Portada de Black Sun

Se ha desvelado cuál será la portada de Black Sun, el nuevo título de Rebecca Roanhorse, que da comienzo a su trilogía Between Earth and Sky inspirada por las civilizaciones precolombinas en la que entrelaza un relato de profecias celestiales, intrigas políticas y magia prohibida.

Esta es la sinopsis:

A god will return
When the earth and sky converge
Under the black sun

In the holy city of Tova, the winter solstice is usually a time for celebration and renewal, but this year it coincides with a solar eclipse, a rare celestial event proscribed by the Sun Priest as an unbalancing of the world.

Meanwhile, a ship launches from a distant city bound for Tova and set to arrive on the solstice. The captain of the ship, Xiala, is a disgraced Teek whose song can calm the waters around her as easily as it can warp a man’s mind. Her ship carries one passenger. Described as harmless, the passenger, Serapio, is a young man, blind, scarred, and cloaked in destiny. As Xiala well knows, when a man is described as harmless, he usually ends up being a villain.

Mi traducción:

Un dios volverá. Cuando el cielo y la tierra converjan. Bajo el sol negro.

En la ciudad sagrada de Tova, el solsticio de invierno es un momento de celebración y renovación, pero este año coincide con un eclipse solar, un raro evento celestial que según el Monje del Sol desequilibrará el mundo.

Mientras tanto, un barco zarpa desde una lejana ciudad con destino Tova para arribar en el solsticio. La capitana del barco, Xiala, es una Teek caída en desgracia cuya canción calma las aguas a su alrededor con tanta facilicad como puede hacer cambiar la mente de un hombre. Su barco lleva un pasajero. El pasajero es Separio, un inofensivo joven ciego, lleno de cicatrices y envuelto en su destino. Como Xiala ya sabe, cuando a un hombre le describen como inofensivo, acaba siendo un villano.

Esta es la portada, obra de John Picacio:

Vagabonds

No sé si os pasará a vosotros, pero los ejemplos de ciencia ficción de origen chino que he leído, me traen un regusto a ciencia ficción clásica pero con algún cambio. He de reconocer que la muestra no es significativa, porque casi todo por no decir todo ha pasado por el filtro de Ken Liu, bien sea seleccionando los relatos de diversas recopilaciones o traduciendo obras como las de Cixin Liu.

Vagabonds no es una excepción. Está traducida por Ken y recuerda a la ciencia ficción clásica, especialmente a Los Desposeídos, con la que comparte más de una similitud. Es una novela situada en un futuro tras la guerra entre la Tierra y Marte, pero aparte del conflicto armado todavía sigue presente el conflicto ideológico, entre el capitalismo y una versión del comunismo sobre la que cabría hacer muchos comentarios. Como hilo conductor y como testigo de los hechos está la figura de Luo Ying, una joven marciana que formó parte de un programa de intercambio por el que pasó cinco años en la Tierra y que ahora vuelve a su lugar de origen. En su nave de regreso también viaja una delegación de la Tierra para negociar acuerdos, junto con un cineasta que tiene protagonismo en la primera parte del libro pero que luego apenas mantiene la importancia.

La especulación social que lleva a cabo la autora es apasionante. No es un libro para leer de forma atropellada, si no para ir reflexionando sobre lo que se propone y si cada sistema sería viable o no a largo plazo. Aunque Hao Jingfang se centra mucho más en la parte marciana, sí que veremos retazos de la vida en la Tierra. Los sistemas sociales que clasifican entre fluidos e inmóviles, la comparación entre ambos, la necesidad de revolución para acabar con las injusticias, el inmovilismo de los que en su momento fueron agentes de cambio pero ahora son escollos en el camino… Muchos temas tratados con sensibilidad.

En el aspecto formal de la escritura, sin embargo, hay algunos elementos que no me han gustado. La figura de Luo Ying parece novata en todo y se utiliza como recurso ese supuesto desconocimiento para tener conversaciones con su tutor que son un infodump en toda regla. También resulta un tanto extraño que mientras toda la novela ha estado basada en las intervenciones de Luo Ying y su entorno, al final se ceda el protagonismo a otros personajes que tienen intervenciones mínimas pero drásticamente influyentes en la toma de decisiones.

La narración de Emily Woo Zeller es correcta, pausada como el propio tono de la novela, pero tiene un defecto que me hace algo incómoda la audición cuando imposta las voces masculinas, ya que tiene un toque que suena a falso, a niño imitando a adulto.

Vagabundos está publicada en español con traducción de Agustín Alepuz Morales.

Tabla de contenidos de The Best of British Fantasy 2019

Aquí os tengo los relatos seleccionados para The Best of British Fantasy 2019, una selección de Jares Shurin que publicará NewCon Publishing.

Estos son los relatos:

  • Leila Aboulela – «Competing Before the King» (Extra Teeth)
  • Nick Adams – «Demolition» (Tales from the Shadow Booth)
  • Jess Brough – «Thank God in the Acknowledgements» (Extra Teeth)
  • Christopher Caldwell -» Canst Thou Draw Out the Leviathan» (Uncanny)
  • Eliza Chan – «Joss Papers for Porcelain Ghosts» (Pareidolia)
  • Matt Dovey – «Why Aren’t Millennials Continuing Traditional Worship of the Elder Dark?» (Diabolical Plots)
  • Chikodili Emelumadu – «Sin Eater» (Omenana)
  • Melanie Harding-Shaw – «The Fisher» (Newsroom)
  • Liz Jones – «The Redemption of Billy Zane» (The Green Room [Comma])
  • Kirsty Logan – «Birds Fell From the Sky and Each One Spoke in Your Voice» (Things We Say in the Dark [Harvill Secker])
  • Tim Major – «O Cul-de-Sac» (And the House Lights Dim [Luna])
  • Helen McClory – «A Manual for Avoiding Further Harm from [Redacted]» (Paper Darts)
  • Maura McHugh – «Wake the Dead» (The Boughs Withered [NewCon])
  • Dafydd McKimm – «The Colossus Stops» (Daily Science Fiction)
  • Tom Offland – «A Few Things I Miss About Skeletons» (Visions)
  • Karen Onojaife – «Tilt» (The Outcast Hours [Solaris])
  • Heather Parry – «Mr Fox» (We Were Always Here: A Queer Words Anthology [404 Ink])
  • «Timekeeper’s Tarot» by Den Patrick (Legends III [NewCon]) [Limited Edition only]
  • Gareth E. Rees – «Tyrannosaurs Bask in the Warmth of the Asteroid» (An Invite to Eternity [Calque])
  • Sara Saab – «Burrowing Machines» (The Dark)
  • E Saxey – «No Children» (Corvid Queen)
  • Natalia Theodoridou – «What It Sounds Like When You Fall» (Nightmare)
  • Lavie Tidhar – «Dem Bones» (Strange Horizons)
  • Eleanor R. Wood – «What the Sea Reaps, We Must Provide» (Diabolical Plots)

Esta es la portada, obra de Jonathan E:

Anunciada la publicación de We Shall Sing a Song Into the Deep

Tor sigue con su decidida apuesta por la novela corta, que tan buenos resultados le está dando. En esta ocasión ha anunciado la primera publicación de Andrew Kelly Stewart, sobre una orden de monjes fundamentalistas que controlan el último submarino nuclear de la Tierra. La obra se titulará We Shall Sing a Song Into the Deep y verá la luz en verano del año que viene.

Esta es la sinopsis:

Remy is a Chorister, one of the chosen few rescued from the surface world and raised to sing the Hours in a choir of young boys. Remy lives with a devoted order of monks who control the Leviathan, an aging nuclear submarine that survives in the ocean’s depths. Their secret mission: to trigger the Second Coming when the time is right, ready to unleash its final, terrible weapon.

But Remy has a secret too— she’s the only girl onboard. It is because of this secret that the sub’s dying caplain gifts her with the missile’s launch key, saying that it is her duty to keep it safe. Safety, however, is not the sub’s priority, especially when the new caplain has his own ideas about the Leviathan’s mission. Remy’s own perspective is about to shift drastically when a surface-dweller is captured during a raid, and she learns the truth about the world.

Esta es mi traducción:

Remy es un Chorister, una de los pocos rescatados de la superficie del mundo y criado para cantar las Horas en un coro de jóvenes. Remy vive con una devota orden monacal que controla el Leviathan, un vetusto submarino nuclear que pervive en las profundidades oceánicas. Su misión secreta es iniciar la Segunda Venida cuando sea el momento adecuado, preparados para liberar su arma final.

Pero Remy tiene un secreto, es la única chica a bordo. A causa de este secreto, el capitán moribundo del submarino le ofrece la llave de lanzamiento de misiles, diciéndole que es su deber mantenerla a salvo. La seguridad, no obstante, no es la prioridad en el submarino, especialmente cuando el nuevo mando tiene sus propias ideas sobre la misión. La propia perspectiva de Remy está a punto de cambiar drásticamente cuando capturan a un habitante de la superficie y empieza a contarle la verdad sobre el mundo.

Fall, or Dodge in Hell

Neal Stephenson es un autor capaz de presentar una ideas apabullantes, con un conocimiento exhaustivo de la materia sobre la que desarrolla sus novelas y una capacidad de narrativa que puede trasnformar el infodump más árido en una entretenidísima charla TED en la que aprendes sin darte cuenta. Pero me temo que con sus últimos libros, está perdiendo esta capacidad, porque cada vez son más largos y pesados de leer.

Me ha costado mucho trabajo finalizar Fall, or Dodge in Hell. La premisa de la vida después de la muerte mediante la virtualización y la singularidad tecnológica es apasionante y algunos de los párrafos dedicados a esto en el libro son una maravilla especulativa, sobre todo la relación entre la capacidad de cálculo y las necesidades físicas de los servidores, en aspectos como la refrigeración y la propia energía eléctrica. Pero es que está rodeado de tanto relleno que la novela parece una muñeca pepona.

La parte dedicada a la propia «vida» en el mundo virtual es insufrible. Las descripciones de cómo se va decidiendo cómo funciona cada hoja, cada piedra, cada rayo del luz… no es que le haga falta tijera, es que ni con una motosierra se puede una adentrar en ese proceloso laberinto de palabras. Me gustan las referencias a la mitología clásica, pero en este caso la transposición de figuras tampoco me convence. Y qué decir de la parte final, en la que diversos personajes se van de «aventura» (a hacer una «quest») con un regusto a RPG trasnochado que tira para atrás.

El narrador del audiolibro, Malcolm Hillgartner, que se ha ganado su salario bien ganado con las 32 horas que ha tenido que locutar, tiene una voz que me recuerda a los documentales doblados de la dos. Te envuelve y te acompaña, haciendo la escucha en sí una experiencia agradable.

Me resulta imposible recomendar esta obra. Neal Stephenson sin supervisión y con un procesador de texto es una de las mayores amenazas actuales para la selva amazónica.

Solaris publicará Saint Death’s Daughter de C.S.E. Cooney

Solaris ha anunciado la publicación de Saint Death’s Daugther en primavera de 2021. Se trata de la primera novela de una serie escrita por C.S.E. Cooney.

Esta es la sinopsis:

Life gets complicated when Death gets involved.

To be born into a family of royal assassins pretty much guarantees that your childhood is going to be, well, let’s say, rather unusual. Especially if you’ve also been born with a vicious allergy to all forms of violence and bloodshed.

Such is the fate of Miscellaneous «Lanie» Stones, for whom going into the family business is entirely out of the question. No wonder that, despite Lanie’s uncanny affinity for death magic, she’s considered a failure by her bloodthirsty older sister, and the ghost of her angry late grandfather.

To make matters worse, family debt looms – a debt that will have to be paid sooner rather than later if Lanie and her sister are to retain ownership of the ancestral seat, Stones Manor.

But big changes are afoot when Lanie finds herself courted and threatened by powerful parties who would love to use her worryingly intimate relationship with the goddess of death for their own nefarious ends. But the goddess has other plans for Lanie…

Mi traducción:

La vida se complica cuando la Muerte se implica.

Nacer en una familia de asesinos reales prácticamente garantiza que tu infancia va a ser poco usual, por decirlo de alguna manera. En especial, si has nacido con una tremenda alergia a la violencia y la sangre.

Ése es el destino de Miscellaneous «Lanie» Stones, para quien seguir el negocio familiar ni siquiera se considera. No resulta ninguna sorpresa que, a pesar de su afinidad por la magia de la muerte, su sangriente hermana y el fantasma de su abuelo la consideren un fracaso.

Para empeorar las cosas, la familia está ahogada en deudas, deudas que habrá que liquidar cuanto antes si las hermanas desean conservar la propiedad de su hogar ancestral, Stones Manor.

Se avecinan grandes cambios cuando a Lanie la cortejan y la amenazan poderosos grupos que pretenden usar su relación con la diosa de la Muerte para sus propios fines. Pero la propia diosa tiene otros planes…

The Philosopher’s Flight

Empecé a escuchar The Philosopher’s Flight de casualidad, sin tener referencias ni del autor ni de la obra en sí. Me sorprende mucho que esta historia alternativa situada en la Primera Guerra Mundial no haya tenido más predicamento entre mis contactos, aunque seguramente haya pasado desapercibido por razones de marketing.

La novela cuenta los años de juventud de Robert Weekes, un practicante de filosofía empírica, que aunque en el libro se afirma que no es magia si no ciencia, ante nuestros ojos es prácticamente indistinguible de la magia. Las mujeres tienen más afinidad con esta filosofía, por lo que los practicantes masculinos son escasos y menos dotados.

Existen ramas de esta filosofía, especializadas en distintas posibilidades. El vuelo, la teletransportación o la escultura de humo son de las más mencionadas a lo largo de la novela, pero hay muchas más. Y la aplicación de esta ciencia ha cambiado algo la historia del mundo, pero la Primera Guerra Mundial sigue ocurriendo y por los tratados firmados con anterioridad la filosofía empírica solo se puede utilizar para el rescate de los heridos, no en las propias batallas.

Es en este mundo tan interesante donde asistiremos a las andanzas de Robert, hijo de una heroina de cuatro guerras que ahora trabaja como filósofa de condado, volando de forma urgente hasta donde es necesaria su intervención. Estamos ante un novela de paso a la madurez, donde Robert deberá conocerse a sí mismo y a decidir a qué se dedicará en su futuro, con todas las trabas que su condición masculina le impone.

La novela tiene la dosis justa de culebrón para que sigamos interesados en las andanzas de Robert en su primer año universitario, donde conoce a los que serán sus mejores amigos en la vida, su primer amor y también el odio y las rencillas que la envidia puede provocar. Como telón de fondo, un interesantísimo escenario en el que los fanáticos religiosos atacan de forma indiscriminada a las filósofas empíricas, haciendo alarde de discursos que no nos sonarán muy extraños, como que «el orden natural de las cosas es que la mujer se quede en casa cuidando de los hijos» y la utilización de la violencia justificada para deshacer la tiranía feminista. Recuerda en cierto modo a algunas lecturas recientes, como The Heart of the Circle, aunque en esta ocasión el autor aboga por un punto de encuentro y una búsqueda de la igualdad que no parece un objetivo muy realista en un enfrentamiento con violentos fanáticos religiosos. Aunque en ciertos momentos se responde a la violencia con más violencia, queda claro que ese no es el camino a seguir si lo que se quiere es extirpar el problema de raíz.

La prosa de Tom Miller es bastante funcional, aunque algunas explicaciones de la filosofía natural quedan en un terreno bastante abstracto, no resulta impedimento para creer a pies juntillas lo que cuenta. Al final del libro hay unos anexos explicando algunos de los glifos utilizados para cada «encantamiento». Me temo que la explicación narrada no resulta tan clara como quizá fuera ver dibujado el glifo, pero es solo un pequeño inconveniente a la hora de disfrutar del audiolibro.

La narración de Gibson Frazier es perfecta en cuanto a tono e intensidad. Consigue meterse en la piel del joven Robert, que al fin y al cabo solo tiene 18 años cuando se desarrollan estos acontecimientos. Sobre todo, es capaz de inculcar en la narración la pasión desmedida que siente el protagonista por su ilusión de infancia y cómo lucha contra viento y marea para conseguir su aparentemente imposible sueño.

Anunciada la publicación de A Marvellous Light

Tor.com ha anunciado la publicación de la novela de debut de Freya Marske, que se titulará A Marvellous Light, el inicio de una trilogía llamada The Last Binding.

Esta es la sinopsis:

Robin Blyth has more than enough bother in his life. He’s struggling to be a good older brother, a responsible employer, and the harried baronet of a seat gutted by his late parents’ excesses. When an administrative mistake sees him named the civil service liaison to a hidden magical society, he discovers what’s been operating beneath the unextraordinary reality he’s always known.

Now Robin must contend with the beauty and danger of magic, an excruciating deadly curse, and the alarming visions of the future that come with it—not to mention Edwin Courcey, his cold and prickly counterpart in the magical bureaucracy, who clearly wishes Robin were anyone and anywhere else.

Robin’s predecessor has disappeared, and the mystery of what happened to him reveals unsettling truths about the very oldest stories they’ve been told about the land they live on and what binds it. Thrown together and facing unexpected dangers, Robin and Edwin discover a plot that threatens every magician in the British Isles—and a secret that more than one person has already died to keep.

Mi traducción:

Robin Blyth tiene muchas cosas de las que preocuparse en su vida. Está luchando para ser un buen hermano mayor, un empresario responsable y el baronet de una hacienda maltratada por los excesos de sus fallecidos padres. Cuando merced a un error administrativo se ve enrolado como enlace civil de una sociedad mágica secreta, descubrirá lo que estaba sucediendo bajo la realidad común que siempre ha conocido.

Ahora Robin deberá manejar el peligro y la belleza de la magia, una maldición mortal y las alarmantes visiones del futuro que conlleva, no sin mencionar a Edwin Courcey, su frío y estirado contraparte en la burocracia mágica, que claramente desearía que Robin estuviera en cualquier otro lugar.

El antecesor de Robin ha desaparecido y el misterio de lo que le pueda haber sucedido revelará inquietantes verdades sobre las viejas historias que se relatan sobre la tierra que le da cobijo y lo que la une. Unidos a su pesar, Robin y Edwin descubrirán una trama que amenaza a cada mago de las Islas Británicas, un secreto por el que ha muerto más de una persona.

Portada de On Fragile Waves

En diciembre de este año verá la luz On Fragile Waves, la novela de debut de E. Lily Yu de la mano de Erewhon Books.

Esta es la sinopsis:

The haunting story of a family of dreamers and tale-tellers looking for home in an unwelcoming world.

Firuzeh and her brother Nour are children of fire, born in an Afghanistan fractured by war. When their parents, their Atay and Abay, decide to leave, they spin fairy tales of their destination, the mythical land and opportunities of Australia.

As the family journeys from Pakistan to Indonesia to Nauru, heading toward a hope of home, they must rely on fragile and temporary shelters, strangers both mercenary and kind, and friends who vanish as quickly as they’re found.

When they arrive in Australia, what seemed like a stable shore gives way to treacherous currents. Neighbors, classmates, and the government seek their own ends, indifferent to the family’s fate. For Firuzeh, her fantasy worlds provide some relief, but as her family and home splinter, she must surface from these imaginings and find a new way.

This exquisite and unusual magic realist debut, told in intensely lyrical prose by an award winning author, traces one girl’s migration from war to peace, loss to loss, home to home.

Mi traducción:

La cautivadora historia de una familia de soñadores y cuentacuentos en busca de un hogar en un mundo inhóspito.

Firuzeh y su hermano Nour son hijos del fuego, nacidos en un Afganistán fracturado por la guerra. Cuando sus padres, sus Atay y Abay, deciden marcharse, hilan relatos sobre su destino, la tierra mítica y llena de oportunidades de Australia.

Cuando su familia viaja desde Pakistán a Indonesia a Nauru, buscando la esperanza de un hogar, deberán utilizar refugios frágiles y temporales, confiar en extraños mercenarios amables y amigos que se desvanecen tan pronto como se encuentran.

Cuando llegan a Australia, lo que parecía un destino estable desvela corrientes traicioneras. Vecinos, compañeros de clase y el propio gobierno busca sus propios fines, indiferentes ante el destino de la familia. Para Firuzeh, sus mundos de fantasía le dan algún alivio, pero cuando su familia y su hogar se separan, debera surgir de estas imaginaciones y encontrar un nuevo camino.

En este exquisito y unusual debut mágico, narrado en una prosa profundamente lírica por una autora galardonada, seguirá la migración de una chica desde la guerra a la paz, de pérdida en pérdida y de hogar en hogar.

La portada es diseño de Kimberly Glyder.

The City We Became

No me ha convencido para nada la nueva obra de N.K. Jemisin. Tengo entendido que si el lector está familiarizado con la ciudad de Nueva York, el libro resulta mucho más absorbente y atractivo, pero como no es mi caso, me he encontrado con una novela que pretende ser reivindicativa pero que se queda en el intento.

La antropomorfización de ciudades o entidades no es nada nuevo. Sin ir más lejos, en la divertidísima The Shambling Guide to NYC, Mur Lafferty ya dio voz a la misma ciudad que ocupa el eje central de este libro. En Ríos de Londres, Ben Aaronovitch nos presenta a los avatares de los ríos de la ciudad y seguro que se os ocurren más ejemplos. Así que, al menos por esa parte, la labor de Jemisin no es totalmente original.

La obra está escrita con un lenguaje moderno y en ocasiones complicado, rozando el slang. Es una elección consciente y adecuada por parte de la autora, ya que si pretende que los avatares de cada barrio de la ciudad sean creíbles, la forma más fácil para conseguirlo es adecuar su forma de hablar y actuar al momento presente. Los riesgos que corre, sin embargo, son dos: la generalización (si eres de tal barrio te tiene que gustar tal cosa) y anclar demasiado la obra en el presente, por lo que envejecería de forma muy acusada en poco tiempo. Este segundo aspecto es menos preocupante, ya que la trama fantástica aleja la obra tanto de la realidad que no llamaría la atención este hecho.

Me gustaría que el tono reivindicativo de la obra, muy volcado en asuntos sociales y en exponer las desigualdades de la gran ciudad, así como la gentrificación y otros temas, tuvieran algo más de sustento. Aunque parecen ser el motor que ha llevado a Jemisin a escribir la obra, la envoltura fantástica con que agrupa estas críticas es demasiado endeble y frágil. Toda la estructura del nacimiento de ciudades cuando se alcanza una determinada masa crítica podría ser interesante, pero acaba quedando en nada, aludiendo en todo momento al «esto es como se ha hecho siempre» y «¿por qué habrá cambiado lo tradicional?». Además conforme avanza la lectura y especialmente en la parte final, el interés va menguando capítulo a capítulo y párrafo a párrafo. Y he descubierto que es la primera parte de una trilogía… que no tengo intención de seguir leyendo.

La obra está editada en español como La ciudad que nos unió con traducción de David Tejera.