Austral

Por norma general, la ciencia ficción que habla de un futuro cercano con tintes ecológicos es eminentemente pesimista. En libros como The Water Knife, las consecuencias del cambio climático hacen aflorar los peores instintos del ser humano mientras lucha por la supervivencia.

Sin embargo, la aproximación que hace Paul McAuley en Austral es diferente. El derretimiento de los casquetes polares, conlleva la aparición de nuevas superficies habitables, que deberán ser acondicionadas para que el ser humano pueda sobrevivir ante temperaturas extremas. Por supuesto que hay problemas, pero también hay gente que se pone manos a la obra para solucionarlos.

Además, Austral es una trama mucho más íntima, en la que el paisaje nevado e inhóspito sirve como marco e influye tanto en los actos como en la motivación de la protagonista sin quitar en ningún momento importancia a los sentimientos de los personajes. Con un pasado y un futuro marcado por las decisiones de su familia, Austral es una husky, una humana genéticamente modificada para adaptarse a la vida en un entorno hostil. Por ello mismo, es una paria en la sociedad, con un gobierno que legisla en contra de su comunidad y que no perdona los errores de su juventud.

Me gustaría hacer especial hincapié en la utilización del lenguaje por parte de McAuley, capaz de utilizar eufemismos como cutlery al referirse a las armas de los matones o vocabulario de origen australiano para “localizar” la obra. Sin embargo, lo que me ha maravillado es la inclusión de la palabra ecopoet. Añadir una connotación a una palabra que ya existe, relacionándola con la ecopoiesis me parece un golpe de genio, capaz de humanizar y cargar de empatía la labor de los biólogos, ingenieros y demás personal especializado que lucha por terraformar la Tierra. La formación como botánico de Paul McAuley le permite hablar con propiedad de las modificaciones que llevan a cabo estos ecopoetas, de una forma consistente y creíble.

Pero es que la parte científica sirve para apoyar algunos de los momentos más emotivos del libro, como cuando Austral encuentra un pequeño pájaro congelado.

La persona a la que Austral dirige sus palabras también ayuda desde el principio a que el lector cree un vínculo emocional con el libro, que recorre la fina línea entre el sentimiento y la razón sin acabar de volcarse en ninguna de las dos áreas.

También le encuentro problemas, por desgracia. La necesidad de volcar información que desconocemos sobre el pasado de la protagonista, hace que el autor incrustre relatos tipo flashback en mitad de la narración, que lastran el ritmo. A pesar de que nos dejan ver la evolución de los ecopoetas y las múltiples decisiones políticas al respecto, me hubiera gustado más que se hubiera utilizado otro recurso para mostrarlo, en vez de este “como ya sabes Bob” modernizado.

Además, la presencia de un libro que parece una versión muy simplificada del de La Era del Diamante de Neal Stephenson me parece un recurso algo tosco, para que la joven que lo utiliza pueda equilibrar el peso de las historias de Austral.

En cuanto a la denuncia sobre las desigualdades, también me parece que podría haber sido un poco más refinada, aunque no negaré que McAuley soslaya la dificultad intrínseca de tratar un tema candente como este de forma elegante y aleccionadora, creando un nuevo tipo de oprimido, el husky del que hablábamos con anterioridad.

En definitiva, recomiendo mucho este libro, que a pesar de sus inconvenientes ha sido una lectura más que entretenida.

Nueva antología de Apex : Do Not Go Quietly!

Apex ha anunciado que esta primavera pondrá en marcha un Kickstarter para lanzar una nueva antología, que tendrá por título Do Not Go Quietly!.

El tema de la antología será la resistencia, con la presencia de autores como John Hornor Jacobs, A. Merc Rustad, Rebecca Roanhorse, Maurice Broaddus, Nayad Monroe, Karin Lowachee, Brooke Bolander, Laird Barron, Brian Keene, Cassandra Khaw, Nisi Shawl, Catherynne M. Valente, Seanan McGuire, Fran Wilde, Rich Larson, y Sarah Pinsker.

La edición correrá  cargo de Jason Sizemore y Lesley Conner.

El concepto de la antología:

Resistance. Revolution. Standing up and demanding to have your space, your say, your right to be. From small acts of defiance to protests that shut down cities.

La portada será obra de Marcela Bolivar, pero aún es pronto para mostrar nada.

Portada de Embers of War

Aquí os traigo la que será portada de la nueva novela de Gareth L. Powell, Embers of War. En realidad es la portada y contraportada del ARC, pero sirve para hacerse una idea.

Parece space opera interesante, ¿no?

The Goblin Emperor

Algunas veces pienso en crear una sección del blog que se llame “Y mira que me lo habían recomendado y no lo leí”, para hablar precisamente de libros que cuando acabas por leerlo tienes que darle gracias al recomendador.

The Goblin Emperor no es original por su ambientación fantástica, aunque este imperio feudal tiene ciertos matices de modernidad tecnológica. El protagonista es Maia, mitad elfo mitad goblin que accede al poder cuando en un desgraciado accidente fallecen tanto el antiguo emperador como toda la línea sucesoria hasta llegar a él, el hijo olvidado y exiliado. Pero el hecho de haber sido criado lejos de los fastos de la corte le puede servir para afrontar el gobierno con otro talante.

Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol. No obstante, el libro tiene un toque inocente que hace que le cojas cariño a los personajes. Maia se ve enterrado literalmente entre protocolos, capas de ropa e intrigas políticas, y aunque muchas veces se ve superado, nunca se da por rendido. Esta persistencia unida a su bonhomía consigue que empatices realmente con él y que te preocupes cuando él se preocupa, que es casi siempre, para eso es el emperador.

Resulta algo difícil entrar en el libro por dos razones principalmente: el lenguaje y la genealogía.

El plural mayestático es solo un ejemplo del lenguaje arcaizante que Katherine Addison (alias de Sarah Monette) utiliza constantemente. Sobre todo es perceptible en los soliloquios del propio Maia, en su forma de enfrentarse a sus propios dilemas morales. La invención de algunos términos supone un pequeño obstáculo al principio, pero una vez controlados, la historia sigue fluyendo

Más complicado aún es hacerse con los nombres de los personajes (aunque haya un anexo dedicado a ello) ya que una misma persona puede responder por su apellido, su nombre, cambiar su título… Entiendo que esta retórica es necesaria para dotar de credibilidad al libro, pero a mi me ha costado algo de trabajo entrar en el juego.

Salvados estos obstáculos, la trama fluye con elegancia, hacia un destino no muy sorprendente, pero no por ello el viaje es menos disfrutable. En resumidas cuentas, una lectura muy agradable con una cierta curva de aprendizaje al principio que merece la pena afrontar.

Por cierto, gracias, Josep María y Antonio.

Libro gratis : Siege of Tilpur

Gracias al chivatazo de @mertonio, me entero de que está disponible para su descarga gratuita “Siege of Tilpur”, una historia corta de Brian McClellan publicada anteriormente en la antología Unbound.

Aprovecha esta oportunidad para iniciarte con el mundo Powder Mage de McClellan si no lo conocías ya. En el número ocho de la revista Supersonic podrás leer un extenso artículo sobre su obra, por si necesitas más razones para decidirte.

Ironclads

Ironclads ha significado una pequeña decepción para mí, que estaba viendo como lo que iba leyendo de Tchaikovsky me iba convenciendo cada vez más, con la estupenda Children of Time como obra más interesante, pero sin desmerecer Spiderlight o Dogs of War.

Sin embargo, esta nueva historia resulta ser demasiado tópica en su desarrollo, cuando no en su concepción. El discurso primordial es una crítica social sobre las desigualdades económicas y el poder de las grandes corporaciones.

La novela se sitúa en un futuro cercano y para situarnos el autor hace guiños al Brexit sin llegar a mencionarlo nunca, aunque particularmente lo que más me gusta es la distinción cruda y realista que hace entre la carne de cañón y las élites de la guerra. En este sentido, el libro es una vuelta al pasado bélico, aunque sea con la más moderna tecnología. Este contraste histórico se ve reforzado por las “ideas” que se enfrentan, capitalismo contra comunismo, aunque esto es solo una fachada para ocultar el verdadero objetivo, que es exclusivamente económico.

El apartado militarista me parece correcto, con toda la parafernalia relacionada con las operaciones encubiertas y la tecnología aplicada a la destrucción a varios niveles. También me gusta que las modificaciones no sean exclusivamente armamento añadido y si me permitís una comparación comiquera, algunos enfrentamientos recuerdan a Namor contra Iron Man, carne contra metal.

El ritmo de la historia es bastante elevado, como corresponde a una obra de ciencia ficción militar. Las escaramuzas y batallas son entretenidas y no demasiado confusas.

Hasta ahora parece que todo bien. ¿Qué es lo que ha fallado para mí en Ironclads entonces?

Creo que el autor abusa de la amenaza desconocida a la que se enfrenta el equipo protagonista, cuando es bastante patente por donde van los tiros. La conspiración es transparente desde el minuto uno y ninguno de los giros de la trama consigue hacerte pestañear, ya que todo parece seguir un guión prefijado que ya hemos leído con anterioridad. Además, avanzar de encuentro casual en encuentro casual no favorece para nada la tensión que debería ir creciendo.

Es por esto que no puedo ponerle mejor nota al libro, que prometía más de lo que realmente entrega. No por ello voy a dejar de lado a su autor, porque hasta el mejor escribano tiene algún borrón.

Ganadores premios Utopiales 2017

Ya conocemos los ganadores de los premios Utopiales de esta año.

The European Utopiales Award

L’Installation de la peur de Rui Zink, traducido del portugués  “A Instalação do Medo” (The Installation of Fear) de Maira Muchnik

Prix Utopiales Européen Jeunesse 2017 (Premio novela juvenil)

Le jardin des épitaphes, tome 1: Celui qui reste debout, Taï-Marc Le Thanh (Didier jeunesse)

Prix Utopiales BD 2017 (Mejor tebeo)

La terre de fils de Gilpi (Éditiones Futuropolis)

Prix Extraordinare Utopiales 2017

Pierre Bordage, escritor francés de ciencia ficción y fantasía

Prix Joel-Champetier

Feldrik Rivat por Le Contrat Antonov-201

Este premio es para una historia corta inédita escrita en francés por autores no canadienses.

Prix Julia Verlanger

L’espace d’un an et Libration de Becky Chambers (L’Atalante) (A Closed and Common Orbit)

¡Enhorabuena a los ganadores!

Max Gladstone y Amal El-Mohtar publicarán una novella de viajes en el tiempo

Es una buenísima noticia saber que se van a publicar más obras de un autor que me gusta mucho, así que saber Max Gladstone ha colaborado con Amal El-Mohtar para escribir This Is How You Lose the Time War me ha alegrado el día.

La novella, que será publicada por Saga Press en otoño del año que viene, aparte de tener un título molón, parece que tendrá un estilo epistolar. Según se ve en la noticia, los protagonistas serán dos agentes temporales de futuros distintos, cada uno luchando para que “su” futuro sea el que ocurra.

Esta es la descripción:

Among the ashes of a dying world, an agent of the Commandant finds a letter. It reads: Burn before reading.

And thus begins an unlikely correspondence between two rival agents hellbent on securing the best possible future for their warring factions. Now, what began as a taunt, a battlefield boast, grows into something more.

Except discovery of their bond would be death for each of them. There’s still a war going on, after all. And someone has to win that war. That’s how war works. Right?

Aunque todavía es pronto, mis niveles de hype ya van subiendo.  ¿Y los vuestros?