Faller

Esta es mi primera novela de Will McIntosh y aunque ya iba sobre aviso, no puede dejar de sentirme decepcionada por un libro que tiene un comienzo prometedor, pero que luego fracasa tanto narrativa como estructuralmente.

El comienzo, aunque no excesivamente original, está bien planteado. El protagonista es una persona sin recuerdos rodeada de gente también sin recuerdos. Los primeros capítulos se desarrollan en un entorno relativamente reducido y son una curiosa mezcla entre lucha por la supervivencia y gestos de humanidad. Lo mismo hay muertes por una lata de conserva que sacrificios para salvar a un desconocido. Pero en un momento determinado, el protagonista «cae» de este mundo a otro, ayudado por un paracaídas casero.

Ahi ya empieza a entrar en juego la suspensión de incredulidad, por ese apego  que tenemos a las leyes de la física, pero leyendo hay que intentar ser flexible así que dejé pasar este importante detalle, esperando una explicación que llegaría más tarde. La «explicación» llegó pero mucho más tarde, quizá demasiado.

Por otra parte, se desarrolla una trama que sospechamos está relacionada pero no podremos situar correctamente en la narración hasta que avance el libro. En este ocasión se habla de la relación de dos brillantes investigadores, con el trasfondo de un progresivo empeoramiento de las relaciones internacionales. El desarrollo de la relación entre ambos es previsible e incluso ingenuo, pero fundamental para la trama.

El momento en que se unen las dos tramas, que debería ser un importante hito en la novela es sin embargo un parche algo torpe. Se sitúa sobre el último tercio del libro, pero por las pistas dejadas por el autor ya intuíamos lo que había sucedido y destroza la posible sorpresa que quedara en el futuro de la línea temporal. Como digo, una ejecución bastante simplona.

Al final acabé el libro casi por inercia, por curiosidad de saber si mis intuiciones coincidían con la idea del autor. No puedo recomendar esta obra, aunque tengo algo de curiosidad por otras del autor que estén más pulidas (no olvidemos que esta fue su primera obra).

Portada de Faller

Aquí os traigo la que será portada de Faller, la nueva novela de Will McIntosh que se publicará en octubre.

Aquí la tenéis:

Day One

No one can remember anything—who they are, family and friends, or even how to read. Reality has fragmented and Earth consists of islands of rock floating in an endless sky. Food, water, electricity—gone, except for what people can find, and they can’t find much.

Faller’s pockets contain tantalizing clues: a photo of himself and a woman he can’t remember, a toy soldier with a parachute, and a mysterious map drawn in blood. With only these materials as a guide, he makes a leap of faith from the edge of the world to find the woman and set things right.

He encounters other floating islands, impossible replicas of himself and others, and learns that one man hates him enough to take revenge for actions Faller can’t even remember.

faller

10 relatos sobre el futuro

En este enlace podréis leer 10 relatos sobre el futuro publicados por Popular Science.

Los relatos son de autores muy conocidos:

«Transplant», de Will McIntosh
«Sunshine Ninety-Nine», de N.K. Jemisin
«The Wanderer», de Karen Lord
«The Improbable War», de Kameron Hurley
«Hearts That Beat, Mechanical And Cold», de Seanan McGuire
«The Drones», de James S.A. Corey
«Superluminal», de Andy Weir
«Truehearts», de Genevieve Valentine
«Grinding Time», de Mary Robinette Kowal
«Exploring Location X», de Kim Stanley Robinson

The end is nigh

nighJohn Joseph Adams, además de poseer el don de la ubicuidad, siempre tiene ideas interesantes para sus antologías. En este caso, en asociación con Hugh Howey, decidió crear tres antologías sobre el apocalipsis, pero con una peculiaridad, los relatos estarían situados antes, durante y después. Este primer volumen contiene las causas del apocalipsis.

The Balm and the Wound de Robin Wasserman

Las sectas que presagian el fin de los tiempos no son nada nuevo, pero ver el interior de una de ellas desde el punto de vista del creador, que utiliza el fraude como medio de vida, es perturbador.

Heaven is a Place on Planet X de Desirina Boskovich

El fin del mundo viene precedido de una invasión alienígena que promete una nueva vida para los humanos en otro planeta. Y sin embargo, hasta que llegue el día final, se escoge entre la población humana unos guardianes destinados a volatilizar a cualquiera que se salga del camino establecido. Pasable.

Break! Break! Break!  de Charlie Jane Anders

El apocalipsis se está cociendo entre bambalinas de este relato, donde un adolescente se dedica a hacer escenas dignas de especialista en efectos especiales con un resultado nada sorprendente. No me ha gustado.

The Gods Will Not Be Chained de Ken Liu

Muy buen relato de Liu, con una aproximación preocupante sobre la virtualización de los humanos pero con un toque sentimental que hace la lectura agradable a la par que inquietante.

Wedding Day de Jake Kerr

Curiosamente, esta historia ha sido sobrepasada por la reciente decisión de los tribunales estadounidenses de legalizar el matrimonio homosexual.

Removal Order de Tananarive Due

La entrega de una nieta para mejorar la calidad de vida de su abuela, enferma terminal de cáncer en un mundo desolado. No sé si me gusta la lección que se desprende del final.

System Reset de Tobias S. Buckell

Me ha encantado este relato sobre geeks que trabajan como cazarecompensas y que se encuentran con una captura que les supera ampliamente.

This Unkempt World is Falling to Pieces de Jamie Ford

Relato basado en los sentimientos, en lo que se podría hacer antes de que acabe el mundo, situado en una época anterior a la actual. La moraleja que se desprende es que se debe aprovechar el momento y sacar el máximo jugo posible a la vida.

BRING HER TO ME de Ben H. Winters

Claustrofóbico cuento sobre un apocalipsis religioso. Dios habla directamente en el cerebro de todos, y exige el sacrificio último, el suicidio colectivo de todos los habitantes. Pero una de ellas es incapaz de oir SU voz.

In the Air de Hugh Howey

Interesante este relato en el que el fin llegará de mano de la tecnología que ha desarrollado la humanidad. Nanotecnología de última generación capaz de acabar con cualquier objetivo, menos aquellos que estén inmunizados.

Goodnight Moon de Annie Bellet

Con un ámbito mucho más reducido que los anteriores, esta pequeña historia de una base lunar cuando se acerca su fin es tranquilo y sosegado, quizá en exceso.

Dancing with Death in the Land of Nod de Will McIntosh

Quizá leer tanto sobre catástrofes acabe dejando insensible, pues aunque esta historia tiene elementos de sacrificio, tragedia y superación, no ha conseguido llegarme. Un virus que impide la movilidad se expande por el mundo y las autoridades prefieren cercar las localidades infectadas y esperar a la muerte de los enfermos.

Houses Without Air de Megan Arkenberg

Aunque la premisa de partida es algo tan interesante como la escasez de oxígeno en el aire, lo cierto es que el relato se queda en un ejercicio estilístico sobre la memoria de la tragedia.

The Fifth Day of Deer Camp de Scott Sigler

Esta historia da la sensación de ser solo la primera parte de un todo, una simple presentación de personajes que se desarrollarán más adelante, lo que hace muy dificil juzgarla como un ente aislado. Habrá que esperar al siguiente libro.

Enjoy the Moment de Jack McDevitt

Carpe diem. Muy buen relato sobre lo que es de verdad importante en la vida y cómo querer dejar huella en la existencia no siempre es el mejor objetivo.

Pretty Soon the Four Horsemen are Going to Come Riding Through de Nancy Kress

¡Qué bien escribe! Me fascina la idea del cambio en los genes humanos que nos volverá menos agresivos y pensar las posibilidades que dará a la narración. Realmente interesante.

Spores de Seanan McGuire

Terrible relato por lo verosímil que resulta ser víctimas de una infección, fúngica en este caso.

She’s Got a Ticket to Ride de Jonathan Maberry

Muy bien llevado, lo que parece ser una operación para rescatar a una joven de una secta desemboca en una terrible verdad. Me ha gustado bastante este relato.

Agent Unknown de David Wellington

Siento una repulsión enorme hacia las historias de zombies, así que no puedo comentar «Agent unknown» de forma objetiva. Es la misma historia de siempre sobre enfermedades altamente contagiosas que vuelven a los humanos animales.

Enlightenment de Matthew Mather

Macabra, muy macabra este relato sobre la búsqueda de la redención a través del sacrificio.

Shooting the Apocalypse de Paolo Bacigalupi

Seguramente este cuento está relacionado con un novela que me llama mucho la atención, como es The water knife. Bacigalupi vuelve a tocar sus temas fetiche como la búsqueda de notoriedad en las redes sociales, y la escasez de agua.

Love Perverts de Sarah Langan

El colofón final de esta recopilación es un relato en el que unos padres son capaces de vender la supervivencia de sus hijos por mayores comodidades a la hora de afrontar el fin de los tiempos. Descorazonador.

Aunque la narrativa apocalíptica no es especialmente de mi gusto, he de reconocer que algunos de los relatos incluidos merecen la pena.