Time Was

Esta historia ha sido una pequeña decepción para mí. No me considero una experta en la obra de Ian McDonald, ese puesto está reservado para @odo, pero innegablemente he disfrutado mucho con las obras suyas que he leído, especialmente las últimas de Luna.

El principal problema con Time Was es que se trata de una historia que ya nos han contado muchas veces, con otros protagonistas, en otras situaciones, pero el hilo conductor es de sobra conocido. Por lo tanto, habría que fijarse en los detalles para que se marcara la diferencia. No niego que la ambientación post-Brexit le da interés y hay algunos detalles bibliófilos que harán las delicias de los enamorados de los libros, pero en realidad el camino es tan, pero tan conocido que estos pequeños detalles no consiguen compensar el tedio.

La longitud de la obra es muy corta, algo que juega a su favor, ya que McDonald no nos entretiene por muchos vericuetos. Algunos hay, pero son de poca importancia. El relato también habla de ciertas estructuras y acontecimientos de la historia del Reino Unido que yo desconocía, pero que supongo que para un lector anglosajón serían también más de lo mismo.

Como principales mensajes a favor de su lectura, se podría destacar su marcado tinte antibelicista y su tratamiento “normalizado” de una relación homosexual. Sin embargo, estos dos puntos son anecdóticos en el fluir del relato.

Estilísticamente la prosa es bastante funcional y adaptada al pensamiento del personaje principal. Esto no consigue superar la decepción, creo que se trata de una oportunidad perdida de dar una vuelta de tuerca a uno de los tropos más utilizados en la ciencia ficción.

Ganadores de los premios Sir Julius Vogel 2018

Ya sabemos quiénes han sido los ganadores de los premios Sir Julius Vogel de este año. Son los siguientes:

Mejor novela

Hounds of the Underworld, de Dan Rabarts y Lee Murray (Raw Dog Screaming Press)

Mejor novela juvenil

The Traitor and the Thief, de Gareth Ward (Walker Books Australia)

Mejor novella/novelette

Matters Arising from the Identification of the Body, de Simon Petrie (Peggy Bright Books)

Mejor relato corto

“Crimson Birds of Small Miracles” de Sean Monaghan, publicado en Asimov’s Science Fiction Magazine, Jan/Feb 2017.

Mejor colección

Mariah’s Prologues, de Grace Bridges

Mejor producción

Mistlands, de Laya Rose https://tapas.io/series/Mistlands

Mejor arte

Portada de Teleport, de Kate Strawbridge

Mejor presentación dramática

The Changeover, dirigida por Stuart McKenzie y Miranda Harcourt, producida por Emma Slade (Firefly Films)

Mejor nuevo talento

Gareth Ward

Premios aficionados

Mejor arte aficionado

John Toon, por dibujos  en Phoenixine y el libro de la convención 2017 LexiCon.

Mejor producción aficionada

Libro de la convención 2017 LexiCon, producido por Darusha Wehm

Mejor escritor aficionado

Jo Toon por Pass the Rules (producido en Phoenixine)

Servicios al fandom

Jan Butterworth

Servicios a la ciencia ficción, fantasía y terror

Darian Smith

¡Enhorabuena a los ganadores!

Portada de Rejoice, a Knife to the Heart

No sé si alegrarme con la noticia, pero habrá que dar una nueva oportunidad al autor. Aquí os traigo la portada de la nueva novela de ciencia ficción (no cómica, habrá que hacer hincapié en este hecho, porque la experiencia anterior es francamente mejorable).

Esta es la sinopsis:

An alien AI has been sent to the solar system as representative of three advanced species. Its mission is to save the Earth’s ecosystem – and the biggest threat to that is humanity. But we are also part of the system, so the AI must make a choice. Should it save mankind or wipe it out? Are we worth it?

The AI is all-powerful, and might as well be a god. So it sets up some conditions. Violence is now impossible. Large-scale destruction of natural resources is impossible. Food and water will be provided for those who really, truly need them. You can’t even bully someone on the internet any more. The old way of doing things is gone. But a certain thin-skinned US president, among others, is still wedded to late-stage capitalism. Can we adapt? Can we prove ourselves worthy? And are we prepared to give up free will for a world without violence?

And above it all, on a hidden spaceship, one woman watches. A science fiction writer, she was abducted from the middle of the street in broad daylight. She is the only person the AI will talk to. And she must make a decision.

Las Tres Muertes de Fermín Salvochea

Tengo un recuerdo de la infancia, de largos viajes en coche sin cinturón de seguridad en el asiento de atrás y escuchando una cinta naranja de coplas que era la única que mis padres tenían. Y os cuento esto para empezar la reseña para poner en valor una de las principales características de la novela de Jesús Cañadas : su poder de crear un escenario creíble sobrenatural.

Y es que yo no soy gaditana, pero me  puedo creer perfectamente esas historias de calles y recovecos, de vecinas chismosas en el patio y de infancias quebradas, porque aunque yo no lo haya vivido sí que recuerdo perfectamente las historias de mis padres y mis abuelos, que encajan perfectamente con lo que relata Jesús. De hecho, mi padre siempre dice que “va a llover más que cuando enterraron a Bigote” y  mi madre “esta es la hebra de María Moco, que cosió un camisón y le quedó para otro”. Así que mi conexión emocional con el libro sobrepasa los límites de la simple empatía con los personajes y se convierte en algo íntimo y personal.

Esto no es óbice para reconocer el extraordinario trabajo con el lenguaje que realiza Jesús, capaz de dotar a sus personajes de una lengua propia acorde con sus conocimientos y que sirve como otro engranaje para construir un reloj de precisión con una figura de alacrán.

El uso de un narrador poco confiable también es otro acierto, además llevado hasta un extremo perturbador. No es solo que Juaíco cuente su historia adornándola como cree oportuno con sus aires de embaucador, es que el resto de gaditanos parece seguirle el juego a pesar de las contradicciones en las que cae. Y esto, visto a través de los ojos de un niño que está dejando de serlo, resulta conmovedor.

Me gusta mucho la división temporal del libro en dos partes diferenciadas pero relacionadas íntimamente. El inexorable paso del tiempo se ve reflejado en las cicatrices y en los cuerpos, pero mucho más en las almas de sus criaturas. En esto también se aprecia el trabajo de un fino artista, que va cincelando cada arruga, cada marca y cada pliegue. Las acciones del pasado tienen efecto en el futuro y algunos de los comentarios del futuro verán su reflejo en el pasado.

No todo es perfecto en la novela. A veces algunas de las acciones parecen hechas exprofeso para el lucimiento de Cañadas y en otras las casualidades favorecen la historia. Pero son nimiedades.

Las Tres Muertes de Fermín Salvochea es una novela estupenda, con sus toques costumbristas, con un tratamiento de las realidades sociales que aunque haya pasado un siglo siguen estando vigentes y con un amor indiscutible por la ciudad que le vio crecer. Ojalá alguien pudiera hacer lo mismo por la mía.

Portada de Empire of Silence

Se ha desvelado la portada de Empire of Silence, la primera novela de Christopher Ruocchio, que promete ser cuando menos llamativa.

Esta es la sinopsis:

Meet Hadrian Marlow.

Hadrian Marlowe, a man revered as a hero and despised as a murderer, chronicles his tale in the galaxy-spanning debut of the Sun Eater series, merging the best of space opera and epic fantasy.

It was not his war.

On the wrong planet, at the right time, for the best reasons, Hadrian Marlowe started down a path that could only end in fire. The galaxy remembers him as a hero: the man who burned every last alien Cielcin from the sky. They remember him as a monster: the devil who destroyed a sun, casually annihilating four billion human lives–even the Emperor himself–against Imperial orders.

But Hadrian was not a hero. He was not a monster. He was not even a soldier.

Fleeing his father and a future as a torturer, Hadrian finds himself stranded on a strange, backwater world. Forced to fight as a gladiator and navigate the intrigues of a foreign planetary court, he will find himself fighting a war he did not start, for an Empire he does not love, against an enemy he will never understand.

La portada es obra de Patrick Knowles.

The Freeze-Frame Revolution

Peter Watts es un escritor complejo, que no da facilidades al lector, pero que compensa en ocasiones el esfuerzo que hemos de realizar para adentrarnos en su obra con destellos de genio.

Empecé The Freeze-Frame Revolution con muchas ganas y he de confesar que cuando lo estaba terminando durante una cena solitaria, no fui capaz de despegar los ojos de la pantalla hasta acabarlo. No temía que los empleados del restaurante me recogieran justos con los restos de la comida a escobazos, porque ni siquiera me di cuenta del paso del tiempo. Hasta ese nivel de fascinación y ensimismamiento me llevó la historia.

El eje sobre el que gira todo el argumento es la definición de inteligencia. Quizá por deformación lectora, siempre he concebido las inteligencias artificiales como unos entes de capacidades tan superiores a las humanas que casi se convierten en incognoscibles. Pero Watts juega con el límite de esta inteligencia, utilizando una IA “tonta”, en el sentido de que es muy buena en los cálculos que hace pero le falta la chispa de genio que le permita saltar a deducciones no lineales, por ejemplo.

Existe un gran contraste en dos de las dimensiones en las que se desarrolla la  novela. El emplazamiento de The Freeze-Frame Revolution en una nave-meteorito cuya misión consiste en abrir puertas en el espacio, así que se trata de un espacio confinado (aunque muy extenso) imbuido en la inmensidad. Del mismo modo, la escala temporal de la misión es enorme, pero el tiempo que están conscientes los humanos apenas alcanza las semanas cada dos o tres milenios, porque solo se les despierta cuando algo no va según lo previsto.

Resulta casi imposible creer que se pueda llevar a cabo un motín en esta nave cuando los humanos apenas coinciden en sus turnos y cada vez que despiertan no saben cuánto tiempo ha pasado. Además, la IA de la nave ejerce una constante supervisión tanto de sus constantes vitales como de sus conversaciones, de sus relaciones… Y sin embargo, el ingenio humano es capaz de superar estos obstáculos, porque al fin y al cabo la inteligencia supervisora lo que hace es realizar algoritmos que analizan la relación costo-beneficio entre las acciones que realiza y el resultado que obtiene. Por lo tanto, no “merece la pena” supervisar cada nimio detalle si está dentro de los parámetros que algún programador pensó hace milenios.

Estos intersticios son los que aprovecha la tripulación para su “revolución”. Estos humanos no se están enfrentado a la inteligencia artificial que controla la nave, se están enfrentando a los ingenieros que en su momento programaron sus rutinas. Y este enfrentamiento dilatado en el tiempo resulta apasionante.

The Freeze-Frame Revolution es una novela tan interesante que apenas puedo esperar a que la leáis para comentarla en profundidad sin caer en el spoiler. Espero que pronto caiga en vuestras manos.

Portada de Thin Air

Aquí os traigo la portada de Thin Air, la nueva novela de Richard K. Morgan. Se trata de un thriller de corrupción y secuestros situada en Marte, que saldrá a la venta el 9 de octubre.

Aquí la sinopsis:

An ex-corporate enforcer, Hakan Veil, is forced to bodyguard Madison Jegede, part of a colonial audit team investigating a disappeared lottery winner on Mars. But when Jegede is abducted, and Hakan nearly killed, the investigation takes him farther and deeper than he had ever expected. And soon Hakan discovers the heavy price he may have to pay to learn the truth.

La portada es un poco convencional, pero una novela de Richard Morgan siempre es algo que celebrar.

 

Ganadores de los Ditmar 2018

No damos abasto para informar de todos los galardones que se están conociendo en esta fechas. Ahora les toca el turno a los Ditmar:

Mejor novela

  • Crossroads of Canopy, Thoraiya Dyer, Tor.

Mejor novella o novelette

  • “Girl Reporter”, Tansy Rayner Roberts, en Girl Reporter, Book Smugglers Publishing.

Mejor relato corto

  • “A Pearl Beyond Price”, Janeen Webb en Cthulhu Deep Down-Under Vol 1, IFWG Publishing Australia.

Mejor antología

  • Ecopunk!, Cat Sparks y Liz Grzyb, Ticonderoga Publications.

Mejor arte

  • Portada, Lewis Morley, por Matters Arising from the Identification of the Body, Peggy Bright Books.

Mejor publicación aficionada

  • SF Commentary, editado por Bruce Gillespie.

Mejor escritor aficionado

  • Stephanie Lai, por sus escritos en No Award.

Mejor artista aficionado

  • Shauna O’Meara, por “How to Bee” (basado en la novela de Bren MacDibble).

Mejor nuevo talento

  • Stephanie Lai

Premio William Atheling Jr por crítica o reseña

  • Ambelin Kwaymullina, por “Reflecting on Indigenous Worlds, Indigenous Futurisms and Artificial Intelligence”, Twelfth Planet Press.

¡Enhorabuena a los ganadores!

5 libros en busca de traducción (II)

Hace tiempo escribí una entrada sobre cinco libros que me parece que merecían una traducción al español. Pasado el tiempo me doy cuenta de que solo uno de ellos está ya en nuestro idioma, pero además de recordar los otros cuatro que quedan pendientes (Promise of Blood, Three Parts Dead, The Mechanical y Wolfhound Century), voy a aumentar la nómina de “futuribles” con otros que también me parecen dignos de mención.

Six Wakes de Mur Lafferty

Un libro que está nominado a varios premios este año y que por lo tanto tiene posiblidades de ver la luz en español, aunque solo sea por la “titulitis”. Lafferty, que ya nos dejó buen sabor de boca con The Shambling Guide to NYC y Ghost Train to New Orleans, cambia de tercio con una novela de ciencia ficción con investigación de asesinato múltiple, bien planteada y con un escenario original. Con mayor transfondo de lo que pueda aparentar por las implicaciones éticas de la clonación, esta novela será  un acierto seguro.

Te gustará si: te gustan los misterios o las naves generacionales o los clones. O los misterios EN naves generacionales CON clones.

After Atlas de Emma Newman

Emma Newman es una autora que poco a poco se va haciendo un hueco en mi panteón particular (donde os puedo asegurar que hay codazos y otras maniobras para ir haciéndose sitio). Con After Atlas ha sido capaz de enlazar de una forma estupenda una sociedad hiperconectada con una crítica social muy fuerte hacia las tremendas diferencias entre los ricos y los pobres. La esclavitud como forma de trabajo legalizada para pagar unos estudios y conocimientos no necesariamente solicitados son solo la punta del iceberg de una terrible distopía. A todo esto se le une la presencia de una secta religiosa muy poderosa y una investigación de asesinato que todos los gobiernos-corporaciones intentan ocultar. La tensión está muy lograda y la resolución es satisfactoria.

Te gustará si: las novelas “procedimentales” policíacas, pero con su toque de ciencia ficción.

The Moon and the Other de John Kessel

John Kessel utiliza nuestro satélite como base para mostrar una selección de soluciones políticas para la colonización espacial. La contraposición entre un sistema matriarcal y varios patriarcales es solo la punta de lanza para una novela eminentemente política, en el que las libertades individuales se definen de forma diferente dependiendo de dónde hayas nacido.

Te gustará si: te gustó Los Desposeídos.

Ninefox Gambit de Yoon Ha Lee

Aunque no se trata de una lectura fácil, la space opera de Yoon Ha Lee te atrapa desde el principio con su sistema de calendarios capaces de modificar la realidad, sus batallas épicas y sus marcados contrastes entre tradición y modernidad. Con una pareja protagonista inolvidable y una constante lluvia de ideas Ninefox Gambit te hará disfrutar como pocos otros libros.

Te gustará si: no te asusta su primera parte y estás dispuesto a entrar en el juego del autor.

Crashing Heaven de Al Robertson

Una novela que es capaz de volver a poner el cyberpunk de moda para advertir de los peligros de la inmersión total en la realidad virtual, con unos protagonistas que forman un conjunto con mucha fuerza en sus relaciones, en un entorno verosímil. Con toques de mitología, con crítica social, esta novela lo tiene todo para triunfar.

Te gustará si: te gusta Hannu Rajaniemi, salvando las distancias.

¿Has leído alguna de estas sugerencias? ¿Tienes algún otro libro que te gustaría ver traducido?