Entrevista a Naomi Kritzer

Es todo un placer colaborar con Marcheto de Cuentos para Algernon, pero aún más ha sido entrevistar a un escritora tan interesante como es Naomi Kritzer. Espero que os interesen sus respuestas, que dejan entrever la mente de una autora que merece ser más conocida. Al final de la página podréis leer la entrevista en el inglés original.

¿Se ha puesto en contacto contigo alguna editorial española para traducir tus libros? ¿Cómo venderías CatFishing on Catnet en nuestro país?

Ninguna editorial española se ha puesto en contacto conmigo. Mi slogan para CatFishing on Catnet sería: “Todos los amigos de Steph están en internet porque lleva toda su vida mudándose, los amigos de CheshireCat están en internet porque son Inteligencias Artificiales ejecutándose en un ordenador. CheshireCat descubre el secreto de Steph justo a tiempo para salvarle de su peligroso padre, Steph descubre el secreto CheshireCat justo a tiempo para viajar para salvarla de su creador .”

CatFishing on Catnet retoma la historia de “Cat Pictures Please”. ¿Qué puedes decirnos sobre el siguiente libro de la serie? ¿Por qué decidiste escribir una novela juvenil con esta inteligencia artificial como protagonista?

¡Escribí la novela porque había un editor que la quería! Tengo cinco libros publicados a principios de los 2000 pero llevo años intentando vender más novelas de ficción. Cuando “Cat Pictures Please” ganó el Hugo, conseguí un agente y también tenía otra novela juvenil sin publicar que estaba moviendo. Este editor se interesó mucho con la perspectiva de un libro mío, pero lo que realmente quería era más contenido sobre la Inteligencia Artificial del relato y a mí me encantó poder explorar más ese universo.

El final de CatFishing on Catnet apunta a la existencia de una segunda inteligencia artificial. De hecho, existe esa otra IA y aparece en el segundo libro. Más cosas que salen en el segundo libro: una joven que ha sido criada por una secta apocalíptica, un conjunto de juegos de móvil que son como Facebook pero aún más aterradores y más intrusivos que Pokemon Go, y un rescate en invierno de la sede de una secta.

Volviendo a hablar de las inteligencias artificiales de las historias, ¿cómo defines qué personalidad tendrá? ¿La tratas como un personaje humano más?

La IA del relato es inherentemente buena pero demasiado ingenua y al desarrollar la IA de la novela intenté expandir este tema. Tiene una gran cantidad de conocimientos, pero no tiene la comprensión necesaria para aplicar el conocimiento a situaciones nuevas, lo que hace que se parezca y se diferencie de un adolescente. Siempre he tenido en cuenta que las experiencias de la IA son todas digitales, así que todos los impulsos sensoriales que son tan importantes para los humanos para ella son incomprensibles. (El segundo libro tiene unos párrafos de la IA sobre la alimentación, y cómo obviamente es muy importante para los humanos comer, pero… ¿por qué algunas comidas son deliciosas y otras no? La decisión entre ambas categorías le parece increíblemente arbitraria, la inteligencia artificial es incapaz de comprenderlo).

Ganaste el premio Hugo con tus relatos cortos y el premio Lodestar (ese que no es un Hugo) con CatFishing on Catnet. ¿Qué significó para ti recibir estos galardones?

Ganar un premio sirve para que te sientas respaldada, ya que son un honor. Me hace muy feliz que la gente me lea y le encante lo que escribo. ¡Me alegró muchísimo recibir el Lodestar!

A veces los premios solo implican eso, pero no exagero nada si digo que ganar el premio Hugo cambió mi vida. En la WolrdCon hablé con un editor que publica antologías de relatos cortos y tras la convención me dijo que le encantaría publicarme una antología. Me he autopublicado dos antologías, pero no han vendido muy bien, esta otra colección ha ido bastante mejor, pero también ha hecho que mi obra llegue a mucha más gente de la que nunca creí que podría llegar, consiguiendo abrirme más puertas. Tras ganar el Hugo volví a tener agente y vendí una novela, lo que implicó ganar otro premio.

A pesar de que has publicado varias novelas, quizá eres más conocida por tus relatos cortos. ¿Trabajas de manera distinta dependiendo de la longitud de lo que escribes?

Escribir una novela y un relato son cosas distintas. En la novela tienes mucho más espacio. Puedes hacer que las relaciones evolucionen poco a poco, puede dedicar tiempo para que el lector vea cómo son los personajes, puedes tener un robot hackeado y una persecución en coche y un viaje. Los relatos cortos son como abrir una ventana para que la gente vea una habitación. Una novela es como mudarte durante un mes a esa casa.

Algunos de tus relatos están relacionados con los cuentos de hadas de toda la vida. ¿Es difícil buscar un nuevo giro en estas historias ya conocidas o quizá resulta más fácil escribirlas porque es un terreno conocido?

Siempre me han encantado los cuentos de hadas y las nuevas versiones de estos mismos cuentos. (Me encanta Beauty de Robin McKinley, por ejemplo). Pero solo escribo este tipo de historias si creo que puedo añadir algo nuevo. Muchos de estas fábulas siguen emocionando a la gente, pero creo que lo que obtienen de ellas va cambiando con los siglos.

En ficción, escribes fantasía y ciencia ficción. En no ficción escribes en tu blog sobre política. ¿Sobre cuál prefieres escribir?

¡Fantasía y ciencia ficción! Me divierto escribiendo sobre política pero no es lo mismo.

Algunas obras tuyas, como “The Thing About Ghost Stories”, tienen versión en audio. ¿Qué opinas sobre esta forma de leer (audiolibros, podcasts)?

Creo que es una buena idea pero casi no escucho ficción en audio. Se me va la cabeza. Con los podcasts, suelo escoger aquellos en los que puede divagar y no perder totalmente el hilo. Con la ficción, realmente necesito poder volver a las páginas anteriores para ver si me he dejado algo en el tintero.

¿Te gusta ir a festivales de literature como las Worldcons? ¿Qué prefieres hacer allí?

¡Me encantan los festivales! Lo que más me gusta es ir al bar o a otro lugar donde haya gente charlando y buscar un grupo en el que conozca a alguien pero no a todo el mundo y si les apetece unirme al grupo. Así puedo ver a gente a la que solo veo en los festivales y también conozco gente nueva.

¿Qué nos puedes decir sobre tus nuevos proyectos?

En estas semanas recibiré las pruebas de Chaos on Catnet. Todavía no he escrito la propuesta para mi nuevo proyecto largo, pero lo he estado pensando. También estoy trabajando en un nuevo relato, inspirado por una conversación con una amiga sobre las supersticiones sobre los bebés que nacen dentro de la bolsa. Hay gente que cree que si naces dentro del saco amniótico, puede ser vidente, algo que me parece meterle demasiada presión a un recién nacido. En fin, de eso va el relato corto.

De nuevo muchas gracias a Naomi Kritzer por responder a nuestras preguntas y a Marcheto por idear esta colaboración, que seguro que no será la última. A continuación, puedes leer la entrevista en inglés.

If you are able to, would you mind letting us know if you’ve ever been contacted by a Spanish publishing company to publish your books in translation? What would be your sales pitch for your CatFishing on Catnet in Spain?

I am not aware of any interest from Spanish publishing companies. My pitch for Catfishing on Catnet would be, «Steph’s friends are all on the Internet because she’s spent her whole life on the move; CheshireCat’s friends are all on the Internet because they’re a bodiless AI that lives in a computer. CheshireCat learns Steph’s secret just in time to save her from her dangerous father; Steph learns CheshireCat’s secret just in time to go on a road trip to save CheshireCat from their fearful creator.»

CatFishing on Catnet takes the AI from “Cat Pictures Please” and continues to tell its story. What can you tell us about the new book in the series? Why did you choose to write a YA novel with this AI?

I wrote a YA novel with the AI because there was an editor who wanted it! I had five books published in the early 2000s but had been struggling for years to sell more novel-length fiction. After «Cat Pictures Please» won the Hugo Award, I was able to get an agent again, and I had a different unpublished (in book form) YA novel that she was shopping around. This editor was really excited about the prospect of a book from me — but what she really wanted was more of the AI from the short story, and I was delighted by the opportunity to explore this world more.

The end of Catfishing on Catnet hints at the existence of a second AI. There is, in fact, a second AI, and that AI shows up in the second book. Also in the second book: a teenage girl who was raised in an apocalyptic cult, a bunch of phone-based games that are like if Facebook at its creepiest and most intrusive were also Pokemon Go, and a midwinter rescue from a cult compound.

Talking again about the AI in these stories, how do you decide which personality it will have? Did you work with it in the same way you work other “human” characters?

The AI in the short story is good-hearted but extremely naive, and in writing the AI in the novel I tried to expand on that. The AI has a vast array of knowledge but not necessarily the understanding necessary to apply the knowledge to new situations — which makes them both like, and unlike, many teenagers. I always tried to bear in mind that the AI experiences the world digitally, so there is sensory input that’s extremely important to humans that the AI does not understand at all. (The second book has a digression from the AI about eating, and how obviously it’s very important for humans to eat, but why some foods are widely regarded as «delicious!» while others are widely regarded as «disgusting!» seems incredibly arbitrary; the AI doesn’t understand this at all.)

You have won the Hugo award with your short stories and the Lodestar “Not a Hugo” award with CatFishing on CatNet. What did it mean to you to win these awards?

One thing about winning an award is that it’s incredibly validating. Awards are an honor. It makes me really happy to know that people read my work and loved it. I was over the moon about the Lodestar Award! 

Awards don’t always mean more than that, but I’m not exaggerating when I say that winning the Hugo for the short story changed my life. At that WorldCon, I chatted with an editor who publishes short story collections, and he followed up after the con to say that he’d love to publish a collection of my stories. I’d self-published two digital collections, but they’d never sold particularly well; the small-press collection has sold much better, but also it’s made its way to people I never would have expected, which has opened some amazing doors for me. After I won the Hugo, I was able to get an agent again, and sell a novel again (which went on to win awards).

Even though you have published several novels, you’re maybe best-known for your short fiction. Do you use a different approach depending on the length that you are writing?

Writing a short story and a novel is definitely different. You just have more space in a novel. You can do slow-burn relationships, you can take your time showing the reader who people are, you can have a hacked robot and a car chase and a road trip. Short stories are like opening a window so people can see into one room. A novel is like letting someone move into a house for a month.

Some of your short stories are related to the “old fairy tales”. Do you find it difficult to give another twist to these known stories or maybe it is easier to write about them because is known ground?

I have always loved fairy tales and fairy tale retellings, since childhood. (I adored Beauty by Robin McKinley, for example.) I basically only write them if I’ve got some idea that I feel like genuinely adds something new. A lot of these stories seem to continue speaking to people, but I think what people are getting out of them may shift over the centuries. 

In fiction, you write fantasy and science fiction. In non-fiction you blog about politics. Which of these themes do you prefer to write about?

Fantasy and science fiction! I enjoy writing about politics but it’s definitely not the same.

Some of your stories, such as “The Thing About Ghost Stories”, have been performed in podcast. What do you think about this way of reading (audiobooks, podcasts)?

I think it’s great but I mostly can’t listen to audio fiction. My mind wanders. With podcasts, I tend to pick podcasts where I can wander off and back and not completely lose the thread — with fiction I really need to be able to flip back a page if I realize I’m missing something. 

Do you like going to literature festivals like Worldcons? What do you prefer to do in these places?

I love conventions! My favorite thing to do is go to the bar (or some other place that people are hanging out) and look for a group of people where I know some of the people at the table but not all of them, and see if they’re amenable to me pulling up a chair. I like seeing some of the people I only get to see a conventions; I also like meeting new people. 

What can you tell us about your new projects?

I’ll be getting the copyedits for Chaos on Catnet sometime this week. I haven’t yet written a proposal for my next novel-length project but I’ve been thinking about it. I’m also working on a new short story, inspired by a conversation with a friend about superstitions regarding babies «born in the caul» (born inside the amniotic sac). There are people who believe that if you’re born in the caul, you’ll be clairvoyant, which strikes me as a lot of pressure on a kid! Anyway, that’s kind of what the short story is about.

Portada de A Psalm for the Wild-Built

Me parece maravillosa la nueva portada de Becky Chambers, para su novela A Psalm for the Wild-Built, así que quería compartirla con vosotros. La mala noticia es que tendremos que esperar hasta el 13 de julio del año que viene para leerla.

Esta es la sinopsis:

It’s been centuries since the robots of Earth gained self-awareness and laid down their tools; centuries since they wandered, en masse, into the wilderness, never to be seen again; centuries since they faded into myth and urban legend.

One day, the life of a tea monk is upended by the arrival of a robot, there to honor the old promise of checking in. The robot cannot go back until the question of “what do people need?” is answered.

But the answer to that question depends on who you ask, and how. They’re going to need to ask it a lot.

Becky Chambers’ new series asks: in a world where people have what they want, does having more matter?

Mi traducción:

Hace siglos desde que los robots de la Tierra llegaron a la autoconsciencia y dejaron sus herramientas, siglos desde que se adentraron en masa en los bosques para no volver a ser vistos, siglos desde que se diluyeron entre el mito y la leyenda urbana.

Un día, la vida del monje del te se vuelve patas arribas con la llegada de un robot, que llega para cumplir una vieja promesa. El robot no podrá irse hasta que la pregunta «¿Qué necesita la gente?» tenga respuesta.

Pero la respuesta depende de a quién le preguntes y cómo lo hagas. Va a hacer falta preguntar mucho.

La nueva serie de Becky Chambers nos plantea una cuestión: ¿Cuando la gente tiene lo que quiere, tener más importa?

La portada es obra de Feifei Ruan con diseño de Christine Foltzer:

The First Sister

Leí este libro por la recomendación de Susana de las Fata Libelli, que tiene ojo para según qué tipo de cosas. Nos encontramos ante una primera novela no exenta de fallos, pero muy atractiva para los que gusten de la space opera, como es el caso.

La premisa es cuando menos interesante, incluso diría que polémica. Uno de los tres puntos de vista sobre los que pivota la novela es el de la First Sister que le da título, una mujer perteneciente a una orden «religiosa» que le niega la voz y su propio nombre, y que está al servicio sexual de los soldados o la tripulación de las naves espaciales de su facción. Me resulta muy difícil comprender que una sociedad aparentemente evolucionada tenga que recurrir a esta esclavitud para satisfacer los deseos de los navegantes (aunque quizá esta sea precisamente su reivindicación) y este rechazo es uno de los principales problemas con los que me he encontrado durante la lectura. No porque no fuera interesante si no porque me provocaba repulsión.

Los otros puntos de vista, el de un duelista de la otra facción y las conversaciones grabadas de su pareja de lucha nos ayudan a componer una imagen poliédrica, en la que cada faceta nos permitirá comprender el universo completo. Y es un universo muy interesante, con la Tierra y Marte unidos tras una larga guerra y otros planetas y objetos del sistema solar colonizados y enfrentados a esta coalición. En este sentido, aunque la autora no se mete en muchas profundidades tecnológicas, es un posicionamiento verosímil.

También resulta un valor a tener en cuenta la crítica a la sociedad clasista que existe en ambas coaliciones, donde el dinero y el poder heredado te sitúan en una posición de salida en la carrera de la vida casi imposible de revertir solo por tus propios méritos. Es tan creíble que resulta doloroso, ya solo por nacer en las clases privilegiadas tu genética es eminentemente mejor. Puede incluso que tenga un carácter admonitorio, por que esto nos lo vamos a encontrar en un futuro cercano.

La narración y la historia resultan entretenidas, con algunos giros de guion inesperados y otros que quizá no lo sean tanto. El uso de implantes neuronales y la experimentación con ellos, como con cualquier tecnología novedosa, es un tema candente en la ciencia ficción y este libro trata el tema con ecuanimidad y mostrando pros y contras.

He pasado un poco por alto la orientación sexual de los implicados en la historia pero merece la pena mencionar el amplio espectro que se nos muestra, desde personajes no binarios a bisexuales.

En definitiva, recomiendo la lectura de The First Sister de Linden A. Lewis para conocer la obra de una nueva autora que dará que hablar.

The Trouble with Peace

En las galeras romanas existía una figura que marcaba el ritmo de los remeros a base de golpes de tambor y cuando estaba leyendo The Trouble with Peace no me costaba imaginar ese sonido dominado por Abercrombie, capaz de marcar un ritmo hipnótico desde el principio de la novela y que este vaya in crescendo conforme vas devorando los capítulos.

Y es que el autor de Lancaster es todo un maestro en la gestión del tempo de sus libros, manteniéndote atado a sus páginas gracias a sus maravillosos personajes, su convulsa trama y una dosis de culebrón folletinesco digna de una mezcla entre Cristal y Topacio.

The Trouble with Peace es una continuación directa de A Little Hatred, donde ya comenzó a pasar el testigo de unos personajes a los que conocíamos como la palma de la mano a una nueva generación que también acabará haciéndose un hueco en nuestros corazones. Supongo que lo más destacado en este aspecto es la renuncia de cierto personaje al que considerábamos tan poderoso como insoslayable, pero que sale del libro sin apenas alharacas.

Esta segunda novela difiere de la anterior en una menor carga de crítica explícita al capitalismo (existe pero no es tan señalada) para virar hacia la inutilidad de la guerra, un tema que ya trató en la maravillosa Los héroes. Las ambiciones de alfeñiques encumbrados por su herencia y su sensación de importancia acaban con la vida de miles de personas en un solo día, en un resumen acertado y cruel de lo que implica la guerra .

Me parece también excelente que vuelva a utilizar en un capítulo de descripción de la batalla, algo eminentemente confuso ya de por sí, esa especie de travelling de cámara con el que va cambiando de personajes y narrando un pequeño momento, un fogonazo que nadie recordará pero que puede ser desde el momento final de sus vidas en un carga a una simple aportación en el esfuerzo bélico.

Abercrombie dedica una parte importante de la novela a los movimientos estratégicos en la búsqueda de aliados y refuerzos para el enfrentamiento, haciéndonos creer que la superioridad numérica es la que puede desequilibrar la batalla, pero conforme va avanzando la lectura vemos que hay acciones aisladas, aparentemente inanes, que son las que cambian el curso de los acontecimientos y por lo tanto, de la historia.

The Trouble with Peace es una historia tan absorbente que el único consuelo que me queda en espera del siguiente libro es saber que Abercrombie ya lo tiene escrito y que no pasará mucho tiempo hasta que podamos terminar la trilogía The Age of Madness.

Portada de A Master of Djinn

Comentaba el otro día por Twitter con David Tejera que ha hecho el firme propósito de leer todo lo que publique P. Djèlí Clark, y… ¿quién soy yo para llevarle la contraria a alguien tan conocedor del género? Así que para ir abriendo boca, os traigo la extraordinaria portada de A Master of Djinn, la nueva entrega de su fantasía egipcia.

Este es un recordatorio de la situación:

Cairo, 1912: Though Fatma el-Sha’arawi is the youngest woman working for the Ministry of Alchemy, Enchantments and Supernatural Entities, she’s certainly not a rookie, especially after preventing the destruction of the universe last summer.

So when someone murders a secret brotherhood dedicated to one of the most famous men in history, al-Jahiz, Agent Fatma is called onto the case. Al-Jahiz transformed the world fifty years ago when he opened up the veil between the magical and mundane realms, before vanishing into the unknown. This murderer claims to be al-Jahiz, returned to condemn the modern age for its social oppressions. His dangerous magical abilities instigate unrest in the streets of Cairo that threaten to spill over onto the global stage.

Alongside her Ministry colleagues and her clever girlfriend Siti, Agent Fatma must unravel the mystery behind this imposter to restore peace to the city – or face the possibility he could be exactly who he seems…

Mi traducción:

Cairo, 1912: Aunque Fatma el-Sha’arawi es la mujer más joven trabajando en para el Ministerio de Alquimia, Encantamientos y Entidades Supernaturales, no es una novata, especialmente después de haber evitado la destrucción del mundo el verano pasado.

Así que cuando alguien ataca a una hermandad secreta dedicada a uno de los más famosos hombres de la historia, al-Jahiz, le asignan el caso a Fatma. Al-Jahiz transformó el mundo hace 50 años cuando abrió el velo entre el mundo mágico y el mundano, antes de desaparecer en lo desconocido. El asesino dice ser el propio al-Jahiz, que ha vuelto para condenar la edad moderna por sus represiones sociales. Sus peligrosas habilidades mágicas instigan el descontento en las calles del Cairo y puede que se expandan por todo el país.

Junto con sus colegas del Ministerio y su inteligente novia Siti, la agente Fatma debe desvelar el misterio tras este impostor para restaurar la paz en la ciudad o incluso enfrentarse a la posibilidad de que sea quien afirma ser…

Esta es la portada:

Infernal

Suelo alternar lecturas de ciencia ficción y fantasía por no saturarme de ninguno de los géneros, pero es cierto que a veces me pasa que estoy con un audiolibro y un libro de fantasía, como ha sido el caso. Por desgracia para Infernal, en este caso ha servido para hacer aún más patentes sus fallos y debilidades, en contraste con otro libro que me ha tenido subyugada desde el principio.

Infernal utiliza el recurso del personaje con amnesia que no sabe nada sobre sí mismo, uno de los tropos más manidos de la literatura. Quizá ahí ya debería haberme dado cuenta de por donde iban a ir los derroteros, pero me despistó el ritmo bastante conseguido que el autor le imprimió a la obra, con un diálogo casi constante en primera persona que evita que se piense demasiado en la propia trama. Pero todo era un espejismo.

El protagonista tiene tanto, pero tanto poder mágico, que desde el primer momento cualquier lucha está desequilibrada. Lo único es que no recuerda cómo usarlo, pero eso se le pasa pronto. Además, ¿te hace falta volar? Pues me acabo de acordar de un constructo mágico para hacerlo. ¿Ahora quieres ver en la oscuridad? ¡Sin problema! Tú dime que vas necesitando para que avance la trama, que justo me voy a acordar de eso.

El único problemilla es que tanto usar la magia tiene un coste energético que me río yo de la huella de carbono de las industrias chinas. Pero no es nada que no se arregle comiendo pantagruélicamente: pan, frutos secos, cadáveres humanos… Porque de paso también tenemos alguna que otra escena caníbal que han sido la guinda del pastel para mí, con lo poco que me gusta el gore.

Si a todo esto le añades una bonita conspiración para derrotar el poder actual y alguna que otra horda de zombis necrománticos, el resultado es un mejunje intragable. Ni siquiera la GRAN REVELACIÓN FINAL (TM) es capaz de compensar la historia. Un libro al que no hay que acercarse, en definitiva.

Ganadora del premio Arthur C. Clarke 2020

Se ha anunciado la ganadora del premio Arthur C. Clarke de este año. La agraciada ha sido:

The Old Drift de Namwali Serpell

Tade Thompson, presentador de los premios, dijo:

THE OLD DRIFT is, to me, the great African novel of the twenty-first century. The scale, the characters, the polish and lyricism of the passages all conspire to tell an unforgettable tale.

At last, a book that acknowledges that the African lives with the fantastic and mundane. At last, an African book of unarguable universality. Namwali Serpell has created something specifically Zambian and generally African at the same time. THE OLD DRIFT is everything fiction should be, and everything those of us who write should aspire to.

Mi traducción:

The Old Drift es, para mí, la gran novela africana del siglo XXI. La escala, los personajes, lo pulido del lenguaje y su lirismo conspiran para dar lugar un relato inolvidable.

Por fin, un libro que reconoce que lo africano convive con lo fantástico y lo mundano. Por fin, un libro africano de indiscutible universalidad. Namwali Serpell ha creado algo específicamente de Zambia y generalmente africano a la vez. The Old Drift es todo lo que la ficción debería ser y todo lo que los que escribimos aspiramos a alcanzar.

Entrevista a Josiah Bancroft

Me hace especial ilusión poder ofreceros esta entrevista con Josiah Bancroft, creador de la estupenda y poco conocida por estos lares serie de La Torre de Babel, que ha tenido la deferencias de contestar a nuestras preguntas a pesar de estar inmerso en la finalización de la obra. Al final de la página podéis leer la entrevista en el inglés original.

Los dos primeros libros de tu serie de Babel fueron autopublicados pero el resto de los libros los ha publicado Orbit. ¿Nos puedes comentar cómo fue este proceso? ¿Cuál de las vías de publicación prefieres?

Cuando autopubliqué Senlin Ascends allá por el 2013, el escenario era muy diferente al que existe hoy en día. Había muchos prejuicios en contra de los autopublicados entre los lectores, los escritores y los miembros de la industria. Para ellos, autopublicarse es un tema de vanidad. Dejando de lado la pregunta sobre la legitimidad de la autopublicación,había y sigue habiendo retos. Es un proceso mucho más exigente, ya que debes pagar o hacer tú mismo de editor, corrector, diseñador, portadista, experto en marketing y publicista. Conseguir distinguirte entre el resto del mercado puede llevar años. La autopublicación es un maratón sin línea de llegada. Escribir el libro es lo más fácil del proceso.

Pero también tiene sus considerables ventajas. Lo primero y lo más importante es que tienes completo control sobre el producto. No tienes que llegar a acuerdos con los gustos de otras personas, con sus expectativas o con sus fechas. La publicación tradicional no se suele llevar bien con las novedades, porque ante todo quieren evitar riesgos. Pero si te autopublicas, puedes ir probando. Y esa experiencia es maravillosa y te hace sentir poderoso.

Mi introducción al mundo de la publicación tradicional llegó en el momento oportuno. La primera tirada de la edición de Senlin Ascends y Arm of the Sphinx de Orbit vieron la luz en la primavera de 2018, coincidiendo con el momento en que mi mujer y yo dimos la bienvenida a un mundo que no estaba preparado para ella a la fuerza de la naturaleza conocida como Maddie. Si hubiera intentado seguir como autopublicado mientras criaba a mi hija, no hubiera publicado nada, hubiera promocionado más bien poco y escrito aún menos. Orbit llevó mis libros a donde yo no era capaz de llevarlos y eso es algo que agradeceré siempre.

Mis editores en Orbit, Bradley Englert (EE.UU.) y Emily Byron (Reino Unido), también jugaron un papel muy importante en la mejor de The Hod King para su publicación. Disponer de unos editores tan capaces es una de las mejores características de la publicación tradicional. Otro beneficio de formar parte de la industria es que me representan profesionales. Mi agencia es responsable de que mis libros lleguen más lejos con bastantes traducciones e incluso que lo lean personas relacionadas con la industria del entretenimiento. Mis lectores se han multiplicado y eso es en gran medida gracias a mi editorial.

Ambas formas de publicación tienen sus beneficios. Aunque disfruto de las ventajas de la publicación tradicional, estoy contento cuando veo que los autopublicados van ganando influencia, atención y cuota de mercado.

¿Nos podrías decir si alguna editorial española se ha puesto en contacto contigo para traducir tus libros? ¿Cuál sería tu gancho para vender la serie de Babel en España?

El mundo editorial es muy curioso. Creo que muchos lectores se sorprenderían si escucharan lo poco que tienen que ver los autores con la difusión de su obra, especialmente en el mercado internacional. Estoy totalmente apartado del proceso de venta de derechos de traducción. Me traen las oportunidades que les parecen buenas y yo las firmo.

De momento, no sé nada sobre ninguna editorial española, aunque sí que conozco el interés de los lectores españoles. Me encantaría ver la serie traducida y quizá la llegada del último tomo convenza a alguna editorial para intentar comprarla.

Dejo las ventas a los profesionales. Creo que no podría venderle ni un bebé foca a un oso polar.

¿El siguiente libro de la serie será el último? ¿Qué tienes pensado escribir después?

El último libro de la serie, The Fall of Babel, concluye las historias principales que desarrollé en los tres primeros libros. Dicho esto, puede que haya nuevas publicaciones en el Babelverso. Si estos libros llegarán a existir dependerá totalmente de la existencia de una trinidad perfecta de intereses entre la editorial, los lectores y yo.

Me ha llevado una década escribir los libros de Babel. Sea lo que sea lo que empiece a continuación, será más modesto. Tengo algunas ideas para novelas cortas y relatos, pero mi principal prioridad en los siguientes meses será recargar pilas (leyendo libros) y revisar The Fall of Babel. Veremos qué nos depara el futuro después.

Ya hemos podido ver la maravillosa portada de Tom Kidd para la edición de Subterranean Press de The Hod King. ¿Se ha puesto el artista en contacto contigo durante el desarrollo de su trabajo o trabaja de forma autónoma?

Tom Kidd es un talento fantástico y una persona muy cordial y genuina. Es un privilegio trabajar con él. La vision que tiene Tom de la torre es exquisita y totalmente producto de su propia interpretación de los libros. Nunca corregiría a un artista sobre su visión de mi mundo. Creo que mientras que mis palabras pueden servir como comienzo para la inspiración, la propia visión del artista prevalece para dar integridad y autenticidad a su trabajo. Quizá vea las cosas de forma distinta en mi imaginación, pero eso es irrelevante para la visión de otra persona.

Tampoco es que los escritores tengamos mucho poder sobre esta materia, pero creo que me sentiría más o menos igual sobre una hipotética adaptación de los libros a la pequeña o la gran pantalla. Los libros de Babel son para mí una versión ya definida de las cosas que nunca podré mejorar, pero que sigue estando abierta para la interpretación y reinvención de otra persona.

¿Qué nos puedes decir sobre las influencias que dieron forma al mundo de Babel? Creo que Ciudades invisibles de Italo Calvino puede ser una de ellas, pero seguro que hay más.

Antes de sentarme a escribir Senlin Ascends, había pasado diez años estudiando literatura y escribiendo poesía, influido sobre todo por obras alejadas del fantástico. Autores como Italo Calvino, Albert Camus, Mary Shelley, Thomas Hardy, Jorge Luis Borges, Thomas Mann, Franz Kafka, Virginia Woolf, Ralph Ellison, Joyce Carol Oates, Vladimir Nabokov, Salman Rushdie, Elizabeth Bishop, y Gabriel García Márquez han contribuido en la creación.

Algunas veces imagino la torre de Babel como una especie de parque temático. ¿Crees que los planos de la torre podrían dar lugar un parque real?

¡Por supuesto! En realidad, la serie es una elaborada promoción para atraer inversores al proyecto de construcción de un parque temático: The Enchanted Ringdoms of Babel©. Naturalmente, los visitantes deberían firmar documentos legales que eximirían a Enchanted Ringdoms© y sus empresas subsidiarias de cualquier responsabilidad legal o financiera por trauma psicológicos, adicciones, captividad, esclavitud, pérdida o daño en la propiedad o en las personas y decapitaciones accidentales o intencionales.

Las principales atracciones serían The Spidereater’s Tunnel of Love, The Bottomless Library Drop Tower, The Parlor Laser Tag, y por supuesto los popularísimos Beer-Me-Go-Rounds. Los primeros inversores recibirían un tanto por cierto de las ventas de las licencias de los peluches Chimneycats© y Bullsnails©.

¿Qué nos puedes contra sobre tu nueva asistente de marketing, Maddie? ¿Cuántas tomas fueron necesarias para grabar el trailer del libro 4, The Fall of Babel? ¿Hay fecha de publicación?

A Maddie le ofendería que alguien le llamara asistente. Ella es la jefa y el talento. Con una sola toma hubiera bastado y sobrado porque siempre lo hace todo perfecto, pero condescendió en hacer 26 porque se sentía generosa y los entremeses que proveyó el catering le agradaron. Desde entonces se ha retirado de la actuación para concentrarse en su verdadera pasión: el salto base y la terapia de gritos.

The Fall of Babel no tiene todavía fecha de publicación, pero el último borrador ya está en manos de los editores, así que seguimos con el plan de lanzamiento en 2021.

He visto la trama de The Hod King en la pared de tu oficina (me parece una gran idea tenerla en una pizarra) y me hizo pensar: ¿tenías desde el principio pensada la estructura de cada planta de la torre o has ido dejándote llevar por la inspiración del momento?

¡Me lo paso muy bien con mi pared de pizarra! Recomiendo encarecidamente esta práctica a los escritores, especialmente a lo que se encuentren atascados. Garabatear en la pared de mi oficina con tiza me hacía sentir hombre de las cavernas y loco al mismo tiempo.

Conocía la trama y las funciones esenciales de la torre desde el principio. (Espero que esto sea evidente para los lectores cuando acaben la saga). Las estructuras específicas y las culturas de cada “ringdom”, sin embargo, eran aspectos de la historia que fui descubriendo por el camino. Esto fue a caso hecho. ¡Quería que la torre guardara secretos incluso para mí! E incluso con el ultimo libro ya escrito, gran parte de la torre permanece ignota. Creo que podría pasarme el resto de la vida trabajando en los 64 “ringdoms” y solo tendríamos un esquema de la torre.

Los libros de Babel comenzaron como la historia de Senlin, pero se ha convertido en una narración multipersonaje. ¿Quién es tu favorito entre ellos?

Mi personaje favorito va cambiando. Como hace poco que he terminado el final de la serie, tenía que escribir las escenas finales de unos personajes con los que he trabajado durante años. La experiencia ha sido agridulce. Algunos personajes han crecido mucho, pero al final, creo que sus partes esenciales todavía se pueden reconocer, inalteradas. Los quiero a todos.

Dicho esto, el que más me divierto escribiendo es Byron. Cuando lo creé para Arm of the Sphinx, iba a ser un personaje terciario, alguien que daría el contrapunto necesario para después desaparecer. Pero cuando empecé los borradores de The Hod King, Byron seguía saliendo en mis notas. Es insistente y charlatan con un gran corazón. Es el tipo de personaje que no ocupa espacio simplemente, en el mejor sentido de la frase, él monta la escena.

Creo que las versiones en audiolibro de tus libros son brillantes. ¿Qué piensas de los audiolibros? ¿Los usas?

Estoy encantado con la interpretación de John Banks de los libros de Babel, soy muy afortunado porque alguien de ese calibre haya participado en el proyecto. ¡Me alegra que estés de acuerdo!

Me encantaban los audiolibros cuando era pequeño. Desgasté mis cintas con The Hobbit y The Lord of the Rings. Mi audiolibro favorito de aquella época es The Screwtape Letters de C.S. Lewis, por John Cleese. Lo escuchaba para dormirme, así que sin duda tiene  la culpa de algunas pesadillas espléndidas.

Dejé de escuchar audiolibros a partir de los 20 años y no volví al medio hasta varios años después, cuando tenía que viajar durante tres horas para trabajar. Me convertí de nuevo en un lector asiduo de audolibros y esta experiencia renovó mi aprecio por esta forma de arte. Un gran narrador puede mejorar un libro mediocre y un lector inepto puede arruinar un clásico. Uno de los audiolibros más memorables de esa época fue Peter Weller narrando Sttepenwolf de Herman Hesse.

De nuevo muchas gracias a Josiah por su colaboración, y ahora dejaremos de molestarle para que se pueda centrar en lo que nos interesa… ¡que acabe el libro!

The first two book of your Babel Series was self-published but the rest of the series is being published by Orbit. Can you tell us how was this process? Which way of publishing do you prefer?

When I first tested the waters by self-publishing Senlin Ascends in 2013, it was a very different pool than it is today. There was a ton of bias against self-publishing among many readers, writers, and industry insiders. To them, self-publishing seemed like vanity publishing in a bigger wig. Putting the irksome question of legitimacy aside, there were (and still are) practical challenges to self-publishing. It’s a much more demanding process, one that requires writers to play (or pay) the parts of editor, copy editor, layout designer, cover artist, marketer, and publicist. Distinguishing yourself from a crowded market requires years of effort. Self-publishing is a marathon without a finish line. Writing the book was the easy part.

But the advantages of self-publishing are considerable. First and foremost: you have complete control of your vision. You don’t have to compromise to meet other people’s tastes, expectations, or deadlines. Traditional publishers are generally skittish about novelty. They are risk adverse. But as a self-publisher, you can take a chance on yourself. And that’s a wonderful, empowering thing.

My introduction to the traditional publishing world came at an opportune time. The first print run of Orbit’s editions of Senlin Ascends and Arm of the Sphinx were published in the spring of 2018, which coincidentally was when my wife and I welcomed to this unready world the force of nature known as “Maddie.” If I had tried to function as a self-publisher while also operating as a stay-at-home dad to an infant, I would have published nothing, promoted little, and written less. Orbit carried my books when I could not, and that’s something that I will always be grateful for.

My editors at Orbit, Bradley Englert (US) and Emily Byron (UK), played a considerable role in polishing up The Hod King for publication. Having access to such capable editors is one of the perks of traditional publishing. Another benefit of being a part of the industry is professional representation. My agency has been responsible for expanding the reach of my books to include numerous translations as well as people in the entertainment industry. My readership has ballooned, and that’s largely thanks to my publisher.

Both self-publishing and traditional publishing have their benefits. Even as I enjoy the advantages of traditional publication, I’m very glad to see self-publishing continue to gain clout, attention, and a share of the market.

If you are able to, would you mind letting us know if you’ve ever been contacted by a Spanish publishing company to publish your books in translation? What would be your sales pitch for your Babel Series in Spain?

Publishing is a funny business. I think readers would be surprised to hear just how little writers are involved in the dissemination of their works, especially internationally. I’m entirely shielded from the process of courting publishers for translation rights. They’ll bring me the opportunities that they are satisfied with, and I sign off on them.

As of now, I haven’t been told anything about a prospective Spanish publisher, though I certainly have heard interest from Spanish readers. I would love to see the series translated into Spanish, and perhaps the arrival of the final book will convince a publisher to take a chance on the series. I’ll leave the sale’s pitches to the professionals. I couldn’t sell a baby seal to a polar bear.

Would the next book in the series be the last? What do you plan on writing after that?

The final book in the series, The Fall of Babel, concludes the main story lines that I laid out over the first three books. With that said, there may be room for future entries in the Babel-verse. Whether there are more books depends entirely on the existence of a perfect trinity of interest comprised of a publisher, readers, and me.

It took about a decade to write The Books of Babel. Whatever I tackle next will be more modest in scope. I’m juggling a few ideas for novellas and short stories at the moment, but my main priority for the next month or two will be recharging (reading books) and revising the Fall of Babel. We’ll see what the future holds after that.

Recently, we have seen the wonderful cover by Tom Kidd for the Subterranean Press edition of The Hod King. Does the artist get in contact with you during the development of the work or is it a completely separate development?

Tom Kidd is a fantastic talent and an incredibly genuine and cordial person. It’s been a privilege to work with him. Tom’s vision of the Tower is both exquisite and entirely the product of his own interpretation of the books. I would never correct an artist’s notion of my world. I believe that while my words may serve as a point of inspiration, the artist’s own vision is preeminent to the integrity and authenticity of their work. I might sometimes see things differently in my head, but that’s irrelevant to anyone else’s vision.

Not that writers get much say-so in such matters, but I think I would feel much the same about a film/movie adaptation of the series, should there ever be one. The Books of Babel is, for me, a discrete and entire version of things, one which I won’t ever be able to improve upon, but one which is still very much open to another person’s interpretation and reinvention.

What can you tell us about the influences that shaped the world of Babel? I think Invisible Cities by Italo Calvino may be one of them, but I`m sure there would be more.

Before I sat down to write Senlin Ascends, I had spent the previous decade studying literature and writing poetry, so I was most influenced by works outside the fantasy genre. Italo Calvino, Albert Camus, Mary Shelley, Thomas Hardy, Jorge Luis Borges, Thomas Mann, Franz Kafka, Virginia Woolf, Ralph Ellison, Joyce Carol Oates, Vladimir Nabokov, Salman Rushdie, Elizabeth Bishop, and Gabriel García Márquez all contributed some creative DNA to the effort.

Sometimes I imagine The Tower of Babel as a kind of thematic park. Do you think the Tower’s layout can be “translated” to a real park?

Indeed, it could! The series is actually just an elaborate promotion to attract investors for the construction of a real-life theme park: The Enchanted Ringdoms of Babel©. Naturally, visitors to the park will have to sign waivers that relieve Enchanted Ringdoms© and its subsidiaries of any legal or financial responsibility for psychological trauma, crumb addiction, captivity, bondage, lost or damaged property or persons, and accidental/intentional beheadings.

The main attractions will include The Spidereater’s Tunnel of Love, The Bottomless Library Drop Tower, The Parlor Laser Tag, and of course the always popular Beer-Me-Go-Rounds. Early investors will receive a portion of the licenced sale of plushie Chimneycats© and Bullsnails©.

What can you tell us about your new marketing assistant, Maddie? How many takes did it take to record your trailer for book 4, The Fall of Babel? When is it going to be published?

Maddie would be offended to be called an “assistant.” She is the showrunner and Talent. Maddie only needed one take because the first take is always perfect, but she agreed to twenty-six takes because she was feeling generous and the caterer’s desert trays were up to snuff. She has since retired from acting so that she can concentrate on her true passion: base jumping and scream therapy.

The Fall of Babel doesn’t have a publication date yet, but with the draft done and in the hands of my editors, we’re still on track for a 2021 release.

I have seen the plot of The Hod King on your office wall (great idea to have it all in a blackboard) and that got me thinking: Did you have in your head since the beginning the structure of every floor of the tower or was it more of an inspirational project?

I had a lot of fun with my blackboard wall! I highly recommend the practice to writers, especially those who are feeling stuck. Scrawling on my office wall with nubbins of chalk made me feel equal parts caveman and madman.

I knew the overarching storyline and the essential functions of the Tower from early on. (I hope this will be evident when readers finish the final book.) The specific structures and cultures of each ringdom, however, were aspects of the story that I discovered along the way. This was intentional. I wanted the Tower to hold some mysteries for me as well! And even with the last book written, much of the Tower remains unexplored. I think I could spend the rest of my life probing the sixty-four ringdoms and still only produce a sketch of the Tower.

The Books of Babel began as the story of Senlin, but it has developed into a multicharacter narration. Who is your favourite character in the series?

My favourite character changes. I recently drafted the end of the series, which required that I write the final scenes of characters who I’ve spent years with. The experience was bittersweet. Some of the characters had grown a lot, but in the end, I felt that the essential kernels of their personalities were still recognizable and unchanged. I love them all.

With that said, I had the most fun writing Byron. When I originally introduced him in Arm of the Sphinx, I meant for him to be a tertiary character; someone who’d bring in some much-needed levity before quietly exiting the plot. But when I started building out the storylines for The Hod King, Byron kept popping up in my notes. He’s an insistent, garrulous character with a surprising amount of heart. He’s the sort of character who doesn’t just occupy space; in the best way possible, Byron makes a scene.

I think the audiobook versions of your books are quite brilliant. What is your opinion of audiobooks? Do you use them?

I’m really delighted with John Banks’ narration of the Books of Babel, and I feel very fortunate to have had someone of his calibre take on the project. I’m so glad you agree!

I loved audiobooks as a kid. I wore out my cassette tapes of The Hobbit and The Lord of the Rings. My favourite audiobook from that era was C.S. Lewis’ The Screwtape Letters, read by John Cleese. I used to listen to that to fall asleep, which was responsible for some absolutely splendid nightmares.

I got out of the habit of listening to audiobooks in my later teens. I didn’t return to the medium for years and years until I found myself with a three hour daily commute. I became a habitual audiobook reader again, and that experience renewed my appreciation for the artform. A great narrator can elevate a mediocre book, and an inept reader can sour a classic. One of the more memorable audiobooks from that period was Peter Weller narrating Hesse’s Steppenwolf.

Gollancz adquiere la trilogía fantástica de debut de J.T. Greathouse

Gollancz ha comprado los derechos de la primera trilogía fantástica escrita por J.T. Greathouse. El primer volumen de la saga se titulará The Hand of the Sun King y verá la luz en agosto de 2021.

Esta es la sinopsis del primer libro:

Wen Alder is soon to take the Imperial examinations, the first step to becoming Hand of the Emperor and to wielding the Empire’s legitimate magic. It has been years since his grandmother showed him her forbidden witchcraft, before she abandoned him to join the resistance. Now his path will take him from lowly student to Empire sorcerer, force him to choose between his country and his family, and have him uncover the truth: that an even greater war is being waged than that with the resistance, one that is magical rather than mundane, one into which he may find himself drawn, whether he wants to be or not.

Mi traducción:

Wen Alder pronto hará los exámenes imperiales, el primer paso para convertirse en la Mano del Emperador para blandir la legítima magia del Imperio. Hace años que su abuela le enseñó su magia prohibida, antes de abandonarle para unirse a la resistencia. Ahora su camino le llevará de humilde estudiando a hechicero del Imperio, forzándole a elegir entre su país y su familia, y llevándole a descubrir la verdad: que está teniendo lugar una guerra incluso mayor que la conocida con la resistencia, una que es mágica en vez de mundana, una en la que se verá envuelto, lo quiera o no.

Libro gratis: Norstrilia

El libro que nos ofrece este mes la gente Phoenix Pick en la modalidad paga lo que quieras es un clásico de la ciencia ficción. Se trata de Norstrilia, de Cordwainer Smith.

Esta es la sinopsis:

Welcome to Old North Australia, or Norstrilia, the only planet that has «stroon,» a substance that indefinitely delays aging in humans. Stroon is cultivated from huge, deformed sheep farmed by the wealthiest estate owners to ever exist in all of humanity’s existence.

​Rod McBan is the last of one of the oldest and most honorable families on Norstrilia. But he himself has shortcomings that would normally have led to his death under the strict laws governing population control on a planet where immortality is cheap and imperfect citizens are ruthlessly «culled» to make way for more productive members of society.

​But even McBan’s vaunted stature in the society is not enough to save him from the basest of human emotions—jealousy—as the enmity of a former friend forces him to escape to Earth, where McBan’s unprecedented fortune quickly makes him a magnet for all manner of crooks and revolutionaries.

Mi traducción:

Bienvenidos al viejo norte de Australia, o Nostrilia, el único planeta que tiene stroon, una sustancia de retrasa indefinidamente el envejecimiento humano. El stroon se obtiene de enormes ovejas deformadas que forman parte de los rebaños de los humanos más ricos que hayan existido jamás.

Rod McBan es el último de una de las más antiguas y honorables familias de Norstrilia. Pero él mismo tiene problemas que deberían haberle causado la muerte según las estrictas leyes que gobiernan el control de la población en el planeta, donde la inmortalidad es barata y los ciudadanos imperfectos son adaptados para convertirlos en miembros productivos de la sociedad.

Pero incluso la posición de McBan en la sociedad no es suficiente para salvarle de las emociones humanas más primordiales, como la envidia, cuando un grupo de antiguos amigos le fuerzan a huir a la Tierra, donde su cuantiosa fortuna le convierte en un imán para todo tipo de criminales y revolucionarios.

Esta es la portada: