Anunciada una nueva novela de Liu Cixin

Tor Books ha anunciado la publicación en octubre de Supernova Era, una nueva novela de Liu Cixin traducida por Joel Martensen.

Esta es la sinopsis:

Eight light years away, a star has died, creating a supernova event that showers Earth in deadly levels of radiation. Within a year, everyone over the age of thirteen will die.

And so the countdown begins. Parents apprentice their children and try to pass on the knowledge they’ll need to keep the world running.

But the last generation may not want to carry the legacy of their parents’ world. And though they imagine a better, brighter world, they may bring about a future so dark humanity won’t survive.

Mi traducción:

A ocho años luz, una estrella ha muerto, creando un evento supernova que bañará la Tierra en niveles mortales de radiación. En menos de un año, cualquiera mayor de 13 años morirá.

Y así empieza la cuenta atrás. Los padres enseñan a sus hijos y tratan de hacerles llegar el conocimiento necesario para que el mundo siga funcionando.

Pero la última generación puede que no quiera continuar con el legado de sus padres. Y pueden imaginar un mundo mejor, para sobrevivir a un futuro tan oscuro al que la humanidad no puede sobrevivir.

Y aquí la portada:

Death’s End

El fin de una de las lecturas que más me ha impactado dentro de la ciencia ficción y a su vez una de las que más trabajo me ha costado leer.

El despliegue de imaginación e ideas del que hace gala Liu Cixin es difícilmente equiparable a cualquier otro libro que haya leído. Por su propia originalidad y alcance, el esfuerzo que he tenido que dedicar a la lectura para intentar comprenderlo todo ha sido muy grande, aunque satisfactorio.

Gran parte del misterio de esta novela es desvelar la información que obtenemos mediante fábulas. Me gustaría hacer especial hincapié en el estilo de escritura de estas fábulas, capaz de almacenar información de vital importancia en un envoltorio aparentemente destinado al público infantil. Además, estos relatos por sí solos están escritos de una manera muy atractiva, y me atrevería a decir que distinta al resto de la novela, de forma que podemos ver una faceta alternativa del escritor de ciencia ficción dura.

Este comentario viene también a luchar contra una sensación que he tenido a lo largo de la lectura de la trilogía entera. Los personajes no tienen mucha profundidad, solo son un vehículo para exponer las ideas de Liu Cixin. Todavía no sé y creo que nunca lo sabré si esta extrañeza que me causa su prosa es debida a la forma de escribir en China en general o a su forma de escribir en particular. En ocasiones es arduo avanzar y no solo por las ideas, que también, si no por la forma de comportarse de los individuos. Muchas de sus acciones chocan frontalmente con lo que quizá se pueda definir como «moral» (quizá debería añadir occidental).

Al principio de la narración hay algunos momentos en que se ve venir cuál será el siguiente giro, pero esto solo me ha ocurrido al principio y de forma puntual. Conforme se va avanzando en el tiempo resulta casi imposible adivinar qué derroteros va a tomar la historia. Reconozco que en un momento de la lectura me vi totalmente superada por los conceptos. Aunque estaban explicados razonablemente mi inteligencia o mi imaginación no daban para tanto.

Death’s End es una novela de ideas, pero ¡qué ideas!.

Invisible planets

invisibleYa antes de conocer a Ken Liu en persona en el Festival Niebla, estaba fascinada por su capacidad de trabajo. Pero es que después de hablar con él y ver todo lo que hace, me parece aún más increíble. No podía dejar pasar la oportunidad de ver su faceta como editor, así que me lancé a la lectura de Invisible Planets.

La idea de presentar diversos relatos de ficción china traducidos al inglés es llamativa desde un principio. Un país tan grande forzosamente tiene que tener perspectivas muy diferentes. Es imposible hacer una selección representativa si en primer lugar no definimos bien los límites. Es por esto que la labor de Liu es ingente:  escoger los relatos, traducirlos, en cierto modo «justificar» su selección… Ahora veremos si ha salido airoso de tan ardua tarea.

Chen Qiufan

The Year of the Rat

Es curiosa esta forma de empezar la antología, con un enfrentamiento cuasimilitar ante unos animales modificados originalmente para ser mascotas adorables pero que consiguen escapar al mundo salvaje.

The Fish of Lijiang

Extraño relato sobre las consecuencias del estrés extremo al que estamos sometidos diariamente y su posible tratamiento.

The Flower of Shazui

Una muestra de cyberpunk, denunciando la obscena proliferación de edificaciones sin espacio para vivir y los abusos machistas a la vez. No me convence el final, pero la lectura merece la pena.

Xia Jia

A Hundred Ghosts Parade Tonight

En un tono marcadamente fantástico, vemos el destino final de los fantasmas que durante un tiempo captaron nuestra atención pero que luego fueron abandonados por otras atracciones.

Tongtong’s Summer

Apelando a los sentimientos familiares y con ideas sobre el tratamiento geriátrico que están cada vez más en boga, este relato llega al corazón. Todo aquel que haya conocido a sus abuelos y haya asistido a su declive se sentirá identificado en la narración.

Night Journey of the Dragon-Horse

Un relato bastante lírico en un mundo postapocalíptico donde solo quedan restos de las civilizaciones pasadas.

Ma Boyong

The City of Silence

¿Cuántas veces se puede hablar de las appropriate authorities en un relato? Muchas más de las que pensáis. Este relato protesta contra el pensamiento único y también contra la homogeneización del lenguaje puede resultar algo pesado, pero no por ello invita menos a la reflexión.

Hao Jingfang

Invisible Planets

Me encantan estos homenajes a Calvino donde los autores dejan libertad a su imaginación para describir nuevos mundos durante breves espacios de tiempo.

Folding Beijing

Entiendo este relato como una parábola sobre las desigualdades sociales y un aviso sobre la necesidad de reaprovechar los recursos naturales, pero en su desarrollo no me parece tan brillante como para haber ganado un premio Hugo.

Tang Fei

Call Girl

Aunque en principio podemos pensar que estamos ante una sórdida historia de prostitución juvenil, la narración cambia por otros derroteros fantásticos inesperados.

Cheng Jingbo

Grave of the Fireflies

Muy en la línea de la tradición aleccionadora de los cuentos más antiguos, una historia de amor imposible a lo largo del tiempo y el espacio.

Liu Cixin

The Circle

Esta pequeña adaptación de un capítulo de The three-body problem puede servir para conocer al autor. Si te gusta, no dudes en lanzarte a por la trilogía de los tres cuerpos.

Taking Care of God

Cuando los dioses desembarcan en la Tierra buscando el cobijo de sus hijos, surgen los inevitables conflictos generacionales.

En este relato destaca especialmente la crítica del tratamiento que la sociedad actual tiene hacia los mayores, un desentendimiento que se está expandiendo también en una cultura tan tradicional como la china. Aunque creo que ésta es la idea principal del relato, no hay que ignorar la idea de la inseminación de la Tierra como “inversión para el futuro”.

Me encanta este relato en español, en inglés o como sea.

El libro se completa con una serie de ensayos sobre la ciencia ficción china sin duda esclarecedores, pero que no hacen si no aumentar mi curiosidad por este nuevo mundo. ¿Para cuándo Invisible Planets 2?

Portada del nuevo libro traducido al inglés de Liu Cixin

Después del éxito de The Three-Body Problem y sus continuaciones, Tor va a continuar publicando obras de Liu Cixin. La siguiente en aparecer en 2017 será Ball Lightning, con esta espectacular portada:

ball-lightning-coverY la sinopsis:

When Chen’s parents are incinerated before his eyes by a blast of ball lightning, he devotes his life to cracking the secret of mysterious natural phenomenon. His search takes him to stormy mountaintops, an experimental military weapons lab, and an old Soviet science station. The more he learns, the more he comes to realize that ball lightning is just the tip of an entirely new frontier in particle physics. Although Chen’s quest provides a purpose for his lonely life, his reasons for chasing his elusive quarry come into conflict with soldiers and scientists who have motives of their own: a beautiful army major with an obsession with dangerous weaponry, and a physicist who has no place for ethical considerations in his single-minded pursuit of knowledge.

The Dark Forest

darkforestDurante demasiado tiempo la tiranía de las novedades y no encontrarme con la energía necesaria para leer este libro me habían alejado de Cixin Liu. Y no sabéis cómo me arrepiento.

Siguiendo la historia donde se dejó en The Three-Body Problem pero a su vez ampliándola de una forma «galáctica», Cixin Liu consigue vencer el síndrome del «segundo libro en una trilogía» con grandes dosis de sentido de la maravilla.

Si bien la trama personal del protagonista de The Dark Forest resulta algo floja en algunos tramos, no es obstáculo para el despliegue de ideas que no dejan de asombrarnos. Los diferentes planes que se van desarrollando ante nuestros ojos para proteger a la humanidad son cada uno de una escala mayor que el anterior, complementarios en algunos casos, pero siempre con un alto coste moral (algo que no sé si se explora lo suficiente en el libro).

Supongo que es casi obligado hablar algo sobre la traducción, tarea que en esta segunda entrega recae en manos de Joel Martinsen. Cixin Liu no es el mismo escritor en The Three-Body Problem que en The Dark Forest, pero es que el cambio de traductor también se nota. La prosa se me hizo más árida, más aséptica. La menor presencia de notas a pie de página también es notable, ya que quizán Martinsen buscaba la fluidez en la lectura y la famosa «invisibilidad» del traductor. Esto es un tema de debate muy interesante, me encantaría conocer la opinión de los traductores presentes en la sala al respecto.

Los personajes femeninos también están en retroceso. Me incomoda pensar que Zhuang Yan sea una figura meramente decorativa, pero es que parece que no desempeña otro papel. Me hubiera gustado que alguno de los estrategas del proyecto Wallfacer fuera una mujer. No obstante, la presencia de la capitana Dongfang Yanxu y de Keiko Yamakusi compensa algo este desequilibrio.

En un momento de la trama hay un salto temporal que creo que le viene bien a la historia, ya que con la criogenización podemos mantener a algunos de los personajes pero situados en un escenario totalmente distinto. Por si no nos había quedado claro, The Dark Forest es una loa a la investigación científica y al progreso humano, rebelándose contra el enquistamiento y el conformismo. Este mensaje queda patente en el último tercio del libro, pero es algo que se manifiesta en toda la trilogía.

Solo puedo decir que estoy deseando que leáis el libro para poder comentarlo con vosotros en profundidad.

Liu Cixin gana el premio Xingyun

Liu Cixin continúa con su trayectoria triunfal en este 2015. En esta ocasión ha ganado el premio Xingyun, algo así como el Nébula de China.

También este año se ha concedido por primera vez este premio al mejor guión para una película de ciencia ficción. La galardonada ha sido «Mist» escrita por Wang Kanyu y Wu Shuang.

Os adjunto la lista con los demás ganadores:

Mejor novela: (Vacante)
Mejor novelette/novella: The Ravenous, de Zhang Ran(张冉)
Mejor historia corta: Coming of the Light, de Chen Qiufan(陈楸帆)
Mejor libro infantil: The Last Three Nuke Bombs, de Zuo Wei(左炜)
Mejor nuevo escritor: Zhang Ran(张冉)
Mejor libro de trabajos originales (para el editor): Sichuan Science and Technology Publishing House / The Physics in “The Three-Body Problem”
Mejor libro importado (para el editor): Sichuan Science and Technology Publishing House / In the Loop; New Star Press / The Book of the New Sun [Empate]
Mejor trabajo crítico: Science Fiction in the Late Qing Dynasty: the Wild Creations, de Liang Qingsan(梁清散)
Mejor editor: Li Keqin(李克勤)
Mejor fan de ciencia ficción: Sun Yue(孙悦)
Mejor corto: (Vacante)
Mejor trabajo creativo para película: Of Cloud and Mist (script outline), de Wu Shuang(Anna Wu, 吴霜) y Regina Kanyu Wang(王侃瑜),  novella original de Regina Kanyu Wang(王侃瑜)
Premio a un logro superior: Liu Cixin(刘慈欣)
Novela más popular: The Age of Virus, de Yin He Xing Xing(银河行星)

Ya a la venta SuperSonic Magazine 2

Ya está disponible el número dos de SuperSonic Magazine, en el que colaboro. Os diría que las secciones son interesantísimas y los relatos también, pero lo mismo no os fíais de mí por ser parte interesada, así que pasaos por aquí, compradlo y juzgad por vosotros mismos.

Aquí tenéis los contenidos y la portada:

Portada de Alfred Portátil

Editorial
«Escamas» de Alastair Reynolds
Mutatis Mutandis: Voces de arena y escoria
«Kalamazoo» de Daniel Pérez Navarro
Entrevista a Rosa Montero
«Curse 2.0» de Liu Cixin
Alucinadas 2015
Castillos en el aire
Entrevista a Guillém López
«El Mantis» de Alejandra Decurgez
Ficción Científica: Relatos
La resistencia al cambio en la ciencia ficción
«Hot Cross Son» by Steve Redwood
«Off the shelf» by Steve Redwood
Lo bueno, si breve
«A su imagen» de Teresa P. Mira de Echeverría
Reconocimiento digital: Aliette de Bodard
Entrevista a Jesús Cañadas
«El átomo» de Nieves Mories
El chamán, el ritual y el mito en American Gods
Ghostwords con Aliette de Bodard
Mi primer Celsius ¿o era Sidrius?
Ciencia-ficción dura en el idioma de Cervantes
A Publisher’s Mistakes: On Conventions (I)
«Origen» de Ángel Luis Sucasas
China Miéville: el architexto de lo extraño
«La hierba» de Ekaitz Ortega
«The Memory-Setter’s Apprentice» by Alvaro Zinos-Amaro
El año que se rompieron los Hugo
Póker de cómics
Ciencia ficción 101: I am Legend
All your shorts are belong to us
Reseña El círculo de los trece monos de César Mallorquí
Reseña The house of shattered wings de Aliette de Bodard
Reseña A Head Full of Ghosts de Paul Tremblay
Reseña Children of Time de Adrian Tchaikovsky
Reseña Sorcerer to the crow de Zen Cho
Reseña Pronto será de noche de Jesús Cañadas

supersonic2

Portada de Death’s End

Ya tenemos aquí la portada del último libro de la trilogía de Liu Cixin, titulado Death’s End. ¿Qué os parece? Espectacular, ¿verdad?

DeathsEnd_CixinLiu

The three-body problem

t3bpAlgunas veces, lees un libro que ejerce tal fascinación sobre tí que hay que dejarlo reposar para poder hacerle un comentario acertado. Afortunadamente, me está pasando varias veces este año, lo que quiere decir que estoy leyendo cosas muy buenas.

Gracias a la insistencia de mi buen amigo @odo (paladín de la introducción de nuevos autores de ciencia ficción en España) me hice con un ejemplar de The three-body problem.

Al abrir sus páginas y comenzar la lectura, me he encontrado con un espectacular caudal de ideas que en ocasiones me ha desbordado, pero también con implicaciones políticas que sorprenden en una obra escrita en el poderoso gigante asiático que es China. La crítica a la revolución comunista no es nada velada y las cicatrices que ha dejado en la sociedad siguen apareciendo en el libro, situado temporalmente en un futuro cercano, aunque ciertas tramas se desarrollen en el pasado.

Durante la lectura a veces me he encontrado con el problema de los nombres chinos, que suenan de forma muy similar en mi oido inexperto, provocando varias visitas al dramatis personae que incluye The three-body problem.

El desarrollo de los personajes me ha parecido algo plano, menos en el que es mi preferido Da Shi, algo en lo que coincido con @leemaslibros. Y es que aunque este policía no deja de ser un secundario, cada una de sus apariciones supone un punto de inflexión en el transcurso de la novela. Su pensamiento lateral es utilizado en ocasiones como una especia de deux ex machina por el autor, algo tramposo en este aspecto. A veces parece que la novela avanza a trompicones.

Un tercio de la novela está dedicado a un videojuego (una especie de Civilization) donde se desarrolla la existencia de un planeta y cómo se van encadenando distintas civilizaciones que siempre acaban mal debido a la especial composición de su sistema solar (el famoso three-body problem). Aunque entiendo el uso del videojuego como vehículo de comprensión y de adoctrinamiento, me resulta difícil pensar que pudiera enganchar a un espectro tan grande de jugadores como anhela. Un videojuego en el que el tiempo transcurre de forma distinta según la fase, que sigue jugando aún sin tu presencia y que ofrece pocas recompensas. Quizá sea el desafío intelectual el que lo hace interesante.

Parece que solo le he encontrado pegas a la novela y no es así. Realmente estos escollos se veían totalmente cubiertos durante la lectura por la asombrosa cantidad de ideas que aparecen en cada página. Esto es ciencia ficción hard, con pocas o nulas concesiones de cara a la galería. Pero no importa. Cixin Liu gestiona conceptos físicos como la emisión de ondas o el ruido de fondo del Big Bang con gran fluidez y logra integrarlos en la narración (en un momento determinado me vino a la mente una imagen del libro Brasyl de Ian McDonald con la que sigo soñando en ocasiones). Mi sentido de la maravilla estaba funcionando a pleno rendimiento, así que no me importaba que la trama avanzara a veces mediante casualidades. La consistencia interna temporal de la historia también sirvió para que me entretuviera en hacer cuentas sobre cuándo llegaban determinados mensajes y si tenía sentido el desarrollo de los acontecimientos. Vamos, que me lo he pasado estupendamente leyéndola. Así que mi pregunta es ¿para cuándo el siguiente?