El Día Más Largo del Futuro

No sé qué me llevó a hacerme con un ejemplar de El Día Más Largo del Futuro, de Lucas Valera. Obviamente su ambientación futurista llamaba a gritos a la aficionada a la ciencia ficción que soy, pero no tenía referencias sobre el autor y el dibujo, deudor de la línea clara, quizá era excesivamente esquemático en una primera aproximación visual.

No obstante, me parecía una apuesta muy valiente narrar una historia distópica sin diálogos, solo con la expresividad del dibujo. Quizá fue este el empujón que me faltaba para comprar el tebeo, que también se puede considerar un homenaje al cine mudo.

El dibujo es esquemático y engañosamente simple, acompañado por una coloración plana de colores mate. Supongo que esta decisión hace incluso más meritoria la historia que el autor es capaz de desarrollar con estas herramientas. Con estos simples trazos, Varela consigue desarrollar una historia distópica, de alienación de masas, de enfrentamiento provocado por la oligarquía e incluso un relato de primer contacto. Y todo esto sin una sola línea de diálogo. Realmente espectacular.

El principal objetivo del autor es una crítica mordaz e hiriente a la sociedad de consumo, algo que consigue con muy pocas viñetas. Pero no contento con esto, también nos ofrece una esperanza, representada por una simple postal de Bienvenidos al paraíso, que se convierte en el bote salvavidas de uno de los personajes de la historia. No sabemos sus nombres, nunca los sabremos, pero conocemos sus intenciones y sus motivaciones.

Es casi imposible comentar nada más sin entrar en el terreno del spoiler. Baste con mencionar la violencia que se genera en esta sociedad perversamente dual, con enfrentamiento entre dos facciones que son dos caras de la misma moneda.

Un tebeo que merece la pena “leer”.

Ether. La Muerte de la Última Llama Dorada

Ether ha sido una de mis pocas adquisiciones en el Salón del Cómic de Barcelona, pero he de reconocer que estoy muy contenta con haberla comprado.

La colaboración entre David Rubín y Matt Kindt da lugar a un tebeo vibrante y muy animado, aunque no sea excesivamente original en su concepción. ¿Es fantasía, es ciencia ficción? Hay que leerlo para formarse una opinión.

El protagonista es Boone, un explorador interdimensional obsesionado con aplicar el método científico a sus investigaciones de otro mundo, el famoso Ether. Como todo buen multiverso, hay aspectos que nos recuerdan a la Tierra y otros que le son completamente ajenos. En este aspecto, Kindt da rienda suelta a su imaginación, y ante nosotros veremos un desfile de seres extraños pero no por ello menos atrayentes. Es inevitable que vengan a la memoria otros exploradores (en este caso, espacio-temporales) como Valerian y Laureline, pero creo que Kindt consigue separarse de esta y otras ideas, aunque parta del mismo punto. Pero el escenario, aunque atrayente, no es lo más importante de la historia. Todo gira alrededor de la investigación de un asesinato, aplicando el método científico en un mundo mágico.

La paleta de colores utilizada en la parte gráfica para crear el necesario contraste entre la Tierra y Ether es acertada. Mientras que en el mundo alternativo todo son colores muy vivos, en la Tierra predomina la escala de grises. También es importante el hecho de que el tiempo no transcurre de forma similar en ambos mundos, lo que da lugar a desfases que son importantes para la narración. Esto, unido a cierta cantidad de flashbacks, ofrece una historia dilatada en el tiempo y, por tanto, compleja.

Me encanta el trabajo desarrollado por David Rubín, con una estética desenfadada por momentos que recuerda a los años mozos de Hércules en El Héroe, pero en la que se nota una evolución. Me parece muy acertada la inclusión de blueprints (por llamarlo de alguna manera) de algunos de los inventos o seres que aparecerán a lo largo de la historia.

A modo de curiosidad, en las notas finales se incluyen distintos bocetos conceptuales sobre los que Rubín trabajó el apartado gráfico, siempre teniendo en cuenta que Matt Kindt también es dibujante. Es apasionante tener acceso directo al proceso creativo de una obra de esta envergadura, me encantan sus comentarios sobre la simplificación de la imagen para no tener que estar dibujando detalles en cada momento, sobre todo teniendo en cuenta lo completas que resultan las escenas y los personajes. La capacidad de síntesis gráfica del autor es espectacular.

¿Se nota mucho que estoy deseando adquirir el siguiente tomo?

Esta obra ha sido traducida por Santiago García.

La Visión Volumen 2

Siempre hay voces agoreras que dicen que en el cómic de superhéroes ya está todo contado y que no hay nada nuevo bajo el sol. Aunque hay muchos ejemplos que podrían rebatir esta afirmación, el cómic sobre el que hablamos hoy creo que cumple todos los requisitos necesarios para ser un importante argumento a favor del relato de superhéroes.

La Visión es un personaje muy conocido de Marvel, aunque esté varios escalones por debajo en popularidad de las grandes estrellas de la casa. Para mí, sin embargo, su pasado es una nebulosa, porque nunca he sido muy fan de Los Vengadores.

Tom King aprovecha la existencia de este personaje artificial para plantear grandes dudas existenciales: ¿qué es lo que nos hace ser humanos?, ¿qué significa formar una familia?

El tono es eminentemente oscuro y serio. La obsesión de uno de los personajes por la obra de Shakespeare hace intuir la tragedia que se desarrollará ante nuestros ojos. Pero me gustaría hacer especial énfasis en el tratamiento de la adicción de otro personaje, de la que se habla casi de refilón pero que es un importante punto de inflexión.

En el aspecto gráfico Gabriel Hernández Walta se adapta perfectamente a la historia, complementándola. El dibujo puede parecer frío y demasiado estructurado, pero es un fiel reflejo de la mente de La Visión, todo cálculos y algoritmos.

Es este un tebeo sobre elecciones vitales. Todos debemos elegir que camino seguir, valorando los pros y los contras, pero cuando una mente analítica se enfrenta a un problema aparentemente sin solución, no podemos predecir el resultado.

Como aspecto negativo, el primer episodio de este segundo volumen aún intentando ser un resumen de la historia de la Visión requiere cierto conocimiento del universo Marvel en general y de la Visión en particular que no está al alcance de todos.

El testamento de William S.

La serie Blake y Mortimer es una de mis favoritas, así que espero cada nueva entrega con interés. El testamento de William S. acaba de publicarse en español y me faltó tiempo para hacerme con él y leerlo, de una sola sentada.

En esta nueva entrega, la serie se aleja de sus tramas habituales que mezclan algo de ciencia ficción con relatos de espionaje. Esto me supuso una pequeña decepción, pero una vez aceptado el hecho me dispuse a disfrutar de una historia compacta y bien llevada, aunque algo plana en el desarrollo.

El guión me recuerda en cierto modo a las obras de Tim Powers con esa estudiada forma de aprovechar los huecos en la historia conocida para introducir datos inventados pero posibles. Salvando las distancias porque no llega a introducir elementos sobrenaturales como es costumbre en el escritor de Buffalo, Yves Senté imagina toda una nueva vida para el dramaturgo inglés William Shakespeare, que nuestros protagonistas deberán desentrañar.

Contrariamente a otras historias, en este caso la narración es “excesivamente” guiada por el autor, dejando poco margen de maniobra a los personajes. Me explico. Los distintos enigmas que tienen que resolver no suponen apenas desafío para ellos, se resuelven con una facilidad pasmosa. Hay muchos flashbacks que ralentizan el ritmo de lectura, aunque aporten información nueva. La resolución final es tan perfecta y ordenada que resulta poco creíble. Pero aún así, he disfrutado con la lectura. Quizá está contradicción sea debida a mi admiración por los personajes en sí.

En el aspecto gráfico, Juillard cumple sobradamente con su interpretación del legado de Jacobs. Aunque en algunas posturas de algunos personajes se nota cierta rigidez, por lo demás es un gusto ver su trabajo. Es una pena que esté un poco desaprovechado porque apenas hay exteriores a pesar de las visitas a Italia, que podrían haber dado mucho juego conceptualmente hablando.

El coloreado de Madeleine de Mille es de lo más destacable, me encanta cómo ha iluminado cada escena.

Os invito a buscar algunos guiños de los autores en el cómic, como ese capitán Haddock tan poco disimulado o el homenaje a P.G. Wodehouse. ¿Qué os ha parecido esta entrega?

Finalistas y ganadores premios Utopiales 2016

Aquí os traigo los finalistas de los premios Utopiales de este año. En negrita, los ganadores.

Prix Julia Verlanger (Mejor novela SF/F)

  • Le club des punk contre l’apocalypse zombie, Karim Berrouka (ActuSF)

Utopiales Europeo

  • La fenêtre de Diane de Dominique Douay (Les Moutons Électriques)
  • Futu.re de Dimitri Glukhovsky. Traducido del ruso por Denis E. Savine (Éditions L’Atalante)
  • Légationville [Embassytown] de China Miéville. Traducido del inglés por Nathalie Mège (Fleuve Editions)
  • Métaquine de François Rouiller (Éditions L’Atalante)
  • Sous la Colline de David Calvo (Éditions La Volte)
  • Le vivant de Anna Starobinets. Traducido del ruso por Raphaëlle Pache (Mirobole Editions)

Utopiales Juvenil

  • Les Copies de Jesper Wung-Sung. Traducido del danés por Jean-Baptiste Coursaud (Éditions du Rouergue Jeunesse)
  • Empreinte digitale de Patrice Favaro (Thierry Magnier Éditions)
  • La source de Maxime Fleury (Thierry Magnier Éditions)
  • Les sous-vivants de Johan Héliot (Seuil Jeunesse)

Premio al mejor cómic

  • L’Apocalypse selon Magda, Chloé Vollmer-Lo & Carole Maurel (Éditions Delcourt)
  • Le dernier arpenteur des sables, Jay Hosler (Éditions Cambourakis)
  • Ex Nihilo, Stéphane Douay y Jean-François Kierzkowski (Les Éditions Pirates)
  • Nefer, Chants et contes des premières terres, Arnaud Boutle (Éditions Delcourt)
  • Pouvoirpoint, Erwann Surcouf (Vide Cocagne)
  • Transperceneige Terminus, Jean-Marie Rochette & Olivier Boquet (Casterman BD)
  • Zita, Sylvie Fontaine (La Boite à Bulles)

Premios Harvey 2016

harvey_winner_logo1Aquí os traigo los ganadores de los premios Harvey de este año:

Mejor rotulación

John Workman, RAGNAROK, IDW Publishing

Mejor color

Laura Allred, SILVER SURFER, Marvel Comics

Mejor tira

BLOOM COUNTY, Berkeley Breathed, Universal Uclick

Mejor cómic online

BATTLEPUG, Mike Norton, battlepug.com

Mejor edición americana de material extranjero

Empate

TWO BROTHERS, Dark Horse Books
CORTO MALTESE: BEYOND THE WINDY ISLES, IDW Publishing

Mejor entintador

Klaus Janson, DARK KNIGHT III: THE MASTER RACE, DC Comics

Mejor serie nueva

PAPER GIRLS, Image Comics

Mejor promesa

Tom King, THE VISION, Marvel Comics

Premio especial al humor en los cómics

Chip Zdarsky, HOWARD THE DUCK, Marvel Comics

Mejor publicación original para jóvenes

LUMBERJANES, BOOM! Box/BOOM! Studios

Mejor novela gráfica previamente publicada

THE LESS THAN EPIC ADVENTURES OF TJ AND AMAL, Iron Circus Comics

Premio especial a la excelencia en la presentación

PEANUTS: A TRIBUTE TO CHARLES M. SCHULZ, Scott Newman, KaBOOM!/BOOM! Studios

Mejor proyecto de reimpresión doméstico

CRIMSON VOL. 1, BOOM! Studios

Mejor portadista

Fiona Staples, SAGA, Image Comics

Mejor presentación biográfica, periodística o histórica

MARCH: BOOK TWO, Top Shelf Productions

Mejor antología

PEANUTS: A TRIBUTE TO CHARLES M. SCHULZ, KaBOOM!/BOOM! Studios

Mejor novela gráfica original

MARCH: BOOK TWO, Top Shelf Productions

Mejor serie continua o limitada

SAGA, Image Comics

Mejor guionista

Brian K. Vaughan, SAGA, Image Comics

Mejor artista

Fiona Staples, SAGA, Image Comics

Mejor dibujante de cartoons

Stan Sakai, USAGI YOJIMBO

Mejor episodio

PEANUTS: A TRIBUTE TO CHARLES M. SCHULZ, BOOM! Studios

Harvey Kurtzman Hall of Fame

Carl Barks
Al Jaffee

Premio Dick Giordano Humanitario del año

Beth Widera

Premio logro de toda una vida iniciativa heroica

Joe Giella

Un futuro sin nubes

futurosinnubesMi amigo Elías me ha recordado que en los últimos tengo muy olvidados los cómics y sus reseñas, algo evidentemente cierto, pero que no sé si podré arreglar porque no estoy leyendo mucho. No obstante, ha caído en mis manos Un futuro sin nubes y aunque solo sea por un día, vuelven las reseñas de tebeos a Fantástica Ficción.

La obra de los dibujantes Ralph Meyer y Bruzo Gazzoti con guión de Fabien Vehlmann es un buen ejemplo de que el tebeo es un medio perfecto para la ciencia ficción, tanto por su componente visual como por su concreción. En sus páginas conoceremos a Nolan Ska, un ingeniero de un futuro controlado por una sola multinacional, propiedad de F.G. Wilson. Ska decide viajar al pasado para impedir que Wilson se haga con el control mundial ayudando al futuro millonario a cumplir su verdadera vocación : ser escritor de ciencia ficción.

Partiendo de esta base os podéis imaginar al menos parte de las características de la obra. Muchos, muchísimos de los tropos habituales de la ciencia ficción, tanto en la historia “real” como en los guiones que Ska crea para Wilson. Y también cierta dosis de ironía, humor y por qué no decirlo, mala baba.

La lectura avanza paralelamente entre estos relatos imaginados y la relación entre ambos personajes, con un ritmo que no decae en ningún momento y que nos tiene entretenidos hasta el final. Uno de los problemas de Un futuro sin nubes precisamente es que los homenajes a otras obras son continuos y se echa en falta algo de originalidad en las historias, ya que todas son reminiscentes de otras que conocemos.

En el aspecto gráfico, el trabajo entre ambos autores está dividido hoja a hoja pero consiguiendo una mimetización de estilos que hace que no sea fácil discernir las diferencias. Herederos del Spirit del maestro Eisner, el dibujo se adapta perfectamente al relato y sin excesivas florituras pero con un oficio innegable consigue un resultado final muy agradable.

Una historia que no es excesivamente original pero que cumple perfectamente su función.

Ganadores premios Eisner 2016

Ya están aquí los ganadores de los premios Eisner, quizá los más importantes del mundo del comic.

Mejor historia corta: “Killing and Dying,” de Adrian Tomine, en Optic Nerve #14 (Drawn & Quarterly)

Mejor número único: Silver Surfer #11: “Never After,” de Dan Slott y Michael Allred (Marvel)

Mejor serie: Southern Bastards, de Jason Aaron y Jason Latour (Image)

Mejor serie limitada: The Fade Out, de Ed Brubaker y Sean Phillips (Image)

Mejor serie nueva : Paper Girls, de Brian K. Vaughan y Cliff Chiang (Image)

Mejor publicación para lectores jóvenes (hasta 8 años): Little Robot, de Ben Hatke (First Second)

Mejor publicación para niños (9-12 años): Over the Garden Wall, de Pat McHale, Amalia Levari, y Jim Campbell (BOOM! Studios/KaBOOM!)

Mejor publicación para adolescentes (13-17 años): SuperMutant Magic Academy, de Jillian Tamaki (Drawn & Quarterly)

Mejor publicación humorística: Step Aside, Pops: A Hark! A Vagrant Collection, de Kate Beaton (Drawn & Quarterly)

Mejor Webcomic: Bandette, de Paul Tobin y Colleen Coover (Monkeybrain/comiXology)

Mejor antología:Drawn & Quarterly, Twenty-Five Years of Contemporary, Cartooning, Comics, and Graphic Novels,editado por Tom Devlin (Drawn & Quarterly)

Mejor trabajo basado en la realidad: March: Book Two, de John Lewis, Andrew Aydin, y Nate Powell (Top Shelf/IDW)

Mejor album gráfico nuevo: Ruins, de Peter Kuper (SelfMadeHero)

Mejor album gráfico reimpreso: Nimona, de Noelle Stevenson (Harper Teen)

Mejor adaptación de otro medio: Two Brothers, de Fábio Moon y Gabriel Bá (Dark Horse)

Mejor edición estadounidense de material internacional: The Realist, de Asaf Hanuka (BOOM! Studios/Archaia)

Mejor edición estadounidense de material internacional—Asia: Showa, 1953–1989: A History of Japan, de Shigeru Mizuki (Drawn & Quarterly)

Mejor colección de archivo/Project—Strips: The Eternaut, de Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano Lòpez, editado por Gary Groth y Kristy Valenti (Fantagraphics)

Mejor libro colección de archivo/Project—Strips/Project—Comic Books: Walt Kelly’s Fairy Tales, editado por Craig Yoe (IDW)

Mejor escritor: Jason Aaron, Southern Bastards (Image), Men of Wrath (Marvel Icon), Doctor Strange, Star Wars, Thor (Marvel)

Mejor escritor / dibujante: Bill Griffith, Invisible Ink: My Mother’s Secret Love Affair with a Famous Cartoonist (Fantagraphics)

Mejor entintador: Cliff Chiang, Paper Girls (Image)

Mejor pintor, artista multimedia: Dustin Nguyen, Descender (Image)

Mejor portadista: David Aja, Hawkeye, Karnak, Scarlet Witch (Marvel)

Mejor color: Jordie Bellaire, The Autumnlands, Injection, Plutona, Pretty Deadly, The Surface, They’re Not Like Us, Zero (Image); The X-Files (IDW); The Massive (Dark Horse); Magneto, Vision (Marvel)

Mejor rotulador: Derf Backderf, Trashed (Abrams)

Mejor artículo relacionado con los cómics: Hogan’s Alley, editado por Tom Heintjes (Hogan’s Alley)

Mejor libro relacionado con los cómics: Harvey Kurtzman: The Man Who Created Mad and Revolutionized Humor in America, de Bill Schelly (Fantagraphics)

Mejor trabajo académico: The Blacker the Ink: Constructions of Black Identity in Comics and Sequential Art, editado por Frances Gateward y John Jennings (Rutgers)

Mejor diseño de publicación: The Sandman Gallery Edition, diseñado por Josh Beatman/Brainchild Studios (Graphitti Designs/DC)

Hall of Fame: Elección del jurado: Carl Burgos, Tove Jansson • Elección de los votantes: Lynda Barry, Rube Goldberg, Matt Groening, Jacques Tardi

Premio Russ Manning a la carrera más prometedora: Dan Mora

Premio humanitario Bob Clampett: Matthew Inman

Premio Bill Finger Award a la excelencia en la escritura de cómics: Richard E. Hughes, Elliot S! Maggin

Premio Will Eisner Spirit of Comics Retailer: Orbital Comics and Games, London, UK