Fachas del Espacio

VOXDAY

En un país como el nuestro, en el que las mayores polémicas del fandom suelen girar en torno a si alguien le puso pocas estrellas a tu libro en Goodreads, no pueden dejar de llamarnos la atención las auténticas guerras culturales que se desatan al otro lado del charco por las cuestiones más peregrinas. La última es la que está enfrentando al escritor de ciencia ficción, músico, diseñador de videojuegos y bocachancla a tiempo completo Theodore Beale, aka Vox Day, con… bueno, básicamente con todo el mundo.

Las opiniones de Beale, que se define como un «fundamentalista baptista del sur» se sitúan varios metros a la derecha de las de Adolf Hitler en lo que a racismo en general y antisemitismo en particular se refiere, equipaje que complementa con una misoginia de esas que invitan a buscar explicaciones en algún tipo de trauma psicológico. El caso es que no tanto por estas opiniones, sino por su inveterada costumbre de hacerlas públicas cada vez que se le presenta ocasión, Beale mantiene desde 2005 una polémica on line con el venerable John Scalzi, que no es precisamente lo que en Europa llamaríamos un progresista pero lo parece al lado de un tipo como Beale. Continuar leyendo «Fachas del Espacio»

Manifiesto Fantascópico o cómo acabar de una vez por todas con la arquitectura vertical

the-ruins-of-the-old-kreuzkirche-dresden-1765

Las ciudades se derrumban a nuestro alrededor.

Los lofts y los dúplex de la alta cultura se desploman a ras de suelo, donde sus habitantes tendrán que vérselas con la turba de la literatura de kiosko. Las torres más altas de la edición tradicional caen asediadas por la piratería, la autoedición y la edición digital. Las rutas seguras que antes conducían a la respetabilidad académica y a la autoridad intelectual encuentran su pavimento agrietado y nos desvían por carreteras secundarias que no se sabe muy bien a dónde conducen. Incluso en las pocas habitaciones que ocupábamos en las casas de nuestros padres, hemos podido ver un tejido de grietas avanzando por los tabiques, de modo que ahora ya no somos capaces de distinguir el terror de la fantasía, ni ésta de la ciencia ficción; no podemos distinguir lo que es género de lo que no lo es; no sabemos donde acaba la novela negra y comienza el cyberpunk, ni podemos distinguir las fronteras entre el romance sobrenatural, el costumbrismo y la distopía. Los diques del realismo están cediendo, y lo que corre por las calles es el agua turbia que vemos en nuestros sueños y pesadillas.

Hay quien dice que toda época se define por sus conflictos y contradicciones, y que, en realidad, nunca hemos vivido en ciudades que no estuvieran cayéndose a pedazos.

Continuar leyendo «Manifiesto Fantascópico o cómo acabar de una vez por todas con la arquitectura vertical»