Gentleman Jole and the Red Queen

gentlemanjoleAunque he leido varias entregas de la saga de los Vorkosigan de Lois McMaster Bujold, realmente no se puede afirmar que sea una seguidora asidua de su obra. De hecho, la última que leí fue algo decepcionante, así que no le dí mucha prioridad a la lectura de Gentleman Jole and the Red Queen.

Los protagonistas de esta entrega al menos tienen una personalidad muy definida. Cordelia Vorkosigan es una de las pocas mujeres de la ciencia ficción que es perfectamente capaz de ejercer su labor de madre pero no verse definida tan solo por ella.  Oliver Jole es un militar con alto cargo hecho a sí mismo. La relación que los une es bastante complicada de definir sin entrar en el terreno del spoiler del resto de la saga, pero bastará decir que se conocen desde hace mucho tiempo.

En la trama de este libro no sucede nada. Hay muy, pero que muy poca acción y el desarrollo se basa sobre todo en los diálogos y en las reflexiones de los personajes. ¿Quiere decir esto que el libro es malo? No. Plantea una serie de dilemas morales a los que todos los padres se han tenido que enfrentar en algún momento (dudas sobre la crianza de los hijos, sobre el momento adecuado de tener prole…) y algunos más avanzados sobre las posibilidades de la mejor genética de los descendientes. ¿Hasta que punto es lícito jugar con los gametos para crear vida?

Por desgracia, fuera del interés meramente filosófico de alguna de estas cuestiones, el libro no resultará atractivo para quien no sea seguidor de la saga. Pero claro, si tenemos en cuenta que se trata de la decimosexta entrega, realmente no creo que ningún nuevo lector se vaya a acercar a ella sin el bagaje previo para disfrutarla.

Nuevo libro de Cordelia Vorkosigan

Lois McMaster Bujold ha publicado en Goodreads una buena noticia para los seguidores de la saga Vorkosigan. En febrero de 2016 verá la luz Gentleman Jole and the Red Queen, protagonizada en esta ocasión por Cordelia Vorkosigan.

Según palabras de la propia autora:

It is not a war story. It is about grownups.

Precisamente el año que viene será el 30 aniversario de su primera publicación con la editorial Baen.

Finalistas Prometheus Hall of Fame Awards

Se han anunciado los finalistas para el Hall of Fame de los premios Prometheus, destinados a obras de ciencia ficción y fantasía que conceden la mayor importancia a la libertad como cimiento de la civilización, la paz, la prosperidad, el progreso y la justicia.

Son los siguientes:

  • As Easy as A.B.C.”, una historia corta de Rudyard Kipling (disponible en el proyecto Gutenberg).
  • “Sam Hall” de Poul Anderson.
  • “‘Repent, Harlequin!’ Said the Ticktockman”, conocidísima historia de Harlan Ellison.
  • «Falling Free» de Lois McMaster Bujold, la primera novela situada en el que luego sería conocido como el universo de Miles Vorkosigan.
  • «Courtship Rite» de Donald M. Kingsbury.

Los ganadores del año pasado los puedes consultar en este enlace.

Humble Bundle

Hoy es el día de los packs y de pagar lo que quieras por los libros. Esta mañana os hablábamos de esta oferta, pero es que ahora viene una mucho mejor.

Si sigues este enlace, podrás ver detalles de los libros ofertados. Son los siguientes:

  • Shards of honor, Lois McMaster Bujold
  • Spin, Robert Charles Wilson
  • Boneshaker, Cherie Priest
  • Little Brother, Cory Doctorow
  • The last unicorn, Peter S. Beagle
  • Just a geek, Will Weaton

He leído casi todos menos Boneshaker y Just a Geek y son muy recomendables. Piensa un precio y ¡hazte con ellos!

Captain Vorpatril’s alliance

VorpatrilLeí en su momento las cinco o seis primeras entregas de la saga de los Vorkosigan creada por Lois McMaster Bujold y me resultaron agradables, no iban a revolucionar el mundo de la ciencia ficción pero tampoco era esa su intención. También es cierto que dejé de leerlas y  nunca más volví a ese universo… hasta ahora.

Esta introducción me parecía necesaria para situar en contexto la lectura de «Captain Vorpatril’s alliance». No soy fan de la saga aunque no me sea una total desconocida.  El libro está plagado de pequeñas referencias a sucesos anteriores que yo no conozco, por lo que deduzco que será de lectura más agradecida para un seguidor fiel que para un lector ocasional.

En esta ocasión el protagonista de la acción no es el omnipresente Miles Vorkosigan (aunque hace un cameo que quita todo el protagonismo a Ivan) si no su primo el capitán Ivan Vorpatril. No sé si nos encontramos ante un relevo generacional o ante un spin off, pienso que es más bien lo segundo, porque aunque con Miles ya se ha hecho todo lo posible (ha aparecido hasta un clon) no me parece que Ivan tenga la suficiente enjundia como para llevar sobre sus hombros el resto de la saga.

Ivan está destinado fuera de Barrayar como ayudante del Jefe de Operaciones Desplains. Allí el agente encubierto Byerly Vorrutyer le pide como favor que escolte a una joven desencandenado una serie de acontencimientos que incluyen un secuestro, la presencia de una misteriosa mujer con la piel azul y una boda precipitada del propio Ivan con la protegida como único modo de esquivar a inmigración.

Lo que en un principio parecía ser el típico matrimonio de conveniencia que luego se disuelve a las primeras de cambio conlleva unas complicaciones que ninguno de los contrayentes esperaba, sobre todo cuando la familia de ambos aparece en escena.

No quiero contar más de la trama por no desvelar algunas sorpresas que vienen a continuación, pero creo que ha quedado patente que nos encontramos ante una novela de relaciones más que de aventuras, aunque también las hay.

Como un todo el libro es entretenido, pero muy previsible. Hay algunos destellos de genio por parte de Bujold como el Mycoborer o la búsqueda sónica que llevan a cabo de forma encubierta, pero son solo destellos. El resto se ve venir a leguas de distancia. Es por todo esto que me parece una lectura para pasar el rato pero no creo que sea como para nominarla al premio Hugo ni mucho menos ganarlo.

Mención especial merece la portada perpretada para este libro, que es la imagen que aparece en el post. Me faltan las palabras para definirla, pero debe ser de las más feas de los últimos años.