Ithaca

Tenía mucho interés en el nuevo libro de Claire North, porque la mitología clásica siempre es un acierto en esta casa y North es una autora que no te deja indiferente. Además, la idea de que Ithaca tenía como narradora a la diosa Hera me llamaba poderosamente la atención, así como el enfoque feminista de la novela.

Ithaca se sitúa en es la isla homónima, 18 años después de la partida de Ulises y en pleno apogeo de los aspirantes al matrimonio con Penélope y por supuesto a su trono. La guerra de Troya se llevó a la flor y nata de los hombres de las naciones griegas, dejando atrás las mujeres para hacerse cargo de todo mientras ellos buscaban la gloria en el campo de batalla.

Penélope se encuentra por lo tanto en la incómoda situación de tener que caminar haciendo un difícil equilibrio entre defender su posición sin irritar a ninguno de los pretendientes, que buscan cualquier excusa para forzar su elección y acabar con el status quo. Además, los continuos festines que son necesarios para honrar a los visitantes suponen una pesada carga para los limitados recursos de la isla y el escenario es cada día más inestable.

Me gusta cómo la autora ha decidido cargar las tintas en esta dualidad, en la capacidad de las mujeres para gestionar cualquier proyecto de forma eficiente pero cómo la hipocresía de la sociedad contemporánea las obliga a ocultar sus méritos so pena de ser acusadas de brujería o cualquier otra patraña. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde la época griega clásica? Y, sin embargo, vemos algunas situaciones que podrían ser reflejo perfecto de la actualidad.

También me gusta mucho la elección de la narradora, porque Hera a pesar de ser una de las diosas más poderosas es quizá también una de las más desconocidas, famosa más bien por la cornamenta que le hace lucir su marido y sus arrebatos de ira frente a los vástagos del Amo del Olimpo. Debería ser el narrador omnisciente por antonomasia,

El libro tiene un ritmo pausado, con especial hincapié en las desigualdades hombre-mujer más que en la epicidad típica de los mitos griegos. Y es un cambio interesante, pero también he de reconocer que a veces peca de morosa en determinados capítulos. Por otra parte, a la mayoría de los personajes masculinos dan ganas de estrellarlos contra la pared, especialmente Telémaco, que es un quiero y no puedo de manual.

Existe una versión en audiolibro, narrada por Catrin Walker-Booth, que es la que yo he leído. Su labor es correcta, pero no encuentro ningún detalle especial que destacar sobre su trabajo.

El problema que le veo a la novela es que Claire North ha renunciado a su estilo más característico y reconocible de prosa para adaptarse a la narración de los mitos griegos, pero esta misma renuncia es la que hace que Ithaca no destaque sobremanera entre los muchísimos retellings de mitología clásica que ya existen.

The Sleepless

Me ha fascinado esta novela de ciencia ficción de futuro cercano, una mezcla apasionante de thriller, investigación periodística y especulación científica que se disfruta de principio a fin y que viene a hacer mucho ruido en el panorama de género.

El protagonista de la novela es Jamie Vega, un periodista con una característica especial, es un insomne. Esta hiperinsomnia es una enfermedad que se fue extendiendo por el mundo de la que se conoce poco, una pandemia que hace pocos años se estabilizó y ya no se sigue expandiendo. Las características de la enfermedad es que los afectados no pueden dormir, pero tampoco lo necesitan, por que ni sus cuerpos ni sus mentes requieren este reposo para recuperarse. Lo que en un principio provocó el rechazo del resto de la sociedad, ahora es buscado como una ventaja competitiva, ya que permite trabajar más, ganar más dinero y en definitiva, aprovechar mejor el tiempo.

La novela explora las implicaciones que tendría este cambio tan sustancial en la sociedad humana, pero a la vez enlaza esta especulación con la investigación de un suicidio o asesinato de gran repercusión mediática, con lo que consigue mantener en todo momento un ritmo muy alto. En este sentido, la narración de Joel de la Fuente es extraordinaria, consigue que te pongas en la piel de Jamie y en ningún momento notas la presencia de infodumps, a pesar de que se hace bastante hincapié en los aspectos biológicos y en las posibles consecuencias de esta hiperinsomnia.

También me parece todo un acierto que la narración esté en su mayoría situada en Nueva York, que se transforma, literalmente, en la ciudad que nunca duerme. Las posibilidades son infinitas y solo vemos la punta del iceberg, pero si las personas dispusieran de 8 horas más diarias para sus aficiones, su trabajo o lo que sea, la economía daría un vuelco, sin lugar a dudas.

Hay que tener en cuenta que Manibo no descuida en ningún momento la parte de thriller de la novela y algunas de estas escenas resultan ser cuando menos rocambolescas. Tampoco se puede negar que los malos son malísimos, un poquito más de escala de grises no hubiera estado de más para terminar de redondear una novela que a mí al menos me ha encantado, y que vuelve a poner a Erewhon Books como una de esas editoriales de las que no perderse ni un solo lanzamiento.

High Times in the Low Parliament

Os prometo que la lectora de este audiolibro, Amy Scanlon, hace una labor encomiable en tratar de hacerlo interesante, pero es que el material de partida no hay por dónde agarrarlo.

Lo que pretende ser una divertida parodia sobre el Brexit pero trasladado a un mundo fantástico queer con hadas y magia, se transforma en un aburrido debate parlamentario sin ningún atisbo de interés, a pesar de la amenaza de muerte que pende sobre los miembros de las cortes.

La protagonista es Lana Baker, una famosa amanuense más centrada en sus flirteos amorosos que en otras labores, que cae en una trampa y acaba enrolada en el plantel de escribas del parlamento inglés. Por desgracia para ella y para las demás personas presentes, una antigua tradición ordena que si no se llega a un acuerdo, el parlamento se inundará y todos los allí presentes perecerán ahogados. Parecería un buen incentivo para que las partes implicadas negociaran unos términos adecuados para todos, pero está claro que la clase política que nos presenta Robson no tiene interés en ello.

Los debates son aburridos, la labor de los escribas superflua, la intervención de las hadas empeora la situación en vez de enderezarla y la resolución del conflicto es, cuando menos, estrambótica.

Lo único bueno que puedo sacar del libro es que es muy corto. No lo puedo recomendar en absoluto.

BadAsstronauts

Fue casi de casualidad que vi que la nueva novela de Grady Hendrix estaba disponible en mi servicio de suscripción de audiolibros, pero cuando vi que era corta y que iba de astronautas, no tuve ninguna duda de que iba a ser mi siguiente lectura. Luego investigando un poco vi que no era nueva, si no un relanzamiento de un libro ya publicado con anterioridad, lo cual explica un poco que algunas situaciones parezcan un poco fuera de su tiempo, pero no adelantemos acontecimientos.

BadAsstronauts está clasificada como ciencia ficción, aunque es algo discutible. Es una historia que transcurre en la Tierra y es totalmente factible, aunque altamente improbable. Quizá si os digo que su antiguo título fue Occupy Space os vayáis haciendo una idea sobre su temática.

El germen de la historia es un accidente en la Estación Espacial Internacional, que deja a un astronauta aislado y sin posibilidad de volver a la Tierra, además los gobiernos se desentienden de él. Así que su primo, también astronauta retirado, decide montar un cohete para rescatarle en su patio trasero. Para este plan tan loco, solo cuenta en un principio con el apoyo bastante reticente de la familia, pero poco a poco la situación irá cambiando.

Es un relato bastante divertido por el retrato tan cruel como certero que hace de la sociedad americana sureña (algo que ya vimos en su libro de vampiros), que a mí personalmente me recuerda en cierto modo a los personajes protagonistas de muchas novelas de Neal Stephenson, con su individualismo exacerbado, su desconfianza en el gobierno y su método de resolución de problemas muy ingenieril. Sin ser una experta en el tema, me parece que la documentación y la exposición que hace Grady Hendrix de temas como balística, dinámica de fluidos, telecomunicaciones es bastante sólida y convincente. Un poquito de porno para ingenieros a lo Ian Sales.

El humor está muy presente en la historia, algo a lo que contribuye y mucho Ezra Buzzington, una elección excelente como narrador, aunque tiene cierta parsimonia que se soluciona rápidamente con un poquito de más velocidad en la reproducción el archivo..

La obra es cortísima, así que tampoco llega a cansar con la reiteración de temas, que la hay, y la insistencia en los valores del trabajo en equipo, en los que Hendrix incide más que un capítulo de la Patrulla Canina.

En definitiva, merece la pena acercarse a este libro de Grady Hendrix para pasar un buen rato, sin vampiros, exorcismos ni asesinos en serie.

The Monsters we Defy

Cuando vi que en la sinopsis de The Monsters we Defy definían la trama como un heist fantástico supe que tenía que hacerle un hueco en mi pila de lectura, porque me encantan las narraciones en las que se orquesta toda una complicada situación para llevar a cabo un robo encubierto, como en The Quantum Magician de Derek Kunsken, por ejemplo.

Leslye Penelope ha creado un escenario situado en el Washington de los años 20, con una documentación extraordinaria y con un profundo mensaje político sobre el racismo. La fantasía la aportan los poderes especiales del grupo de protagonistas, asociados todos con un trato con las entidades llamadas Enigmas (conocidas como djinns, o genios en otras culturas), gracias al cual consiguieron alguna habilidad extraordinaria, inevitablemente asociada a un precio que pagar por su uso. Me ha gustado mucho la presentación de cada personaje con su correspondiente flashback hacia el origen de su historia, un recurso bastante cinematográfico que en este libro encaja perfectamente.

La figura principal es Clara Johnson (basada en un personaje real) una joven de color a la que las peculiaridades de su nacimiento dotaron de poderes y que es capaz de hablar con los espíritus. Uno de los más poderosos de estos seres le encarga una tarea titánica, logra hacerse con un anillo de poder en manos de una de las personas más poderosas de Washington. Pero Clara está dispuesta a todo con tal de librarse de su maldición aunque para llevar a cabo el plan necesitará ayuda.

Como he mencionado antes, el elenco de personajes es variopinto y bastante bien retratado, aunque quizá lo más importante sea el mundo en el que se mueven, que sirve como paralelismo con el mundo real sobre el que tanto ha investigado la autora. La acción algunas veces se resiente porque la presencia de entidades mágicas modifica las reglas del juego y puede parecer algo tramposo el desarrollo. Aunque está bastante equilibrado y sigue cierta lógica, quizá es que ya estoy acostumbrada a sistemas mágicos más rígidos y contenidos, y he perdido algo del sentido de maravilla de la magia que no se explica.

La versión en audiolibro de Shayna Small le da mucha vida a la narración, con la consecución de diversos acentos (algunos muy marcados) para cada personaje.

En resumen, The Monsters we Defy es una fantasía que se puede considerar historia alternativa con un profundo mensaje antirracista y de igualdad social, muy enraizado en la realidad cultural de la comunidad negra.

The Undertaking of Hart and Mercy

The Undertaking of Hart and Mercy es un libro de mecha lenta, que tarda en arrancar pero al que merece la pena dar una oportunidad. Es un romance con una estructura muy típica de enemies to lovers, pero situado en un contexto bastante original, con una construcción del mundo bastante macabra pero atractiva.

Hart es un marshal solitario que patrulla el mundo mágico de Tanria, el hogar de los antiguos dioses en el que el peligro acecha en cada esquina, en forma de monstruos que toman posesión de cadáveres y atacan a todo aquel que se cruce en su camino. Hart se encarga de llevar los cuerpos a las distintas funerarias especializadas en el plano mortal para que se lleven a cabo los necesarios ritos funerarios.

La encargada de una de estas funerarias es Mercy, que carga con la responsabilidad del negocio familiar desde que su padre cayó enfermo esperando el regreso de su hermano menor, que se está formando para heredar la empresa. A pesar de que le gusta su trabajo, se ha volcado tanto en él y en el bienestar de su familia que ha dejado de lado su vida personal.

Aunque ambos protagonistas se conocen, nunca se han caído bien no sé sabe exactamente por qué razón. Así que cuando Hart, hastiado de su solitaria existencia, decide escribir una carta sin rumbo a una amiga desconocida, ni en cien años se hubiera imaginado que su misiva acabaría recalando en el buzón de Mercy, ni que se acabaría enamorando de ese amigo desconocido a través de sus misivas.

Hasta aquí, una historia bastante típica y el desarrollo no se sale tampoco de los caminos conocidos. Pero si hay algo que hace destacar The Undertaking of Hart and Mercy es el mundo en el que se desarrolla, con esa mitología de dioses nuevos y antiguos, todos esos ritos funerarios para que los cadáveres no puedan revivir (que recuerda algo a los trabajos de Katherine Addison), la existencia de semidioses con extrañas capacidades y en general un entorno fantástico que salva a la novela de caer en el montón de Corín Tellado al por mayor.

La narración del audiolibro por parte de Michael Gallagher y Rachanee Lumayno se adapta perfectamente a una historia de amor con algo de acción.

En resumen se trata de un libro bastante ortodoxo en sus formas, que gana bastante con las adiciones de un entorno fantástico atractivo en el que la historia se inserta perfectamente formando un todo perfectamente disfrutable.

The Very Secret Society of Irregular Witches

Hay libros que parecen escritos para llegar directos a tu corazón y The Very Secret Society of Irregular Witches es uno de ellos. Se trata de una fantasía amable que trata temas como la familia encontrada y el dolor que provoca el aislacionismo por exceso de precaución, en un entorno británico campestre contemporáneo.

Es la primera vez que oigo hablar de la autora Sangu Mandanna, pero no os negaré que me he quedado con el nombre para comprobar otras de sus publicaciones, gracias a la sensación de bienestar que me ha causado este audiolibro, sin lugar a dudas ayudada por la estupenda narración de Samara MacLaren, que le da ese tono coqueto y muy “british” que le hacía falta al libro.

La protagonista es Mika Moon, una bruja de origen indio pero que vive en el Reino Unido. Las únicas relaciones estables que tiene Mika son las reuniones que cada pocos meses realizan algunas de las brujas inglesas, porque el resto del tiempo lo pasa aislada, cambiando cada poco tiempo de domicilio, buscando la seguridad del anonimato y sin atreverse a que nadie conozca su condición como bruja. Por una maldición, todas las brujas están condenadas a quedar huérfanas a muy corta edad y tampoco se aconseja la cercanía de otras hechiceras ya que pueden provocar accidentes por exceso de acumulación mágica. Mika está acostumbrada a la soledad, pero empieza a comprender que en su vida falta algo más para que no sea una simple sucesión de días sin sentido.

Una inesperada propuesta de trabajo la pondrá en una situación desconocida para ella, rodeada de personajes entrañables que puede que la hagan cambiar de opinión sobre su propia vida y su futuro.

The Very Secret Society of Irregular Witches no es para nada un libro complicado, no hay amenazas ominosas desde el exterior que pongan en peligro la vida de los afectados, ni monstruos sedientos de sangre. Es una novela reposada, pero no me atrevería a etiquetarla como ligera por el poso de reflexiones que va dejando a su paso. Cuando en una balanza se sitúa la seguridad frente a las expectativas de realización, existe un delicado equilibrio. ¿Merece la pena abrir tu corazón exponiéndolo al dolor o es mejor no sentir nada por miedo a que sólo te quede el rencor? La novela tiene su parte romántica, pero no me parece que sea la más importante.

Me resultan especialmente dulces los personajes que Mika se encontrará en Nowhere House, una variopinta mezcla de veteranía y juventud con varios secretos compartidos, como toda familia que se precie, sea biológica o no.

The Very Secret Society of Irregular Witches ha sido todo un descubrimiento, así que espero que la puedas disfrutar como yo he hecho.

Stealing Infinity

Siento especial debilidad por los libros que hacen uso de los viajes en el tiempo para contar su historia, pero que me gusten tanto estas novelas implica también que he leído bastante ejemplos de ellas y que me vuelva un poco exigente a la hora de disfrutarlas. Y, por desgracia, en Stealing Infinity el viaje en el tiempo es un elemento accesorio, inexplicado y decepcionante.

No es ni la primera ni la última novela que utiliza como entorno una exclusiva escuela que aísla a sus alumnos de la sociedad buscando explotar todo su potencial, aunque en este caso no se trata de magia como en la reciente The Atlas Six, libro con el que tiene algunas semejanzas. Los alumnos de la escuela en Stealing Infinity son más jóvenes, y durante el proceso de reclutamiento tampoco tienen muy claro que se espera de ellos.

El ritmo de la novela es bastante rápido, eso es algo que hay que concederle a Alyson Noël, que consigue presentarnos más de 100 capítulos en esta primera parte de una serie. Por desgracia, ese es uno de los escasos puntos favorables de la publicación.

La explicación de cómo se llevan a cabo los viajes en el tiempo es sencillamente inexistente, pero el por qué se realizan quizá sea que se lo esté guardando para los siguientes volúmenes, porque tras más de cuatrocientas páginas que sea por el capricho de tener objetos valiosos de un multimillonario se queda bastante coja. Deja entrever que hay otras razones, pero como deja entrever tantas otras cosas en una primera entrega que apenas tiene cohesión como obra independiente, dejando una gran cantidad de tramas abiertas con un final que te deja una sensación de incompletitud, como si la autora hubiera cortado en esa página porque la máquina de escribir se le quedó sin tinta, no porque fuera el final que había planeado.

Los personajes son bastante planos, entiendo que estamos ante una novela juvenil pero es que parecen arquetipos de instituto americano, la animadora con mal fondo, el amigo comprensivo secretamente enamorado de la protagonista… Como digo, todo demasiado previsible.

La recreación de las escenas históricas en las que interviene la protagonista es más plana que Castellón, y que cada vez que la protagonista se encuentre en una encrucijada le vengan recuerdos de su padre desaparecido que casualmente le explicaba lo que le hacía falta, es un insulto a la inteligencia del lector.

La interpretación en el audiolibro por parte de Suzy Jackson, Pete Bradbury y Julian Elfer es muy correcta, pero es que el material de partida ya era deficiente. No puedo recomendar esta lectura.

A Mirror Mended

No hace falta que venga yo a cantar las alabanzas de Alix E. Harrow, ya lo hacen muy bien por ella sus obras, afortunadamente bastantes de ellas disponibles en nuestro idioma. Así que hoy vamos a hablar un poquito sobre su última publicación, A Mirror Mended, la segunda entrega de su saga con multiversos en los cuentos de hadas más famosos.

Ya conocimos a la protagonista, Zinnia Gray, en A Spindle Splintered, así que ahora seguiremos sus pasos ya como “arregladora” experimentada de fábulas. Los puntos fuertes que ya tenía la primera novela, como un humor desenfadado y un ritmo trepidante, siguen presentes aquí, en un audiolibro de apenas tres horas que se escucha con una sonrisa en los labios. También es cierto que el humor es tan, pero tan actual, que a veces me hacía pensar si es un libro que pueda no envejecer bien a pesar de la atemporalidad de los cuentos de hadas. Pero, ¿qué más da? Que nos quiten lo bailao.

Zinnia quiere un cambio en su vida después de haber perdido la cuenta sobre cuántos problemas narrativos ha arreglado en las distintas versiones de la Bella Durmiente por las que ha pasado. Está preparada para el cambio, así que cuando acaba en la historia de Blancanieves lo que más la sorprende no es nuevo escenario, si no quién requiere su ayuda en esta historia.

Me gusta muchísimo cómo cuenta Alix la historia, dando con el tono justo entre el humor y la reflexión, además de que deja meridianamente clara la bisexualidad de la protagonista, algo que es muy de agradecer. Además, no deja de lado el multiverso y las consecuencias que en su tejido puedan tener los constantes viajes e intervenciones de Zinnia, añadiendo ese pequeño, ligero toque de ciencia ficción que para mí es la guinda del pastel de una serie más que entretenida y memorable.

No puedo dejar de hacer mención a la narradora del audiolibro, Amy Landon, que hace una labor encomiable, consiguiendo que te zambullas en la historia y que no quieras dejarla en ningún momento.

Kingdoms of Death

Parece mentira que ya vayamos por la cuarta entrega de esta saga épica de space opera, cuya complejidad y atractivo hace que palidezcan otras en comparación. Aunque normalmente se habla de worldbuilding cuando mencionamos la creación de escenarios, ambientación y cultura que llevan a cabo los autores para dotar de contexto a sus libros, me parece que en el caso de Ruocchio vamos a tener que forjar un nuevo término, el universebuilding, así de grandiosa es la labor que está realizando.

Kingdoms of Death continúa la narración en primera persona de las andanzas de Hadrian Marlowe, pero con un tono mucho más oscuro que las anteriores entregas, con un desesperanza y una tristeza que impregnan cada una de las muchas páginas del libro. Se podría decir que es más comedido en el sentido de que gran parte de la trama transcurre en un solo lugar, aunque en periodo bastante prolongado de tiempo. Es muy difícil comentar una novela que continúa lo narrado en las tres anteriores sin destripar nada y sería injusto hacerlo porque gran parte del placer narrativo que tienen estos libros es ir conectado las piezas que el autor va mostrando poco a poco.

El libro tiene un comienzo que avasalla con una batalla muy bien narrada, pero pronto cambia de rumbo a una historia mucho más personal y triste, una descripción de cómo la tortura y la soledad pueden llegar a quebrantar la voluntad más férrea.

La prosa es maravillosa, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados el autor, con sus sólidos conocimientos de cultura clásica reflejados en una sociedad situada miles de años en el futuro. Kingdoms of Death se centra mucho en los sacrificios que se han de realizar buscando un bien mayor, en la balanza moral entre lo que se ofrece y lo que se consigue. ¿Cuánto vale la vida de una persona? es una pregunta siempre presente en este libro.

Como en otras ocasiones he disfrutado de esta novela en formato audiolibro. La labor de Samuel Roukin es estupenda, aunque he de reconocer que en esta ocasión el tono escogido para el peor de los villanos que aparecen no me convence para nada. Me rechinaba que alguien capaz de aniquilar mundos enteros tuviera casi voz de pito, aunque esto como digo es una sensación muy personal que no sé si será compartida por los demás cuando escuchen el audiolibro.

Ya solo nos falta otra novela para poder contemplar esta obra como un ente completo, en ese futuro de dentro de 20000 años con la humanidad bajo la amenaza alienígena.