Cinco relatos para empezar a leer a Naomi Kritzer por Elías Combarro

No podéis imaginar la alegría que me da poder traer este artículo de uno de mis referentes en el mundo de los blogs y además un gran amigo mío. Este artículo de Elías Combarro no hace si no acrecentar la nostalgia por su maravilloso Sense of Wonder pero espero que os sirva como estupenda introducción a la obra de Naomi Kritzer.

Recomendar una serie de relatos para comenzar a leer a Naomi Kritzer es extremadamente sencillo. Basta con decir algo como «Hazte con Cats Pictures Please and Other Stories y léetelo de cabo a rabo». Y es que esta es una de esas colecciones de relatos que no sólo acierta totalmente con la selección de las historias elegidas, sino que además hace un perfecto trabajo representando todas las obsesiones de la autora: desde la maternidad a los dragones y los robots a los perros modificados genéticamente para ser inteligentes.

Kritzer ha publicado otras colecciones de relatos también recomendables (Gift of the Winter King y Comrade Grandmother and Other Stories) y hay algunas historias suyas (como la breve pero interesante «Little Free Library») que no se han recogido aún en forma de libro, pero Cats Picture Please es una colección totalmente redonda y, sin duda, la mejor forma de adentrarse en la producción de la autora. Así que mi trabajo, esta vez, no podría ser más fácil. Ve, compra el libro y disfrútalo. ¡Hasta la próxima!

….

Aún así, para aquellos que dispongan de un tiempo muy reducido o que, simplemente, quieran empezar a leer a Kritzer con el mejor pie posible, he seleccionado cinco relatos con los que conocer la obra de esta magnífica autora. ¿Comenzamos?

Cats Pictures Please

Mi primera elección es también el primer relato de Naomi Kritzer que leí y el que me convenció de que estaba ante una escritora de primer nivel. No sólo nos encontramos con una historia tierna y entrañable, como gran parte de las de esta autora, sino que el diálogo que, mediante deliciosas referencias, se establece con obras clásicas de la ciencia ficción como «Maneki Neko» de Bruce Sterling es una gozada para los aficionados al género.

Es casi imposible no caer rendido ante la historia de una inteligencia artificial que, como nos dice en la primera frase del relato, no quiere ser mala, sino que solo quiere ver más fotos de gatitos. Y ayudar a la humanidad. No me extraña que este cuento le valiera a Kritzer el Premio Hugo y el Locus, además de una nominación al Nebula. Todo ello merecidísimo.

Además de en la colección de relatos mencionada al inicio de este artículo, podéis leerla de forma gratuita en Clarkesworld y también está traducida al español en el número 5 de la revista SuperSonic.

Kin

En «Kin», nos encontramos con varios de los temas omnipresentes en la obra de Kritzer: la magia y la maternidad. El primero de ellos, la magia, es, obviamente, central en todo el género fantástico. Sin embargo, Kritzer la suele tratar de una forma particular, muchas veces unida a una historia de descubrimiento y crecimiento en la que optar por el camino de la magia supone renuncias, sacrificios y decisiones difíciles.

En este cuento se sitúa en el mismo universo que Fires of the Faithful y otras obras de la autora. Un mundo en el que quien opta por la magia debe renunciar a ser madre o padre. Una complicada disyuntiva que se une a las ya difíciles circunstancias de la protagonista de esta historia.

La podéis leer en la colección de relatos Gift of the Winter King and Other Stories.

Artifice

Los robots son otra constante en la producción de Naomi Kritzer. En «Artifice», historia originalmente publicada en Analog pero que también podéis encontrar en la colección de relatos Cat Pictures Please and Other Stories, conoceremos a Joe, un robot muy especial. «Artifice» es una historia de amor, amistad y… juegos de mesa. ¿Qué más se puede pedir?

The Good Son

De nuevo una historia de magia, sacrificio y relaciones entre madres e hijos. El protagonista es un ser mágico que se enamora de una mortal. Para estar con ella, deberá crear toda una vida falsa, incluyendo una familia que presentar a su amada. Sólo una fachada… o quizá algo más.

Una emotiva historia que inicialmente se publicó en Jim Baen’s Universe, que luego se recogió tanto en Comrade Grandmother and Other Stories como en Cat Pictures Please and Other Stories y que también podéis leer gratuitamente en Lightspeed.

So Much Cooking

Otra de mis historias favoritas de los últimos años y que, además, se hace especialmente relevante en estos tiempos. Una pandemia asola a la humanidad y la protagonista del relato intenta ayudar a las personas más cercanas a través de su blog de recetas de cocina. Sé que el argumento suena un tanto extraño, pero este cuento no sólo está maravillosamente escrito, sino que tiene una carga emocional extraordinaria.

Se puede encontrar en Cats Picture Please and Other Stories, pero recomiendo escuchar la maravillosa narración que Kate Baker hizo para la revista Clarkesworld . Y, por supuesto, no os podéis perder la estupenda traducción que Marcheto ha hecho en Cuentos para Algernon.

Espero que estas sugerencias os hayan parecido interesantes y que le deis una oportunidad a esta magnífica autora. ¡Que lo disfrutéis!

De nuevo, gracias a Elías por ayudarme en esta ocasión con un artículo que hace justicia a la obra de la autora.

Cat Pictures Please and Other Stories

Es para mí un placer volver a colaborar con el blog Cuentos para Algernon en dar a conocer a una autora. En este caso se trata de Naomi Kritzer, de la que reseño la que quizá es su obra más conocida, la recopilación Cat Pictures Please and Other Stories.

Cat pictures please

El ganador del Hugo es el relato que da nombre a esta antología, una aproximación amable y sencilla a la inteligencia artificial, con un acercamiento individualizado en vez de genérico.

Ace of spades

Cuando la vida no es arriesgada de por sí porque tienes los días contados, ¿tiene mérito lanzarse a la aventura?

The Golem

Una nueva historia sobre el golem de Praga, durante la ocupación nazi en los días cercanos al asesinato de Reinhard Heydrich, hablando sobre el libre albedrío y la capacidad de sacrificio por el bienestar de los demás.

Wind

Con un ramalazo poético, este relato habla sobre las desigualdades en los caracteres que hacen que cada persona afronte la vida de una forma diferente y cómo las decisiones de la infancia pueden influir en el resto de la vida.

In the witch’s garden

Inspirado por la fantasía de la reina de hielo pero con otra aproximación, este es un relato que manifiesta de una forma muy realista la preocupación de los progenitores por sus hijos.

What happened at Blessing Creek

Cruel y descarnado, un relato que habla sin tapujos sobre la crueldad del hombre blanco en la colonización del Oeste de Estados Unidos.

Cleanout

Tres hijas se reúnen para llevar a cabo la limpieza del piso de sus padres, ya que su madre se encuentra gravemente enferma. Los padres nunca aclararon muy bien de donde provenían y cuando empiezan a encontrar extraños artículos, comienzan a pensar que quizá no fueran unos inmigrantes «normales». Me gusta especialmente cómo trata el tema de la infertilidad y el sufrimiento que lleva a una familia.

Artifice

Me recuerda en cierto modo a un relato de Asimov sobre un robot asistente personal, pero con una aproximación mucho más humana.

Perfection

¿Cómo definir la belleza cuando todos son inherentemente bellos? ¿No sería más atractivo algo que se salga de la conformidad?

The good son

Tremendamente emotivo, un relato sobre la relación entre las hadas y los humanos pero diferente a los que estamos acostumbrados a leer, que hacen hincapié en la veleidad e inconstancia de los seres feéricos.

Scrap dragon

Me gusta más la forma escogida de narrar la historia, con esas interrupciones constantes por parte del oyente, que la historia en sí.

Comrade grandmother

Una historia de amor truncada por la invasión nazi de Rusia, con la presencia de Baba Yaga y la terrible decisión sobre qué dar a cambio de la libertad.

Isabella’s garden

Entretenido e intrascendente relato, sobre jardinería y horticultura y sobre qué se puede plantar en un pequeño jardín.

Bits

¿Es posible hacer un relato sobre juguetes sexuales alienígenas? Sí, es posible. Me ha entrenido la parte de investigación que tiene que realizar el narrador para recopilar los datos necesarios para el desarrollo del producto, pero por lo demás es correcto.

Honest Man

Me gustan mucho las historias sobre timos, así que también me ha gustado este relato con pequeños encuentros con un timador espaciados en el tiempo, partiendo de la base de que solo hay que timar al que no es completamente honesto.

The Wall

Entiendo que la caída del muro de Berlín fue un momento muy importante de la historia, pero me temo que este relato no le hace justicia.

So much cooking

Uno de los mejores relatos de la recopilación, que podéis disfrutar traducido al español en Cuentos para Algernon.

Esta recopilación me parece una manera estupenda de conocer a una autora que domina a la perfección en cuento corto, tanto de ciencia ficción como de fantasía.

Entrevista a Naomi Kritzer

Es todo un placer colaborar con Marcheto de Cuentos para Algernon, pero aún más ha sido entrevistar a un escritora tan interesante como es Naomi Kritzer. Espero que os interesen sus respuestas, que dejan entrever la mente de una autora que merece ser más conocida. Al final de la página podréis leer la entrevista en el inglés original.

¿Se ha puesto en contacto contigo alguna editorial española para traducir tus libros? ¿Cómo venderías CatFishing on Catnet en nuestro país?

Ninguna editorial española se ha puesto en contacto conmigo. Mi slogan para CatFishing on Catnet sería: “Todos los amigos de Steph están en internet porque lleva toda su vida mudándose, los amigos de CheshireCat están en internet porque son Inteligencias Artificiales ejecutándose en un ordenador. CheshireCat descubre el secreto de Steph justo a tiempo para salvarle de su peligroso padre, Steph descubre el secreto CheshireCat justo a tiempo para viajar para salvarla de su creador .”

CatFishing on Catnet retoma la historia de “Cat Pictures Please”. ¿Qué puedes decirnos sobre el siguiente libro de la serie? ¿Por qué decidiste escribir una novela juvenil con esta inteligencia artificial como protagonista?

¡Escribí la novela porque había un editor que la quería! Tengo cinco libros publicados a principios de los 2000 pero llevo años intentando vender más novelas de ficción. Cuando “Cat Pictures Please” ganó el Hugo, conseguí un agente y también tenía otra novela juvenil sin publicar que estaba moviendo. Este editor se interesó mucho con la perspectiva de un libro mío, pero lo que realmente quería era más contenido sobre la Inteligencia Artificial del relato y a mí me encantó poder explorar más ese universo.

El final de CatFishing on Catnet apunta a la existencia de una segunda inteligencia artificial. De hecho, existe esa otra IA y aparece en el segundo libro. Más cosas que salen en el segundo libro: una joven que ha sido criada por una secta apocalíptica, un conjunto de juegos de móvil que son como Facebook pero aún más aterradores y más intrusivos que Pokemon Go, y un rescate en invierno de la sede de una secta.

Volviendo a hablar de las inteligencias artificiales de las historias, ¿cómo defines qué personalidad tendrá? ¿La tratas como un personaje humano más?

La IA del relato es inherentemente buena pero demasiado ingenua y al desarrollar la IA de la novela intenté expandir este tema. Tiene una gran cantidad de conocimientos, pero no tiene la comprensión necesaria para aplicar el conocimiento a situaciones nuevas, lo que hace que se parezca y se diferencie de un adolescente. Siempre he tenido en cuenta que las experiencias de la IA son todas digitales, así que todos los impulsos sensoriales que son tan importantes para los humanos para ella son incomprensibles. (El segundo libro tiene unos párrafos de la IA sobre la alimentación, y cómo obviamente es muy importante para los humanos comer, pero… ¿por qué algunas comidas son deliciosas y otras no? La decisión entre ambas categorías le parece increíblemente arbitraria, la inteligencia artificial es incapaz de comprenderlo).

Ganaste el premio Hugo con tus relatos cortos y el premio Lodestar (ese que no es un Hugo) con CatFishing on Catnet. ¿Qué significó para ti recibir estos galardones?

Ganar un premio sirve para que te sientas respaldada, ya que son un honor. Me hace muy feliz que la gente me lea y le encante lo que escribo. ¡Me alegró muchísimo recibir el Lodestar!

A veces los premios solo implican eso, pero no exagero nada si digo que ganar el premio Hugo cambió mi vida. En la WolrdCon hablé con un editor que publica antologías de relatos cortos y tras la convención me dijo que le encantaría publicarme una antología. Me he autopublicado dos antologías, pero no han vendido muy bien, esta otra colección ha ido bastante mejor, pero también ha hecho que mi obra llegue a mucha más gente de la que nunca creí que podría llegar, consiguiendo abrirme más puertas. Tras ganar el Hugo volví a tener agente y vendí una novela, lo que implicó ganar otro premio.

A pesar de que has publicado varias novelas, quizá eres más conocida por tus relatos cortos. ¿Trabajas de manera distinta dependiendo de la longitud de lo que escribes?

Escribir una novela y un relato son cosas distintas. En la novela tienes mucho más espacio. Puedes hacer que las relaciones evolucionen poco a poco, puede dedicar tiempo para que el lector vea cómo son los personajes, puedes tener un robot hackeado y una persecución en coche y un viaje. Los relatos cortos son como abrir una ventana para que la gente vea una habitación. Una novela es como mudarte durante un mes a esa casa.

Algunos de tus relatos están relacionados con los cuentos de hadas de toda la vida. ¿Es difícil buscar un nuevo giro en estas historias ya conocidas o quizá resulta más fácil escribirlas porque es un terreno conocido?

Siempre me han encantado los cuentos de hadas y las nuevas versiones de estos mismos cuentos. (Me encanta Beauty de Robin McKinley, por ejemplo). Pero solo escribo este tipo de historias si creo que puedo añadir algo nuevo. Muchos de estas fábulas siguen emocionando a la gente, pero creo que lo que obtienen de ellas va cambiando con los siglos.

En ficción, escribes fantasía y ciencia ficción. En no ficción escribes en tu blog sobre política. ¿Sobre cuál prefieres escribir?

¡Fantasía y ciencia ficción! Me divierto escribiendo sobre política pero no es lo mismo.

Algunas obras tuyas, como “The Thing About Ghost Stories”, tienen versión en audio. ¿Qué opinas sobre esta forma de leer (audiolibros, podcasts)?

Creo que es una buena idea pero casi no escucho ficción en audio. Se me va la cabeza. Con los podcasts, suelo escoger aquellos en los que puede divagar y no perder totalmente el hilo. Con la ficción, realmente necesito poder volver a las páginas anteriores para ver si me he dejado algo en el tintero.

¿Te gusta ir a festivales de literature como las Worldcons? ¿Qué prefieres hacer allí?

¡Me encantan los festivales! Lo que más me gusta es ir al bar o a otro lugar donde haya gente charlando y buscar un grupo en el que conozca a alguien pero no a todo el mundo y si les apetece unirme al grupo. Así puedo ver a gente a la que solo veo en los festivales y también conozco gente nueva.

¿Qué nos puedes decir sobre tus nuevos proyectos?

En estas semanas recibiré las pruebas de Chaos on Catnet. Todavía no he escrito la propuesta para mi nuevo proyecto largo, pero lo he estado pensando. También estoy trabajando en un nuevo relato, inspirado por una conversación con una amiga sobre las supersticiones sobre los bebés que nacen dentro de la bolsa. Hay gente que cree que si naces dentro del saco amniótico, puede ser vidente, algo que me parece meterle demasiada presión a un recién nacido. En fin, de eso va el relato corto.

De nuevo muchas gracias a Naomi Kritzer por responder a nuestras preguntas y a Marcheto por idear esta colaboración, que seguro que no será la última. A continuación, puedes leer la entrevista en inglés.

If you are able to, would you mind letting us know if you’ve ever been contacted by a Spanish publishing company to publish your books in translation? What would be your sales pitch for your CatFishing on Catnet in Spain?

I am not aware of any interest from Spanish publishing companies. My pitch for Catfishing on Catnet would be, «Steph’s friends are all on the Internet because she’s spent her whole life on the move; CheshireCat’s friends are all on the Internet because they’re a bodiless AI that lives in a computer. CheshireCat learns Steph’s secret just in time to save her from her dangerous father; Steph learns CheshireCat’s secret just in time to go on a road trip to save CheshireCat from their fearful creator.»

CatFishing on Catnet takes the AI from “Cat Pictures Please” and continues to tell its story. What can you tell us about the new book in the series? Why did you choose to write a YA novel with this AI?

I wrote a YA novel with the AI because there was an editor who wanted it! I had five books published in the early 2000s but had been struggling for years to sell more novel-length fiction. After «Cat Pictures Please» won the Hugo Award, I was able to get an agent again, and I had a different unpublished (in book form) YA novel that she was shopping around. This editor was really excited about the prospect of a book from me — but what she really wanted was more of the AI from the short story, and I was delighted by the opportunity to explore this world more.

The end of Catfishing on Catnet hints at the existence of a second AI. There is, in fact, a second AI, and that AI shows up in the second book. Also in the second book: a teenage girl who was raised in an apocalyptic cult, a bunch of phone-based games that are like if Facebook at its creepiest and most intrusive were also Pokemon Go, and a midwinter rescue from a cult compound.

Talking again about the AI in these stories, how do you decide which personality it will have? Did you work with it in the same way you work other “human” characters?

The AI in the short story is good-hearted but extremely naive, and in writing the AI in the novel I tried to expand on that. The AI has a vast array of knowledge but not necessarily the understanding necessary to apply the knowledge to new situations — which makes them both like, and unlike, many teenagers. I always tried to bear in mind that the AI experiences the world digitally, so there is sensory input that’s extremely important to humans that the AI does not understand at all. (The second book has a digression from the AI about eating, and how obviously it’s very important for humans to eat, but why some foods are widely regarded as «delicious!» while others are widely regarded as «disgusting!» seems incredibly arbitrary; the AI doesn’t understand this at all.)

You have won the Hugo award with your short stories and the Lodestar “Not a Hugo” award with CatFishing on CatNet. What did it mean to you to win these awards?

One thing about winning an award is that it’s incredibly validating. Awards are an honor. It makes me really happy to know that people read my work and loved it. I was over the moon about the Lodestar Award! 

Awards don’t always mean more than that, but I’m not exaggerating when I say that winning the Hugo for the short story changed my life. At that WorldCon, I chatted with an editor who publishes short story collections, and he followed up after the con to say that he’d love to publish a collection of my stories. I’d self-published two digital collections, but they’d never sold particularly well; the small-press collection has sold much better, but also it’s made its way to people I never would have expected, which has opened some amazing doors for me. After I won the Hugo, I was able to get an agent again, and sell a novel again (which went on to win awards).

Even though you have published several novels, you’re maybe best-known for your short fiction. Do you use a different approach depending on the length that you are writing?

Writing a short story and a novel is definitely different. You just have more space in a novel. You can do slow-burn relationships, you can take your time showing the reader who people are, you can have a hacked robot and a car chase and a road trip. Short stories are like opening a window so people can see into one room. A novel is like letting someone move into a house for a month.

Some of your short stories are related to the “old fairy tales”. Do you find it difficult to give another twist to these known stories or maybe it is easier to write about them because is known ground?

I have always loved fairy tales and fairy tale retellings, since childhood. (I adored Beauty by Robin McKinley, for example.) I basically only write them if I’ve got some idea that I feel like genuinely adds something new. A lot of these stories seem to continue speaking to people, but I think what people are getting out of them may shift over the centuries. 

In fiction, you write fantasy and science fiction. In non-fiction you blog about politics. Which of these themes do you prefer to write about?

Fantasy and science fiction! I enjoy writing about politics but it’s definitely not the same.

Some of your stories, such as “The Thing About Ghost Stories”, have been performed in podcast. What do you think about this way of reading (audiobooks, podcasts)?

I think it’s great but I mostly can’t listen to audio fiction. My mind wanders. With podcasts, I tend to pick podcasts where I can wander off and back and not completely lose the thread — with fiction I really need to be able to flip back a page if I realize I’m missing something. 

Do you like going to literature festivals like Worldcons? What do you prefer to do in these places?

I love conventions! My favorite thing to do is go to the bar (or some other place that people are hanging out) and look for a group of people where I know some of the people at the table but not all of them, and see if they’re amenable to me pulling up a chair. I like seeing some of the people I only get to see a conventions; I also like meeting new people. 

What can you tell us about your new projects?

I’ll be getting the copyedits for Chaos on Catnet sometime this week. I haven’t yet written a proposal for my next novel-length project but I’ve been thinking about it. I’m also working on a new short story, inspired by a conversation with a friend about superstitions regarding babies «born in the caul» (born inside the amniotic sac). There are people who believe that if you’re born in the caul, you’ll be clairvoyant, which strikes me as a lot of pressure on a kid! Anyway, that’s kind of what the short story is about.