The master

themasterTras el buen sabor de boca que me dejaron The serpent y The thief, inmediatamente me dispuse a leer The master, para ver cómo Claire North cerraba la historia.

En esta tercera entrega vemos el desarrollo del juego definitivo, aquel para el que Silver lleva preparándose siglos. No resulta casual que el juego elegido sea el ajedrez, considerado el más completo de los desafíos intelectuales (con permiso del Go).

El desarrollo de la novella, en cambio, no hace buen uso de las estrategias del milenario juego, ya que recuerda en exceso a la segunda entrega, con el juego del escondite. Sin ser una experta, me agrada la referencia a jugadas como el enroque, pero resulta llamativo la ingente cantidad de «piezas» que ambos adversarios son capaces de poner en juego, desbordando claramente la limitación de 16 que debería tener cada uno. Esto es solo una observación, poniéndonos en plan purista.

Salvo este pequeño detalle, el resto de la obra tiene todos los puntos buenos que estoy comenzando a apreciar en esta autora: la prosa elaborada pero comprensible, la caracterización de los personajes… Además, esta lectura se ve beneficiada por el hecho de que se haya preparado tan concienzudamente el terreno con anterioridad, haciendo de la lectura completa un placer. No me extrañaría que se editara una versión omnibus, para poder disfrutar de las tres obras seguidas.

Resumidamente The master es un buen colofón para la serie de novellas The Gamehouse.

The thief

thiefTras la buena impresión que me quedó con la lectura de The serpent no dudé ni un segundo en seguir con la segunda entrega de la serie The gamehouse titulada The thief. En esta ocasión lo que está en juego son años de vida contra memorias, en una arriesgada apuesta que se decantará tras jugar al escondite.

Aunque este juego puede parecer trivial, no lo es para Remy, un occidental que deberá hacer todo lo posible para ocultarse en Tailandia antes de la segunda guerra mundial, con las dificultades que ello conlleva. Su némesis en este juego tiene todas las ventajas en su mano, en lo que parece un enfrentamiento bastante desequilibrado.

En esta ocasión la autora nos cuenta una historia de supervivencia, una huida hacia delante que ni Harrison Ford en El fugitivo. La narración se basa en pequeñas escenas, en los encuentros fortuitos o no que Remy va teniendo con los más variopintos personajes, con la gente que le va ayudando por el camino o de la que tiene que huir para seguir en el juego. Estos momentos fugaces sirven también para describir algo de la cultura de un país fascinante, en una época muy convulsa.

Aunque también me ha gustado, se le puede poner algún reparo a la novella y es la finalización, que me parece demasiado obvia. No es precipitada, pero resulta algo anticlimática. Como punto a favor, la presencia de otros personajes a los que ya habíamos conocido y de los que sin duda volveremos a oir hablar.

Sin embargo, lo más interesante de todo el libro son las pistas que North va dejando caer, preparando el terreno para la última entrega de la serie, que promete ser muy interesante. No os extrañe que dentro de poco tengáis más noticias aquí mismo sobre The master.

The serpent

theserpentRecientemente en una conversación en twitter agradecí las recomendaciones de otros lectores de ciencia ficción, ya que me llevaron a leer a Claire North, una autora que me está encantando.

Una novella es una buena forma de acercarse a un autor, ya que la longitud de la obra permite leerla con cierta rapidez para hacerse una idea de su forma de escribir. Cuando las tres entregas de The gamehouse se pusieron a la venta, me hice con ellas casi de inmediato.

La primera entrega, esta The serpent, sienta las bases de lo que será el trasfondo del resto de la serie. Una casa de juegos con varios niveles donde aparte de ajedrez, damas, etc. se participa en otros juegos más… elevados. Las apuestas son tan altas como se desee, y no solo la vida esta en juego.

Vale que como concepto no es muy original (no hay más que remitirse a Dangerous Games para ver algo similar), pero no es el concepto lo que más me ha gustado del libro. La ejecución es lo que me ha parecido más especial.

La prosa que utiliza la autora es engañosamente simple a la vez que atractiva. En vez de un narrador omnisciente, North nos hace participar de la narración mediante una cómplice segunda persona del plural. Se alternan los capítulos más largos con los más cortos, para hacer que la narración no pierda el ritmo en ningún momento. Los personajes se representan apenas con trazos someros, pero acaban siendo mejor definidos gracias a las acciones que llevan a cabo y también gracias a las reflexiones que sobre ellos realiza la protagonista de la historia.

La ambientación, en la Venecia de principios del siglo XVII, se adecúa perfectamente al juego de tronos al que asistiremos, a una campaña electoral en toda regla donde se pueden y deben utilizar todos los recursos para proclamarse vencedor. Es lo que The republic of thieves podría haber sido de no ser por los defectos de esa novela.

Como un guiño añadido, en el transcurso del juego se utilizarán peones, cada uno identificado por una carta del tarot, imbricadas de forma que para cada acción habrá una reacción opuesta. Una maniobra muy inteligente por parte de la autora, que teje distintos niveles de complejidad con cada nuevo turno.

En definitiva, un gran descubrimiento que no puedo dejar de recomendar. También he de agradecer a @mertonio y a @odo que me hicieran leer a Claire North.