Future Science Fiction Digest, Issue 1

Cuando Alex Shvartsman me hizo llegar un ejemplar de esta revista me llamó mucho la atención, sobre todo por la intención de hacer llegar al público angloparlante obras de autores traducidos, algo muy poco habitual. El resultado es sin duda curioso y tengo por seguro que seguiré leyendo las siguientes entregas.

The Rule of Three de Lawrence M. Schoen

El gobierno y las corporaciones chinas están haciendo grandes esfuerzos para acercar la ciencia ficción de su país a occidente y también para el caso contrario. Este relato está inspirado en la estancia del autor en el SF Camp en Danzhai.

Cuando un extraterrestre aterriza en la Tierra no lo hace en ningún lugar conocido, si no en lo más recóndito de China. En este relato veremos una historia de primer contacto pero con un toque especial, ya que solo las cosas muy sencillas están dentro de la Regla de Tres que rige las relaciones de los extraterrestres. El relato, desgraciadamente, pierde interés conforme va avanzando, pero no deja de ser una narración curiosa para el lector.

SisiMumu de Walter Dinjos

Notable relato sobre la desigualdad de las clases y la explotación de unos humanos a manos de otros. En un entorno apocalíptico, con la Tierra carcomida por la radiación, la clase en el poder ejerce su preeminencia mediante la administración de nanomedicinas capaces de combatir las consecuencias de esa exposición nuclear, el único pago que recibe la tribu explotada que continúa viviendo en el planeta. Mezclado a su vez con exploración espacial en búsqueda de una solución para la Tierra, se trata de un cuento muy recomendable de un autor que desgraciadamente nos dejó en 2018.

The Emperor of Death de Marina y Sergey Dyachenko, traducido por Julia Meitov Hersey

Hace bastante tiempo tuve la oportunidad de leer Vita Nostra, una muy buena novela de los autores rusos Marina y Sergey Dyachenko, pero no había leído nada más de ellos. Este relato de nuevo me pone en el buen camino para volver intentar a conocer su ingente producción, ya que está bien medido y tiene la dosis justa de misterio para que quieras seguir leyendo. ¿Qué ocurre con un joven nacido en el espacio que es el único superviviente de su viaje espacial?

Profile: The Dyachenkos de Julia Meitov Hersey

Interesante artículo sobre los autores rusos que no hace si no incrementar mi interés por su obra.

One Bad Unit de Steve Kopka

Entrenida historia sobre un desarrollador de nanobots, protegido quizá en exceso por sus valiosísimos conocimientos que decide un día escapar de la jaula en la que está encerrado, aunque solo sea temporalmente.

A Vaccine for the Virus of Empire? Phoebe Barton

Un ensayo quizá demasiado corto sobre la inherente necesidad de la existencia de un Imperio en la gran mayoría de las obras de ciencia ficción.

The Substance of Ideas de Clelia Farris, traducido por Rachel Cordasco

Curioso relato sobre el amor y las adicciones, en una sociedad dividida en dos estamentos muy diferenciados en un mundo lejano. Me gusta más la parte de exploración al comienzo que el desarrollo propio de la historia, pero creo que es un producto sólido.

In All Possible Futures de Dantzel Cherry

Un robot capaz de prever las diferentes consecuencias y universos paralelos a los que puede dar lugar las decisiones que afectan a sus dueños protagoniza este corto relato.

A Conversation with Javier Grillo-Marxuach y José Molina de Joshua Sky

Entrevista a dos figuras de la TV totalmente desconocidas para mí, en el que logras aprender algo sobre ese mundillo.

Perfection de Mike Resnick

Debo tener algún problema con la obra de este autor porque la mayoría de los relatos que voy leyendo suyos no me convencen. En este caso la narración gira entorno a la búsqueda de la mujer ideal, pero claro ¿no habrá una mujer ideal distinta para cada sujeto?

Wordfall de Liang Ling, traducido por Nathan Faries y Zhao Li

Para mi gusto, el mejor relato de la revista y que puede justificar por si mismo la compra de este número. De nuevo una historia de primer contacto, pero esta vez desde el punto de vista de un padre obsesionado con el trabajo a bordo de la nave que es incapaz de dejar sus responsabilidades de lado para ocuparse de su hijo. Tierno y a la vez especulativo, merece la pena leerlo.

Espero con intriga los contenidos del siguiente número de esta revista, que seguro tendrá un lugar reservado en mis lecturas.

Vita nostra

vita_nostra_kindle_uk_coverNo sabía bien cómo comenzar esta reseña. No me parecía justo empezar advirtiendo de la complejidad intrínseca de esta novela, de sus comienzos extraños y algo titubeantes que posteriormente se transforman en un ritmo cautivador, porque quizá desanimaría a leerla.

Pero siendo sinceros, Vita Nostra no es una novela para todo el mundo. Es exigente y no explica muchas cosas, que quedan al mejor entendimiento del lector. Resulta que a mí eso me gusta, de forma que intentaré convenceros de que merece la pena hacerse con un ejemplar.

El comienzo ya es de por sí inquietante. En unas vacaciones en la playa, Sasha, una estudiante ejemplar, se encuentra con un desconocido que le encomienda una tarea. Nunca le pedirá lo imposible, pero mientras la protagonista no cumpla sus peticiones, Sasha no podrá salir del bucle temporal en el que se encuentra. Y si falla alguna vez, las consecuencias pueden ser terribles para sus seres queridos. Todo son pruebas de reclutamiento para una escuela muy especial.

¿Una escuela muy especial? Quizá estéis pensando en Hogwarts o en los libros de Lev Grossman pero las similitudes son mínimas. La diferencia con la obra de JK Rowling es más acusada que con la saga The Magicians, pero los autores ucranianos Sergey y Marina Dyachenko escogen un camino divergente, interesante y oscuro, muy oscuro.

Ese tono ominoso preside toda la novela. La palanca que se utiliza para que los estudiantes avancen y se impliquen en su desarrollo es el miedo. Un miedo visceral, casi inexplicable. Cada fallo tiene una consecuencia, que en ocasiones puede resultar mortal. Durante el desarrollo de la historia el ambiente opresivo crea una atmósfera irrespirable para los alumnos, que comienzan a mostrar secuelas físicas y psicológicas.

Mención aparte merecen las disciplinas que forman parte del currículo formativo de la escuela de Torpa. Specialty, la primera asignatura con la que se enfrentarán Sasha y sus compañeros, consiste en leer y memorizar párrafos escritos en un idioma incomprensible. El profesor es inflexible en sus asignaciones de tareas y ya sabemos que las consecuencias de los fallos son temibles. Las demás asignaturas «especiales» también resultan muy curiosas, pero como no quiero revelar nada, os dejaré que las descubráis vosotros mismos.

Con el transcurso de los años, la relación de Sasha con su familia se ve afectada inevitablemente por su proceso de aprendizaje, alejándose cada vez más de su madre. Esta parte es la que me parece menos creíble en la obra, ya que pienso que un progenitor no dejaría marchar con tanta facilidad a su única hija a un lugar desconocido, por mucho que tenga otros asuntos entre manos.

Las descripciones de los procesos por los que pasan los alumnos de la escuela de Torpa resultan de lo más atrayente y a la vez de lo más repulsivo de la narración. El nombre de la novela en cirílico es Меtаморфозы, así que no creo que sea ningún spoiler revelar que estos cambios serán determinantes en el aspecto físico. Algunas veces me resultaba difícil leer estos párrafos, pero no por la labor del autor si no por mi propia resistencia a ser testigo de semejantes transformaciones.

El lenguaje es fundamental en Vita Nostra. Del mismo modo que los libros de texto son una maraña de signos indescifrables a los que poco a poco se intenta dar sentido, los progresos en los estudios provocarán cambios en la misma estructura del lenguaje. Por esta causa, el libro toma un aspecto experimental que le da una profunda originalidad. En el mismo sentido que otros relatos juegan con el lenguaje (recuerdo algunas historias de Yoon Ha Lee), Vita Nostra utiliza el poder de las palabras para modificar la realidad, para dotarla de significado. ¿Conforman las palabras la realidad cambiando su estructura o es la realidad la que moldea las palabras?

Existe una fantasía que no precisa de espadas para luchar. Una magia que no se basa en conjuros ni pociones. Si andas buscando algo diferente, aquí lo encontrarás.