Libro gratis : Visions, Ventures, Escape Velocities: A Collection of Space Futures

Gracias al chivatazo de Marcheto, he podido saber de la existencia de esta recopilación. Visions, Ventures, Escape Velocities: A Collection of Space Futures consta de una serie de ensayos y relatos que imaginan la expansión de la humanidad por el espacio y está disponible para su descarga gratuita.

La colección ha sido editada por Ed Finn y Joey Eschrich, que han contado como editora invitada con Juliet Ulman.

El plantel de autores es más que recomendable:

Madeline Ashby, Steven Barnes, Eileen Gunn, Ramez Naam, Carter Scholz, Karl Schroeder, Vandana Singh

Los ensayos vienen de las plumas de:

 Jim Bell, Lawrence Dritsas, Linda T. Elkins-Tanton, Emma Frow, Roland Lehoucq, Andrew D. Maynard, Clark A. Miller, Deji Bryce Olukotun, Steve Ruff, William K. Storey, Sara Imari Walker, G. Pascal Zachary

También incluye una entrevista a Kim Stanley Robinson.

Meeting infinity

meeting-infinity-coverLa increíble capacidad de trabajo de Jonathan Strahan le permite publicar varias antologías por año. Uno de los proyectos más interesantes en los que ha participado son los de la serie Infinity, por definirlos de algún modo. Con las buenas sensaciones que me dejó Reach for infinity, comencé la lectura de Meeting infinity con las expectativas bastante altas.

“Rates of Change” de James S.A. Corey

Me parece que este relato es un buen comienzo para una antología, con unos autores que se están haciendo un nombre en la ciencia ficción.  La posibilidad de cambiar entre cuerpos  permite vivir con un organismo joven durante toda la existencia, pero el problema del rechazo a ese ser extraño en el que habitamos no es de fácil solución. Si además, añadimos el conflicto generacional entre padres e hijos, la mezcla mejora.

“Desert Lexicon” de Benjanun Sriduangkaew

Muy en la línea de los relatos de la autora, jugando con las modificaciones corporales y de la memoria. Aunque en este caso se trate de un experimento de campo para sobrevivir a las condiciones más duras. No es de los mejores de Benjanun.

“Drones” de Simon Ings

Curiosísimo relato con tintes postapocalípticos, en el que una nueva sociedad se ha creado. Los recursos disminuyen y las mujeres son un bien escaso. El comienzo del cambio ocurrió con un hecho que nos parecerá nimio pero no lo es: la muerte de las abejas.

“Body Politic” de Kameron Hurley

Demasiado complejo para mí. En esta historia la tecnología orgánica se enfrenta a la inorgánica. La narración se ve desde dos puntos de vista, pero al final resulta confusa y poco lograda.

“Cocoons” de Nancy Kress

La adaptación necesaria para vivir en un nuevo planeta puede venir por modificaciones buscada por el ser humano o impuestas por el exterior. En esta ocasión , Kress torna la amenaza externa en posible colaboración. Realmente interesante.

“Emergence” de Gwyneth Jones

Muy buen relato de Jones, sobre los cambios que la humanidad habrá de afrontar para conseguir la inmortalidad. También es importante el concepto de humanidad y libertad de la Inteligencias Artificiales,  con un sistema solar dividido entre la zona exterior, en la que están reconocidas como «seres libres» y la zona interior, donde son solo esclavos.

“The Cold Inequalities” de Yoon Ha Lee

Espectacular relato sobre la huida de la Tierra de una nave espacial con la presencia de un polizonte inesperado. Trata temas muy en auge como son el colonialismo y la memoria histórica desde una perspectiva de ciencia ficción.

“Pictures from the Resurrection” de Bruce Sterling

No me ha gustado nada el mundo descrito por Sterling en un futuro desolador.

“Aspects: A Galactic Centre Story” de Gregory Benford

Sin haber leído la saga del Centro Galáctico me temo que el relato queda un poco vacío de contenido.

“Memento Mori” de Madeline Ashby

Me ha gustado mucho esta historia sobre la posibilidad de ir cambiando de cuerpo tomando la decisión de guardar o no los recuerdos. ¿Que pasaría si una de nuestras iteraciones anteriores sí hubiera querido recordar?

“All the Wrong Places” de Sean Williams

Posiblemente el relato más original de toda la antología, la búsqueda de su amada por parte del protagonista le lleva a los límites del Universo, siempre viajando hacia delante, siempre luchando contra las probabilidades.

“In Blue Lily’s Wake” de Aliette de Bodard

El tratamiento de una extraña enfermedad que parece hacer coexistir en el mismo plano distintas realidades es el hilo conductor de esta historia de Xuya. Un acto egoísta puede generar buenas consecuencias, pero si el precio que se ha de pagar son vidas humanas, ¿se podrá sobrellevar la culpa?

“Exile from Extinction” de Ramez Naam

Muy curiosa esta aportación de Naam, con un tono menos optimista de lo que en él es costumbre pero no por ello menos creíble. Como en el relato de Yoon Ha Lee, una nave huye de la Tierra en guerra con una valiosa carga.

“My Last Bringback” de John Barnes

Cargado de resentimiento, esta narración desde el punto de vista de uno de los últimos humanos «naturales» que quedan en el mundo en contraposición a los «mejorados» es cruel y a la vez aleccionador.

“Outsider” de An Owomoyela

Una búsqueda de la respuesta a la pregunta: ¿qué nos hace humanos? ¿Es el libre albedrío? Si durante décadas los humanos se han tenido que modificar para subsistir, ¿seguirán siendo humanos?

“The Falls: A Luna Story” de Ian McDonald

McDonald ha encontrado un filón con sus historias de Luna, y no seré yo quien le distraiga de seguir escribiendo en este maravilloso escenario. Es este un relato de conflicto generacional y de cambio, de adaptación al medio y de aceptación de las limitaciones propias, y ante todo, una bellísima historia de amor materno-filial.

Tras terminar de leer la antología, que me parece de un nivel bastante alto, no he podido evitar acordarme de Takeshi Kovacs de Richard Morgan. Me hubiera gustado ver una colaboración de este autor en esta antología. Por lo demás, tras un comienzo algo titubeante, las historias van mejorando y dejan un agradable recuerdo.

Apex

apexHay algunas veces en las que te gusta tanto una historia que no deseas que acabe. Esto mismo me ha pasado con la trilogía Nexus de Ramez Naam, aunque he de reconocer que me parece que la ha concluido de una forma brillante.

La longitud de Apex, el último libro de Ramez, asusta un poco. Son 600 páginas, lo que cuando menos asegura varias jornadas de lectura. Sin embargo, la fluidez con la que se desarrolla la acción hace que este detalle no tenga importancia.

El autor de origen egipcio hace una apuesta arriesgada. El número de puntos de vista y situaciones crece exponencialmente respecto a las entregas anteriores, y en más de un momento puede parecer que pierde el control de las escenas, ya que muchas ocurren de forma simultánea. No obstante, con un envidiable uso del cliffhanger consigue salir con soltura de este múltiple juego malabar en que se convierte Apex. ¿Utilizará él mismo Nexus para aumentar sus capacidades? Habría que preguntárselo.

El ritmo, que ya era bueno en Nexus y Crux, consigue llegar a ser endiablado sin dejar información por el camino. Las apuestas cada vez son más altas, y lo que se atisbaba antes (el futuro de un mundo en el que los posthumanos están a la vuelta de la esquina) ahora se convierte en una realidad.

El mayor fallo que le veo es el excesivo optimismo del que hace gala su autor. Su confianza en la intrínseca bondad de la raza humana es admirable, aunque quizá un poco ingenua también. Ante la amenaza de la destrucción mutua asegurada son las decisiones individuales, no las de los gobiernos las que inclinan la balanza.

También me parece que se confía en exceso en la solución óptima para el Dilema del Prisionero reiterado, llegando a convertirse en el pilar fundamental del desarrollo de los últimos capítulos. Habría mucho que hablar sobre si una decisión moralmente reprochable puede dar resultados buenos a largo plazo.

En definitiva, si con mis anteriores reseñas no te había convencido de que leyeras a Naam, ya ni siquiera te queda la excusa de decir que solo lees sagas completas. Ya tienes a tu disposición los tres títulos y te aseguro que si empiezas, te resultará difícil parar.

Entrevista a Ramez Naam

naamEn colaboración con Sense of Wonder, os traemos una entrevista con el fabuloso Ramez Naam, que ha tenido la amabilidad de responder a nuestras preguntas. Podéis leer la entrevista en inglés aquí.

¿Cuándo supiste que querías ser escritor? ¿Qué otros autores te han influenciado? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

He leído ciencia ficción toda mi vida, pero nunca me puse en serio a intentar escribir una novela. Nexus llegó casi por accidente. Escribí unos cuantos capítulos por diversión, pensando todo el tiempo que estaba escribiendo una historia corta. A mis amigos les gustó y me animaron a mejorarla y terminarla. En algún momento me di cuenta de que tenía una novela entre manos.

Hay muchos grandes autores. John Barnes es increíblemente versátil y me ha influenciado mucho. Admiro a Cory Doctorow por sus libros y su lucha continua por la justicia social. Desde hace poco soy muy fan de Hannu Rajaniemi, que también es mi amigo. Su trilogía Quantum Thief es una de mis lecturas favoritas de ciencia ficción en los últimos años.

nexusAunque creciste y vives en EE.UU., naciste en Egipto. ¿Crees que esto ha tenido influencia en tu forma de escribir? ¿Qué piensas sobre la actual diversidad en la ciencia ficción?

Crecí consciente de que existía un mundo más amplio. Muchos estadounidenses no lo saben. Estados Unidos es un país tan grande, casi un continente, que sus habitantes pueden ignorar el mundo fuera de sus fronteras.

Actualmente se escribe mucha ciencia ficción. Pero es extraño que autores no norteamericanos entren en el mercado de EE.UU. Por eso estoy tan contento de ver a Liu Cixin con su nominación al Hugo por The three-body problem. Dentro de los escritores anglófonos, Ian McDonald me ha influenciado mucho porque sitúa sus novelas fuera de EE.UU – India, Turquía, Brasil…

¿Tu trabajo en Microsoft ha influido en tu forma de escribir? ¿Qué nos puedes explicar sobre Apex NanoTechnologies? ¿Qué similitudes y diferencias ves entre escribir código y escribir ficción?

Trabajar en Microsoft y en una start-up me ha enseñado mucho sobre cómo funciona realmente la tecnología y cómo se construye.

Código y ficción son muy diferentes, pero manejo mi escritura de ficción como si estuviera escribiendo código. Construyo un plan para el libro – un guión muy detallado. Y después lo transformo en un calendario para mí mismo, asignado ciertas escenas o capítulos a ciertos días. Cada escritor se organiza de una manera distinta. Esta me funciona bien.

Tus libros están situados en un futuro muy cercano. ¿Temes que se queden obsoletos pronto?

¡Estoy seguro de que quedarán obsoletos! (Risas) No es solo porque estén situados en un futuro cercano, sino porque el mundo cambia muy rápido. He escrito sobre gente conduciendo coches en el futuro. No tengo apenas drones. Muchos libros situados en el espacio todavía tienen pilotos humanos. Dentro de un tiempo vamos a echar la vista atrás y reírnos cuando veamos estas cosas.

RTEmagicC_water_web_bookmark_style.gifNos encantó tu historia “Water”, pero también es un poco terrorífica. ¿Crees que estamos preparados para ese tipo de tecnología? ¿Crees que estas investigaciones científicas deberían ser financiadas por compañías privadas o por gobiernos?

La escribí para que asustara. 😀 Creo que la investigación puede ser financiada por compañías privadas pero necesitamos protección para el consumidor. Todavía no estamos muy cerca de que las interfaces ordenador-cerebro sean comunes – creo- pero representarán simultáneamente una gran promesa y un verdadero desafío cuando estén preparadas.

De nuevo hablando sobre “Water”. ¿Qué piensas sobre que esté nominada al premio Seiun?

¡Es un gran honor! Y Nexus no se ha traducido todavía al japonés, así que espero que a través de “Water” los lectores japoneses conozcan mi trabajo… y quizá permita que Nexus llegue a Japón.

¿Cuáles son las diferencias principales entre escribir ficción y no ficción? ¿Esperas llegar al mismo público con ambos?

Algunas personas leen solo uno u otro. Con la no ficción puedes ser más claro y directo. Con la ficción, tu mensaje debe ser secundario para poder contar una buena historia. Al mismo tiempo, la gente viene y me dice que mis novelas les han tenido despiertos leyendo hasta las tres de la mañana. Eso no pasa con la no ficción.

cruxEn tu trabajo, tanto de ficción como de no ficción, tienes una posición clara (y bastante optimista) a favor de la investigación científica y el progreso tecnológico.  ¿Crees que cualquier investigación es legítima? ¿Existe el “conocimiento peligroso”?

Algunos conocimientos son más peligrosos que otros. El conocimiento de cómo hacer una bomba nuclear o biológica es peligroso. Pero la gente aplica la idea del “conocimiento peligroso” demasiado a la ligera. Cuando ves a alguien que dice eso, normalmente están tratando de detener una idea. Y normalmente no es porque esa idea sea peligrosa para la sociedad, si no porque es peligrosa para los poderosos.

more-than-human-cover-smallerTu libro More Than Human fue publicado hace casi 10 años. ¿Qué ha cambiado desde entonces? ¿Cuál es el avance reciente en implantes cerebrales y aumentos corporales que más te entusiasma? ¿Están los posthumanos y transhumanos más cerca o más lejos de lo que esperabas cuando escribiste el libro?

Las cosas se han movido más lentamente de lo que esperaba en More Than Human. Pensaba que, a estas alturas, tendríamos progresos en terapia genéticas, en el envejecimiento, etcétera. Me ha hecho darme cuenta de cuán lenta avanza la ciencia y cómo muchos descubrimientos excitantes no terminan de funcionar. Dicho lo cual, todavía estoy entusiasmado con los interfaces ordenador-cerebro y percibo una nueva ola de innovación en ese campo.

¿Qué opinas de la llamada Singularidad Vingeana? ¿Es inevitable, como afirman Ray Kurzweil y otros, o es solamente fantasía?

No creo que vaya a haber ninguna singularidad en el futuro cercano. Es muy difícil conseguir un crecimiento sostenido de las mejoras. Hacer que algo sea el doble de inteligente no requiere el doble de trabajo. Probablemente necesita cuatro o diez o cien veces más trabajo. Escribí un post en mi blog sobre ello: The Singularity is Further Than it Appears.

apex¿Qué nos puedes contar sobre tus futuros proyectos? Apex, el tercer libro de la serie de Nexus, acaba de ser publicado. ¿Será el último situado en ese universo o planeas visitarlo de nuevo?

Me encanta el mundo de Nexus, pero Apex es el último libro situado en él; al menos durante un tiempo. Es hora de probar algo nuevo. El siguiente libro será otra novela de ciencia ficción. ¡Y eso es todo lo que puede decir por ahora!

¿Son las redes sociales importantes en tus relaciones con otros escritores y con tus lectores?

¡Sin duda! He hecho amigos online (particularmente en Twitter) a los que nunca he conocido personalmente. Los escritores compartimos ideas y nos apoyamos y animamos unos a otros. Los fans me envían halagos y preguntas y enlaces interesantes que piensan que debería ver. Es genial.

¿Qué nos puedes decir acerca de la posibilidad de publicar tus libros en español? ¿Qué opinas de leer traducciones? ¿Piensas que el traductor debe ser guiado por el autor?

¡Nexus está siendo traducido al español es estos momentos! Será publicado por Editorial Planeta. Todavía no tenemos una fecha. Confío en mis traductores. Tienen un trabajo muy difícil, pero hasta el momento la retroalimentación de los lectores de todo el mundo me indica que han hecho una labor excelente.

Además de escribir, habitualmente das conferencias en todo tipo de congresos y simposios. ¿Cuál es la charla más extraña a la que te han invitado?

La charla más intimidante que he dado fue a un grupo de neurocientíficos. El director de un instituto de investigación me pidió que fuera a hablar a su personal sobre el futuro de la ciencia del cerebro. ¡Estaba nerviosísimo! Pero todo salió extremadamente bien.

¿Dónde pueden nuestros lectores averiguar más cosas sobre ti y tu trabajo?

En rameznaam.com o en Twitter: @ramez

De nuevo queremos agradecer la disponibilidad de Ramez para hacer esta entrevista. ¡Ha costado pero lo hemos conseguido!

Crux

cruxLa lectura de Nexus me dejó muy buen sabor de boca, pero ha pasado bastante tiempo hasta que he podido leer Crux, la siguiente entrega de la serie con la que Ramez Naam está explorando el futuro cercano siguiendo la corriente del transhumanismo.

Los puntos fuertes de Nexus también están presentes en Crux, mezclando sabiamente la acción y el espionaje propios del technothriller con la especulación y las hipótesis sobre el cambio de la humanidad que distinguen a la buena ciencia ficción. Naam no necesita explicar ni las motivaciones de los personajes ni la situación mundial, que ya conocemos de nuestra lectura anterior. Libre de estas cargas expositivas, puede dar rienda suelta los múltiples puntos de vista desde los que narra la historia.

Este recurso, aunque sirve para acelerar de forma asombrosa el ritmo de la narración, también añade un poco de confusión al conjunto, siendo este el principal problema que le encuentro a la novela. Los múltiples hilos temporales que se desarrollan simultáneamente hacen que a veces dudemos de qué acciones suceden antes o después. Realmente no supone un gran obstáculo a la hora de la lectura, pero es cierto que se podría haber resuelto de forma más correcta.

Aunque el libro se puede disfrutar simplemente como una historia de espías, mis partes favoritas son aquellas en las que se pone en tela de juicio la capacidad de la humanidad para aceptar las mejoras que pueden llegar a crear una nueva clase de superhombres, con párrafos como estos:

Computer scientists, philosophers, futurists, writers of speculative fiction – they’d all written about the dangers of runaway superintelligence. If humanity ever created a being of radically increased mental capabilities, it placed itself at grave risk. That new being could be benevolent, of course. That would be the hope. Or it could be malicious, or simply indifferent to humans. It could seek to change the world in ways that it saw as improvements, but which were incompatible with the interest of its creators.

Dilemma, Mr. President. If you were a Neanderthal and could stop humans from coming into being, or stop them from getting a foothold, you might extend the life of your species, but leave the world a poorer place.

En definitiva, el punto fuerte de la ciencia ficción de este autor es la exposición de las ideas. Toda la serie pivota sobre una distinción, el hecho de que la tecnología puede ser utilizada para el bien o para el mal, puede ser desagradable o sublime. Este núcleo fundamental, que el egipcio adorna con una prosa eficiente y con mucha acción, constituye una lección de moralidad para todos los lectores de Crux. Espero que Apex, el desenlace de la trilogía, mantenga el nivel, porque nos encontraremos ante una serie imprescindible de llamada near-future science fiction.

Ganadores premios Endeavour 2014

Este año los jueces del premio Endeavour han sido Catherine Asaro, Scott Edelman y Matthew Johnson. Su labor no ha debido ser fácil, ya que ha habido un empate por el galardón, concedido a una novela o colección de relatos de un autor del Pacífico Noroeste.

Los ganadores han sido:

  • Nexus, Ramez Naam (Angry Robot)
  • Requiem, Ken Scholes (Tor)

Los finalistas han sido:

  • Protector, C.J. Cherryh (DAW)
  • King of Swords, Dave Duncan (47North)
  • Meaning of Luff, Matthew Hughes (CreateSpace)

¡Enhorabuena a los ganadores!

Finalistas premios Endeavour

Ya se conocen los finalistas de los premios Endeavour para libros de ciencia ficción o fantasía. Son los siguientes:

King of Swords de Dave Duncan (47North)
Meaning of Luff de Matthew Hughes (CreateSpace)
Nexus de Ramez Naam (Angry Robot)
Protector de C.J. Cherryh (DAW Books)
Requiem de Ken Scholes (Tor Books)

Me alegra que Nexus siga cosechando nominaciones, es un libro que lo merece.