Doors of Sleep

En esta ocasión disfrutaremos de la reseña de la última obra de Tim Pratt de la mano de un auténtico experto en el tema, Antonio Díaz. Muchas gracias a Antonio por hacernos un hueco en su agenda para comentar este libro. Espero que disfrutéis de sus comentarios.

Nadie que me conozca quedará sorprendido si digo que soy un gran fan de Tim Pratt, tanto en su obra corta (tan prolífica como variada y excelente), como en su obra larga. Cuando anunció que publicaría una novela basada en un personaje que había protagonizado varios de sus mejores relatos del 2019 me subí inmediatamente al tren del hype.


La sinopsis de Doors of Sleep no puede ser más atrayente: Zax es un humano normal y corriente que, cada vez que duerme, cambia de universo. No sabe dónde va y no parece que pueda controlar su destino. El potencial narrativo es, por su propia definición, infinito. Genera una incertidumbre, no sólo en el propio Zax, sino también en el lector, no saber cuál será ese próximo destino. Incluso aunque el cruce entre universos se dé en unas circunstancias controladas, al girar la página podemos encontrarnos en lugares muy dispares, fruto de una imaginación muy viva. Al menos esto es lo que me digo para justificar que me ventilé la novela en tan sólo dos días (acabando uno de ellos a una hora indecente).


Cuando Pratt decidió escribir Doors of Sleep, no desperdició ni una palabra y canibalizó los relatos que ya había escrito para tejerlos dentro del nuevo texto. En mi opinión es todo un acierto ya que su calidad es innegable. También decidió explorar los límites del poder del personaje para sentar unas reglas claras: cambia de universo cuando pierde la consciencia, no sólo cuando duerme; cuando llega a un nuevo destino siempre es a un lugar donde no se encuentre en un peligro inmediato y define las condiciones que se tienen que cumplir para que una persona puede decidir acompañarle en su viaje astral.


La novela está escrita como si fuera el diario personal de Zax, con la salvedad de que no siempre se encuentra escrito por él. Es un recurso curioso que permite a Pratt una cierta flexibilidad para jugar con el punto de vista manteniendo un estilo cercano a Zax. A pesar de llevar un tiempo viviendo de una forma tan extrema, sin establecerse en ningún lugar, dificultando todas sus relaciones personales, sin elegir a donde va, sin poder repetir universo, viviendo de lo que puede forrajear en los lugares más benignos (un destino sin peligro inmediato no te asegura que haya algo comestible); Zax es un idealista. En su mundo original era un trabajador social que resolvía los conflictos entre las personas mediante la empatía y la diplomacia y eso lo convierte en un adalid del buen rollo.


Éste carácter generalmente bondadoso e indudablemente honesto e idealista provoca que esta novela se parezca más a Heirs of Grace que a la saga de Marla Mason (que es más cruda y definitivamente más bruta). Esta decisión choca hasta cierto punto con el germen de la novela: saltar de universo en universo sin tener ningún control llevaría a cualquiera a la desesperación más absoluta. Eso no quiere decir que no pasen cosas malas (ni mucho menos), pero Doors of Sleep puede encuadrarse sin dudar en el movimiento hopepunk. Puede que haya momentos de miseria pero siempre se encaran con un cariz positivo. En cualquier caso es una novela ‘100% Pratt’ y rebosa su estilo por los cuatro costados.


Debido al constante salto entre universos y las dificultades para transportar gente con él (gente que jamás podría volver a su universo original) el plantel de personajes secundarios no es especialmente grande. Eso permite a Pratt dedicar más tiempo en escena para estar bien perfilados y logra que nos encariñemos de ellos o los odiemos respectivamente.

Mi principal crítica iría dirigida a un último acto algo desigual, con una recta final cerrando el nudo principal del libro de forma algo apresurada y con un último capítulo que abre claramente la puerta a una continuación (o continuaciones). Hubiera preferido, sino una obra autoconclusiva, sí que Pratt hubiera dedicado alguna página más a perfilar el desenlace para que llenase algo más al lector. Las prisas por desencadenar una tensión creciente le han jugado una mala pasada.


Sin embargo, después de la decepción que me supuso The Wrong Stars, la primera novela de su trilogía de ciencia ficción Axiom, y a pesar de las buenas sensaciones de los relatos seminales, me enfrenté a esta novela con una cierta cautela. He de decir que he quedado muy satisfecho con Doors of Sleep que, sin dejar de ser una novela ligera y más orientada como divertimento, he disfrutado sin ambages.

Cinco relatos para empezar a leer a Naomi Kritzer por Elías Combarro

No podéis imaginar la alegría que me da poder traer este artículo de uno de mis referentes en el mundo de los blogs y además un gran amigo mío. Este artículo de Elías Combarro no hace si no acrecentar la nostalgia por su maravilloso Sense of Wonder pero espero que os sirva como estupenda introducción a la obra de Naomi Kritzer.

Recomendar una serie de relatos para comenzar a leer a Naomi Kritzer es extremadamente sencillo. Basta con decir algo como «Hazte con Cats Pictures Please and Other Stories y léetelo de cabo a rabo». Y es que esta es una de esas colecciones de relatos que no sólo acierta totalmente con la selección de las historias elegidas, sino que además hace un perfecto trabajo representando todas las obsesiones de la autora: desde la maternidad a los dragones y los robots a los perros modificados genéticamente para ser inteligentes.

Kritzer ha publicado otras colecciones de relatos también recomendables (Gift of the Winter King y Comrade Grandmother and Other Stories) y hay algunas historias suyas (como la breve pero interesante «Little Free Library») que no se han recogido aún en forma de libro, pero Cats Picture Please es una colección totalmente redonda y, sin duda, la mejor forma de adentrarse en la producción de la autora. Así que mi trabajo, esta vez, no podría ser más fácil. Ve, compra el libro y disfrútalo. ¡Hasta la próxima!

….

Aún así, para aquellos que dispongan de un tiempo muy reducido o que, simplemente, quieran empezar a leer a Kritzer con el mejor pie posible, he seleccionado cinco relatos con los que conocer la obra de esta magnífica autora. ¿Comenzamos?

Cats Pictures Please

Mi primera elección es también el primer relato de Naomi Kritzer que leí y el que me convenció de que estaba ante una escritora de primer nivel. No sólo nos encontramos con una historia tierna y entrañable, como gran parte de las de esta autora, sino que el diálogo que, mediante deliciosas referencias, se establece con obras clásicas de la ciencia ficción como «Maneki Neko» de Bruce Sterling es una gozada para los aficionados al género.

Es casi imposible no caer rendido ante la historia de una inteligencia artificial que, como nos dice en la primera frase del relato, no quiere ser mala, sino que solo quiere ver más fotos de gatitos. Y ayudar a la humanidad. No me extraña que este cuento le valiera a Kritzer el Premio Hugo y el Locus, además de una nominación al Nebula. Todo ello merecidísimo.

Además de en la colección de relatos mencionada al inicio de este artículo, podéis leerla de forma gratuita en Clarkesworld y también está traducida al español en el número 5 de la revista SuperSonic.

Kin

En «Kin», nos encontramos con varios de los temas omnipresentes en la obra de Kritzer: la magia y la maternidad. El primero de ellos, la magia, es, obviamente, central en todo el género fantástico. Sin embargo, Kritzer la suele tratar de una forma particular, muchas veces unida a una historia de descubrimiento y crecimiento en la que optar por el camino de la magia supone renuncias, sacrificios y decisiones difíciles.

En este cuento se sitúa en el mismo universo que Fires of the Faithful y otras obras de la autora. Un mundo en el que quien opta por la magia debe renunciar a ser madre o padre. Una complicada disyuntiva que se une a las ya difíciles circunstancias de la protagonista de esta historia.

La podéis leer en la colección de relatos Gift of the Winter King and Other Stories.

Artifice

Los robots son otra constante en la producción de Naomi Kritzer. En «Artifice», historia originalmente publicada en Analog pero que también podéis encontrar en la colección de relatos Cat Pictures Please and Other Stories, conoceremos a Joe, un robot muy especial. «Artifice» es una historia de amor, amistad y… juegos de mesa. ¿Qué más se puede pedir?

The Good Son

De nuevo una historia de magia, sacrificio y relaciones entre madres e hijos. El protagonista es un ser mágico que se enamora de una mortal. Para estar con ella, deberá crear toda una vida falsa, incluyendo una familia que presentar a su amada. Sólo una fachada… o quizá algo más.

Una emotiva historia que inicialmente se publicó en Jim Baen’s Universe, que luego se recogió tanto en Comrade Grandmother and Other Stories como en Cat Pictures Please and Other Stories y que también podéis leer gratuitamente en Lightspeed.

So Much Cooking

Otra de mis historias favoritas de los últimos años y que, además, se hace especialmente relevante en estos tiempos. Una pandemia asola a la humanidad y la protagonista del relato intenta ayudar a las personas más cercanas a través de su blog de recetas de cocina. Sé que el argumento suena un tanto extraño, pero este cuento no sólo está maravillosamente escrito, sino que tiene una carga emocional extraordinaria.

Se puede encontrar en Cats Picture Please and Other Stories, pero recomiendo escuchar la maravillosa narración que Kate Baker hizo para la revista Clarkesworld . Y, por supuesto, no os podéis perder la estupenda traducción que Marcheto ha hecho en Cuentos para Algernon.

Espero que estas sugerencias os hayan parecido interesantes y que le deis una oportunidad a esta magnífica autora. ¡Que lo disfrutéis!

De nuevo, gracias a Elías por ayudarme en esta ocasión con un artículo que hace justicia a la obra de la autora.