El género y el género

En la presentación para El Nombre del Mundo es Bosque, de Ursula K. Le Guin, publicado en España en el volumen de los premios Hugo 1973-75, Isaac Asimov hizo una predicción:

Pero vayamos al asunto. Aquí tenemos un relato ganador del Hugo, escrito por una mujer. Como todo el mundo sabe (si es lo bastante viejo), hubo una época en la que la ciencia ficción era tan masculina como la testosterona. Había mujeres escritoras y lectoras, pero en general eran ignoradas. Hoy en día, la cosa es muy diferente. De los volúmenes editados, sólo en el tercero, correspondiente a los años 1968-1969, había un relato escrito por una mujer, El Vuelo del Dragón, de Anne McCaffrey. Ahora, en el presente volumen, el quinto, tenemos diez relatos, de los que dos, cuéntenlos, dos, fueron escritos por mujeres. A este promedio, cuando se publique el trigésimo volumen de Los Premios Hugo, en 2051 (siendo yo el editor, claro; ¿quién si no?), todos los relatos los habrán escrito mujeres.

Asimov hacía ficción, y no sabemos cómo de acertada será la predicción del buen doctor. Habrá que esperar para verlo. Pero digamos que hay… indicios de que igual no resulta del todo certera.

Palabras inmortales de R. Silveberg sobre Alice B. Sheldon, en la imagen: «It has been suggested that Tiptree is female, a theory that I find absurd, for there is to me something ineluctably masculine about Tiptree’s writing. I don’t think the novels of Jane Austen could have been written by a man nor the stories of Earnest Hemingway by a woman, and in the same way I believe the author of the James Tiptree stories is male.»

En El Fantascopio desconocemos si, como Joanna Russ denunciaba, hay una conspiración secreta (o no tanto) ‘to suppress women’s writing”. Lo que sí sabemos es que, en agosto de 2013 el debate se reavivó -al menos para nosotros- debido a dos cosas: en primer lugar, la intervención en el Celsius 232 de, Nina Allan y Lauren Beukes, quienes hablaron de que  las mujeres tenían más dificultades a la hora de publicar literatura de género con su nombre (se mencionó el hecho de que a JK Rowling le habían pedido en la editorial que utilizase sus iniciales en vez de el nombre completo para esconder el hecho de que era una mujer); y, en segundo lugar, pocos días después The Guardian reflexionaba sobre la invisibilidad de las mujeres en la ciencia ficción, y además, este mismo diario británico ha declarado 2014 como el año de leer a las mujeres porque sí que creen que somos sexistas a la hora de escoger nuestras lecturas.

Así que nosotros nos hemos puesto a investigar con la intención de abrir el debate, y lo que hallamos fueron diversas opiniones.

  • Io9 trata el tema de las autoras de ciencia ficción y fantasía que todavía usan pseudónimos masculinos y las que los usaron hace tiempo.

  • La editorial Tor Books ha escrito esto sobre el sexismo en el género desde el punto de vista de un editor, lo cual da pie a importantes temas para la discusión.

Acerca de las posibles explicaciones:

  • Lydia Smith centra la discusión en este texto: “We may well be ‘manufacturing offence’ over discrimination, but it seems more likely that sexist science fiction writers still exist»

  • Mary-Kay Wilmers, editora de The London Review of books, hace unas afirmaciones polémicas pero con las que las féminas de por aquí nos encontramos tremendamente de acuerdo.

  • Ian Sales es escritor, reseñista y el comisario de SF Mistressworks, ofrece datos sobre la falta de visibilidad de las obras femeninas en Little Red Reviewer.

Por lo que se refiere a intervenciones específicas en el campo de la literatura de género escrita por mujeres:

  • El número 3 de Ada, journal of Gender & New Media and Technology, está dedicado a la ciencia ficción feminista:

  • Athena’s Daughters es una colección de relatos de ciencia ficción y fantasía con el único tema de que la protagonista ha de ser una mujer fuerte. Algunas autoras que participaron en esta iniciativa son Mary Robinette Kowal, Gail Z. Martin, Cleolinda Jones, Danielle Ackley-McPhail, Jean Rabe, Sherwood Smith, Janine K. Spendlove, Vicki Johnson-Steger y Cynthia Ward.

  • Beth Bernobich tiene unas preocupaciones similares a las nuestras.

  • Y, lo mejor para el final, en SF Site se marcan un estudio que merece discusión aparte sobre si hay prejuicios contra las mujeres en esto del género.

Sobre la nómina de autoras tenemos varias cosas aquí,  aquí y sobre autoras españolas, en Axxon.

Por nuestra parte, tenemos claro que muchos de nuestros autores favoritos son mujeres y estamos encantados con ello. Tanto, que queremos dedicar algún tiempo a compartir con vosotros nuestras pequeñas reflexiones (más bien comentarios) sobre el papel del género (femenino) en el género (fantástico). Durante unas cuantas semanas, intentaremos traeros, casi cada día, reseñas, artículos, entrevistas… en los que la mujer será el denominador común.

Esperamos que lo disfrutéis y, sobre todo, que sirva para desgastar esa conspiración contra la mujer que, por supuesto, no existe ni en la fantasía, ni en los comités de dirección de las empresas ni en ningún otro ámbito de la vida. (Ni siquiera sabemos si es tan sólo una alucinación colectiva, como el cambio climático)

Esta iniciativa no es algo nuevo, ya que son muchos los que, antes de nosotros (y sin pedirnos permiso, todo hay que decirlo), se han explayado sobre el tema. Vean, si no, los enlaces antes mencionados, pero nosotros prometemos hacerlo a nuestro modo y siendo fieles a nuestro estilo. Esto es, con un total desprecio a la autoridad establecida y abrazando la fe de la democracia internetera salvaje. Luego no digan que no avisamos.

4 respuesta a “El género y el género”

  1. Dos apuntes:
    – Una pequeña estadística de autores por sexo, correspondiente al último decenio en literatura fantástica (la cosa no parece que apunte demasiado hacia la normalización):
    http://literfan.cyberdark.net/Recursos/Estadistica2013.htm
    – Comentar la existencia de una charla-tertulia sobre escritoras de ciencia ficción: https://www.alava.net/cs/Satellite?c=DPA_Generico_FA&cid=1223998435534&language=es_ES&pageid=1193046272542&pagename=DiputacionAlava%2FDPA_Generico_FA%2FDPA_generico

    Larga vida al Fantascopio 🙂

  2. Excelente artículo y fantástica recopilación de referencias a otras fuentes (estoy deseando llegar a casa y leer todos los enlaces) 😀
    Sobre el asunto del uso de iniciales para esconder el sexo de un autor vale la pena añadir que por desgracia no es un asunto que afecto solo a las mujeres. Autores como Tim Pratt también se vieron obligados a usar iniciales (T. A. Pratt) para publicar libros de subgéneros (en este caso fantasía urbana con protagonista femenina) más populares entre las lectoras que entre los lectores. Por desgracia, es una práctica muy extendida en el mundo editorial anglosajón.
    ¡Enhorabuena por la página!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.