The Shadow Saint

Mira que me gustó The Gutter Prayer, pero creo que con The Shadow Saint Hanrahan se ha superado a sí mismo.

La historia continúa unos meses después de cuando acabó la anterior, pero el foco cambia de personajes. Seguiremos viendo a Cari, Spar y a Rat, o aquello en lo que se han convertido, pero pasan a ser secundarios mientras que Eladora y otros dos nuevos personajes cobran un protagonismo importante.

Lo primero que llama la atención es el maravilloso tratamiento de un espía que es capaz de compartimentar los papeles que desempeña algo que podría parecer un trastorno de personalidad múltiple, como en Legión. Pero es mucho más que eso. Es la capacidad de representar un papel u otro a voluntad, como ese momento en que Christopher Reeve cambia de Clark Kent a Superman. Algo imprescindible para ser espía y me apasiona como Hanrahan lo ha plasmado. Y esto es solo un ejemplo de la complejidad de los personajes que vemos a lo largo de The Shadow Saint.

También es digno de encomio el trabajo de creación del mundo del autor. En la primera entrega conocíamos a fondo Guerdon y aunque en esta segunda novela la mayoría de la acción también se desarrolla en el mismo escenario, con una pocas descripciones y pinceladas nos hace ver un mundo mucho más vasto del que conocíamos. Podemos ver cómo en el imperio Haith la muerte no es una barrera, ya que la mayoría de sus habitantes volverán a levantarse tras morir para seguir sirviendo a una Corona que posee todas las almas de los ancestros que ocuparon antes el trono. ¿Os imagináis el conocimiento que puede haber acumulado en todas esas vidas? O tal vez sea una fuente de problemas, toda vez que la sangre nueva no acaba de llegar a unas estructuras anquilosadas desde hace siglos. Y esta es solo una de las fuerzas en liza en la guerra de los Dioses. No sé si es debido a su pasado (y presente) como escritor de módulos de rol, pero se nota que el escenario en el que suceden los acontecimientos es complejo y se sostiene por sí mismo, no es solo un andamiaje para ocultar lo que hay entre bambalinas.

Es un libro bastante largo y complejo y es cierto que en algunos momentos el ritmo se pierde, sobre todo cuando hay que dar paso a las intrigas políticas que sustentarán los pactos en los que se basa el gobierno de la ciudad de Guerdon.

Me gusta también la interpretación de los dioses como constructos de creencia sin inteligencia de por sí, empeñados en seguir actuando de la misma forma que durante siglos sin tener en cuenta que los caminos de sus seguidores pueden haber variado. Cada dios recibe su poder de sus seguidores, así que son los que más fervorosos sean los que pueden inclinar la balanza. Este poder está muy bien representado en la constante creación de santos que obran milagros, pero también está representado el pago que hay que realizar cuando vemos la evolución de la madre de Eleadora o el estado en que se encuentran los tocados por los dioses que acuden al centro de rehabilitación. Y claro, la evolución y sofisticación de la tecnología también impacta contra este arcaico modelo.

Un libro brillante, del que además se ha sabido hace poco que se publicará en español.

Me gustaría agradecer a Gareth Hanrahan el útil resumen de The Gutter Prayer que colgó en su web, que ha facilitado mucho la lectura de este segundo volumen, porque había detalles y personajes que había olvidado pero que así son más fáciles de seguir.

Portada de Unconquerable Sun

Kate Elliott ha desvelado en su newsletter cuál será la portada de su nueva novela, Unconquerable Sun, que publicará Tor en julio. El resumen de la historia es simple y atractivo, un retelling de la vida de Alejandro Magno con cambio de género y en el espacio.

Esta es la portada:

Portada de The Sin in the Steel

Ya sabemos cómo será la portada de The Sin in the Steel, la novela de Ryan Van Loan que Tor publicará en 21 de julio.

Esta es la sinopsis:

Heroes for hire. If you can pay.

Buc:
Brilliant street-rat
Her mind leaps from clues to conclusions in the blink of an eye.

Eld:
Ex-soldier
Buc’s partner-in-crime.

No. Not in crime—in crime-solving.

They’ve been hired for their biggest job yet—one that will set them up for a life of ease.

If they survive.

Buc and Eld are the first private detectives in a world where pirates roam the seas, mages speak to each other across oceans, mechanical devices change the tide of battle, and earthly wealth is concentrated in the hands of a powerful few.

It’s been weeks since ships last returned to the magnificent city of Servenza with bounty from the Shattered Coast. Disaster threatens not just the city’s trading companies but the empire itself. When Buc and Eld are hired to investigate, Buc swiftly discovers that the trade routes have become the domain of a sharp-eyed pirate queen who sinks all who defy her.

Now all Buc and Eld have to do is sink the Widowmaker’s ship….

Unfortunately for Buc, the gods have other plans.

Unfortunately for the gods, so does Buc.

Mi traducción:

Héroes de alquiler si puedes pagar por sus servicios.

Buc:

Brillante rata callejera.

Su mente es capaz de sacar conclusiones en un abrir y cerrar de ojos.

Eld:

Exsoldado.

Compañero de Buc. Pero no compañero de crímenes si no de resolución de crímenes.

Los han contratado para su mayor trabajo hasta ahora, uno que les sacará de pobres.

Si sobreviven.

Buc y Eld son los primeros detectives privados en un mundo donde los piratas infestan los mares, los magos se comunican a través de los océanos, los artilugios mecánicos cambian el destino de las batallas y la riqueza está concentrada en las manos de unos pocos.

Hace semanas desde que los últimos barcos retornaron a la magnífica ciudad de Servenza con botín de la Shattered Coast. El desastre amenaza no solo a las compañías comerciales de la ciudad, si no al propio imperio. Cuando contratan los servicios de Buc y Eld, Buc descubre rápidamente que las rutas han caído en manos de una reina pirata que hunde a todo aquel que la desafía.

Ahora solo les falta hundir su barco.

Desafortunadamente para Buc, los dioses tienen otros planes.

Desafortunadamente para los dioses, Buc también tiene otros planes.

Esta es la portada:

How to Live Safely in a Science Fictional Universe

Esta novela de Charles Yu siempre había llamado mi atención, pero de alguna manera no encontraba el momento para leerla. Finalmente, animada por la recomendación de mi amigo Elías Combarro, le di la oportunidad que se merecía.

Nos encontramos con una estupenda una obra sobre viajes en el tiempo, donde se ha generalizado el uso de máquinas que permiten viajar al pasado (el futuro sigue siendo inaccesible). Y a pesar de que la parte especulativa sobre cómo podría funcionar «teóricamente» un invento de este tipo es bastante sólida, no es la baza principal de la novela, aunque me apasiona el tratamiento de las paradojas temporales que lleva a cabo el autor. Y es que How to Live Safely in a Science Fictional Universe es un maravilloso ejercicio sobre las consecuencias de la culpa y el remordimiento en la psique humana.

El protagonista es Charles Yu, un técnico de las propias máquinas y la narración está escrita completamente en una primera persona que consigue transmitir muchos de los sentimientos del propio Yu al lector. Es cierto que hay algunos conatos de humor que pueden servir como contrapunto a una historia que por momentos resulta deprimente, pero cuando el humor principalmente se basa en un autodesprecio bastante afilado, no hace si no cimentar la empatía que acabamos sintiendo por Yu.

También es fundamental hablar sobre la relación padre-hijo que se desarrolla ante nuestros ojos, cómo la obsesión por el tiempo y sus entresijos impide que se despliegue de una forma sana. No deja de resultar irónico que tenga que dedicar tanto tiempo para la creación de la máquina para conseguir el tiempo que quiere ofrecerle a su familia. Esta paradoja no nos es para nada desconocida en el mundo moderno y es una de las lecciones que podemos aprender con la lectura.

En esta ocasión, he disfrutado de la versión en audiolibro de la novela, narrada por James Yaegashi, que tiene una dicción muy clara y que «actúa» en la historia, algo que cada vez me gusta más.

The Two of Swords, volumen 3

Me he llevado una pequeña decepción con la última entrega de esta trilogía. Lo primero, porque Parker ha cambiado las normas del juego a mitad de la partida, variando el carácter episódico de los dos primeros volúmenes con sus cambios de punto de vista entrelazados por una narración mucho más convencional. Probablemente fuera necesaria para finalizar satisfactoriamente la historia, porque cada vez quedan menos personajes y los restantes ganan más peso en la historia, pero no deja de ser una trampa al lector, aunque sea legítima.

Además, aunque este quizá sea una de las características más llamativas durante la lectura del tercer libro, también es cierto que el propio modelo se ha agotado. Me parece que explora poco los dúos que hay a lo largo del libro, como los hermanos Belot y Aixo y Oida, mientras que se explaya quizá innecesariamente en los desastres de la guerra y la futilidad de la lucha. Que no digo que esté mal hacer hincapié en este extremo porque es uno de los mensajes que el autor nos quiere hacer llegar, pero acaba siendo cansado leer la enésima repetición del viaje por páramos desolados donde apenas queda vida porque todos los campesinos han muerto en las levas. También hay una proliferación importante de golpes en la cabeza para cerrar situaciones que me recuerda demasiado a la cortinilla de estrella de Homer Simpson.

Es cierto que la reflexión sobre la necesidad de una tabula rasa para construir un nuevo modelo puede llegar a ser defendible, pero el increíble coste que hay que pagar invalida cualquier otra consideración. Sin duda, seguiré leyendo a KJ Parker, aunque este libro me haya decepcionado. O es posible que empiece alguno de su alter ego, Tom Holt.

Ganadores de los premios Stabby 2019

Se han anunciado los ganadores de los premios Stabby, son los siguientes:

Mejor novela

Mejor novela autopublicada o independiente

  • Underlord de Will Wight

Mejor primera novela

Mejor novela corta

Mejor relato corto (empate)

  • «Do Not Look Back, My Lion» de Alix E. Harrow
  • «All Ends« de Quenby Olson

Mejor ficción serializada

Mejor antología/recopilación/publicación periódica

Mejor arte

  • The Priory of the Orange Tree diseñado por David Mann, ilustrado por Ivan Belikov

Mejor sitio

Mejor juego

  • Sekiro Shadows Die Twice de FromSoftware

Mejor serie/película

  • The Witcher

Mejor trabajo relacionado

Mejor audio original

Mejor narrador

  • Nick Podehl, por On the Shoulders of Titans y Six Sacred Swords

Mejor contribuidor profesional

Mejor miembro de la comunidad

Mejor ensayo

Mejor reseña

Mejor original de /r/Fantasy

¡Enhorabuena a los ganadores!

Made Things

No creo que sorprenda a nadie si empiezo mi reseña comentando lo prolífico que es Adrian Tchaikovsky. Es un autor con una gran capacidad de trabajo y en ocasiones resulta difícil seguirle la pista a todas sus publicaciones, pero con Made Things lo tuve claro desde un principio, su escasa longitud y esa maravillosa portada me convencieron para darle una temprana oportunidad.

Made Things es una novela corta en la que prevalece el mundo sobre la historia, aunque esto pueda parecer contradictorio precisamente cuando hay tan pocas páginas para describir el escenario y se espera que todo se centre en la acción. Sin embargo, Adrian consigue con algunas descripciones y muchos atisbos que deja a la imaginación del lector adentrarnos en un mundo que quizá podría dar más de sí en otras narraciones. Sirve como muy buen ejemplo de la versatilidad de un autor que es capaz de tocar todos los palos y lo hace generalmente de forma exitosa.

Se trata de una historia bastante tópica, con una ladrona que sobrevive en los bajos fondos de la ciudad como puede, pero que en un golpe de suerte consigue aliarse con unos extraños seres que parecen marionetas animadas, insufladas de vida. Lo que más llama la atención son los distintos tipos de marioneta, definidos por su materia prima, ya sea madera, metal, cera… Cada uno de ellos tiene unas características peculiares debidas a este origen, pero también su propia personalidad. Las fuerzas del orden tienen fichada a la protagonista y no le quitan ojo para que no cometa más fechorías, pero el conflicto no se desencadena precisamente por ahí. No quiero comentar más del relato, que como ya digo no es excesivamente novedoso, pero creo que merece la pena leerlo para ver otro despliegue de imaginación del autor que con algo tan banal como una muñeca de trapo puede construir todo un mundo que se sostiene por sí mismo.