New Suns

Aquí os traigo la reseña de una de las antologías más esperadas del año, que parte de una idea muy interesante y que indudablemente tendrá continuaciones.

Galactic Tourist Industrial Complex de Tobías S. Buckell

Cuando la Tierra es un destino turístico prioritario es normal que la economía planetaria se vuelque en este sentido, dejando a la gran mayoría de la humanidad en una precaria posición. Es un relato algo flojo para comenzar la antología.

Deer Dancer de Kathleen Alcalá

Fantasías postapocalíptica sobre recuperar lo perdido utilizando las tradiciones, no me ha acabado de convencer.

The Virtue of Unfaithful Translations de Minsoo Kang

Estupendo relato reflejando la tradición de las letras asiáticas y la maravillosa labor de los traductores e intérpretes, cuya intervención puede equilibrar la balanza entre la guerra y la paz

Come Home to Atropos de Steven Barnes

Cruel relato sobre el script para un anuncio que vende lo único que puede ofrecer una tierra arrasada por los temporales, un resort para la eutanasia.

The Fine Print de Chinelo Omwualu

Un relato fantástico sobre el cambio de un yugo por otro y el coste de la verdadera libertad. Con aire arábigos pero con un final prometedor.

Unkind of Merche de Alex Jennings

No queda claro en ningún momento la finalidad de este relato, aparte de la amalgama de referencias a la cultura americana actual. Algo inconexo.

Burn the Ships de Alberto Yáñez

Un relato macabro y bastante desagradable sobre la lucha entre invasores e invadidos, con algo de creencia religiosa de por medio. Demasiado duro para mi gusto.

The Freedom of the Shifting Sea de Jayme Goh

Creía que ya pocas cosas me podrían sorprender en la fantasía pero estaba equivocada. Nunca me esperé un relato sobre relaciones lésbicas entre humanas y sirenas centípedas centenarias. Cosas veredes.

Three Variations on a Theme of Imperial Attire de E. Lili Yu

Estoy a favor de los retellings de fábulas y cuentos conocidos, así me gustaba la idea de una nueva aproximación al traje nuevo del emperador de la mano de E. Lili Yu, una autora que me normalmente me gusta. No es el mejor de sus cuentos pero dentro de la tónica general de la antología es bastante destacado.

Blood and Bells de Karin Lowachee

Una historia de clanes y violencia en un entorno distópico donde la búsqueda de la venganza por un crimen puede desequilibrar la tensa paz que se mantiene con las concesiones de todos los grupos implicados. No es demasiado llamativo.

Give Me Your Black Wings Oh Sister de Silvia Moreno-García

Corto relato de terror interesante dentro de la obra de la autora canadiense.

The Shadow We Cast Through Time de Indrapramit Das

Un relato complejo de primer contacto con una civilización alienígena en su propio planeta y de su integración en el folclore propio de la población.

The Robots of Eden de Anil Menon

Excelente relato sobre la diferencia de clases, esta vez articulado sobre la posibilidad de adquirir un «cerebro» que ayuda a controlar las emociones. Pero, ¿es mejor no sentir nada para no sufrir por ello?

Dumb House de Andrea Hairston

Hay una cierta querencia por los relatos surrealistas en la actualidad que no son para nada de mi gusto. En este cuento se mezcla la vigilancia y el big data con las tradiciones vudú, en una mezcolanza que no termina bien.

One Easy Trick de Hiromi Goto

De nuevo nos encontramos ante un relato surrealista, porque en un paseo campestre la protagonista de repente se ve liberada de su grasa abdominal y no voy a seguir hablando sobre la trama porque es absurda.

Harvest de Rebecca Roanhorse

Relato de terror realmente bien trabajado sobre las consecuencias del amor sin medida, con toques de cuento de hadas macabro mezclado con tradiciones de nativos norteamericanos.

Kelsey and the Burdened Breath de Darcie Little Badger

Un buen final para una antología bastante irregular, con una protagonista que recolecta últimos suspiros en la tradición más victoriana que se me ocurre. Sin embargo, no todas las muertes son igualmente tranquilas y algunas almas se aferran al mundo a pesar de todo.

Tenía mucho interés en este antología y reconozco que algunos relatos me han gustado mucho, pero me temo que es demasiado irregular para mí, con algunos cuentos que directamente no entiendo.

Bridging Infinity

bridgingLa serie Infinity de Jonathan Strahan me parece apasionante, pero esta nueva entrega le va a la zaga a las anteriores.

Sixteen Questions for Kamala Chatterjee de Alastair Reynolds

Espectacular comienzo de la antología, con un proyecto de ingeniería de inmensas proporciones y con una escala temporal también grande. Y sin embargo, todo se reduce a 16 preguntas en la defensa de una tesis doctoral y en otro momento temporal. Grandioso.

Six Degrees of Separation Freedom de Pat Cadigan

Maravillosa la aportación de Pat Cadigan a esta antología. Para colonizar el sistema solar, el ser humano inevitablemente tendrá que adaptarse a condiciones distintas a las que se dan en la Tierra. ¿Quiénes serán los valientes que darán el paso? Me encanta la mezcla entre oficial de reclutamiento e ingeniera que relata la historia.

The Venus Generations de Stephen Baxter

Una familia caracterizada por sus increíbles proyectos de ingeniería para el avance de la humanidad y su relación con Venus. Científicamente apasionante, pero frío en las relaciones interpersonales.

Rager in Space de Charlie Jane Anders

Este relato no tiene ni pies ni cabeza. Esas frases maternales que todos hemos escuchado pero en un contexto post-singularidad podría haber dado mucho más de sí.

The Mighty Slinger de Tobias S. Buckell & Karen Lord

No me parecía posible hablar de canción protesta en el espacio, pero todos los días nos sorprendemos por algo.

Ozymandias de Karin Lowachee

Aunque divertido en un principio y con el fundamento de la soledad de los enviados a supervisar puestos lejanos, la historia se queda en muy poca cosa al final.

The City’s Edge de Kristine Kathryn Rusch

Otra historia que se queda incompleta, con un giro final cuando menos insólito en la explicación de la desaparición de una gran superestructura.

Mice Among Elephants de Gregory Benford & Larry Niven

Me temo que este relato también deja una sensación de trabajo sin finalizar. Una idea interesante, unas explicaciones científicas de esas de tener que pararte a pensar, un gran objeto desconocido que explorar… y un final abrupto que te deja con mal sabor de boca.

Parables of Infinity de Robert Reed

Robert Reed no defrauda para nada con sus relatos inabarcables en el tiempo, pero es que en esta ocasión también consigue que sea bello. Dotar de inteligencia a las herramientas con las que se construye el futuro es una buena idea, pero que además conserven memorias del pasado puede resultar vital.

Monuments de Pamela Sargent

El cambio climático como elemento para la reflexión.

Apache Charley and the Pentagons of Hex de Allen M. Steele

Quizá de los mejores relatos de la antología, al menos por cómo se ajusta a la idea de una estructura grandiosa para la colonización del espacio. Me gustan las historias de esferas de Dyson y está es de las buenas.

Cold Comfort de Pat Murphy & Paul Doherty

Otro ejemplo de lucha contra el cambio climático, con una solución tardía pero adecuada y con una alabanza a la economía colaborativa para soslayar las trabas burocráticas. Muy entretenido.

Travelling into Nothing de An Owomoyela

Otro relato que se queda a medias. Interesante la idea de una nave totalmente autosuficiente para ocultarse del enemigo, aunque las inevitables imperfecciones la obligan a reabastacerse de vez en cuando.

Induction de Thoraiya Dyer

Esperaba más variedad en cuanto a temas, pero está claro que el cambio climático es una preocupación generalizada. Aún teniendo en cuenta las relaciones familiares presentes en el relato, me parece algo vacío.

Seven Birthdays de Ken Liu

Gran final para una antología que se me antoja mucho más irregular de lo que Strahan acostumbra. En una nueva muestra de la amplitud de su capacidad creativa, Liu nos regala una historia con un marco temporal casi inalcanzable capaz de aunar las preocupaciones familiares con el futuro de la humanidad. Espléndido.

Me parece que Bridging Infinity tiene historias magníficas por las que merece la pena leerla, pero también me parece que algunas son fácilmente prescindibles.