Subterranean Press anuncia la publicación de Princess Floralinda and the Forty-Flight Tower

La editorial Subterranean Press ha anunciado la publicación de una novela corta de Tamsyn Muir, que tendrá por título Princess Floralinda and the Forty-Flight Tower.

Esta es la sinopsis:

When the witch built the forty-flight tower, she made very sure to do the whole thing properly. Each flight contains a dreadful monster, ranging from a diamond-scaled dragon to a pack of slavering goblins. Should a prince battle his way to the top, he will be rewarded with a golden sword—and the lovely Princess Floralinda. 

But no prince has managed to conquer the first flight yet, let alone get to the fortieth. 

In fact, the supply of fresh princes seems to have quite dried up.

And winter is closing in on Floralinda…

Mi traducción:

Cuando la bruja construyó la torre de cuarenta pisos, se aseguró de hacerla en condiciones. Para planta tiene un monstruo horripilante, desde el dragón de escamas de diamante a la camada de goblins esclavizadores. Si un príncipe tuviera que batallar su ascenso hasta la cima, conseguirá una espada de hora y a la adorable princesa Floralinda.

Pero ningún principe ha conseguido pasar de la primera planta así que de llegar a la cuadragésima ni hablamos.

De hecho, el suministro de príncipes parece que se ha terminado.

Y el invierno se acerca a Floralinda…

Esta es la portada:

Godblind

De nuevo tenemos la suerte de contar con @mertonio en la lectura conjunta de Godblind y, por ende, en esta reseña. Esperamos que os guste.

Godblind es el debut de Anna Stephens y, a la vez, la primera entrega de una nueva trilogía de fantasía grimdark. En la novela, los antiguos y exiliados dioses de la sangre tratan de volver al mundo mientras los diferentes personajes facilitan o impiden este regreso.
Es un perfecto ejemplo de lo que se suele entender como grimdark, porque no escatima ni crudeza ni oscuridad, en esta ocasión tanto por parte de los protagonistas como los secundarios.


La novela hace gala un par de escenas bastante explícitas aunque el desarrollo general no es particularmente truculento en ese sentido. Los diversos puntos de vista de personajes pertenecientes al bando «Dioses de sangre SÍ» dotan de esa oscuridad antes mentada.


La historia no es excesivamente original, ya que hay conspiraciones para hacerse con el poder, invasiones y espionaje, el día a día de cualquier reino de fantasía fronterizo. Sin embargo la idea central del retorno de los dioses tiene más enjundia de la que podría imaginarse en un principio. Los dioses no son entidades sin forma ni figuras de la entelequia si no que tienen una presencia real y sus propias ambiciones e intenciones.
Alejándose un poco de esta manera de la fantasía con un panteón alejado e inalcanzable. Aquí los dioses manipulan a los humanos y se entrometen en sus asuntos. En especial en una de las figuras más destacadas de la narración, el calestar.

Esto se contrapone a la fantasía de los ochenta y noventa, donde las deidades no suelen intervenir directamente en los asuntos de los mortales ni están definidos usando rasgos humanos (codicia, amor, etc). Recordando lecturas recientes, en Fate of the Fallen ocurre algo parecido.


Una de las características más destacables de Godblind son los capítulos cortos, cortísimos, teniendo una o dos páginas de longitud. Esto, unido a la gran cantidad de puntos de vista crean una narración como un tapiz, donde los eventos son contados desde múltiples ángulos. Se crea así un ritmo trepidante de capítulos y cambios que hace que el lector en ningún momento se amodorre, ya que siempre están pasando cosas.


Un punto más flojo en Godblind sería la ambientación, que resulta ser bastante genérica de tipo medieval sin demasiado detalle ni esfuerzo por parte de la autora en crear características únicas o definitorias. Es posible que cambie en el futuro, ya que la acción del libro se concentra en un único país, pero como entran en liza varias identidades nacionales distintas estos añadidos hubieran dotado a la novela de un punto de color y distinción del que carece.

Como contraste, sorprende el exquisito cuidado con el que trata el consentimiento en las relaciones sexuales, una rara avis en la fantasía (solo recuerdo otro ejemplo así en Magic for Liars). Por desgracia, también recurre a la violacion como recurso narrativo, una «solución» demasiado fácil.

A pesar de algunos fallos es quizá una de las mejores lecturas dentro de las primeras novelas de las damas del grimdark (os dejamos como ejercicio para subir nota en los comentarios decir quiénes son las otras escritoras más conocidas del momento). Es bastante probable que sigamos leyendo la historia con el resto de la trilogía.

Contenidos de London Centric, Tales of Future London

Aquí os traigo los relatos que conformarán London Centric, Tales of Future London, una recopilación que Newcon Press publicará en octubre.

Son los siguientes:

Skin – Neal Asher

The Good Shepherd – Stewart Hotston

Infinite Tea in the Demara Café – Ida Keogh

War Crimes – M.R. Carey

Fog and Pearls at the King’s Cross Junction – Aliya Whiteley

Nightingale Floors – Dave Hutchinson

Something Went Wrong in Heaven – Geoff Ryman

A Visit in Whitechapel – Eugen Bacon

Herd Instinct – Fiona Moore

Death Aid – Joseph Elliott-Coleman

A Dance of Dust and Life – Aliette de Bodard

Commute – Andrew Wallace

Scream in Blue – Jeremy Szal

Esta es la portada:

Unconquerable Sun

He de decir que me ha encantado esta space opera de Kate Elliott, que me ha tenido entretenida e intrigada a la par, aunque el comienzo haya sido un poco lioso.

La frase en la que se ha centrado toda promoción de Unconquerable Sun la definía como un retelling de Alejandro Magno con género cambiado en el espacio (un gran triunfo de marketing, poque es una frase demoledora). Y es una muy buena definición, porque aunque solo conozco ligeramente la historia del conquistador, es cierto que se nota ese aire de inspiración griega en la ambientación y esa famosa «camaradería» de los miembros de su séquito. La trasunto de Alejandro es Sun, que lleva toda la vida preparándose para asumir el mando de la república de Chaonia cuando su legendaria madre no esté.

Al principio de la novela nos podemos encontrar un poco perdidos con muchos personajes nuevos y sobre todo con los diversos puntos de vista de la narración, que llevan aparejados cambios de la primera a la tercera persona e incluso en el tiempo verbal. Este recurso requiere un pequeño periodo de adaptación, pero luego se antoja algo natural y fluido. Para conocer a los personajes, no obstante, hace falta un poco más de tiempo y esfuerzo, pero merece la pena. Son distintos y complementarios entre ellos y se convertirán en el alma del libro.

Las intrigas políticas y traiciones están a la orden del día, incluso dentro de la misma familia, porque ¿quién te puede poner mejor la zancadilla que aquel que te conoce desde siempre? Todo esto con una guerra de fondo, con un imperio que ha tenido que retroceder un poco en sus posiciones por el empuje de Chaonia, pero que no está dispuesto a dar su brazo a torcer en una guerra a varias bandas.

El ritmo de la novela, aunque empieza un poco indeciso, toma una velocidad de crucero muy elevada una vez que están desplegadas todas las piezas en el tablero. Y se vuelve definitivamente frenético al final del libro, cuando las apuestas están más altas y empiezan las revelaciones que cimentarán la continuación, porque por desgracia (o por suerte si la autora sigue con este nivel), el libro no es autoconclusivo.

Por si le faltaba algo, la novela está trufada de guiños al lector y huevos de pascua para ir descubriéndolos. Desde tuckerizaciones de otros escritores pasando por referencias futboleras, el libro tiene muchos pequeños detalles que denotan el trabajo y el cariño volcado en su creación. Tener un diminuto dinosaurio como mascota, los personajes con cuatro brazos o la creación de nuevas palabras que quedan como pequeños retos de comprensión para el público del libro son añadidos que aumentan la inmersión en la aventura.

Por favor, leed esta novela. Necesito comentarla con alguien urgentemente.

Portada de A Wizard’s Guide to Defensive Baking

T. Kingfisher es un pseudónimo de Ursula Vernon, a quien ya pudimos disfrutar con The Seventh Bride. Aquí os traigo la portada de A Wizard’s Guide to Defensive Baking, que como sea la mitad de divertido que su título, tiene muchas papeletas para que acabe cayendo en la saca.

Esta es la sinopsis:

Fourteen-year-old Mona isn’t like the wizards charged with defending the city. She can’t control lightning or speak to water. Her familiar is a sourdough starter and her magic only works on bread. She has a comfortable life in her aunt’s bakery making gingerbread men dance.

But Mona’s life is turned upside down when she finds a dead body on the bakery floor. An assassin is stalking the streets of Mona’s city, preying on magic folk, and it appears that Mona is his next target. And in an embattled city suddenly bereft of wizards, the assassin may be the least of Mona’s worries…

Mi traducción:

Mona tiene 14 años y no es como los magos encargados de defender la ciudad. No puede controlar el rayo o hablar con el agua. Su familar es un trozo de masa fermentada y su magia solo funciona con pan. Su vida es muy tranquila en la pastelería de su tía mientras hace que sus hombrecillos de jengibre bailen.

Pero la vida de Mona cambia totalmente cuando encuentra un cadáver en el suelo de la pastelería. Hay un asesino acechando en las calles de la ciudad de Mona, cazando a la gente mágica y parece que Mona será su siguiente objetivo. Y en una ciudad que de repente no tiene magos, quizá el asesino sea la menor de las preocupaciones de Mona…

Esta es la portada:

Finalistas de los premios World Fantasy 2020

Se han anunciado los finalistas de los premios World Fantasy de este año. Son los siguientes:

Mejor novela

  • Queen of the Conquered, Kacen Callender (Orbit US)
  • The Ten Thousand Doors of January, Alix E. Harrow (Redhook; Orbit UK)
  • The Raven Tower, Ann Leckie (Orbit US & UK)
  • Gideon the Ninth, Tamsyn Muir (Tor.com Publishing)
  • The Memory Police, Yoko Ogawa (Pantheon; Harvill Secker)

Mejor novela corta

  • “The Butcher’s Table”, Nathan Ballingrud (Wounds)
  • Desdemona and the Deep, C.S.E. Cooney (Tor.com Publishing)
  • In an Absent Dream, Seanan McGuire (Tor.com Publishing)
  • The Deep, Rivers Solomon, with Daveed Diggs, William Hutson & Jonathan Snipes (Saga)
  • Silver in the Wood, Emily Tesh (Tor.com Publishing)

Mejor relato corto

  • “For He Can Creep”, Siobhan Carroll (Tor.com 7/10/19)
  • “Read After Burning”, Maria Dahvana Headley (A People’s Future of the United States)
  • “The Blur in the Corner of Your Eye”, Sarah Pinsker (Uncanny 7-8/19)
  • “Blood Is Another Word for Hunger”, Rivers Solomon (Tor.com 7/24/19)
  • “Postlude to the Afternoon of a Faun”, Jerome Stueart (F&SF 3-4/19)
  • “Everyone Knows That They’re Dead. Do You?”, Genevieve Valentine (The Outcast Hours)

Mejor antología

  • Echoes: The Saga Anthology of Ghost Stories, Ellen Datlow, ed. (Saga)
  • The Outcast Hours, Mahvesh Murad & Jared Shurin, eds. (Solaris)
  • The Mythic Dream, Dominik Parisien & Navah Wolfe, eds. (Saga)
  • New Suns: Original Speculative Fiction by People of Color, Nisi Shawl, ed. (Solaris US & UK)
  • The Big Book of Classic Fantasy, Ann VanderMeer & Jeff VanderMeer, eds. (Vintage)

Mejor colección

  • Homesick, Nino Cipri (Dzanc)
  • Song for the Unraveling of the World, Brian Evenson (Coffee House)
  • Unforeseen, Molly Gloss (Saga)
  • A Lush and Seething Hell, John Hornor Jacobs (Harper Voyager US)
  • Sooner or Later Everything Falls into the Sea, Sarah Pinsker (Small Beer)

Mejor artista

  • Tommy Arnold
  • Galen Dara
  • Julie Dillon
  • Wendy Froud
  • Kathleen Jennings

Premio especial – Profesional

  • C.C. Finlay, por la edición de F&SF
  • Leslie Klinger, por The New Annotated H.P. Lovecraft: Beyond Arkham (Liveright)
  • Ellen Oh, por We Need Diverse Books
  • Ebony Elizabeth Thomas, por The Dark Fantastic: Race and the Imagination from Harry Potter to the Hunger Games (New York University Press)
  • Sheree Renée Thomas, por sus contribuciones al género

Premio especial – No profesional

  • Bodhisattva Chattopadhyay, Laura E. Goodin & Esko Suoranta, por FafnirNordic Journal of Science Fiction and Fantasy Research
  • Michael Kelly, por Undertow Publications y la serie The Year’s Best Weird Fiction
  • Jonathan Strahan & Gary K. Wolfe, por The Coode Street Podcast
  • Lynne M. Thomas & Michael Damian Thomas, por Uncanny
  • Terri Windling, por Myth & Moor

¡Enhorabuena a los nominados!

Anunciado The Dystopia Triptych editado por John Joseph Adams

John Joseph Adams ha anunciado la publicación de The Dystopia Triptych, tres antologías de relatos en un proyecto parecido a como ya hizo con su trilogía apocalíptica. En esta ocasión la selección ha corrido a cargo de Christie Yant, Hugh Howey y el propio Adams.

Los tres libros se titularán:

  • Ignorance is Strength
  • Burn the Ashes
  • Or Else the Light

Los relatos contenidos en cada uno de los volúmenes estarán situados temporalmente antes, durante y después de la distopía.

Algunos de los autores son: Hugh Howey, Seanan McGuire, Carrie Vaughn, Scott Sigler, Cadwell Turnbull, Karin Lowachee, Caroline M. Yoachim, Adam-Troy Castro, An Owomoyela, Tobias S. Buckell, Tim Pratt, Rich Larson, Alex Irvine, Darcie Little Badger, Violet Allen y Merc Fenn Wolfmoor.

Estas son las portadas:

Architects of Memory

Este libro tenía a priori muchas papeletas para triunfar en el blog: una tripulación que se dedica a la recuperación de recursos valiosos en naves malogradas, corporaciones malvadas que esclavizan a sus recursos humanos mientras buscan una nueva salida y un arma alienígena desconocida que entra en juego. Lo mejor de todo es que ha superado mis expectativas, Architects of Memory puede ser uno de los libros del año.

El hecho de que las naciones hayan sido superadas por las megacorporaciones en la exploración del espacio no es novedoso, como tampoco lo es la «esclavitud» a la que se ven sometidos los pobres que han de trabajar para estas instituciones para pagar su deuda y conseguir la ciudadanía (me viene a la cabeza Autonomous sin tener que irme muy lejos). Pero esta situación está muy bien expuesta por Karen Osborne y resulta muy relevante en la situación actual. Un poco en la línea de McDonald en la trilogía de Luna, hay que pagar por cada uno de los recursos que gastas y resulta casi imposible salir del círculo vicioso entre gasto para subsistir y deuda que va aumentando. Esta agonía constante, esta lucha por salir de un pozo tan profundo que no se vislumbra la salida está muy bien representada tanto por la protagonista Ash como por los otros miembros de la tripulación.

Y sin embargo, Ash tiene algo que la hace especial y que la transforma en un objeto codiciado por varias de estas megacorporaciones. Las luchas sutiles y no tan sutiles por hacerse con el control de este recurso (no importa que sea una persona, no importa que esté enferma) conforman uno de los ejes conductores de la novela. Pero es que hay más, porque entran en escena unos aliens con los que la humanidad se enfrentó en su momento y que a pesar de su increíble superioridad tecnológica se retiraron de la lucha por causas que nunca quedaron claras. Aumentar el escaso conocimiento que se tiene sobre los Vai es el otro eje que hace avanzar la trama, con revelaciones muy interesantes que Karen Osborne nos irá dando a conocer poco a poco, en una forma muy inteligente de controlar la información que llega al lector, racionándola para que siempre queramos seguir leyendo.

No quiero tampoco pasar por alto la condición bisexual de la protagonista, algo que se expone con toda la naturalidad del mundo y que encaja muy bien con el relato. A este respecto, me cuesta más trabajo encontrar ejemplos de una o un protagonista bisexual en la ciencia ficción, seguro que los hay pero ahora mismo no me vienen al cabeza.

No es exactamente una novela de primer contacto pero sí que tiene algunas características de este subgénero, ya que la exploración de cierto artefacto alienígena lleva a tener revelaciones sobre los propios extraterrestres que nadie esperaba al comienzo del libro.

El ritmo de la novela está bastante bien llevado, en ningún momento se hace pesada aunque es cierto que algunas situaciones se resuelven un poco por «la gracia de Dios». Es un libro muy intenso, ya que toda la acción está condensada en poco tiempo y saber que el reloj está descontando minutos añade incluso más tensión a la historia. Una autora a la que definitivamente hay que seguir.

Angry Robots publicará la nueva novela de Tim Pratt

Tim Pratt es un autor que descubrir para este blog, y puede que la oportunidad más adecuada se presente con la publicación de su nueva novela de la mano de Angry Robot. La novela se titulará The Doors of Sleep Will Open y verá la luz en febrero del año que viene.

No hay mucha información sobre la propia novela, salvo que estará protagonizada por Zax, un personaje que ya ha aparecido en otras historias del autor. Pratt lo define como una buena persona que se encuentra viajando por el multiverso e intenta hacerlo lo mejor que puede en estas circunstancias. A mí me ha convencido, ¿y a vosotros?

Gracias a @mertonio por el chivatazo.

Mage Against the Machine

Es un poco triste decir que lo mejor de un libro es su título, pero me temo que nos encontramos ante un claro ejemplo.

Mage Against the Machine ha sido definido como Harry Potter mezclado con Terminator, pero más quisiera Shaun Barger haber escrito algo tan ingenioso como el título de la obra en el contenido.

El autor nos expone dos historias separadas, aunque condenadas a encontrarse. Por un lado, un mundo de magos que vive aislado del exterior porque se supone que tras las fronteras y los sellos protectores hay un erial radiactivo provocado por una guerra mundial atómica en 2020 (todavía estamos a tiempo para esto, queda la mitad del año). Por otro lado, tenemos un mundo dominado por las IAs que permite la vida de los humanos por el tenso status quo que causan la presencia de las colonias humanas extraterrestres y sus armas apuntando a la Tierra en caso de genocidio por parte de las máquinas. Podría parecer interesante planteado así, pero la ejecución y sobre todo los personajes dejan mucho que desear.

En la parte mágica del mundo seguiremos los pasos de Nikolai, un joven mago bastante poderoso pero al que le faltan seis papas en el kilo de madurez. Verlo patrullar con sus zapatillas de deporte basadas en las del siglo XX porque él lo vale (las regulaciones, para los demás, por favor) y en general sus actos infantiles cuando vuelve a su pueblo harían hervir la sangre a la persona más paciente del mundo. «Soy un gran mago pero mi novia me dejó por la estrella del deporte del insitituto y entonces me enrolé por despecho» es una motivación bastante pueril, como es el personaje en sí.

En la parte dominada por las máquinas, tenemos a Jem, miembro de la resistencia con implantes de alta capacidad que utiliza para llevar a cabo misiones de acompañamiento de refugiados, transporte de información sensible… Esta parte podría parecer más interesante, pero el uso y abuso de Barger de la realidad virtual como herramienta de tortura, de formación, de chantaje y de todo lo que se le ocurre, hace que también me haya acabado cansando de esta navaja suiza virtual.

Llega un momento en que Nikolai acaba atravesando el velo, también por cabezonería y entonces descubrirá (¡oh, sorpresa!) que la población lleva engañada desde hace un siglo. Y se aliará con Jem para algo, no sabemos exactamente el qué porque las acciones que llevan a cabo a continuación no es que sea erráticas, es que tienen más variabilidad y azar que jugar a la ruleta. Un despropósito.

Podría seguir hablando sobre los agujeros de la trama o las incongruencias de la historia, pero creo que ya ha quedado bastante claro que el libro es insufrible.