Portada de Empire of Silence

Se ha desvelado la portada de Empire of Silence, la primera novela de Christopher Ruocchio, que promete ser cuando menos llamativa.

Esta es la sinopsis:

Meet Hadrian Marlow.

Hadrian Marlowe, a man revered as a hero and despised as a murderer, chronicles his tale in the galaxy-spanning debut of the Sun Eater series, merging the best of space opera and epic fantasy.

It was not his war.

On the wrong planet, at the right time, for the best reasons, Hadrian Marlowe started down a path that could only end in fire. The galaxy remembers him as a hero: the man who burned every last alien Cielcin from the sky. They remember him as a monster: the devil who destroyed a sun, casually annihilating four billion human lives–even the Emperor himself–against Imperial orders.

But Hadrian was not a hero. He was not a monster. He was not even a soldier.

Fleeing his father and a future as a torturer, Hadrian finds himself stranded on a strange, backwater world. Forced to fight as a gladiator and navigate the intrigues of a foreign planetary court, he will find himself fighting a war he did not start, for an Empire he does not love, against an enemy he will never understand.

La portada es obra de Patrick Knowles.

The Freeze-Frame Revolution

Peter Watts es un escritor complejo, que no da facilidades al lector, pero que compensa en ocasiones el esfuerzo que hemos de realizar para adentrarnos en su obra con destellos de genio.

Empecé The Freeze-Frame Revolution con muchas ganas y he de confesar que cuando lo estaba terminando durante una cena solitaria, no fui capaz de despegar los ojos de la pantalla hasta acabarlo. No temía que los empleados del restaurante me recogieran justos con los restos de la comida a escobazos, porque ni siquiera me di cuenta del paso del tiempo. Hasta ese nivel de fascinación y ensimismamiento me llevó la historia.

El eje sobre el que gira todo el argumento es la definición de inteligencia. Quizá por deformación lectora, siempre he concebido las inteligencias artificiales como unos entes de capacidades tan superiores a las humanas que casi se convierten en incognoscibles. Pero Watts juega con el límite de esta inteligencia, utilizando una IA “tonta”, en el sentido de que es muy buena en los cálculos que hace pero le falta la chispa de genio que le permita saltar a deducciones no lineales, por ejemplo.

Existe un gran contraste en dos de las dimensiones en las que se desarrolla la  novela. El emplazamiento de The Freeze-Frame Revolution en una nave-meteorito cuya misión consiste en abrir puertas en el espacio, así que se trata de un espacio confinado (aunque muy extenso) imbuido en la inmensidad. Del mismo modo, la escala temporal de la misión es enorme, pero el tiempo que están conscientes los humanos apenas alcanza las semanas cada dos o tres milenios, porque solo se les despierta cuando algo no va según lo previsto.

Resulta casi imposible creer que se pueda llevar a cabo un motín en esta nave cuando los humanos apenas coinciden en sus turnos y cada vez que despiertan no saben cuánto tiempo ha pasado. Además, la IA de la nave ejerce una constante supervisión tanto de sus constantes vitales como de sus conversaciones, de sus relaciones… Y sin embargo, el ingenio humano es capaz de superar estos obstáculos, porque al fin y al cabo la inteligencia supervisora lo que hace es realizar algoritmos que analizan la relación costo-beneficio entre las acciones que realiza y el resultado que obtiene. Por lo tanto, no “merece la pena” supervisar cada nimio detalle si está dentro de los parámetros que algún programador pensó hace milenios.

Estos intersticios son los que aprovecha la tripulación para su “revolución”. Estos humanos no se están enfrentado a la inteligencia artificial que controla la nave, se están enfrentando a los ingenieros que en su momento programaron sus rutinas. Y este enfrentamiento dilatado en el tiempo resulta apasionante.

The Freeze-Frame Revolution es una novela tan interesante que apenas puedo esperar a que la leáis para comentarla en profundidad sin caer en el spoiler. Espero que pronto caiga en vuestras manos.

Portada de Thin Air

Aquí os traigo la portada de Thin Air, la nueva novela de Richard K. Morgan. Se trata de un thriller de corrupción y secuestros situada en Marte, que saldrá a la venta el 9 de octubre.

Aquí la sinopsis:

An ex-corporate enforcer, Hakan Veil, is forced to bodyguard Madison Jegede, part of a colonial audit team investigating a disappeared lottery winner on Mars. But when Jegede is abducted, and Hakan nearly killed, the investigation takes him farther and deeper than he had ever expected. And soon Hakan discovers the heavy price he may have to pay to learn the truth.

La portada es un poco convencional, pero una novela de Richard Morgan siempre es algo que celebrar.

 

Ganadores de los Ditmar 2018

No damos abasto para informar de todos los galardones que se están conociendo en esta fechas. Ahora les toca el turno a los Ditmar:

Mejor novela

  • Crossroads of Canopy, Thoraiya Dyer, Tor.

Mejor novella o novelette

  • “Girl Reporter”, Tansy Rayner Roberts, en Girl Reporter, Book Smugglers Publishing.

Mejor relato corto

  • “A Pearl Beyond Price”, Janeen Webb en Cthulhu Deep Down-Under Vol 1, IFWG Publishing Australia.

Mejor antología

  • Ecopunk!, Cat Sparks y Liz Grzyb, Ticonderoga Publications.

Mejor arte

  • Portada, Lewis Morley, por Matters Arising from the Identification of the Body, Peggy Bright Books.

Mejor publicación aficionada

  • SF Commentary, editado por Bruce Gillespie.

Mejor escritor aficionado

  • Stephanie Lai, por sus escritos en No Award.

Mejor artista aficionado

  • Shauna O’Meara, por “How to Bee” (basado en la novela de Bren MacDibble).

Mejor nuevo talento

  • Stephanie Lai

Premio William Atheling Jr por crítica o reseña

  • Ambelin Kwaymullina, por “Reflecting on Indigenous Worlds, Indigenous Futurisms and Artificial Intelligence”, Twelfth Planet Press.

¡Enhorabuena a los ganadores!

5 libros en busca de traducción (II)

Hace tiempo escribí una entrada sobre cinco libros que me parece que merecían una traducción al español. Pasado el tiempo me doy cuenta de que solo uno de ellos está ya en nuestro idioma, pero además de recordar los otros cuatro que quedan pendientes (Promise of Blood, Three Parts Dead, The Mechanical y Wolfhound Century), voy a aumentar la nómina de “futuribles” con otros que también me parecen dignos de mención.

Six Wakes de Mur Lafferty

Un libro que está nominado a varios premios este año y que por lo tanto tiene posiblidades de ver la luz en español, aunque solo sea por la “titulitis”. Lafferty, que ya nos dejó buen sabor de boca con The Shambling Guide to NYC y Ghost Train to New Orleans, cambia de tercio con una novela de ciencia ficción con investigación de asesinato múltiple, bien planteada y con un escenario original. Con mayor transfondo de lo que pueda aparentar por las implicaciones éticas de la clonación, esta novela será  un acierto seguro.

Te gustará si: te gustan los misterios o las naves generacionales o los clones. O los misterios EN naves generacionales CON clones.

After Atlas de Emma Newman

Emma Newman es una autora que poco a poco se va haciendo un hueco en mi panteón particular (donde os puedo asegurar que hay codazos y otras maniobras para ir haciéndose sitio). Con After Atlas ha sido capaz de enlazar de una forma estupenda una sociedad hiperconectada con una crítica social muy fuerte hacia las tremendas diferencias entre los ricos y los pobres. La esclavitud como forma de trabajo legalizada para pagar unos estudios y conocimientos no necesariamente solicitados son solo la punta del iceberg de una terrible distopía. A todo esto se le une la presencia de una secta religiosa muy poderosa y una investigación de asesinato que todos los gobiernos-corporaciones intentan ocultar. La tensión está muy lograda y la resolución es satisfactoria.

Te gustará si: las novelas “procedimentales” policíacas, pero con su toque de ciencia ficción.

The Moon and the Other de John Kessel

John Kessel utiliza nuestro satélite como base para mostrar una selección de soluciones políticas para la colonización espacial. La contraposición entre un sistema matriarcal y varios patriarcales es solo la punta de lanza para una novela eminentemente política, en el que las libertades individuales se definen de forma diferente dependiendo de dónde hayas nacido.

Te gustará si: te gustó Los Desposeídos.

Ninefox Gambit de Yoon Ha Lee

Aunque no se trata de una lectura fácil, la space opera de Yoon Ha Lee te atrapa desde el principio con su sistema de calendarios capaces de modificar la realidad, sus batallas épicas y sus marcados contrastes entre tradición y modernidad. Con una pareja protagonista inolvidable y una constante lluvia de ideas Ninefox Gambit te hará disfrutar como pocos otros libros.

Te gustará si: no te asusta su primera parte y estás dispuesto a entrar en el juego del autor.

Crashing Heaven de Al Robertson

Una novela que es capaz de volver a poner el cyberpunk de moda para advertir de los peligros de la inmersión total en la realidad virtual, con unos protagonistas que forman un conjunto con mucha fuerza en sus relaciones, en un entorno verosímil. Con toques de mitología, con crítica social, esta novela lo tiene todo para triunfar.

Te gustará si: te gusta Hannu Rajaniemi, salvando las distancias.

¿Has leído alguna de estas sugerencias? ¿Tienes algún otro libro que te gustaría ver traducido?

Nominados a los premios Prometheus 2018

La Libertarian Futurist Society ha dado a conocer los nominados al premio Prometheus de este año, son los siguientes:

Drug Lord: High Ground, de Doug Casey y John Hunt (High Ground Books)
The Powers of the Earth, de Travis Corcoran (Morlock Publishing)
Torchship, Torchship Pilot and Torchship Captain, de Karl Gallagher (Kelt Haven Press)
Darkship Revenge, de Sarah Hoyt (Baen Books)
The Corporation Wars: Emergence de Ken MacLeod (Orbit)
Artemis, de Andy Weir (Crown Books)

No os puedo comentar nada de ninguno de los libros porque no los he leído, debo ser o poco libertarian o poco futurist. ¿Sabéis algo de ellos?

 

Portada de Port of Shadows

Ya nos hicimos eco de la noticia hace un tiempo, pero ahora os traemos la que será portada de la nueva novela de la Compañía Negra, Port of Shadows, obra de Raymond Swanland.

Temporalmente se sitúa entre las dos primeras novelas de la Compañía, The Black Company y Shadows Linger.

El libro se publicará el 11 de septiembre.

Libro gratis : The Best of Cordwainer Smith

La oferta especial de este mes de Phoenix Book es una magnífica recopilación de un autor con poca producción pero con una larga estela. Se trata de The Best of Cordwainer Smith editado por J. J. Pierce. El precio es paga-lo-que-quieras, incluso si es cero.

Os pongo también la sinopsis:

Cordwainer Smith was one of the original visionaries to think of humanity in terms of thousands of years in the future, spread out across the universe. This brilliant collection, often cited as the first of its kind, explores fundamental questions about ourselves and our treatment of the universe (and other beings) around us and ultimately what it means to be human.

In “Scanners Live in Vain” we meet Martel, a human altered to be part machine—a scanner—to be able withstand the trauma space travel has on the body. Despite the stigma placed on him and his kind, he is able to regrasp his humanity to save another.

In “The Dead Lady of Clown Town” we get to know the underpeople—animals genetically altered to exist in human form, to better serve their human owners—and meet D’Joan, a dog-woman who will make readers question who is more human: the animals who simply want to be recognized as having the same right to life, or the people who created them to be inferior.

In “The Ballad of Lost C’mell” the notion of love being the most important equalizer there is—as first raised in “The Dead Lady of Clown Town”—is put into action when an underperson, C’mell, falls in love with Lord Jestocost. Who is to say her love for him is not as valid as any true-born human? She might be of cat descent, but she is all woman!

And in “A Planet Named Shayol” it is an underperson of bull descent, and beings so mutilated and deformed from their original human condition to be now considered demons of a hellish land, who retain and display the most humanity when Mankind commits the most inhumane action of all.

Galactic Empires

He tardado muchísimo en terminar de leer Galactic Empires, no por falta de interés, si no por el tamaño desmesurado de la recopilación. Algunos relatos ya los había leído, pero la mayoría no.

“Winning Peace” de Paul J. McAuley

Una historia algo tópica para dar comienzo a la antología, sobre cómo intentar recuperar un antiguo objeto valioso sin arriesgar la propia vida, utilizando esclavo.

“Night’s Slow Poison” de Ann Leckie

Pequeña historia situada en el universo de Ancillary Justice, sobre el exceso de confianza en las situaciones de poder. Como historia de espías no es muy recordable.

“All the Painted Stars” de Gwendolyn Clare

Relato sobre la posibilidad de adaptación a una nueva tarea cuando se está tan identificado con el trabajo anterior que casi casi define tu personalidad. Me ha gustado.

“Firstborn” de Brandon Sanderson

Este cuento es muy inocente, demasiado. Las aspiraciones de un “hermano menor” que nunca es capaz de alcanzar las cuotas de su antecesor y cosecha fracaso tras fracaso. Esconde una lección moral, pero es poco creíble.

“Riding the Crocodile” de Greg Egan

Con el asombroso escenario que nos suele regalar Egan, asistimos a una historia de búsqueda de nuevos objetivos para luchar contra el aburrimiento, toda vez que la vida se ha convertido en una repetición de hechos totalmente previsible.

“The Lost Princess Man” de John Barnes

Engaños envueltos en engaños, lo que en un principio pudiera parecer un relato medieval se transforma en una operación a gran escala. Divertido y sorprendente, merece la pena.

“The Waiting Stars” de Aliette de Bodard

Una de las primeras obras que leí de Aliette de Bodard y una excelente muestra de lo que puede dar de sí el Universo de Xuya.

“Alien Archeology” de Neal Asher

Un relato relacionado con la trilogía Transformation que me sirvió de puerta de entrada a la obra de Neal Asher. Vemos una historia de Penny Royale antes de que se desarrollen los acontencimientos de Dark Intelligence y sus continuaciones. Anecdóticamente es llamativo, pero no sé si su lectura sería completa sin conocer el resto de la historia.

“The Muse of Empires Lost” de Paul Berger

Mezcla entre space opera y cuento de control mental, con aspectos biológicos así como tecnológicos, curioso relato sobre una civilización perdida.

“Ghostweight” de Yoon Ha Lee

Esta es la historia de una venganza llevada hasta extremos insospechados, pero también lo es de las traciones que más duelen, que son las que nos hacemos a nosotros mismos.

Lo primero que llama la atención poderosamente en la prosa de este escritor es la cadencia pausada de las frases, aún las utilizadas para describir actos atroces. Las raíces coreanas del autor se hacen patentes en el uso de animales, tapices y símbolos como abstracciones para las interfaces de uso de las armas. También se aprecian pequeños toques matemáticos y computacionales para aderezar el relato. En conjunto, el resultado es muy bueno.

“A Cold Heart” de Tobias S. Buckell

Con un original uso de la segunda persona para narrar la historia y un curioso trasfondo de satrapías espaciales, el autor caribeño nos embarca en una aventura ágil aunque previsible que deja un buen sabor de boca.

“The Colonel Returns to the Stars” de Robert Silverberg

Cuando has dedicado toda tu vida a un trabajo en concreto, cuando llega el retiro hay veces en que es imposible sustraerse a la fuerza de la costumbre. Un relato entretenido pero que deja poco poso.

“The Impossibles” de Kristine Kathryn Rusch

Situado en el universo de The Disappeared en esta ocasión la autora se centra más en los entresijos legales de los casos en los que se ven inmersos varias especies alienígenas. Divertido y con un toque de profundidad que me ha gustado.

“Utriusque Cosmi” de Robert Charles Wilson

Especies en busca de la trascendencia que dedican su existencia a recoger a otro seres en peligro de extinción y embarcados en una lucha constante contra un enemigo incognoscible. Complejo relato en el que el punto de vista humano nos ayuda a comprender parte de la historia.

“Section Seven” de John G. Hemry

Aventuras de una sección secreta encargada del trabajo sucio del Imperio, me gusta cómo trata los temas de la estandarización y la normalización, algo muy importante en el mundo de la ingeniería.

“The Invisible Empire of Ascending Light” de Ken Scholes

Una aproximación diferente al tema de la divinidad y su continuidad en el poder. Bastante apreciable.

“The Man with the Golden Balloon” de Robert Reed

En la línea de los relatos de Robert Reed, se tratan escalas de tiempo increíblemente grandes. Y sin embargo, contrasta con la historia narrada, que es casi una fábula local.

“Looking Through Lace” de Ruth Nestvold

Me ha entretenido mucho este acercamiento al estudio de la lingüística de mundos desconocidos, pero en cierta manera comprensibles. Aunque los giros finales son previsibles, como es previsible la mezquindad humana, no deja de ser una aproximación distinta y por lo tanto apreciable.

“A Letter from the Emperor” de Steve Rasnic Tem

Las dificultades de comunicación en un imperio enormemente grande y los huecos que se producen en esta situación dan lugar a una historia íntima y tierna.

“The Wayfarer’s Advice” de Melinda M. Snodgrass

Bastante previsible esta historia de amor que fue supedita al deber y al que la casualidad da una nueva posibilidad, aunque breve.

“Seven Years from Home” de Naomi Novik

Muy chulo este relato contra el colonialismo, con una tecnología biológica respetuosa con el medio ambiente que me ha maravillado.

“Verthandi’s Ring” de Ian McDonald

De gran escala temporal y poder lírico, es un gran final para una antología un tanto irregular.

Esta recopilación de Neil Clarke, parte de una definición un tanto laxa de imperio galáctico para dar cabida a muchos relatos. Aunque se me haya hecho larga, no puedo negar su interés.