Preguntas y respuestas sobre Wayward Children

Hace unos días Seanan McGuire dedicó un hilo de Twitter a contestar algunas dudas sobre su serie Wayward Children, dando información jugosa e interesante para sus seguidores. Aquí os la traigo traducida:

Why did you write the first book?

I wrote a song several years ago, called “Wicked Girls Saving Ourselves.” It’s the title song of my second “serious” CD, which got nominated for a Hugo Award. It was about all the girls from portal fantasies who got a raw deal.

When @LeeAHarris at @TorDotComPub asked me for a novella, I thought of that song, and how much I wanted to write the story that went with it, but how much I didn’t want to be locked into those unhappy endings. The story followed.

¿Por qué escribiste el primer libro?

Escribí un canción llamada “Wicked Girls Saving Ourselves” hace ya bastantes años. Es incluso el título de mi segundo álbum “serio”, que llegó a estar nominado para el premio Hugo. Hablaba sobre las chicas de los portales fantásticos que reciben un trato injusto.

Cuando Lee Harris (editor senior de Tor.com) y Tor.com me pidieron una novella, me acordé de esa canción y de cuánto quería escribir la historia que la acompañaba, pero tampoco quería verme atrapada en esos finales infelices. Y así continuó la historia.

Where did you write the first book?

About half of it was written in the sewing room of my friends Teddy and Tom, in London. The rest was written in the dining room of my beloved @taliskimberley. It’s a book with deep roots in British children’s literature.

It seems fitting, because of that, that it was largely written in England.

¿Dónde escribiste el primer libro?

Escribí aproximadamente la mitad en la habitación de costura de mis amigos Teddy y Tom, en Londres. El resto, en el comedor de mi querida @taliskimberley. Es un libro con raíces profundas en la literatura infantil inglesa.

Debido a esto, parece apropiado que se escribiera en Inglaterra en su mayor parte.

Did you always know that it would be a series?

If you’ve met me, you’re aware that I think of everything as a potential series. Everything. Yes, even that. I don’t always get my way, but I’m always plotting.

¿Siempre supiste que iba a ser una serie? 

Cualquiera que me conozca sabe que pienso en todo como una serie en potencia. En todo. Si, incluso eso. No siempre lo consigo, pero siempre lo intento.

Why is the series structures so weird?

The Wayward Children books alternate one past with one present. So one book set at the school and after Every Heart a Doorway, one book set in the background of a character or characters we’ve already met.

Doing it this way keeps me interested, which produces better books–like most people, I do my best work when I genuinely care–and also allows me to deepen and expand upon themes that may not have time to breathe on their first appearance.

¿Por qué la estructura de la serie es tan extraña?

Los libros de la serie alternan una historia del pasado con una del presente. Así que el primer libro está situado en la escuela y después de Every Heart a Doorway, uno para indagar en profundidad la historia de un personaje o personajes ya conocidos.

Haciéndolo de esta manera, la serie me sigue interesando, lo que hace que los libros sean mejores (como la mayoría de la gente trabajo mejor en algo que realmente me interesa) y también me permite profundizar y expandir cuestiones para las que no tendría tiempo en otras circunstancias.

Are you planning on an omnibus?

Not to sound crass, but not right now, because I enjoy eating food and having a roof over my head. These books are currently selling really well, and while that’s not why I keep writing them, it’s a wonderful bonus.

Omnibuses are magic, but they usually happen once sales have dropped off, or after the situation has otherwise changed in some monumental way. So this isn’t on the docket currently, since a girl has got to eat. As to the future, who knows?

¿Estás pensando en publicar un ómnibus?

No quiero parecer insensible, pero no quiero hacer eso ahora mismo, porque me divierte comer y tener un techo encima de la cabeza. Los libros están vendiendo bien ahora mismo, y aunque esa no es la razón por la que los sigo escribiendo, es un añadido perfecto.

Los omnibuses son mágicos, pero normalmente se publican cuando las ventas han bajado, o después de que la situación haya cambiado de una forma dramática. Como no es el caso ahora mismo, no tengo pensado hacerlo. En el futuro, ¿quién sabe?

Are you going to write a book about …..?

This is a question that you can sort of answer, because as long as the books keep selling, I’ll keep writing them, and as long as I keep writing them, everyone’s on the table. I want to write all the portal fantasies.

¿Vas a escribir un libro sobre….?

Esta es una pregunta que vosotros mismos podéis responder, porque mientras los libros se sigan vendiendo, los seguiré escribiendo, y mientras los siga escribiendo, hay posibilidades. Quiero escribir sobre todos los portales fantásticos.

Why haven’t you written a book about…?

All things happen in an order. This series is a carefully braided rope of causes and effects, and while I’m happy to tell you what happens next, sometimes we need to follow the right strands to make things count.

¿Por qué no has escrito un libro sobre…?

Todas las cosas suceden en orden. Está serie es una cuerda cuidadosamente trenzada de causas y efectos, y aunque me haga feliz contarte qué pasa después, algunas veces necesitamos seguir las hebras adecuadas para que las cosas valgan la pena.

But you’ll keep going, right?

I absolutely will. In an Absent Dream is book #4. I’m currently committed through book #8. This means two more books at the school (#5 and #7) and two more portal fantasies (#6 and #8), minimum.

¿Pero vas a seguir, verdad?

Por supuesto. In an Absent Dream es el cuarto libro. Estoy comprometida contractualmente hasta el libro 8. Esto significa dos libros más en la escuela (el quinto y el séptimo) y dos más de portales fantásticos (el sexto y el octavo), como mínimo.

They Promised Me the Gun Wasn’t Loaded

Los superhéroes están de moda. Hace ya tiempo que los ingresos por películas superan a los de la venta de los propios tebeos y los temas “superheroicos” están muy presentes en la sociedad, por lo que es normal que la literatura también tenga ejemplos de este tipo. Desde Viciouso la más reciente Vengeful,pasando por Pronto seré invencible o la patria Mundo de Dioses, cada vez hay más novelas que se pueden enmarcar en este género.

Cuando leí They Promised Me the Gun Wasn’t Loaded ni siquiera sabía que se trataba de la segunda entrega de una serie (a veces pasa, se pone una a leer a lo loco y se entera después de las cosas), pero esto no ha sido óbice para disfrutar de la lectura, aunque es posible que me haya perdido referencias. No ha sido importante, pues he disfrutado como pocas veces riendo a mandíbula batiente.

El mundo está poblado por seres superpoderosos de luz (Sparks) y seres malvados de sombra (Darklings) pero no todo es blanco y negro, por supuesto. En un principio pensé que el objetivo de James Alan Gardner, además de ser bastante irreverente, era ignorar todas las leyes de la física cuando no contravenirlas directamente, pero el libro tiene bastante más. Si hace falta, ya vendrá José Manuel Uría a hablarnos sobre la física del universo Gardner y seguro que encuentra alguna forma de justificarlo.

La protagonista, Jools, es una estudiante de biología que ha adquirido recientemente superpoderes junto a sus compañeras de piso debido a… (¡oh, sorpresa!) un accidente en un laboratorio. Parece que todo el libro se reduce a unos conceptos bastante simplistas (luz contra oscuridad, tecnología contra magia, bien contra mal…) pero el autor es capaz de desarrollar una trama bastante alocada con un ritmo envidiable, burlarse de nuestras ideas preconcebidas y de paso, crear una ropa interior de origen orgánico capaz de contener el traje de superhéroe correspondiente y vestir al usuario en menos de dos segundos (eso sí que es tecnología avanzada y lo demás son paparruchas) .

La característica principal del libro es el humor que aparece en muchos de los párrafos especialmente basándose en comparaciones con el mundo animal (al fin y al cabo la protagonista es bióloga) pero también metiéndose con el mundo universitario y, por si no os habíais dado cuenta, con la física.

El ritmo está bien llevado, las referencias a conceptos biológicos se mezclan con las menciones a actores de películas hongkonesas como Iron Monkey, hay incluso algunas pequeñas dosis de reflexión sobre lo que realmente significaría tener este tipo de poder, en una novela equilibrada y principalmente entretenida.

Me he quedado con una muy buena sensación al leerlo y con ganas de coger el primer libro de la serie… y los siguientes también.

Portada de Storm of Locusts

Os traigo la portada de Storm of Locusts, la segunda entrega de la serie The Sixth World de Rebecca Roanhorse (el primer libro se llamaba Trail of Lightning).

Esta es la sinopsis:

Kai and Caleb Goodacre have been kidnapped just as rumors of a cult sweeping across the reservation leads Maggie and Hastiin to investigate an outpost, and what they find there will challenge everything they’ve come to know in this action-packed sequel to Trail of Lightning.

It’s been four weeks since the bloody showdown at Black Mesa, and Maggie Hoskie, Diné monster hunter, is trying to make the best of things. Only her latest bounty hunt has gone sideways, she’s lost her only friend, Kai Arviso, and she’s somehow found herself responsible for a girl with a strange clan power.

Then the Goodacre twins show up at Maggie’s door with the news that Kai and the youngest Goodacre, Caleb, have fallen in with a mysterious cult, led by a figure out of Navajo legend called the White Locust. The Goodacres are convinced that Kai’s a true believer, but Maggie suspects there’s more to Kai’s new faith than meets the eye. She vows to track down the White Locust, then rescue Kai and make things right between them.

Her search leads her beyond the Walls of Dinétah and straight into the horrors of the Big Water world outside. With the aid of a motley collection of allies, Maggie must battle body harvesters, newborn casino gods and, ultimately, the White Locust himself. But the cult leader is nothing like she suspected, and Kai might not need rescuing after all. When the full scope of the White Locust’s plans are revealed, Maggie’s burgeoning trust in her friends, and herself, will be pushed to the breaking point, and not everyone will survive.

Mi traducción:

Han secuestrado a Kai y Caleb Goodacre mientras los rumores de una secta expandiéndose por la reserva llevan a Maggie y Hastiin a investigar un puesto remoto. Lo que encuentren allí desafiará todo lo que conocen en esta secuela cargada de acción de Trail of Lightning.

Han pasado cuatro semanas desde el sangriento enfrentamiento en Black Mesa, y Maggie Hoskie, una cazadora de monstruos Diné, está intentado arreglar lo que puede. Solo que su última búsqueda de recompensa no salió muy bien, ha perdido a su única amiga, Kai Arviso, y de alguna manera ahora es responsable de una niña con un extraño poder de clan.

Entonces los gemelos Goodacre aparecen en su puerta con malas noticias. Kai y el más joven de los hermanos, Caleb, han caído en las garras de una misteriosa secta, liderada por una figura salida de las leyendas navajas llamada White Locust. Los Goodacre están convencidos de que Kai es un auténtico creyente, pero Maggie sospecha que hay algo más en esta repentina conversión. Promete seguir White Locust, rescatar a Kai y hacer las paces.

Su búsqueda la lleva más allá de los Muros de Dinétah, directamente a los horrores del mundo exterior (Big Water). Con la ayuda de una variopinta colección de aliados, Maggie deberá enfrentarse a cosechadores de cuerpos, dios del casino recién nacidos e incluso con el propio White Locus. Pero el líder de la secta no resulta ser como ella creía y es posible que Kai no necesite ser rescatado. Cuando conoce el auténtico alcance de los planes de White Locust, la gran confianza de Maggie en sus amigos será puesta a prueba y no todo el mundo sobrevivirá.

Esta es la portada:

Nominados a los premios Philip K Dick 2019

Ya conocemos las obras nominadas a los premios Philip K Dick este año. Son las siguientes:

  • Time Was de Ian McDonald (Tor.com)
  • The Body Library de Jeff Noon (Angry Robot)
  • 84K de Claire North (Orbit)
  • Alien Virus Love Disasters: Stories de Abbey Mei Otis (Small Beer Press)
  • Theory of Bastards de Audrey Schulman (Europa Editions)
  • Ambiguity Machines and Other Stories de Vandana Singh (Small Beer Press)

El ganador se dará a conocer el 19 de abril en la Norwescon 42, en Washington. El jurado está formado por Madeline Ashby, Brian Attebery, Christopher Brown, Rosemary Edghill y Jason Hough (presidente).

Séptimo aniversario de Sense of Wonder con sorteo de libro firmado

Soy una persona muy afortunada en muchos aspectos, pero quizá uno de los que más me sorprende es contar con la amistad de gente mucho más válida que yo. Uno de estos engañados de la vida es Elías Combarro, al que admiro desde hace tiempo.

Para celebrar el séptimo aniversario de un blog IMPRESCINDIBLE como es el suyo, no hemos puesto de acuerdo en la organización de un pequeño sorteo.

El libro que vamos a sortear es A las puertas de la nada, de Corinne Duyvis. La editorial La estrella azul, en colaboración con la asociación Autismo Ávila, nos ha cedido un ejemplar que, además, está firmado por la autora para que alguno de vosotros, queridos lectores, pueda disfrutarlo como se merece. Participar es muy sencillo: sólo tenéis que dejar un comentario en esta misma entrada o en la correspondiente de Sense of Wonder indicando que queréis entrar en el sorteo. Si dejáis comentario en AMBAS entradas, tendréis dos participaciones en el sorteo en lugar de una sola. El plazo estará abierto hasta el próximo día 31 de enero a las 23:59 (hora de Madrid) y una vez concluido usaremos un sistema como random.org o similar para elegir al ganador o ganadora. Por motivos logísticos, los libros sólo podrán recibirse en una dirección de España. No olvidéis indicar algún modo de contacto (email, nick de Twitter…)

Dice Elías que no es condición necesaria para el sorteo, pero yo creo que su página de Facebook y su canal de YouTube se merecen nuestros likes, así que vamos a repartirle un poco de amor digital (total, siendo una inteligencia artificial, no sé qué otro amor le íbamos a dar).

Anunciada la publicación de una nueva novela de Sarah Pinsker

Bicheando por internet me he encontrado con esta novela de Sarah Pinsker, anunciada para el 3 de septiembre. El título es A Song for a New Day y todavía no hay portada, pero al menos tenemos la sinopsis:

In this captivating science fiction novel from an award-winning author, public gatherings are illegal making concerts impossible, except for those willing to break the law for the love of music, and for one chance at human connection.

In the Before, when the government didn’t prohibit large public gatherings, Luce Cannon was on top of the world. One of her songs had just taken off and she was on her way to becoming a star. Now, in the After, terror attacks and deadly viruses have led the government to ban concerts, and Luce’s connection to the world–her music, her purpose–is closed off forever. She does what she has to do: she performs in illegal concerts to a small but passionate community, always evading the law.

Rosemary Laws barely remembers the Before times. She spends her days in Hoodspace, helping customers order all of their goods online for drone delivery–no physical contact with humans needed. By lucky chance, she finds a new job and a new calling: discover amazing musicians and bring their concerts to everyone via virtual reality. The only catch is that she’ll have to do something she’s never done before and go out in public. Find the illegal concerts and bring musicians into the limelight they deserve. But when she sees how the world could actually be, that won’t be enough.

Y mi traducción:

En esta cautivadora novela de ciencia ficción, las reuniones públicas son ilegales, por lo que los conciertos también lo son, excepto para aquellos que osan quebrantar la ley por amor a la música y por tener la oportunidad de conectar con otros seres humanos.

En el Antes, cuando el gobierno no prohibía las reuniones públicas, Luce Cannon estaba en la cima del mundo. Una de sus canciones estaba teniendo éxito y ella iba de camino al estrellato. Ahora, en el Después, los ataques terroristas y los virus mortales han llevado al gobierno a prohibir los conciertos, y la conexión de Luce con el mundo (su música, su sentido) está cerrada para siempre. Hace lo que tiene que hacer y toca en conciertos ilegales para un comunidad pequeña pero apasionada, siempre evadiendo la ley.

Rosemary Laws apenas recuerda el Antes. Pasa sus días en Hoodspace, ayudando a los clientes a hacer sus pedidos online que luego serán servidos por drones, ya que el contacto humano no es necesario. Por fortuna, encuentra un nuevo trabajo y una nueva vocación: descubrir nuevos músicos y hacer llegar sus conciertos online a todo el mundo mediante realidad virtual. El único problema es que tendrá que hacer algo que no ha hecho nunca y salir ante el público. Encontrar los conciertos ilegales y poner el foco en los músicos que lo merecen. Pero cuándo ve cómo puede llegar a ser el mundo, quizá no sea suficiente.

¿Qué os parece? Muy del estilo de Pinsker, ya que ella misma es música.

La danza del gohut

Se han juntado dos razones para que acabara leyendo La danza del gohut. La primera, como creo que la de bastantes otros, es la recomendación que hizo Alex en el último programa de los VerdHugos de 2018. Pero es que además, tengo el propósito de leer más libros escritos originalmente en español, ya que últimamente el inglés está monopolizando mis lecturas y me temo que influyendo mucho también en cómo escribo.

Ferrán Varela escribe una historia de opuestos que acaban complementándose. Como bien expresa Mariano Villarreal en el prólogo el taoísmo es una de las interpretaciones filosóficas que emanan de la historia. Pero es cierto que no es el único tema que se explora en poco más de cien páginas. También se explaya sobre la posibilidad de redención de las faltas cometidas, las consabidas desigualdades sociales (sea en un mundo pseudomedieval, sea en nuestro propio momento temporal) y las responsabilidades impuestas por la sociedad.

La estructura del relato, que decide comenzar casi por el final, se adapta como un guante a esta compleja mezcla de intenciones. Indudablemente quita algo de fuerza a la narración porque ya sabemos algo de lo que pasará, pero es un problema mínimo comparado con la libertad que ofrece saber hacia dónde encamina sus pasos el autor, permitiéndole centrarse en otros aspectos.

Me ha encantado la prosa que utiliza Varela, buscando en todo momento la palabra adecuada, mencionando por ejemplo un bargueño cuando perfectamente podría haber dicho mueble, consiguiendo así una riqueza léxica que hace resaltar aún más la obra.

También me parece destacable la creación del mundo, cómo deja entrever algo mucho más complejo de lo que somos capaces de leer en un espacio tan corto, con detalles como el juego La toma del castillo, del que indudablemente me gustaría conocer las reglas o la estructura universitaria en la que la tutora aspira a ascender.

En definitiva, recomiendo mucho la lectura de La danza del gohut. Y ahora tendré que seguir buscando las recomendaciones de Alex, porque desde luego con esta ha dado en la diana.

William Gibson, nombrado Gran Maestro de la Ciencia Ficción

Justo ayer se dio a conocer el nombramiento de William Gibson como nuevo Gran Maestro de la Ciencia Ficción, uniéndose a nombres tan ilustres como Isaac Asimov o Ursula K. Leguin.

El autor de una obra fundacional como es Neuromante recibirá su merecido galardón en la conferencia de los Nébulas, que tendrá lugar en Los Ángeles, entre el 16 y el 19 de mayo.

Estas son las palabras de la presidenta de la SFWA, Cat Rambo:

William Gibson coined the word cyberspace in his story “Burning Chrome,” expanding on that concept two years later in the novel Neuromancer. He forged a body of work that has played a major part in the coalescing of the cyberpunk movement, influencing dozens of writers of cinema, fiction, and games, among other creatives. Not content to be one of the definitive writers in only one subgenre, he then went on to help engender steampunk with Bruce Sterling in their collaborative work, The Difference Engine. Gibson continues to produce taut, evocative works that reflect the despair and hope of the 21st century. To be a SFWA Grand Master is to be a speculative fiction writer that has shaped the genre and make it what it is today. Gibson fills that role abundantly.

Aquí mi traducción:

William Gibson acuñó el termino ciberespacio en su relato “Quemando cromo” y luego lo expandió dos años después en su novela Neuromante. Ha creado una obra que jugó un papel fundamental en el movimiento cyberpunk, influyendo a docenas de escritores de cine, ficción y juegos además de a otros creativos. No contento con ser uno de los escritores definitorios de un subgénero, también ayudó a la creación del steampunk en colaboración con Bruce Sterling en su obra The Difference Engine. Gibson continúa creando trabajos provocadores y firmes que reflejan la pérdida de la esperanza en el siglo XXI. Ser un Gran Master de la Ciencia Ficción es ser un escritor de ficción especulativa que haya dado forma al género y lo haya conformado tal y como es hoy en día. Gibson cumple este papel perfectamente.

Calendario de publicaciones de Kameron Hurley para 2019

Ya nos había adelantado algo en su entrevista, pero aquí os traigo un resumen del calendario de publicaciones de Kameron Hurley para este año, recién sacado de su web.

  • 19 de marzo: The Light BrigadeMezcla de Starship Troopers con viajes en el tiempo.
  • 21 de julio: Meet me in the Future: Stories. Una recopilación de relatos cortos con sus favoritos de la última década.
  • 19 de noviembre: The Broken Heavens. El último volumen de la saga Worldbreaker.

En cuanto a nuevos proyectos, Hurley todavía no tiene claro si va a escribir “una Jungla de Cristal en el espacio con los géneros cambiados” o “una novela de detectives de los 80 weird“. Yo voto por la primera, pero, ¿qué os parece a vosotros?

Vigilance

Esta lectura es tan corta e intensa como un puñetazo sin avisar en el estómago. Es claramente deudora de The Running Man, aunque le da otra vuelta de tuerca a la historia.

Robert Jackson Bennett nos sitúa en unos Estados Unidos deshumanizados, que han quedado atrás en la supremacía global, claramente adelantados por los chinos. Y esto no ha hecho si no agudizar los problemas de una sociedad obsesionada con las armas como “protección” contra los ataques del “enemigo”, un ente que no está muy definido pero que amenaza cada uno de sus pasos. En medio de este clima de paranoia, un show televisivo ofrece la carnaza que les reafirma en sus opiniones. Vigilance es un tiroteo sobre inocentes que no se sabe cuándo tendrá lugar, pero para el que hay que estar preparado. Los índices de audiencia son sencillamente brutales, pero aún así el marketing quiere más… y dispone de herramientas para ello.

El autor utiliza de manera muy acertada el ritmo de la historia y la violencia inherente a este tipo de relato. El clima de miedo que ahoga a la sociedad estadounidense en el año 2030 es terreno próspero para la venta de armas masiva, en una extrapolación no sé si demasiado exagerada de lo que ocurre en la actualidad. Y sin embargo, lo más preocupante no es esto. Es la verosimilitud de las reflexiones que en algunos momentos aparecen, como la insensibilidad que acaba resultando de la exposición continua a la violencia. En particular hay un pasaje sobre la muerte de niños que resulta especialmente sobrecogedor, en una suerte de círculo vicioso que hace que los espectadores no sean capaces de apartar los ojos de la televisión.

El hecho de que se utilicen dos puntos de vista para enfrentar distintas opiniones me parece bastante acertado, aunque la mayor carga de la narración la lleve el alto ejecutivo de marketing responsable del programa televisivo.

Recomiendo Vigilance a quien desee leer un mensaje político muy fuerte en contra de la proliferación masiva de las armas, con algunos toques futuristas pero sobrecogedor por lo verosímil que llega a resultar.