Empress of Forever

Si había un libro que esperaba con mucho interés el año pasado era Empress of Forever, de Max Gladstone. No es ningún secreto que Max es un autor que me encanta y el hecho de que decidiera probar fortuna con una space opera alejándose un poco de su fantasía habitual todavía me llamaba más la atención.

Tenía muchas ganas de que me gustara y creo que eso ha sido un elemento que ha jugado en contra del propio libro. La protagonista es una rica hecha a sí misma en el mundo actual, que debe escapar de su vida de lujos por la presión del Gobierno, pero tiene preparado un plan alternativo… ya sé que esto no suena mucho a space opera, pero es que el comienzo es así, hasta que cuando se infiltra en un CPD superprotegido para instalar un software que le permitirá librarse de sus perseguidores sucede algo y se encuentra de pronto en una nave espacial en el futuro (o eso cree ella).

El inicio de la novela me parece tramposo ya de por sí, pero es que el desarrollo tampoco juega limpio con el lector, ya que Vivian tiene siempre guardado un as en la manga, un deus ex machina que le permite escabullirse de las situaciones más complicadas y eso tampoco es justo.

Los personajes, aunque en principio son bastante variopintos y podrían haber dado más de sí, no dejan de ser bastante típicos para una obra de este subgénero, o al menos así me parece. El monje-guerrero, la enemiga no-tan-malvada que se alía con la protagonista, una pizca de máquina de Von Neuman… Todo bastante previsible.

Además, la longitud del libro tampoco juega a su favor, porque el viaje y sus peripecias se acaban haciendo repetitivas y cansinas. Me temo que si esta obra no hubiera sido de Max Gladstone la hubiera podido disfrutar más, pero es que sabiendo de lo que es capaz el autor, me he llevado una desilusión.

The Unlikely Escape of Uriah Heep

Hay libros con los que aunque entiendo sus virtudes soy incapaz de conectar y pienso que no soy su público objetivo. No es que sean malos libros es que no son para mí. Con The Unlikely Escape of Uriah Heep me ha pasado justo eso.

Me llamaba la atención en primer lugar la localización geográfica del libro ya que la acción se desarrolla en Wellington, Nueva Zelanda y creo que no he leído ningún libro que suceda en este país. Este hecho, que no deja de ser accesorio para la narración, al menos destaca un poco.

Sin embargo, la principal fuerza motora de The Unlikely Escape of Uriah Heep es el amor a los libros de una época muy específica. Y es que muchas de las novelas victorianas a las que se hace mención en la novela han quedado por derecho propio en el imaginario de la humanidad como grandes obras destinadas a perdurar. El amor que siente la autora por la obra de Dickens, Doyle, Brönte y compañía se nota en cada página del libro y en el tratamiento que hace de sus personajes y por lo tanto logrará mayor resonancia con alguien que conozca y ame esos libros de la misma forma que H. G. Parry.

La trama es eminentemente lineal, con la presencia de Charley, un prodigio precoz capaz de insuflar vida a los personajes de los libros que está leyendo y traerlos a nuestro mundo. Casi toda la narración la realiza su hermano mayor Rob, que siempre ha estado protegiéndolo y que tiene una relación ambivalente con él, al que ama pero al que también envidia en algunos momentos. Esta relación fraternal está bastante bien trazada y servirá como base para todo el desarrollo de la novela.

Los giros y revelaciones que la autora va poniendo en nuestro camino son bastante previsibles e incluso cuando hay un cierre en falso de la novela sabemos que la cosa no puede quedar ahí. En este aspecto, el libro es bastante inocente y no trata para nada de engañarnos, solo nos lleva de la mano por una historia agradable y entretenida.

Es difícil recomendar un libro que no te ha llegado a llenar totalmente, pero sinceramente creo que cualquier lector de los autores clásicos anteriormente mencionados podrá sacarle más rédito a esta novela que yo.

Oferta de San Valentín de Rebellion Publishing

20 libros a menos de una libra es el ofertón con el que se han descolgado desde Rebellion Publishing. Hay de todo, libros nominados y premiados, primeras entregas de series exitosas… Sería cuestión de curiosear por la lista, que aquí os traigo:

Engineering Infinity editado por Jonathan Strahan

Shadowmage de Matthew Sprange

The Age of Ra de James Lovegrove

Unclean Spirits de Chuck Wendig

Knight of Shadows de Toby Venables

Ack-Ack Macaque de Gareth L. Powell

The Good, the Bad and the Infernal de Guy Adams

Blood Ocean de Weston Ochse

Europe in Autumn de Dave Hutchinson

Grunt Life de Weston Ochse

Deadly Curiosities de Gail Z. Simon

One Night in Sixes de Arianne «Tex» Thompson

The Iron Ship de K. M. McKinley

Midnight in the Garden Centre of Good and Evil de Colin Sinclair

The Guns of Ivrea de Clifford Beal

Monstruos Little Voices de Adrian Tchaikovsky

Ninefox Gambit de Yoon Ha Lee

The Quantum Magician de Derek Kunsken

Burning Sky de Weston Ochse

The Calculating Stars de Mary Robinette Kowal

Portada de City Under the Stars

City Under the Stars es la obra póstuma de Gardner Dozois en colaboración con Michael Swanwick

Esta es la sinopsis:

God was in his Heaven—which was fifteen miles away, due east.

Far in Earth’s future, in a post-utopian hell-hole, Hanson works ten solid back-breaking hours a day, shoveling endless mountains of coal, within sight of the iridescent wall that separates what’s left of humanity from their gods.

One day, after a tragedy of his own making, Hanson leaves York, not knowing what he will do, or how he will survive in the wilderness without work. He finds himself drawn to the wall, to the elusive promise of God. And when the impossible happens, he steps through, into the city beyond.

The impossible was only the beginning.

Y mi traducción:

Dios estaba en el Cielo, a unas quince millas al este.

En el futuro lejano de la Tierra, en una infierno postutópico, Hanson trabaja 10 horas al día, cavando interminables montañas de carbón, sin ver la pared que separa lo que queda de la humanidad de sus dioses.

Un día, tras una tragedia causada por él mismo, Hanson deja York, sin saber qué hará o cómo sobrevivirá sin trabajo. Se siente atraído al muro, a la elusiva promesa de Dios. Y cuando lo imposible ocurre, la atraviesa, hacia la ciudad que hay detrás.

Lo imposible era solo el principio,

Y la portada:

Nominados a los premios BSFA 2019

Se han dado a conocer los nominados a los premios BSFA 2019, con un autor claramente destacado nominado en tres categorías, Gareth L. Powell, aunque tampoco es que Tade Thompson le vaya muy a la zaga.

Estos son los nominados:

Mejor novela

Mejor ficción corta

  • Becky Chambers – To Be Taught, If Fortunate (Hodder & Stoughton)
  • Amal El-Mohtar & Max Gladstone – This is How You Lose the Time War (Jo Fletcher Books)
  • Fiona Moore – «Jolene» (Interzone #283)
  • Gareth L Powell – Ragged Alice (Tor.com)
  • Tade Thompson – The Survival of Molly Southbourne (Tor.com)
  • Ian Whates – «For Your Own Good «(Wourism and Other Stories, Luna Press)

Mejor no ficción

  • Farah Mendlesohn – The Pleasant Profession of Robert A. Heinlein (Unbound)
  • Glyn Morgan & C Palmer-Patel (Eds) – Sideways in Time: Critical Essays on Alternate History Fiction (Liverpool University Press)
  • Gareth L Powell – About Writing (Luna Press)
  • Adam Roberts – HG Wells: A Literary Life (Palgrave Macmillan)
  • Jo Lindsay Walton – Away Day: Star Trek and the Utopia of Merit (Big Echo)

Mejor arte

  • Aitch & Rachel Vale – Portada de Deeplight de Frances Hardinge (UK edition) (Macmillan Children’s Books)
  • Chris Baker (Fangorn) – Portada de Wourism and Other Stories de Ian Whates (Luna Press)
  • Julia Lloyd – Portada de Fleet of Knives de Gareth L Powell (Titan Books)
  • Charlotte Stroomer – Portada de The Rosewater Redemption de Tade Thompson (Orbit)
  • Richard Wagner – Portada de Interzone #284 (Interzone)

¡Enhorabuena a los nominados!

Kickstarter de Dominion: An Anthology of Black Speculative Fiction

En el Twitter de Tobias S. Buckell vi el anuncio del lanzamiento del Kickstarter de Dominion: An Anthology of Black Speculative Fiction.

Se trata de una antología de autores de origen africano o de descendencia africana con relatos y poemas que se pueden enmarcar en las siguientes categorías: horror noire, afrofuturism, africanfuturism, sword and soul, rococoa, steamfunk y dieselfunk.

Los relatos contenidos son:

“Emily” Marian Denise Moore

“Red_Bati” Dilman Dila

“Trickin’” Nicole Givens Kurtz

“A Ngoni Story” Eugen Bacon

“To Say Nothing of Lost Figurines” Rafeeat Aliyu

“Thresher of Men” Michael Boatman

“Clanfall: Death of Kings” Odida Nyabundi

“A Mastery of German” Marian Denise Moore

“Convergence in Chorus Architecture” Dare Segun Falowo

“The Satellite Charmer” Mame Bougouma Diene

“The Unclean” Nuzo Onoh

“Ife-Iyoku, the Tale of Imadeyunuagbon” Ekpeki Oghenechovwe Donald

Come Tumbling Down

Siempre es una buena noticia la publicación de otra entrega de la serie Wayward Children, que salvo algún pequeño bache siempre ha mantenido un muy buen nivel.

Come Tumbling Down retoma a dos de los personajes más importantes de la serie, cuya historia de origen ya conocimos con la segunda entrega. Este libro es una pequeña coda a lo que ya sabíamos, resolviendo algunos cabos sueltos.

Lo primero que llama la atención es su brevedad. En muy pocas páginas McGuire es capaz de contar una aventura completa, con su elección de personajes para el viaje, su nudo con conflicto incorporado y su resolución, esta vez parece que definitiva (nunca digas de este agua no beberé tratándose de una serie de esta autora). Es encomiable la economía de medios de la que hace gala en esta ocasión y el ritmo, bastante rápido, también lo agradece. Me gusta la referencia a los dioses del abismo oceánico, en claro homenaje a Dagon, pero no hace muchas más aportaciones al imaginario del universo en el que se desarrollan las historias, no hay una puerta nueva que nos lleve al Goblin Market, por ejemplo.

Sin embargo, nos encontramos con otro problemilla, y es que la lectura sabe a muy poco. La necesidad de ceñirse a un formato tan corto hace que nos surgan más preguntas de las que en realidad se responden en el transcurso de la aventura, lo que hace que esta quinta entrega de la serie quede con un simple entremés. Divertido y agradable, pero poco nutritivo.

En esta ocasión el formato en el que he leído Come Tumbling Down ha sido audiolibro, narrado por la propia autora. Me ha gustado su entonación y se nota la pasión que infunde a su propia creación, así que creo que repetiré la experiencia.

Anunciadas dos nuevas novelas cortas de Adrian Tchaikovsky

A este ritmo, voy a tener que hacer un concurso para escribir las entradillas a los anuncios de nuevas publicaciones de Adrian Tchaikovsky, porque mi imaginación tiene un límite. Afortunadamente, hoy contamos con la colaboración de Jordi Balcells para esta dura tarea.

Dos nuevas novelas cortas del autor que deja a Sanderson a la altura de Martin o Rothfuss en velocidad. Y ojito, Lope de Vega, que tú eres el siguiente.

Jordi Balcells, grinch profesional

A principios de 2021, verán la luz dos nuevas obras de Adrian Tchaikovsky. Se trata de la continuación de The Expert System’s Brother, que tendrá por título The Expert System’s Champion.

Pero quizá la más interesante sea la otra obra, titulada Elder Race. Esta es la sinopsis:

Elder Race tells the story of Lynesse, the (low ranking) Fourth Daughter of the queen.

Although no-one else appears to agree, she believes that the only way to rid her land of the demon that terrorizes it is to invoke the pact between her family and the Elder sorcerer who has inhabited the tower for as long as her people have lived here. Hundreds of years, at least. Maybe more.

She’s told she mustn’t. She does so, anyway.

But Elder Nyr isn’t a sorcerer. He has power, to be sure, but he shouldn’t even be speaking with these people, for fear of breaching an ancient directive. Nevertheless, he decides to accompany Lynesse on her quest for what his knowledge of science tells him cannot possibly be a demon…

Y mi traducción:

Elder Race cuenta la historia de Lynesse, la Cuarta Hija de la Reina, un rango inferior.

Aunque nadie está de acuerdo con ella, cree que la única manera de librar su tierra del demonio que la aterroriza es invocar el pacto entre su familiar y el Anciano Hechicero que ha vivido en la torre desde que su gente vive allí. Al menos siglos, quizá más.

Le han dicho que no debe hacerlo. Lo hace igualmente.

Pero el Anciano Nyr no es un hechicero. Tiene poder, pero ni siquiera debería estar hablando con ella, por temor a romper una antigua directiva. A pesar de todo, decide acompañar a Lynesse en su aventura para enfrentarse a aquello que su conocimiento científico niega que pueda ser un demonio…