Archivo de la etiqueta: Claire North

The End of the Day

Me he llevado una tremenda decepción con este libro. Creo que he leído y comentado gran parte de la obra de Claire North, incluso escribí un artículo en Supersonic sobre ella y tenía muchas esperanzas puestas en The End of the Day, pero me he encontrado con un libro cansino y que vaga sin rumbo.

Para empezar, la sinopsis del libro es engañosa. Dice que el protagonista, Charie, conoce a todo el mundo, pero solo una vez. Pues va a ser que no, porque anda que no se los vuelve a encontrar. Esto es una menudencia, pero es un granito de arena más en el zapato.

El problema del libro es la falta total y absoluta de trama. No voy a exigir mucho, me basta con un tenue hilo conductor como usó Polansky en A City Dreaming. Pero es que en este caso solo vemos una sucesión de anécdotas y situaciones con intención moralizante, pero muy deslavazada. Durante toda la lectura no sabía adónde quería llegar la autora y lo que es más grave, parece que ella tampoco.

Ante esta tesitura, me quedaba disfrutar de esas imágenes y escenas, algo que tampoco he conseguido. North utiliza muy a menudo la repetición como herramienta de escritura, pero en este caso ha caído en su propia trampa. Para afianzar una idea se pueden utilizar otros métodos, como exponerla desde distintos puntos de vista. En The End of the Day no funciona así, se machaca una y otra vez, como un martillo pilón que siempre golpea en el mismo punto, siendo en este caso este punto la paciencia del lector. Algunas veces llegaba a ser exasperante volver a oir que el personaje llegaba “as a courtesy, as a warning”.

No solo se repiten expresiones, también hay algunas situaciones en las que Charlie se ve envuelto varias veces. No me hubiera extrañado nada verle decir, “¿por qué seré yo tan secuestrable?”.

Reconozco que no todo son puntos negativos en el libro. Al principio, antes de caer en un bucle infinito, el estilo de North tiene un punto poético. Y es cierto también que algunas de las denuncias que hace, principalmente de tipo social, son encomiables. Me gusta especialmente el golpe en plena línea de flotación de la homeopatía por ser un tema candente, pero cuando se trata de repartir estopa no queda títere con cabeza. El Ku Klux Klan, el racismo, la inmigración, el cambio climático… aquí no se libra nadie.  Es una auténtica lástima que el envoltorio de estas ideas quede tan pobre.

Portada de The End of the Day

Si digo que hay una nueva novela de Claire North en el horizonte, deberían pararse las rotativas inmediatamente. Pero además si leéis el blurb que os traigo y veis la portada, aunque no sea la definitiva no nos queda más que gritar : ¡la queremos ya!

Charlie meets everyone—but only once.

You might meet him in a hospital, in a warzone, or at the scene of traffic accident. Then again, you might meet him at the North Pole—he gets everywhere, our Charlie.

Would you shake him by the hand, take the gift he offers, or would you pay no attention to the words he says?

Sometimes he is sent as a courtesy, sometimes as a warning. He never knows which.

The sudden appearance of Hope

hopeClaire North es una autora que va de lo local a lo global, que usa pequeños cambios como base para grandes transformaciones y que está consiguiendo entusiasmar a muchos lectores de ciencia ficción entre los que me encuentro.

El eje sobre el gira la trama de The sudden appearance of Hope es muy original. La protagonista es una joven con un don o una maldición: nadie es capaz de recordar su cara. Cuando alcanza la adolescencia ni siquiera su propia familia puede saber quién es.

Esto implica que nunca tendrá un plato en la mesa para comer, que no podrá tener más que relaciones esporádicas con cualquier persona… Ante la imposibilidad de vivir así, Claire abandona su hogar y se embarca en un viaje constante. Desarrolla muy bien sus capacidades para el subterfugio y el robo, pero es que tiene una facilidad innata, siempre pasa desapercibida.

En la novela se ven los temas recurrentes en la obra de la joven autora. Los constantes viajes de sus protagonistas aquí están muy presentes. Se ve como North se va desarrollando como escritora en cada libro, dotando a sus personajes de una ambigüedad moral que nos hace plantearnos el dilema de la vida de Hope.

La protagonista tiene una mentalidad obsesiva compulsiva que se retrata en muchos capítulos de la narración. La enumeración de listas es una constante, llegando a resultar cansina. Esto a veces trastoca el ritmo de la narración y aunque en un principio es un recurso acertado, creo que se abusa de él.

Otros temas representados en este libro son de una actualidad pasmosa. La gamificación del comportamiento humano mediante apps que consiguen engancharnos en sus retos es algo que está ocurriendo a nuestro alrededor. North lo usa como un espejo en el que reflejarnos como sociedad y como individuos, y la imagen vacua que nos devuelve debería servirnos de aviso.

The sudden appearance of Hope es también un canto a la individualidad humana frente a lo genérico, frente a los patrones que definen qué es bello y qué no lo es. Si todos saliéramos del mismo molde el resultado final sería muy aburrido.

La novela tiene algunos fallos. Al ya mencionado abuso de las listas se le une también una cierta sensación de familiaridad con al prosa, quizá debido a que estoy leyendo todas las obras de Claire North de una forma muy seguida. Los saltos temporales que ya conocimos en Touch, la pugna por evitar el fin del mundo que ya vimos en The first fifteen lives of Harry August… Como dice mi amigo @mertonio, se trata de un camino ya transitado, aunque placentero.

Aunque estos inconvenientes me impiden darle la máxima nota a Hope, no por ello dejo de recomendar su lectura.

Además, aquí os traigo su infografía correspondiente, a ver qué os parece.

hope(2)

The first fifteen lives of Harry August

first15Una autora tan brillante como Claire North no se da muy a menudo, así que es una gran alegría leer algo suyo. La descubrí con The Gamehouse, la disfruté con Touch, pero su mejor obra (hasta la fecha) es The first fifteen lives of Harry August.

La premisa de la que parte el libro la hemos visto miles de veces en varios formatos (libros, películas). El protagonista muere y vuelve a renacer para vivir la misma vida, pero con los conocimientos acumulados de sus experiencias anteriores. Sin embargo, no es la idea lo que importa si no la forma de desarrollarla y aquí North les da sopas con hondas a los demás.

La estructura de la novela es realmente compleja. El uso de flashbacks es constante y no me quiero imaginar cómo ha debido organizarse la autora para no romper en ningún momento el hilo de la narración ni caer en paradojas temporales. Ríete tú del mural de Lauren Beukes para Las luminosas. Se trata de una trama muy compleja pero en la lectura no se nota absolutamente nada y eso es un mérito extraordinario por parte de la escritora.

La historia está narrada en primera persona con lo que desarrollamos un gran apego hacia el protagonista. Le vemos dar sus primeros pasos titubeantes en la vida, vemos cómo sufre y cómo se rehace con cada dificultad que se encuentra. Le vemos también planificar sus pasos con un alcance de siglos a través de varias de sus vidas. Y todo parece fácil, cuando es obvio que no lo es. Otro gran mérito de Claire North.

Si la escala temporal es muy grande, los escenarios también son muy variados. Es mi impresión personal (puedo estar equivocada) que a la autora le encanta viajar, y hace gala de ello en todos sus libros, que siempre tienen muchísimas localizaciones. Las descripciones de estas ciudades son más concisas que en Touch, y además están tamizadas por el prisma del propio Harry August, así que son muy personales.

Harry, como protagonista absoluto de la novela, es una persona fascinante. Es un ser distinto por su capacidad de volver a nacer en su propio cuerpo, pero no deja de ser humano. Un humano capaz de recordar todo lo que le ha sucedido, y por tanto, de seguir sufriendo el dolor de hace décadas como si fuera reciente. Un personaje movido por las mismas pasiones que nos caracterizan a todos, pero que transciende la vida de los demás hacia un proyecto más avanzado. Es fascinante.

Estoy entusiasmada por la lectura de este libro y no puedo dejar de recomendarlo. Hay que leerlo sí o sí.

Touch

touchSigo leyendo fascinada las obras publicadas por Claire North, una escritora que está creándose un buen nombre (o un buen pseudónimo) en la comunidad de la ciencia ficción.

En esta novela, la autora utiliza un recurso no excesivamente original (no hay más que leer la reciente saga de Wes Chu sobre Tao), pero le da un giro hasta cierto punto sentimental que le va muy bien.

El recurso es la posesión de otros cuerpos por “fantasmas”. Dicho así no parece muy atractivo, pero es que esta frase no hace justicia a la complejidad de la historia que la autora nos ofrece. Si un ser es capaz de saltar de cuerpo en cuerpo solo tocándolo, ¿no sería prácticamente inmortal? Mientras el cuerpo receptor esté sano, el fantasma seguirá vivo. Si el cuerpo tiene algún problema, basta con cambiar de “envase”.

Con esta premisa, se podrían contar muchas historias y North lo hace. Se basa en un personaje principal y en su larga vida. Pero alrededor hay muchos, muchos personajes secundarios a cada cual más interesante. También cambia en diversas ocasiones de escenario, mostrándonos diversas ciudades como ya hizo en sus novellas de The gamehouse.

La narración es trepidante, con un ritmo in crescendo sobre el que se dosifican algunos flashbacks para que sirvan como contrapunto y también para dotar de más profundidad las biografías de los protagonistas. Esta cadencia alcanzará su máxima expresión en un final acelerado pero para nada confuso, unas escenas con un gran mérito debido a su complejidad.

Quiero hacer especial hincapié en los recursos estilísticos utilizados por la autora. Ya he mencionado los flashbacks, muy abundantes. Pero también utiliza flashforwards, en una suerte de aceleración del tiempo que le sirve para mostrar las confusiones inherentes al método de salto entre cuerpos. Es asombrosa la capacidad de North para jugar con el tempo de la lectura, dilatándolo o contrayéndolo según sea necesario. Me encantaría que escribiera una novela de viajes en el tiempo para verla jugar de nuevo con la cuarta dimensión.

Aunque Touch es una novela de ciencia ficción, también se podría enmarcar sin problema dentro de otros géneros, como el thriller o el misterio por la acción que se desarrolla en ella. Esta mezcla de géneros creo que le sienta muy bien y abre el mercado para otros lectores que quizá no se acercarían a un libro etiquetado como ciencia ficción y que se estarían perdiendo por ello una lectura muy grata.

The master

themasterTras el buen sabor de boca que me dejaron The serpent y The thief, inmediatamente me dispuse a leer The master, para ver cómo Claire North cerraba la historia.

En esta tercera entrega vemos el desarrollo del juego definitivo, aquel para el que Silver lleva preparándose siglos. No resulta casual que el juego elegido sea el ajedrez, considerado el más completo de los desafíos intelectuales (con permiso del Go).

El desarrollo de la novella, en cambio, no hace buen uso de las estrategias del milenario juego, ya que recuerda en exceso a la segunda entrega, con el juego del escondite. Sin ser una experta, me agrada la referencia a jugadas como el enroque, pero resulta llamativo la ingente cantidad de “piezas” que ambos adversarios son capaces de poner en juego, desbordando claramente la limitación de 16 que debería tener cada uno. Esto es solo una observación, poniéndonos en plan purista.

Salvo este pequeño detalle, el resto de la obra tiene todos los puntos buenos que estoy comenzando a apreciar en esta autora: la prosa elaborada pero comprensible, la caracterización de los personajes… Además, esta lectura se ve beneficiada por el hecho de que se haya preparado tan concienzudamente el terreno con anterioridad, haciendo de la lectura completa un placer. No me extrañaría que se editara una versión omnibus, para poder disfrutar de las tres obras seguidas.

Resumidamente The master es un buen colofón para la serie de novellas The Gamehouse.

The thief

thiefTras la buena impresión que me quedó con la lectura de The serpent no dudé ni un segundo en seguir con la segunda entrega de la serie The gamehouse titulada The thief. En esta ocasión lo que está en juego son años de vida contra memorias, en una arriesgada apuesta que se decantará tras jugar al escondite.

Aunque este juego puede parecer trivial, no lo es para Remy, un occidental que deberá hacer todo lo posible para ocultarse en Tailandia antes de la segunda guerra mundial, con las dificultades que ello conlleva. Su némesis en este juego tiene todas las ventajas en su mano, en lo que parece un enfrentamiento bastante desequilibrado.

En esta ocasión la autora nos cuenta una historia de supervivencia, una huida hacia delante que ni Harrison Ford en El fugitivo. La narración se basa en pequeñas escenas, en los encuentros fortuitos o no que Remy va teniendo con los más variopintos personajes, con la gente que le va ayudando por el camino o de la que tiene que huir para seguir en el juego. Estos momentos fugaces sirven también para describir algo de la cultura de un país fascinante, en una época muy convulsa.

Aunque también me ha gustado, se le puede poner algún reparo a la novella y es la finalización, que me parece demasiado obvia. No es precipitada, pero resulta algo anticlimática. Como punto a favor, la presencia de otros personajes a los que ya habíamos conocido y de los que sin duda volveremos a oir hablar.

Sin embargo, lo más interesante de todo el libro son las pistas que North va dejando caer, preparando el terreno para la última entrega de la serie, que promete ser muy interesante. No os extrañe que dentro de poco tengáis más noticias aquí mismo sobre The master.

The serpent

theserpentRecientemente en una conversación en twitter agradecí las recomendaciones de otros lectores de ciencia ficción, ya que me llevaron a leer a Claire North, una autora que me está encantando.

Una novella es una buena forma de acercarse a un autor, ya que la longitud de la obra permite leerla con cierta rapidez para hacerse una idea de su forma de escribir. Cuando las tres entregas de The gamehouse se pusieron a la venta, me hice con ellas casi de inmediato.

La primera entrega, esta The serpent, sienta las bases de lo que será el trasfondo del resto de la serie. Una casa de juegos con varios niveles donde aparte de ajedrez, damas, etc. se participa en otros juegos más… elevados. Las apuestas son tan altas como se desee, y no solo la vida esta en juego.

Vale que como concepto no es muy original (no hay más que remitirse a Dangerous Games para ver algo similar), pero no es el concepto lo que más me ha gustado del libro. La ejecución es lo que me ha parecido más especial.

La prosa que utiliza la autora es engañosamente simple a la vez que atractiva. En vez de un narrador omnisciente, North nos hace participar de la narración mediante una cómplice segunda persona del plural. Se alternan los capítulos más largos con los más cortos, para hacer que la narración no pierda el ritmo en ningún momento. Los personajes se representan apenas con trazos someros, pero acaban siendo mejor definidos gracias a las acciones que llevan a cabo y también gracias a las reflexiones que sobre ellos realiza la protagonista de la historia.

La ambientación, en la Venecia de principios del siglo XVII, se adecúa perfectamente al juego de tronos al que asistiremos, a una campaña electoral en toda regla donde se pueden y deben utilizar todos los recursos para proclamarse vencedor. Es lo que The republic of thieves podría haber sido de no ser por los defectos de esa novela.

Como un guiño añadido, en el transcurso del juego se utilizarán peones, cada uno identificado por una carta del tarot, imbricadas de forma que para cada acción habrá una reacción opuesta. Una maniobra muy inteligente por parte de la autora, que teje distintos niveles de complejidad con cada nuevo turno.

En definitiva, un gran descubrimiento que no puedo dejar de recomendar. También he de agradecer a @mertonio y a @odo que me hicieran leer a Claire North.

Ganadora John W. Campbell 2015

Se ha anunciado la novela ganadora del John W. Campbell de este año:

The First Fifteen Lives of Harry August de Claire North

Segundo: A Darkling Sea de James L. Cambias
Tercero: The Three-Body Problem de Cixin Liu

¡Enhorabuena a North! Aquí tenéis los nominados, para que veáis a qué obras se ha enfrentado.