civil en las colonias marcianas. La vida en Marte es dura, y las diferencias con la Tierra son cada vez mayores, lo cual es normal cuando las distancias son tan grandes. Además, no se me ocurre una causa mejor para rebelarse contra la autoridad que la que se propone en este relato. Pat Cadigan, en un escenario similar al premiado “The girl-thing who went out for sushi”

“Hiraeth: a tragedy in four acts” de Karen Lord

Interesante relato que mezcla la colonización del sistema solar con un sentimiento de dificil explicación pero que podría equivaler a la morriña. Cuando los humanos se alejan de su planeta madre, al cabo del tiempo la angustia les supera. La única forma de superar este problema parece ser convertir a los humanos poco a poco en cyborgs.

Aunque la idea es muy interesante y el tratamiento psicológico de los personajes parece interesante, el final es muy precipitado.

“Amicae Aeternum” de Ellen Klages

Sentimental historia con un punto de vista muy original: los últimos momentos antes del despegue de una nave generacional.

“Trademark Bugs: A Legal History” de Adam Roberts

Roberts utiliza una compleja estructura imitando un documento legal para presentar un aterrador futuro en el que las grandes empresas farmacéuticas desarrollan virus ad hoc para luego vender la cura. ¡Y resulta que legalmente tienen razón!

“Attitude” de Linda Nagata

El deporte en la ciencia ficción es un campo que no ha sido muy explorado por los escritores. Hay que pensar bastante para recordar algún relato en el que sea importante, pero Linda Nagata lo toma como base para construir esta historia. La pasión por un deporte en gravedad cero proporciona los réditos necesarios para seguir con las construcción de una estación espacial en la órbita terráquea. Pero cuando se mueve tanto dinero, siempre aparecen problemas.

“Invisible Planets” de Hannu Rajaniemi

Bellísimo relato del autor finlandés que es capaz de utilizar su desbordante imaginación para presentarnos distintos mundos con apenas unos párrafos y entrelazar estas ideas con una inspiración final.

“Wilder Still, the Stars” de Kathleen Ann Goonan

Aunque trata de temas muy interesantes como qué distingue a los seres humanos de las inteligencias artificiales, la prolongación de la vida y la carrera espacial, me parece que carga demasiado el aspecto sentimental sin dejar claro los aspectos negativos. Aún así, es una lectura agradable.

“The Entire Immense Superstructure’: An Installation” de Ken Macleod

Extraño relato que mezcla lo que se considera una forma artística con la ciencia y los experimentos habitacionales. No sé dónde pretende llegar el autor y se queda en un entretenimiento ligero.

“In Babelsberg” de Alastair Reynolds

Creo que no había leído nada de Alastair Reynolds en formato corto y no sabía si su estilo, perfecto para historias muy largas se adaptaría a esta longitud. La verdad es que la historia tiene la longitud perfecta, un desarrollo agradable y un final previsible pero que se puede disfrutar perfectametne.

“Hotshot” de Peter Watts

Compleja historia sobre la libertad de elección que no estoy segura de haber entendido bien, como que pasa con otras obras de Peter Watts. ¿Cuál sería la principal razón para que la humanidad se volcara en salir del planeta Tierra?

La recopilación realiada por Jonathan Strahan me parece espectacular. Todos los relatos tienen buen nivel y hay algunos excepcionales. Una compra obligatoria para cualquier amante de la ciencia ficción.

Anunciados los nominados a los premios Sidewise

Ya conocemos los nominados a los premios Sidewise de historia alternativa. Son los siguientes:

Formato corto

Formato largo

  • 1920: America’s Great War de Robert Conroy
  • The Secret of Abdu el Yezdi de Mark Hodder
  • The Windsor Faction  de D. J. Taylor
  • Surrounded by Enemies : What If Kennedy Survived Dallas? de Bryce Zabel

Los ganadores se darán a conocer en la Loncon este verano.

Mis nominados a los premios Hugo 2014

Copiando vilmente Inspirándome en esta entrada de Sense of Wonder, a continuación os pongo mis nominados  a los premios Hugo en la categoría novela, con el enlace correspondiente a su reseña..

ancillaryshiningjackglass

soaspfinalWolfhound Century Cover Orbit

Premios Edge Hill Short Story

Se ha dado a conocer los nominados del premio Edge Hill Short Story destinados a premiar la excelencia en colecciones de historias cortas. La lista es bastante larga, pero creo que podemos destacar como pertenecientes al género las siguientes:

“Adam Robots” de Adam Roberts

“Stardust: The ruby castle stories” de Nina Allan

ninaallanadamroberts

Contenidos de Reach for Infinity

ReachForInfinity-195x300Jonathan Strahan ha hecho pública la tabla de contenidos de su nueva recopilacion “Reach for infinity”. Si habéis leído los interesantísimos post de Sense of Wonder sobre autores de relatos, parece que Strahan y Odo tienen un gusto similar, lo que es marchamo de calidad.

Aquí os pongo los relatos y los autores:

  • “Report Concerning The Presence of Seahorses On Mars”, Pat Cadigan
  • “The Dust Queen”, Aliette de Bodard
  • “Break My Fall”, Greg Egan
  • “Wilder Still, the Stars”, Kathleen Ann Goonan
  • “Amicae Aeternum”, Ellen Klages
  • “Hiraeth: a tragedy in four acts”, Karen Lord
  • “The Entire Immense Superstructure’: An Installation”, Ken Macleod
  • “The Fifth Dragon”, Ian McDonald
  • “Attitude”, Linda Nagata
  • “Invisible Planets”, Hannu Rajaniemi
  • “In Babelsberg”, Alastair Reynolds
  • “Trademark Bugs: A Legal History”, Adam Roberts
  • “Kheldyu”, Karl Schroeder
  • “Hotshot”, Peter Watts

La verdad, tiene una pinta estupenda. ¿Cuánto falta para junio?

Knocking on Hugo’s door

Una de las cosas interesantes que nos deja la ceremonia de los Hugo y que quizá pasan desapercibidas para el gran público son las estadísticas del premio. En concreto me llaman mucho la atención los textos que se quedaron a las puertas de ser finalistas en los Hugo y que, por muy pocos votos a veces, no son seleccionados.

En la categoría de novela, por ejemplo, por 17 votos se quedó fuera “Monster Hunter Legion” desconocida para mí, pero que parece tener toda una legión de seguidores. Más atrás quedaron “Existence”, “The hydrogen sonata”… obras que al menos a mí me llaman más la atención que las que finalmente lo consiguieron. Me parece una sonada ausencia “Jack Glass” ganadora del BSFA este año y que no aparece ni entre las 15 primeras.

En novella, “On a red station, drifting” consiguió entrar por 7 votos de diferencia con la siguiente y el premio final lo ha conseguido Brandon Sanderson con su “The emperor’s soul” de forma muy reñida con Mira Grant. Atrás quedaron “The boolean gate”, “Legion” (desestimada por el propio autor) y “All the flavors” de Ken Liu, todas recomendables aunque este año la categoría de novella ha estado muy bien representada.

En novelette es curioso como por un solo voto entró “Rat-Catcher” mientras que “The waves” de Liu quedó fuera. Ken ha estado se ha quedado a punto de entrar en muchas categorías, pero la que más suya se puede considerar, el relato corto, no se le escapa. Me hubiera gustado que hubiera entrado “Astrophilia” a solo dos votos del último puesto.

En short story al final nos quedamos solo con tres representantes debido a la extraordinaria dispersión del voto, algo que quizá debería tenerse en cuenta para futuras ediciones, pues no parece muy justo que por 4 votos entre una obra y otra se desestime.

Por último, me gustaría comentar un hecho curioso. El sistema de votación de los Hugo hace que aunque una persona u obra sea muy nominada no significa que luego sea muy votada. Por ejemplo, “Fade to white” de Valente fue la más nominada en su categoría pero luego quedó tercera.

¿Alguna otra curiosidad que veais en las estadísticas?

Un menú espacial

comida espacialEste post de Aliette de Bodard me ha hecho pensar en las distintas formas de resolver las necesidades alimenticias que se han dado en la ciencia ficción. Según las teorías malthusianas, hace ya tiempo que deberíamos haber acabado con los recursos y sin embargo aquí estamos todavía. Extrapolando esta tendencia al futuro, en algún momento se deberían gastar los recursos de los que nos alimentamos y los autores de ciencia ficción se han puesto manos a la obra para ofrecer ideas al respecto.

Quizá la más famosa sea “Hagan sitio, hagan sitio”, de Harry Harrison, más por su adaptación cinematográfica Soylent Green que por el propio libro.

En “Mercaderes del espacio”, de Frederik Phol y C.M. Kornbluth crían las llamadas “Gallinas”, gigantescos tumores de pollo que crecen sin control y que hay que cortar con herramientas para obtener carne. Aún así, la falta de proteínas en la Tierra es preocupante.

En el comienzo de “El día de los trífidos” se intenta rentabilizar el cultivo de unas extrañas plantas (los propios trífidos) cuyo origen es desconocido. Una forma de no tener que depender de estas plantas sería que los humanos fueran capaces de hacer la fotosíntesis, como ocurre en “By light alone” de Adam Roberts y “The green leopard plague” de Walter Jon Williams.

En un tono casi casi apocalíptico, tenemos dos claros ejemplos de manipulación genética de las semillas para producir alimentos mejorados, pero si esto se va de las manos nos podemos encontrar con “La chica mecánica” de Paolo Bacigalupi o “Seed” de Rob Ziegler.

Una obra menor de sir Arthur C. Clarke que sin embargo establece las bases para un mayor aprovechamiento de los océanos es “En las profundidades”, en la que el autor inglés vuelca su pasión por el submarinismo. De otro Gran Maestro de la Ciencia Ficción como Isaac Asimov surge la idea de Marte como granero para alimentar a la Tierra en el primer libro de Lucky Starr, aunque hay que tener en cuenta que esta historia era hija de su tiempo y no tendría sentido ahora.

En “Los viajes de Tuf” de George R.R. Martin, el protagonista se convierte en un ingeniero ecológico que con su nave viaja a través del espacio solucionando las controversias que los humanos hemos ido creando. Algunas veces los conflictos están relacionados con la superpoblación y el hambre que esta conlleva, y Tuf, él mismo vegetariano, plantea soluciones aportando nuevas especies vegetales con alto contenido calórico. Pero esto es solo un parche para el problema de fondo.

Los cultivos hidropónicos son muy socorridos en las estaciones espaciales y en generalen cualquier asentamiento humano en gravedad cero. Aparecieron por primera vez en el espacio exterior en la novela de John Brunner “El rebaño ciego”.

La propia Aliette escribe muchas veces en torno a la alimentación en el espacio como se ve por ejemplo en su estupenda On a red station, drifting, donde la principal fuente de ingresos de la estación espacial es su exportación de salsa de pescado o en Immersion, donde la historia transcurre en un restaurante y que según palabras de la propia autora:

the dish of lemongrass chicken symbolises the culture one of the characters has tried to cut herself off from; and ultimately the impossibility of ever surrendering her childhood memories

¿Se os ocurren más historias de ciencia ficción donde la comida tenga un papel relevante o haya alguna forma ingeniosa de combatir la hambruna? Si no, siempre nos podremos ver en El restaurante del fin del mundo.