Click and Read : The Dark Eye, Chains of Satinav

Volvemos a dar la bienvenida a Antonio Díaz y su sección Click and Read. Hoy nos hablará de otra aventura gráfica con una pinta excelente.

The Dark Eye: Chains of Satinav es una aventura gráfica de corte fantástico relativamente reciente (2012) en la que Geron, el hijo de un artesano local, utiliza sus extraños poderes para evitar un desastre que se cierne sobre la ciudad. A pesar de la estereotipada sinopsis, nos encontramos ante un juego que destaca sobre los títulos contemporáneos por varias razones.

La ambientación no fue creada específicamente para el mismo, lo que suele ser habitual, sino que se basa en un juego de rol germano de fantasía épica de papel y lápiz llamado Das Schwarze Auge (The Dark Eye). Aunque al lector casual pueda no sonarle, The Dark Eye es el juego de rol más exitoso en Alemania, donde incluso supera en ventas al popularísimo Dungeons & Dragons.

La ventaja inherente de utilizar un juego de rol de papel y lápiz como base para cualquier producto es la riqueza del mundo y la ambientación. En Chains of Satinav este tremendo escenario no parece explorarse del todo, pero se intuye que el juego está sostenido por unos sólidos cimientos de historias, leyendas, personajes y facciones. He jugado a otros juegos ambientados en este universo (destacando Blackguards), y en éstos se aprovecha un poco más el mundo de The Dark Eye con la presencia de elfos, enanos y un escenario más amplio.

Chains of Satinav fue diseñado por Daedalic Entertainment, posiblemente la compañía de aventuras gráficas más potente de los últimos años (si exceptuamos quizá a Telltale Games, y todo esto esquivando la discusión si sus títulos son aventuras gráficas o más bien películas interactivas). El poderío de Daedalic y su buen hacer se notan en una banda sonora simplemente gloriosa (no hay canción mala y la mayoría son excelentes) y un doblaje profesional. Mi única pega en este campo podría ser que la voz del protagonista me resulta un tanto patética a veces, por lo suplicante de su tono. Pero es claramente una apreciación personal y no he visto que sea compartida por la crítica.

El arte y diseño del juego es mucho más moderno, dejando a un lado ese pixel art y la nostalgia que lo acompaña. Chains of Satinav tiene escenarios y personajes dibujados a mano y renderizados, y cuenta con la ocasional imagen de transición entre capítulos a pantalla completa.

El nivel de los puzles es tirando a alto, y más de uno lo encontrará desafiante. Los poderes de Geron suponen una herramienta de variedad alejada del clásico “hablar/observar/combinar/dar/usar” y sirven para aumentar la dificultad. Hay ocasiones en las que su aplicación no resulta demasiado intuitiva (amén de que es más difícil recordar que tienes la posibilidad de, por ejemplo, romper ciertas cosas con la mente a voluntad). Aunque conseguí superarlo sin acudir a una guía, hubo un par de momentos donde lo tuve que quitar y volver al día siguiente, porque no lograba hallar la solución a alguno de los problemas planteados.

El punto más fuerte del juego es su argumento (cosa que siempre se agradece en las aventuras gráficas). Chains of Satinav es una historia con un fuerte componente dramático y fácilmente te involucras en la historia y temes por los protagonistas. La verdad es que en la historia de los juegos point & click parecen predominar los humorísticos por encima de cualquier otro tipo, pero Chains of Satinav nos recuerda que existen otros enfoques más profundos e igual de satisfactorios.

Como buen título de Daedalic, The Dark Eye: Chains of Satinav suele encontrarse en oferta, a veces unido a un pack de aventuras de la compañía germana o a otros juegos ambientados en el universo Das Schwarze Auge. Es una de mis aventuras gráficas favoritas de la última década y un título que va de menos a más y no decepciona al perseverante. Aunque es una historia autoconclusiva ha sido continuada por Memoria, del mismo estudio, título que trataremos en otra ocasión.

Libro gratis : Radix

En este enlace está disponible en la modalidad paga-lo-que-quieras el libro Radix de A.A. Attanasio.

A young man’s odyssey of self discovery in a world eerily alien, yet hauntingly familiar.

Set thirteen centuries in the future, A. A. Attanasio meticulously creates a brilliantly realized Earth, rich in detail and filled with beings brought to life with intense energy.

In this strange and beautiful world, Sumner Kagan will change from an adolescent outcast to a warrior with god-like powers and in the process take us on an epic and transcendent journey.

 

Portada de City of Lies

Hoy os traigo la portada City of Lies, la primea novela de la serie Poison Wars de Sam Hawke. Es obra de Greg Ruth.

La sinopsis:

I was seven years old the first time my uncle poisoned me…

Outwardly, Jovan is the lifelong friend of the Chancellor’s charming, irresponsible Heir. Quiet. Forgettable. In secret, he’s a master of poisons and chemicals, trained to protect the Chancellor’s family from treachery. When the Chancellor succumbs to an unknown poison and an army lays siege to the city, Jovan and his sister Kalina must protect the Heir and save their city-state.

But treachery lurks in every corner, and the ancient spirits of the land are rising… and angry.

Autonomous

Mucha gente me había recomendado este libro y no me extraña. Se trata de una novela bastante verosímil, fácil de leer y con trasfondo sociológico que hará las delicias de los aficionados a la ciencia ficción de futuro cercano, con títulos como Nexus de Ramez Naam o Homeland de Cory Doctorow.

La narración se divide en dos puntos de vista en el mismo momento temporal (uno de ellos con flashbacks) condenados a encontrarse. Por un lado, tenemos a una activista en contra de las patentes de medicamentos y drogas, que hace ingeniería inversa de estos productos para sacar versiones libres al mercado. Por otro, a una pareja de agentes que protegen la propiedad intelectual. El punto de unión, una nueva droga para que los trabajadores  “disfruten” de su trabajo en la que algo sale mal.

La prosa es bastante funcional y no tiene florituras, pero es que no las necesita. Sería injusto decir que la autora se dedica a poner una palabra detrás de otra, porque me he encontrado con algunas frases bastantes potentes en cuanto a contenido, como esta:

But everyday, she felt her mother´s judgment, as if her mitochondrial DNA contained a list of everything that was wrong with her.

O esta:

The sky rained pixels and the market awnings expelled cool mist as fine as smoke.

La parte especulativa me parece muy apegada a la realidad, a veces incluso demasiado. Sería de esperar que en más de un siglo de avances científicos la biología hubieran avanzado más cuando en otros campos como el desarrollo de inteligencia artificial el salto es espectacular.  Obviando este hecho, que quizá ni siquiera es tan importante, la narración consigue conjugar con éxito los robots con las drogas de diseño haciendo una afilada crítica social.

Este apartado de crítica es el que me parece más destacable. Aparte de enarbolar la bandera del “conocimiento libre”, Newitz habla sobre la esclavitud a la que se ven resignados las personajes de origen pobre. En analogía con los robots, que deben cumplir un periodo de trabajo obligatorio para “compensar” a la empresa que los crea antes de ganar su libertad, los humanos pueden y muchas veces deben “venderse” para poder subsistir. Este símil con la sociedad actual, es aún más demoledor cuando las víctimas de esta trata de blancas legalizada son niños. La brecha creada por la desigualdad económica es prácticamente insalvable.

El libro tiene a mi entender una pequeña pega estructural, porque las dos tramas se encuentran cuando el libro está muy avanzado, quizá demasiado. Es casi como si estuviéramos leyendo dos historias separadas que se podrían sostener por sí mismas perfectamente, pero a las que les falta un elemento cohesionador.

En cuanto a la discusión sobre la autonomía, parece que por definición un robot no puede tener libre albedrío, ya que siempre dependerá de los programas que rigen su comportamiento. No sé si estoy totalmente convencida de la explicación mediante la cual los robots consiguen su “libertad” mediante una clave que les permite acceder a esos mismos programas, pero estoy dispuesta a conceder el beneficio de la duda para ver cómo sería el nacimiento de una inteligencia artificial.

En definitiva Autonomous es un libro que dará mucho que hablar. ¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece?

A Taste of Marrow

Ya di en su momento mi opinión sobre la primera entrega de esta duología, River of Teeth. Por desgracia su continuación ahonda en los problemas de la primera y pierde la que podría ser su gran baza, la frescura de su ambientación.

Los hechos de esta segunda entrega continúan el final de la anterior y los personajes son los mismos. Pero aparte de recorrer sus respectivos caminos sin un destino claro en mente y encontrarse a base de casualidades, la evolución de los protagonistas es cuando menos poco verosímil. Casi parece que Gailey se ha lanzado abiertamente al culebrón con ambientación western, pero centrándose solo en los sentimientos de los personajes, sin trabajar para nada el decorado del libro.

El hecho de que los hipopótamos salvajes campen a sus anchas por el río solo se tiene en cuenta en las ocasiones que interesa a la autora, en una suerte de deus ex machina de lo más previsible y monótono.

Sigue siendo interesante el tratamiento del género por el que opta la autora y aparece un nuevo personaje que a pesar de su juventud parece ser capaz de dar sopas con hondas al resto del elenco. Pero esto es poco, demasiado poco para una segunda parte que termina de enterrar las pocas esperanzas que tenía puesta en la continuación. Para mí, perfectamente prescindible.

 

Michael Bay dirigirá Time Salvager

Noticias frescas sobre Time Salvager.

Según hemos podido saber,  según Deadline, Zak Olkewicz adaptará el libro para Paramount Pictures y la película la dirigirá Michael Bay.

Time Salvager, the first in a series, is set in a resource-depleted future, and follows a veteran Chronman, sent back in time to salvage resources from disasters without altering the timeline. On what should be his final mission to the past, against his training and in violation of the Chronmen’s highest law, he brings a scientist back to the future with him – saving her life, but turning them both into fugitives.

Esto son estupendas noticias para Wes, autor de obras como The Lives of Tao.

Portada de The Tangled Lands

No sabía que Paolo Bacigalupi y Tobias S. Buckell estaban trabajando en una novela juntos, pero por si no os despierta la curiosidad esta colaboración, aquí una llega una portada ESTUPENDA para que la espera se nos haga larga hasta febrero del año que viene.

Y aquí la sinopsis:

Khaim, the last great city of a decaying empire, clings to life. The living memory of the empire’s great city of Jhandpara is told in the hovels of the refugee camps across the river in Lesser Khaim; the other cities are buried under cloying, poisonous bramble.

It is a world where magic destroys. Every time a spell is cast, a bit of bramble sprouts, sending up tangling vines, bloody thorns, and a poisonous sleep. It sprouts in tilled fields and in neighbors’ roof beams, thrusts up from between cobblestones and bursts forth from sacks of powdered spice. A bit of magic, and bramble follows. A little at first, and then more—until whole cities are dragged down under tangling vines, monuments to people who loved magic too much. Teams of workers fight a losing battle to preserve the environment against the growing bramble. To practice magic is to tempt death at the hands of the mob, yet the city of Khaim is ruled by a tyrant and the most powerful of defilers, the last great Majister of the world.

Award-winning authors Paolo Bacigalupi and Tobias S. Buckell explore a shared world, told in four parts, where magic is forbidden and its use is rewarded with the headman’s axe—a world of glittering memories and a desperate present, where everyone uses a little magic, and someone else always pays the price.