Las aventuras de la Princesa y el señor Fu, Patrick Rothfuss

Si digo Patrick Rothfuss pensarás inmediatamente en El nombre del viento o El temor de un hombre sabio, pero casi con certeza no vendrá a tu mente el libro del que hablamos hoy: Las aventuras de la Princesa y el señor Fu: la cosa debajo de la cama. Salvo que tengas 5 años.

El título no engaña: éste no es un libro del universo kvothe, sino un cuento infantil. En la contraportada, sin embargo, se lee: “Este no es un cuento para niños…”

Es cierto. Y falso.

First things first: esto es un cuento para niños. Si lo compras esperando ver otra cosa, te vas a sentir decepcionado o engañado. No hay rastro del asesino de reyes ni de nada que se le parezca: es la historia de una niña y su osito de peluche, un relato 100% infantil…

Continuar leyendo «Las aventuras de la Princesa y el señor Fu, Patrick Rothfuss»

Reseña de El Rey Lansquenete, de Santiago García Albás

reylasqueneteDejadme que os diga que Santiago García Albás ha sido todo un descubrimiento.

No es que Albás sea nuevo en esto de juntar palabras, pero hasta ahora ha pasado bastante desapercibido, quizá por ser escritor de relatos, un género que se aviene mal con la popularidad. Salvo con un relato para una recopilación de Gigamesh y otro para una selección de Xatafi, García Albás no se ha prodigado más allá del Premio Alberto Magno, al que es asiduo. Ha sido segundo en múltiples ocasiones y lo ha ganado en al menos tres, una de ellas con este trabajo.

Continuar leyendo «Reseña de El Rey Lansquenete, de Santiago García Albás»

Millas y millas de musgo dorado

 This is a story about being born.

(Thirteen Ways of Looking at Space/Time — The Melancholy of Mechagirl)

 

Bethany Thomas nacía un sábado cinco de mayo en la costera y musical ciudad de Seattle. Allí creció y, suponemos, adquirió el gusto por la lectura. Se especializó años después en Griego Antiguo, vivió en Japón, trabajó de vidente, de camarera, de actriz. En algún momento optó por dedicarse a la escritura y por vivir en Maine con su marido de ascendencia rusa —ambas cosas no sucedieron necesariamente a la vez. De su pluma fecunda han brotado una docena de novelas e innumerables relatos y poemas, recogidos en las mejores antologías del género. Si los cálculos no me fallan, tiene treinta y cuatro años. En el mundo del libro se la conoce por su pseudónimo: Catherynne M. Valente.

Continuar leyendo «Millas y millas de musgo dorado»