The Justice of Kings

The Justice of Kings no es una novela de fantasía al uso, pues aunque tiene magia e intrigas políticas, tiene un tono mucho más pausado que el habitual y está más centrado en la investigación y en el reparto de justicia que en otros tropos más utilizados en la fantasía. La relación entre la narradora y el personaje principal, se asemeja mucho a la de Adso y Guillermo de Baskerville en El nombre de la rosa, como investigador principal y aprendiz que cuenta sus vivencias con posterioridad, bajo el pesado velo de los años que han pasado y que tiñen sus experiencias con una pátina deslustrada y cínica.

Aunque el Justicia del Rey es Vonvalt, como toda la narración la vemos a través de los ojos de su secretaria Helena, este personaje que podría ser muy atractivo pierde gran parte de su fuerza. Sus poderes de nigromancia y de uso de la voz (como método de persuasión mágico), los vemos muy en segundo plano, como en general todas sus actuaciones. Aunque el ritmo es bastante correcto, la trama de fondo queda un poco en entredicho cuando todo pasa por el tamiz de una joven inexperta que duda de que su auténtico camino sea convertirse en Justicia, con una gran inocencia juvenil a pesar de la experiencia callejera que se le presupone por sus orígenes y que se pasa gran parte del libro replanteándose lo que creía conocer con antelación.

El trasfondo de libro es el enfrentamiento entre la moralidad y la justicia, con un conflicto entre los distintos poderes del reino que sin duda servirá de escenario para las siguientes entregas de la serie. Asistimos al avance de la corrupción en las fronteras, donde los más avariciosos no dejan pasar la oportunidad de enriquecerse a expensas del más débil.

Uno de los principales problemas de la historia es como he dicho con anterioridad el punto de vista escogido por el autor, que nos escamotea información y que supone un lastre durante la nada desdeñable longitud del libro.

Decir que lo más destacado de una novela sea la portada no es muy halagador para la obra en sí, pero merece la pena destacar el impresionante trabajo de Martina Fackova.

Out Past the Stars

Había dejado un tanto relegada esta última entrega de la trilogía The Farian War de K.B. Wagers por la decepción de la segunda entrega, pero me picaba un poco la curiosidad de ver cómo acababa la historia.

La autora se había dejado las revelaciones más importantes para el final, como parecía lógico. A mí particularmente me cansa un poco que el motor de la historia sea una amenaza exterior bastante desconocida pero sin duda imponente, es BEM o alienígena que puede acabar con la raza humana de un plumazo gracias a su capacidad bélica superior o simplemente a su desarrollo tecnológico. Afortunadamente Wagers cambia un poco el rumbo de su space opera dejando que este peligro inminente un poco en segundo plano mientras que los problemas más cercanos y por tanto, más urgentes, se conviertan en el centro de la situación.

El juego político que hemos visto desplegarse a través de la trilogía llega aquí a su expresión final, con traiciones y planes que al fin llegan a su clímax. Pero mi impresión es que la autora ha convertido a su personaje principal en un ser tan poderoso y con tantos recursos a su disposición que se hace casi imposible destronarla, cuando puede cambiar su aspecto, resucitar, trasladarse en el espacio de forma casi instantánea… Me parece que es una sucursal de Deus ex Machina INC. que hace que pierda interés por el desarrollo de la novela. Sí, ya sabemos que le va a ir bien a Hail Bristol, lo mismo sufre un poquito por el camino pero poca cosa, como mucho un padrastro.

Lo cierto es que esperaba algo más de esta trilogía, pero me ha resultado imposible sobreponerme al mensaje tan terrible del segundo libro. Aunque en la tercera entrega la cosa mejora, me temo que la trilogía en sí queda inevitablemente lastrada por los problemas anteriores. No puedo recomendar su lectura.

The Monsters we Defy

Cuando vi que en la sinopsis de The Monsters we Defy definían la trama como un heist fantástico supe que tenía que hacerle un hueco en mi pila de lectura, porque me encantan las narraciones en las que se orquesta toda una complicada situación para llevar a cabo un robo encubierto, como en The Quantum Magician de Derek Kunsken, por ejemplo.

Leslye Penelope ha creado un escenario situado en el Washington de los años 20, con una documentación extraordinaria y con un profundo mensaje político sobre el racismo. La fantasía la aportan los poderes especiales del grupo de protagonistas, asociados todos con un trato con las entidades llamadas Enigmas (conocidas como djinns, o genios en otras culturas), gracias al cual consiguieron alguna habilidad extraordinaria, inevitablemente asociada a un precio que pagar por su uso. Me ha gustado mucho la presentación de cada personaje con su correspondiente flashback hacia el origen de su historia, un recurso bastante cinematográfico que en este libro encaja perfectamente.

La figura principal es Clara Johnson (basada en un personaje real) una joven de color a la que las peculiaridades de su nacimiento dotaron de poderes y que es capaz de hablar con los espíritus. Uno de los más poderosos de estos seres le encarga una tarea titánica, logra hacerse con un anillo de poder en manos de una de las personas más poderosas de Washington. Pero Clara está dispuesta a todo con tal de librarse de su maldición aunque para llevar a cabo el plan necesitará ayuda.

Como he mencionado antes, el elenco de personajes es variopinto y bastante bien retratado, aunque quizá lo más importante sea el mundo en el que se mueven, que sirve como paralelismo con el mundo real sobre el que tanto ha investigado la autora. La acción algunas veces se resiente porque la presencia de entidades mágicas modifica las reglas del juego y puede parecer algo tramposo el desarrollo. Aunque está bastante equilibrado y sigue cierta lógica, quizá es que ya estoy acostumbrada a sistemas mágicos más rígidos y contenidos, y he perdido algo del sentido de maravilla de la magia que no se explica.

La versión en audiolibro de Shayna Small le da mucha vida a la narración, con la consecución de diversos acentos (algunos muy marcados) para cada personaje.

En resumen, The Monsters we Defy es una fantasía que se puede considerar historia alternativa con un profundo mensaje antirracista y de igualdad social, muy enraizado en la realidad cultural de la comunidad negra.

The Undertaking of Hart and Mercy

The Undertaking of Hart and Mercy es un libro de mecha lenta, que tarda en arrancar pero al que merece la pena dar una oportunidad. Es un romance con una estructura muy típica de enemies to lovers, pero situado en un contexto bastante original, con una construcción del mundo bastante macabra pero atractiva.

Hart es un marshal solitario que patrulla el mundo mágico de Tanria, el hogar de los antiguos dioses en el que el peligro acecha en cada esquina, en forma de monstruos que toman posesión de cadáveres y atacan a todo aquel que se cruce en su camino. Hart se encarga de llevar los cuerpos a las distintas funerarias especializadas en el plano mortal para que se lleven a cabo los necesarios ritos funerarios.

La encargada de una de estas funerarias es Mercy, que carga con la responsabilidad del negocio familiar desde que su padre cayó enfermo esperando el regreso de su hermano menor, que se está formando para heredar la empresa. A pesar de que le gusta su trabajo, se ha volcado tanto en él y en el bienestar de su familia que ha dejado de lado su vida personal.

Aunque ambos protagonistas se conocen, nunca se han caído bien no sé sabe exactamente por qué razón. Así que cuando Hart, hastiado de su solitaria existencia, decide escribir una carta sin rumbo a una amiga desconocida, ni en cien años se hubiera imaginado que su misiva acabaría recalando en el buzón de Mercy, ni que se acabaría enamorando de ese amigo desconocido a través de sus misivas.

Hasta aquí, una historia bastante típica y el desarrollo no se sale tampoco de los caminos conocidos. Pero si hay algo que hace destacar The Undertaking of Hart and Mercy es el mundo en el que se desarrolla, con esa mitología de dioses nuevos y antiguos, todos esos ritos funerarios para que los cadáveres no puedan revivir (que recuerda algo a los trabajos de Katherine Addison), la existencia de semidioses con extrañas capacidades y en general un entorno fantástico que salva a la novela de caer en el montón de Corín Tellado al por mayor.

La narración del audiolibro por parte de Michael Gallagher y Rachanee Lumayno se adapta perfectamente a una historia de amor con algo de acción.

En resumen se trata de un libro bastante ortodoxo en sus formas, que gana bastante con las adiciones de un entorno fantástico atractivo en el que la historia se inserta perfectamente formando un todo perfectamente disfrutable.

The Stardust Thief

La autora de The Stardust Thief tiene un origen ecléctico ya que es estadounidense y kuwaití, esto es algo que se refleja perfectamente en esta historia de djinns, magia y desiertos que da comienzo a una trilogía destinada a hacerse un hueco en el mundo de la fantasía

Hay varias cosas que llaman la atención en la lectura de esta novela. La primera es el maravilloso mundo que crea Abdullah, reminiscente de otras historias de clara influencia árabe pero con personalidad propia, intercalando entre los capítulos propios de la novela relatos que recuerdan a las mil y una noches y que sirven para dotar al relato de más consistencia e interés. Los personajes también son muy atractivos, desde la Mercader de Medianoche a los ladrones y familiares del sultán. El relato sobre la búsqueda de un artefacto mágico se trocará en aventura por la supervivencia cuando entren en acción ghouls y otras criaturas mágicas, pero siempre teniendo presente el objetivo principal.

La magia está íntimamente imbricada en la narración, apareciendo de forma más leve con el uso de artefactos mágicos con efecto discreto o por la propia intervención de los poderosos djinns, cuya historia también iremos conociendo conforme se van desarrollando los acontecimientos.

El ritmo se mantiene bastante bien a lo largo de la novela, si bien es cierto que debido a su longitud en algunos pasajes se resiente. Afortunadamente son pocos momentos, porque la autora ha sabido espaciar juiciosamente los momentos de introspección con otros de más acción. Además, el juego de ir cambiando de punto de vista a lo largo de la novela es bastante equilibrado, no se puede decir que haya una perspectiva que sea eminentemente más interesante que otra.

Resultan también muy atractivas las revelaciones que se van haciendo hacia el tercio final del libro, sin duda semillas para el desarrollo de los siguientes libros. Se nota que la autora tiene bastante definido el camino que tiene que seguir su historia, y va plantando las ideas que serán el origen de las tramas posteriores.

Menos gracia me hizo el cliffhanger del final del libro, algo que parece casi inevitable en los principios de las series, pero que no por esperado me consuela.

Chelsea Abdullah ha conseguido despertar mi interés por saga, así que sin duda me haré con la siguiente entrega.

Orbit publicará These Burning Stars

Orbit ha anunciado la adquisición de la primera novela de Bethany Jacobs, una space opera titulada These Burning Stars, que se publicará en verano de 2023.

Esta es la sinopsis:

 Jun Ironway—hacker, con artist, and occasional thief—has gotten her hands on a piece of contraband that could set her up for life: a video that implicates the powerful Nightfoot family in a planet-wide genocide seventy-five years ago. The Nightfoots control the precious sevite that fuels interplanetary travel through three star systems. And someone is sure to pay handsomely for anything that could break their hold.

Of course, anything valuable is also dangerous. The Kindom, the ruling power of the star systems, is inextricably tied up in the Nightfoots’ monopoly—and they can’t afford to let Jun expose the truth. They task two of their most brutal clerics with hunting her down: preternaturally stoic Chono, and brilliant hothead Esek, who also happens to be the heir to the Nightfoot empire.

But Chono and Esek are haunted in turn by a figure from their shared past, known only as Six. What Six truly wants is anyone’s guess. And the closer they get to finding Jun, the surer Chono is that Six is manipulating them all—and that they are heading for a bloody confrontation that no one will survive unscathed. 

Mi traducción:

Jun Ironway (hacker, timadora y ocasionalmente ladrona) ha conseguido una mercancía de contrabando que podría arreglarle la vida: un vídeo que implica a la poderosa familiar Nightfoot en un genocidio planetario acaecido hace 75 años. Los Nightfoot controlan la preciosa materia que permite el viaje interplanetario entre tres sistemas estelares. Y seguro que hay alguien dispuesto a pagar por la información.

Por supuesto, algo tan valioso también es peligroso. El Kindom, el poder de los sistemas solares esta inextricablemente unido al monopolio de los Nightfoot, así que no pueden dejar que Jun desvele la verdad. Les encargan a dos de sus clérigos más brutales su persecución: el anormalmente estoico Chono y el brillante e impulsivo Esek, que casualmente también es el heredero del imperio Nightfoot.

Pero a Chono y a Esek también les persigue una figura de su pasado, conocida solo como Six. Lo que realmente quiere Six nadie lo sabe. Cuanto más se acercan Chono y Esek a Jun, Chono está más seguro de que Six les está manipulando a todos y que se dirigen a una sangrienta confrontación de la que nadie saldrá indemne.