Candy

Lavie Tidhar fue tan amable como para hacerme llegar un copia electrónica de Candy, su nueva novela para un público infantil. Candy es una nueva muestra de la versatilidad del autor, capaz de escribir libros muy duros como The Violent Century, fix-ups maravillosos como Central Station o esta pequeña joyita.

Candy es una novela de detectives, una de las obsesiones del autor. El comienzo no puede ser más típico y tópico de estas historias, donde el investigador recibe la visita en su despacho de un miembro poco recomendable de la sociedad que solicita su ayuda para un caso. Pero Tidhar cambia los papeles y el escenario, utilizando una protagonista femenina de unos doce años y una búsqueda de un objeto muy preciado, un osito de peluche. Que el despacho sea el cuarto de aperos del jardín de la madre de Candy es otro detalle más dentro de una larga cadena que nos va a mantener entretenidos durante un rato.

Del mismo modo que las novelas noir situadas durante la ley seca muestran que la ilegalización provoca mayor interés por lo prohibido, en la ciudad de Candy no se pueden tomar dulces por orden del alcalde, así que todos los niños andan como locos por conseguirlos. Se han creado auténticas mafias infantiles para el tráfico de estas sustancias adictivas. ¿Quizá el osito de peluche ha sido víctima de un secuestro organizado por estos hampones en potencia?

El libro no es complejo ni lo pretende, pero es divertido y en algunos momentos aleccionador. Sus personajes son totalmente creíbles, esas mentes infantiles que se están preparando para dar el salto a la adolescencia, que comienzan a ver cómo funciona el mundo a su alrededor y no les gusta lo que ven. Pero aún les queda inocencia para reirse en el momento inoportuno y para confiar ciegamente en otras personas.

En el libro también aparecen policías corruptos, políticos con agendas ocultas y tramas urbanísticas. Es sorprendentemente actual a pesar de que la base de partida pueda parecer estrambótica.

Quiero hacer también mención de las ilustraciones que acompañan el texto, obra de Mark Beech, que me encantan. Me recuerdan a las del Pequeño Nicolás en las ediciones que leí hace mucho tiempo, un poco socarronas pero muy agradables a la vista. Parecen esquemáticas pero no lo son ni mucho menos. Acompañan la lectura muy bien, añadiendo un entretenimiento visual. Entiendo que su principal objetivo son los niños y pienso que les van a gustar.

Creo sinceramente que Candy es un libro que merece la pena leer y no me parecería descabellado apostar por su publicación en español.

El fin de los sueños, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Dream A Little Dream Of Me en la versión de Blind Guardian (SpotifyYoutube). 

No cabe duda de que la literatura fantástica juvenil está viviendo un momento dorado en cuanto a cantidad y calidad y, sobre todo, en cuanto a éxito comercial (supongo que no hace falta ni nombrar bombazos como Harry Potter o Los Juegos del Hambre). Aunque la mayor parte de los títulos proceden de fuera de nuestras fronteras, donde incluso autores como Brandon Sanderson, China MiévillePeter F. Hamilton o Paolo Bacigalupi han hecho sus pinitos en el género, en nuestro país también contamos con magníficos ejemplos de este tipo de libros. El fin de los sueños, novela recientemente publicada por Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina, es una muy buena muestra de ello.

Continuar leyendo «El fin de los sueños, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina»

The Rhitmatist, de Brandon Sanderson

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Hedwig’s Theme de la banda sonora de Harry Potter y la Piedra Filosofal (SpotifyYoutube)

Puesto que Brandon Sanderson se ha convertido en poco tiempo en uno de mis autores favoritos, tenía grandes expectativas con The Rithmatist, una novela que, además, presentaba un argumento más que interesante. Por desgracia, aunque el libro me entretuvo y me enganchó lo suficiente como para leerlo entero en apenas dos días, me dejó con una sensación agridulce.

Continuar leyendo «The Rhitmatist, de Brandon Sanderson»

La canción secreta del mundo, de José Antonio Cotrina

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Secrets in a Weird World de Rage (SpotifyYoutube).

La canción secreta del mundo supone el retorno de José Antonio Cotrina a un universo, el de «Entre líneas» y Las fuentes perdidas, sobre el que el autor no escribía desde hace (cuéntenlos bien) diez años. La espera ha sido larga, pero ha merecido la pena. ¡Vaya que sí! Nos encontramos ante una excelente novela, una obra maravillosa que, además, puede ser disfrutada completamente por lectores que no estén familiarizados con la obra de Cotrina (aunque los seguidores habituales del escritor encontrarán alguna que otra recompensa extra).

Continuar leyendo «La canción secreta del mundo, de José Antonio Cotrina»

Half a King, de Joe Abercrombie

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Let It Go de la banda sonora de Frozen (SpotifyYoutube).

Del mismo infame, amargado y resentido blogger que nos trajo «No he podido terminar El nombre del viento« y «No sé que le veis a Jagannath« nos complace presentar… ¡un nuevo informe en minoría! Porque he leído Half a King, la nueva novela de Joe Abercrombie, y, muy en contra de la que parece ser la opinión mayoritaria, sólo puedo calificar la experiencia como decepcionante. Tremendamente decepcionante.

Continuar leyendo «Half a King, de Joe Abercrombie»