Seven of Infinities

Aliette de Bodard lo ha vuelto a hacer. Ha creado un delicioso entretenimiento, situado en el Universo de Xuya pero haciendo suyos unos personajes conocidos, como hizo con Sherlock Holmes y el doctor Watson.

El elegido en esta ocasión será Arsene Lupin, el famoso ladrón. En su contrapartida en Xuya, Sunless Woods es una nave ladrona ya retirada, que se aburre como una ostra en la tranquilidad de su jubilación. La otra protagonista será Vân, una maestra de una acaudalada familia. Tanto Vân como Sunless Woods guardan sus peligrosos secretos pero se verán atraídas la una por la otra cuando un misterioso asesinato tiene lugar en la casa donde trabaja Vân, poniendo en peligro su medio de vida.

La ambientación es estupenda. Aunque no conozcamos para nada el universo en que se desarrollan este y otros relatos de la autora con unas leves pinceladas estaremos en situación. Pero es que si además tenemos algo de conocimiento de estos mundos, disfrutaremos de las pequeñas referencias, como la localización de Scattered Pearls Belt.

Sería reiterativo decir que la prosa de de Bodard es precisa y maravillosa, pero es que además en esta ocasión ha ido incluyendo nuevos elementos que quizá antes no se habían percibido en el universo de Xuya, como una creciente tensión sexual. El tratamiento del misterio me parece lo suficientemente contenido como para despertar interés sin necesidad de momentos excesivamente escabrosos y está perfectamente entrelazado con la cultura que conocemos del propio universo: el respeto por las tradiciones, el uso generalizado de implantes mentales con los conocimientos de los ancestros y las altas posiciones sociales que alcanzan los estudiosos más sobresalientes. Utilizando todos estos y elementos y las siempre presentes naves mente, tenemos ante nosotros un pequeño misterio y unas protagonistas que despertarán nuestra empatía desde el comienzo de la lectura. Me gustaría pensar que habrá continuación con estos mismos personajes y aunque Aliette no haya hecho mención en el futuro cercano a una nueva historia de Vân y Sunless Woods, la historia está perfectamente encauzada para ser continuada en algún momento.

Nueva portada para Blood of the Mantis

Dentro de mi decálogo de cosas imposibles para el lector de ciencia ficción ocupa un lugar muy destacado estar al día con los lanzamientos de ciertos autores, entre ellos Adrian Tchaikovsky. Pero es que si encima se vuelven a lanzar volúmenes anteriores con nuevas portadas, la labor resulta imposible. De todas formas, aquí os traigo la nueva portada de Blood of the Mantis, la tercera entrega de la decalogía (aquí no nos conformamos con menos) Shadows of the Apt.

Howling Dark

Llevaba tiempo detrás de leer Howling Dark de Christopher Ruocchio la segunda entrega de la saga Sun Eater, pero he de reconocer que la extensión de la obra me echaba para atrás. Saber que es un libro largo influye, pero intuir que se te puede «hacer» largo es aún peor, al entrar en el terreno de lo subjetivo.

En la primera entrega el autor soslayaba este problema con acción e intriga, desplegando un espectacular escenario con cambios de planetas y de situación, desde la infancia privilegiada del protagonista hasta su caída en desgracia como gladiador pasando por su labor como tutor, que no te dejaba distraerte en ningún momento. Sin embargo, en esta segunda entrega no ha optado por este camino. Ruocchio decide que la acción esté mucho más comedida, aunque la haya y se lo juega todo a la baza del sentido de la maravilla, a la exposición de variantes humanas que se encuentran tan alejadas de la línea base que prácticamente son una escisión. El despliegue de imaginación es apabullante y las revelaciones que tienen lugar sobre todo en el último tercio de la novela despiertan el interés del autor, pero hay que decir que algunos tramos no mantienen el nivel de atractivo que los demás. Algo normal en un libro de esta extensión, pero que con la primera entrega al menos a mí no me sucedió.

El protagonista de la historia continúa siendo Hadrian Marlowe, empecinado en su idea de llegar a entablar conversaciones de paz con los aliens Cielcin, esta vez en su papel de capitán mercenario. El comienzo de la historia puede resultar algo confuso porque han pasado varios años desde el final de Empire of Silence y el autor hace referencias a estos hechos pasados de los que no tenemos conocimiento. Pero una vez que pasamos esta confusión inicial, ya nos encontramos totalmente en situación para esta fantasía épica en un entorno espacial.

La novela tiene algo también de primer contacto, sobre la imposibilidad de entender a otras criaturas que han evolucionado de forma distinta a la nuestra. De hecho, en un momento de la narración se menciona que el hecho de poder hablar y comunicarse con los Cielcin es más un accidente casual que una característica normal en las relaciones con alienígenas. Esta idea me recordó, salvando muchísimo las distancias, a Solaris o Visión Ciega.

La comparación entre Hadrian, prácticamente un recién llegado al mundo y otro personaje con quince mil años de vida a sus espaldas es tan contrastada que resulta dolorosa, pero sin embargo, aún tienen un nexo en común: la curiosidad, la necesidad de saber. Me gusta mucho que se haga hincapié en este aspecto, en un libro que es más oscuro que el anterior y que no deja mucho lugar a la esperanza.

La relación amorosa que tiene lugar en la novela se me antoja un tanto superflua, pero quizá sea necesaria para la evolución del personaje. Lo que si me parece que está magistralmente reflejado es la historia de traición que se despliega ante nuestros ojos, cómo las maniobras políticas y la búsqueda de una ventaja temporal puede dar al traste con una posibilidad de entendimiento. El universo es cruel y aquí se refleja muy bien.

Creo que tendré que volver a reunir fuerzas y tiempo para acometer la lectura de la tercera entrega de la saga, ya que requiere mucha implicación por mi parte. Pero también pienso que merece mucho la pena.

The Saints of Salvation

Si normalmente ya resulta un poco difícil reseñar un libro sin entrar en el terreno del spoiler, hacer lo mismo con el tercer volumen de un trilogía ciclópea ya es rizar el rizo. Y sin embargo, eso es lo que voy a intentar hacer con The Saints of Salvation, la última entrega de su Salvation Sequence.

La forma más fácil de salir de este atolladero sería proclamar a los cuatro vientos: ¡Hamilton ha vuelto! pero tampoco tendría mucho mérito y resultaría poco orientativo, así que vamos a intentar ser un poco más específicos.

La historia que nos narra el autor, que es de dimensiones épicas en cuanto a alcance y extensión temporal, continúa estando dividida en tres líneas, pero como quiera que una de ellas tiene un desenlace bastante claro ya desde el segundo libro, el escritor le da unas pequeñas pinceladas para dejar unos hilos pendientes que luego retomará y la cierra, decantándose definitivamente por las otras dos líneas de narración, sin duda las más interesantes.

Estas dos tramas que llevan a la confrontación final son sin duda alguna uno de los despliegues pirotécnicos más destacados de la obra de Hamilton, con múltiples puntos de vista, cambios temporales, tecnología avanzadísima y caminos de expiación y redención. Baste poner como ejemplo que se nos presenta una disertación sobre las posibles realidades alternativas que un cambio en el futuro podría provocar si se impide mandar un mensaje al pasado que merecería estar enmarcado para cualquier autor de ciencia ficción que trate este tipo de temas. Y esto que me ha dejado tan impresionada, es tan solo un detalle más dentro del maremágnum de acción que se nos viene encima .

Tampoco deja de estar presente esa religiosidad que puebla los últimos libros de Hamilton, entendida como necesidad de trascendencia encarnada en esta ocasión por la misión última de los Olyix, a la que la humanidad se resiste con una tenacidad y me atrevería a decir que un optimismo desenfrenados. Otra característica que podríamos destacar del autor, que muchas veces hace gala de una confianza en la humanidad que resultaría difícil respaldar en la situación en la que nos encontramos. Además, es curioso y destacable que en esta ocasión se trata más de un esfuerzo conjunto que de una serie de individualidades muy destacables como pasaba en otras obras suyas más antiguas.

No negaré que también ha influido en mi disfrute de esta obra la labor realizada por John Lee, uno de mis lectores favoritos, con el audiolibro. Es capaz de relatarte el periodo de rotación de una estrella de neutrones de formas que estés deseando que te diga más datos y cifras y eso no está al alcance de cualquiera.

Esta es una serie de ciencia ficción ÉPICA que ningún aficionado la ciencia ficción debería dejar escapar. Y pronto, la podremos disfrutar en español. ¿Qué más se puede pedir?

Anunciada una nueva novela de Alastair Reynolds

Cualquier nueva publicación de Alastair Reynolds es una buena noticia, pero si además os digo que Inhibitor Phase está dentro del universo de Revelation Space, las pulsaciones empiezan a acelerarse hasta alcanzar niveles peligrosos. Así que el 27 de julio del año que viene podremos hincarle el diente a esta nueva historia.

Ahora bien, de momento sobre la novela en sí hay pocos datos, pero para ir abriendo boca os traigo la portada, con diseño de Lauren Panepinto y arte de Shutterstock:

The Invisible Life of Addie LaRue

Cada nuevo lanzamiento de V.E. Schwab es un fenómeno superventas internacional, así que no es de extrañar que en cuanto tuve la oportunidad de leer The Invisible Life of Addie LaRue no dudara en lanzarme a por él. La temática de un personaje que pasa por el tiempo sin que los demás sean capaces de acordarse de él ya lo conocíamos por Claire North y The Sudden Appearence of Hope, pero Schwab utiliza la mucho más tradicional aproximación del pacto faústico.

Addie es una joven francesa que a comienzos del siglo XVIII no se conforma con vivir la vida que parece predestinada para ella, limitada a las cuatro casas que constituyen su aldea y se niega a casarse y formar una familia. Sin embargo, parece que el destino conspira contra ella cuando la muerte de la esposa de un vecino del pueblo hace que sus ojos se vuelvan hacia ella en busca de una suplente que críe a su descendencia. Desesperada por huir de este destino, suplica a los dioses del bosque que la liberen de estas cadenas, pero no se percata de que lo hace cuando los que pueden responder son las criaturas de las sombras.

Los términos del acuerdo al que llega le permiten ser prácticamente inmortal, pero ¿se puede llamar vida a una existencia en la que no es capaz de dejar huella en nadie? Addie va explorando poco a poco los límites de su pacto y uno de los temas más interesantes del libro es la capacidad de inspirar ideas, que ella explota para ser musa de diversos creadores.

Su existencia va pasando por altibajos hasta que en el año 2014, cuando vive en Nueva York, conoce a una persona que es capaz de recordarla… y todo cambiará para ella.

Aunque la premisa del pacto con el diablo o con las fuerzas oscuras no es para nada novedosa, sentía mucho interés por ver que nos ofrecía la autora. Pero, por desgracia, me he encontrado con una oportunidad perdida, ya que de los trescientos años de vida de Addie solo se hace hincapié en el principio y en el final, dejando casi tres siglos a nuestra imaginación con escasísimas pinceladas en forma de flashbacks que más que informar nos dejan entrever lo que podría haber sido una narración más interesante. Y aún así, es innegable que el libro está inflado, que lo que se cuenta se podría haber resumido muchísimo y que no hacían falta tantas y tantas páginas para contar una historia que al final nos parece bastante manida y poco sorprendente. Tiene un tono que llega a resultar repetitivo y el romance sobre el que debería girar la historia es anodino. Ha resultado una lectura bastante decepcionante.

Portada de Seven Deaths of an Empire

Rebellion ha dado a conocer cuál será la portada de Seven Deaths of an Empire, de G. R. Mathews, que publicarán el 22 de junio de 2022.

Esta es la sinopsis:

The Emperor is dead. Long live the Empire.

General Bordan has a lifetime of duty and sacrifice behind him in the service of the Empire. But with rebellion brewing in the countryside, and assassins, thieves and politicians vying for power in the city, it is all Bordan can do to protect the heir to the throne.

Apprentice Magician Kyron is assigned to the late Emperor’s honour guard escorting his body on the long road back to the capital. Mistrusted and feared by his own people, even a magician’s power may fail when enemies emerge from the forests, for whoever is in control of the Emperor’s body, controls the succession.

Seven lives and seven deaths to seal the fate of the Empire.

Mi traducción:

El Emperador a muerto. Larga vida al Imperio.

El general Bordan tiene una larga vida de entrega y sacrificio al servicio del Imperio. Pero cuando la rebelión bulle en las fronteras y los asesinos, ladrones y políticos luchan por el poder en la ciudad, es todo lo que puede ofrecer para proteger al heredero del trono.

El aprendiz de mago Kyron acompaña a la guardia de honor del fallecido Emperador en el camino de vuelta a la capital. Sufriendo la desconfianza y el miedo de su propia gente, incluso el poder de un mago puede ser insuficiente cuando los enemigos surgen del bosque, ya que quien controle el cadáver del Emperador controlará la sucesión.

Siete vidas y siete muertes para sellar el destino del Imperio.

Esta es la portada:

Orbit adquiere una nueva trilogía de David Dalglish

La editorial Orbit ha anunciado la adquisición de una trilogía fantástica del prolífico autor David Dalglish, que se titulará The Vagrant Gods.

Esta es la sinopsis:

The Reborn Empire murdered Prince Cyrus’s family. They conquered his nation, killed his goddess, and swept through his kingdom, imprisoning and executing any dissidents. They even tried to kill him. 

But after faking his death, young Cyrus is smuggled into the care of the crumbling resistance, and offered a chance at revenge. The people need to believe they can win against the overwhelming forces of the empire. Cyrus can be that hope. He can become an assassin and a symbol. Hiding his face behind a skull mask with a silver crown, he can become the vagrant prince unwilling to surrender even beyond death.

Cyrus won’t fight alone though. Legends will fight at his side. Stasia, a dual-ax wielding berserker. Mari, a god-whisperer who can shapeshift into the form of slain deities. Rayan, loyal paladin and defender of the throne who blames himself for the death of Cyrus’s parents. Arn, a heretical knight betraying the empire to redeem his many sins committed in its name.

Ax, Lioness, Paladin, Heretic, and Vagrant: these five will be the spark of a new resistance. A new war. One that will go beyond a small, conquered nation, break the hold of an empire, and threaten the eternal life of the God-Emperor himself.

Mi traducción:

El Imperio Renacido asesinó a la familia del príncipe Cyrus. Conquistaron su nación, mataron a su diosa y barrieron todo su territorio ajusticiando a los disidentes. Incluso trataron de matarlo a él.

Pero tras fingir su muerte el joven Cyrus queda al cuidado de la frágil resistencia y tendrá una oportunidad para vengarse. La gente necesita creer que hay una posibilidad de victoria frente al Imperio y Cyrus puede ser su esperanza. Ocultando su rostro tras una calavera con una corona plateada, se convertirá en un príncipe vagabundo inasequible a la derrota aún en la muerte.

Sin embargo, Cyrus no está solo en la lucha, ya que tiene personajes legendarios a su lado. Stasia, una berserker con un hacha doble. Mari una cambiaformas que habla con los dioses y puede tomar su forma. Rayan, un paladín leal defensor del trono que se culpa por la muerte de los padres de Cyrus. Arn, un caballero herético que traicionará al Imperio buscando redención por sus pecados.

Los cinco conformarán una nueva resistencia. Una nueva guerra. Una con un alcance mayor que una pequeña nación, que romperá el yugo del Imperio y amenazará la vida del propio Dios Emperador.

No conozco la obra del autor y la sinopsis de la partida de rol… digo, de la serie me parece un poco genérica ¿Conocéis su obra? ¿Puede ser que esté equivocada?